escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

diciembre 12, 2009

milagros (imposibles) guadalupanos



El fervor guadalupano rebasa mi escasa capacidad de entendimiento. Más allá de la debilidad de mis creencias religiosas (en el entendido de que nací en una familia católica típica... es decir, las que recurren a Dios sólo en momentos de profunda angustia y desazón), no acabo de aprehender a esos miles de peregrinos flagelándose, llorando e implorando a la Patrona de México. Supongo que los mueve la Fe, la devoción religiosa, tan parecida a la pasión desesperada (todas las grandes pasiones son desesperadas: no tienen ninguna esperanza, porque en ese caso no serían pasiones, sino acuerdos, negocios razonables, comercio de insignificancias. Sándor Márai), la ausencia de salidas y hasta la nada sutil manipulación mediática, diseñada para dar justo en el centro de su fanatismo religioso. Aún así, dadas las condiciones actuales del país; partícipes como somos de su alarmante degradación en todos los ámbitos, de la depauperación no sólo de los pobres de siempre, sino también de las clases medias, corresponsables -así sea por omisión- del actuar de una clase política gobernante más hundida que nunca en los pantanos de la inmundicia (y esto, en un país que jamás se ha distinguido por su pulcritud política), uno podría pensar que el pueblo mexicano ya habría aceptado lo dejado de la mano de Dios que está... como para seguir a la espera de alguna respuesta de su parte o de los Santos, Vírgenes y demás acompañantes. En pocas palabras, que ya habría perdido la Fe. Pero no. Tal como sucedió en octubre pasado, cuando la afluencia de feligreses al Templo de San Hipólito durante la Celebración (más focalizada en la Ciudad de México) a San Judas Tadeo, rebasó todas las previsiones... una vez más, la Basílica de Guadalupe se ha visto colmada (cinco millones de fieles) de peregrinos -no pocos, haciendo enormes sacrificios físicos y económicos para poder trasladarse desde sus lugares de origen- en busca del milagro anhelado... como si aún fuese posible creer en milagros. No lo entiendo y creo que jamás podré hacerlo. Cada quien sus plegarias, sus pesares y sus apremios. Quizá el verdadero milagro -no sólo para los devotos guadalupanos o de San Judas Tadeo, sino para todos los mexicanos- consista en no haber perdido la esperanza de que en este país tan violentado, carente de rumbo, imaginación y certidumbres... tan lejos de Dios... y tan cerca del pacifista reino de Barack Obama, todavía sea posible un cambio para bien. O tal vez, lo único realmente milagroso... sea que, pese a los muchos empujones que se han propinado, México no se haya ido (por completo) por el despeñadero...

Pero la Fe mueve montañas, dicen:

"Al principio la Fe movía montañas sólo cuando era absolutamente necesario, con lo que el paisaje permanecía igual a sí mismo durante milenios. Pero cuando la Fe comenzó a propagarse y a la gente le pareció divertida la idea de mover montañas, éstas no hacían sino cambiar de sitio, y cada vez era más difícil encontrarlas en el lugar en que uno las había dejado la noche anterior; cosa que por supuesto creaba más dificultades que las que resolvía. La buena gente prefirió entonces abandonar la Fe y ahora las montañas permanecen por lo general en su sitio. Cuando en la carretera se produce un derrumbe bajo el cual mueren varios viajeros, es que alguien, muy lejano o inmediato, tuvo un ligerísimo atisbo de fe." Augusto Monterroso, La fe y las montañas (incluido en La oveja negra y demás fábulas, México, Era, 1969)

60 comentarios:

X dijo...

Sabes?.. Yo crecí en una familia liberal!! Y yo me volví liberalmente libertino, je!!

Al inicio esta gente me generaba lástima, algo tan vulgar y miserable como la historia del niño tuerto en canasta de cuentos mexicanos, recuerdas?, aquel pobre niño, que junto a su madre piden a la virgen de Gpe que los demás niños lo respeten y no lo humillen y golpeen, jejeje, le hace el milagrito, dejándolo ciego, pfff!! Ahahaha, ...pinche virgen ogt, lo siento, no puedo evitarlo!!!
El punto es, que esa gente que antes me generaba lástima, ahora me generan odio!! No sé, me dan ganas de ........ En lugar de rogarle por un trabajao a esa reputísima imagen inventada por los cerdos conquistadores para apaciguar a los indígenas, deberían tomar las armas y matar a sus amos, pfff, en fin, en fin....

Además, los cabrones peregrinos de la enésima peregrinación hicieron que pasara 5 horas atorado en el periférico, vamos, NO fuera una marcha de trabajadores, porque los putísimos medios le tirarían mierda, pero es la reputísima virgen jijaelarechingada, ese caos si es permitido, pffffffffffff!!

Bahh, ya me voy de juerga!!!

marichuy dijo...

Mi estimado Astrofísico

No podría odiarlos a ellos. Aún sin compartir sus fanatismos ni fundamentalismos. Es cierto que me desesperan; más cierto aún, que tanto los medios de comunicación como el gobierno PANista, utilizan muy bien esto, no sólo para manipular a la sociedad, sino como arma de control. Aún así, más que odio me provocan mucha pena.

La gente que llega a esos extremos de flagelos y demás fanatismos, debe estar muy desesperada, sin un horizonte hacia el cual dirigir su mirada. Evidentemente, si esta sociedad no fuese tan supinamente ignorante, seguramente no veríamos estas escenas casi dantescas. Pero un pueblo que no lee ni en defensa propia y que en cambio, se nutre de las "enseñanzas" de Televisa y Tv Azteca, así como de los sermones dictados por sacerdotes tránsfugas del Medioevo, no puede atisbar más allá de su entorno inmediato.

