escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

diciembre 28, 2009

la inocencia y otras pérdidas


"Ya no existen palabras ásperas, todas se volvieron lisas de tanto rodar por los altoparlantes"
Rubem Fonseca, Del fondo del mundo prostituto

La inocencia, dejando de lado su acepción propiamente jurídica, bien podría ser entendida como la ausencia de culpa, limpieza de pecado (lo que sea que este término signifique, según quién y el rasero con que sea medido) y en ese sentido, ser considerada como un valor primigenio. Uno que posiblemente, y al contrario de otros que pueden adquirirse (no en el sentido material, desde luego) y hasta acrecentarse, disminuya con el paso de  los años, a medida que los desengaños, frustraciones y otras experiencias de vida, nos convierten en seres descreídos, duros y hasta cínicos. Para los que confunden los dogmas religiosos con pureza, es posible que sean -presuntamente- más inocentes quienes practican con profusa devoción alguna religión, que quienes no lo hacen. Y para esos mismos jueces, quienes vamos por la vida con más dudas y escepticismos que certezas, sean religiosas o no, debemos semejar a los infieles descalificados por Sadam Hussein por no profesar sus mismas creencias (igualito que hacen todos los Jerarcas de la Iglesia Católica, pues Sadam no ha sido ni el único ni el mayor fundamentalista de este mundo, como bien lo han demostrado George Bush, Ratzinger y el Cardenal Mexicano Norberto Rivera... entre muchos más). 

Hoy, día de los santos inocentes, en lugar de escribir alguna cosa graciosa o inverosímil (digamos que Mr. Obama ha decretado la salida de su invasor ejército de la masacrada Afganistán) me ha dado por recordar cuando yo era cien por ciento inocente. Por citar un ejemplo, hubo una época en la que pensaba que la Iglesia era una Institución Noble y los Sacerdotes seres buenos y llenos de comprensión, prestos a brindar consuelo a las almas atribuladas de sus feligreses (posiblemente por ahí, opacado por los Jefes Máximos de la Curia Romana y Mexicana, quede alguno como aquellos curas idealizados por mis inocentes siete años). En ese tiempo de mi añorada inocencia, también pensaba que si uno le rezaba con fervor al ángel de la guarda, nada malo le pasaría a sus seres queridos, a los demás niños ni a las buenas personas. Así podría seguir enumerando las creencias de tipo espiritual y religioso, que atesoraba entonces y las cuales me ayudaban a sobrevivir sin mayores pesares, lejos de mis padres y hermanos, sin ningún niño a mi alrededor... o al menos así lo sentía yo. Y de pronto, un buen día dejé de atesorar semejantes creencias, dejé de creer en cosas como la justicia... terrenal y divina. Y aquellos párrocos bonachones, que poblaban el imaginario de mi pueblo natal, se borraron, para dar paso a seres inflexibles, prestos a juzgar, imputar culpabilidades, excomulgar y condenar a otros seres humanos, con la misma impiedad con la que los nazis excluyeron y mataron a todo aquel que no respondiera a sus estándares raciales o sociales (no debe olvidarse que en el holocausto, amén de judíos, fueron asesinados miles de musulmanes, católicos, gitanos, homosexuales, negros y comunistas -estos últimos, con la bendición expresa del Vaticano-... es decir, los diferentes). 

En la actualidad, no sé cuánto me quede, sepultada bajo mis armaduras de cinismo y protección, de aquella niña inocente que pensaba que la justicia de los hombres era una aspiración perfectamente legítima y realista, mientras que en la justicia divina, veía a la última esperanza de los seres humanos, una que no habría de hacer diferenciación de clases sociales, credos religiosos o políticos o preferencias sexuales. Quizá todavía conservo algo de inocencia; sin embargo, entre más pasa el tiempo... más escéptica me vuelvo, al punto de que hoy día veo a la Justicia como una quimera y no como algo posible. Pero si la prostitución de la Justicia de los Hombres me parece dolorosa, lo que sucede con la Justicia Divina (en el caso de que esta exista, que los escépticos dudamos pero no descreemos del todo), tan manipulada y degradada por sus propios guardianes, me resulta simplemente deleznable. Cómo respetar a estos seres incapaces de demostrar un ápice de respeto por la inocencia infantil; cómo no sentir repulsión hacia estos eclesiásticos practicantes de la doble moral, bajo cuyo rasero juzgan los actos de hombres y mujeres a quienes excomulgan y condenan sólo por pensar diferente.. Mientras, en paralelo, ignoran -si no es que prohíjan- las vilezas cometidas al amparo de sus propias sotanas; vilezas que han mancillado la inocencia de cientos de niños desprotegidos, para quienes esos representantes de Dios en la tierra, no han tenido la más mínima consideración ni ninguna otra muestra de humanidad, que permita albergar la esperanza de que detrás de su incomprensión e intolerancia para con los demás adultos, aún queda algo de los afanes justicieros y nobles por ellos enarbolados. Así que, Señores Clérigos, no pretendan querernos vender la idea de que profesar una creencia diferente, de la índole que sea, o el que las personas decidan amarse por encima de las preferencias sexuales establecidas, son la causa del resquebrajamiento de la familia y del envilecimiento de nuestra sociedad. Ni lo intenten... ni que fuéramos tan inocentes... para comprarles semejantes patrañas...





imagen: Vincent Van Gogh, La catedral de Auvers-sur-Oise (1890, óleo sobre lienzo). París, Musée d´Orsay.

