escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

agosto 17, 2010

la vida soñada

fotograma del film La vie rêvée des anges


Hurgar entre los cachivaches del clóset, en el sentido material y metafórico de la expresión, puede acarrear resultados muy distintos a los pensados. Ayer me sucedió. Buscaba ya no recuerdo qué y fui a reencontrarme con algo a lo que hubiera preferido no volver. Al menos no por ahora. Removía chácharas (es increíble la cantidad de cosas que uno puede acumular; yo, que desde niña tengo la costumbre de atesorar "recuerditos", algún día habré de llenarme de valor y les prenderé fuego a todos), fui a encontrarme con una antigua caja labrada. Guardar cartas y fotos en las cajas metálicas de las galletas de antaño era una costumbre de mi abuela que yo heredé… junto con sus cajas. (antiguamente las galletas tenían mejor sabor y mejores empaques; ahora vienen en cajas de lámina de lo más chafa y su sabor es ídem). Apenas abierta la caja, empezando a auscultar su contenido, frente a mí apareció esa fotografía y nada más posar mis ojos en el grupo de alumnos de 6°B de primaria, reparé en Ella, algo nada difícil pues su presencia destacaba, con mucho, por sobre el resto de escolapios. Verla ahí fue como exhumar un pedacito de mi pasado, mitad ingenuo mitad triste; regresar al tiempo en que yo anhelaba ser otra persona pensando que así mi vida sería más divertida, menos monótona y solitaria. No sé si yo sea la única que ha tenido la peregrina idea de desear -desear con toda el alma, no sólo fantasearlo- ser alguien más. No cualquier alguien, sino un alguien en específico. Muestra de inmadurez o simple ingenuidad, hubo un tiempo en el que yo creí que la vida de los demás, por el simple hecho de ser otra y no la mía, era mejor, absolutamente deseable, la vida soñada

Sucedió hace tanto y no lo olvido, tal vez porque ahora que lo evoco me parece tan pueril. Yo en verdad quería ser Ella -no como Ella-, la chica rubia de mi salón de clases de sexto año de primaria, quien en esa foto luce al centro, refulgente, opacando al resto de imberbes mocosas algo flacuchas y de baja estatura. Deseaba ser Ella. No porque fuera rubia (en este país mestizo y algo acomplejado, las mujeres a menudo buscan ocultar sus raíces étnicas bajo capas de L'Oreal, o de vil peróxido, porque piensan que eso les conferirá un mayor atractivo; tanto así que los marchantes del mercado te dicen "adiós güerita" en la creencia de que eso te hará feliz, haciéndote olvidar la tonalidad oscura de tu pelo), sino porque a mis ojos su vida lucía mejor que la mía: llena de experiencias increíbles, totalmente alejadas de las boberas que podría experimentar una niña de once años que vivía sola con su abuela, jugaba a lo que jugaban las niñas de su edad y que, por supuesto, jamás había recibido un beso -que hoy sé se llama francés- como los que la rubia recibía de su novio muchos años mayor… porque, claro, yo no tenía novio. Deseaba ser Ella, no por ser una rubia natural de grandes ojos claros, sino porque a sus casi 14 años era tan curvilínea y alta y porque además, como si semejante empaque no fuera suficiente a para intimidar a las otras niñas del grupo cuyos cuerpos carecían de todo rastro de voluptuosidad, era encantadora, siempre con una sonrisa que la hacía lucir todavía más atractiva. Al verla así de resplandeciente, mi tontos once años imaginaban que su vida era igual de resplandeciente, fantástica; la vida que yo no tenía y que,creía un sueño hecho realidad, un sueño que yo deseaba vivir por sobre todas las cosas (de ahí, seguro, mi posterior fantasía, aún más desubicada: ser una femme fatale a lo Marlene Dietrich... con todo y profesor dado a la perdición). Pero anoche, al mirar los rostros de todos esos niños, quienes por más sueños -pueriles como el mío o mejores- que albergásemos no podíamos imaginar cuál sería el derrotero de nuestras vidas, no pude menos que sentir tristeza… por Ella y un poco por mí, por haber sido tan ingenua en creer que su resplandor externo era el reflejo de una vida fantástica y el augurio de futuro deslumbrante. Y fue en recuerdo de mis infantiles sueños, que cuando años después las vueltas de la vida me llevaron a reencontrarme con la rubia de mis fantasías, el trago no pudo ser más amargo (como ya platiqué alguna vez en este post: ella). Decía Oscar Wilde cuidado con lo que desees porque se te puede conceder y hasta no hace mucho tiempo, tal máxima me parecía sólo una más de las ingeniosas frases a que era adepto el autor de El retrato de Dorian Gray, pero anoche, al verla a ella en la foto y recordar cómo la reencontré el año pasado (con la vida deshecha, diametralmente opuesta a la que yo había aventurado tendría al llegar a la adultez), pensé en la cruel paradoja encerrada en lo dicho por el gran escritor irlandés.



