escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

julio 27, 2007

Las noches salvajes y los hermosos malditos

En los años veinte del siglo pasado, Scott Fitzgerald definió a toda una generación en el título de su segunda novela (publicada en 1922, cuando contaba con 26 años): Hermosos y malditos. Ahí habla de la pretendida supremacía de lo joven; de esa juventud que al crecer "se encontró con todos los dioses muertos, todas las guerras hechas, perdida toda esperanza en el hombre". Si eso sucedía en los dorados 20’s, para la generación nacida entre finales de los 60’s, los 70’s y los 80’s, ya no existen causas justas con las cuales comprometerse; idealistas a quienes admirar o nirvanas que perseguir. El conocimiento del amor, el sexo y la supuesta libertad sexual, fue acompañado por la desconfianza ante lo diferente y el temor al SIDA; enfermedad que no solo frenó o modificó el concepto de libertad sexual, sino que se constituyó como una amenaza de muerte. Se trata pues de una nueva edición de la generación del desencanto; aparentemente muy distinta, pero con grandes puntos en común con aquella la que Fitzgerald llamó la generación perdida (no solo las crisis económicas son cíclicas). Traigo esto a colación debido a que hoy cumple un año más muerto un querido amigo perteneciente a esa generación, quien murió a causa de la enfermedad que vino a trastocar el sueño de la emancipación sexual. U. murió a los 29 años, aislado y sin haber admitido públicamente su preferencia sexual; sumido en la desolación de un homosexual de familia ultra conservadora; sin pareja estable, vivió escondiendo amores efímeros y relaciones de doble cara; era un poco como esos hermosos malditos de los que hablaba Fitzgerald. Y hoy, junto con su recuerdo, me vino a la mente una cinta que de alguna forma también tiene que ver con personajes hermosos malditos.

Un año antes de que Hollywood presentara la superproducción Philadelphia (1993), película que catapultó a Tom Hanks hacia la fama y los buenos salarios, en París se estrenaba Les nuits fauves (Las noches salvajes/Francia-Italia, 1992). Relato de Jean, un joven bisexual de treinta y pocos años, seropositivo; quien al enterarse de su padecimiento, decide no resignarse a esperar la muerte en su camita, mientras recibe cataplasmas inútiles; tampoco va a caer de hinojos implorando perdón o clamando arrepentimiento por su vida desenfrenada. La vi hace algunos años en un cineclub, durante un ciclo sobre SIDA y cine; el impacto que me produjo fue tremendo. En plena era de apanicamiento por el creciente contagio del SIDA, en plena era de amores un tanto descafeinados y de recrudecimiento de la hipocresía y la moralina como emblema de los sectores políticamente correctos y ya con la cuenta de varios personajes celebres fallecidos a causa de este mal (incluido el extraordinario bailarín Rudolf Nureyev, quien murió el 6 de enero de 1993 dos meses antes que Cyrill Coyard), Las noches salvajes sacudió duramente mi espíritu un tanto fresón.

