escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

junio 18, 2010

día nublado


El día amaneció nublado, aliviado del calor de otros días. Bella mañana citadina cubierta por un cielo casi plateado, al que anima un vientecillo suave y fresco. De ser la hora del ocaso, la tarde estaría tequilera; como no lo es, la mañana es cafetera, propicia para una larga caminata sin prisas ni rumbo fijo. Lástima que sea un día laborable, por lo que habrá que conformarse con una mañana cafetera propicia para divagar sobre un tema tan gastado como inacabado: el amor (una cierta idea sobre éste).

Mi abuela, hija de la educación tradicional machista y católica, solía decir que el amor, la prueba fehaciente -hasta un punto- de su existencia, sólo podía darse en los hechos: "hechos son amores y no buenas razones". Por buenas razones se refería a los poemas, cartas de amor y promesas acostumbradas por los hombres de su tiempo, quienes antes de partir rumbo al Norte –EUA-, dejaban a las mujeres a las que habían enamorado por años, con la promesa de volver apenas les hubiese sonreído la fortuna… cosa que en el 90% de los casos jamás ocurría (el regreso). No sé cuántas veces habré escuchado ese dicho. Y lo escuché de los labios de la misma mujer que forjó buena parte de lo que podría llamar mi educación sentimental, en los intensos dramas de dos heroínas rusas: La Madre y Ana Karenina. Y como si tales historias no hubieran sido suficientes para llenar mi cabeza de marañas, tuve a bien completar mi educación con la Bovary. Con semejantes antecedentes, era casi imposible no crecer con expectativas amorosas tan confusas como encontradas y desproporcionadas. Pero al final creo que no fue tanto; por alguna ironía, en el mismo veneno hallé el antídoto: tras la primera lectura de Madame Bovary, lejos de suspirar por un sucedáneo de príncipe azul, estaba furiosa… a mis dieciséis años sentía una enorme rabia, no con Emma, sino con el par de cobardes en los que había depositado sus afanes. De ahí al escepticismo como norma fundamental de mi vida, el trayecto fue casi automático. No me enorgullezco de ello y aunque tampoco me avergüenzo, reconozco que me habría gustado experimentar, alguna vez, un despertar revolucionario como el de Pelagia, la abnegada Madre de Pavel (claro, antes tendría que haber sido una idealista sin remedio). Y también, poder encarnar (sin poses ni dobles intenciones) la ingenuidad de Emma Bovary, su terca persistencia en creer que el amor y los hombres, como ella los había delineado en su cabeza, eran posibles en la vida real… aún cuando los hechos se empeñaran en demostrarle lo opuesto (lo que de alguna forma, podría verse como un irreductible afán por contradecir a su sino).

Pero no. Terca y escéptica, es a lo más que he podido llegar. A eso y a personificar la contradicción; razón por la cual más de una vez me he sorprendido ingenua sin matices. Afortunadamente, sólo han sido lapsos breves. Y al pensar en esos deslices, recuerdo el prólogo de Fuegos (escrito al calor de una crisis pasional de su autora), donde Marguerite Yourcenar sostiene que el amor por una persona determinada, aun siendo tan desgarrador, no suele ser sino un hermoso accidente pasajero, menos real en cierto sentido que las predisposiciones y opciones que lo preceden y que sobrevivirán a él. Y en ese mismo prólogo -como si al decirlo tuviera en mente a la Karenina o la Bovary, aunque en realidad pensaba en el mito de María Magdalena-, afirmaría que el amor total se impone a su víctima a la vez como una enfermedad y como una vocación, al ser siempre el resultado de una experiencia y uno de los temas más trillados de la literatura

O sea. ¿una se empeña en desterrar de su ideario todas esas historias de amor novelescas y pobladas de clichés, mediante la ingesta de altas de dosis de realismo puro y duro, cuando lo que en verdad desearía… es vivir una justo así?


Post Scriptum. Hablando de contradicciones y cosas que no vienen mucho al tema (o quizá sí), esta canción casi surrealista, casi como de cuento de hadas... casi inclasificable: J'ai demandé à la lune, con el grupo Indochine

Sitio oficial del grupo: Indochine



***********

65 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

Esos amores de novela me parecen terribles, atroces. Bovary, casada con un nabo y enamorada de otro. Catita, en Cumbres borrascosas, "haciendo un sacrificio por el hombre que ama", se casa con alguien que detesta y por ahí anda el dandy de Sorel.
Pero en todo caso, los machos siguen estando felices y nada parece cambiar.
Igual, hay que creer, doña Marichuy, los amores están al caer...o no. Un beso.

