escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

noviembre 27, 2012

¡que se jodan!

Anne_julie Aubry


En estos días se lleva a cabo la mayor feria literaria del mundo de habla hispana, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, FIL-G. Feria que, entre otras áreas de acción, busca la promoción del mercado editorial hispanoparlante y el fomento de la calidad literaria, para lo cual promueve la entrega de diversos premios, siendo el más importante el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances. (Premio dotado con 150 mil dólares salidos del erario público, es decir pagados con los dineros de los contribuyentes de este país). Como es de entender, ya sea el Nobel de Literatura o el premio literario de una escuelita de la sierra, ningún premio contará con beneplácito absoluto. También queda claro que en la adjudicación de premios, no sólo literarios, el amiguismo tiene su peso. El Premio FIL no es la excepción: ninguno de los galardones otorgados anteriormente ha merecido aplauso unánime. Sin ir más lejos, en 2011 más de uno levantó la ceja indignadísimo porque el Premio le fue concedido al políticamente incorrecto, mal hablado y crítico implacable de la Iglesia Vaticana, el escritor colombiano Fernando Vallejo (debo confesar que yo lo disfruté muchísimo, sobre todo al imaginar los entripados de la plana mayor de intelectuales levantacejas de Letras Libres/ ).

Dicho lo anterior, al Jurado de la Feria no le habría extrañado que su decisión de premiar a un escritor peruano —Alfredo Bryce Echenique— poco difundido causara polémica. Lo que no imaginaron (se nota que no leen mucha prensa) es que se suscitara semejante escándalo y no por cuestiones literarias, sino en razón de fundadas acusaciones de plagio contra el premiado. Fue tal la magnitud del escándalo, que el galardonado fue invitado a NO asistir a Guadalajara a recibir su premio. Claro, como siempre pasa, nadie fuera de Perú se había interesado mayormente en las demandas por 16 plagios periodísticos contra Bryce Echenique… hasta que le fue concedido el Premio FIL y los 150 mil dólares. Entonces, todos nos dimos por enterados de las habilidades del susodicho, lo criticamos e inauguramos nuevos verbos: «echeniquear» y «braycear». Varios escritores escribieron sendas páginas criticando no sólo al plagiario Bryce, sino a las autoridades de la Feria y de la Universidad de Guadalajara por su poco respeto a la ética. De nada sirvió reiterar la petición de retirar el premio. Los directivos de la Feria adujeron que la decisión del Jurado era inapelable. Mientras Bryce Echenique se negó a rechazarlo, ya no se diga a admitir sus plagios. Y como si ello no fuera suficiente, una vez recibido el premio en su propia casa, desde las páginas de El País respondió a sus muchos detractores llamándolos "frustrados y envidiosos… de extrema derecha" y así, sin más, zanjó el asunto con un ¡Que se jodan!

Este es, de manera muy resumida, el contexto en que surge este minicuento: 

¡Que se jodan¡ Por Felipe Garrido
Aquel reportaje –primera plana en La Voz de la Costa– fue para muchos de gran interés; pero don Atanasio Argúndez y Ávila, ese juez de la isla que creía en la justicia más que en las leyes, lo encontró abominable. “La FIL-G se moderniza”, decía la cabeza. “El público debe apreciar —decía un entrevistado— la intención de los organizadores y del jurado. A lo largo del tiempo, los premios que la feria ha venido sumando han ido abarcando diversos aspectos del mundo editorial. Faltaba reconocer a los plagiarios. En vez de escandalizarnos, aplaudamos a quienes se han atrevido a tomar el toro por los cuernos y han instituido El Plagiario del Año. Esto abre un sinnúmero de posibilidades. En el área infantil estamos preparando talleres de acordeones y de bullying; para el público adulto, talleres de fotocopiado, de ediciones pirata, de robo digital... Habrá quien proteste pero, ya sabemos la respuesta que merecen esos aguafiestas: ¡Que se jodan!”

Minicuento publicado en: Mentiras Transparentes
 

***

7 comentarios:

José María Souza Costa dijo...

Invitación
Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
Fuerza, Alegría y Amizad.
Ven acá, y deja un comentário, para YO, seguí en su blog con facilidad.

Abrazos, del Brazil.

www.josemariacosta.com

[.Λɀuʟ mэlaиcølîa.] dijo...

Si ¡que descaro!, no se qué me da más horror: que le hayan dado el premio cuando sus plagios son tan obvios ... o que digan que la decisión del jurado "es inapelable", ¿pues qien se creen que son?

Uff...

Lo peor es que el todavía se indigna y asevera que "nunca lo ha hecho, ni lo hará"...

¿cinísmo puro o descaro desmedido?
cualquiera de los dos, me asquea.

Darío dijo...

Así es la verdad, los defectos salen a la luz, cuando, precisamente, la luz de la envidia nos retuerce. Algo de eso hay. Porque que se plagia, se plagia. Orita, que haya que esperar a que a uno le den 150.00 euros para refregarlo, es un despropósito.
Pero bueno, cuánto se omite cuando un delito no nos afecta, peores aún que el plagio. Y así está el mundo.
Un abrazo.

Georgells dijo...

Hola!

La anécdota en sí, bizarra.
El cuento-crítica, divertido.
Tu reflexión inicial, entrañable.

Es verdad, todo premio a lo subjetivo involucra una posibilidad de injusticia y está sujeta a la percepción y juicio de todos los observadores.

Sin embargo, cuando la más llana prudencia se subsume a la norma, se vuelve Kafkiana: Seguir con la entrega -a pesar- de las acusaciones de plagio, pues "la decisión del jurado es inapelable", en vez de brindar solidez a la institución del premio -y del jurado-, provoca el efecto contrario.

Y, tal y como criticó Kafka, lo anterior es el resultado de centralizar y estatizar la cultura. El premio se confiere desde la burocracia y no desde la trinchera. Es triste... pero no deja de tener su gracia... en fin...

Abrazo!

G.

virgi dijo...

Sólo leí uno de él y no me gustó. Tampoco sus declaraciones.
Besos, Marichuy

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

si es con dinero del erario público debería ser un premio para puros mexicanos

peyote dijo...

La creatividad está hoy en día muy mal vista.


Saludos
[Resumen – remix]
Viaje (x) la colgadera
Sinopsis.-

La actriz JM separada de su novio hace un año, abruptamente sigue pensando en él, recordando todos los momentos que vivieron juntos, la forma insólita que se conocieron y la primera vez que se vieron. Sin saber noticias suyas; repentinamente se entera que sigue viviendo en Colombia; dónde ha sido nombrado embajador, a raíz de dicho nombramiento intentan asesinarlo. Emociones encontradas, recuerdos que saltan inmediatamente al presente, decoloran una simple historia de amor entre una celebridad y un distraído dibujante de comics.

Música sugerida:
BitterSweetSymphony – TheVerve
Bolero Falaz – Aterciopelados
Hand In My Pocket – AlanisMorissette
Ojos de videotape - Charly García
Creep - Radiohead