escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

febrero 24, 2010

culpas y ausencias

Alguna vez he sentido culpa. CULPA con mayúsculas. Esa que genera agobio, sufrimiento, y que hasta llega a padecerse por partida doble... como cuando no se puede amar a alguien y por miedo a lastimarle, no se le dice de manera clara y directa. Debe ser la casualidad, pero en más de una oportunidad me ha tocado ver que ante situaciones como la descrita (o responsabilidades compartidas), son ellas, más que ellos, quienes muestran mayor agobio por el peso de la culpa. Y ante algo así, una termina por preguntarse si, acaso, las mujeres seremos más propensas que los hombres a sufrir por la culpa (no quiero decir que los hombres no la sientan, sólo que sus mecanismos para sobrellevarla aparentan ser más fuertes).

Cine culposo. El sábado pasado vi el Antichrist de Lars Von Trier, filme que sin atenuantes toca el tema de la culpa, el dolor y los inusitados caminos de la expiación/redención. Sin pretender hacer una reseña cinematográfica -nada más lejano-, quisiera comentar brevemente sobre este polémico filme.

Primero. Me ha quedado la impresión de que no era merecedor del escándalo suscitado tras su estreno en Cannes, y en posteriores premieres; así como tampoco, de los despotriques y sinfín de epítetos demoledores contenidos en la mayoría de las críticas vertidas por la prensa especializada y que más parecieran juicios condenatorios de índole moral-cristiana, que reseñas cinematográficas. Después de leer notas periodísticas en las que se habla de escenas de desmayos y nauseas entre la gente que vio el filme, uno puede llegar a creer que Antichrist es punto menos que una bajada a lo más profundo de los infiernos (yo llegué a tener esa idea).

Segundo. Desde luego no se trata de una película edificante y linda (lo que sea que signifique ser linda). Von Trier no es Walt Disney y sería absurdo negar que por momentos resulta francamente perturbador y tenso; pero de ahí a ser el potingue de horrores, depravaciones y crueldades que se ha dicho, me parece que hay una gran distancia. Un ejemplo: el prólogo que antecede a los cuatro capítulos en que está dividido [una pareja hace el amor, totalmente abandonados y ajenos al mundo que los rodea, al tiempo que su pequeño hijo sale del corral-cuna, llega hasta la ventana y, segundos más tarde, sufre una caída mortal], está filmado con sutileza, fotografiado en blanco y negro, como si de un sueño se tratara, y musicalizado con el aria Lascia ch'io pianga de la Ópera Rinaldo de Händel, lo cual confiere a dicha escena un ritmo lánguido, un aura casi etérea. Y después, la puesta en escena del tratamiento de choque con el que el marido –psicoterapeuta- obliga a su compañera a enfrentar sus miedos (o MIEDO raíz), su tristeza y dolor. Y claro, el cineasta, experto en simbolismos y misterios, se sirve de imágenes nada complacientes para reflejar las distintas fases del sufrimiento, el horror de la culpa y la oscuridad del duelo; pero, también, de la búsqueda de la expiación/redención. Y de regreso al inicio de esta entrada: La CULPA, la agobiante y asfixiante culpa, no parece ser sentida en el mismo grado por uno y otro miembro de la pareja que ha perdido a su hijo. Es la madre (Charlotte Gainsbourg) quien la padecerá más allá del límite sus fuerzas, hasta ser rebasada, carcomida por esta. En tanto su marido (Willem Dafoe), ocupado en no desmoronarse para poder ayudar su compañera, por momentos luce demasiado sensato como si no sufriera y cuando lo hace, la causa pareciera ser el extravío de ella y no la culpa ante la pérdida de su hijo.

Tercero. Me quedo con una pregunta (varias, pero esta es la más obvia), relacionada con el motivo/contexto en que se origina la culpa: ¿si en lugar de estar haciendo el amor a la hora que su bebé cae por la ventana, Ella hubiese estado trabajando, escribiendo, etc., la carga de culpabilidad y posterior tormento, habrían sido iguales? [y una aclaración final: esta no es una recomendación, Antichrist no es un filme para todos los gustos e incluso, habrá quien lo encuentre blasfemo -los fundamentalismos van en uno y otro sentido-, amén de que si uno ha moldeado su rasero fílmico a la medida de las comedias románticas hollywoodenses, un filme de Von Trier es lo último que se le antojaría ver]. Fin del spoiler

Epílogo. Y para terminar, un fragmento poético que no viene mucho con la entrada (como no sea con su título), pero lo dejo debido a que, en mi opinión, la ausencia del ser amado puede llegar a generar un desasosiego similar al de la culpa...

¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un sol terrible, sin ocaso,
brilla definitiva y despiadada?

Tu ausencia me rodea
como la cuerda a la garganta,
el mar al que se hunde.

[Ausencia, Jorge Luis Borges -fragmento-]




imagen: fotograma de Antichrist (2009)

70 comentarios:

Kix dijo...

Madres.... qué espantosa situación, eso de que se te caiga el hijo por la ventana!!

Yo creo que hacer el amor, trabajando, cocinando, hablando por teléfono, cualquier cosa que estuviera haciendo igual tendría una enorme carga de conciencia. Qué horror, qué horror.

emilio dijo...

Vi la película, a mí me gustó, un poquillo dura, pero los actores geniales.
Yo creí ver, casi al final, en uno de los flash que daban del niño cayendo, como la madre lo ve subir a la ventana y no hace nada... eso creo que es lo duro de la peli y lo descubre casi al final, hace mucho que la ví, pero me impresionó, y creí entender eso, igual me equivoco.

Saludos.

