escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

febrero 08, 2010

soliloquio entre las ramas

«Perezosa mi alma
ha sentido que, lento,
el sol subiendo estaba
por mis pies y tobillos
así, como buscándola
Yo sonrío, este bueno
del sol, no ha de encontrarla,
pues yo que soy su dueña,
no sé por dónde anda:
cazadora ella parte
y trae, azul, la caza...»
  [Alfonsina Storni, Languidez -fragmento-]

Ya escucho sus gritos llamándome para que me meta a la casa, pues no debo estar aquí... todo el santo día trepada en los árboles, como si fuera un mono y porque, además, hay visitas y tengo que ir a saludar. Pero no; hoy no voy a bajar. Aunque más tarde me regañe y me acuse con mi papá. No quiero saludar a la tía Emma, que nomás le gusta estar pellizcándome los cachetes… porque tienes unos hoyuelos tan bonitos que no me puedo aguantar las ganas. Seguro mi hermano, que es un barbero, ya estará ahí, sentado junto a la tía, haciéndose el gracioso y contándole todas las maravillas que él y sus amigos hacen, como lanzarle de pedradas a las pobres lagartijas o jalarle la cola a Matías, mi adorado gato que no le hace daño a nadie. Casi puedo verlas, a mi tía y mi mamá, dobladas de risa, felices al escuchar de sus travesuras. Mientras a mí, por todo me regañan, a él, todo le festejan; hasta puede decir palabrotas que yo ni siquiera debo imaginar, porque soy una niña y… las niñas buenas no debemos decir cosas feas. Y mi mamá, que se enoja conmigo porque soy muy rebelde y respondona, aunque jamás haya dicho una sola palabrota en toda mi vida. 

Mi papá es distinto –pobre, a veces creo que él tiene más pájaros en la cabeza, como dice mi mamá, que yo- y apenas medio escucha las quejas de mi madre; una vez hasta me aconsejó no llorar cuando ella me llamara la atención, porque, dice, mis lágrimas, más que dolor reflejan el enojo e impotencia que me causa tener que aguatarme sus sermones en silencio, y eso la enoja aún más. Pero cómo no me voy a enojar, si mientras a mí, mi mamá me obliga a comerme toda la comida que me sirve, a mi hermano no le dice nada aunque deje las verduras en el plato… porque él no es ningún conejo para comer bosque. Y conmigo no muestra ninguna tolerancia: una vez no me dejó levantar de la mesa hasta las seis de la tarde, hora en que por fin, en medio de lagrimas y ascos, terminé de tragar, más que masticar, el último trozo de hígado que me obligó a comer… porque su alto contenido de hierro le hace bien a tus huesos. Ese día sí que lloré, como dice mi papá, de puro coraje e impotencia y desde entonces le agarré más tirria al hígado de res; cuando sea grande, si tengo un hijo, jamás lo obligaré a comer esa cosa tan fea y amarga. Ha sido la única vez, en que yo he acusado a mi mamá con mi papá, por hacerme sufrir con la comida. Mi papá, después de escucharme con cara sonriente, se limitó a hacerme un mohín -sin que mi mamá se diera cuenta- y a decirme, despacito, que él también odia el hígado, y que el domingo siguiente me compraría un helado de chocolate.

Por eso vengo a la parte más alejada del jardín y me subo a los árboles; aquí me siento libre, a salvo de los chistes bobos de mi hermano y de los consejos de mi mamá, que no pierde oportunidad de recordarme que las niñas debemos ser delicadas, calladitas y modositas; andar siempre bien peinaditas, no ser respondonas y no practicar juegos rudos… menos treparnos a los árboles… porque se ve feo y es poco femenino. Y encima, me reclama que no sea buena con mi hermano y que lo trate como si no lo quisiera, a él que es tan lindo... ajá. ¿Qué mayor muestra de cariño para con mi hermano quiere, que la de haber bautizado a mi amado gato con su nombre…? Y por cierto, ya vine por ahí Matías; me parece haberlo escuchado maullarme. Debe tener hambre, pobrecito, no le he servido su leche tibia con migas de bolillo remojadas que tanto le gusta. Tan lindo que es mi Matías; nunca da lata y sólo maúlla -bajito para que mi mamá y mi hermano no lo escuchen y empiecen con su cantaleta de que para qué tenemos un gato que ni siquiera sabe cazar ratones-. Pero mi Matías es más listo de lo que ellos creen y sólo se hace notar cuando siente necesidad de comer o tiene frío y quiere que yo lo abrace. 