Canalla dijo...

La respuesta a esa pregunta es muy posible que sea afirmativa. Onetti dice en la única entrevista en que se deja entrever enterado del amor de la Villarino por él: "Las mujer
se aferra al imposible; nada menos que eso agota sus días, porque nos saben posibles y eso les aterra. Y el hombre va de un posible a otro,
porque lo único imposible para él.
es haber llegado ya a un destino".
Un beso.

Doctor Gurma dijo...

"Dicen que los años, dejan cicatrices/ pero es que te extraño /cuando hay tardes grises... A pesar de los años/ a pesar del dolor/ nada es más grande que tu amor..."
Tarde Gris
Carlos Varela

Me perdí en lo nublado y el café. Te comparto con lo que la asocio y quedo pendiente para hablar de posibilidades e imposibilidades amorosas en torno a días nublados. (¿O tal vez lo hice con la rola de Varela?)
Un beso cafetero de mañana nublada adorada y admirada MArichuy

marichuy dijo...

Pulgarcito

Desde el punto de vista nuestro, actual, mundano, sí son historias terribles. No obstante, desde la óptica meramente literaria, me parecen estupendas. Ya no se escriben muchas novelas así de bien escritas.

Pero estoy de acuerdo con vos: no queda de otra, crecer es, entre otras cosas, abrir los ojos a la realidad y cerrar la mente a las marañas...

Un beso

marichuy dijo...

Canalla

Wow, qué duro Onetti. Quisiera contradecirlo, pero no me alcanza la caradura: alguna vez experimenté en carne propia el terror sentido cuando te das cuenta que aquel que tú creías un imposible… es alguien absolutamente posible. Por contradictorio que suene, el imposible te da una cierta noción de seguridad, de poco riesgo (saberlo inalcanzable)

Un beso

marichuy dijo...

Doc

Y en confirmación de lo que dice la rola: es casi que al contrario: los cielos grises, los días nublados, potencias los recuerdos y esos amores.

Un beso con café

Cuetzpallin dijo...

Justo disfruto de un cafecito en este dia nublado, me encantan los dias así porque inspiran y a ti te ha inspirado de una manera perfecta. Si bien, el amor es el ajonjolí de todos los moles, la manera de abordar el tema es la que le da el saborcito diferente.

Y bueno, todas crecemos con algún modelo a seguir respecto a la forma de ver el amor, todas somos influenciadas por las mujeres que nos rodean. Y estas protagonistas de excelentes novelas no pueden quedarse atrás. Pero mira con quien te has ido a arrimar!!! Ana Karenina y Emma Buvary, mujeres como muchas mujeres del mundo, casadas pero liadas con otros, mujeres que viven en tormentas amorosas, mujeres en busca de la pasión pues. Pero es que eso nos gusta caray! complicarnos la vida cuando es tan sencilla, porque lo sencillo a veces se nos torna aburrido. Hasta la misma Anais Nin, mujer demasiado open mind para el gusto de muchos, se vió envuelta en toda esa vorágine amorosa, buscando la pasión.

Pero, al final de cuentas, tanto en los libros como en la vida, el amor y la pasión son cosas maravillosas.

Un saludote!

Champy dijo...

Ay COMADRE.... a mi me queda perfectamente claro que lo que hemos sido define nuestro presente, y muy probablemente traza nuestro futuro.

Tu por ambiciosa, mira que semejantes modelos son.... a chinga! Y porque no?

Te imaginas?

Yo veo dificil, dudo en ocasiones, casi siempre, pero tengo 2 extraordinarios motivos para creer, los multiples tropiezos no merman lo vivido a lado de 2 extraordinarios hombres...en mi orates me gustaría encontrar uno con la Fuerza de Vidal (la fuerza mas no la ideología), el empuje de Octavio Salas y la capacidad de soñar tan mundana de Oliverio... pero me tengo que preparar para enfrentar pájaros sin patas y que nuestras alas no choquen, o que al menos, no interrumpan mi vuelo.