Jolie dijo...

la culpa de no poder opinar feacientemente y de antemano saber que tiene tantas cargas emocionales como ventrículos para deliberar marichuy

es qu eno la he visto¡ :(

... mea culpa


supongo que eso de sentir mas... o ser mas propensas a externar las cosas viene de los cromosomas.
Aunque a bien conozco a dos féminas que se comportan muy masculinas o será por el signo zodiacal?

ja¡

Georgells dijo...

Hola Marichuy!

Desconozco el filme, pero me lo has vendido estupendamente.

Cuando estuve casado, perdimos a nuestro primer hijo. Fue un aborto espontáneo. Fue muy triste y dolió, pero pasadas unas semanas, yo me enfoqué en el trabajo, en la vida y comencé a pensar en "el que sigue". Ella en cambio seguía despertándose en la madrugada a llorar y yo me incorporaba a abrazarla, pero no podía sentir el dolor que ella experimentaba. Es más, no podía comprenderlo tampoco, ni ella a mi. Eso fue parte de lo que nos hizo convertirnos en extraños.

Con el tiempo aprendí que la relación entre la madre y el hijo en verdad es más profunda e íntima que la del padre y el hijo. No es algo aprendido, es algo natural. Muy fuerte.

Esto, para explicar el dolor. Pero la culpa es otra cosa. Esa sí que es aprendida. Machacada desde nuestra más tierna infancia, por la Iglesia, por los adultos creyentes y fanaticoides que nos venden desde pequeños la idea de que el placer está asociado al pecado y el dolor a la salvación. Y que esto es aún más fuerte en la mujer que en el hombre. Así que la muerte de un bebé, producto de un momento de placer, para una mujer, encierra la paradoja última.

Hay que ser capaces de desprendernos de la culpa, abrazar el dolor el tiempo suficiente y luego dejarlo ir, con el pasado y todo lo que encierra...

Abrazo!

G.

QUANTUM dijo...

Este post me ha despertado más deseos de ver el film. Marichuy, ¡¿Dónde puedo encontrar la pélicula?!

Ju dijo...

Marichuchis,

La verdad no creo que vivamos en tiempos de "culpas". Quiero decir, me parece que la culpa involucra a otro/otros y me parece que hoy en día a las personas no les importa demasiado lo que pueden generar en otros...Creo que la culpa es una más de los valores demodé.

Los films de Lars von Trier me gustan bastante, Manderlay me gustó. Como mínimo son INQUIETANTES. Para aquellos que se premiten ser inquietados.

El fragmento de Borges es impecable: esa combinación de "Sol terrible" me parece única.
El Borges poeta me parece también muy beuno, aunque casi nunca se menciona esta faceta suya y si en cambio sus cuentos.

Le mando un saludo soleado (y nada terrible)

Jul

marichuy dijo...

Kix

Espantosa, sí. Pero fíjate, que yo difiero (debe ser la educación judeocristiana a que he sido sometida). O sea: el dolor, naturalemente, es el mismo; pero la culpa, el agobio producido por esta, si cambia entre una circunstancia y la otra.

Abrazo

marichuy dijo...

Emilio

Y más que dura, quizá, muy inquietante. En efecto las actuaciones de ambos son muy buenas, aunque por al naturaleza de los personajes, la de ella resulta aún más impresionante.

Ese aspecto de la caída del niño, siento que el Director lo deja un poco a la percepción de cada espectador ¿no?

Saludos

marichuy dijo...

Jolie

Bueno, para tu opinión sobre la culpa, creo, no hubo necesidad de que hubieras visto el filme. Lo traje a cuento porque su tema es justo ese: el agobio, el daño que la culpa puede causar.

virgi dijo...

Lo de la culpa lleva rato de conversa, querida Marichuy, así que lo paso de largo, porque además en una època tuve un complejo de culpa que me salía por todos los poros de la piel. Punto.
Lars von Trier hace unas películas muy fuerte, ya me puedo imaginar algo de ésta, por lo que cuentas.
Seguramente no iré (fui hace un par de días a ver "La cinta blanca", también terrible).
En cuanto a las ausencias y el desgarro que nos producen (sin medida), te dejo con el infinito Jose Ángel Valente:
"Yo creí que sabía un nombre tuyo para hacerte venir. No sé o no lo encuentro. Soy yo quién está muerto y ha olvidado, me digo, su secreto."
"Ni la palabra ni el silencio. Nada pudo servirme para que tú vivieras."

Besos, algo tristes, la verdad

marichuy dijo...

Georgells

Jeje y de verdad que no pretendía venderlo.

Eso dicen: que la relación entre madre e hijo siempre es más fuerte, más honda que la que pueda existir con el padre.

Veo que no soy la única que piensa así: la culpa nos ha sido inculcada pro los siglos de los siglos y tal parece que con mayor inclinación hacia las mujeres. Esto, a juzgar por la mella que en las mujeres ha causado.

Un abrazo

marichuy dijo...

Quantum

A mí me al regalaron (Aurore), pero creo que eres hábil en el manejo de la Web, así que te diría que la busques en algún sitio de esos donde puede verse cine en línea (o en su defecto, bajarse). Sé de buena fuente que está disponible.

Saludos

marichuy dijo...

Jules

Viera que yo, será por el entorno en que me muevo, aún veo latente ese complejo de culpa en buena parte de los seres que me rodean (en especial mujeres). A veces creo que son culpas atávicas; inmemoriales y hasta heredadas.

Así es, el cine de Von Trier es, como mínimo, inquietante. Pero ya lo dice vos: no todo mundo está dispuesto a dejarse inquietar.