En cuanto a los medios.... y qué esperabas, si son una bola de reaccionarios y tan fanáticos como los peregrinos, sólo que en vez de irse de rodilla a la Basílica, adoran in extremis el neoliberalismo y a las enseñanzas de la derecha?

Ese cuento que comentas, debe ser el que sirvió de base para el guión de uno de los segmentos del film “Fe, esperanza y caridad”; sólo que ahí el niño y su fanática madre van en peregrinación a Chalma y es un chispazo de uno de los “toritos”, lo que el cae en el ojo sano, con lo cual “El señor de Chalma” les hace “el milagro” de que el niño ya no sea tuerto… ahora es completamente ciego. Una cosa tan brutal, que casi quieres llorar de rabia y matar a la madre.

Besitos, buen reventón

Ju dijo...

Creo que el fervor y la fe rebasan siempre a la capacidad de entendimiento. La fe es casi por definición inaprehensible para el entendimiento.
En última instancia, o en primera, una tiene fe en su capacidad de entendimiento...con lo cual...

Ahora esto de las "creencias populares"..qué fenómenos tan particulares...creo que cuando no se tiene nada, lo que queda es tener fe.

Me gusta Monterroso, lo descubrí hace poquito tiempo y sus microcuentos me atraparon.

Microsaludos.

Eleonaí dijo...

Si. Es asombroso verlos caminar a la orilla y en la carretera. Solos algunos, en parejas otros. Muchos grupos. En bicicletas. En relevos con antorchas. Van caminando.

Tal vez, el tamaño de su Fé es directamente proporcional a sus penurias.

virgi dijo...

¡¡¡Cinco millones!!!
...
...
...
¿Qué decirte? los números lo dicen todo.
Aquí, en esta isla pequeña también se mueve mucha gente por la Virgen de Candelaria. El fervor religioso es una senda que recorre el mundo, en busca de lo que la realidad no concede. Por englobar en "realidad" otras muchas consideraciones económicas, políticas, culturales...

Mobtomas dijo...

Suele ser. a quién pedirele, a quién rogarle. paternalismo perpetuo. madre morena, sálvanos del terror que somos. cada quien su fe. cada quien que crea lo que quiera. pero ojalá no hubiera discrepancias entre el primer mandamiento y su católica madre morena. paganismo en el catolicismo. absurdo palpable que nadie quiere notar. un bue negocio.

Daniela dijo...

Marichuy,

Con la distancia del tiempo, recuerdo esas peregrinaciones guadalupanas como algo muy bello, muy colorido, parecido a un gay pride o a alguna manifestación de artistas callejeros. Recuerdo las peregrinaciones separadas de su elemento de fe. Pienso entonces en André Gide que decía que México es un lugar naturalmente surrealista, y en el abuelo de mi novio, un siciliano de casi 100 años que conoce el mundo solo gracias a la tele y a su enciclopedia, que odia al papa y a todas las figuras católicas, que solo este verano se atrevió a preguntarme, casi en secreto, si es verdad que en México suceden milagros.

Lo que es preocupante, y que está sucediendo un poco por todas partes en el mundo occidental, es que la gente sin fe está regresando a la religión, creo que por miedo, y de alguna manera se está confundiendo religión, identidad nacional y política.

Espero que la fe verdadera, religiosa o no, pueda subsistir.

¡Un gran abrazo, Marichuy!

marichuy dijo...

"una tiene fe en su capacidad de entendimiento...con lo cual..."

Jules

A veces creo que lo verdaderamente inaprehensible... es mi capacidad de entendimiento. Yo he crecido viendo esto y aún así, por más que entienda que el vacío, la ausencia de alternativas, la carencia total, te llevan a aferrarte a la Fe religiosa, como quien se aferra a un clavo ardiente... cada año, al ver a esos millones de seres caminado día y noche, yendo de rodillas, infringiéndose castigos físicos, vuelvo a sentirme igual de desconectada (y desconcertada).

Monterroso es genial; no sólo por su aguda ironía, también por su capacidad sintética.

Saludos

marichuy dijo...

Elonai

Creo que es eso: el tamaño de su Fe, es directamente proporcional al de sus carencias.

Saludos

marichuy dijo...

Virgi

Y, hay que decirlo, el fervor religioso guadalupano mexicano, no es el más remarcable... basta con mirar hacia el Medio Oriente.

Vaya coincidencia que en tu isla se venera a la Virgen de la Candelaria: yo vivo en un barrio -casi como un pequeño pueblito enclavado en medio del caos citadino- llamado así “Pueblo de La Candelaria” y el 2 de febrero de cada año, esto es una fiesta mezcla de fervor religioso y pachanga total.

Un beso

marichuy dijo...

Mobtomas

Creo que la Fe religiosa es exactamente eso, paternalismo total. Se trata de buscar en un “ser superior”, inmortal e infalible en tanto no-humano, las respuestas (y a veces dádivas, es cierto) que los mortales jamás podrán concedernos.

El catolicismo fue una imposición de los conquistadores y el “Milagro del Ayate”, tú perdonarás, suena más a estrategia mediática que a otra cosa. Entonces, sólo queda pensar que a los colonizadores les convenía más (a fin de superponer su religión sobre las creencias religioso-paganas de los mexicanos) que la Virgen fuera morena y que la supuesta revelación de ésta -en el citado Ayate- fuese concedida a un indígena… el camino más fácil para convencer a un pueblo básicamente ignorante y necesitado de creer (hace 450 años como hoy). Para traficantes de devociones y penurias, nadie como los dirigentes de la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica y Romana (después de leer “La Puta de Babilonia” de Fernando Vallejo y “La Santa Alianza” de Eric Frattini, me volví, si cabe, aún más escéptica y no tanto de la religión en sí, como de la Institución Eclesiástica).

Saludos

Menospausas dijo...

