escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

mayo 22, 2009

ciel brouillé... cielo nublado

Quisiera tener una varita mágica para dar con las palabras precisas, solo las necesarias y decirte en pocas líneas, algo tan simple como que hoy estuve pensando mucho en ti. Es extraño, porque sin ser tu cumpleaños ni ningún otro aniversario, todo el día te he estado recordando. Cuánto tiempo ha pasado ya desde tu partida; tanto desde la última vez que nos vimos. Y sin embargo, con solo cerrar los ojos puedo mirar los tuyos; volver a sonreír como si te tuviera enfrente, contagiada de la chispa, de ese brillo casi inocente que destellaban tus ojos cuando estabas contento; cuando nos reíamos a carcajadas de cualquier nimiedad, sin importarnos que la gente a nuestro alrededor pensara que estábamos locos y que eramos unos mal educados por reírnos tan fuerte. De haber sabido, me hubiera reído con más fuerza; con tanta, que aún hoy me quedaran restos de aquellas risas, para palear las ganas infinitas de llorar que siento cuando pienso en los últimos días antes de tu partida. Pero no te preocupes, ya no hago dramas; hace tiempo que deje pelearme con la vida y de reclamarle al destino por lo sucedido. Pero de continuar haciéndolo, creo que tu no me lo reprocharías; entendías como nadie mi forma de ser. Hasta hoy, sigues siendo el único hombre que no se ha asustado al ver llorar a una mujer. Y cómo hacerlo, sin en el fondo éramos tan parecidos. Aún recuerdo como si fuera ayer, aquella lluviosa tarde -como la de hoy-, cuando vimos un viejo film de Theo Angelopoulos, Paisaje en la niebla. Cómo lloramos, en silencio, pero desconsoladamente, mientras veíamos las desventuras de ese par de niños griegos, quienes en ese viaje iniciático en busca de un padre inexistente, conocerían más penas y miserias que las producidas por la pobreza que dejaban atrás. Creo que tu y yo nos sentíamos un poco como ese par de huérfanos; sabedores de que buscábamos algo que quizá no existía, dejábamos atrás la tibieza del hogar familiar, para ir en pos de un sueño que bien a bien no había seguridad de encontrar.

Hoy cayó uno de esos aguaceros que parecieran no terminar jamás; pero de pronto, justo cuando yo tenía que salir, paró de llover y un sol tímido hizo su aparición; entonces, decidí irme a caminar por esa larga avenida que tanto te gustaba. Fue cuando más pensé en ti; nos gustaba tanto caminar después de la lluvia, sentir como la humedad y el frío que llegan tras un duro aguacero, se nos iban metiendo lentamente en el cuerpo. Caminé un largo rato y disfruté sintiendo el viento fresco sobre mi cara e imaginándote mirar ese cielo medio nublado, iluminado por los últimos rayos del sol. Y sonreí. Para mi, pero sobre todo para ti. No sé si los transeúntes habrán creído que estaba loca por reírme sola. No sé, ni me importa; porque hoy me he sentido casi optimista y he pensado que quizá, no esté lejano el día en que los científicos den con la cura para esa maldita enfermedad que te arrebató la vida, como se la ha arrebatado a tantos otros. Y qu
isiera creer que un día de estos, ese virus dejará de ser visto y señalado bajo el velo de la moralina y la hipocresía. Sé que esto último te haría feliz, llenando de luz a tus maravillosos ojos que tanto extraño.


Tu mirar se diría, que en un vapor se pierde;
tu mirar misterioso -¿es azul, gris o verde?-,
alternativamente tierno, cruel, soñador,
refleja la indolencia del cielo y su color.

Recuerdas esos días blancos, tibios, velados,
que hacen fundirse en lágrimas los pechos hechizados,
cuando los nervios, víctimas del mal que nos agita,
muy despiertos, se burlan del alma que dormita.
[Ciel Brouillé, Charles Baudelaire. Fragmento]

77 comentarios:

Cache dijo...