*****

52 comentarios:

GAB dijo...

He deseado muchas cosas de vida contenidas, en otro -alguien-, quiza por pura puerilidad o simple codicia, sin embargo he querido o deseado mas como medio que como fin. Para llegar a ese -objeto del deseo-, y no sé como ironicamente ese alguien desecha el ansiado (anhelado) objeto del deseo, por otro (a veces mejor, muchas veces peor), y el ansia, eso si sigue incólume.

Un abrazo grande.

marichuy dijo...

Curiyú

Necesito disculparme contigo. Sucede que ayer quise editar el post original y blogger, que a últimas fechas no se deja conmigo, no sólo no me dejó, sino que ni siquiera pude acceder a él, de ahí su eliminación. Pude recuperar y reescribir el texto (gracias al reader) pero no así tu comentario en el que hacíais alusión a Oscar Wilde y su sensibilidad. Lo lamento mucho y te reitero mi ofrecimiento de disculpas.

Curiyú dijo...

Que loco! Justo cuando estás escribiendo yo estaba releyendo tu post. Y quiero que sepas que ya me acostumbré a esa obsesión tuya de "modificar los posts". No es ninguna crítica, por el contrario, es para felicitarte. El hecho de que uno esté siempre disconforme con lo que escribe es una sombra escritural.
Y ahora, cuando vuelvo a leerlo, me atacó una especie de sombría nube. El final, ese reencuentro, me deja tan triste! que casi ni recuerdo que había dicho sobre Oscar Wilde...y no importa...
Ah si...es evidente...tenés tanta delicadeza como Oscar Wilde. Un abrazo.

La abuela frescotona dijo...

TAMBIÉN ME PASO CON AMORES, ENCONTRARLOS Y PENSAR, "DIOS DE LO QUE ME SALVE"
SOLO QUE NO SE QUE PENSARON ELLOS DE MI. TODOS, CREO EN ALGÚN MOMENTO QUISIMOS SALIR DE NUESTRO MUNDO, SON SOLO ETAPAS QUERIDA MARICHUY, ABRAZOS

Sonia. dijo...

Pienso que todos en algun momento de nuestras viidas, simplemente por natureza humana dejamos que ese sentimiento de envidia nos invada a mayor o menor grado pero aparece, y de alguna forma es preferible que sea cuando la conciencia es joven y tener la oportunidad de ver hacia atras y reflexionar lo que paso es muy afortunado porque hay quien nunca Deja de desear lo de otros y eso ya es punto y aparte.
Estoy segura que tienes una mirada hermosa nena, no necesitas de rubios cabellos para ser mejor que nadie... Pero eso ya lo sabes. Besitos

Ju dijo...

Mari,

Qué fuerte esta historia.

En mi vida también hubo una Ella, admirada, amada e idolatrada. A veces fantaseo con encontrarla en alguna vuelta de esquina, en algún instante común y misterioso. Aunque...

Un Abrazo nostalgioso desde aquí,
y FELICITACIONES por los avances que está haciendo México en estos días, Ud. ya sabe en que materia.

: )

Pau Llanes dijo...

