escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

febrero 19, 2010

qué puedo hacer yo?

"En mi sueño intenté ahogar mis penas
Pero mis penas, aprendieron a nadar"
[Until the end of the World, U2]

Lo aprendiste bien. De tanto inculcártelo, lo mismo las veneradas enseñanzas de tu abuelo, que los consejos de tu padre o las lecciones de maestros y consejeros. Y esa filosofía de vida se pegó a ti como una segunda piel. Qué digo segunda piel; se te metió muy dentro y luego, de ahí hacia fuera, fue derramándose hasta copar y signar tu modo de vida, tu mundo. Desde niño lo repetías para ti mismo y para quien quisiera escucharlo: el mundo es de los triunfadores; el resto, los perdedores, no existen. Y tú querías, te sabías obligado a, existir. Y exististe. Una tras otra, hilvanaste, primero pequeñas y luego mayores, las victorias que orlaron tu nombre y que poco a poco fueron convirtiéndose en la razón de ser, en el principio y fin de tu vida. Tanto, que a una edad en la que muchos hombres aún no tienen claro lo que harán con sus vidas, tú ya eras un viejo y conocido ganador. ¿De cuántas gestas, intrascendentes y excepcionales, saliste victorioso? No lo sé; en algún momento de tu andar perdí la cuenta y casi te perdí la pista, consciente de que jamás podría seguirte el paso.

La Victoria... todas tus victorias, ganadas a pulso; a fuerza de coraje, con el ímpetu de quien se debe únicamente a la lucha. Triunfos conquistados con la furia del que se sabe tan efímero como la Victoria; esa caprichosa y engreída dama que hoy, impasible e inasible, te ha dicho ya no más. Y te duele; te retuerces en la desesperanza, en la maldita impotencia. Claro que duele. Cómo no va a dolerte, si es como caer en seco sobre un macizo de hielo, para luego sumergirse en el frío y la soledad más hondos. Y mientras tú te adentras, al igual que el poeta, yo me pregunto ¿qué carambas puedo hacer para aminorar tu pena y tu rabia; qué, para compensar tu necesidad de refugiarte en el lugar más lejano, uno donde nadie pueda notar que el triunfador inquebrantable, en el fondo sólo es un chico sensible, urgido de un abrazo que jamás pedirá -ni aceptará-, porque hasta en su derrota quiere mantenerse incólume… sin importar cuán derrumbado esté por dentro?

“¿Qué puedo entre los poetas uniformados
por la academia o por el comunismo?
¿Qué, entre vendedores o políticos
o pastores de almas?

¿Qué putas puedo hacer, Tarumba,
si no soy santo, ni héroe, ni bandido,
ni adorador del arte,
ni boticario,
ni rebelde?”
[Jaime Sabines. Qué putas puedo -fragmento]

Qué puedo hacer yo? Nada, como no sea contradecir la máxima del insigne estratega militar, quien como pocos supo de triunfos y derrotas: La victoria tiene cien padres; la derrota es huérfana, y decirte que hoy, en tu dolorosa orfandad yo te acompaño igual, porque para mí, aún en estas horas frías, despobladas y oscuras... tú permaneces intacto.



 
William-Adolphe Bouguereau, La leçon difficule (La lección difícil. 1884) Colección privada (tomada de: museumsyndicate)

62 comentarios:

Champy dijo...

Eres la más peor de las cabronas....
.
.
.
.
.
....ni idea tienes cuanto has dolido.

Muchas, la mas de las veces ando como idiota presumiendo eso... la pureza???

Cuando ninio, yo no sabía, me traían de un lado para otro, como botín de feria, exihibiendo al ninio prodigio, al sabelotodo, al erudito, al que se sabía todas las capitales, al primer lugar en ortografía (aja!), en matemáticas, en espaniol, el abanderado orgullo de sus maestros, al orgullo de sus padres (???) de su familia (what???)....

Hace poco, luego de mi último triunfo (mi ascenso, mi victroia sobre 40 companieros-rivales) me dí cuenta del danio.... y ahí sigo. Decidí no competir más. Mi jefes, esos fascistas de los que tanto reniego tienen mis estudios psicométricos, esperando que me decida, esos que avalan que les voy a dar más, esos que dicen que mi IQ es superior al de mis patriotas, ese que ahora escondo trás un estúpido y fabricado alzheimer que me sirve para evadir...