Canijo Matías, va a hacer que yo me baje de aquí, con lo bien que me siento entre las ramas de este viejo árbol y con lo linda que está la tarde… pero por él... hago lo que sea




[Imagen: Paul Leroy, Dans les branches du grand pin (museo des Beaux-Arts Orléans)
tomada del sitio Femme Femme Femme

69 comentarios:

Mafalda dijo...

...

Hola, hola...

Ya pronto regreso más seguido mi Flaquis. He tenido ASI para lavar y planchar, jejeje.

Mmmm, yo por un gato no me bajaría de mi árbol, por un perro... ¡Sí!, jajajá.
Lo bueno es que no fui obligada a las modocidades' femeninas, conmigo de inmediato se dieron por vencidos.

A sarta de cocos' y nalgadas intentaron corregir mis rebeldías, pero bueno, estábamos tan jodidos que esas cosas de señoritas de buena familia tenían que pasar a segundo témino.

Saludetes y buen inicio de semana mi Flaquis.

Mafalda

Ivanius dijo...

Comentario 100% banal: por andar "con un ojo en un lado y otro en el otro" hace rato leí "Soliloquio entre las camas". Y me dije... con este gripón que me cargo... ¿o será el morbo? seguro veo visiones. Y eso que no es de noche.

Abrazo antiséptico.

Marina dijo...

Qué relato más dulce, marichuy. Escuché la voz de la niña, su cadena de pensamientos desde arriba del árbol me llevó hasta viejas cadenas de pensamientos mías, desde el patio, escudriñando a mi familia por la ventana.

Me había hecho un té para descansar un poco de tanto trabajo, y llegué hasta acá. Gracias por hacerle justicia a mi rato de tranquilidad!

marichuy dijo...

Mafis

Tú que no quieres a los felinos; con lo encantadores que pueden ser.

Jajá, mira por más que te quieran inculcar ciertas cosas, si una no ha de ser modosita, no lo será, ni aunque te jalen den las trenzas y te dejen sin comer, je.

Un abrazo

marichuy dijo...

Ivanius

Le echaremos al culpa a los antihistamínicos. Mejor eso, a decir que la causa fue el poco interés despertado por el texto.

Abrazos

marichuy dijo...

Marina

Bueno, tanto como dulce, querida, francamente, tendría mis dudas. Aunque el cariño por Matías –me refiero al gato, desde luego- si puede ser una muestra de dulzura. Pero me da gusto, y te agradezco, que hayas encontrado alguna gracia aquí y, sobre todo, la reminiscencia de tus propicios soliloquios infantiles.

Un beso

emilio dijo...

Tan bello poema requería un gran relato, que tu bordas...

Un abrazo.

Noesperesnada dijo...

Cuanta nostalgia dispara este texto...

W dijo...

Yo me subía en una hermosa Higuera...

:)

Besos melancólicos

marichuy dijo...

Noesperesnada

Una poquita, sí.

Saludos

marichuy dijo...

Wor's

¿Higuera? Uff, hace años que no veo una; bueno, creo que ya ni higos naturales he visto, menos comido y con lo mucho que me gustan.

Besos ídem

marichuy dijo...

Emilio

Hombre, qué más quisiera yo, que poder bordar un texto a la altura.

Un abrazo

Georgells dijo...

Hola Marichuy!

Magistral. La expresión de la niña se ve distinta antes y después de leer tu relato.

Si bien ahora es claro que las antagonistas en el momento del cuento son madre e hija... me pregunto si pasados los años, se voltearán los papeles... cuando ella crezca y descubra que tanta rigidez la hizo fuerte y, en cambio, la indulgencia con el hermano lo convirtió en un ser débil... Quién lo sabe! (algún terapeuta del futuro, seguro).