Querida Marichuy, deliciosas intimidades nos cuentas esta semana… no menos que otras. Algunas veces me da pudor leerte (te confieso).
Sobre tus colecciones de recuerdos qué decirte… Yo también era un melancólico coleccionista aunque cada vez lo soy menos ––coleccionista y melancólico. Y es que a menudo, de amontonarlos informes, los recuerdos se confundían entre ellos, me costaba identificarlos y hasta recordarme y reconocerme… Ahora los tengo en cajas más o menos ordenados por contigüidad léxica y remota funcionalidad ––no por coordenadas espacio-tiempo como es común–– y ocupan menos memoria virtual en mi disco duro, es decir mi alma… (lo que es un alivio).
Releer a Oscar Wilde en tus citas es otra delicia… Mira que llevo unos días pensando en ir a ver la peli sobre el “Retrato de Dorian Gray”, sin duda su mayor obra literaria, y me da pereza… Hace años que vi otras versiones antiguas: la de Albert Lewin, muy literaria y literal con respecto a la novela y hermosísima fotografía en b/n, y otra versión desmadrada y “popera” a principios de los 70’ con el “bello” Helmunt Berger de protagonista y Londres “beatlero” de escenario… No sé si valdrá la pena este remake… ¿Qué me aconsejas?
Confieso que una vez intenté escribir un guión para una hipotética versión en capítulos para TV ––fue un tiempo que me dio por imaginar series de TV basadas en “mis” novelas ejemplares. La estética que imaginaba en mi versión era la de Moreau… Oscar Wilde conoció a Moreau en un viaje a París en 1883. Este encuentro sin duda dejó conmocionado estéticamente a Wilde, influencia que podemos rastrear en su drama “Salomé”. A Moreau le interesaban los temas mitológicos y sagrados, la sensualidad y las apariencias erótico-demoníacas, el simbolismo y lo decadente… El modelo pictórico ideal de Oscar Wilde tiene mucho que ver con todo esto: un arte abstracto y fantástico, que ha sido inventado, imaginado, soñado, creando un estilo bello, a la vez que confuso y grandioso, ideal. Sus otras referencias principales fueron las pinturas de los prerrafaelistas, en particular los temas literarios y místicos representados por Rossetti, Millais y Edward Burne-Jones…
Otro de los aspectos que me interesaba reseñar entonces era su declaración de principios acerca del arte que adjunta a su novela, tan posmodernos y en buena parte ejemplares que todavía suelo recitarlos en alguna de mis conferencias sobre arte. El proyecto pictórico-literario de Oscar Wilde podría resumirse en tres principios fundamentales y un corolario final… Primero, “El Arte no expresa nunca nada más que a sí mismo”. Segundo, “la decadencia del Arte viene dada por su retorno a la Vida y la Naturaleza”. Tercero, “La Vida imita al Arte mucho más que el Arte imita a la Vida”. Como corolario final: “la Naturaleza externa imita incluso al Arte”. Y como revelación definitiva: “La Mentira, o sea narrar cosas bellas no verdaderas, es el objeto, la intención primera del Arte”… Vivimos como escribimos, ni más ni menos, Marichuy.
Wilde aprendió también de las lecciones de Baudelaire, sus lecciones sobre lo imaginario, que en sus versos proclama la búsqueda artística como núcleo principal de la existencia: “Infierno o Cielo, ¿qué importa / ¡Al fondo de lo Desconocido para encontrar lo nuevo!” ––así termina su poema “Le Voyage”, ¿recuerdas?
Ah… lo “desconocido” y sus misterios… también en el desideratum de Rimbaud cuando reclama un renacimiento en el arte, un renacer del artista: “Digo que es necesario ser vidente, hacerse vidente. El Poeta se hace vidente a través de una larga, inmensa y razonada, “desrregularización” de los sentidos. Busca en sí mismo todas las formas de amor, de sufrimiento, de locura, prueba todos los venenos, para no guardar nada más que las quintaesencias. Inefable tortura —para la que se necesita toda la fe, toda fuerza sobrehumana— en donde se convertirá en el gran enfermo, el gran criminal, el gran maldito, entre todos… —¡Y el supremo Sabio! ¡Porque ha llegado a lo desconocido!”
Besos nublados… Pau

tnf25 dijo...