Sabes que es lo peor de todo? que hasta a esos concursos iba yo solito, mi madre presumía desde la comodidad de su sofá...

Me inculcaron tanto el traje de Superman que tu sabes lo que batallé en quitarmelo... ahora no se que hacer......desnudo.

Dice la gran Pita, que padeció lo mismo:

Que todo morirá cuando yo muera?
Imposible pensar de otra manera...

Quitale lo que le debas quitar.

Venía feliz a decirte que Moritz pasó a mi lado... y me guinio un ojo.

Iba a soniar con él...

2046 A secas.

Abraxas dijo...

Ay wey... U2 Traducido... Sopas

Nada puedo hacer...

Jolie dijo...

Marichuy ... creo que hoy no puedo decir gran cosa, no tengo tampoco empacho en decirte que esta vez si me quede... muda

.. esa cabezita tuya saca cosas que no pueden ser tan digeriblemente sencillas y para no parecer boba creo que solo volveré a leer esas cosas que salen de la cabezita de marichuy

Canalla dijo...

Me gustó mucho cómo está escrito. ¿Quién no quisiera que un alma así le dijera esto en la hora de su mayor derrota? Byron: “al que cae de una dicha bien cumplida poco le preocupa cuan hondo sea el abismo”. Borges: “la derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce”. El verdadero luchador se repone siempre: lleva esa dignidad sobre sus hombros. Quien vea en la codiciada victoria el fin, y no la consecuencia de su pasión, sufrirá toda su vida. Un beso.

malbicho dijo...

pues yo a la victoria sólo la conozco embotellada

(te dejo un abrazo agradecido)

marichuy dijo...

Champy

Querido, lo último que hubiera querido es dolerte. Y menos, cuando andabas tan feliz por semejante encuentro... de película.

Pero qué le vamos a hacer. Aunque más que cabrona, a veces creo que para ti semejo una bruja; sobre todo cuando, a miles de km y a la misma hora, hemos pensado y sentido lo mismo. Aun así, cuándo me iba a imaginar que esto te tocaría tan cerca. Pero hay una gran diferencia: tú, en estos tiempos, estás muy lejos de la orfandad de la derrota.

Tengo la impresión, no la certeza, de que a los niños hombres se le inculca con mayor ahínco esa idea de ser ganadores en todo y por todo: el mejor amante, el mejor dotado, el más brillante, el más veloz, el de mejores ingresos, el que trae a la mujer más guapa, etc., etc. Y eso a la larga, justo cuando estás en fuera de lugar, te pasa la factura.

Besos para el frío berlinés (y la emoción del guiño de ojo de Moritz).

marichuy dijo...

Abraxas

Sólo las dos primeras líneas del último verso y según mi nada sabio entender, aunque sí, a tu amable consideración.

No estoy segura de que nada puedas hacer (¿traducir completa "Until the end of the world"?)

marichuy dijo...

Jolie

¿Tan indigestas son las cosas que salen desde mi cabecita? Ups... la verdad, para qué negarlo; creo que a veces... ni yo las digiero.

marichuy dijo...

Canalla

Gracias; casi hiciste que esta alma mía se ruborizara.

Byron y Borges, ambos, bellos y certeros en su percepción sobre la derrota. A la del Magíster Borges, casi le vi tamaños de estratega militar.

Yo también creo que después del natural desosiego, del dolor sentido en la orfandad de la derrota, el verdadero luchador se levanta.

Un beso

marichuy dijo...

Malbichito

Je, para recién haber salido del pesar que tenías, andas con buen sentido del humor.

Nada por agradecer

Te mando otro abrazo

Jolie dijo...

indigestas?? que estas comiendo para pensar eso! ... en lo absoluto marichuy ultimamente he decidido que lo que quiero leer y de lo que me quiero llenar en este mundo bloggeril es precisamente de esta clase de cosas que me permitan quedarme pensando y analizando y tejiendo cuerdamente imagenes en mi mente por muy locas, raras dificiles o interesantes


en lo absoluto eres indigesta mucho menos lo que leo siempre aqui... a veces me tardo en venir o llego al ultimo pero es porque me necesito tomar mi tiempo y estar centrada leyendo me pasa contigo, con canalla, con mau y con los poetas que andan por ahi :D


a decir verdad luego soy yo la inapetente de cosas enclenques o como se dice eso.. indigestas?


ufff que buena canción

GAB dijo...