Marichuy, yo crecí en una familia donde no se exigía, ni mucho menos se enseñaba la religión, aún en los peores casos, bueno hubo dos veces que yo recuerde que después del aguacero mi mamá se puso a rezar, pero le duró dos domingos. Creo que además de qué en la casa mi padre era agnóstico, mi mamá prohibía a mi abuelita darnos cualquier tipo de educación religiosa, mi educación siempre fue en escuelas publicas, laicas cómo las de antes, no cómo ahora que el color blanco de la bandera significa la religión. Así que esta mujer que creció en un hogar nada católico, salvo para salvar las apariencias, no entendía mucho sobre las peregrinaciones, ni que la fe mueve montañas.

No fue hasta grande que empecé a ver las grandes movilizaciones de las personas a los santuarios, a las iglesias para pedir con devoción un milagro, creo que gracias a esa fe de millones de mexicanos, además de que la Iglesia de hace más rica, los creyentes sobreviven un poco a la crisis que vive este país, si, la Guadalupe, San Judas o cualquier otro Santo patrón venerado ayuda a las personas a no caer en un abismo del cual tal vez pueda ser más difícil de salir o de sobrevivir.

Hay en este país, cayéndose a pedacitos, un gran fervor por la Virgen de Guadalupe, yo solo te puedo decir que a mi en lo personal me agrada la imagen de ella, en verdad se me hace una hermosa virgen…caramba y siempre son tan jóvenes y lozanas, me gusta la imagen de ella, para que lo niego, y si, trato de comprender que ante la desesperanza se necesite creer en algo o en alguien superior a nosotros.

Es tan fuerte su imagen, que hasta los no creyentes hablamos de ella en nuestros blogs, ayer salí a la calle un rato y vi niñas y señoras vestidas con trajes de indígenas para ir a ver a su Virgen, no me toco ver a ningún Juan Diego, pero si niñas chiquitas con sus hermosos vestidos blancos bordados con flores y sus trenzas hermosas ¿Qué importa que crean si eso ayuda a no caer en la desesperanza?

Los que no creemos, nunca lo haremos, pero ¿No sería hermoso creer en algo mejor?

Un abrazo guadalupano, ji, ji no te creas, el abrazo va pero lo guadalupano no.

marichuy dijo...

Daniela

Ups, que no te escuche el impoluto Cardenal Norberto Rivera (grandísimo manipulador, hipócrita y doblemoralino, como mandan los cánones), que comparas las peregrinaciones guadalupanas con la Gay Pride Parade. No olvides que “los homosexuales no entrarán al reino de los cielos"

Me parece que ese es el verdadero problema: que tanto a los dirigentes eclesiásticos y los medios de comunicación, como al gobierno federal (de la ideología que fuera, pero muy en especial a este de la derecha católica PANista), les conviene manipular esa idea: la Virgen de Guadalupe es el símbolo de la mexicanidad. Nomás hay que ver lo que declaró anoche el susodicho Cardenal Rivera: la Guadalupana es forjadora de la Nación… qué luchadores independentistas, qué revolucionarios, qué héroes patrios ni que la fregada: una imagen religiosa... el resto es humo. Terrible.

Este nueva plantilla no deja ver las etiquetas (recién me doy cuenta, jeje), de lo contrario, verías que etiqueté este post justo así: “surrealismo… qué nos dura André Breton”; qué bueno que no nos cobran derechos de autor, porque al Magíster Breton nomás no lo dejamos descansar en su tumba.

Un abrazo hasta Torino

"México, mal despertado de su pasado mitológico sigue evolucionando bajo la protección de Xochipilli, dios de las flores y de la poesía lírica, y de Coatlicue, diosa de la tierra y de la muerte violenta, cuyas efigies, dominando en patetismo y en intensidad a todas las otras, intercambian de punta a punta del museo nacional, por encima de las cabezas de los campesinos indios que son sus visitantes más numerosos y más recogidos, palabras aladas y gritos roncos. Este poder de conciliación de la vida y la muerte es sin lugar a dudas el principal atractivo de que dispone México. A este respecto mantiene abierto un registro inagotable de sensaciones, desde las más benignas, hasta las más insidiosas” André Breton

marichuy dijo...

Menospausas

Curioso que habiendo nacido en Guanajuato (mochez donde las haya), tu familia haya sido liberal. El laicismo del Estado Mexicano, que los PANistas ignoran a conveniencia, significa eso: libertad para creer o no, en lo que uno quiera. Sin embargo, en este país ocurre lo contrario: hay una clara imposición de una sola religión, la católica y de una Santa Patrona, la Guadalupana… y esto desde las más altas esferas del poder… el divino y el de los hombres.

Mi familia es católica, pero por alguna extraña razón nunca ha sido guadalupana. A veces pienso, que su religiosidad es medio rebeldona: mi abuela era devota de San Judas Tadeo y el Sagrado Corazón de Jesús, pero nunca fue muy de creerles a los Sacerdotes ni demás “representantes de Dios en la Tierra.”

No obstante mis dudas y escepticismos, estoy completamente de acuerdo en que la carencia total, la penuria más absoluta, obliga, casi, a voltear los ojos hacia la religión; como dice Elonai: "el tamaño de su Fe, es directamente proporcional al de sus carencias."

Yo no discuto (no soy quien) la religiosidad del pueblo mexicano, lo que no me cabe en la cabeza es ese fanatismo (casi fundamentalismo) tan exacerbado que los orilla a auto-infligirse castigos físicos; simplemente no lo concibo. El golpe de pecho y el silicio, nunca los he podio entender.

Un abrazo

Menospauas dijo...

Querida Marichuy, Guanajuato Capital es diferente del resto del estado, por suerte y durante muchos años estar en una escuela pública era mejor que estar en la escuela de monjas. Así que muchas personas en Guanajuato capital no son mochas...tal vez hipocritas, pero no mochas, otros municipios si tienen fama y lo dicen con orgullo. La Capital, pese al anterior Presidente municipal, que de mocho solo tenía lo que le dictaba su partido, es un cómo cualquier ciudad del País, con sus mochos de siempre y sus ateos o agnosticos de siempre. Gracias a una educación laica y publica.