En opinión de la que esto escribe, Las noches salvajes se sitúa en las antípodas de las típicas visiones hollywoodenses sobre dramas terminales, generalmente moralinas y sensibleras. Presentando por el contrario, una visión tan descarnada como honesta y carente de cualquier atenuante, sobre la vida juvenil al margen de los cánones establecidos. Cyril Collard, director, guionista y protagonista, adaptó al cine su novela autobiográfica (publicada en 1989). Y sin recurrir a moralinas, disculpas ni inútiles búsquedas de redención, se limitó a presentar una personal vindicación de su estilo de vida y al mismo tiempo, una historia de amor en la forma de singular ménage à troi, o versión hard de Romeo y Julieta. Las noches salvajes presenta a un antihéroe más que a un héroe clásico, quien simboliza un desafío moral de la fatalidad; el protagonista mantiene relaciones sexuales con una chica y con un jugador de rugby; a él le dice de su padecimiento, a ella no, quizá por miedo a perderla, quizá por cobardía; a él le pide utilizar preservativo pero éste rechaza usarlo. Les nuits fauves es un retrato terrible y muy perturbador, a la vez que fascinante, de esa otra realidad tan lejana a las “buenas conciencias”; ese entorno donde jóvenes, que en su mayoría carecen de futuro, viven el presente con lo que les toca y cómo les toca; pero con un desenfreno y una vehemencia tales, que parecieran querer apurar hasta el último aliento de sus vidas. Y sin embargo, Las noches salvajes dista mucho de ser un film fatalista, siendo todo lo contrario: un filme pleno de vitalidad y amor; un film permeado por las ganas de vivir a tope de Collard -él también compuso parte de la música de la película; música que para nada es mortuoria. Otro aspecto destacable es que, sin ser panfletario, el filme conlleva una crítica frontal al conservadurismo, intolerancia e hipocresía de la sociedad francesa en particular y de la sociedad occidental en general. A la sacudida que me significó esta película, sin duda contribuyó saber que el director y protagonista había fallecido a los 34 años, tres días antes de que ésta su ópera prima recibiera cuatro premios César como mejor película, mejor ópera prima, mejor actriz revelación y mejor edición. Por supuesto que Las noches salvajes no es perfecta; como todo filme independiente, fue realizada con muy poca inversión y sin embargo, resulta poderosa. Tampoco es una película apta para todo público; puede resultar áspera, turbulenta y para ciertas personas, incluso hoy día, hasta ofensiva e insoportable. Y no es recomendable para quienes piensan que solo existe un lado de la orilla, una visión del mundo y una sola verdad [me imagino a Ratzinger diciendo que el SIDA es el castigo que Dios envió a los pecadores, a los desviados, a los seres anormales y enfermos; que es como el del Vaticano llama a los homosexuales, lesbianas, bisexuales etc.]. Además, al menos en México, Las noches salvajes ha sido confinada al ghetto del cine gay, no obstante que es mucho más que eso.




Les Nuits fauves

Francia/Italia (1992)

Dirección: Cyril Collard

Con: Cyril Collard (Jean), Romane Bohringer (Laura), Carlos López (el deportista), Corine Blue, Claude Winter, René-Marc Bini, Maria Schneider, Clémentine Célarié, Laura Favali, Denis D'Arcangelo, Jean-Jacques Jauffret

Duración: 126 minutos


Aquí un extracto del film
les nuits fauves - Videos Orange

20 comentarios:

Champy dijo...

Comadre...........

Me pegaste cabron por varios lados...deja lo dijiero desmenuzo y comentamos luego.

El tomar conciencia del sentido de pertenencia, el saberte humano, la errada constante y permanente no es exclusiva de nadie....

Te la rifaste......... oye tu me sacas mas de apuros que mi loquera!!!

Un beso.

marichuy dijo...

Chérie
¿De verdad te gustó? El que aparece en las dos fotos es Cyril Collard, o sea Jean, ¿que te parece?

Sobre tu loquera y yo, tu dices si nos arreglamos my darling; para que veas cuanto te quiero, yo te cobro la quinta parte de lo que te cobre ella y pagadera en abonos; acepto pelis en dvd, rebozos, etc. ya ves que linda soy.

Un abrazote

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Se oye y se ve (gracias por el enlace) interesantísimo. Sobre el SIDA recuerdo películas más bien débiles como Philadelphia o Kids. Me gusta el adjetivo con que la describes: poderosa. Te estás comprometiendo mucho sólo por decir eso, ¿sabes?

Qué triste debe ser que un amigo muera. Quisiera mandarte un abrazo.

marichuy dijo...

Erat
¡Comprometerme porque considero que "Las noches salvajes" es una película poderosa! ¿Tan jodidos crees que estamos en esta sociedad?

Si lo UR fue muy triste, éramos muy unidos; era un hombre muy sensible, un ser maravilloso. Nada más de acordarme me dan ganas de llorar al pensar el montón de cosas que pasamos juntos.

Gracias, recibo tu abrazo.

Champy dijo...

Ay amiga, siempre he pensado que estas escarbadas espontaneas no tiene precio...
Y lo que son las cosas, el poderío que tu describes yo lo atribuí a la fuerza de la historia, a la violencia psicologica contenida, que supongo debe explotar en algun momento que no quiero que me digas cual es ni como es..... porque a que no sabes cual es el plato fuerte de este fin de semana????
Para los que hemos tenido un UR cerca de nosotros siempre será triste este tema, yo ademas de triste me emputo y quiero romper el display nomas de ver los malditos encabezados de La Jornada porque ni a leer las notas completas me atrevo......pero ese ya es otro tema.