Ser alguien mas, y aun mas , ser alguien mas en especifico..mentiría si dijera que no lo desee alguna vez, lo que si es que prefiero ser yo, que al menos se porque me pasa lo que me pasa y no ser alguien mas un buen día sin saber como es que llegue a donde sea que este. saludos!

Kyuuketsuki dijo...

Creo que aquí si disentimos un poco. Yo nunca quise ser específicamente otra persona... si llegué a pensar muchas veces estar en el lugar de otro, querer las cosas de otro, o sus características, pero no ser "alguien" determinado. Aunque creo comprender esa sensación de algún modo...

karenina dijo...

hola marichuy...compartimos la extraña mania de guardar las cosas, esa falta de desprendimiento hacia las cosas, creo que soy demasiado sentimental pero hace días por cuestiones de mudanza tuve que despojarme de ciertas cosas y hasta fue sanador, pero bueno el comment es para tí no para sacar mis penas, je! la cosa es asi...cuesta desprenderse de ciertas cosas y en algún momento uno peca de ingenuidad e irse por la facil para desear ser como alguien y no forjarnos el debido camino para procurarnos y en algo tienes razón o a lo que citas...las cosas que se piden llegan, el universo las regala nada más hay que saberlas pedir pero de que llegan llegan...abrazocálidosureño!

marichuy dijo...

GAB

"no sé como ironicamente ese alguien desecha el ansiado (anhelado) objeto del deseo, por otro (a veces mejor, muchas veces peor), y el ansia, eso si sigue incólume."

Cierto, en algún momento ese (oscuro o luminoso) objeto del deseo es suplantado por otro, como bien dices, no necesariamente mejor. Pero en el ínterin, el alcanzarlo llegó a constituirse en algo parecido a nuestra razón de vivir.

Un abrazo

marichuy dijo...

Curiyú

Wow, esta sí es conexión.

Lo más triste es que su historia es tan real como dura (casi que la suavicé cuando la conté el año pasado). Triste y luego, si una tiene corazón de pollo, pues peor.

Gracias y un abrazo

marichuy dijo...

Abuela

Lo de los ex amores, es oootra historia (de la que por el momento, prefiero no hablar).

En cuanto a qué pensarán de nosotros, mmm tal vez sea mejor no saber.

Un abrazo

marichuy dijo...

Sonia

Buuueno de esto ya ha pasado el tiempo. Shame on me... yo tenía once años y ahora ya no pienso así… para nada (madurez o resignación?).

Un beso y gracias

marichuy dijo...

Jules

¿La fue a leer? Porque esto no es nada comparado con aquello. Esto es apenas un recuerdo melancólico, lo otro sí que es duro.

Sobre las decisiones en la SCJN. Si viera, Jules, cómo han aflorados los signos de ignorancia y estulticia… Uff y la Iglesia con su proverbial doble moral. Pero ya es legal.

Un abrazo

marichuy dijo...

Pau

El problema de limpiar el armario y pretender almacenarlo todo enel disco duro memorial, es que, la memoria, como bien sabemos, es traicionera.

Oscar Wilde, Grande. Punto.

El “Retrato de Dorian Gray, filme en exhibición en estos días, dice un crítico al que respeto y le c reo, es una charada: bonito y bien filmado, pésimamente actuado por el bello actor protagónico, quien antes fue el Príncipe Caspian en “Las Crónicas Narnia” y sobre todo, con un indisimulado tufo moralino.

Un beso

marichuy dijo...

Toño

Supongo que es algo más o menos normal, a cierta edad. Yo, debo decirlo, no me siento ni traumada ni nada parecido.

Como le decía a Sonia, sea por la madurez o resignación, pero esas ansias pasan.

marichuy dijo...

Kyuuketzuki

Pues yo sí. Estar en el lugar de alguien, es algo que más bien, podría desear eventualmente en la actualidad. Y supongo que ambos anhelos, son normales... hasta un punto.

Saludos

emilio dijo...

Ves como fue mejor ser tú misma???

