escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

noviembre 20, 2012

de fangos y estrellas...

photo by André Kertész

"Todos vivimos en el mismo fango, pero algunos miramos a las estrellas"

—Oscar Wilde

La imagen que ilustra este post —obra del fotógrafo húngaro André Kertész— me hizo recordar la frase de Wilde que le sirve de epígrafe. Luego, como en una cadenita, la frase del irlandés me llevó a pensar en los fangos, con y sin metáfora, nuestros de cada día. Cierto que algunos son más hondos, densos y hediondos que otros. Pero algo de salvable quedará en este fangoso mundo cuando, en medio de charcos y no sin salpicaduras de lodo, todavía nos quedan ganas, ilusión para mirar las estrellas. Lástima que en estos tiempos de cambio climático las estrellas cada vez sean menos visibles. 

Y justo cuando estaba en lo más sublime (ajá) de mi perorata, casi a punto de elevarme como por obra y gracia del mensaje del algún motivador profesional, vinieron a mi mente las imágenes de los bombardeos en Gaza. Entre otras, la foto del corresponsal de la BBC con su hijo de 11 meses en brazos tras ser asesinado por una bomba israelí. Quiero creer que la doble moral de la prensa occidental se consternó, aunque sea un poquito, al ver esa dolorosa imagen. Hasta el Washington Post, que no se distingue por su simpatía hacia los palestinos, la puso en su primera plana (claro, las fotos de los niños y demás civiles palestinos muertos no le merecen tal honor). Sé que no es muy bien visto tratar el tema. También, que es difícil expresar una opinión al respecto sin correr el riesgo de verse tendencioso y, claro, de ser acusado de simpatizante del terrorismo. Simpatizante del terrorismo de Hamás, porque el terrorismo de Israel, que ni siquiera es reconocido como tal, pareciera contar con la aceptación de la ONU y los gobiernos de USA y la Unión Europea, así como de gran parte de la prensa occidental. Pero en los hechos, Benjamin Netanyahu se diferencia poco del fundamentalista Mahmud Ahmadineyad (salvo que el israelí cuenta con la complicidad pasiva de los ya citados). Y mientras los civiles inocentes que malviven en la Franja de Gaza subsisten en total indefensión, los terroristas de uno y otro bando permanecen mayoritariamente indemnes. A veces es todo tan obsceno. En esta época de flujos informativos incesantes, las cadenas de Tv se enorgullecen de trasmitir la guerra en vivo y en directo. Como si de un espectáculo más se tratara. Y lo peor no es eso, sino la actitud de quienes asistimos al espectáculo de la guerra —sea el enésimo bombardeo del ejercito israelí en Gaza o la invasión de la OTAN a Irak y Libia— y casi sin darnos cuenta nos vemos tomando partido. Así, como si de un encuentro de futbol se tratara, sólo que en vez de goles… contamos muertos. La guerra es una aberración tan execrable como la mezquindad de los mandamás del mundo. Si al menos ellos arriesgaran sus vidas al frente de sus ejércitos invasores. Pero ni eso. Además de todo son cobardes: mandan a sus soldaos, a sus terroristas, a matar y a morir... en nombre del honor y dios, en nombre de la democracia y la justicia, en nombre de no sé cuántas patrañas más...

A veces es tan obsceno todo. También este post. Ustedes disculpen. 

"La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que sí se conocen  pero que no se masacran". —Paul Valéry


PS: sólo quisiera dejar claro, por si hiciera falta, que señalar el belicismo del gobierno de Benjamin Netanyahu, o el indisimulado odio que la dinastía Sharon profiere a los palestinos, de NINGUNA manera encarna antisemitismo ni soslayo del daño producido por el terrorismo en nombre de cualquier causa. Creer algo así sería tanto como decir que todos los israelíes apoyan los crímenes perpetrados por el ejército de su país... o que todos los musulmanes aplauden los actos del terrorismo islamista. 

***

11 comentarios:

marichuy dijo...

No me gusta postear sobre política. O más bien, no me gusta hacerlo seguido porque me queda claro que a la comunidad blogger le resulta poco grato, por no decir insufrible. Entiendo que bastante tienen con el diario acontecer como para encima venir a leer de política en un blog y, por si fuera poco, de parte de alguien que no es, ni remotamente, algo parecido a un analista político ni nada que se le acerque. Pero a veces me resulta inevitable tocar ciertos temas. Es así.

Ustedes disculparán.

Saludos

Julio Flomar dijo...

Nada que disculpar. Coincido con lo que dices. Y lo dices muy bien, Marichuy. :)

marichuy dijo...

Julio

Pues no sé si lo,digo bien. No creas, me da miedito escribir de esto: es un tema tan espinizo y que se presta a tanto maniqueísmo. Pero es doloroso y pues no me aguanté.

Saludos

Darío dijo...

A mi si me gusta que postees sobre política, porque tu postura siempre es tan clara, rotunda y transparente. Aunque los artífices de la doble moral (que nunca se conmueven) te pongan el rótulo de "terrorista".
Con cuánta desfachatez se omite a estos niños muertos y a estos asesinos de guante blanco.
La paz o el amor son palabras que les quedan demasiados grandes en sus bocas que sólo saben de "órdenes para matar". Y no es un film. Un abrazo.

marichuy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marichuy dijo...