Hermoso poema de Borges
¿cómo que no se le reconoce como el gran poeta que fue? Mal hecho.

Un abrazo fresquito

marichuy dijo...

Querida Virgi

No hablaremos, pues, de la terrible culpa (alguna vez he sentido ese mismo complejo).

Desde luego que el cine de este danés, no es un dulcito.

Por razones ajenas a mi voluntad, sigo sin ver “La cinta blanca”; pero conozco el cine de este otro hombre y bien sé que Michael Haneke, tampoco hace películas facilitas y lindas.

Hermoso y desolador poema de José Ángel Valente (no lo conocía)

Un abrazo para atenuar la tristeza

GAB dijo...

Hola Ojos. Tu resumen es justo y equilibrado. A pesar de haber visto algun film ya olvidado de Lars Von Trier, su filmografia no es de mi agrado. Creo que como dice Georgells, hay una distancia para que uno como hombre pueda comprender ese lazo invisible entre el bebe y la madre. Ahora bien la situacion esta encuadrada en un marco cristiano, donde esta el concepto "alma", sin embargo para un Japones donde inclusive hay templos donde hay estatuillas ofrenda por las criaturas no nacidas (mizuko "infantes de las aguas" o navegantes en la transmigracion a un nuevo renacer) tal vez el dolor si bien estara como es natural, tambien puede existir una catarsis de sanacion.

Un abrazo nocturno.

La abuela frescotona dijo...

Marichuy, vende, veremos la peli...
la verdad, hoy estas como el poema, fatal, querida Marichuy, te abrazo amiga

Abraxas dijo...

Eso de la culpa es muy mochilango... Así quei culpa es nomás no haber visto la película. Habrá que expiarla invitando a una guapa chicuela a verla, y luego a hacer el amor... Eso si, sin escuincles gateadores y ventanas peligrosas.

mario skan dijo...

Hola Marichuy: por mi culpa, por mi culpa por mi gran culpa reza el credo , no alcanza con una sola vez en una gran culpa y luego sigue: por eso ruego... así nos vamos directamente al infierno. Por eso preferían la flagelación a la pesada culpa, luego de unos auto-latigazos se puede conciliar el sueño.
De acuerdo con vos, si no hubiera sido que estaban haciendo el amor la culpa directamente no hubiera existido pero como estaban ocupados en algo "superfluo" aaahhhhh, directo al infierno.
La religión es la culpa sino quién creería?
Buenísima tu reseña y corona este post el joven Borges de amores no correspondidos.

marichuy dijo...

Gab

Lars Von Trier no es, ni remotamente, un cineasta fácil ni para todos los gustos. Pero eso no obsta que sea un realizador talentoso e interesante, alejado de los cánones hollywoodenses (y con eso ya me ganó -je).

Cierto, el marco juedeo-cristiano en el que hemos crecido, nos ha imbuido -desde antes de nacer- tanto atavismos, tabúes y prejuicios, como la noción de la culpa. Y desde ahí, en esa fantasiosa historia de Adán y Eva (por más que uno la deseche) creo que la culpa ha sido más cargada hacia el lado femenino.

Arrastro muchas ignorancias, pero pocas tan grandes como la referida a la cultura japones: un mundo tan ignoto como inasible (salvo parte de su cine).

Así es, yo también creo que la circunstancia en que ocurre el accidente, determina el grado de culpabilidad sentida por la madre.

Un abrazo

marichuy dijo...

Querida Abuela

¿Por qué fatal? ¿o será fatalista?

Un abrazo

marichuy dijo...

Abraxas

La carga más fuerte, es moral-religiosa y si a ello sumas las cuentas que nos pasa la sociedad...

Si, eh... de preferencia sin ventanas abiertas, ni bebés gateadores al rededor.

Ivanius dijo...

Marichuy

De la película no puedo hablar, porque no la he visto (mi autoexilio cinematográfico, ahora menos riguroso, a veces funciona como vicio). En cuanto a la culpa, creo que su pésimo manejo por los "cadeneros del otro mundo" (y de éste) se aleja mucho de la enseñanza trascendente de la tradición judeocristiana... Oriente tiene una visión que puede ser más esclarecedora: allí se habla de inquietud, desasosiego, falta de armonía. La culpa esclaviza sin remedio; el desasosiego apunta hacia la calma.

QUANTUM dijo...

Sí, Marichuy, haré eso. Aunque me había emocionado la idea de que estaba en cartelera.

Disfruta el día, está templado !!

Ju dijo...

Marichú,

Estuve pensando, y se me ocurren 2 nociones de culpa, una que me parece muy negativa y otra que me parece positiva.

La primera, como Ud. menciona x allí arriba, vinculada a la religión, y más ampliamente a las prohibiciones y mandatos en general, su quebrantamiento y posterior aparición de la culpa. Ésta para mí es una culpa bastante negativa.

Por otro lado, me parece que hay una culpa "positiva" que tiene que ver con sentir que se ha hecho/se ha actuado mal con alguien. Y éste sí me parece un sentimiento razonable y necesario. Y éste es el que creo que "brilla por su ausencia" en nuestros días...

Una abrazo grande!!

Jul (contenta luego de escucharlo a Lula hablar sobre las Islas Malvinas en la cumbre de presidentes en Méx)

El Diablo Des. dijo...

Creo que definitivamente seria una culpa diferente de haber estado trabajando en lugar de teniendo sexo. La culpa es aprendida y por lo tanto varía según las situaciones. Si fuera instintiva, tendría una reacción inicial predeterminada. Nadie nace teniendo conocimiento del bien y el mal.

Angeek dijo...