A mi me encanta la Pelagia pero la de la Vida Inútil de Pito Perez...la maravillosa Lily Inclán haciendo ver chiquito al mismismo Tian Tan...jajaja...la voy a conseguir.

Acá hace un calor de los mil diablos! En la calle se sienten como 45°!!!

2046

jess dijo...

Mi idea del amor está todavía muy verde.

Últimamente me he preguntado por qué la mayoría del mundo asociamos la palabra amor con una pareja (sin importar preferencias sexuales).... Yo estoy ahorita amando a la vida... Mucho tiempo busqué el amor de pareja, y recibí momentos lindos e increíbles, pero no sé si había amor de por medio..... prefiero creer que realmente "El amor es eterno mientras dura".... y el amor infinito sólo se puede dar cuando uno de los dos seres tiene una naturaleza inmortal.

Madame Bovary está en mi lista de espera..... La biografía de Charles de Gaulle sigue atrapándome cada noche.... quiero ir bien preparada al viejo mundo jijiji.

Abrazototototote linda!

Jo dijo...

¿será que el amor se piensa a razón de días nublados y cromosomas?

LUIS TORRES dijo...

Y pensar que la primera novela de amor que lei fue "cumbres borrascosas" en esos tiempos de 15 a 16 años aun no tenia una nocion clara sobre el machismo o feminismo, mas bien andaba en otras "cosas" bueno luego vino "el amante de lady chatterley" y luego "Rojo y negro" esas novelas si que me despertaron y luego inspiraron mis primeros cuentos eroticos que eran las delicias del colegio e inspirado por el gran Julian Sorel encontre mi primera Margarita de la Mole.

LUIS TORRES dijo...

Y pensar que la primera novela de amor que lei fue "cumbres borrascosas" en esos tiempos de 15 a 16 años aun no tenia una nocion clara sobre el machismo o feminismo, mas bien andaba en otras "cosas" bueno luego vino "el amante de lady chatterley" y luego "Rojo y negro" esas novelas si que me despertaron y luego inspiraron mis primeros cuentos eroticos que eran las delicias del colegio e inspirado por el gran Julian Sorel encontre mi primera Margarita de la Mole.

marichuy dijo...

Cuetzpallin

Los días nublados tiene esa particularidad, al menos en mí: me ponen a divagar más que los calurosos. Y creo que los amores de novelas, a veces (tan terribles como son, como señala Pulgarcito), te atraen justo por eso: por su ambigüedad, porque son historias trágicas donde no necesariamente el final es feliz y porque hay una trama llena de detalles, de vueltas y bajadas.

Y luego claro, después de intoxicarnos un rato... a seguir con la vida

Anaïs Nin, siempre me pareció demasiado adelantada para su tiempo.

Saludos

marichuy dijo...

Champy

Y ni era ambición; a las dos rusas las leí con mi abuela (antes de los doce años). Sólo a la Bovary la leí por cuenta (a ella y a Naná). Pero ni eran propiamente mis modelos; de Ana Karenina, más que ella me gustaba el Conde Vronski. Y de L Madre, la verdad es que me hacía sufrir, no sabes, cuando encarcelan a Pavel, uff, yo lloraba con la pobre Pelagia (no he podido volver a leerla). de Emma con todo y sus errores, el ersonaje me gusta más que el de Ana: en Emma hay ingenuidad, en Ana no necesariamente.

Pero como gustarme, creo que Julien Sorel me gusta mucho más (espero que no sea una proyección de alguna tara, tú, jajá).

De tus modelos, me gusta Oliverio; de Vidal, aún sigo sorprendida como un personaje puede impactar tanto sobre un actor, hasta volverlo otro. Qué personaje, aunque no es el primer fascista que me gusta (ese es el que sale en El Pianista, el Capitán Wilm Hosenfeld -el actor se llama Thomas Kretschmann- uff, pero ahí es una cosa más bien física, aunque también debida a su actitud con el pianista) en cambio con Vidal, es un tipo gusto culposo, casi perverso.

Besitos fresquitos, fresquitos… con lluvia y toda la cosa

marichuy dijo...

Jess

Ya madurará tu idea sobre el amor y quizá sin que tú te lo propongas.

