escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

noviembre 21, 2011

buscando sin encontrar


busco sin encontrar, escribo a solas,
no hay nadie, cae el día, cae el año,
caigo en el instante, caigo al fondo,
invisible camino sobre espejos
que repiten mi imagen destrozada,
piso días, instantes caminados,
piso los pensamientos de mi sombra,
piso mi sombra en busca de un instante,

[Octavio Paz, fragmento de Piedra de Sol]

Más de Piedra de Sol




*************
Es extraño cómo nuestros gustos van atemperándose con los años: cuando era adolescente renegaba de Paz en la pueril creencia de que su conservadurismo político contrariaba el espíritu revolucionario que anida [en teoría] en la poesía. Pero una crece y se da cuenta que todas las Revoluciones, en mayor o menor medida, han terminado siendo traicionadas por sus propios precursores. En cambio la poesía, sobre todo la buena poesía, permanece incólume, fiel a su esencia, impasible ante los cambios e imposiciones culturales de la inacabada modernidad.

Sumido en una de las peores crisis sociales y políticas, México celebra un aniversario más de su inconclusa Revolución sin que se avizore una mejoría en el corto ni mediano plazo. Perdido, para seguir con Octavio Paz, en un laberinto del cual se ignora la salida. Sumido, dijo en otro momento el poeta, en un tiempo nublado sin tener remota idea de cuándo, por fin, saldrá el sol.

Mientras eso ocurre... siempre nos quedará la poesía...


Imagen de Artelena


***

17 comentarios:

marichuy dijo...

Pocas cosas más revolucionarias que un beso. Bien dijo Octavio Paz:

«Un mundo nace cuando dos se besan...»
[y nacer -por vez primera o como renacimiento- es una convulsión.]

marichuy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jo dijo...

a veces quisiera poder saber que hace falta para encontrarse además de perderse...

El Joven llamado Cuervo dijo...

A mi, Paz siempre me pareció rechulo, y más, después de leer algo tan poético como El arco y la lira, que aborda cuestiones que, presuntamente, no podrían ser abordadas con ese lenguaje. Y la poesía resiste, claro que si, ella siempre nos queda. Un abrazo.

QUANTUM dijo...

Los novios


Tendidos en la yerba
una muchacha y un muchacho.
Comen naranjas, cambian besos
como las olas cambian sus espumas.

Tendidos en la playa
una muchacha y un muchacho.
Comen limones, cambian besos
como las nubes cambian sus espumas.

Tendidos bajo tierra
una muchacha y un muchacho.
No dicen nada, no se besan,
cambian silencio por silencio.


    -Ocatavio Paz- LIBERTAD BAJO PALABRA

[si tú no estás]

QUANTUM dijo...

[Se Nos Muere el Amor]

Tú, eres mi lado femenino que desde un principio acepté.

Yo, soy tu lado kitch que te resistes a aceptar.

[Solo Quería un Café ]

QUANTUM dijo...

Y ya lo ves, sigo siendo ese novato al usar su pluma:

*Ocatavio- Octavio
*kitch- Kitsch

El mismo que inevitablemente se emociona al escribir... el mismo que no deja de expresar una vulgar ortografía.

    Fe de errata.

Karol dijo...

Mari te dejo un fragmento de otro gran poeta, a manera de conmemoración o simplemente porque sí.

"...Poesía para vivir más.
Poesía para decir "te quiero".
Poesía para eyacular.
Poesía sin poéticas.
Poesía para la revolución.
Poesía para la nada.
Poesía para todas las palabras.
Poesía en silencio...

Eduardo Moga

Abrazos

virgi dijo...

Tu levedad de hoy me ha hecho repensar a Octavio Paz, querida Marichuy.
Nos quedará la palabra.
Besos, cielo.

QUANTUM dijo...

QUÍTATE LA ROPA.

Hoy es martes.

Hoy, otra vez, hace sol.

Hoy el sol quema y la piel es vulnerable ante el sol.