Pues tendré que verla completita.
Parece que cumplió con su máxima: provocar.
Tengo la impresión de que usa la culpa desde otra perspectiva diferente a la religiosa. Suena más a angustia. ¿Se habrá leído los mamotretos freudianoslacanianos sobre el tema?
¿Y quién es el anticristo? ¿Ella?

marichuy dijo...

Mario

Jajá, ¿será que después de la autoflagelación (física), uno duerma mejor? Yo... prefiero no averiguarlo.

Gracias, aunque esto dista mucho de se runa reseña; sólo extraje un elemento importante del filme. Y me faltó mencionar lo que apunta Emilio: las actuaciones son estupendas, en especial la de Charlotte Gainsbourg.

Saludos

marichuy dijo...

Ivanius

Creo que es mereced alas enseñanzas y manipulaciones de la tradición judeocristiana, que uno padece la culpa como una condena… a veces de cadena perpetua.

Saludos

marichuy dijo...

Quantum

Pues mira, ojalá se estrenara en pantalla grande, pero temo que nuestra sujeción a los dictámenes hollywoodenses pudiera influir en que no pase así. El filme ha sido olímpicamente ignorado por el mainstream hollywoodense; un ejemplo, para quienes creen en la parafernalia de los oscares: Charlotte Gainsbourg merecía una nominación al premio de mejor actriz, mucho más que varias de las nominadas.

marichuy dijo...

Jules

Pero eso, más que culpa, sería hacerse responsable por sus actos ¿no?

Supe lo del apoyo de Lula y Castro a la Argentina en torno al diferendo de las Malvinas; bien por ambos (ya sabe que Lula es mi hombre del año). Y por ahí me enteré del round entre Álvaro Uribe y Hugo Chávez (luego te digo, vía e-mail, lo que pienso sobre este asunto)

Un abrazo

marichuy dijo...

Diablo des…

Pues sí, yo pienso igual; lo que nos lleva -aún cuando el Director no tuviera un punto de vista propiamente religioso- a la noción del pecado

La culpa desde luego que nos es inculcada y muy bien por cierto; el adoctrinamiento empieza en la más tierna infancia.

marichuy dijo...

Angekk

Sí, tienes que verla… para que me des tú opinión (casi profesional, je)

Yo no digo que, en el filme, la culpa sea manejada desde el punto de vista propiamente religioso; lo que dije, es que buena parte de la crítica detractora parecía hecha desde la moral cristiana y no desde el punto de vista cinematográfico

Sobre tu pregunta acerca de Freud, yo creo que sí. Durante el Festival de Cannes de 2009, Von Trier dijo, palabras más palabras menos, que cuando filmó “Anticristo” estaba pasando por una profunda crisis y que hacer el filme… le sirvió como terapia. Tú dirás.

Y sobre quién es el Anticristo… te digo algo, luego ves el filme y decides:

Primero. Entre las muchas criticas detractoras, no pocas hacen alusión a la misoginia de VonTrier y bueno aquí ella es quien padece más

Segundo. De alguna forma, el personaje de él, el psicoterapeuta marido de Charlotte, queda como una especie de “redentor” (amén de manipulador, diría yo).

Yo necesito volver a verla, por cierto, porque me he quedado con más de una pregunta.

Saludos

karenina dijo...

chaz! marichuy...tu hablando de culpas y ausencias y en este momento mi estado de ánimo no es el más placentero...quisiera sentirme ausente, lejos de todo y de nada, como más de una ocasión tu divagación es como anillo al dedo...abrazote!

marichuy dijo...

Kerenina

Huy qué mal.

Dicen, y creo que algo de verdad hay, que de vez en vez es bueno alejarse de todo y ver más hacia uno mismo. Y que después de esto, las cosas -problemas y demás- se miran desde una perspectiva distinta.

Un abrazo

jess dijo...

Creo que las causas de la culpa van cambiando conforme nosotros mismos vamos cambiando.

La culpa de hacer travesuras, de decir mentiras "blancas", de comer carne en viernes de cuaresma, ja!, de romper alguna promesa, de comer una mordida extra de chocolate, por matar a un animal pequeño, de perder un juicio por un error garrafal.

No he visto la película, pero todo lo que tiene que ver con muertes de niños la verdad me trauma...

:/

... ahhhh del chico Bubblé.... me súper mega encanta "Save the last dance for me"... el día que me case, será mi vals. :D

Un abrazotototote mi estimada Marichuy!!

Marina dijo...

La verdad es que algunas veces he pensado en esto de que las mujeres sienten más culpa que los hombres. Pero no llego a una conclusión porque creo que soy bastante exponencial a lo que culpa se refiere. Un caso a tratar, vaya a saber uno desde donde nace. Es un sentimiento vacío e inconducente, a mi modo de ver.

Sobre la película: sólo tremenda.

Y sobre el poema de Borges, que no conocía, me encantó por su claridad y creo que lo voy a guardar por su algún día vuelvo a sentir esa desazón. Creo que puede ser de gran ayuda!

Un beso, marichuy!

marichuy dijo...

Jess

Aunque la muerte del pequeño hijo es el origen de todo (o el pretexto, para la puesta en marcha de la desbordada imaginación de Von Trier; con el danés nunca se sabe), el filme no lucra con esto. O eso me parece a mí.

Ahora, sobre esas "culpitas" que mencionas, para mí, son casi inocentadas. Yo me refiero a la CULPA que carcome y que, no pocas veces, trastorna. Lo demás... son gajes del oficio de vivir.

Bubblè es bueno... en su estilo y tiene una voz muy grata.

Un abrazo

marichuy dijo...