Un abrazo!

G.

Jolie dijo...

vaya¡ este seguro es una estampa personalisima retratada en muchas
... por lo general yo admiraba la habilidad que poseía mi hermano para subir y escalar árboles

siempre sonriente aún con hecho trizas las rodillas de los pantalones o las manos ajadas

y nunca me animé

:P

Potter dijo...

Ay Marichuy!

Hace mucho pero mucho rato sentía la necesidad de leerte como en este momento, lo estoy haciendo.
Mi perro, el Jack Russell esquizoide que se creé un Gran Danés duerme y un ronquido tiernísimo se escapa de sus fosas blanquecinas, el silencio de una noche trémula, solo la luz de la pantalla, un vaso de Ron Santa Teresa, y enmelotado con Garde â vue- le roi de coeur de Chantal… hummm no puede ser un momento más exquisito… bueno obvio que con tus letras, ni para que pedir más.

Bueno y… (huy Empezó A. Lenoxxxxxxxxxxxxxx!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Loved is ROCKS!!!... hummm no more i love you, my marichuvita!, no more!)

Con este post te adoré (mas?), pues me hiciste pensar en muchas cosas que pasé, siendo yo el barbero denostado de la historia pero con la sensibilidad de la nena divagadora y arbórea, es que a veces es curioso las coincidencias bienaventuradas con la que te topas en los escritos.

Este, te ha salido muy lindo. Sabes que cuando ya encontraba todo perdido (y tu eres personaje presencial de nuestra historia) Gustavo apareció para poner una sonrisa en mi corazón y hacerme soñar con su rara presencia en mi vida, y entonces no hace mucho, me subí a un poderoso Saman, gigante, con brazos más recios y vigorosos del reino vegetal, y me subí como pude… encendí mi cámara, tomé fotos y divagué un rato sintiendo las suaves caricias del viento ante este titán, luego grabé un video donde le leí un poema de Paul-Toussaint-Jules Valéry y por primera vez le dije que lo amaba… (y se lo puedes preguntar)

Tu post me ha llevado unos meses atrás en una alegre y tierna remembranza

Te Adoro Marichuy, te adoro

Pd: He vuelto a leer juicioso los blogs qué más me gustan, salí de la entrópia en la que me había sumido la falta de creatividad!
Besos

La abuela frescotona dijo...

MARICHUY, SIEMPRE LOS REGRESOS SON BONITOS, MAS ESTE DELICIOSO VIAJE A UNA INFANCIA LLENA DE FAMILIA, Y CONSEJOS, QUE LA MAYORÍA DE LAS NIÑAS AUDACES, HEMOS RECIBIDO DE NUESTROS MAYORES.
DEJO UN CARIÑO PARA TI AMIGA

marichuy dijo...

Georgells

La verdad es que ese lienzo tuvo la culpa de esta divagación, buscando otra cosa fui a dar con él y me atrapó esa expresión poco común en una niña y más en una pintura de esa época (debe se de principios del Siglo pasado): a medio camino entre el desafío y la indolencia.

Gracias por tu apreciación.

Un abrazo

marichuy dijo...

Jolie

Sí, quizá más de una niña lo pensó (y lo padeció). Treparse a los árboles es todo un viaje.

marichuy dijo...

Mi querido Potter

Eres siempre demasiado, excesivamente, amable conmigo, Sólo algo podría empañar tanta mutua querencia: que vos también odiaras a los felinos, jeje.

La combinación del Ron Santa Teresa y la música de Alexandre Desplat es, digamos, atípica.

Me cuesta creer, después de haber escuchado a tu Santa Madre, que tú hayas sido (o te hayas sentido) el barbero denostado de la historia. No me cabe esa idea.

Lo de la sonrisa que inesperadamente llegó a tu corazón, es algo que no olvido: siempre que veo el video de la historia de amor con la ovejita mensajera me acuerdo de vos.