Cada cual, sin creer en los destinos, tiene que seguir su camino, siempre esperando no equivocarse, y si lo hace, para arriba y a seguir.
Tu decidiste bien, seguro, lo leo.

Un abrazo.

Potter dijo...

Saludos mi Diosa
Adoré el momento en el que piensas prenderle fuego a todo, me encantó!!!!!!!!!!!!!!
Ay Marichuy, por Dios! Pero no eres la única peregrina que mira con anhelo y de reojo la vida ajena. Creo, y eso de creer ya es lo bastante inútil, que es normal.

Me encantan tus comentarios insertos como insertas las vidas ajenas en nuestro deambulante camino por esta v ida, la vida que nos tocó vivir.

Un beso querida

Potter dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Potter dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
e. r. dijo...

Marichuy,
el deseo de ser otro imagino que nos acompaña toda la vida. Hasta que descubrimos que efectivamente somos otr@. Nada que ver con el que imaginábamos...
Saludos

Cuetzpallin dijo...

La mayoría de la gente, en determinada estapa de la vida, queremos ser alguién más... por lo gral queremos ser algún famoso, o alguna chica/o guapa/o y que creemos que lo tiene todo. Afortunadamente, muchos optamos por seguir nuestro camino, por "conformarnos" por ser nosotros mismos, y esa es la mejor decisión que, muchas veces, tomamos en nuestra vida.

Mi abuela decía: "Nadie conoce el fondo de la olla más q la cuchara, y eso a veces". Yo le creo y siempre le creí. Uno fantasea con las vidas ajenas pq es más fácil, pero puede ser que esa vida este mucho muy alejada de nuestras fantasías.

Yo nunca quisé ser alguien en específico, ni si quiera alguién famoso, pero de vez en cuando me daba cierta "envidia" algunas de las niñas super guapas y populares de mi secundaria. Ahora, al paso del tiempo, agradezco ser yo, así como soy, así como he sido, aunque me hayan dicho ñoña o cosas por el estilo. Y lo agradezco más, cuando veo la vida de aquellas a quién yo envidiaba. No le deseo nada malo a nadie, pero no deseo tampoco la vida de alguién más, claro, esto te lo enseña la vida misma. Y supongo que a tí tmb.

Amén.

marichuy dijo...

Karenina

No creas, a la larga no es tan bueno eso de andar por la vida con semejante cargamento a cuestas (material y emocional).

Completando el dicho de Oscar Wilde, Proust tiene uno que me gusta mucho, cito de memoria:

“Lo malo de los sueños no es que no se cumplan, sino que lo hagan cuando ya hemos perdido la pasión que nos llevó a concebirlos y la ingenuidad que nos hizo confundirlos con el sentido mismo de nuestra existencia"

Abrazos

marichuy dijo...

Emilio

Cierto, aunque a veces eso de "seguir su camino", sea más bien un encontrar el camino. Y por lo demás, pues sí, a estas alturas sé que ya no puedo ser más que la que soy... para bien y para mal.

Gracias y un abrazo

marichuy dijo...

Potter querido

Con que vos sos un piromaniaco, eh (jajá)? Tú mejor que yo sabes bien que en esta vida, en ocasiones es necesario quemar las nave; tanto como en otras, hay que prenderle fuego a los recuerdos (lo escribo y lo digo, a sabiendas de que, las más de las veces, la quemazón no garantiza su extinción... pero al menos, los cachivaches disminuirán).

Besos querido

marichuy dijo...

Ever

"hasta que descubrimos que efectivamente somos otro... nada que ver con el que anhelábamos",

Auch, qué duro ¿no?

Saludos

marichuy dijo...

Cuetzpallin

En el dicho de tu abuela, hay más sabiduría, que en varios párrafos de “filosofía”. Y también al final de tu comment, encuentro un reflejo de lo que pienso y de lo que solía decir mi abuela: "pero eso sólo lo aprendes con el paso de la vida, nada de platicadas o leídas, sólo experimentando…”

Saludos

marichuy dijo...

