escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

marzo 30, 2014

de helena para elena…

Helena Garro y Elena Paz Garro fotografiadas por Héctor García

Como todo mundo se ha enterado, le interese o no pues los medios oficiales y privados no han dejado de machacarlo, mañana 31 de marzo se cumplen 100 años del nacimiento de Octavio Paz. Confieso que estoy —como se dice coloquialmente en México— un poquito hasta la madre de las poses y oportunismos de la clase política, los intelectuales y los pregoneros de los medios de comunicación. Debe ser mi naturaleza, pero tanta promoción y endiosamiento al poeta Paz, lejos de provocarme empatía, me provoca hartazgo. No tiene nada que ver con Paz, sino con la actitud de los que se dicen sus herederos, así como con el cinismo de nuestra inculta clase política. Esa camarilla de políticos que con una mano aprueban leyes nefastas y con la otra se aprestan a levantar un pergamino para declamar “Piedra de Sol” (como atinadamente señaló un escritor). Como sea, la obra de Paz está ahí y habla por sí sola. Lo demás, en gran medida, son meras simulaciones, así como la urgente necesidad de alcanzar notoriedad a costa del gran poeta. 

No obstante, por más argucias de los simuladores y oportunistas, la vida siempre es capaz de brindarnos ironías. Unas bellas y otras, como en este caso, muy crueles: mañana es el centenario de Paz y hoy ha muerto la hija que tuvo con la gran escritora Elena Garro: Helena Paz Garro. Una mujer talentosa que debió cargar con el estigma de ser “la hija de…”. Aun así, la hija del poeta y la escritora escribió este poema en honor de su madre. La primera vez que lo leí me conmovió mucho, hay algo triste, algo de elegía en las palabras que dedica a esa mujer talentosa, injustamente ninguneada por la patriarcal camarilla cultural mexicana. O tal vez es sólo mi imaginación la que ve tristeza en estos versos. En fin, aquí los dejo.  

Cuando vivías
tus pies de polvo de oro,
ligeros, de bailarina,
apenas tocaban la tierra;
recorrías el mundo con la energía
y la desesperación del viento
de la Primavera,
derrocando casas sórdidas, haciendo florecer con la humedad
y la lluvia que traen la Primavera los campos verdes,
las flores salvajes,
dejando el polvo ligero
de las alas de las mariposas
en tus escritos.

______________________
Helena Paz Garro (1940-2014)

***

7 comentarios:

Darío dijo...

A veces, mejor abstraerse de la vulgaridad del mundo. Se dice y se desdice con facilidad, se embarra a cualquiera.
El poema es una oda preciosa.
Un abrazo.

Champy dijo...

Es que cumpliría 100 añooooos!!!

No ves que vale la pena?

En algún lugar no sé donde leí que la vida de ésta chava (murió de 74 pero parece que nunca acabo de crecer) fue un verdadero martirio...no me imagino ser educado por 2 egos de esos tamaños.

Como quiera que sea, los 3 han sido juzgados por el mero chingón... Dios los tenga a cada uno en el lugar que merezcan.

2046

virgi dijo...

Precioso, sí, un canto breve pero sentido y emocionado a los pies alados de su madre.
Los hijos de los grandes no siempre tienen vidas fáciles.
Un beso, querida Marichuy

Ju dijo...

recorrías el mundo con la energía
y la desesperación del viento
de la Primavera...

Bello.

Un abrazo Marichuy desde estos vientos sures...

marichuy dijo...

Ju

¡Qué gustó saber de vos! Un abrazo grande.

Karol A. dijo...

Me enteré un día después de su muerte, una nota perdida entre tantas con los versos de Paz inundando las redes sociales.
El poema es hermoso, aun con esa tristeza; eso es lo maravilloso de la poesía, expresan la belleza a partir de cualquier emoción.
Saludos

Edson Lopez Lara dijo...

Hace dos años o más que no escribía en este blog. La furia del maldito facebook arremetió contra todo y todos, y todo y todos se fueron (nos fuimos) al final ya no quedamos muchos, solo uno que otro necio, que de vez en cuando viene y escribe dando.

Señales de Vida.

Seguimos vivos saludos....