Ojalá subas esas fotos de tu aventura en las alturas, a tu blog, para poderlas ver.

Besos querido y gracias

marichuy dijo...

Abuela

Ya lo dice el tango: siempre se vuelve al primer amor... en este caso, a la Patria perdida, la infancia.

Un abrazo

Champy dijo...

Yo Adoro a Matias.

Apuesto a que un amor como ese no se ha repetido en tu vida.....

Y por lo que respecta a esto odio a las mamas y a los hermanos....

Te he platicado que mi nalgoncito y yo jugabamos carreritas trepando árboles verdad?

Y ya en las copas nos ponimaos unas guarapetas bien sabrosas, el pedo era bajartnos!! Ay mi nalgoncito..

Curioso..... en los días previos al trajín actual, yo me veía subiendo cerros, arañado y sudoroso...

Y nunca fuí "Pandillero"...pero como me hubiera gustado serlo.

Que Chingue a su madre el fecal...y todos los días que no este mientasela por mi.

2046

marichuy dijo...

Champy

Lástima que los gatos no sean eternos, verdad?, pero, sobre todo, lástima que nunca volveremos a ser los de entonces, cuando amábamos sin miedos, precauciones ni medidas.

No creo que sean odios madre-hija hermana-hermano, supongo que más bien son relaciones normales, parte del proceso del crecimiento. Hay una etapa en la que los niños odian a las niñas ¿a poco no?

Sólo tú eres capaz de subirte a emborrachar a un árbol... eso se me antoja más en Monte Albán, no sé porqué, siempre he tenido esa fantasía.

Je, los saludos a tu preciso, de tu parte... con gusto.

Todavía no te subes al avión y ya te estoy extrañando; si ves a Mme. Jeane Moreau, le das un beso de mi parte.

Besooos

mario skan dijo...

Como el Baron rampante que un día deja de pisar la tierra para andar sobre los árboles en respuesta a la tiranía de su padre, bueno, no tan inflexible.
Me encantó este relato Marichuy, y pensar que de chiquitos ya no nos gustan las cosas que supuestamente nos hacen bien como el hígado, las verduras sino las papas fritas, la coca, el helado y los caramelos y de grande la cerveza y el whisky.
Las veo a la tía y a la mamá, flor de brujas.

me encantó, saludos

Ju dijo...

Mari,

En mi casa no había árboles así como para andar trepándo, pero si teníamos un trapecio de color plateado cromado (que había compado mi abuela) en el cual pasábamos las tardes, cual monitos, mis primos, mi hermano y yo. Luego, creyéndome eximia trapecista, me colgaba en todo lugar que emulase mi querido trapecio. Conservo una cicatriz de centímetro y medio en la frente de aquellas dulces tiempos.

Pienso: ¿qué idea mi abuela comprarnos un trapecio, eh? jjaja

La verdad es que en aquella época me parecían mucho más divertidos los "juegos de varones": andar corriendo por ahí, el monopatín luego skate, y mi adorada bicicleta!!

saludos juguetones.

:)

Kix dijo...

Fíjate que me hiciste recordar a mi tía preferida: ella es una dulce mujer de más de 70 años, tan amable y tan dulce con todos nosotros... Y nos cuenta que cuando era chiquita se subía a los árboles y caminaba sobre las bardas, y a nosotros nos parece simplemente increíble que eso haya podido suceder...

¿Será que ella sí sucumbió ante las reglas de la sociedad? O simplemente creció.

Un abrazo mi adorada!