69 comentarios:

marichuy dijo...

"Partir
en cuerpo y alma
partir.

Partir
deshacerse de las miradas
piedras opresoras
que duermen en la garganta.

He de partir
no más inercia bajo el sol
no más sangre anonadada
no más fila para morir.

He de partir

Pero arremete ¡viajera!"

La última inocencia, Alejandra Pizarnik

Marina dijo...

te despachaste, marichuy. y aunque creo como vos, hay una parte de mí que -lejos, lejos de mi real realidad- celebra que exista la mentira. es que hay algunas almas que la necesitan todavía más que a la comida, que, como vos cuando chicas, necesitan de su fe clériga para sostenerse y entonces, tal vez el círculo de las mentiras cristianas tenga, al menos en un centro, una razón de ser.

un beso!

chilangoleon dijo...

chale=hace=rato=yo=no=pude=comentar=aqui=
me=decia=algo=asi=como="lo=sentimos=su=
solicitud=no=puede=ser=atendida"=y=
pense=que=habia=algo=mal=en=blogger=entre=
a=tu=post=pasado=y=alli=si=se=pudo=pero=
con=tanta=discusion=ya=se=me=olvido=que=
te=iba=yo=a=decir=jeje

Juan! dijo...

Marichuy

Triste eso de la perdida de la inocencia... triste porque así nos damos cuenta que bien nos hemos adaptado a la realidad del mundo.

Pero si no fuera así no podríamos utilizar ese don de la critica mordaz

besitos inocentes

-J

W dijo...

Lástima que muchos sí lo "compran" a pie juntillas.... :(

Besos inocentes :P

Mafalda dijo...

...

Los hombres y sus leyes, sus estatutos, sus propios límites, sus estandartes, etc.
Los hombres y su libertad, su capacidad de dejarse llevar, su ilimitado universo, etc.

Muchos eligen bastón.
Otros prefieren la caída libre.
Muy pocos se apasionan por vivir.
Todos tenemos la oportunidad de encontrar respuestas.
Muy pocos las buscan.
La gran mayoría tienen fe.

Somos responsables de lo que creemos (verdades o mentiras) y a lo que jugamos (doble moral).

Las religiones son una cosa, los hombres son otra.

Saludetes inocentones para ti.

Mafalda

Jo desde la Barandilla dijo...

en la edad de la inocencia todo valía... hasta la palabra y algunas sanas fantasías

en contraste su pérdida es que vale madre! (ay perdon por el frances je) las palabras algunas se vuelven guangas que te dire de las promesas...

la religión y la fe? sin palabras
conforme uno crece supongo que unos podrán volverse cínicos, ajenos, obvios, distantes, y hasta haciendo lo que hacen unos segun siendo adultos ni pedirán disculpas... tan solo haran mutis disimulando no oir nada o fingiendo no dándose cuenta


conozco a varias personas asi... pero mejor se apagan para evadir
asi gira el mundo vaya "broma"

MauVenom dijo...

Yo no creo que en mí quede nada de inocente... aunque siempre se puedo uno sorprender

pero sé que respeto la diversidad y el afán de fomentar la libertad lo cual me hace, no una mejor persona pero digamos, alguien con un poco de trabajo interno

además de que mi actitud permisiva" como alguna vez alguien me dijo con indignación hace más por la estabilidad del mundo que las grotescas limitantes de quien se siente juez y se cree conocedor de cualquier tipo de verdad

... por otro lado... Mari tú te pasas... nos pones como ejemplo al más ridículo, arcáico, convenenciero y mercantilista de los ejemplos... la Iglesia Católica ... que se cree en el derecho de reglamentar el amor y la libertad, que vive enjoyada y rodeada de lujos mientras aboga por al inocencia de los "pobres" que desangra y de cuya ignoracia vive

pero su estilo es siempre la doble moral, fomentar la pederastía y quemar en la hoguera al amor libre

ellos no saben de una relación con mujer, con hombre, con nadie ... saben de moverse entre las sombras y salir a la puerta para condenar a los demás

que no son los únicos que lo hacen he de decir ... pero son los que nos toca tolerar a nosotros.

Besos reformistas

Ju dijo...

UFFFFFFFFFFFFFF Vaya temita por el que se te ha dado mi Marichuchis...la pérdida de la inocencia...