Le voy a prender una vela....te queda claro?

marichuy dijo...

¡Por fin te la llevó Mme. Violette¡ Vaya, se tardó un poquito ¿no?

Oye, nomás falta que a la hora de la vérité, ni te guste el filme y acabes mentándome la madre por recomendarte semejante cosa.

Si, a los que hemos tenido un UR cerca de nosotros nos cuesta mucho asimilar esa mezcla de sentimientos encontrados; esa rabia, dolor e impotencia que nos embarga cuando llega el final, o más bien, desde que nos enteramos de su padecimiento.

Beso

Paxton Hernandez dijo...

WOW. y ¿dónde se puede conseguir ésta? Ha de estar retedifícil.

En mi opinión Philadelphia es un bodriazo y Tom Hanks es un actor muy inflado como bien apuntas acá.

Buen fin de semana!!!

marichuy dijo...

Paxton, ¿vives en la Ciudad e México?

Te pregunto porque de vez en vez la programan en algún cineclub aquí en el DF; yo suelo consultar la revista Tiempo Libre y vi que recientemente estuvo en exhibición. También, en el Cultisur, ocasionalmente, cuando hacen ciclos de cine temático la llegan a poner (es más, creo que la Filmoteca de la UNAM es quien tiene los derechos de distribución, pero no estoy muy segura)

De comprarla si está muy difícil, Videodromo era mi última esperanza pero no aparece en su catálogo, no al menos en el que publican en Internet; luego como está confinada en el ghetto del cine gay, pues más complicado; aunque, pensándolo bien quizá por esa vía sea más fácil.

Vaya hasta que alguien –y además que si sabe de cine, porque tu conoces y un buen- está de acuerdo conmigo que el film “Philadelphia” y su protagonista estuvieron muy sobrevalorados por crítica. A mi de esa peli lo que más me gusta es la rola que canta Bruce Springsteen,

Buen fin de semana

Champy dijo...

Amiga yo siempre he gritado que ese productillo Hollywoodense lacrimogeno dió en el blanco del momento, y mucha gente esta de acuerdo con nosotros.

Una amiga muy querida que tengo, medio loca pero muy querida, me la compró en un puesto de la lagunilla, no se exactamente la ubicación, pero el catalago de cine que maneja este cuate es amplio y abarca generos muy diversos, ahí pueden encontrar "Las noches salvajes"........aqui tienen la dirección:
http://quimerafilms.awardspace.com/
Y tiene reparto a domicilio en el DF. Ojala les interese.
Muchas veces me he preguntado por que personalidades como UR fueron o han sido las afectadas???
Mi caso es similar.

marichuy dijo...

Champy

Las personalidades como la de UR, mas allá de su preferencia sexual, resultan ser las más afectadas por muchas causas -además de la obvia intolerancia y falta de aceptación propia-; me parece que una, apenas una y que hasta suena a clisse, es que su extrema sensibilidad, y en cierta medida su buena fe, no van con el mundo de hoy.

Para explicarme mejor me tomo la licencia de adaptar una frase de un poema de José Emilio Pacheco:

“¿A quien se le ocurre nacer romántico (héroe en el original) en tiempos de mercaderes?”

En cuanto a las similitudes que dices tener, creo my darling que tu caso es similar únicamente en la hipersensibilidad, pero me parece que, afortunadamente, difiere en casi todo lo demás.

Abrazos

Paxton Hernandez dijo...

Sí, vivo en el DF pero nunca voy a Cultisur. Me queda relejos = (

Sigue disfrutando del fin.

Maika dijo...

Hola Marichuy,
pues a través de tu comentario en mi blog, he visitado el tuyo, y me ha encantado, de verdad.
Contarás conmigo como lectora habitual.
Respecto al tema de "Las Noches Salvajes", que te voy a decir, que no hayas leído ya en mi blog.
A mí me impactó bastante tanto el libro como la película y me "enamoré" de Cyril Collard.
La frase que pones en tu blog, ya sabes que es mi favorita tanto del libro como de la película. Un canto a la vida a pesar de esa horrible enfermedad.
Siento lo de tu amigo UR. Espero tener la suerte de no sufrir una pérdida de ese modo de ninguno de mis amigos.
Respecto a todas las tonterías que rodean el SIDA y los que la sufren...sin comentarios.
Besos, guapa

P.D.: te "robo" una de las fotos que tienes en el blog para mi "archivo personal" de Cyril, que va aumentando y aumentando desde que le conocí. Gracias por adelantado.

marichuy dijo...