P.S. Yo, al igual que mi Mafis, nomás los gatos no...

chilangoleon dijo...

yo=esta=semana=porfin=logre=darle=una=
patada=al=gato=macho=alfa=jefe=de=la=
banda=de=8=que=ronda=mi=bunker=jaja!=es=
una=delicia=patear=felinos=que=se=creen=
duenios=de=todo=solo=porque=una=vecina=
pelele=les=da=sus=croquetas=todas=las=
noches=si=tanto=le=gustan=que=los=meta=
a=su=casa=(donde=hay=3=perros=y=4=adultos)

a=los=arboles=nunca=me=subi=solo=una=
vez=pero=me=dio=miedo=bajar=mis=
recuerdos=arboreos=son=tristes=pues=vi=
mochar=dos=en=casas=de=parientes=el=
que=mas=dolio=fueel=guamuchil=de=la=
casa=de=la=abuela=en=jalisco=esos=
arboles=dutran=mas=de=100=anios=pero=
al=menos=dejaron=la=parota=que=duran=
muchas=veces=mas=son=todo=un=ecosistema=
viviente=soportan=a=muchas=especies=y=
dan=la=mejor=sombra=lastima=que=
necesiten=tanta=agua=por=eso=el=arbol=
de=casa=de=don=chava=lo=mocharopn=de=
raiz=pero=no=basto=se=colo=por=debajo=
de=su=sla=comedor=hasta=la=cocina=donde=
una=microfuga=de=decadas=habia=atraido=
una=raiz=que=levanto=duelas=mosaicos=
y=losas=si=alguna=vez=tengo=un=arbol=
en=casa=ojala=sea=grande=como=una=
ceiba=para=vivir=alrededor=de=ella

tnf25 dijo...

Que ganas de treparme a un árbol…..bello relato…quiero un gato.

Champy dijo...

Por partes....

Una amiga y compañera gatuna, el año antepasado se moría trás su compañero de 21 años...fue horrible acompañarla en su dolor... Yo no quiero ni siquiera imaginar que Bagoas no está conmigo... Si la separación de Balrog me marcó tanto, Bagoas si.... ay ya no voy a pensar en eso.


Tu porque eres muuuy elevada tomas así las relaciones materno-fraternales..... y así las podemos tomar todos y cualquiera, el pedo es sobrellevar las huellas.... ah verdad!

Ay vieras que rico es estar a lado de tu amado arriba, donde casi estiras una mano y tomas una estrella? Donde lo que bebas (lo que bebas) es elixir?

Que no te quepa ninguna duda: Me la voy a acabar a reverencias besos hurras vivas y adoraciones!!!

Tu sabes de mis emociones, de mis....filias?...de mis devociones....Como puede ser tan cabrón el Sensei con los gatitos y 10 renglones adelante materme a carcajadas o de asombro?

Y como puedo admirarle esto y hasta perdonarle sus instintos psicóticos con los mas bellos y enigmáticos seres???

No me entiendo.

Me provocó recordar a Amparo, Betsy y la Tania...

Voy a buscar un maravilloso disco chiapaneco para ustedes...

A mi me gustaría vivir "Junto a una Ceiba" y con un "Jaguar"....

2046

marichuy dijo...

Mario

Sí, no tan drástica la cosa; más que tiranía era supongo, diferente calibre de sensibilidades y, acaso, las naturales filias paterno infantiles; ya sabes, dicen que el padre se lleva mejor con una niña y la madre con un niño. A saber qué tan cierto sea.

Ahora, más que nunca debería inculcarse la sana alimentación entre los niños... menos hígado de res, jajá

Gracias y saludos

marichuy dijo...

Jules

¿Trapecio? Madre Santa, eso sí que eran palabras mayores; yo con trabajos tuve un columpio, pero rústico, no vayan a creer que muy moderno.

Pero un trapecio comprado por la abuela, me parece toda una invitación a volar, y no sólo en el sentido metafórico, ¿no? Y luego, usted se sentía como del Circo de Moscú, no (o más chic, como del Cirque du Soleil)?

Abrazos

marichuy dijo...

Mi querida Kix

A querer o no, uno acaba, en mayor o menor medida, por sucumbir a las reglas de la sociedad y, a veces, también crece o madura (pero no siempre, je).

Pobrecitos gatos, con lo coquetos que son.

Abrazote

marichuy dijo...

Chilly

Cómo eres, pobre gato. En todo caso, es más responsable tu vecina que los mininos.

Una Ceiba, en medio de la selva chiapaneca o tabasqueña, me imagino; porque aquí en tierras chilangas, está complicado.