En lo que a mi experiencia respecta la verdad que creo que los batacazos más fuertes no han venido tanto por el lado de las DESILUSIONES (OTRO TEMITA) relativas a lo Divino, a la Justicia, ni nada que se escriba con mayúscula. Creo que los golpes más duros han venido de afectos cercanos, de personas que una quiere y que no cree capaces de lastimar. Hasta que una aprende que esas personas también son capaces de lastimar. Y una se va haciendo dura. Y empieza a tener otra mirada.
Como dice la maravillosa poeta uruguaya Idea Vilariño: "esta terrible lucidez amarilla"...es como eso esta nueva mirada...lúcida y terrible. Y una preferiría, de ser posible, elegir la inocencia y no esta "lucidez".

Ufffffffffff nuevamente. Me quedo pensando. Estos días me ha dado por la modalidad introspectiva.

Para finalizar,algo que viene desde el Sur más Sur de nuestro continente, y de mi país (desde la ciudad de Ushuaia, en la Prov. de Tierra del Fuego)y me da mucha alegría.
Aquí se lo dejo:
http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-137729-2009-12-28.html

Un Fuerte Abrazo.

malbicho dijo...

excelsa la pizarnik

la inocencia es de esas cosas que nos hacen (los demás) avergonzarnos como si fuera un lastre, cuando debíamos ejercitar cotidianamente la capacidad de ver al mundo con ojos niños

Ivanius dijo...

Aún creo que existe el asombro, y la capacidad de crear. Que en el fondo no son más que un modo de enfrentar lo que se nos presenta de un modo a veces irónico, a veces amargo, a veces sonriente, a veces cabizbajo. Pero segur adelante.

Y llámenme como quieran, que al fin tras la pérdida de la inocencia subyace, remedio único, el sentido del humor.

Abrazos contemplativos.

Tessitore di Sogno dijo...

Querida, admirada escritora:

Tengo que confesar que hablar de injusticia y desigualdad siempre me ha costado tanto trabajo, si vieras cuanto... no obstante creo que es y siempre será mucho peor el silencio. El grito ante lo que no debemos permitir, la lucha ante lo que no nos parece correcto debe ser sin duda un objetivo incuestionable y necesario para cualquier ser humano.

Un abrazo fuerte.

GAB dijo...

Mi querida Marichuy, aunque creci en un pueblo rulfiano y dado un mucho a ese apego a la religion, considero que el mexicano es profundamente pagano, y para nada inocente, y la risa, la que nos etiqueta mejor. Por tanto es la "mascara" la que mejor nos va, dado que en nuestro origen reciente en el siglo XV, o desde la reinvencion de Mexico-Tenochtitlan, quedo demasiada sangre derramada, demasiado furor y odio, para que esa inocencia perdurara en esa especie de subconciente colectivo, y los inventos occidentales como democracia, revolucion, garantias individuales, han sido apenas superficialmente trasterradas. De ahi que las instituciones religiosas, politicas, etc hayan sido un sucedaneo o apoyo para el cacique porfiriano o gobernador priista o panista que le pongas(el [poder) en turno. Aunque no creo como mencionaba el Torquemada de Dostoyevski en los hnos Kamarazov, que le hayan quitado las llaves a Jesus, y que sea San Pedro el conserje en turno, sino que esas llaves puedes llamarle bondad, esperanza, fe, amor. pueden estar recluidas dentro de nosotros y las buscamos fuera.

Un abrazo nocturno

X dijo...

Marichuuuuyyyyyyyyyyyyyyy!!! Tú sí que te la sabes!!!!

Has visto Gegen Die Wand?, tssssss, ando como el Cahit, igualito!!!!! Cha.... No sé, osea, si sé, pero no sé del todo......

Pffffff!!!, ¿Por qué las relaciones humanas no son como una ecuación? comprensibles, que se pueden resolver-entender, que se pueden predecir los resultados!!!!!!

Auch!!!

Ana dijo...

Querida Marichuy... la inocencia solo pertenece al mundo de los niños como bien dices...
y es demasiado cruel que esta se pierda por personas que crees buenas...
aun a estas alturas de la vida hay gente que te quita poquito a poquito los ultimos granitos que quedaban...
como bien dice Mad... los seres humanos somos muy complejos...

abrazos enormes...
=D

LUMPENPO dijo...

Marichuy, de acuerdo con usted, la inocencia tiene el encanto de una ilusión que se cree posible, infantil, lúdica. Devastada por los guardianes de la fe, de la moral, de la familia o lo que sea no es más que un vil asesinato.