Marina

Yo también he transitado por etapas en las que he sido presa fácil, dúctil y maleable, de la culpa. Para luego, como vos decís, irme al extremo, hasta el grado de eximirme, yo solita, de toda culpa, real o ficticia, heredada, impuesta o adquirida.

Anticristo, tremendo; por momentos lo es, tanto como tremenda me pareció la actuación de Madame Gainsbourg.

Nomás porque te gustó, te dejo completo el bello poema del Magíster Borges.

Un beso

"Habré de levantar la vasta vida
que aún ahora es tu espejo:
cada mañana habré de reconstruirla.

Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido, iguales
a luces en el día.

Tardes que fueron nicho de tu imagen,
músicas en que siempre me aguardabas,
palabras de aquel tiempo,
yo tendré que quebrarlas con mis manos.

¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un sol terrible, sin ocaso,
brilla definitiva y despiadada?

Tu ausencia me rodea
como la cuerda a la garganta,
el mar al que se hunde"

[Ausencia Jorge Luis Borges]

jota pe dijo...

-- la unica Culpa que he conocido era una chava en la secundaria que le decian asi porque "nadie se la queria echar"; pero bueno, perdon por el chiste tan malo pero este tema es demasiado solemne. En realidad la culpa tiene mecanismos ajenos a la naturaleza humana, diria que es mas bien cosa de esclavos: un grillete que te imponen los otros para limitarte tu potencial; no he visto la pelicula pero suena harto interesante, aunque la verdad no veo peliculas tan negras (es que lo que me ilumina es esta cochina vida), pero aun asi intentare seguir tu recomendacion. Que bien que hayas regresado a este vicio tuyo del cine, besos!!!

marichuy dijo...

Jota-Pechocho

Lo peor, me parece, es que en no pocas ocasiones uno mismo se "auto-impone" el grillete culposo.

Sobre mi vicio y en particular "Antichrist", fíjate que no es tan oscura, creo. Es, sí, un filme inquietante, distante desde luego de "Dancer in the Dark". Pero, pues al gusto; uno lee y ve cines (y muchas cosas más) desde su background personal, por lo que habrá quienes no lo soporten, así que mejor no intentarlo.

Besitos

jordim dijo...

Von Trier es como Haneke, no está dispuesto a que un publico nefasto le fastidie una buena película.

MauVenom dijo...

No... si hubieran estado trabajando o en otra situación menos placentera (o animal) la culpa hubiera existido pero sería distinta

quizá hasta un poco menos

porque estamos educados (o será conscientes?) a que no es lo mismo perder por estar riendo que por estar llorando... creo que esto me lo he preguntado varias veces sin tener la voluntad de adentrarme en el tema problablemente por temor

la culpa es un tema grandioso... horrendo... especialmente rico para los que vivimos en un mundo judeo-cristiano... pero va más allá

siempre me queda la duda, qué tanto será inventada y qué tanto es importante para frenarnos y hacernos mejores

aunque cierto es que hay quienes parecen no sentirla ni tantito.

Beso

marichuy dijo...

jordim

Buen paralelismo. En un descuido, Michael Haneke, aún sin tanto despliegue visual, puede resultar incluso más contundente ("La Pianista") y perturbador que Von Trier. Y ambos cineastas, acostumbrados a generar polémicas, a veces hasta de manera involuntaria (en el caso de Haneke).

marichuy dijo...

"porque estamos educados (o será conscientes?) a que no es lo mismo perder por estar riendo que por estar llorando"

Mau

Yo diría que más bien estamos condicionados; como si el placer y/o las pequeñas dichas, fueran algo por lo que debe pagarse un alto precio.

Creo que hay de los dos: la culpa como inducción moral judeo-cristiana y hasta social y otra que es más un mecanismo interno. Casi como de autocensura. Pero cualquiera que sea su naturaleza, es un asunto denso y terrible.

Un beso

e. r. dijo...

hola, marichuy!
hace poco vi esa peli. creo que el efectismo del director cansa un poco, y me parece desconectada de la trama mucha parte de la peli, además de estar sobada de seudo psicología demasiado yanqui.
pero lo que apuntás es muy interesante.
un placer leerte como siempre.
besos

W dijo...

Por mi culpa... por mi culpa... por mi gran culpa...

top... top... top... (onomatopeya de los golpes de pecho)

Y así nos educaron....

Ahora deshaz siglos de "cocowasheo"


Besos sin culpa

La abuela frescotona dijo...

Marichuy, veré la peli...luego te cuento, con propiedad-
todos están prendidos con el tema, veré si la encuentro por aquí.
abrazos amiga

Potter dijo...

Querida Cuando ví Antichrist de Von Trier en Diciembre (por un albur del destino un amigo tenia el estreno para críticos y periodistas) Quedé impactado… pues a decir verdad Mr. Lars no había visto nada, y pensé (lo que todos piensan) que Damian había regresado con un director que le encantaban las trilogías.
Ahora bien, la angustia y el oprobio que sentí era comparable con ese sentimiento de culpa por las ignominias generadas en otros por no amar y no decir que nunca se podrá.
Pero mi querida es el sexo, el elemento más poderoso que tenemos los seres humanos, y no el poder, porque por el sexo se ha llegado al poder, por el sexo se han nombrado políticos en cargos destacables, por el sexo se han acallado vilipendios, pero por alguna razón que radica en las estructuras culturales, el sexo lo envuelve un halo de pecado inherente.
Y tu pregunta podría encontrar respuesta ahí, pues no se sentiría culpa tan poderosa, si ella hubieses estado tejiendo una bufanda a su bebe.
Felicidades por estar tan, tocada por la peli… Las imágenes y la velocidad de las tomas es desquiciante.