Le doy vueltas al asunto, creo que al espiritu moderno lo distingue el pesimismo como filosofia, y el utilitarismo como etica. Al no tener el fin ultimo se decide por el fin proximo, el de uno mismo. El darwinismo aplicado a la economia, porque bien decia si mal no recuerdo nuestro "filosofo mexicano" Derbez, el triunfo economico va ligado al triunfo profesional, porque si no, uno viene siendo como una gallina sin plumas, (sigue siendo gallina sin plumas) pero no convence. Ya en termino personal, me toco criarme parte de la infancia y la adolescencia con una persona asi, sumamente brillante, conquistando los premios habidos y por haber y sin embargo en corto muy solitario, (a el le debo la iniciacion en algunas lecturas y el ajedrez) muy melancolico, y la orfandad se debia mas que a no lograr ciertas metas, a esa especie de insatisfaccion por la vida misma. No se hasta que punto sera exacto << le dolia la vida>>... tu post me hizo recordarlo, a el y una parte del poema kefiah:

"No jugaste, Todo jugaste y perdiste - Hay una melodia en tus oidos, no duermes....
ve tus movimientos lentos y doloridos en la penumbra --
quieres soltar un grito que rompa ese extasis lacerante,
un lápiz surge de tus cabellos,
nadie te respondera, ....estas solo, el mar te llama, concentras
tu atención en la fuerza de las olas, ....el silencio
opera sus oscuros presagios, la noche febril entrega tu existencia desnuda, fragmentada
y aun inocente en las orillas
Buscas un nombre, buscas la soledad de un rostro, buscas un árbol,buscas el archipiélago alucinado, de una palabra inscrita en la luz de sus manos;
buscas en la tenacidad de la sangre, el amor fortalecido por
la proximidad del peligro, el precio de la verdad
que germina en el caliz sagrado de que los que viajan
con el equipaje limitado, pero nadie te respondera
El solitario no renuncia a la soledad cuando busca, el solitario
conoce el aliento del chacal en el abrigo de la noche, las luces
contra los lobos por el fuego de la salvación, la solidaridad del silencio; el solitario contempla la renuncia de una palabra por la limpidez de la pagina
y ama la imparcialidad de quien se acusa inmovilizandose en la discusion de los enigmas
el dolor marco definitivamente la vida, no hay salvación
posible, un corte brilla
del bloque calcinado de esa agua hirviente,la red de preguntas que podrían detener la corriente de protestas que corre en las venas,
una red de frío ocupa tus pensamientos, un ardor
invisible a nuestros ojos,
no responde a nuestras preguntas
ancestrales, Al legado de llorar
han sido heredadas por el deseo y la ansiedad: el conflicto está abierto, la decepción, el abandono es el ave de la incredulidad que te aplastó el cráneo, el halcón
que sube del abismo y la amplia cumbre de la montaña y que vuelve al polvo, al pánico de la caída,
A la fuerza del impacto sobre el suelo, como si llevasemos sobre los hombros el peso del mundo..."

saqysay dijo...

Mmh?... Adoro tus escritos, pero no a U2, es como decir, amo la canción, pero no al cantante... en fin, espero que me logres comprender.

Victorias, no recuerdo cuando tuve una, o tal vez, nunca la he tenido, ni lo logre. Personalmente creo que los hombres son educados/nacidos para competir en todo, contra si mismo.

Cariños, abrazos, ya más relajada!!

Fernando dijo...

Qué cierto: la victoria tiene cien padres. Es decir, es hija de padre desconocido. O también, como dicen ahora en las películas gringas: defíname victoria. Tiene nombre, pero no apellidos.
No soy quien para decir nada, pero me parece que en este caso la sensibilidad es toda de quien compadece, no de quien es compadecido y rechaza un abrazo.
Uno, grande, para ti.

marichuy dijo...

Jolie

Jeje, no creas, a veces ni yo me entiendo; es decir, ni yo alcanzo a "digerirme" por completo.

Ya quisiera yo ser inapetente; al menos en ciertas cosas. Pero qué va, por ejemplo, a esta hora -a las 6:20 de la mañana- lejos de inapetencia tengo antojo de un café amargo e hirviente, acompañado de un trocito de chocolate amargo. Hazme el favor, qué horas son estas para tener semejantes antojos (de los otros, impublicables, mejor no hablamos).

Gracias por regresar.

marichuy dijo...