Paxton

Lástima, ya habrá chance.

Champy dijo...

Amiga...................
YA.
Hay mucho que comentarte....si supiera mi jefe me corre.
Asi como Fitzgerald definió a una generación, Así Cyril plasma a una generación en la pantalla.... Y que conste que ni veo ni hablo de su serpositivez no.... me refiero a la probelmatica generacional que le toca...
Jean no es ningun villano, ni martir ni heroe......... es humano y punto.
Por momentos yo olvidaba por completo su condición de seropostivo, me enfrascaba mas en sus relaciones de parjea, en su triangulo amoroso..... perfectamente trazado (que maravilla de niña la que hizó a Laura....la adoré sufrí compadecí apoyé en todo momento) y no quiero darme cuenta de las proyecciones reflejadas, solo de lo atemporal de la circunstancia.
La Francia de finales de 80´s es practica común donde caiga tu dedo en el globo aún hoy..... La trascendencia conseguida va a brotar por naturaleza y contra esto nadie se puede oponer...
Yo creo y percibo que el poderío al que tu te refieres es la intensidad complejidad y pasion con que vive y muestra su vida.
Yo no ví la muerte, no se si por lo mala de la copia, pero no me hace falta, no es necesario. Jean estoy seguro nunca enflaco ni padeció lo que nos han vendido del maldito bicho..........Que hermoso hombre....y que hombre.

Gracias amiga.

marichuy dijo...

Darling
Asumo que si te gustó el film y eso me encanta. Con el personaje de Laura, Romaine Bohriger se reveló como una muy buena actriz pese a su juventud y ganó el César a la actriz revelación (ella también sale en “L’Appartement" con mi novio Cassel, representando a una chava obsesionada con el novio de su amiga -tu novia y socia mía, Mónica Belucci- y lo desempeña muy bien).

Yo también quiero creer que Cyril no se degradó mucho físicamente, pues murió muy poco después de terminar el filme y si lo ves en la pantalla para se nada se ve decrépito ni nada. En la entrega de los Césares de 1993 pasaron en pantalla (obvio, no estuve presente pero lo leí en un sitio Web francés) unas imágenes grabadas por él mientras filmaba la última parte de la película donde dejó el mensaje que aparece entrecomillado en mi post y por lo que leí ahí, Cyril se veía bien, se veía “vivo”, no como un moribundo.

Oye ¿está muy mal tu copia?, eso si que es una lástina.

Besitos

marichuy dijo...

Hola Maika
Me encantó "verte" por aquí, gracias por tus amables e inmerecidos comentarios hacia este sitio.

Oye me encanta que encontraras una foto de Cyril que tu no tuvieras y que además te gustara, eso si que es increíble pues asumo que tienes un buen.

Nos estaremos visitando.

PS La frase de Cyril me la encontré en la famosa revista Cahiers du cinéma

Un beso hasta España

Champy dijo...

En efecto.

La calidad de la copia no es buena, pero por lo pronto fue aceptable.... el resto de mi vida oportunidad habra alguna para reparar este detalle.

Pero no te quedes con este punto eh, es la unica copia mala, el resto son de buena factura..por si te interesas.

Fue un gran acierto haberla conseguido. Me encanto. Y Laura me fascino.

marichuy dijo...

Quizá la mala calidad se debe a que está bajada de una en formato VHS, que segurito también era pirata.

[lástima que este año no voy a salir de viaje, para intentar buscarla; vi que en Francia salió la edición remasterizada conmemorativa por los 15 años; en dos dvs con making off incluido].

Si el personaje de Laura (sin proyectarme) es de fácil comunión; pero yo del que me medio enamoré fue de Cyril, tan bello, con una belleza muy diferente, alejada de los blushes típicos de los actores. Me encantó, será que yo por los "ángeles caídos" siento una especialísima y enorme debilidad.

Champy dijo...

Bueno, por Laura sentí así como que ganas de protegerla de abrirle los ojos de sacudirla de.... Y por Cyryl es admiración, respeto, empatía.

Has visto Angeles Caidos de mi cuate de Won Kar Wai????

marichuy dijo...

No darling, lamentablemente no he visto ese film "Angeles caídos"