Un beso mi reina

Strika dijo...

Querida:

Yo no sé si la culpa sea algo de género. No creo, pues conozco a hombres más azotados que muchas mujeres. Más bien es un rollo de la cultura judeocristiana.

En cuanto a la peli, la verdad es que no pienso verla. Hace tiempo que decidí que no vería nunca más una película de Lars von Trier (después de haberme chutado ya varias de sus películas). Es un buen cineasta, pero me parece un tipo bastante enfermo y perturbado. Sus películas me parecen malsanas. No es que sea fan del cine hollywoodense con finales felices, de hecho me gusta ver cosas fuertes y provocativas, pero Trier me parece que se pasa. La verdad no me interesa pasármela mal en el cine. Y no hay una sola película de Trier en la que no me la haya pasado francamente mal y que no me haya dejado por días con un sentimiento malsano. De hecho, el tipo es muy inteligente, no se lo voy a negar, pues sabe provocar todos esos sentimientos. Pero como dices, sus películas no son para todos.

Un beso

marichuy dijo...

Ever

En efecto, de pronto las imágenes pueden resultar confusas... ¿pero psicología yanqui? Ahí sí tendría mis dudas. No sé mucho al respecto -en materia psicológica yanqui-, por lo que de los gringos sólo conozco su manía a publicar libros de autoyuda del estilo "Las mujeres que aman demasiado" (en pocas palabras nada memorable, ni digno de seguir). Yo diría que Von Trier es más freudiano.

Saludos

marichuy dijo...

Mi Work's

Por los siglos de los siglos... pero no diré Amén, je.

Besos

marichuy dijo...

Querida abuela

En un descuido, usted tiene mucho más criterio que varios sesudos críticos. No que se vaya a enamorar de la película, porque, lo repito por enésima vez, no es un filme lindo y dulce, sólo digo que es posible que usted no caiga en las descalificaciones lapidarias que ha seguido buena parte de la crítica mundial.

Un abrazo

marichuy dijo...

Potter

Parece increíble ¿verdad? que en peno Siglo XXI el sexo siga revistiendo ese imagen/idea que mezcla el pecado, la culpa, el arrepentimiento y hasta la "suciedad"

Yo, ya lo decía en alguna de mis respuestas, pienso igual: mucha de la culpa que ella siente, nace de la circunstancia en que se produce la caída del pequeño.

Un beso

marichuy dijo...

Querida Strika

Uno habla, siempre creo, desde su experiencia, y la mía está formada por muchos ejemplos femeninos, graves no pocos de ellos. Hasta ahora no me he topado con un hombre que sufra por la culpa.

Sobre el film, querida, gustos y experiencias son gustos y experiencias. Punto. No digo que Von Trier sea el cineasta de mis amores; nada más lejano. Lo que traté de decir aquí, es que después de leer sobre las reacciones negativas, vomitivas, a este filme, yo me esperaba algo mucho más terrible y dantesco.

A mí, Von Trier me parece un tipo polémico y talantoso, cuyo cine resulta dificil de encarar a la primera. Y sobre todo, alguien completamente alejado de los cánones impuestos por Hollywood, tal como Michael Haneke; ambos cineastas, en efecto, huesos duros de roer.

Un ejemplo de cómo, a veces, los filmes insoportables no necesariamente tienen que ver con "cine provocativo" o "depravado: una cosa llamada "No te metas con Zohan, un bodrio supremo que en lo personal me resultó infinitamente más nauseabundo (además de ser el epitome de la estupidez) que "Antichrist" (al punto de que me salí del cine porque no lo soporté)

Un beso

saqysay dijo...

Cuando gozaba de tiempo(ahora ya lo perdí). Me dediqué a verla. La primera escena, cuando éste pequeño cae al vacío. Es fuerte, pero no lejana de la realidad. No hace muchos días una pequeña de tres años cayó de la terraza de su departamento, en la capital.
Como dice mi Madre, con los pequeños debes tener mil ojos.

Creo que para una Madre, no es fácil similar la caída/muerte de un hijo. Ya sea, por accidente/culpabilidad. Soy una convencida que las cosas suceden por algo. Si mal no recuerdo es la madre (Charlotte Gainsbourg) quién parece no tener una infancia feliz, tampoco una vida en el pasado. Es toda una suma de hechos.

Emocionalmente las mujeres somos más sensibles frente a estos hechos. Pero creo que los hombres son menos expresivos, por ende les afecta más. Ellos pueden ser fuerte físicamente, pero emocionalmente son más débiles... Creo...



Cariños, estresantes!!

PD:Todos sufrimos "de culpa", dependiendo de las circunstancias - motivo -razón.

saqysay dijo...

A todo esto, cuando finalizó. No me agradó. Creo que las criticas se hicieron sentir por las escenas, más que por el contenido.

marichuy dijo...

Saqysay

Pues sí, suena un poco a cliché, pero yo también creo que las mujeres -generalmente- somos más emocionales, por lo que exteriorizamos con mayor amplitud el dolor, la rabia, el desasosiego.

Y bueno, como alguien ya apuntaba por aquí, la relación madre hijo, es mucho más cercana y por ello, la reacción ante un hecho así, es mucho más fuerte... con las excepciones del caso, desde luego.

Creo que las críticas fueron un poco por todo. Algo que mencionaba Strika aquí, es una opinión compartida por cierto sector cinéfilo: que Von Ttrier es un cineasta perturbado y por ende, su cine también lo es.