Marichuy, queridísima:

No hay nada más bello que una mujer expuesta de pies a cabeza; pero aún más bello es tenerla expuesta de corazón.

(conste que ahora no me estoy fusilando a nadie, ésa frase se me acaba de ocurrir por lo conmovedor de tus letras)

Un beso empañado (obvio por un par de lágrimas)

Stanley Kowalski dijo...

Hermoso relato, plasmar recuerdos tan vívidos no es tarea fácil, sin embargo para vos, es tan sencillo!
Me emocionó mucho la escena del film griego y el final fué abrumador. Un texto intenso, deseo que sea ficción.


Muchas gracias por tus felicitaciones, querida Marichuy, y coincido con vos, la red carpet fue inolvidable!!

BESOTES HERMOSA

marichuy dijo...

Cache

Gracias querido; no era mi intención sacarte lágrimas.

Un besito

marichuy dijo...

Santley

Tan lindo. Esa película es sobrecogedora; tanto, que no he podido volverla a ver.

Infortunadamente, no es ficción.

Besos y gracias

jota pe dijo...

-- marichuy, y a donde ir sino es al recuerdo? y ahi reir hasta que te duelan las cotillas que la sonrisa es tambien un llanto alegre, que el recuerdo te encuentre riendo

marichuy dijo...

Jota-pe

Pues, será como dices; ya lo decía George Sand:

"Dios pone el placer tan cerca del dolor que a veces lloramos de alegría."

Fernando dijo...

Un aguacero de palabras demasiado bello para tanta tristeza. Pero hay que tener mucho talento y valor para escribirlo así.
No soy de lágrima fácil, pero sí de nudo en la garganta. Menos mal que no me impide escribir; si tuviera que decirlo hablando, no podría.

marichuy dijo...

Fernando

Un aguacero como el que recién ha caído aquí; todavía oscura la mañana.

Gracias por tus palabras.

e. r. dijo...

HOla, Marichuy!
¿Esta carta es para el concurso de la otra vez?
Es muy hermosa.
Saludos...

lastresyuncuarto dijo...

Marichuy, me quede en blanco, me quede pensando en lo terrible de las perdidas, pero también en lo feliz que debe de sentirse uno de haber transitado las avenidas de la vida con ellos, con nuestros verdaderos amigos.

Los amigos, se convierten en nuestra familia por elección, se que este post te ha costado lagrimas, pero también sonrisas, se que sus ojos y su risa son los que quedan en ti, ahora, se que sin conocerte tanto, que sigues maldiciendo todos los días esa “maldita enfermedad que no tiene cura”, y también se que festejas la vida de tu amigo.

Ten la seguridad que ayer no caminaste solita por esa gran avenida, tu amigo estaba a tu lado, sonriendo contigo, ¿Qué solo tu lo ves? Pues si, las personas que te vieron como loquita, seguro pensaron esta mujer es una mujer feliz, ¡Que envidia!

Y no importa que nos hagas llorar, es nuestra elección, salir corriendo o quedarnos hasta el final, creo que me uno a ti con la sonrisa, porque la vida te premio con un amigo, de esos que solo se dan para enseñarnos a vivir.

Un fuerte abrazo mi querida Marichuy

Dilbertina

g. neidisch dijo...

Es de agradecerse, de admirarse y de apreciarse. Es de alabarse, de conmoverse.
Que expreses de forma escrita algo tan personal, dirigido a alguien que tal vez no sea ninguno de nosotros.
Es de apenarse. Al menos para mi; pues me apena mucho sentirme un espia de algo tan personal y tan conmovedor y tan agradable y tan ajeno al mismo tiempo. Tan intimo y tan privado.
Espero que te encuentres bien, y que tengas un espejo a la mano para ver lo agradable, conmovedor y contagioso que es una sonrisa, incluso la propia.
Te mando un abrazo. Y una sonrisa.
:)

Xaj dijo...