Darío

Sé que el sentimiento de impotencia obnubila el pensamiento. También, que al tomar una postura estoy siendo tendenciosa. Pero creo que aquí no hay duda de algo: si el ejército de Israel hace lo que hace, con total impunidad, es porque la comunidad internacional no mueve un dedo, ni siquiera en la ONU, para impedírselo. Ya quisiera yo ver lo que ocurriría si en lugar de israelíes, los invasores fueran iraníes, a ver si ONU, gringos y europeos se quedaban tan tranquilos viendo la matazón mientras expresaban su “apoyo al derecho a defenderse” del ejército invasor.

Un abrazo

Champy dijo...

Ande Hereja!!!

Dios no es ninguna patraña!!!

Te vas a condenar! (ves mi dedo flamígero?)

El mundo fue y será una porquería porque de falsos y cobardes lo hemos atestado, el hambre pesa más que la dignidad y la evasión sale más barata que la realidad.

Si por intolerar tamañas atrocidades, y por denunciar mi repudio total seré juzgado de antisemitista ni me importa, y si por solidarizarme con el amputado, con el ensangrentado, con el mutilado, con... de radical no me van a bajar tampoco me importa.

Esos que ven el mundo de maravilla aunque esté de cabeza, es porque los tienen empinados.

Yo venía a echar madres sobre el otro fraude del sexenio, esa Cineteca en obra negra de lo que casi nada he leído en ningún lado.... malditos tentáculos oficialistas que a todos alcanza....el hambre es el hambre, el miedo es miedo y la falta de Principios el Fin.

2046

virgi dijo...

Tanto que sufrieron los judíos y ahora tienen la sartén por el mango.
Besos, Marichuy.

GAB dijo...

Me parece oportuno dejar esto por aquí:

Dondequiera que haya un duelo estaré de parte del vencido, del que cae. Ya se trate de héroes o rufianes.

Estoy atado por el cuello a la teoría de esclavos esculpidos en la más antigua de las estelas. Soy el guerrero moribundo bajo el carro de Asurbanipal, y el hueso calcinado en los hornos de Dachau.

Héctor y Menelao, Francia y Alemania y los dos borrachos que se rompen el hocico en la taberna, me abruman con su discordia. Adondequiera que vuelvo los ojos, me tapa el paisaje del mundo un inmenso paño de Verónica con el rostro del Bien escarnecido.

Espectador a la fuerza, veo a los contendientes que inician la lucha y quiero estar de parte de ninguno. Porque yo también soy dos: el que pega y el que recibe las bofetadas.

El hombre contra el hombre. ¿Alguien quiere apostar?

Señoras y señores: no hay salvación. En nosotros se está perdiendo la partida. El diablo juega ahora las piezas blancas.

TELEMAQUIA * JJ ARREOLA

QUANTUM dijo...

El conflicto en Oriente Medio es la representación de nuestra humanidad. Expresa lo mejor que podemos hacer: LA GUERRA. No mostramos más que nuestra incapacidad para comunicarnos.

La imagen que aparece en el inicio del post me parece hermosa. Una pareja que expresa rostro de horizonte; no un placer que culmina sino una algreía constante.

John Lennon le dió la espalda a la vanidad capitalista para entregarse de lleno al amor, mandó al carajo el cuarteto de los Beatles e inicio un movimiento en el que la música es capaz de hermanarnos.

John Lennon fue asesinado. Pero sólo un revolucionario muere con honor. En cambio un mercenario no es digno ni de su propia muerte.
__________________________________________

"Lo que distingue al hombre no es tanto el lenguaje como la posibilidad de ser "otro"(…) Esta posibilidad no se realiza más que si, en efecto, salimos de nosotros mismos con el fin de ir hacia "lo otro" y perdernos en él. Ahí, en pleno salto, el hombre suspendido en el abismo entre esto y aquello, en un instante se vuelve esto y aquello, lo que fue y lo que será, en un serse que es un pleno ser, una plenitud presente. El hombre es todo lo que quiso ser: roca, mujer, pájaro, todos los otros hombres y todos los otros seres."

-Octavio Paz-

[Imagine]

Georgells dijo...

Te entiendo bien Marichuy: la "corrección política" acecha en estos lugares, donde se convierte en hipocresía y justificación para el acoso a las ideas diferentes.

Ni hablar, los judíos han sufrido, es verdad. Y se han encargado de que todo el mundo lo sepa, mediante la industria mediática americana. Pero no son los únicos, ni los que más han perdido. También los rusos no judíos, los húngaros, los checos, los eslavos, los croatas, los serbios... los hutus, los tutsis, los tibetanos... los pueblos indígenas en Sudamérica, en México...

Muchísima gente sufre y es masacrada por su fisonomía, apellido, cultura, religión, raza, filiación política, etc. Y sólo tomando distancia es uno capaz de ver cuan absurdo resulta matarse por eso.

Quizá ese es el gran problema. Al acercarnos más y más, tomamos partido, "compramos boleto" y caemos. Por eso no vale la pena apoyar a ninguno, por que ambos pierden y no lo perciben.

Pero mientras haya gente que se conduele con los demás en el mundo, hay esperanza. Gracias por compartir tu dolor con nosotros.

G.