Un beso

malbicho dijo...

cargo culpas cual jorobas, pero bueno, hasta de cargarlas me culpo

voy a aprovechar la primera oportunidad que tenga para ver la película, justo antier me enteré de un caso similar, aunque el niño murió de meningitis y la madre trabajaba, lo cual hizo que el padre culpara a la madre hasta lograr que ella se fuera a vivir con un exnovio (me enteré por el exnovio, justo), finalmente él mismo le recomendó que volviera con el marido cuando éste la buscó pidiéndole perdón... años después, ella veladamente le reclamó que la hiciera volver a ese matrimonio, queriéndole fincar una nueva culpa a él, curioso, no?

lamento llegar tan tarde, no he tenido tiempo de conectarme ya

marichuy dijo...

Bichito

No creo que seas la única; pareciera existir una especie de chip, en ciertas muejres aclaro, que no hace culparnos... hasta de las culpas d e otros y encima, claro, sentirno culpables por sentirnos culpables.

La película (advierto, para que luego no me vengas a reclamar -je), por momentos puede resultar muy perturbadora, pero no deja de ser interesante y, me repito, la actuación de ella es sobrecogedora.

Lo que en cuantas, caso de la vida real, es una tragedia no tan inusual en nuestra sociedad.

Un abrazo

Champy dijo...

COMADRITA Adorada....

si sabes cuan gorda me estás cauyendo por esto verdad????

En Berlin estaba a la renta pero no a la venta...podrá creerse esto???

Ok.

Culpa.

Si, si la he sentido y por multipleas razones, y es curioso y...conrtradictorio?

En el plano familiar años y años cargué con la culpa de todo, si mis hermanos eran unos brutos, si a la familia le iba mal, si la reuníón tal era un éxito, si....

Hoy me vale un reverendo pepino lo que la "familia" haga con su tiempo con su espacio con sus vidas y con sus traceros.

Y ya no siento culpa...al menos no por eso ni por ellos.

De amores?

Menos!

En mi ranchito tengo "Mala" fama de eso, de claridoso y de mandar derechito a ya sabes donde a quien no quiero para compañia de mi vida! Para mi es mas culposo engañar a alguien fingiendo u haceindo creer, a decir con todas sus letras: No me gustas! No me interesas! No te quiero!!!!

Dice Violetta que hasta un club de despechados formaron, pero esa desgraciada nomás por joderme no tanto porque sea verdad.... y si así fuera, tampoco me provoca ningun sentimeinto de esos latigosos.

Hace cosa de 18 años..... yo paseando en una bicileta a mi sobrinito de quizá 2 años, la sentí horrible.

La criaturita metio su piecito en un lugar donde no debía (no se como nonbrar esa área de la bicileta)...lloró gritó sufrió horrible.... y yo nervioso ante su dolor me apenejé (un poquito nada mas).... y sentí culpa.


Pero era una culpa inocente, porque las hay inocentes y macabras, perversas y elucubradas, maquiavélicas y hasta estúpidas....

La gente que mas detesto es la que vive achacando culpas.

Respecto al film de LVT....

Que te puedo decir.

Que eso te pasa por andar haciendo caso a esos imbéciles que se sientes Dioses de la cinematográfia y todo juzgan y señalan (ahora si que) con el dedo..... yo por eso a esos weyes me los paso ya sabes por donde, y si dicen que mi cuñis está loco yo mas lo apoyo.

Normalmente esos juicios suelen venir de mentes pequeñitas....pero son más pequeñitas las mentes que los siguen....

Oyeme bien multa: Tu no hagas caso de nada ni de nadie, solo de tu conciencia.

2046 besos libres de culpa.

Lulu dijo...

Srita Marichuy...

Ya se me hizo vicio venir a verla...
Empiezo por decir que no he visto la película. Luego de su análisis, me da poco curiosidad, como no sea por apreciar "el arte" de la puesta en escena, el manejo de los colores, la música... esas cosas que hacen que una historia vulgar (o extraordinaria) pueda parecer extraordinaria (o de lo más vulgar) por la pura intervención de un sabio director.

Así que, obviado ese detalle, pasaré a hablar del tema de su post: la culpa. Y especialmente de su pregunta:"si en lugar de estar haciendo el amor a la hora que su bebé cae por la ventana, Ella hubiese estado trabajando, escribiendo, etc., la carga de culpabilidad y posterior tormento, habrían sido iguales?"

Con toda la profunda certeza que me da haberlo vivido en "carne prestada" (gente que conozco) y la mía propia, no.

Por la sencillísima, simplísima y maravillosa razón de que el mundo entero, oriente y occidente, atribuye roles diferenciados según el sexo del individuo y, a veces, hasta en contra de su naturaleza.

Ah! sí! está "mejor visto" que sea muy activo un niño de 5 años qu euna niña de la misma edad. Pero, si la naturaleza del niño es ser tranquilo y sutil, los padres, los tíos, los abuelos y los adultos de su entorno lo "empujarán" a parecerse a otros niños "anda con tus primos, por qué no vas a correr al jardín como ellos?"

Y, está de más decirlo, a una niña inquieta, que preferiría correr en el patio con los primos, se la forzará, contra su voluntad, a jugar en la casa, con las otras niñas, a las muñecas o el rompecabeza o cualquier actividad "propia de niñas".

Como si hubiera algo de normal en ser tranquilo o activo según el sexo. O vestir de tal o cual color. O asumir tal o cual responsabilidad en la vida adulta.

El tema es largo, larguíiiiisimo. El libro más documentado en cuanto a las observaciones que, como resultado, da la educación doméstica y pre-escolar en un grupo de niños pequeños, se resume en el libro de una autora italiana que tiene por título "por amor a las niñas pequeñas". Yo lo leí en la versión en francés: "par amour aux petites filles". La autora no la recuerdo. Le dejo el datito por ahí.