A tu pregunta de porqué asociamos, en primera instancia, la palabra/concepto amor a la pareja, sólo puedo responder por mí y en lo que concierne a este post: porque se trata de una divagación surgida a partir de la literatura romántica decimonónica (la cual, para mi gusto, produjo muchas de las mejores noveles sobre el tema que hasta hoy no han sido superadas). Y porque el tema amoroso, como aquí señala la Gran Marguerite Yourcenar, es el más recurrente que puede haber en materia de escritura.

Fíjate que vi la biografía de De Gaulle y me dio curiosidad, pero la verdad es que ahorita tengo varios libros en lista de espera y mejor me abstuve.

Un abrazo

marichuy dijo...

Jolie

Entre otros factores, sin duda esos dos que mencionas son bastante influyentes.

marichuy dijo...

Luis

Las tres que mencionas, grandes novelas sin duda. Y sí, Julien Sorel es un personajazo que ha inspirado, y enamorado, a más de uno (y me incluyo).

Saludos

JP dijo...

-- querida marichuy! En efecto, el amor parece mas bien un virus que transmuta de ser en ser, lo importante es saber que uno nunca va a sanar, bechitos!

karenina dijo...

orale marichuy! ahora si que el clima agradable y nostalgico desato esa divagación sobre los amores de literatura, ojalá fuera tan fácil descubrirlo, solucionarlo y experimentarlo, los amaneceres ojala tambien sigan así que por aquí de repente coincidimos...abrazocálido!

mario skan dijo...

Creo que ya te conté que leí varios libros en piloto automático y que esas lecturas más que recordar la trama de la historia recuerdan el ambiente, la casa, el cuarto y la música. Com Madame Bovari me pasó lo mismo, recuerdo haberle empezado a leer en una edición Austral que me prestó un amigo. La letra apretadita y chica. Hace poco le empecé a leer de nuevo y me llama la atención el chico del traje ajustado de la 1ºeras páginas, ja
y me pregunto qué será eso del amor.

saludos

marichuy dijo...

JP

Ups... no sé si reír o llorar con la parte final de tu comentario.

Besitos

marichuy dijo...

Karenina

Viste lo que provoca la aparición de día nublado, después de semanas de insolente calor y quemante sol?

Un abrazo

marichuy dijo...

Mario

¿Cómo, tanto leer y vivir y aún no sabes qué es eso del amor? Jajá

Saludos

Champy dijo...

Tu debiste haber sido Rusa...

Mira, así es muy probable que te hubieras amarrado a un Gigante hermoso bragado y Hombre.

No hubieras sufrido los calores aztecas (que tampoco los has sufrido pero nomás te doy por tu lado).

Y así luego cuando nos hubieramos conocido me hubieras invitado, y así yo allá me ligaba a unos cuantos y me casaba. Nomás con uno para no dejarte en verguenza. Ya allá, ambos bien adiestrados por esos enormes hombres, volviamos luego y salvabamos al país del mierdero en que los tienen los panistas.....

2046

g. neidisch dijo...

Te digo "está nublado"
no pareces escucharme
ausente, como si no estuvieras
te digo "siento como si estuviera nublado"
siento tu mirada
aunque sea con el rabillo.
Te digo "me ignoras"
recapacito, corrijo, respiro hondo
te digo "siento que me ignoras".
Te digo "me siento herido".


Soy un inculto. Nunca le leído Ana Karenina. Ni Madame Bovary.
Moriré inculto, ovalado como un cero a la izquierda, hueco y marginado.


Triste: hace unas horas ha fallecido el Maestro Saramago.
Mierda.

Ana dijo...

upss! hola Marichuy... iba a comentar que por aca el clima no ha dado oportunidad de evocar y llamar a la melancolia... pero mejor ni digo nada... ese es mi estado natural... pero luego lei el comentario de g.neidisch sobre Saramago y me llego una gran tristeza...
esa es una gran perdida..
abrazos tristes
:(

marichuy dijo...

Champy

Lo malo es que los rusos que más me gustan son: o bailarines, o patinadores... nada de hombres grandototes y fuertotes (excepción hecha del ex tenista Marat Safin).

Pero más me hubiera gustado nacer en una Ex República Soviética: Georgia.

Besitos

marichuy dijo...

George

Gracias por el día nublado (y fresco, fresco).

No es que seas inculto, sólo que lees otras cosas.