Cuando el ozono pide pista, sólo hay que invitarle un café. Se lo satisface, cuenta sus historias, lloramos de la mano. Se va.

Abrazo Mari.

malbicho dijo...

cómo puede ser tan bello un texto tan triste?

sentía las lágrimas acumulándose a medida que seguía leyendo, reviviendo la misma sensación de pérdida y añoranza, también bajo cielos derramándose

un placer leerte, una pena descubrir el motivo de tu tristeza, un abrazo para compartirla

Jolie dijo...

Las lluvias arrecian tan fuerte que se logran colar en el interior y es imposible preveer que se desborde el agua por los ojos. Soy victima del clima como tu, del recuerdo, de la nostalgia, de los relatos que la dinamitan de la desolación que la alimenta de los recuerdos imposibles de llevar a cuestas por la calle con olor a humedad

tengo frio...

Ana dijo...

Hola Marichuy
una etapa de tu vida muy intima... gracias por compartirla
esas lluvias acarrean nostalgias... humedecen el aire con recuerdos...
cuando recordamos a alguien asi, tan intensamente... le da la perpetuidad a esa persona, no lo crees así?
un abrazo y tu sonrisa es tu mejor regalo para él
Hasta luego
=D

virgi dijo...

Precioso lo que cuentas. También duro y triste, pero si caminas bajo la lluvia de esa manera, has recorrido un hermoso camino.
Me alegra haberte descubierto, un saludo al borde del mar.

marichuy dijo...

Ever

No; nada que ver con ese concurso.

Saludos

marichuy dijo...

Dilbertina

A veces -decía mi abuela-, uno ríe sólo para no llorar. Menos elaborado su pensamiento que el de George Sand, pero apuntaba hacia lo mismo.

Me apena provocar lágrimas a quienes hacen favor de leerme; lo que menos quisiera es verme lacrimógena. Será mi karma, yo que no desearía ni siquiera bordear la sensiblería… y venir a caer en ella.

Y tienes razón, ya lo dice el refrán: “la familia nos es dada; pero los amigos podemos elegirlos”. Y en muchas ocasiones, se convierten en nuestra otra familia.

Un abrazo

marichuy dijo...

g. neidisch

Querido, usted se asoma aquí, porque yo dejo abierta la puerta. Ergo, la única impúdica soy yo.
Gracias por el abrazo y la sonrisa.
Van dos de regreso

marichuy dijo...

Xaj

Ya estando las cosas en ese tenor, lo mejor es no resistirse; además, llorar al unísono puede resultar hasta reconfortante.

Abrazo para vos

marichuy dijo...

Bichito

Auch, querida. Créeme que me da penita provocarte lagrimas; escribí como iba sintiendo, pero según yo, tratando de no abusar de la lacrimogenería. .

Gracias por tus palabras y por el abrazo compartido.

marichuy dijo...

Jolie

Esta vez, por contradictorio que parezca, no quedó una sensación dolorosa. En ciertas, y contadísimas ocasiones, la melancolía puede vestirse con ropajes menos desolados

El frío -que espero nos sea en el corazón- será por la humead dejada por el aguacero matutino

marichuy dijo...

“cuando recordamos a alguien así, tan intensamente... le da la perpetuidad a esa persona”

Ana

Tienes toda la razón; hay amigos que estén donde estén, siempre serán parte de nuestra vida mientras no dejemos de evocarlos.

Un abrazo y gracias

marichuy dijo...

Virgi

Gracias por pasar por aquí. Los caminos, en medio de lluvias y nubarrones, de pronto pueden verse iluminados, así sea con los últimos rayos del sol.

Un saludo, a casi 2500 m/sobre el nivel del mar

W dijo...

Ay, mi Marichuy...

Hoy te sentí tan cerca...



Besos lluviosos

Marcelo dijo...