Gab

¿"El filósofo Derbez"? ¿Te refieres al actual titular del INEGI? Santa Madre, con razón el país está como está... si esos son nuestros filósofos...

Creo que más que la derrota o la falta de triunfos económicos, la derrota que más duele es la relacionada con algo parecido a lo que dices de tu amigo: el sentirse dolido con la vida. Algo que para mí, es mucho más profundo e importante que las gallinas desplumadas, del inenarrable panista ese que mencionas.

Hermoso poema; no lo conocía gracias por dejarlo aquí

Un abrazo

marichuy dijo...

saqysay

Esa canción en especial, me gusta mucho; pero estoy consciente que ahora todo mundo regurgita a Bono; sin embargo, yo no puedo evitar gustar -mucho- de su voz.

La Victoria no necesariamente es laureles y medallas; más bien, la veo como una metáfora de la vida, de la sobrevivencia, del poder seguir adelante en este mundo hostil, sin claudicar en el intento.

Un beso

marichuy dijo...

Fernando

Cierto, la Victoria es un poco como un hijo bastardo cuya paternidad se adjudican muchos.

A veces, el caído, disfraza, oculta, su dolor y su vergüenza, tras una gruesa (e infranqueable, en no pocas ocasiones) capa de orgullo. Y es que el dolor, es también, un arma de dos filos.

Un abrazo para ti

Stanley Kowalski dijo...

Viene fuerte el viernes! Espléndida forma de contar y de transmitir emociones. No me voy a enganchar en nada más, quiero un finde frívolo, jajajaja!!

BESOTES HERMOSA, QUE TENGAS Y FINDE MARAVILLOSO!!

GAB dijo...

No pudo evitar sonreirme ante la confusion (aunque si te lo confieso fue a proposito, hay cierto placer malsano en verte regurgitar a los panistas) desde luego que no me referia al "flamante" secretario del INEGI, LE Derbez(cosa de la que no tenia noticia por cierto que estuviera en inegi) sino al comico, elevado a "filosofo' por una de esas revistas tipo selecciones en las entradas de citas citables con la cita que comento. Lo de la gallina desplumada me hace pensar que a lo mejor tenias en la mente a Horacio Quiroga. Hay una parte en Wilde que ahorita no ubico pero donde cuenta que cuando lo apresaron y lo llevaban por la calle como un delincuente, alcanzo a ver entre la masa de curiosos, muchos tipos de gestos, algunos de satisfaccion al ver su caida, otros de conmiseracion, (el clasico pobrecito) pero entre todos un gesto le alcanzo a tocar el corazon, el de un Sr, que al verlo conducir en tan lamentable estado, inclino la cabeza y se quito el sombrero, ese gesto de genuina compasion, le hizo sentir que en esos momentos alguien lo acompañaba, en su dolor.

Un abrazo de viernes.

GAB dijo...

Para cerrar mi comentario te dejo otra parte mas de ese poema (kefiah)

"El silencio nos escucha,
Perdona al que aún puede volver, que no espera
la rendición incondicional, tu a quien pedimos para que la rueda del destino
gire para nosotros, sin ello no podremos abordar,
misericordia sin misericordia para aquellos que son lacerados
por una culpa que no les pertenece,
malditos
condenados por el bautismo de guerra que nos fue concedido,
furor enlazado a la cintura como un sable de los que nos ejecutan
y que por interposicion de nuestro nombre,
recibiran el oro por el qué jamas nos venderemos -
escúchame en silencio,

la soledad nos escucha,

porque hay un nombre definitivo que nos espera, una roca
centelleante, una canción y un magnánimo
rio en la tierra de magia y en el último sol de la angustia
que busca la estrella ignorada, el astro imposible

que se oculta en el misterio obsesivo
de nuestra soledad desesperada. "

QUANTUM dijo...

Sentir un libro en las manos y leerlo con la libertad de perder la noción del tiempo, es para mí una dicha. La misma dicha, Marichuy, que uno siente al venir a este espacio y leer estas letras.

GRACIAS !!

Mafalda dijo...

Hola, Flaquis.

Estoy en edad de decirle a mi país que a lo mejor no estoy a la altura de lo que se espera de mí.

Pero, independientemente (auchhhh, de nuevo tengo que colocar esta palabrototota, jejeje) de todo, me siento plena.
¿Derrotas?, ¡muchas!, pero lo principal es que me veo en el espejo y aún sigo reconociendo a esa pequeña rebelde y curiosa que decidió hacer lo que su corazón loco le aconsejo.