Fíjate que yo, a ti, te imaginaba adepto a cosas como treparse en los árboles y demás aventuras medio salvajes; no sé porqué tenía esa idea.

marichuy dijo...

Toño

Sí, justo en estos días de viento y medio ambiente más o menos limpio, se antoja treparse a los árboles. Yo quiero un gato cartujo.

Gracias por la visita

marichuy dijo...

Champy

Pues vivió muchos años ese minino, ¿no? Mejor no pienses; ya en su momento, que, nos guste o no, tendrá que llegar.

No, no soy elevada, pero creo que es parte de crecer, claro que hay extremos; mis primos, por ejemplo desde niños se han llevado mal y en su relación la situación es a la inversa: la barbera y consentida es ella y él, es el retraído.

Al rato te mando un mail con tos mis encargos; pero te anticipo que quiero una foto de Jeanne Moreau, un poster conmemorativo de los 60 años del Festival y otro de la Dietrich

De tu Sesnei consentido, mejor ya no digo nada. Lo único que te repetiré es que no alcanzo a entender sus instintos felino-asesinos.

Besos

jordim dijo...

Hay que subirse a los arboles de vez en cuando para escapar de ruido humano; hay que pesnar..

virgi dijo...

Me has recordado al Barón rampante de i. Calvino.
A mí aún me encanta subir a un moral muy antiguo en la casa de mis padres. Además, intento que los niños de la familia vayan aprendiendo lo antes posible a hacer lo mismo.
(¿serán nuestros ancestros los que nos llevan por las ramas?)
Un abrazo entre la fronda

chilangoleon dijo...

jeje=yo=solo=me=trepo=a=quien=se=deja=o=
sea=ceibas=robles=guamuchiles=parotas=
pinos=abedules=cedros=etc=pero=si=yo=
creci=cerreando=solo=que=la=altura=
siempre=me=ha=dado=no=se=que=(pero=no=es=
miedo!)=jeje

naa=pero=no=fue=patada=tipo=rugby=apenas=
una=patadilla=pa=demostrarle=quien=manda

chilangoleon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ju dijo...

Sí, mi abuela era TODA ELLA una invitación a volar y ser libre...ahora no sé porqué le habrá dado por comprarnos un trapecio....

MMM dudo que la imagen de mis primos, hermano y yo fuese ni cerca a la del Cirque du Soleil con su sofisticación y glamour, más bien yo diría a la de una banda de forajidos sudados..jjaja

Abrazo de forajida!!

Champy dijo...

Maldita evasión no me deja separarme del teclado...

Te voy a regalar una foto de "La Rucaila" conmigo, te acuerdas?

Marlene será la primera figura en el Boulevard de las estrellas lo sabías? Berlin está tapizado con ella, si me puedo robar uno de la calle (con leyenda y humores) mejor, si no te lo compro.

NY y Berlin están cerrados, me acaban de mover todo el tapete pero ni pex.... va a ser una total aventura.

No trates de entenderle nada, nomás veneralo.

No se te olvide la pachanga del domingo.

Me guardan una rebanada

Ya Bye.

2046 Besos Nevados.

Abraxas dijo...

Yo solo me subo al guayabo, a aventar semillitas al techo blanco.

marichuy dijo...

Jordim

Muy cierto, de vez en cuando es bueno pensar las cosas desde otro punto de vista; ponerlas en perspectiva.

marichuy dijo...

Virgi querida

Ahora que los niños crecen entre concreto y cristal, enseñarles a trepar árboles... es casi una forma de enseñarles libertad.

Un beso

marichuy dijo...

Chilly

O sea que le tienes fobia a las alturas ¿y así te subes a los aviones?

Mira, qué valiente serás... que te pones al tú por tú con un pequeño felino.

marichuy dijo...

Jules

Jajá, yo decía del Circo Ruso de Moscú (o del Cirque du Soleil), porque no imagino mas espectaculares trapecistas... en cambio, a un forajido no lo habría imaginado haciendo este tipo de suertes circenses

Su abuela debe ser todo un personaje; me encantó cómo la describe.

Abrazos volados

marichuy dijo...