Recuerdo otra entrada, tan dulce como esta, y creo que para el mismo destinatario. Yo vi Ulises del mismo director y me encantó. La que dices debe ser igual de bonita!
Un beso

g. neidisch dijo...

He regresado, me dije "la chica de ojos expresivos tal vez ha puesto algo a mi comentario".
Y en ese momento Jens se puso a escuchar la música de Nausicäa.
Qué situación más rara la mía. Un teclado, un monitor, un violín de fondo...
Hace unos días ni yo sé porqué me puse a pensar en alguien que ya no está y hasta hice mención al respecto. Jens me hizo callar, levemente, despacio...
Hace menos días tampoco sé porqué, me puse a pensar en otro alguien que tampoco está más y me dije a mí mismo: "hay que dejar a los muertos descansar en paz".
Creo que necesito tomar aire fresco.
Sabes qué?
:)

lastresyuncuarto dijo...

Solo regrese a ver su comentario señorita Marichuy, usted perdone, pero no tiene que sentirse apenada de trasmitir sentimientos. Ni de hacer llorar o reír a las personas que la leemos, así que nada de disculpas que su Abuela sin ser George Sand, fue muy buena para educarla con la frente en alto a pesar de que nos de a muchos por llorar.

Un Abrazo muy, muy grande

Dilbertina...alias Amarga o La Liber.

Mad Scientist dijo...

Auuuuu!! Marichuy!!!Yo nunca he podido externar semejante sentimentalismo y admito que me es difícil comprenderlo del todo. Creo que nunca escribiría algo tan contundente, siendo sincero, me ganaría la vergüenza y preferiría ser duro, es más facil!!!

Suerte y ya no se acongoje!!

mariano skan dijo...

Como me gustan los días nublados, òptimos para sacar fotografías con diafragma 8, blanco y negro, esas fotos que exponen de las chicas su condición más excelsa. Ni hablar del aroma a lluvia,a tierra mojada, a terrón de azúcar y pocillo de café express. Digo Marichuy, los días grises son para escribir en servilletas de papel, son para recordar como en este hermoso relato.
Y después de la lluvia, el asfalta brillante, la luz, todo parece de película.

saludos

educavent dijo...

Estoy de acuerdo en que los que se han ido siguen viviendo en el recuerdo de los que están.
Gracias por tu relato, fue grato escucharlo y conectarme con mi propia emocion
Un abrazo

marichuy dijo...

Workahólika

Gracias por la cercanía

Besitos

marichuy dijo...

Marcelo

El tema es el mismo, pero el tratamiento es totalmente distinto, me parece.

"Paisaje en la niebla", es tan bella como sobrecogedora.

Un beso

marichuy dijo...

G. neidisch

Querido, los teutones son así; esconden sus emociones. Imagínate: tu sensibilidad yucateca frente a su temple de... acero alemán.

Estoy de acuerdo en que hay que dejarlos descansar, pero eso no significa olvidarlos.

Besito

marichuy dijo...

dilbertina

No creas, como dice mi amigo Paco: "si tu abuela te escuchara -cuando de mi ronco pecho salen toda clase de improperios y despotriques impublicables... se volvía a morir, mi Chuyita".

Anyway, gracias pro los abrazos y las preocupaciones. Quiero creer que un temblor de 5.9 grados, no puede ser peor que un terremoto de 8.1 grados. Aunque en mi "edificio inteligente"... todo puede suceder (pero hoy cuando tembló, estaba en mi hora de comer).

Abrazos

marichuy dijo...

Científico

Entiendo perfecto que para tu evolucionada y racional mente... it's too much.

Saludos

chilangoleon dijo...

iba=a=poner="chillar=fresa"=pero=mejor=
no=chale=que=mal=pex

marichuy dijo...

Mariano

Cómo me gusta la fotografía en blanco y negro. Ya te lo había dicho -en mi larguísimo y desaforado comentario en tu post alusivo.