Frente a esa iglesia y esos clérigos, existe otra que sólo en América Latina ha podido dar a luz a Hidalgo, Morelos, Leonel Rugama, Camilo Torres, Sergio Méndez Arceo, Samuel Ruiz, Helder Cámara, Ernesto Cardenal, Leonardo Boff, bueno hasta el fundador y teórico de la Liga Comunista 23 de Septiembre en México era sacerdote: Ignacio Arturo Salas Obregón "Oseas" (desaparecido en 1974). Iglesia de los pobres, Teología de la Liberación u Opción Preferencial por los Pobres, como quiera que sea, perseguida por el poder político y el Vaticano. Juan Pablo II, su más fiel perseguidor. Otra noción de Dios, junto a los pobres, los indígenas, las mujeres en la construcción del reino aquí en la tierra, sin explotados ni explotadores ¿como explicar los movimientos sociales en Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Brasil, Perú y México sin la participación de ellos? La fe y su iglesia tiene también su dialéctica, su lucha de contrarios. Leonel Rugama, muerto a los 21 años en el combate frente a todo un batallón, poeta, al grito de ríndanse contestó ¡que se rinda tu madre! maravilloso poema "La Tierra es un Satélite de la Luna" (http://www.dariana.com/Panorama/Generacion-del-70.html#rugama)

Soy inocente aún, porque creo, creo que es posible ese mundo, otro posible, de iguales en la diferencia.

Abrazos como quisiera con la ternura infantil de creer, creer en los ángeles que guardan y no desamparan ni de noche ni de día, sin embargo, abrazos de un desamparado náufrago para Marichuy con su dedo en la llaga (como Dios manda)

marichuy dijo...

Marina

¿Tú crees que me despaché? Por mi parte creo que me vi muy sutil; demasiado. Pero estoy de acuerdo con vos, la gente, para poder sobrevivir en un mundo bastante jodido, necesita creer en algo... en lo que sea. Da lo mismo si es una Deidad Santificada por los Jerarcas Vaticanos; o bien, una cien por ciento pagana, sacralizada por su propia Fe, esa que nada tiene que ver con las mentiras oficializadas desde el Poder... nada divino.

Un beso

marichuy dijo...

Chilly

Querido, tú y el Champignon, están igual de salados, jeje. Sólo a ustedes dos les sucede eso (bueno... y a mí, que el blogger también me ha jugado malas pasadas).

Y también se parecen (Champignon y vos) en lo desmemoriados... ese alemán tan letal, jajá).

marichuy dijo...

Juan

La crítica mordaz deviene, bien lo dijiste, cuando hemos perdido buena parte de la inocencia. Quizá por ello, muchos confunden ignorancia con inocencia... y por eso prefieren dar la espalda a la realidad y encerrarse en su burbuja rosita fresita.

Besos semi-inocentes

marichuy dijo...

Work's

Vaya que se la compran. No quisiera ser grosera, pero comprarse semejantes patrañas, sólo puede deberse a la ignorancia, esa que nada tiene que ver con la inocencia (y el Cardenal Norbis, sí que es un peligro para México).

Besitos semi-inocentes

marichuy dijo...

Mafis

Estoy de acuerdo, querida, en que cada quien elige en lo que quiere creer; así como comprar las mentiras y patrañas que mejor se acomodan a su concepción del mundo. En lo que tendría mis dudas, es en que la mayoría aún conserva su Fe y de paso, a su hermana la esperanza. No sé, quizá hablo desde lo que yo veo. Ojalá me equivoque; sería mejor, mucho.

Abrazos

marichuy dijo...

Jolie

Creo que son pocos, muy pocos (y envidiables) los que al crecer no se vuelven cínicos ni descreídos. Y no sé qué sea peor, si vivir eternamente en una nube de fantasías rosas... o vivir en un eterno cinismo.

marichuy dijo...

Mau

Quizá, algún recóndito sitio de tu alma aún permanece impoluto, inocente; sólo que está tan escondido que ni siquiera lo sospechas.

Ni quien pretenda defender a la Iglesia Católica. Aquí hablo de Instituciones y personeros, no de religiones; mi pleito no es con estas. Aún así, creo que no necesariamente es la peor (habría que ver las restricciones del islamismo, el judaísmo y de otras sectas menores como los Testigos de Jehová -jeje, estos últimos se parecen tanto a los PANistas, a la hora de hacer proselitismo), aunque sí la de mayor poder e afluencia, dada la magnitud de su feligresía.

Nuestra “moderna” sociedad occidental, ha alcanzado una degradación que en nada envidia a la decadencia de las Civilizaciones de antaño. Ya no recuerdo quién fue el insigne estadounidense, que dijo algo así como que “Estados Unidos era la única Nación que había transitado de la barbarie a la decadencia... sin conocer jamás la civilización” (y uno de los mejores críticos de cine mexicanos, lo dijo así: “esos -los estadounidenses- que ni a gentilicio llegan y confunden a la historia con la técnica, cuando no es que la compran para sacarle plusvalía”) y nosotros que somos sus vecinos -y peores imitadores-, no les pedimos nada en eso. Pero las causas de esta degradación social, no han sido las divergentes creencias ni tampoco, las formas de amar más allá de lo socialmente impuesto. Quizá sólo haya sido la pérdida de inocencia, la falta de esperanza.. porque ya no hay nada –bueno- qué esperar.

Besos reformados

marichuy dijo...