"Con el paso lento, y los ojos fríos
y la boca muda, dejarme llevar;
ver cómo se rompen las olas azules
contra los granitos y no parpadear;
ver cómo las aves rapaces se comen
los peces pequeños y no despertar;
pensar que pudieran las frágiles barcas
hundirse en las aguas y no suspirar;
ver que se adelanta, la garganta al aire,
el hombre más bello, no desear amar..."

[Alfonsina Storni, Dolor -fragmento]

virgi dijo...

Cuando escribiste el anterior, aún no te conocía. Así que he leído con fruición tus palabras acerca de Ella. Hermosa chica destinada a una vida tan triste.
Hace tiempo aprendí que el futuro nunca es como nos lo imaginamos. Y que perdemos mucho tiempo en eso.
Mejor disfrutar del ahora, nunca sabremos lo que nos espera.
Besos, querida Marichuy

marichuy dijo...

Virgi

Eso es lo que deberían enseñarnos: que el futuro jamás será como lo soñamos y así nos ahorraríamos no sólo tiempo, también decepciones.

Un beso querida

José dijo...

Iba a escribir algo, pero despues de leer el comentario de Cuetzpallin, mejor lo suscribo.
Y es que en realidad, nunca me visualice siendo una persona en particular, pero si llegue a sentir envidia en la primaria y secundaria, de los compañeros más altos, más fuertes, más inteligentes o más consentidos de los profesores. Pero como tambien dicen por ahí la vida misma me dió la respuesta y la lección de que no hay nada mejor de lo que yo tengo y quiero ser, Y que independientemente de lo que vea en los demás que pudiera ser envidiado, una cosa es lo que se ve, la realidad de sus propios conflictos, solo cada persona lo sabe.
El niño más alto de mi salón de la primaria, el que fue siempre jefe
de grupo, del que todas las niñas querían ser su novia, el consentido de todos los maestros, termino en el escuadrón de la muerte del barrió, vicitma del alcoholismo.
A mi no me lo dijo mi abuela, creo se lo lei a Laura Esquivel en su "agua para chocolate" "solo cada olla sabe su proios hervores". Y le acompletaría, por eso no hay que andarnos metiendo en las ollas o en los calcetines de otros, chamuscada que se puede uno dar, o mínimo agarrar un hongo.

Pelusa dijo...

Es que la belleza, Marichuy, contrario a lo que muchos creen, no es precisamente una bendicion. Me alegro que no hayas hecho realidad tu deseo.
Un beso!

Pelusa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jo dijo...

Estoy segura que yo ya habia venido a leer este post ... o fue la otra? :(

marichuy dijo...

José

No sé si desear ser alguien más, no cualquier alguien otro sino un alguien en especial sea una forma de envidia (supongo que algo tendrá), porque de otra forma, yo jamás envidié algo de alguien, al menos no conceptualizado como envidia.

Y sí, uno aprende, pero sólo con el tiempo, a partir de la experiencia… salvo los iluminados que nacen sabiendo, maduros, seguros y sensatos (todavía no he conocido a ninguno)

Saludos

marichuy dijo...

Pelusa

Buuueno, tanto como una maldición, me parece que no. En el caso en específico de ella, en su triste derrotero, creo que influyó algo mucho más complejo y letal que su innegable belleza.

Besos

marichuy dijo...

Jolie

Jeje ¿y no será que "sólo lo soñaste"?

承王蓁 dijo...

與人相處不妨多用眼睛說話,多用嘴巴思考. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Seguro conoces el cuento de los regalos o los paquetes. Lo leí en un compendio de la revista El Cuento. Este era el del cuento humorístico. Y relata cómo la gente se quejaba de sus vidas y Dios les propone que envuelvan en un caja de regalo toda su vida y la dejen en un patio y al otro día vuelvan y tomen la caja que quieran. Y eso sería ahora sus vidas. Es tanta la angustia de qué podrá tener cada caja, esa caja sospechosamente pequeña, esa caja enorme???? Que la gente termina tomando su propia caja y se va conforme jajaja

g. neidisch dijo...

Tampoco te puedes perder de esto... qué envidia...
http://bit.ly/c9DMmC

marichuy dijo...