Y de Saramago, a tono con tu sentir, dos cosas que alguna vez dijo:

«La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva»

«Estamos todos hundidos en la mierda del mundo y no se puede ser optimista. El que es optimista, o es estúpido, o insensible, o millonario»

*****

Besito

marichuy dijo...

Ana

Acá seguimos con clima propicio para la melancolía.

Y sí, triste la muerte de Saramago.

Un abrazo

Pau Llanes dijo...

Querida Marichuy, melancólica... (por cierto, ya sale el sol y el cielo deja entrever hermosos azules matizados al fondo)

Simone de Beauvoir escribe: “La mujer enamorada intenta ver a través de sus ojos; lee los libros que él lee, prefiere la música y la pintura que él prefiere; le interesan solamente los paisajes que ve con él, las ideas que le llegan de él; adopta a sus amigos, a sus enemigos, sus opiniones; cuando se cuestiona a sí misma, es su respuesta la que quiere oír… La felicidad suprema de la mujer enamorada es ser reconocida por el hombre amado como parte de sí mismo; cuando él dice “nosotros”, ella se une e identifica en él, comparte su prestigio y reina con él sobre el resto del mundo, nunca se cansa de repetir, incluso hasta el exceso, ese delicioso “nosotros”… (fragmento de El segundo sexo)

Jean Paul Sartre escribe: “Cada uno quiere que el otro nos ame, pero no tiene en cuenta el hecho de que amar es querer ser amado y que, de esa manera, queriendo que el otro le ame, sólo quiere que el otro quiera a su vez ser amado… De ahí proviene la perpetua insatisfacción del amante…” (fragmento de El ser y la nada)

"Quiero que me quieras… te digo cuando te digo que te quiero"… —Qué preciosa letra para un bolero… ¿no?

Pienso al respecto: El problema no es el amor, ni siquiera cuando no es correspondido o cuando surgen las dudas, los celos, los reproches por su asimetría y desiquilibrio... El problema es el desamor... Entonces no hay nada que hacer, Marichuy...

Que tengas colibrís frente a tu ventana, querida...

Pau

Tessitore di Sogno dijo...

Sin duda el día de hoy es nublado.

Un abrazo triste.

Ju dijo...

Marichú,

Pero qué maravilla lo que le han escrito por aquí arriba, aquello de los colibríes y la ventana...

Le iba a mandar un linkillo,pero mejor esa imagen alada.

Saluditos.

malbicho dijo...

no sé por qué me acordé de algo que decía Keats:

"El favor del público me molesta tanto como el amor de una mujer: Ambos son como una miel resinosa vertida sobre las alas de la independencia".

alguna vez, por muchos años, también fui una escéptica del amor... y luego llegó y me pegó con tubo (todavía me sigo sobando el madrazo -je-)

marichuy dijo...

Querido Pau

Curioso, será el clima o qué sé yo, pero me gusta más la idea de Sartre. Lo que dice la gran Simone, por esta vez, no me va nada, lo que se dice nada.

El desamor es como la última frontera infranqueable, ¿no? (algo así como toparse con el muro a las puertas de Arizona)

Pero de momento, me quedo con tu hermoso deseo de los colibríes en mi ventana (a ver cómo le hacen para llegar entre tanto edificio, jeje).

Un beso

marichuy dijo...

Querido Tessitore

Así es: día nublado y melancólico... harto.

Besitos

marichuy dijo...

Jules

Una idea fantástica (en tanto convoca a la fantasía, algo que ya no ocurre muy a menudo en estos tiempos).

Saluditos

marichuy dijo...

Bichi

Y Keats me hizo recordar algo que se cuenta sobre García Márquez y el "Síndrome de la Minifalda":

"GGM anhelaba ser famoso (mucho) y cuando por fin lo consiguió, huyó de la fama; lo que recuerda a las mujeres y la minifalda: primero pelearon por usarla, para después venirse a molestar porque les miran las piernas". [Gerald Martín "Gabriel García Márquez: una vida" 2009]

(versión libre -mía- de una cita referida en el blog: http://alexandroroque.blogspot.com).

Y sobre el mazazo del amor, ni para que yo te diga que te sobo: esos chipotones no desaparecen así como así.

Saluditos

emilio dijo...