Jules

Es muy cierto, la Iglesia en particular y las Instituciones Poderosas en general, pueden lastimarnos... y mucho (incluyendo la excomunión y la exclusión social). Pero ninguno de esos golpes marca y lacera tanto, como el que te propinan los seres queridos y cercanos. Es entonces, cuando nuestra inocencia (y nuestra dignidad) puede quedar severamente dañada. Y sí, la lucidez puede ser punzante.

Ya leí la nota de Pagina 12... muy bien por el Juez de esa Prefectura.

Abrazos

marichuy dijo...

Bichito

La Pizarnik es enorme.

Ojalá todos pudiéramos rescatar algo de nuestra olvidada inocencia, para volver a la Patria de la infancia perdida.

Abrazo

marichuy dijo...

Ivanius

La capacidad de sorprendernos y asombrarnos, ante lo nuevo y lo maravilloso, creo que no la hemos perdido. Lo que no estaría tan segura, es si ello equivalga a la inocencia.

Un abrazo sin adjetivos

marichuy dijo...

Mi querido Tessitore

La indignación y, sobre todo, la impotencia, nos provocan rabia y dolor. Yo también me he dicho en más de una ocasión ¿y de qué sirve que yo regurgite todos estos dolores, si al final nada (o muy poco) puedo conseguir)? Y siempre llego a la misma respuesta que vos: el silencio es la peor forma de complicidad. Callarse es convalidar tanta hipocresía y abyección.

Te mando un fuerte abrazo

marichuy dijo...

Gab

Yo, por el contrario, creo que el pueblo mexicano sí es religioso y que su religiosidad está signada por el sincretismo; esa mezcla casi indisoluble entre paganismo ancestral y catolicismo post colonial. Y esto se ve con mayor énfasis, precisamente, en sitios de las sierras oaxaqueña, poblana y guerrerense.

En cuanto a que la religión es el mejor medio de manipulación y control de un pueblo; eso bien lo sabemos y desde siglos atrás. La manipulación religiosa, política y mediática, van de la mano y no encuentran un mejor aliado para su éxito que la ignorancia de un pueblo.

Ojalá esas llaves que mencionas, las pudiésemos encontrar todos.

Un abrazo matutino

Champy dijo...

Ay es que tu lo metes a uno en tamaños apuros! Que en una de esas y Murphy por eso hace de las suyas y dicta a blogger: Bloquealos!

Inocencia....

Yo si creo en ella! El que un par o un puñado de malnacidos haga y deshaga juzgue y prejuzgue, sentencie y excolumlgue a mi no me mueven ni un pelo! Y aunque no tenga, si lo tuviera no me movería ni madres! Y soy tan inocente como mi gatito!
Si por inocente debe entenderse al que está libre de culpas, si, soy inocente, para mi no es ninguna culpa elegir lo que he elegido, no es culpa ni mucho menos remordimiento tener la oportunidad de elegir a quien amar o donde eyacular!

Y mi esperanza es que todos y cada uno de nuestros paisanos alcancen la misma oportunidad, así y solo así, nos decidiremos y mandaremos al maldito Fecal a la MIERDA!

Y si blogger manda a error otra vez hay conjuro en nuestra contra!

2046

marichuy dijo...

Mi estimado Astrofísico

Voy a poner una seria queja, caray. ¿Cómo le hacen (no eres el primero que sé) para ver esos filmes que ni esperanzas de que lleguen a México? Será que a mí, nadie me invitó al Festival de Cannes -ni siquiera al Morelia Film Fest-, que ni esa cinta de Haneke que citas (muy bueno tu paralelismo), ni la de “Un Prophête” o la de “Anticristo”, las he visto (y en este país invadido por Hollywood, no veo para cuándo)

Y te decía que tu paralelismo es perfecto, pues, según Michael Haneke, “Gegen Die Wand” retrata el fin de la inocencia en un grupo de niños a quienes les es, casi, inoculado el mal y los cimientos de lo que sería el nazismo.

Besitos

marichuy dijo...

Ana

Pues en parte es así; no obstante, creo que no debería serlo. Uno debería poder conservar buena parte de su inocencia, casi como una armadura protectora.

Un abrazo

marichuy dijo...

Lumpenpo

La inocencia; creer en lo que no se ve y que casi siempre es imposible (muy parecida a la Fe), la perdemos, como bien dice usted, a golpe de desengaños y represiones formuladas desde el poder eclesiástico, familiar, mediático y político.

Esa otra iglesia que usted menciona, esos otros idealistas que creían en la justicia divina, han sido acallados y negados, excomulgados (pocos textos más devastadores, que la excomunión/maldición al Cura Hidalgo). La Iglesia Romana Católica, es quizá una de las mayores y más crueles Dictaduras de la historia mundial. Y su símil mexicana, no se queda atrás. Quizá por eso, es que yo hace tiempo me he vuelto casi atea y sin embargo, no obstante mi escepticismo, aún conservo capacidad (y grande) para las sorpresas y las creencias en imposibles. Y aunque no sé de qué tanto me sirvan, pienso que tal vez sea eso, mi parte inocente, los resabios de la niña que rezaba al Ángel de la Guarda para que nada malo le pasara a sus hermanos que no conocía ni a los padres que nunca veía, lo que me ha permitido sobrevivir... a pesar de la desesperación, vivir -sin morir en el intento- con la desesperación, como decía esa gran sobreviviente Marguerite Duras.