Los ideales son como los amantes, se nos escapan y nos engañan. Los triunfos son divas costosas y huecas.

Así que mi Marichuy, hay que arriesgar el pellejo tanto en vivir como en amar.

¿Sabes por qué este texto trasmina y trasmite?
Porque está narrado en segunda persona; una voz narrativa que siempre escurre entraña.

Besete para ti mi Flaquis.

Mafalda

Ivanius dijo...

Marichuy

Por eso a luchar consigo mismo (y "sobrevivirlo") se le llama con una tramposa palabra que parece compuesta a propósito: venci-miento.

Abrazo pugilístico.

marichuy dijo...

Stanley

Nada como la frivolidad (sobre todo si es "alta frivolidad"), para evadir la cruda realidad.

Un beso

marichuy dijo...

Gab

Jajá, pues sí, yo pensé en el Dr. en Economía, ex ministro de ídem y actual Presidente del INEGI. Jamás tuve en mente al cómico de Televisa (ambos, la empresa y el actor, igual de regurgitantes que los PANistas). Mi regurgite ante los actuales mochos azules, es tal que (imagínate mi desgracia), que a veces... casi extraño a Fox.

Abrazo

marichuy dijo...

PS GAB

A tu segundo mensaje, respondo con un poema dedicado a Horacio Quiroga; puro y crudo, pero que me encanta..

“Morir como tú, Horacio, en tus cabales,
Y así como en tus cuentos, no está mal;
Un rayo a tiempo y se acabó la feria...
Allá dirán.
Más pudre el miedo, Horacio, que la muerte
Que a las espaldas va.
Bebiste bien, que luego sonreías...
Allá dirán”

(Alfonsina Storni)

marichuy dijo...

Quantum

Eres amable en exceso; pero igual te lo agradezco.

Saludos

marichuy dijo...

Mafis

En este país, en este mundo, el que te veas al espejo y aún puedas encontrar a la pequeña curiosa y llena de ilusiones e imaginación desbordante, me parece, más que algo bueno, un logro remarcable. Hay quienes se miran al espejo... y ya no se reconocen.

Derrotas, unas leves y otras duras, creo que todos las arrastramos, en mayor o menor cantidad. Sobrevivir a ellas y seguir adelante, así sea dando más tumbos; no es poco logro.

Sobre el texto. Creo que fuiste tú, quien un día me comentaba que la voz narrativa en segunda persona, no pocas veces, encarna más “entraña” que la mismísima narración en voz propia.

Un besote

marichuy dijo...

Ivanius

No sé qué tan "a propo" sea la composición de esa palabra, pero sin duda, encarna esa dualidad que señalas.

El lema bien podría ser “Sobrevivir a la Victoria y a la derrota… sin morir en el intento”.

Abrazo

mario skan dijo...

Como lector asiduo de tus post me quedé sorprendido con éste. Me detuve en el poema de Sabines, en la imagen de la niña con el libro en el regazo, en el texto tan bien escrito.
saludos Marichuy

Marina dijo...

creo que tampoco sé bien qué decir más que que te leo, siempre que escribís y que parece como si dentro de tu cabeza hubiera una búsqueda del tesoro, entre preguntas, respuestas e identidad. supongo que son esas las cosas que hacen que me guste tanto pasar por acá. pero creo que tengo que volver a leer! un beso, marichuy!

Marina dijo...

creo que tampoco sé bien qué decir más que que te leo, siempre que escribís y que parece como si dentro de tu cabeza hubiera una búsqueda del tesoro, entre preguntas, respuestas e identidad. supongo que son esas las cosas que hacen que me guste tanto pasar por acá. pero creo que tengo que volver a leer! un beso, marichuy!

marichuy dijo...

Mario

Huy no sé qué decirte; será porque no tengo claro qué fue lo que te sorprendió.

Al ilustrar esta entrada con ese lienzo Adolphe Bouguereau, intentaba una pequeña metáfora: el lienzo se llama "La lección difícil"; no obstante, me es imposible definir categóricamente cuál es la lección más dificil ¿la victoria o la derrota?

Saludos

marichuy dijo...

Marina

Tal vez no sea un tesoro, precisamente, lo que busco. Pero la búsqueda es cierta, aunque no muy bien enfocada, pero la hay.