Champy

No, a la Mme. Moreau, sería genial que le tomaras una foto allá... no sabemos si la vida le alcance para otro homenaje así.

En cuanto a mi ícono de femme fatale favorito, estaría genial que te volaras uno de esos afiches grandotes; pero los alemanes (los berlineses en especial) son tan ordenaditos, que… no vaya a ser la de malas y la polizei te llame la atención y hasta te multe por eso (aunque vieras qué guapos suelen ser los polis de allá).

Besos con frío

marichuy dijo...

Abraxas

Espero que no me estés choreando o, peor aún, albureando... porque yo soy una nulidad para los albures.

傷害 dijo...

你的部落格很棒,我期待更新喔........................................

QUANTUM dijo...

Marichuy

Palabras hacen falta para expresar que tus letras son las de una escritora auténtica.

Es agradable visitar este blog.

jota pe dijo...

-- como me gustaria escaparme asi de lleno, sin decir nada y colgarme de mis recuerdos o de algun arbol, pero no tengo ya ni recuerdos ni arboles disponibles por eso me cuelgo de tus letras, gracias marichuy!!!

QUANTUM dijo...

Abraxas

DESEARÍA RESPONDERTE CON LA VULGARIDAD QUE TE MERECES. PERO ESTAMOS EN UN ESPACIO QUE NINGUNO DE LOS DOS, NI TÚ NI YO, TENEMOS DERECHO A CONTAMINAR CON NUESTRAS LETRAS PUTREFACTAS.

¡¿Te sientes lo suficientemente diablo para insultar a la anfitriona con ese lenguaje de doble sentido tan vulgar?!

¡¿Alguna vez haz sentido la mordida de un perro rabioso?! En este ámbito nunca sabemos quién está detrás del monitor...entre perros habemos clases, Abraxas, y el mundo da muchas vueltas.

Te mando un saludo...

marichuy dijo...

Quantum

Hombre, nada más lejano a mí, que ser escritora; yo sólo divago mediante la escritura.

Saludos y gracias

marichuy dijo...

Jota-pechocho

Cómo que no vas a tener recuerdos? En algún sitio estarán, adormilados a la espera de que algo los detone.

Besitos memoriosos

marichuy dijo...

Quantum

No nos peleemos, Abraxas es amigo de este blog y por eso me extrañó su comentario -que dicho sea de paso, no entendí muy bien que digamos-, pues él nunca suele ser vulgar ni nada parecido. Quizá todo sea un malentendido.

Más me molesta ese bicho chino de ahí arriba, que sólo viene a dejar propaganda de dudoso buen gusto. No soporto a los trolles, por cobardes, y menos cuando vienen aquí a promover sus porquerías.

Saludos

chilangoleon dijo...

no=valiente=el=que=se=aposento=en=la=
puerta=de=mi=bunker=como="esfinge"=a=
sabeindas=que=ya=lo=habia=corrido=a=
escobazos=de=la=zotehuela=jaja=ha=de=ser=
masoquista

Abraxas dijo...

¡Ay nanita!, ¡oh diosito!... ¿Yo puse eso? ¡Seguro estaba bajo los efectos de los Alipuzes de ayer!

Tiene razón el gato feo ese, merezco una mordida rabiosa como la de la cruda que tengo ahorita.

Nada que ver, Marichuy merece todo mi respeto y admiración, aunque a veces me pase de soez y vulgar.

Una sentida disculpa.

(¡Ya ven! ¿Por qué me dan Oporto y luego no están para controlarme?... ¡Ella tiene la culpa!)

marichuy dijo...

Chilly

Pues qué mal por el gato; después del maltrato, yo, en su lugar... ni un miau te dirigía.

marichuy dijo...

Abraxas

Jajá, Diábolo, no era para tanto, por favor¡! Lo bueno de esta disculpa, fue el disfrute de tu fina ironía.

¿Tomaste Oporto? Con razón; digo, por más fino que sea, después de estar acostumbrado a tomar Luis XIII, es un bajón de calidad que la cordura resiente.

........... dijo...