No entiendo, cómo tu tampoco, la auto flagelación de las personas ante ningún Dios, llamese cómo se llame, pero si me pongo a pensar en sus costumbres,educación, dolor, creencias...y esta mezcla de si sufro aquí pagaré mis pecados, creo que me duele por ellos, en esta religión católica y en otras muchas más. Mi pregunta sería ¿Por qué las religiones nos hacen querer sentir tan culpables con nuestro cuerpo? ¿Por qué querer imitar a un señor que fue clavado en una cruz? ¿Quieren sentir el dolor de Jesús en carne propia, lo creen? si, y es terrible

Un abrazo

Ro dijo...

Marichuy,

Yo crecí en una familia sin ninguna atadura religiosa.Al leer tu texto y algunos de los comentarios me produce un sentimiento más de fascinación por el número de personas que se reunen y creen fervientemente en estos eventos. No estoy ni a favor, ni en contra. No los odio, ni me dan lástima. Que crean lo que quieran creer, y ojalá que encuentren la felicidad en el camino.

marichuy dijo...

Menos querida

Me refería al estado, no a la Ciudad capital. En materia religiosa, en México habemos hartos tipos de mexicanos: mochos de hueso colorado, mochos a conveniencia y sobre todo, un sinfín de hipócritas que nomás acudimos a la Iglesia para guardar las apariencias. Pero entre todos estos, hay un segmento que me resulta más triste: los que se dicen católicos de hueso colorado y no conocen el verdadero significado del cristianismo. Esos que son incapaces de mostrar comprensión por el dolor y los errores de su prójimo… llámense mujeres a favor de la despenalización del aborto o homosexuales y para quienes, sin ningún pudor cristiano, piden excomuniones y criminalizaciones

Deber ser una respuesta humana natural, que en tiempos de oscuridad o de incertidumbre, como los actuales, se exacerben las creencias religiosas, paganas o esotéricas. Cualquier cosa que te permita sobrellevar la desgracia, evadirla y hasta engañarte con la promesa de paraísos imposibles e inexistentes.

Como dice una amiga bloguera, ¿será que de verdad a la Virgen de Guadalupe le hace sentir bien, honrada, ver cómo esos pobres seres desesperanzados se auto-flagelan en su honor?

Un abrazo

marichuy dijo...

Ro

Imposible no conmoverse ante su devoción; eso sin menoscabo de que una no la entienda y menos la comparta. Lo que me molesta es lo que, tanto las autoridades gubernamentales como las eclesiásticas, hacen con esa devoción: utilizarla en su beneficio propio, manipular aún más (si esto fuera posible) a un pueblo desesperanzado e ignorante.

No sé si (los peregrinos) busquen la felicidad (aquí o en su otra vida), o si lo que en realidad persiguen en tan sólo un desahogo a sus pesares, drenar su desazón.

Saludos

Tessitore di Sogno dijo...

Queridísima y adorada Marichuy,

Este texto tuyo me fascinó al igual que el nuevo diseño de tu blog.

Únicamente me gustaría adjuntarte un post que hizo mi pareja hace un año al respecto. Espero que te guste.

Pd. Feliz semana que comienza.

Caminé esta mañana, di un paseo por la Ciudad de México, fui deslumbrado por camiones, esquinas de calle y vecindades que tenían extrañas decoraciones, chillantes y brillantes. Dichas decoraciones brillaban tanto que que parecían una esfera de espejos de antro. Eran flores hechas de alumnio que brillaban con la luz y que estaban unidas con hilos y popotes, se encontraban alrededor de la Reina...más bien de las miles de Reinas que se pueden ver en los barrios y zonas marginadas de la Ciudad de Mexico. Si, efectivamente era una mañana antes del día de la Virgen de Guadalupe.

Bueno...pero el título de este post es Día de "Doña Pomponia" y a continuación explicaré mi humilde razón.
Soy profesor de un colegio de judíos; los libros son censurados en ciertas cosas debido a que los niños viven en un contexto de suma ortodoxia. Un día se tuvo el descuido de dejar a la vista a la Patroncita de México, uno de los niños la vió y dijo:-¡Doña Pomponia, es Doña Pomponia!- y los demás niños rieron, yo también reí con ellos.

Unos días después, reflexioné... El niño inventó el nombre en el momento como la Puta de Babilonia(como define Fernando Vallejo a la "Santa" Madre Iglesia Católica en su libro) lo hizo hace muchos años.

Doña Pomponia es el símbolo de la represión y de la imposición de la Puta sobre las creencias de nuestros antepasados.Fuimos una raza morena, esbelta que tenía una firme creencia en la dualidad del Universo y el respeto a la natualeza. La Puta por mucho tiempo impuso sus inventos espirituales ante nuestros antepasados y estos se resistieron. Los indigenas quedaron sin madre literalmente ante la destrucción de sus creencias y cultura. ¿Cómo iban a creer en una imagen de una blancanieves de cabellos rubios y ojos azules? si creían en Cuatlicue, Huitzilopochtli y Tlaloc, símbolos de la naturaleza.
La puta fue inteligente, de inmediato(como ha sido siempre desde su creación)ideó una artimaña para poder conquistar espiritualmente a los indigenas. El resultado fue el cuento chino de "La aparición milagrosa de Doña Pomponia" La Virgen Prieta, que a todos los mexicanos nos cuentan de niños en la oscuridad de los dogmas y mentiras de los catecismos de la Puta.
La verdad no se que fumaron o ingirieron para inventar semejante patraña pero finalmente les funcionó. La prueba la podemos ver ahora: Un tal Juan Diego fue canonizado y ahora es Santo gracias al Papa bellaco Juan Pablo II. En verdad es muy complicado y abstracto entender este concepto, por que todo es a partir de un cuento.
Pero recordemos: De estas abstracciones se construyen los dogmas y las creencias de la Puta.

