escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

octubre 09, 2014

43…


foto tomada del periódico La Jornada

He querido escribir algo sobre los estudiantes de la Escuela Normal  Rural de Ayotzinapa desaparecidos y no puedo. Pensar que mi hermano pudo ser uno de esos 43 chicos me obnubila. Pensar en los padres de esos chicos me enoja: gente humilde que hace un gran sacrificio para mandar a sus hijos a la Normal Rural de Ayotzinapa, con la esperanza de que al recibirse de profesores tengan una mejor vida que ellos, para que salgan de ese círculo de la pobreza-violencia-marginación. Es tan injusto como doloroso y encabronante. Lo más triste es que lo sucedido en estos días es sólo la gota que derramó un vaso que se fue colmando durante años. El punto más visible y atroz de un cúmulo de humillaciones, abandono, irresponsabilidad, agresiones, violencia El gobernador de Guerrero es indefendible, sí, pero el presidente de la república y los neoliberales que mandan en este país son corresponsables. Peña Nieto y sus secuaces por querer desaparecer las Escuelas Normales Rurales (la única opción de estudio para mucha gente, la más pobre), por no tener ni remota idea de lo que implica una Reforma Educativa, por carecer de una verdadera estrategia en materia de educación pública (quizá porque los cuadros que gobiernan este país hace mucho tiempo que se preparan en las universidades privadas mexicanas y, sobre todo, de Estados Unidos). Los neoliberales por su desprecio hacia esos chicos, hacia los más pobres, hacia la educación pública, hacia todo lo que implique una leve mejora en la redistribución de la riqueza, la reorientación del gasto público hacia donde de verdad se necesita. Terrible. No puedo, estoy muy encabronada y conmovida. Uno de esos chicos pudo ser mi hermano Alfredo, él estudio en la escuela Normal Rural de Ayotzinapa. Por motivos menos nobles (por flojera de no aventarse cinco años en la Universidad estudiando Economía como quería mi papá) pero ahí estudio. Alguna vez él también participó en manifestaciones en contra del desprecio gubernamental hacia esa escuela (fundada por el Lázaro Cárdenas; el mismo de la nacionalización petrolera que Peña Nieto mandó al carajo. Curiosa coincidencia). Mi hermano pudo ser uno de esos alumnos hoy desaparecidos y nomás de imaginar el dolor de mis padres de haber sucedido eso, me obnubilo, no puedo escribir. Mientras tecleo estás líneas chuecas estoy llorando. 43 muchachos. 43 vidas. Un crimen imperdonable. Un crimen cuya responsabilidad va más allá, por mucho, de los asesinos directos y de quienes ordenaron el asesinato. Un crimen de lesa humanidad como tantos otros que han sucedido en este país. Carajo. Doy por cierta su muerte porque yo ya perdí la esperanza de que aparezcan con vida. De hecho, ya casi perdí la esperanza de que en este pinche país dejen de pasar cosas así. Y con el PRI de vuelta al poder (al parecer para quedarse por mucho mucho tiempo), menos esperanza aún

***

11 comentarios:

virgi dijo...

Tristísimo, Marichuy. Y mucho más que cabreante, es de revolución ya.
He leído muchas noticias diferentes al respecto y no consigo entender cómo se llega a algo tan atroz en un país hermoso, con historia, cultura, belleza.
No puedo concebir un crimen tan deleznable, de veras me viene a la mente con frecuencia y me parece de tal modo horripilante que sigo pensando que no los han matado, que los tendrán escondidos en algún lugar.

marichuy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marichuy dijo...

Virgi

Todo este tiempo (hasta antes de la marcha del miércoles 8) yo también tenía la esperanza de que los tendrían por ahí encerrados pero entre más pasan los días, más me convenzo de lo contrario. Es tan horripilante, como dices, que cuesta creer que sea cierto. ¿Cómo fue que llegamos a este nivel de descomposición social? No sé. En una vergüenza tan grande que hasta miedo da asumirla.

Un abrazo

malbicho del fanzín dijo...

Entiendo tu coraje, tu impotencia, tu dolor y tu desesperanza, me entristece leerte así; también entiendo el miedo, el dolor, la angustia y la obcecación de los familiares de las víctimas, que exigen no hablemos de ellos como si ya estuvieran muertos, porque no sabemos si lo están. Estuve casi veinte años esperando la confirmación de la muerte de mi pareja, cuando, justo tras la matanza de Aguas Blancas, se involucró en la lucha por los derechos de las comunidades rurales, por eso sé de la esperanza que agoniza lenta, uno espera y espera mientras se niegan todas las evidencias de que ya no está más. Triste consuelo la negación, pero necesario para seguir luchando.

La abuela frescotona dijo...

casi todos los días te recuerdo querida Marichuy, cuando las bandas narcos se matan entre si, no puedo creer lo que pasa en mi Argentina, hoy vi al alcalde en la tele y su cara me dio miedo, también creo que los chicos están muertos, abrazo

Darío dijo...

Y vienen tiempos en que empresarios disfrazados de políticos harán, como lo están haciendo, su empresa del Estado. Terrible. Un abrazo.

marichuy dijo...

Malbicho

La esperanza es un arma de doble filo. Uno muy filoso, valga la cacofonía.
Me declaro incapaz de imaginar el dolor, la rabia, la desazón de los padres de esos muchachos.

Abrazo

marichuy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marichuy dijo...

Abuela

Por lo visto, los políticos impresentables son un mal global, al igual que la barbarie.

Un abrazo

marichuy dijo...

Darío:

No sé en tu país, acá en México hace como 14 años que empezó eso. Vamos de mal en peor.

Abrazo

Champy dijo...

Te entiendo perfectamente, y no tengo un Alfredo como tú.
Anoche fui por fin a ver La dictadura perfecta. Es tal mi malestar que te juro que me emputaba cada que soltabana una carcajada en la sala.... a mi lejos de darme risa me daba asco, y mas me retorcía cuando pasaba por mi mente lo corto o chiquito que se quedó Estada....
Que chingones son los que orquestan y deciden, ya ni se quien, pero que chingones....ahora si en cualquier momento clamaremos porque entren los yanquis a arreglarlo todo, y hasta les vamos a rogar que se queden. De mi te acuerdas.

2046