escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

junio 11, 2012

soy un mal público para mi memoria...




Soy mal público para mi memoria.
Quiere que continuamente escuche su voz,
y yo no dejo de moverme, carraspeo,
escucho y no escucho,
salgo, regreso y vuelvo a salir.
Quiere ocupar mi atención y mi tiempo por completo.
Cuando duermo le resulta fácil.
De día, depende, y eso le molesta un poco.
Me desliza insistente antiguas cartas, fotografías,
trata hechos importantes y sin importancia,
pone la mirada en paisajes inadvertidos,
los puebla con mis muertos.
En sus historias siempre soy más joven.
Es agradable, sólo que para qué seguir insistiendo en eso.
Los espejos me dicen otra cosa.
Se enfurece cuando me encojo de hombros.
Y, vengativa, me echa en cara todos mis errores,
graves, luego fácilmente olvidados.
Me mira a los ojos, espera a ver qué digo.
Al final me consuela con que pudo haber sido peor.
Quiere que viva ya sólo con ella y para ella.
De preferencia en una habitación oscura y cerrada,
y en mis planes hay siempre un sol presente,
nubes actuales, caminos en curso.
A veces estoy harta de su compañía.
Le propongo separarnos. Desde hoy y para siempre.
Entonces sonríe compasiva,
pues sabe que para mí también sería una condena.

______________________ 


Mi difícil vida con la memoria, Wisława Szymborska
Acá, más poemas de Wislawa Szymborska 

****

11 comentarios:

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

La memoria, no sé si mi falla o se hace la loca con las cosas que le conviene olvidar o revolver
Saludos un placer leerte

Jo dijo...

... a veces nos condena... o nos reafirma.
simplemente tantas etiquetas que la memoria es el mejor recodo donde el olvido puede escapar...

... no sabria acordarme de pedirle a alguien separarnos de manera tan civilizada...

:(

Tranquilino González dijo...

Una poeta monumental...y el compromiso del poema...

virgi dijo...

Lucidez y sensibilidad a manos llenos.
Besos, querida Marichuy

frit zio dijo...

la memoria dorada

saludos

karenina Beltrán dijo...

gracias por compartir Marichuy!!!
cosa contraria de repente a mi la memoria me abandona...un abrazo cálido lleno de nubes y sol sureño!!!

Karol Arcique dijo...

Wislawa, tan grande, tan acertada...no había leído este poema de ella, gracias por compartirlo. Saludos

La abuela frescotona dijo...

ES EL PENSAMIENTO DE MUCHOS HECHO POESÍA, NOS MOLESTA SU ACOSO, PERO NADA SOMOS SIN ELLA...
HERMOSO QUERIDA MARICHUY

MauVenom dijo...

Me hiciste recordar a una persona... creo que le daré una copia de este poema.

Todos de alguna manera, si tenemos algo de consciencia, resultamos mal público para nuestra memoria... pero nos convendría ser compasivos y recordar que en su momento, cuando el recuerdo fue tiempo presente, nuestra ceguera era otra y la cosas eran distintas.


Besos

La abuela frescotona dijo...

Escribe Marichuy...

QUANTUM dijo...

Me doy cuenta de que me faltas...

Me doy cuenta de que me faltas
y de que te busco entre las gentes, en el ruido,
pero todo es inútil.
Cuando me quedo solo
me quedo más solo
solo por todas partes y por ti y por mí.
No hago sino esperar.
Esperar todo el día hasta que no llegas.
Hasta que me duermo
y no estás y no has llegado
y me quedo dormido
y terriblemente cansado
preguntando.
Amor, todos los días.
Aquí a mi lado, junto a mí, haces falta.
Puedes empezar a leer esto
y cuando llegues aquí empezar de nuevo.
Cierra estas palabras como un círculo,
como un aro, échalo a rodar, enciéndelo.
Estas cosas giran en torno a mí igual que moscas,
en mi garganta como moscas en un frasco.
Yo estoy arruinado.
Estoy arruinado de mis huesos,
todo es pesadumbre.


-Jaime Sabines-