Así, por esa maravilla de la "división de tareas y roles por sexo, tenemos qu e ala mujer SIEMPRE se le atribuye el "instinto maternal". Que no es más que un viejo asunto aprendido desde la más tierna infancia. A un niño varón de 3 años le enseñamos a cargar una muñeca, como a una niña de la misma edad, y lo hará de la misma forma que el adulto que ambos imitan. Lo he comprobado. Y me he enfrentado a más de una aaaardua discusión familiar porque pretendo "mariconear" al muchacho. Argumento que termina con un "¿el día que tenga sus propios hijos, no tendrá que cargarlo en brazos? Y eso, segura estoy, no hace menos viril a un hombre, no?"

Duro, muy duro. Y no es novedad: muchas mujeres fomentan la conducta de la división marcada de tareas en función del sexo del individuo que educan o con el que ocmparten vida.

Me gustan los hombres recios que saben serlo cuando la situación lo amerita... y que lloran sus penas cuando deben hacerlo. O que al menos se me recuestan en las piernas y sostienen un laaaargo monólogo de preguntas y respuestas oralizadas, todas desde y hacia ellos mismos. Sin rasgos atávicos de rigidez y superioridad.

Me gustan las mujeres que asumen sus puntos positivos y hacen frente a sus puntos negativos con toda la determinación de quien sabe que algo encontrarán para salir dignamente del atolladero en que están. Sin gritos histéricos ni lágrimas de desespero.

Me gustan los individuos. Los que saben qué les queda bien, qué les queda mal, qué es lo que mejor les queda y qué no, en qué son útiles y buenos y en qué son imperfectos y necesitan ayuda. Me gustan los individuos.

Y la culpa, como las tareas en función de los sexos, es asuntos aprendido...

marichuy dijo...

Champy

Querido, en mi descargo diré que mientras la veía pensé en ti, me acordé de lo mucho que habíamos platicado al respecto aún sin haberla visto. Sólo te diré que Charlotte Gainsbpurg... está sublime; la mujer se merece todos los premios de actuación habidos y por haber... y mira que él es un gran actor, pero aquí ella le gana.

En cuanto a la culpa, pues como el despecho: creo que hay una época en la que ninguno de nosotros somos inmunes a ella y hasta cargamos con culpas que ni nos van... pero todo pasa y llega un momento que para poder sobrevivir, aprendemos a ser más duros y a desechar culpas... aunque algunos se van al extremo.

Volviendo al filme de LVT, el prólogo es sublime; me fascinó (creo que la fotografía, desnuda y desprovista de artificios, más la exquisita música, hicieron su parte).

No niego que hay escenas que si resultan profundamente perturbadoras y por eso repito mi frase festivalera: "cada quien su cine"... y todos contentos.

Besitos

marichuy dijo...

Lulú

Me da mucho gusto su regreso y hasta me ruboriza su estupendo comentario; tan bien argumentado, desde puntos de vista sólidos. Y sin haber leído ese libro que usted recomienda, creo que no podría estar más de acuerdo: desde niños nos educan de manera sexista y hasta homofóbica, diría yo y nos van imponiendo roles un tanto artificiosos, con lo cual reprimen nuestro desarrollo normal. Y claro, mirado así, es entendible que el personaje de ella sea rebasado por la culpa.

A mí también me gustan ese tipo de hombres y mujeres que vos mencionas.

Y nuevamente sobre la culpa, es una imposición; casi como una forma de represión judeo-cristiana y no sólo eso, sino también desde un punto de vista más amplio, el social.

Saludos y gracias por pasar

Fernando dijo...

Mi psicoanalista me tiene terminantemente prohibido a Von Trier. No obstante, no le hice caso cuando fui a ver Rompiendo las olas y Dancer in the Dark, magníficas y terribles. Y desde entonces he sido muy obediente.
Por suerte, tengo un pericardio muy duro, y hasta la fecha la Culpa no ha podido profundizar. Pero ya veremos.
Un abrazo.

Kyuuketsuki dijo...

Ju, la culpa, que tantas veces ha guiado mi vida llevándome a hacer las cosas equivocadas. Y eso viene de la "educación" cristiana, el hecho de sentirte culpable hasta por ir al baño.

Concuerdo: "Antichrist" es bastante menor en fuerza a, por ejemplo, "Saló o los 120 días de Sodoma", auténtica película para escandalizar en serio...

marichuy dijo...

Fernando

Y seguro tu psicoanalista te prohibiría, especialmente, ver Antichrist: no fuera ser que te perdiera, je. El peonaje de él... es su colega y, a mi modo de ver, alguito manipulador.

Me da gusto que la culpa no haya anidado en ti. No obstante, tú me perdoanrás, me cuesta creer que tengas un pericardio muy duro; no sé, pero en un hombre tan sensible como vos, me cuesta creerlo.

Un abrazo

marichuy dijo...

Kyuuketsuki

Vaya sorpresa; me creerás que jamás te habría creído proclive a cargar con culpas. Pero es cierto, la educación judeocristiana (sobre todo cuando es muy sesgada), es capaz de hacernos sentir culpa... hasta de haber nacido.

Uff, esa obra de Pasolini… no le he visto.

Hermes dijo...

El cínico

Hermes dijo...

El cínico en mi sule decir que las culpas no las comparto, lo mismo que los helados....

Pero la verdad es otra.

Las culpas pesan

marichuy dijo...

Hermés

Creo que más que cinismo, a veces es mero instinto de protección: la culpa carga duro.

Saludos