Y que conste que mi francés es nulo, pero el video y la canción, no se si surrealista, pero muy tierna sí.
Esas historias de la Karenina y de la Bovary... historias de amor que yo las recuerdo por el cine y por los lagrimones viéndolas... ha pasado el tiempo, pero aún suceden historias similares... ten esperanza, jajajaj... quizá puedas vivirla.
Como te diría yo... muy interesantes tus reflexiones amiga.

Un abrazo.

virgi dijo...

Si hay algo que tengo claro, transparente (de las pocas cosas, je je) es que somos unos seres altamente contradictorios. Y en el amor, aún más. Después de haber aprendido eso, ahora me soporto mejor. Bueno, me soporto igual, pero me comprendo mejor.
Nunca leí La Madre, pero Karenina, sí, un par de veces, la primera vez era bastante niña.
Un fuerte abrzo, tesoro.
¡Ah, la música, preciosa, ya había oído alguna cosa del grupo, pero poco, la verdad

Enrique dijo...

Creo que no hay mucho que decir.
Pero yo sí creo en los cuentos de hadas.
Te mando un abrazo mi querida Marichuy.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Todos los días pueden ser nublados... pero hay sonrisas que hace que se despejen...

Saludos y un abrazo.

Ju dijo...

Mari,

Pues entonces hoy va el linkito que ayer no:

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/soy/1-1439-2010-06-18.html

Ah! ya bajé la Frida de Paul Leduc, luego le comento.

Saluditos.

marichuy dijo...

Emilio

Sobre Indochine, el video me encanta, tanto como la canción.

Lo bueno es que casi no te da risa decirme que yo siga creyendo (en las historias de amor como de cuento), jajá

Un abrazo

marichuy dijo...

Querida Virgi

Cierto, antes que soportar a los demás... uno tiene que aprender a soportarse a sí mismo, con todas sus contradicciones (y demás fallas).

Un beso

PS Qué bueno que te gusta la música de Indochine.

marichuy dijo...

Querido Enrique

Al día de hoy, ya no creo en ellos... pero, a veces, me gustaría continuar haciéndolo.

Un abrazo

marichuy dijo...

La sonrisa de Hiperión

Y son justo los días nublados, los que hacen resplandecer más a ciertas sonrisas.

Un abrazo

marichuy dijo...

Jules

Wow, de qué cosas me vengo a enterar: Elena Garro le pintó el cuerno a Octavio con Bioy Casares¡! Bendita sea Elena (eso y más se merecía Paz, poeta sublime pero no el mejor como marido de la gran escritora Garro, a quien este país le debe una reivindicación).

Esto me encantó:

“¿Por qué voy a enamorarme de alguien que es mentira? La inventé, yo inventé este amor. La obligué a ser mi imposible” pero hay que decirlo: eso pasa (y no pocas veces).

Saluditos y mil gracias por el link.

PS esa película la vi cuando estaba en el bachillerato, igual si la miro hoy... ya no me gusta tanto.

W dijo...

Tengo una amiga que decía:

"Déjate engañar por el amor aunque no sea real"....

El realismo puro y duro no te lo permite....

Total mi Marichuy, ¿Qué es la vida? sino una serie de ilusiones que nos vamos haciendo en nuestras cabecitas....

Besitos en la inconsciencia

marichuy dijo...

Mi Work's

Comparto lo de las ilusiones, aunque a veces uno sienta que ya no es posible convocarlas.

Besitos

Tessitore di Sogno dijo...

Adorada,

Ya vi tu comentario en el blog de las 3 y 1/4... otro día nublado.... snif!

marichuy dijo...

Tessitore

Así es, querido. Ahora recuerdo una de sus frases más lapidarias (y harto criticada por las "buenas conciencias"), que a mí me pareció atinadísima... quizá porque me vi reflejada en ella:

"La de México, es la historia de las causas perdidas"

Besitos

PS hice berrinche leyendo las declaraciones del hipócrita de F. Calderón: "vamos a extrañar su espíritu crítico (de Monsi)"

Sí, tú, cómo no... sobre todo él.

MauVenom dijo...

Al leer tu cita

'el amor por una persona determinada, aun siendo tan desgarrador, no suele ser sino un hermoso accidente pasajero, menos real en cierto sentido que las predisposiciones y opciones que lo preceden y que sobrevivirán a él'

sonreí con tal gusto y mi corazón se hinchó de tal forma que estuve a punto de decirte 'amo a Yourcenar'

pero no, no quiero que piense que la insulto, que contradigo su genio y mucho menos que me daré la vuelta en cuanto pase la crisis química

por eso digo que la permanencia y el entendimiento son mucho más amor que las pasiones que 'darían la vida por ti'

... ya conoces mi opinión al respecto y gracias por permitirme compartirla de vez en cuando

déjemos que el amor sea el fantástico parque de diversiones que es, disfrutemos... pero cierra a las 10.