Bien... Ahora "Doña Pomponia" es vista como la salvación y principal recurso de fe de los mexicanos...¡¡¡Es la Patrona del país entero!!! Por lo tanto, es la patrona de la ignorancia, de la pobreza y el hambre, la vendedora de Urnas y Nichos en la Villa, el logo comercial de los vendedores de fetiches en los puestos ambulantes en cualquier iglesia, la esperanza económica de China en México,ella es una farándula y estrella más del Canal de las estrellas y Televisa, es la causa de las flagelaciones y mutilaciones bestiales, de las rodillas sangrantes, de las chanclas y huaraches rotos así como de los pies deshechos de la gente que camina a la Villa, es Guardiana y Protectora de los rateros que viven en las vecindades de Tepito y Santa Julia, Reina inspiradora de las canciones salidas de las pulquerías, ella es motivo para la embriaguez de muchos mexicanos y los ruideros de cumbias a la media noche...Así es señores...

¡¡¡Que viva México!!!

ATTE.
Behram, El pagano feliz.

Pau Llanes dijo...

Querida Marichuy: si escribes de religión yo debo escribirte de la mía. El Arte, por supuesto.

Mircea Eliade interpretaba y definía lo religioso como “lo real por excelencia”… Resulta curioso que el verbo latino “sancire”, de allí “sanctus” (santo) –– derivado de la raíz indoeuropea “sak–“ cuyas primera forma latina en las que interviene sería “sakros”, de la que derivarían otras muchas palabras como “sacerdos”, “sacrare” (el verbo sagrar), “sacrificium”, “sacellum” (templo o lugar sagrado), “sacrarium”, “sacratus”, “sacramentum”, etc.–– significa decretar, sancionar, es decir “hacer conforme a la estructura fundamental de las cosas”.¿Y qué es lo real absoluto, lo más sagrado, sino la vida y sus trasformaciones, sus contigüidades, incluso la muerte, el permanente sacrificio propiciatorio que asegura la insistencia de la vida y sus sucesivos acontecimientos? Yo creo en la religión de la vida es decir del arte… Arte=Vida=Arte… El arte, al reivindicar la ilusión, la esperanza (aun desde el escepticismo), al estimularla, anima la vida y la protege de su trágica verdad. “El arte vale más que la verdad”, decía Nietzsche; es “santificación de la mentira y voluntad de apariencia”, pero no por ello deleznable, más bien al contrario: “La vida quiere ficción, vive de la ficción”… El arte es la vida misma, sus realidades y sus ficciones, sus placeres e inquietudes, su saber y su ignorancia, su fragilidad y fortaleza, su razón e irracionalidad, voluntad pura, es decir libertad sin condiciones… Sacrificio absoluto: sacrificador y sacrificado… El arte no quiere imponer sus constricciones, no quiere “conocer” ni quiere “dirigir”: sólo quiere que las cosas, todas y cada una de ellas, puedan ser. El arte dejó hace mucho tiempo de copiar el mundo ––o de sintonizar con el transmundo–– para convertirse en “modelo para la vida”. El arte es la fuerza antinihilista por excelencia, es la “voluntad de fiesta” que estimula sin cesar a la vida. Frente a la religión convencional, que gira en torno a la “devoción”, el arte incita a la “creación”…

Por cierto, qué hermosos días los de este otoño en Ciudad de México. Y qué decir en los valles a su alrededor. Ayer estuve en Tepoztlan, ascendí al cielo desde la pirámide de Tepozteco. Eso sí que es algo sagrado e inefable. Si abjurara de la religión del arte (que alguna vez lo pienso, descreído, día sí día no) fundaría la religión de los caminantes y escaladores por lugares sagrados, eso sí ecuménicos, panteistas.

Saludos dominicales.

Pau

e. r. dijo...

Hola, Marichuy!
En toda latinoamérica es igual. No sé tanto de la fé, lo que sí, hay una pasión por las vírgenes!!!
En fin, saludos

Abraxas dijo...

Hombres de poca fe que no ven donde esta el "business" del asunto, pero es porque en esta época ya nadie se acuerda de lo que dijo mi tío Marx. Señores, El culto a la virgencita es lo mismo que la final del futbol mexicano, que requiere una prueba de fe ciega en el milagrito San Juan Dieguito de Cruz Azul (el que no existió según el hereje monseñor Schulemburg). Jamás hay que dudar que va a ganar, aunque requiera de un milagro de mi niñita la santita muertecita... ¿Que no?

marichuy dijo...

"Pero recordemos: De estas abstracciones se construyen los dogmas y las creencias de la Puta"

Mi querido Tessitore

Él, el Pagano feliz, tiene la boca (el teclado) tan llena de razón. Lo triste, es que los cinco millones de devotos que arribaron ayer a la Basílica, parecen no darse cuenta o peor aún, no les interesa. Lo que más me da un no sé qué, es ese asunto del Milagro del Ayate, no obstante, hay que reconocerlo es una estrategia inteligente: para asegurar la imposición del catolicismo, había que hacer algunas concesiones... como una Virgen Morena de rasgos indígenas y por supuesto, que el testigo presencia de ese milagro fuera un indígena.

Los Dogmas de la Iglesia se conforman (casi como los de la Política) de abstracciones y falsedades. Los romanos siguen vigentes: para controlar a un pueblo... pan y circo, sea deportivo o religioso. Muy triste

Un abrazo fuerte y gracias por el texto

Stanley Kowalski dijo...

Creo que perdemos la esperanza cuando estamos muertos.

BESOTES Y BUENA SEMANA!!

Kix dijo...