En ocasiones, como dice el cliché, la lluvia, el sol y el arcoiris se conjuntan de manera casi perfecta. O como dices tú, casi como de película.

Saludos

marichuy dijo...

Educavent

Gracias a ti, por escucharlo.

Un abrazo

marichuy dijo...

Chilly

Sabes? Si lo hubieras puesto, creo que no me habría sorprendido.

saqysay dijo...

Qué bello es recordar a las personas, cuando tienes momentos de felicidad, que compartiste. Adoro caminar después de un diluvio(o aguacero), puedes percibir ese aire limpio, esa sensación de paz y tranquilidad, imposible de explicar. A demás el paiseje resalta más, al menos para mi.

Sabes mientras te escribo, estoy viviendo ese diluvio, no ha parado de llorar hace tres días, ya te puedes imaginar, los estragos, por suerte vivo en una ciudad, que está acostumbrada a ellos...

Besitos!

chilangoleon dijo...

pero=te=sorprendi=al=no=ponerlo!

A dijo...

Preciosa Marichuy, tambien espro que un dia encontremos respuestas a todas las enfermedades; mientras tanto, solo puedo felicitarte por poder reir y quedarte con lo bello, soltando lo que es necesario dejar ir.

Un abrazo y un beso solidario
A.

marichuy dijo...

Saqysay

En mi caso, que soy tan cliché, la lluvia y los recuerdos, casi siempre vienen juntos.

¿El otoño es tan lluvioso allá en el sur? No lo hubiera creído. En este hemisferio, el otoño es la estación con mejor clima. Al menos para mi: no llueve, no hace calor, el viento es algo frío, pero nada extremo, la luz rojiza, el color de la vegetación... todo.

Besitos

marichuy dijo...

Chilly

No tanto; tampoco es que fueras muy dulce, je

marichuy dijo...

Querida A

Ojalá nos toque, pronto, ver ese día y atestiguar esos cambios de actitud.

Creo que me vi muy azotada en esta carta, verdad? Y no era lo que pensaba postear. De hecho, ya tenía algo medio escrito, totalmente distinto y hasta frívolo (sobre la belleza). Pero cuando llegué a casa y me senté frente a la compu, las palabras me fueron saliendo, casi sin forzarlas.

Un beso

Lola dijo...

Ay, Marichuy!

Qué lindo es leer a una mujer como tú, conocerte un poco a través de tus palabras que son llegadoras, mágicas... la vida no es justa pero sí muy divertida, qué bueno que detrás de la tristeza exista la melancolía y los buenos recuerdos. Seguro ese hombre fue de esos que te tocan el alma y ya no te soltó ni te soltará nunca...

Abrazos!

Doctor Gurma dijo...

Marichuy:
Alguna vez hace ya varios años, pensé que la lluvia lavaba las emociones e infortunios de nuestra vida, pero en realidad la lluvia es el río con el que nuestros recuerdos se pulen y quedan esos guijarros de formas suaves (que mi padre les llama "cantos rodados") como parte de nuestra geografía particular en le lecho del río de la vida. Este tuyo que nos compartes, particularmente sensible, honesto y contundente, me remitió a las ausencias propias y a dos canciones de argentinos. "Cuando un amigo se va" de Alberto Cortés y "Viernes 3am" de Charly García. Muy honrado y privilegiado de poder leer este "canto rodado" de tu intimidad

Un beso
Yo soy otro tu: Dr. Gurma Smith

marichuy dijo...

Lola querida

A veces, los amigos logran tocarte el alma, y trascender tu vida, con mucho mayor profundidad que un amante, novio, etc. Este es el caso.

Un beso

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Dicen por ahí que las lluvias torrenciales arrasan con casi todo, pero yo creo que hay algo que ni la tormenta más larga e intensa consigue llevarse: los recuerdos. Al menos en lo que a mi respecta, lejos de alejármelos, la lluvia me hace evocar momentos, imágenes, circunstancias que creía olvidados.