Un fuerte abrazo para vos

marichuy dijo...

Mi Champy

Pues no; no te mandó error.

Creer y tener inocencia, no es lo mismo, me temo.

Pero según tus estándares, así como lo planteas, seguro tú eres bien inocente... empezando porque aún crees que este país, ya ido al carajo, todavía puede tener salvación (y que Felipito se va a ir a donde merece… es decir, de vuelta al oscuro agujero del cual nunca debió salir).

Besitos casi-inocentes

Champy dijo...

Si...una revolución ayudaría bastante....y en medio de la revuelta, que las turbas enloquecidas lo saquen de Palacio y lo arrastren por todo el zócalo, como la ropa se le iba cayendo, ya solo le quedaban hilachas....lo esperaba una estaca enorme (para él....digo digo digo, para sus dimensiones) y lo empalaban.

Una vez empalado y mientras el mundo entero cubría la nota, algún loco "inocente" se colaba hasta al podio colocado estratégicamente al centro de la plaza (se me hace que esta escena la debe organizar Garcia Luna) y le prendía fuego.

Bueno. No te lo regrese por el agujero que querias pero casi casi..es mas, se me hace que un poquito peor.

2046 Revolucionaros e inocentesbesos besos

jess dijo...

"... Rota la quimera, muerta la ilusión, ya no rezo al Cristo de mi cabeceara, ya no rezo al Cristo que jamás oyera, los desgarramientos de mi corazón."
Rubén C. Navarro.

Yo la verdad es que sigo rezándole al ángel de mi guarda (después de El Gran Arquitecto, esos seres tienen toda mi admiración y profundo respeto), y la verdad es que sigo creyendo en la justicia... lucho a cada instante por rescatarla.
:)

Pero la edad de la inocencia.. uff... esa no termina nunca, únicamente sigue su curso.
;)

Un abrazote Marichuy!
Por fin, por fin!! :D

La abuela frescotona dijo...

MARICHUY, QUE BUENO LO QUE HAS ESCRITO ¡¡
ESTOY CONTIGO,YO ME CRIÉ, CON MIS HERMANOS Y PRIMOS PUPILOS.
ES TODO VERDAD TU RAZONAMIENTO.

ABRAZOS DE AÑO NUEVO AMIGA¡¡¡¡

koalbiter dijo...

Hola Marichuy

Con el paso del tiempo la inocencia se vuelve incredulidad, y eso es grave, ya que hay mucha gente que tiene fe en las instituciones como la iglesia católica y no se de cuenta de cómo cualquier organización, no esta exenta de malos manejos.
Acabo de leer “si esto es un hombre” de Primo Levi y me pareció justo eso, como un hombre sin cólera en su corazón puede hacer lo que los alemanes hicieron en Auschwitz; y como bien lo comentas no solo a judíos. Es la decadencia de la sociedad, la sociedad no está lista para entender y juzgar el bien o el mal, solo diles que algún famoso golpeo a su esposa y la respuesta va a ser algo como “a lo mejor ella se lo busco”; somos una sociedad en premiamos la violencia y la intolerancia, porque el fin justifica los medios, pero sin que le pongan etiquetas.

Te mando un abrazo! Muchos saludos!

karenina dijo...

buen año nuevo marichuy...abrazos inmensos...donde puedo pasar por una pizca de inocencia?

QUANTUM dijo...

Creo que parte de estar en equilibrio es conocernos, enfrentarnos y afrotarnos a nosotros mismos. Es así que hoy decido enfrentar mi propio orgullo.

Marichuy, hola !!

Creo que el ser humano es capaz de comunicarse; aunque yo, momento atrás, haya mostrado mi incapacidad de hacerlo. Es por eso que vengo a ofrecerte disculpas por todos mis comentarios que hayan resultado groseros en tu blog.

No ha sido mi intensión haber incomodado a tu amiga Aurore y a ti, Marichuy. Todos contamos con formas diferentes de pensar y no tuve la madurez de saber expresarme, saber comunicarme.

Marichuy, te ofresco disculpas. Tú eres un ser humano hermoso. Te deseo un FELIZ AÑO NUEVO.

Con admiración y respeto, se comunica así el infractor del equilibrio.

marichuy dijo...

Champy

Dicen por ahí, que la primera revolución que tenemos que hacer... es la propia, la que nace desde dentro. Y me temo que esa es la más difícil (este pueblo lo veo más apático que nada).

Tú y mi querida Aurore, comparten preferencias castigadores: el empalamiento acostumbrado antaño, por ejemplo, por los Vampiros (los verdaderos, no estos teenagers cari-lindos hollywoodenses). Pero sospecho que de acabar así, pasaría a la historia como una víctima, casi un héroe y... no es eso lo que queremos, ¿verdad?