Perezosa mi alma....... que no quiere incorporarse.....

Marichuy, me siento en extremo raro, en extremo extraño... A veces las decisiones personales se contraponen con los ideales y/o lo que más conviene, no siempre es lo que más uno quiere!!!!

No sé, siento que me traicioné y a mi raza, porque mi espíritu ya no hablará por ella!!!

Mari, acepté y firmé un contrato que me liga a otro centro de investigaciones que no es mi alma mater, mi adorada y siempre amada UNAM!!!

Puta madre, debí pensarlo más, arghh!!!

Ya no regreso a México, me quedo en Japón, porque me presentaron una oportunidad-opción, que me fue imposible rechazar al momento; sin embargo, ahora, tal como los últimos días, sigo sin superar-entender y aceptar!!

Arghh, yo me formé en mi UNAM pública y gratuita, siempre me mantuvieron los dineros de la raza, me becaron... No sé, siento que fue una traición, porque a mi me formaron en México y ahora me quedo lejos, en los años más productivos científicamente escribiendo...
Una línea más en la "fuga de cerebros", ahí estará mi nombre!! Pero, sabes?, no logro superarlo!!

Argghh!!

Fernando dijo...

Cuando necesite un gatito o le apetezca un helado de chocolat noir, avíseme nomás, señorita ;D
Beso su mano.
(El sitio del que tomaste la imagen, impresionante. Gracias por el enlace.)

marichuy dijo...

Estimado Astrofísico

Wow, lo leo apesadumbrado... casi como si hubiera usted firmado un contrato para "dormir con el enemigo"; el lado positivo de esto, es que en Japón sí se apoya la Ciencia. No como en México, donde nuestra amada UNAM recibe las migajas porque al Gobierno Federal -en especial a estos panistas ignorantes y retrogradas- la ciencia no le importa. Por eso siempre seremos un país subdesarrollado.

No desfallezca, ya tendrá la oportunidad de retribuir, científica y humanamente, lo que la UNAM le ha dado.

Besos

marichuy dijo...

Fernando

Y si necesito, más que apetecer, un gato y un chocolat très noir, también se puede, mi estimado escritor?

Jeje, yo de abusiva.

Gracias y un abrazo

PS Sí, el blog Femme-Femme-Femme es estupendo; qué bueno que te pareció igual.

Fernando dijo...

Abuse, Marichuy. Es un privilegio de amiga.
Haré lo que pueda, al menos por lo del chocolate ;D

marichuy dijo...

Fernando

Después no se queje, jeje

Abrazo

saqysay dijo...

Excelente relato.

Me hizo recordar cuando era pequeña, extrañaba a mi madre. Mi abuela un poco egoísta de su parte. Ella me decía que tenía otra familia, que yo había pasado a segundo plano, que debía hacer mi vida separada de ella. Eso era más o menos cuando tenía al rededor de 4 años. Dónde me subía a los árboles, a llorar. Así evitaba que me encontrasen.

Tenía en ese entonces mi fiel compañero(un perro de estatura mediana). Llamado "FIEL", cuando necesitaba un abrazo, lo abrazaba a él. Cuando falleció de viejo, lloré tanto, tanto que no encontraba consuelo en nada.

Aaah!, mejor no sigo...
Terminaré llorando...
Abrazos, Melancólicos!!

PD: Disculpa por no haber comentado antes, el exceso de trabajo, me tiene muy cansada.

marichuy dijo...

Saqysay

Querida: a veces, a miles de km de distancia, encontramos un espejo. Y como la protagonista de este relato y vos... miles de niñas (y niños) habrá: pequeños que se refugiaban de la soledad... en la soledad.

Un beso y por favor, nada que disculpar; al contrario, gracias por pasar

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Por mi gato hago lo que sea....
sin duda.
Me encantó este escrito. Lo bueno es que yo amo el hígado encebollado miauuuuuuuuuuuuu
y mi gata también jajajajaja

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marichuy dijo...

Cuentista

Afortunadas ambas, por gustar de semejante guiso, jeje

Gracias por pasar