Saludos

Suzette Matadamas dijo...

La vainilla es una sustancia negra. La semilla del cacao es muy amarga. El azúcar es dulce, y el fuego nos calienta o quema. La crema sin un saborizante
Necesitamos en ésta vida del azúcar y la sal (lo amargo) de manera equilibrada para poder disfrutar de ella.
Para mí, los momentos de ésta vida, y los instantes que compartimos con cada persona son como los ingredientes de un rico platillo, que por sí solos no significan nada, pero una vez conjugados nos dan un maravilloso resultado.
Los ingredientes amargos, dulces, neutros al mezclarse en el tiempo adecuado y de manera equilibrada nos dan un exquisito platillo: Créme Brulée.
Las verdaderas relaciones, y aprendizajesde nuestra vida constan de momentos amargos, dulces, y cuando hacemos un alto en el camino valoramos ésa obra.
En días de lluvia, cuando los recuerdos se escurren por los vidrios de las ventanas, y el polvo es erradicado por el agua, es delicioso disfrutarlo con un postre equilibrado como CRéme Brulée.

Suzette Matadamas dijo...

es tan rico como disfrutar de los momentos equilibrados con nuestros seres a quienes evocamos cuando no estan a nuestro lado contemplando la lluvia.

marichuy dijo...

Suzette querida

Tu comentario es tan hermoso, como antojable.

Sabes? Para mí, la Crème brûlée, es la Crème de la Crème de los postres. Y que tino el tuyo, a él le encantaba; solíamos comerla en Las crepas Le Clunny.

Totalmente de acuerdo: la vida es eso, la dulzura y el amargor. De lo contrario, sería un completo aburrimiento.

Un abrazo

MauVenom dijo...

Mari

cuando escribes así, me gustaría decirte que te siento y te entiendo perfectamente, pero siempre creo que no lo entenderás, que no me creerás

y lo sigo pensando

aún cuando aceptemos (por que no nos queda de otra) la partida de alguien, la verdad es que el vacío se queda siempre, la vida cambia para siemrpe digan lo que digan, toma otros caminos pero en un momento o en otro extrañarás de nuevo aquel que caminaste y esa persona que te enseñó a recorrerlo

a la basura con la falsedad de que se quedan para siempre... se queda en ti la memoria y el vívido recuerdo y un legado... pero el cálido momento de el contacto no y hace mucha falta

seguiremos igualmente mientra haya que hacerlo

quién reparte los destinos?

Un abrazo como si nos conociéramos.

Waiting for Godot dijo...

Marichuy: la que llora ahora soy yo. Que hermoso y conmovedor tu texto, es triste lo que paso, muy triste, pero es bello que alguien te recuerde como tu lo haces. Besos para ti.

marichuy dijo...

Mau

Fuera caretas: al diablo con el "déjalos ir". Nadie los está reteniendo.

En mi memoria se ha quedado grabada esa mirada azul como el océano pacifico, cuyo brillo acentuaban los fugaces momentos de felicidad y los más frecuentes de llanto. Esa mirada nunca la olvidaré... y no me interesa "dejarla ir".

Gracias por entenderme, incluido mi escepticismo.

El que reparte el destino, quien quiera que sea, tiene una visión de la vida y de lo humano, muy distinta a la de nosotros.

Un beso, como que te conozco

marichuy dijo...

Waiting

Cuando lo que te queda de alguien que quisiste mucho, son fragmentos de vida, pedazos de noche, gotas de lluvia, es imposible no recordarlos así, creo.

Gracias querida, un beso.

MauVenom dijo...

Es que el que reparte destinos no es humano

bien por él

marichuy dijo...

Mau querido

Bien por ¿no ser humano y no tener que cuestionarse estas y otras cosas?

Besito

Justo dijo...

Qué casualidad, sí.. porque cuando te escribí el otro día no había leído esta entrada, que me ha emocionado.