Sabes? A veces imagino, si hubiera la forma de entrar al edificio donde trabajas. Yo podría hacerme pasar por un mensajero para llegar hasta tu oficina. Nuestras miradas serían cómplices desde el momento en que se cruzasen éstas.

El plan sería: yo llenar una supuesta forma para entregar un paquete a nombre de María de Jesús. Me acercaría a ti. Y es en este punto de la historia que me pregunto si llevas falda o pantalón al trabajo. Si es lo último, me encargaría de acercarme a ti y hacerte sentir mi rica erección; si es falda, procuraría levantarla, deslizar mi mano y sentir tu parte húmeda, acercarme a tu oído y decirte —te espero en casa—.

En todo momento tomando todas las precausiones para que nadie se de cuenta.
Hacer cosas prohibidas ante una sociedad moralina y salir avante. Una hembra y su semental... afrodisíaco letal.

DESNUDA

QUANTUM dijo...

¡OH, HE MORDIDO UNA ROSA ROJA!

QUANTUM dijo...

SUEÑA SCARDANELLI

La sangre revelada en tus labios
no te causa dolor y no la sientes.

No hay sabor en esa mancha roja
ni quedan huellas si una lengua pasa.

Pero esa imagen pega en los cristales
y me duelen los ojos de no verte.

Tu boca es la cortina de más aire.
La sangre me deshila y te desteje.

Cargado de punzones, el tiempo muerto
se apodera del sueño. No amanece.

Sueña Scardanelli
Este sueño comienza con un gesto imposible,
con un acto de fijas claridades:
alguien corta de tajo mi oreja derecha
para deslizarla por los labios abiertos
de tu vulva jugosa.

La oreja es un acantilado donde resuena el mar
de tus adentros.
Habitada por olas, desconoces la paz del abandono.

En las escamas de tu espalda, la oreja
traza racimos de laberintos rojos.
La punta de tu lengua la hace girar como hélice
que a ningún cielo escapa.

Los perros, entre aullidos, la confunden
con dura flor de piel.
Para vivir en celo la destrozan.

En tiempo de ventisca percibe los galopes del camino,
arde junto a los cirios,
se purifica hasta convertirse
en la primera nota del derumbe.

Sin cesar, la oreja vigila mi sueño
más el gesto imposible que lo anima.
Cuando despierto le brotan plumas de jilguero
y vuela derritiéndose bajo el sol meridiano.


-Francisco Hernandéz-

DANI dijo...

El mundo de los besos es inexplicable y Paz sabia que no hay nada más revolucionario que lo inexplicable :)

Un besazo enorme

QUANTUM dijo...

l'forniquent

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

La poesía, para respirar....

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Para encontrarse

Para encontrarse,
hay que perderse
por completo,
absolutamente.

Tener el corazón
volteado,
los intestinos revueltos,
confundidos los sentidos,
hechos bolas los deseos.

Estar al punto
de insensibilidad
absurda,
que nos pase
la locomotora encima
y a penas percatarse
del dolor que infringe.

En la perdición
exacerbada,
que ciega
todo gozo
de toda boca atrevida
y cerrar un momento de amor
con el mismo placer
que uno se lava los dientes
por las mañanas
aún medio dormido.

Supongo que para encontrarse
hay que tener muy claro
que haría uno
en el magnífico caso de tener éxito
en la búsqueda de uno mismo.

Saber a dónde se quiere ir,
en compañía de quién,
para hacer qué,
cuándo se quiere que se de
ese encuentro.

De no saber todo esto
en el instante de encontrarse
y de la angustia de no tener
las cosas claras,
nos perderíamos de nuevo.


Basado en un comentario que encontré en la página de Marichuy: Dice Jo: a veces quisiera poder saber que hace falta para encontrarse además de perderse...

malbicho dijo...

qué bien describes la poesía de paz, y el choque que produce en los que no simpatizan con su pensamiento y su actuar en vida