Kiss

le cid dijo...

Querida Marichuy...

Curioso, con excepción de La madre de Gorky, quien es un personaje aparte, entre La Karenina y La Bovary deformaron mi sentido del amor al punto de hacerme soñar mas con aquel con quien engañaría al "oficial" que él este mismo.

Esta idea romántica del "amante" me parece algo viciosa, cierto excitante, pero viciosa al fin y al cabo.

Una amiga mía recientemente desaparecida me decía que toda mujer necesitaría siempre tres hombres en su vida: un pour le "chic", un pour le "cheque" et un pour le "choc"... Y en el fondo debe ser cierto, porque lo que el ojo ve el corazón lo ignora y el bolsillo ni en cuenta, y cuando de comprar se trata, no hay hombre feo... Y como dicen por allí que el corazón tiene sus razones que la razón ignora! En fin, que creo que después de tantos siglos de existir en este mundo, el hombre y la mujer siguen perdidos en las cuestiones del corazón...

En cuanto a Indochine... Creo que ya pasé la edad de la punzada! Prefier "Téléphone"...

marichuy dijo...

Mau

¿Cómo que la diversión se cierra a las diez? Eso déjalo como para cuando teníamos quince años; jajá.

Habrá que considerar que "Fuegos" fue escrito bajo los efectos de una pasión desesperada. Dice Mme. Yourcenar en el prólogo escrito por ella misma:

«Al ser producto de una crisis pasional, 'Fuegos' se presenta como una colección de poemas de amor o, si se prefiere, como una serie de prosas líricas unidas entre sí por una cierta noción del amor. La obra no necesita, por lo tanto, ningún comentario, ya que el amor total se impone a su víctima a la vez como una enfermedad y como una vocación, al ser siempre el resultado de una experiencia y uno de los temas más trillados de la literatura. Todo lo más puede recordarse que cualquier amor vivido, como el que da lugar a este libro, se hace y más tarde se deshace -en el seno de una situación determinada, con ayuda de una compleja mezcla de sentimientos y de circunstancias que, en una novela, constituirían la trama de la narración y, en un poema, constituyen el punto de partida del canto...»

Ella, pues, habla desde el fondo de una pasión desesperada, en el sentido que manejaba Sándodr Márai. En cambio tú. hablas de un amor maduro, sosegado. Cosas, como bien señalas, distintas.

Beso

marichuy dijo...

Mi querido Cid

Concuerdo con vos: la idea de tener (o ser) un "Amante" puede resultar muy excitante mientras no nos toque padecer esperas eternas, plantones, noches en vela y, finalmente, abandonos. Pero sucede que cuando uno tiene quince (y hasta más) años, fantaseada en las páginas en una novela bien escrita, la idea parece muy "romántica". El problema viene cuando, dejada atrás la adolescencia, esa idea se te presenta como un prohibitiva pero excitante, tentadora posibilidad… terribles pueden ser las consecuencias.

Yo debo estar más que en la edad de la punzada, en la de la ñoñez regresiva, porque "Indochine" me encanta (tienen una rola llamada "Playboy", cuyo video animado no vieras cómo me gusta ver y volver a ver). El sonido de “Téléphone” es mucho más rock. No los conocía, así que me los fui a googlear y me encontré una chanson llamada "Un autre Monde", muy roquera (potente y bastante buena que me pareció, por cierto).

Saludos

le cid dijo...

Querida Marichuy...