Mi querida, tengo hoy más que nunca a flor de piel esa enorme aversión hacia estas manipulaciones de millones, llamadas religiones.

Ahora sí los peregrinos me hicieron ver mi suerte...

marichuy dijo...

Querido Pau

"Frente a la religión convencional, que gira en torno a la “devoción”, el arte incita a la “creación…"

Por eso el Arte ha sido, casi siempre, transgresor, reprobado y mal visto por los sectores más conservadores (eclesiásticos o no); porque el arte te permite ver la vida desde divergentes perspectivas.

“La vida quiere ficción, vive de la ficción”
Shakespeare lo dijo de otro modo, pero su idea iba por ahí:

“El mundo entero es un teatro, y todos los hombres y mujeres simplemente comediantes...”
William Shakespeare ,”As you like it” (II,7)

Y a nosotros, debemos admitirlo, en algún momento de nuestro existir, nos ha gustado (y hasta hemos propugnado por ello) vivir en la ficción.

Un beso

marichuy dijo...

Ever

¿Será que en algún otro país latinoamericano, se vean estos niveles de fanatismo exacerbado?

En cuanto a la preeminencia de esa fascinación por las "Vírgenes", qué te puedo decir... mejor nada, jeje.

Saludos

marichuy dijo...

Abraxas

Por supuesto que sí, nosotros los "infieles" (como diría el difunto Sadam), más que nadie, vemos clarísimo que ahí está el negocio. Para la Basílica (es decir, para las arcas de la Arquidiócesis Mexicana), para los comerciantes y demás prestadores de servicios y por supuesto, para los sacros medios de comunicación, en especial la Tv.

¿Tu equipo necesita de un Milagro para coronarse? Te tengo noticias peores: el país necesita más de uno; el primero que se me ocurre es el que impida que el Gel-Boy mexiquense llegue a la Presidencia en 2012.

Saluditos

marichuy dijo...

Stanley

No creas querido, hay quienes la pierden mucho antes de morir. Perder la esperanza, es más de lo común que desearíamos; sobre todo, en tiempos como los que vivimos actualmente.

Un beso

marichuy dijo...

Mi querida Kix

No me lo vas a creer, pero esta mañana que leía el periódico pensé mucho en ti y en lo que ya habíamos comentado, sobre la obscena manipulación mediático-clerical, que acompaña exacerbadas muestras de fervor religioso.

Un abrazo

Ivanius dijo...

El conocimiento no engendra paz, sino responsabilidad. La responsabilidad engendra coherencia.

La práctica constante de la coherencia se convierte en virtud, y así llega a ser ejemplo que trasciende a quien la practica.

La ignorancia, por otro lado, engendra miedo. El miedo engendra fanatismo.

La práctica constante del fanatismo lleva a la irresponsabilidad, un vicio muy contagioso.

Abrazos estudiosos (y desvelados).

marichuy dijo...

Ivanius

Lo triste es que los fanatismos y fundamentalismos, aunque tienden a florecer de manera significativa en un mar de ignorancia, no son exclusivos d esta. Lo Doctorado no exime de fanatismos ni de fundamentalismos.

Abrazos... qué desvelado eres.

Stanley Kowalski dijo...

Tal cual, pero visto de una forma jocosa.

BESOTES AMIGA Y BUENA SEMANA!

La abuela frescotona dijo...

tu pais querida Marichuy es tan parecido al mio ¡¡- aqui se adora a san cayetano, se pide,"paz, pan y trabajo.la gente va un mes antes a guardar la cola para entrar primero, ponen campamentos....es muy triste. abrazos de navidad querida amiga

W dijo...

Mi Marichuy...

Imagínate si pudiéramos congregar a toda esa gente (y sin latigazos) para exigir seguridad, equidad, educación, etc... otro gallo nos cantaría!!!

Desgraciadamente "Ratzinger & Norbertín Associated LTD" traen muy buena publicidad!!!... mira que ofrecer "El Reino de los Cielos" no es ninguna bagatela...

Besos Guadalupanos

Marina dijo...

hola, marichuy. siempre pensé que la fe era como la única posibilidad para mucha gente. ¿sino qué? cuando la realidad es esquiva, tal vez solo quede ajustarse a la ilusión que propicia la fe.

la frase de márai me pareció sumamente atinada.

un beso!

Marina! dijo...

Tal vez porque sea más fácil para muchos esperar el milagro que forjarlo...Digo yo, no sé, a mi también hay muchas cosas que veo acá, que no son fenomenos así tan masivos como los que contas, pero acá hay como veinte iglesis diferentes por barrio, y los domingos paso y veo a unos cantando y bailando en la vereda y a otros vestidos con traje y corbata llendo de mañana temprano y a otras enseñando canciones a los chicos y me llama mucho la atención esa gran capacidad que tienen los cultos de organizar gente.
Y sobre la Virge de Guadalupe hace poco hice un Seminario sobre su historia y me resulto fascinante como expresión de sincretismo cultural entre españoles y originarios de su tierra- También contaba el profe que nunca se comprobo históricamente la existencia de Juan Diego, pero hace unos años fue canonizado y como el hecho de que México tenga una virgen autóctona es muy fuerte para su identidad, ya que la Virgen no se aparece en todas partes, digamos.
Muy bueno el post.
Saludos.

Nobody Dotcom dijo...

Cuando no queda nada más de dónde crear axiomas de lo material, lo único que nos queda es la fe.

Champy dijo...

Ande heereja!

Te vas a condenar!

Así nos decía mi santa abuela (la buena eh! No la noviera).
JA, como si haber sido noviera ya le quieta lo buena!

Me la bañé!

Esperate, tambien nos decía cada que nos quejabamos de algo o por x: Es que no estás bien con Lupita! O es que estás bien con Lupita! Según fuera el caso....

