escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

noviembre 30, 2012

la memoria es el deseo...

Anne-Julie Aubry
"Desear: desear que tu cuerpo y el objeto deseado sean la misma cosa; soñar en el cumplimiento inmediato, en la identificación sin separaciones del deseo y lo deseado: reconocerte a ti mismo: reconocer a los demás y dejar que ellos te reconozcan: y saber que te opones a cada individuo, porque cada individuo es un obstáculo para alcanzar tu deseo. Elegirás, para sobrevivir elegirás, elegirás entre los espejos infinitos uno solo, uno solo que te reflejará irrevocablemente, que llenará de una sombra negra los demás espejos; los matarás antes de ofrecerte: una vez más, esos caminos infinitos para la elección: decidirás, escogerás uno de los caminos: sacrificarás los demás: te sacrificarás al escoger, dejarás de ser todos los hombres que pudiste haber sido, querrás que otros hombres- Otro- cumpla por ti la vida que mutilaste al elegir: al elegir sí, al elegir no, al permitir que no tu deseo, idéntico a tu libertad, te señalara un laberinto, sino tu interés, tu miedo, tu orgullo: La memoria es el deseo satisfecho hoy que tu vida y tu destino son la misma cosa. (…)"______________
—Carlos Fuentes, fragmento de La muerte de Artemio Cruz

*** 

8 comentarios:

Darío dijo...

Cuánto placer posterior implica un sacrificio? Al menos, el placer de haber dejado un fragmento de sí por una causa o una idea. Y cuánto pesa al final, haber marcado la vida y el destino con nuestras decisiones.
Precioso texto. Se agotó por acá con la muerte del Don. Pero en algún momento lo tendré.
Un abrazo.

Karol A. C. dijo...

Es un hermoso fragmento, nunca he leído el libro...debo leerlo, Abrazos.

virgi dijo...

Deseo y elección.
Todo un abanico de posibilidades en la mente y tan pocas en la práctica.
Besitos otra vez

Boris Estebitan dijo...

Hola, que pases un lindo fin de semana, un gusto visitar tu lindo blog, te invito cordialmente a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un escrito mio titulado “El corazón extraviado”, saludos :)

Georgells dijo...

Me encanta la forma en que Fuentes borda el tejido que une al deseo con la libertad y, finalmente, con la memoria. La razón dice que el primero y la segunda se oponen. El corazón dice que la última anhela siempre al primero. Pero el corazón y la razón se unen precisamente por la libertad en ellos... Curioso.

Abrazo,

G.

Ana dijo...

que ciertas resultan estas palabras Marichuy.... pero no hay que confiar tanto en la memoria, suele ser una gran traicionera tambien...
abrazos! :)

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Te mostrará tu miedo....

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Que otros cumplan mi deseo mmmm no me gusta