Muy cierto que las historias sórdidas, son mas bonitas en papel con olor a tinta. Nuestra imaginación justifica mas a una Bovary que a una Monica Lewinski (aun si la Sonora Dinamita le ha consagrado una de sus obras mayores)o una Irma Serrano (me dirás justamente que no he elegido buenos ejemplos, pero creo que a estas las conocemos bien, porque las otras son discretas...
Pero cuando leemos los deslices de Lady Chaterley, Holly Golightly o Santa, siempre nos parecen victimas del destino, siempre estamos de su lado, y los autores siempre encuentran buenos argumentos para justificar sus actos. Debe ser lo que se llama buena escritura.
Por otro lado, un amante siempre esta allí para pasar un buen rato, jamas para pedirte que le planches la camisa, le prepares de comer o que vayas a ponerle gasolina al auto. Y luego, también, he conocido a mucha gente que ha conocido al amor de su vida, cuando ya estaban casados cada cual con otro cada quien. Mi madre solía decir que amantes son los que aman, así, simplemente y que con el tiempo y la hipocresía la palabra se convirtió en sinónimo de engaño, ilegitimidad y sexo furtivo.
Para terminar, una anécdota de una amiga que un día se quejaba de pasar navidad sola porque su familia la había repudiado por salir con un casado, y este evidentemente pasaba las fiestas con el primer frente. Recuerdo que su mamá siempre le decía que debía buscarse un marido... Y un día encontró uno, solo que no era suyo! Tan poco placer vale una existencia de soledad? No lo creo... Pero si ella encuentra su felicidad en ello, quien soy yo para juzgarla?

Finalmente, No es malo Indochina, incluso tengo el disco, solo que ahora lo escucho con algo de distancia con respecto a hace unos años. Pero hay una canción que me encanta de ellos, es "Troisieme Sexe", que imagino conoces. Es bueno siempre guardar en su mano la mano del niño (o adolescente!) que alguna vez fuimos.
Saludos...

Enrique dijo...

Acaba de morir un hada con esa respuesta tuya.
La vida nos ha vapuleado a todos, pero está en nosotros seguir creyendo en esas cosas que nos hacen sentir vivos.
Un fuerte abrazo querida amiga.

marichuy dijo...

Querido Le Cid

Mucho me temo que siendo la tan hipócrita, quizá juzgue por igual a Emma Bovary que a Lady Chaterley, pues para la mayoría de ellos (los "jueces") el suicidio es más que criticable.

Jajá, sabias palabras las de tu Señora Madre. Muy sabias.

Sí, conozco esa rola de Indochine.

Saludos

marichuy dijo...

Querido Enrique

Tienes razón, quizá a manera de Conjuro, sería bueno de vez en cuando volver a creer en las Hadas.

Un beso

Stanley Kowalski dijo...

Si de jóvenes leemos esas novelas, cuandollega el amor a nuestras vidas, ya tenemos el cerebro quemado.
Es verdad lo de los días nublados, por eso yo prefiero ver pelis o dormir.

El video en la Argentina no se puede ver.

BESOTES AMIGA Y BUENA SEMANA!

Ivanius dijo...

Hace unos días leí un artículo,"Corín Bronte, o el síndrome Luisa Lane" que habla más o menos de esto. La búsqueda de contrastes, el habla "reversible" que se empeña en el final feliz para no contemplar una realidad donde no existe tal cosa (o viceversa), con el "ejemplo" de las hermanas Bronte y la reina de las novelitas rosas.

Leer ayuda a enfocar la mirada, y hasta funciona para distraerse. Más allá está la vida, que también se las gasta con elementos inesperados y paradójicos. Abrazos lampareados.

marichuy dijo...

Stanley

Ahora si que... por si uno lo necesitara... nomás hace falta dejarse llevare por esas historias, para volverse un doliente de amores.

Un beso

PS Qué pena que no puedas ver el video

marichuy dijo...

Ivanius

Así es... más allá (o más acá, jejej) está la vida, esa que pocas veces tiene algo que ver con las historias de novelas.

Abrazos

saqysay dijo...

Cuando somos adolescentes somos tan ingenuos, leemos estas cosas raancias, que con el paso del tiempo, terminamos condenados.

Creemos en esas novelas ultra-romanticas y en principes azules, que mas que azules, son el perfecto demonio. Por otro lado terminamos agradeciéndoles, como tu lo mencionas 'el amor por una persona determinada, aun siendo tan desgarrador, no suele ser sino un hermoso accidente pasajero...

Cariños, eternos!!

marichuy dijo...

Saqysay

Y a veces, no sólo siendo adolescentes nos creemos esas historias... conozco varias más grandecitas que igual se las creen.

En cambio, eso que citas, dicho por Marguerite Yourcenar en plena crisis pasional... suena tan cierto como poco romántico, me parece.

Besitos