Si siguieramos los preceptos de mi abuela, y pensando en México......imaginate!

Si no la tuvieramos como nos iría?

Yo las montañas las tengo todas resanadas de barro.

2046

marichuy dijo...

Querido Stanley

Por suerte se encontraron tal para cual; que luego las cosas, sea en cuestiones de amores, fidelidades o fervores religiosos... suele ser muy mal correspondida.

Un beso

marichuy dijo...

Mi Work's

Querida, pides imposibles... y más cuándo los paraísos prometidos por la dupla Ratzi-Norbis, suenan mucho más atractivos. Entre más inalcanzables nos suena algo, mayor nuestro deseo por obtenerlo.

Besitos

marichuy dijo...

Querida Abuela

Tenía la impresión -ahora veo que equivocada- de que en Argentina no se veían estos extremos de fervores religiosos.

Un abrazo

marichuy dijo...

Marina

Eso decía comentarios más arriba Elonai, del tamaño de sus carencias... es la grandeza de su Fe.

Un beso

marichuy dijo...

Marina!

Cuando todas las respuestas terrenales, sea para contestar una pregunta o para atender un ruego, faltan y fallan... volteamos la mirada hacia arriba

Quizá ya no tanto como anteriormente, pero en ciertas regiones de México el catolicismo practicado, aún dista mucho de la ortodoxia impuesta por el Vaticano. La cultura mexicana toda, no sólo la religiosa, es resultado de eso: del sincretismo producido tras la conquista.

El problema que yo el veo, a ver en la Virgen de Guadalupe como el símbolo de la identidad mexicana, es que a veces se confunde a la Patria... con una deidad religiosa.

Saludos y gracias por tu cometario

marichuy dijo...

Nobody Dotcom

Y a veces, ya ni la Fe (yendo más allá de lo meramente axiomático)

Saludos

marichuy dijo...

Champignon

Pues yo más bien creo que tanto la Lupita como san Judas, ya se hartaron de nosotros y pro eso nos va como nos vas

Digo yo, una muestra de amor de la Santa Patrona mexicana habría sido no dejar que Fecal fuera Presidente, no? Obras son amores y no buenas razones.

Tus montañas las tienes así, de tanto moverlas, es decir de tantos atisbos de Fe que has tenido?

Besos infieles

LUMPENPO dijo...

En una época fuí, como debía ser, antitodo. Así que marxista y, por supuesto ateo. Pero la vida tiene sus propios recovecos -alguna vez íbamos camino a territorio libre zapatista, en el camino una canción tomó como un significado mayor "Los caminos de la vida no son como yo pensaba, como los imaginaba no son como yo creia..." frase así de simple por lo que entenddí eso de los paradigmas y el fin de la historia y una disertación que grabé de Pablo Richard, teólogo, antes del 94 (algún día te platicaré, es largo). Quiero decir que este mortal ha visto cosas, andaba participando, por cuestiones de video, con unos cristianos comprometidos en las luchas populares, así. Una noche vi el infinito, después comulgar con bolillos y padre kino y la esperanza de cambiar este mendigo mundo de explotadores. Salimos, mi hoy exmujer y yo a la noche, a ese manto negro e infinito cargado de estrellas, era Veracruz, Huayacocotla, experiencia de comunicación campesina y lloramos al sentirnos tan míseros, tan pequeños.
Hace tres días anduve grabando las fiestas Guadalupanas y no dejo de sentir, ya no me sorprende ni intento pasar por la luz de las reflexiones lo que veo, lo siento. Todo un pueblo en marcha entregado a celebrar a la Madre Nuestra, a la única Virgen morena. Tanta fe abre mi corazón y siento, solo eso, siento. Un alemán me dijo hace muchos años, me quedé en méxico porque andaba perdido, un día miré a los peregrinos que van a la Villa y sentí esa tremenda carga de energía y espiritualidad que no encontré en ningún otro lado del mundo, los mexicanos no lo saben.
Los peregrinos que abarrotan los caminos en autoflagelación de fe no son tontos, ni siquiera manipulados por sacerdotes y medios, no, son el México bueno, ese que simplemente creé y es capaz de hacer todo por lo que creé. Si pudieran ver los rostros que vi, las cargadoras en su dignidad, los viejos llevando bandera tricolor y virgen, los niños vestidos de "inditos y marías" preciosos, intercambiando en el camino de la peregrinación dulces y bebidas con otros niños (el precio no importa, lo importante es el intercambio).

Las reflexiones duras, donde la materia gris domina, no deja que sintamos el otro lado. Los clérigos y medios están en otra parte, no se ensucian con el polvo de los pueblos. Las comunidades festejan como quieren porque después de misa hay baile y tequila, comida, mucha comida, itacate y agradecimientos a los mayordomos y las cargadoras y baile, mucho baile, ahí no están ni los medios ni los sacerdotes. Organización y compadrazgo ancestral. Bien lo decía el Sub "somos expertos en armar guerras y fiestas" "indígenas zapatistas Guadalupanos" y yo digo mexicanos y guadalupanos donde en la realidad los paradigmas se rompen, no hay teoría que explique esta fe.

Un texto anti Monterroso (un mi preferido escritor de fábulas) sería ese de Mao, el de "El Viejo Tonto que Removió las Montañas". El cuento que dices se encuentra en "El Diosero" de Francisco Rojas González y fue llevado al cine bajo el título de "Raíces" con otras 3 historias por Barbachano Ponce con la dirección de Benito Alazraki, la capilla si mal no recuerdo era de los Tres Reyes Magos, que le hacen el milagrito dejándolo ciego.

¿Milagros? si algunos. Siempre he dicho que somos más que un costal de huesos y carne, algo más que nos levanta y respiramos la inmaterialidad que no se explica.

Abrazos, llegada tardía, pero si no trabajo no como. (Conste que ya tengo permiso)

marichuy dijo...