Paisaje en la niebla es conmovedora en su crudeza, una película inolvidable, reveladora, una alegoría de nuestro paso por esta vida.

Un fuerte abrazo

marichuy dijo...

Justo

Mira¡ pienso exactamente lo mismo de "Paisaje en la niebla". Algo parecido, me sucedió con "Au revoir les enfants"

Un abrazote

Suzette Matadamas dijo...

Marichuy: Como siempre un deleite leer el blog y comentar. En su honor prepararemos una exquisita Créme Bruleé (usted disculpará, pero no puedo acentuar con mi teclado correctamente), en el próximo día lluvioso que Tláloc nos brinde en tierras queretanas.

marichuy dijo...

Querida Suzette

Usted no se preocupe por los acentos, no todos los teclados traen el acento circunflejo. Lo importante es la crème de la crème des desserts... La Crème Brûlée. Nomás me avisa, aunque sea para antojarme, je.

Un abrazo y gracias

Eleonaí dijo...

Ver la lluvia también trae consuelo, es como si el cielo llorara con uno.

Que tengas una tranquila semana.

marichuy dijo...

Elonai

Bonita forma de decirlo.

Gracias e igual para ti

Susana S dijo...

La nostalgia casi siempre sabe a dolor, lo único bueno es que cuando el sol vuelve a salir nos permite vivir nuevamente aquellos maravillosos pasajes de nuestra nostalgia futura.

Un beso

marichuy dijo...

Susana

en ocasiones, el dolor que produce la nostalgia, no resulta tan duro. Y a veces, hasta es un alivio.

Un beso

Strika dijo...

Marichuy, querida:

Qué texto más conmovedor y bello. Me dejaste sin palabras.

Un beso grande

Kix dijo...

Ouch... qué fuerte...

:'-(

marichuy dijo...

Strika querida

Gracias, un beso

marichuy dijo...

Kix

C'est la vie

Un abrazo

Kyuuketsuki dijo...

Sabes cuanto amo los días nublados??? Lo sabes cabalmente??? Crecí en un lugar frío, y tu post, y recordar la neblina es... muy bonito

marichuy dijo...

Me da gusto que alguien no haya llorado, Mr Kyuuketsuki

Gracias

Potter dijo...

Marichuy:

Ya lo había leído en el vuelo, de regreso a casa. Pero mis anotaciones las hice en una hoja de papel. Ahora lo he leído de nuevo, y lo sentí diferente, siempre que uno leé capitaliza los mensajes en función de su estado de ánimo. Hoy escuchando “Stormy Wheater” de Ella F. (la mejor para mí de todas las versiones grabadas) no puedo si no resistirme a ese nudo que acrecienta mientras caminas por la avenida que tanto le gustaba a él. No puedo si no tratar de respirar un poco más profundo, ya que simplemente si en la oficina ven asomarse una lagrima brillante y traslucida no pensaran que es por el Estado de Resultados Financieros del mes de Mayo, y no sabrán entender que una vez más, esa descollante mujer mexicana, devana mi corazón en lonjas gruesas, como robusto estilo de escritora desdeñada; no sabrán entender que entre ella y yo, existe una conexión que traspasa los límites de todo tipo. A veces los cielos están nublados, pero hoy, justo hoy siendo la 1:15 pm en Caracas, se han nublado mis vivaces ojitos negros.

Excelso relato como siempre!

marichuy dijo...

Queridísimo Potter

Oye, tampoco se trataba de que -como siempre- fueras excesivamente amable, e inmerecidamente benevolente conmigo. Acabo de sentirme brutalmente ególatra y cursi…

Besos apenados

karenina dijo...

oye me encanto este texto, has publicado algo? gaceta, libro, etc? muy sublime y confortable...

saluditos!

marichuy dijo...

Kerenina

Uy, pues muchas gracias por lo de "sublime y reconfortante", pero para nada, sólo aquí en mi blog me expongo, je.

Saludos y gracias