Besitos recapacitados

marichuy dijo...

Jess

Es bueno que vos conserves la inocencia y que todavía le reces al Ángel de la Guarda. Quizá a ti, que aún conservas intacta tu Fe, te haga caso.

Un abrazo

marichuy dijo...

Querida Abuela

Qué bueno que usted se crió en el campo y al lado de sus hermanos.

Gracias por sus palabras y por haber llegado a este blog.

Un fuerte abrazo para usted

marichuy dijo...

Hugo

De Primo Levi, tan certero, pasas a otro grande. Uno demasiado malinterpretado y maltratado por la historia y alguien muy admirado por mí (tú lo sabes bien, porque me lo has leído), y de quien los reduccionistas han tomado (absolutamente descontextualizada) esa famosa frase. Cuando a sus intereses conviene (y sólo así), es que el fin justifica los medios. Amén de intolerante e hipócrita, nuestra sociedad es sumamente violenta.

Un abrazo de vuelta para ti

marichuy dijo...

Kerenina

Desafortunadamente, no sé de ningún sitio en donde podamos adquirir inocencia. Quizá, la búsqueda tenga que ser introspectiva.

Lo mismo para ti

Un abrazo en este fresco anochecer chilango

marichuy dijo...

Quantum

El equilibrio es una aspiración permanente y algo dificil de lograr.

No descubro el hilo negro si te digo que en estos tiempos, cuando con más y mejores -se supone- medios de comunicación contamos, es cuando más incomunicados vivimos. Muchas veces he dicho en este blog, que cada quien lee desde su background emocional, cultural y vivencial. Por ello, aun cuando leamos lo mismo... no leemos lo mismo. Y en ese sentido, creo, las malinterpretaciones han sido mutuas, no sólo tuyas.

Gracias por las disculpas, pero no eran necesarias. Los blogs son reflejo de la sociedad y la nuestra, ya lo decía al principio... está peor comunicada que nunca.

Saludos, gracias por los buenos deseos y un buen año 2010 para ti

Ju dijo...

ay puch!! estuve 2 horas (bue..tampoco tanto jeje) escrbiendo un commentaire y se me borró...

En el mismo le contaba que hoy charlaba con una amiga (a raíz que de ella me decía que cada vez que ve una foto de Carson Mc Cullers se la imagina con una escopeta bajo la mesa de escritora) que nos queremos estampar una remera con Carson llevando una escopeta y una inscripción: "NEXT TIME THINK IT TWICE". Jeje a ver si así disuadimos a unos/as cuantos de querer hacernos perder un poco más de nuestra inocencia...si quiere hacemos una tb para Ud...

Por lo demás, y haciendo honor a los tantos años de economista, coincido con Mister Astrofísico: ¿¿¿¿taaaaaaaaaaanto pedir es que las relaciones humanas sean como una fórmula, o sea, entendibles, descifrables?????

Por último, qué buena noticia que Ud. tb sea del grupo Pink Floydero, por decirlo de algún modo...jajaj

Abrazosssssssss

marichuy dijo...

Jules

Bienvenida al club... de las exageradas, jajá. La ramera, quedamos, es como una camiseta, un maillot, verdad? Bueno, si es así, yo también quiero una.

Sobre la petición de Mr. Astrofísico, qué le puedo decir yo, cuando en las matemáticas del amor... me va peor que en las otras, jeje. Ergo, creo que si es mucho pedir.

Para mí, esos ingleses de Pink Floyd son al Rock... lo que Bach a la música clásica: sus dioses

Saludos y abrazos numéricos

Ju dijo...

Noooooooooo Marichuchis, Ud. ya está como Concepción. Es rEmera no rAmera ajjaaja apréndase bien la diferencia, mire que no es lo mismo pedir una remera que una ramera..

luego me pasa su talle.

Coincido totalmente con lo de: Pink Floyd son al Rock... lo que Bach a la música clásica: sus dioses.

A bientot.

marichuy dijo...

Jules

Y eso que vos ya me había advertido de no caer en la "confusión semántica", jajá. Y mire que las susodichas... las señoritas no los maillots... deben estar carísimas.

Abrazos pinkfloyanos

Abraxas dijo...

¿inocente? ¡Yo!

Carlos dijo...

jaja hace rato que no me pasaba :( ya extrañaba escribirmis sandeces caray

pufff pero no te preocupes, todo cambiará cuando yo sea papa, seré el primer papa gay (almenos abiertamente), y aparte descubriré los secretos del vaticano, sii mi sueños guajiros ja


Saludoootes

marichuy dijo...

Abraxas

Ayer, no sé por qué, pero me acordé de ti... seguro no estaba pensando en nada inocente.

marichuy dijo...

Carlos

Je, sutil pero directo: primer papá gay, abiertamente asumido, porque de que los habrá, vaya que sí.

Saluditos sin bendiciones vaticanas

Ju dijo...