Lumpenpo

Hubiera llegado antes –jeje-... su texto está mejor, por mucho, que mi post.

Creo que yo me he vuelto más descreída con la edad; todavía en la Universidad, era muy ingenua, casi creía en milagros, tenía Fe y hasta pensaba que aún era posible cambiar el mundo.

Los recovecos de mis caminos han ido en sentido contrario de los suyos, creo. El tema de los Zapatistas no puedo tocarlo sin experimentar sentimientos encontrados. Marcos es el responsable, en buena parte; los guerrilleros fashion, que gustosos se prestan a los juegos mediáticos, como él lo ha hecho, me concitan demasiada desconfianza.

Pero es hermosa, poética -como tendría que ser viniendo de vos-, la forma en que usted delinea las muestras de fervor guadalupano. Lamentablemente para mí, que sólo me ha tocado presenciar ejemplos un tanto más light, veo las cosas de forma totalmente distinta. No me caben en mi dislocada cabeza (he ahí mi principal error, tratar de razonar algo así; la fe debe ser como el amor, inútil intentar razonarlo), las escenas de autoflagelación, las muestras de dolor, madres e hijos llorando; me escuecen demasiado.

Quizá para ellos, el concepto de Patria es inasible (como diría José Emilio Pacheco), la identidad nacional y de pertenencia a este país, les resulta tan incomprensible, ajeno (tanto como a mí, me resulta inaprehensible su sentido de religiosidad), que sólo en la imagen de la Virgen Morena pueden hallar ese punto de unión e identificación plena.

Oiga, muchas gracias por sacarme de la confusión. Tiene toda la razón es en "Raíces" en donde se incluye la historia del niño a quien el Santo Señor de Chalma le hace el milagro de quitarle lo tuerto... dejándolo ciego. Cuando la vi creo que estuve impactada como una semana (el segmento de Fe, en Fe esperanza y Caridad, es igual de dramático pero en otro sentido, más cercano al flagelo).

Le agradezco mucho su rico comentario

Un fuerte abrazo

Lola dijo...

Fíjate que a mí me gusta la Virgen como símbolo patrio... Nomás.

Bueno y también la rola: "en el cielo una hermosa mañaaaanaaaaa..."

Y los burros de los escenarios que se montan afuera de las iglesias pa' sacarse la foto...

marichuy dijo...

Lola

Jajá, te pasas con lo de los burros. Aunque, ciertamente... ellos son mucho más gratos que los sujetos que habitan dentro de la Basílica (los altos mandos del Episcopado).

Besos

mario skan dijo...

Hay bastantes puntos en común con argentina en lo que respecta a eso de irse al vertedero. Estamos destinados, los países latinoamericanos, a luchar contra la clase dirigente que nos manda al tuje.
y siguiendo con las comparaciones, la virgen de guadalupe sería algo parecido a ceferino, un santo reciente, que año a año congrega a varios de sus fieles, no tantos como los que nombrás vos, pero el sentimiento es el mismo.
de monterroso se puede decir que es un genio.

saludos Marichuy

marichuy dijo...

Mario

Serán tres coincidencias entre la Argentina y México: Santos “milagrosos”, a quienes recurrir como última tabla de salvación; gobiernos que nos llevan al despeñadero sin ningún pudor y celebrar Bicentenarios Independentistas en 2010. ¿Será esto, a lo que llaman pomposamente "El destino manifiesto"?

Saludos

Potter dijo...

Mari
Todo lo ha dicho Sándor Márai, es una frase ante la cual, pues no podria decir nada concreto (se me quedó fijada en la base del craneo y no me deja escribir)

Pero algo si voy a resaltar: 5 millones???????????' Eso es demasiadoooo! no lo puedo creer!


Un abrazo Guadalupano!

marichuy dijo...

Querido Potter

Qué frase verdad? Como un aforismo para llevar consigo siempre.

Al parecer en este país, la Fe o lo que se le semeje, crece en relación inversamente proporcional a la desazón...

Un beso

saqysay dijo...

Rayos que buen tema, pero como siempre llegó tarde!... Snif!

Tengo mucho que decir...

Sólo te diré que comparto varias cosas que tu mencionas, nací en una familia católica típica... es decir, las que recurren a Dios sólo en momentos de profunda angustia y desazón...
con eso te lo digo todo...

Un abrazo virtual!

marichuy dijo...

Saqysay

Tengo la impresión de que en la actualidad, buena parte de la feligresía acatólica, cae en esa categoría: de la Iglesia y de Dios, uno sólo se acuerda… cuando el ahogo de la desazón ya es inaguantable.

Un beso

Fernando dijo...

Eso debe de ser una herencia que os dejamos (como tantas otras desgracias) los españoles: un sólo país a punto siempre de disgregarse, eternamente dividido en dos facciones, sumido en el caos de la baja productividad, con una tasa de paro poco envidiable, con una clase política en que el calificativo mediocre es lo máximo... y aquí seguimos, incluso en la estela de la próspera Europa.
No me pregunten: no entiendo nada, salvo que sea un milagro.
Un abrazo.

marichuy dijo...

Querido Fernando

Hablas de México? Porque has de cuenta que describes la situación actual de este país. Y si hablas de España, pues a lo mejor compartimos también... el milagro de no habernos acabado de despeñar (aunque dudo mucho que tu país, esté igual de mal que este pobre México).

Un abrazo

Fernando dijo...

Es verdad: dejé un comentario ambiguo. Pero me refería a España. Aunque los datos macroeconómicos nos sean más favorables, los sociales y políticos son parejos. Compartimos ciertamente ese viaje inacabable al borde del abismo.

marichuy dijo...

Fernando

Cierto, las miserias no sólo atañen a lo meramente económico. Quizá, no es consuelo, esto -la sensación de desazón- sea casi mundial.

Un abrazo