Un beso y gracias por leerme

virgi dijo...

Querida Marichuy, la vida es una continua lección dificíl, aderezada por pequeños exámenes, que si los pasamos, nos creemos que ya hemos aprendido lo suficiente. Y nada de eso, de nuevo a empezar.
Yo lo poco que he sacado en claro, es que cuanto más difícil, mejor para seguir aprendiendo. Y que como bien apuntaron antes, la frase de Borges es una maravilla:“la derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce”.
Y ahí es nuestra lucha, que seamos vencidos con la lucidez del que sabe que tiene que levantarse, una y cien veces más.
Un abrazo para ti, besos a tu cabecita, sonrisas a la preciosidad del cuadro

karenina dijo...

ora si marichuy...salio el lado contrario de lo meloso....la marichuy roja...pero que mejor el cierre con fragmento de Jaime Sabines...abrazosureño!

marichuy dijo...

Virgi querida

Bien cierto: cuando uno cree que ya lo ha aprendido, viena la canija realidad a decirle que nuca se ha aprendido lo suficiente.

En alguna parte leí una frase que más o menos decía así: caerse siete veces para levantarse ocho.

Un beso para ti

marichuy dijo...

Karenina

Ups, no entendí muy bien ¿¿por qué lo de roja??

Un abrazo

marichuy dijo...

Como Madame Moreau (Jeanne), yo también siento debilidad por los hombres (los seres humanos en sí) devorados por la pasión. Lo mismo en la victoria que en la derrota (más en esta última).

MauVenom dijo...

Me hiciste recordar la frase de Yourcenar en Memorias de Adriano

'la vida es una derrota aceptada'

la resignación es a veces el único recurso digno

y también alivia.

Sonia. dijo...

a mi muchas veces la victorias me han traido amargura y algunas derrotas han sido inexplicablmente un sagrado consuelo.

sera que tengo un sitoma raro mi querida doc?... ;0) a todos nos pasa, supongo.

un abrazote nena!

Sonia. dijo...

aaaaaaahh.. y me voy a robar tu cita de cancion...
es buena.. y como que un oco lo que necesitaba ahora!... gracias nena, gracias u2!.. jaja.

lastresyuncuarto dijo...

Algo paso con mi comentario...bueno ni hablar.

Marichuy, muchas felicidades por el hermoso texto ¿Qué puedo hacer yo? Para explicar los silencios...nada más que decir que en esta época de mi vida...no doy para mucho, pero te leo, vengo seguido a tu espacio a leerte, a ver las novedades de cine, hermosa película La Cinta Blanca...en verdad me gusto tanto.

Te dejo un abrazo

Menospausas...esa debería de ser yo y no Máspausas...en fin, feliz domingo

marichuy dijo...

Mau

Hablando de luchas, derrotas y victorias, me acordé lo que dijo otro victorioso finalmente derrotado (uno de mis favoritos, contrario a la opinión universal que lo descalifica per se), Napoleón Bonaparte, cita que además viene bien en esta entrada:

Decía el gran corso:

"las batallas contra las mujeres, son las únicas que se ganan huyendo"

(él no huyó y ya ves lo que le pasó con Josefina)

Un beso

marichuy dijo...

Sonis

Bueno, más allá de verlo como un evento derrotista, siempre se aprende más de los errores. Y lo que decía Borges es muy cierto: no pocas veces, la obnubilación producida por la Victoria hace que uno pierda la perspectiva.

Sobre tu segundo comentario, ¿te refieres a la frase de Jeanne Moreau o el título de la chanson de Serge Gainsbourg? La frase de la Moreau me parece tan cierta y la canción de Gainsbourg, toda una provocación a las “buenas conciencias (algo que en lo que encuentro un malsano placer -je-)”

Besitos

marichuy dijo...

Querida Menospausas

Es terrible cuando el blogger nos juega una mala pasada -sobre todo si, como dice el Champy, habíamos escrito casi una carta-.

Te agradezco el saludo. La película de Haneke apenas la voy a ver, pero ya que andamos en cine, te diré que “Antichrist” no me pareció merecedora del desmedido y absurdo escándalo que se formó a su alrededor (leí unas reseñas en la prensa española en las que poco faltó para que dijeran que era demoníaca y vomitiva). Y de una vez, pese a que el óscar hollywoodense está más devaluado que el peso mexicano, me parece una injusticia no haber nominado a Charlotte Gainsbourg como mejor actriz; aunque no sé por qué me extraña... viniendo de Hollywood.