Leyendo la cita de Fonseca me acordé de "Las palabras violadas" de Julio Cortázar. Aquí le dejo el comienzo:

Si algo sabemos los escritores, es que las palabras pueden llegar a cansarse y a enfermarse, como se cansan y se enferman los hombres o los caballos. Hay palabras que a fuerza de ser repetidas, y muchas veces mal empleadas, terminan por agotarse, por perder poco a poco su vitalidad. En vez de brotar de las bocas o de la escritura como lo que fueran alguna vez, flechas de la comunicación, pájaros del pensamiento y de la sensibilidad, las vemos o las oímos caer como piedras opacas, empezamos a no recibir de lleno su mensaje, o a percibir solamente una faceta de su contenido, a sentirlas como monedas gastadas, a perderlas cada vez más como signos vivos y a servirnos de ellas como pañuelos de bolsillo, como zapatos usados...(Fragmento).

Leído el 26 de marzo de 1981 en la reunión que la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADDHU) organizó en Madrid.

Saludos vitales.

Gonzinko dijo...

La inocencia es un tesoro... Si, ya se, muy ricotero lo mio

mario skan dijo...

En argentina se casaron dos hombres en tierra del fuego, una provincia muy muy lejana, al sur, porque en ciudad de Baires se lo prohibieron. Ahora resulta que la jueza que los casó o permitió el casamiento recibe una denuncia. Es esto el S XXI?

Los hijos de la familia Noble, los dueños del diario Clarín, parecen que son hijos de desaparecidos por la última dictadura. Esto si que parece una broma del día de los inocentes.

muy bueno tu artículo Marichuy.
saludos y que pases un año nuevo 2010 de perlas¡¡¡¡¡¡¡

QUANTUM dijo...

Gracias Marichuy, de verdad Gracias !!

marichuy dijo...

Jules

No conocía esa lectura del gran Julito. Y esa cita me recordó algo que decía Alexandre Dumas: “Yo sé que violo a menudo la historia, pero le engendro hijos muy interesantes”

Saludos cortazianos

marichuy dijo...

Gonziko

En efecto lo es, sobre todo, porque cada día es más escaso.

marichuy dijo...

Mario

Supe de la boda efectuada en el último punto del Cono Sur (Uzuaya, o como se escriba). Pero me sorprende lo de la denuncia contra la Jueza que permitió el casamiento. No cabe duda... la estupidez y la intolerancia no tienen Patria.

Los de los desaparecidos, como broma, me parece de muy mal gusto, no?

Gracias por los buenos deseos; lo mismo para vos y gracias por estar aquí.

marichuy dijo...

Quantum

Nada que agradecer.

mario skan dijo...

Hola Marichuy: lo que intenté decir sobre los hijos de desaparecidos no era una broma sino que Los dueños del diario Clarín, principal medio informativo de la argentina, principal opositor al gobierno, no sería para nada ético que los hijos de la familia Noble fueran hijos de desaparecidos, creo que si se comprueba lo que se sospecha el escándalo sería mayúsculo.
Por eso digo: sería una broma ( una paradoja, un dislate ) tal vez me faltó agregar de muy mal gusto. te aclaro esto porque no suelo tomar a la chacota estos temas. Bueno marichuy, que pases un inicio de año copado, abrazo

saqysay dijo...

Comparto al cien por ciento tus palabras...

Saludos!

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

cada evento es una prueba que me temo que no pasamos. Yo también creí en la justicia casi como algo mágico, ahora entiendo que hay que construirla con las manos. Hay días en los que aun creo que se pueda hacer algo, otros, los más, no

marichuy dijo...

Mario

Ya me aclaré la confusión; hoy en el diario mexicano que acostumbro leer (fiel opositor al gobierno federal, así como yo, jeje), leí una nota donde se habla de eso que vos mencionas y sí, suena a un asunto muy delicado (casi poco ético me atrevería a decir).

Gracias por los buenos deseos nuevoañeros. Ojalá que 2010 sea un mejor año para todos.

Un abrazo

http://www.jornada.unam.mx/2009/12/31/index.php?section=mundo&article=016n3mun

marichuy dijo...

Saqysay

Un beso, gracias por las coincidencias

marichuy dijo...

Cuentista querida

Muy cierto, hemos llegado a un nivel que recuerda a los hombres de antaño: ese en que la justicia debe construirse manualmente. Muy triste, pues se suponedora ya habíamos superado esa etapa.

Fernando dijo...

Quizá la inocencia a nuestra edad, Marichuy, es rebelarse contra los fundamentalismos, y no dejarse llevar por la apatía, el relativismo moral o el "qué le vamos a hacer, si el mundo es así". Mientras haya gente que piense en una justicia utópica pero no imposible (ni perfecta), habrá un futuro que perseguir.
Un abrazo.

marichuy dijo...

Fernando

Viéndolo así, me parece que aún conservo buena parte de mi inocencia.

Gracias por darme esa ilusión.

Un abrazo