Un abrazo

jess dijo...

No sé si alguna vez ya te había comentado esa anécdota universitaria de un profesor que tenía fama de ser muy buena, al cual un día sus alumnos le preguntaron: "Cuántos juicios ha perdido usted profesor?", él respondió "Muchísimos, he perdido ya la cuenta.", ellos le replicaron: "Fulanito dice que nunca ha perdido ningún juicio.", él sentenció: "Claro que es verdad eso! Fulanito nunca en su vida ha llevado un sólo juicio.".

Por otra parte, Vince Lombardi decía "Ganar no es lo más importante, es lo único.".

Siempre he creído que las derrotas son necesarias, pero no soy de las que las acepta sin respingar, sino que aspira a volver a intentarlo para mejorar el posicionamiento.

Tu post de ahora tocó una parte de mí que tengo olvidada y es hora de desempolvarla.... :)

Lindo domingo mi estimada Marichuy!!
:)

Noesperesnada dijo...

Muy bueno, pero muy bueno, da gusto leerlo y el final de antología, ella esperándolo comprensiva y sensible para guardarlo entre sus brazos -como siempre añoró- para siempre...

marichuy dijo...

Jess

Decía un maestro en la Universidad que impolutos e inequívocos, sólo los muertos o, en su defecto, los que nunca han intentado hacer nada, lo que se dice nada.

¿Who is Vincent Lombardi? Anyway, lo mismo dicen la mayoría de los deportistas y corredores de Fórmula Uno.

Así es, la dignidad en la derrota no significa aceptarlas sin un respingo.

Un abrazo

marichuy dijo...

PS Jess

Ya supe quién es el Sr. Lombardi. Usted perdonará la ignorancia, pero como el fut americano es una de las 50 millones de cosas que me tienen sin cuidado, no lo conocía.

marichuy dijo...

Noesperesnada

Gracias por la visita y su amable comentario

Saludos

tnf25 dijo...

Dicen que la victoria es Ali de efímera para que no te canses de buscarla, la derrota es amarga solo para quien no sabe tomarla como se debe, pero eso si aprender a tomarla cuesta mucho…

marichuy dijo...

Toño

Ojalá la derrota pudiera sobrellevarse, siempre, con la entereza y dignidad necesarias, para no ser arrastrados por ella.

Angeek dijo...

Cuando no se piden ni aceptan abrazos solidarios no hay nada que hacer...sino esperar a que "integre" el fracaso o se desintegre...
Me gusta lo que dices ahí arribita: entereza y dignidad...hacen mucha falta.

jota pe dijo...

-- lo malo de ser un perdedor nato es que nunca te van a apapachar tan bien!!! Besos Marichuy!!!

marichuy dijo...

Angeek

Pues sí, a veces hay que respetar el silencio y retraimiento de las personas.

Entereza y dignidad... y a veces faltan.

Saludos

marichuy dijo...

Jota-Pechocho

Huy, qué dramático es usted. No será para tanto.

Besitos

W dijo...

Y a veces es mucho más difícil acompañar en la victoria sin caer en las garras de la envidia....

Besos nada envidiosos

marichuy dijo...

Work's

Cierto... y triste.

Besitos

Georgells dijo...

Marichuy: Tarde, como es mi costumbre, llego a un debate terminado. A una discusión cerrada, acaso desde el principio, pero a la cual entraron (y entro) cual hienas, todos quienes vemos en la exposición de la carne viva un festín.

Hoy sentí la envidia (ni mala ni buena, sólo envidia), de quien lee para otro, lo que alguna vez hubiera querido leer para sí.

De su joven triunfador, no se preocupe. La victoria es veleidosa. A veces está, a veces no, pero una doncella que consuele el alma, justifica y hace valer cualquier derrota...

Insisto: envidioso soy, envidioso dormiré y envidioso leeré...

G.

marichuy dijo...

Georgells

¿Cómo decía José Alfredo Jiménez en El Rey?

Lo importante no es llegar primero... sino llegar.

Tienes razón: la envidia no es suena ni mala; sólo es. Pero no creo que llegado el caso -que espero no sea así-, te falte quien te manifestara su apoyo.

La victoria es así: veleidosa y escurridiza.

Un abrazo y gracias por pasar