Cuentista

La moraleja de este cuento alguito cruel (y totalmente cierta). Y sí, uno nunca sabe lo que pasa abajo de la sonrisa; como dicen... la procesión siempre va por dentro.

marichuy dijo...

George

Y además ese Museo donde la exhibirán, el MUAC de la UNAM, es una chulada que siempre vale la pena visitar.

Besitos (y si de envidias se trata, ahorita yo quisiera estar en cualquier otro sitio menos en el que estoy, por ejemplo allá donde usted, mirando ese mar algo frío)

jess dijo...

Mi estimada Marichuy..... cuántos flash back vinieron a mi mente con este texto tuyo...

En primera casi vi enfrente de mí una caja metálica de galletas como las de antes, donde por alguna extraña razón, terminaban siempre guardados documentos importantes.... En mi caso, recibos telefónicos, de luz, de agua... una que otra moneda vieja.

Y por otra parte, también ví a mi Ella..... de hecho, a varias Ellas... específicamente a dos, una de mi salón de primaria, y otra unos cuantos años mayor que yo....

Es curiosa la manera en que se envidian las vidas ajenas.... sin pensar, que alguien más envidia la nuestra.

Y... finalmente.... snif.... hasta acá me llegó el meteorito con eso de ser una rubia falsa....... un día de estos mi hermano me preguntó si iba a teñirme toda mi vida el pelo de rubio, a lo que yo le dije que Ya a los 32's volvería a su castaño natural.... aunque todo mi sex appeal se vaya junto al peróxido... snif...

Un abrazote linda!!!

Siempre habrán personas que te admiren en demasía. ;)

marichuy dijo...

Jess

Curiosa, ingenua, nuestra creencia en que la vida de otros será mejor que la nuestra… sólo por ser otra, distinta.

Jajá, pero si usted trae el pelo ¡!rosa¡! Sin dedicatoria para nadie en especial (y menos para ti, mi estimada Jess). Sólo que el que la gente piense que diciéndote ‘güerita’ te hará sentir feliz... me choca.

Me hiciste carcajear con eso de que tu sex appeal se iría, junto con el peróxido, derechito al caño.

Un abrazote

Tessitore di Sogno dijo...

Perdón por lo lacónico, adorada, sucede que el laburo a sido estresante estos días y hasta colitis nerviosa me dio. Pero ahora que tengo un momentito rico de paz, vengo acá a encontrarme con la gratísima sorpresa de la vie rêvée des anges. Hace ya muchos años atrás encontré en un blog que me apasiona (elamantedelvolca.blogspot.com) la recomendación de esta joya de Zonca en un youtube incrustado que mezclaba escenas de esta cinta con de música de Yann Tiersen. Mágico. Como olvidar esa aventurera Élodie Bouchez con la mochila a acuestas, elaborando/vendiendo postales para vivir al día. Sentada ahí en la cama de Sandrine leyendo su diario para luego leerle fragmentos junto a su cama de hospital. Luego una Natacha Régnier en su redondísima actuación interpretando a todos aquellas y aquellos que hemos confundido pasión con amor, vida con excesos. Que magistral peli que ha quedado grabada en mi mente como las notas de Rue des Cascades acompañando a los créditos al final de la cinta. A veces desearía ser como Isa (Bouchez), irme a la Patagonia, a la parte más austral de Sudamérica y regresarme en bici, acampando en donde la noche me coja, a veces desearía dejar esta oficina gris, esta rutina capitalista y salir sin preocuparme por el mañana. En fin, adorada, No es mi intención venir acá y desahogar mis traumas. Pero dijiste la palabra mágica: LA VIDA SOÑADA DE LOS ÁNGELES.
Feliz casi fin de semana, adoradísima. PD. ¿Has visto Los juncos salvajes?

marichuy dijo...

Mi querido Tessitore

Celebro que te guste tanto ese estupendo film. Sencillo y nítido; emotivo, pero sin asomo de sensiblería barata o moralina edificante. No obstante, yo, que soy medo chillona, la primera vez que lo vi lloré como Magdalena (pero en silencio.)

"Los Juncos salvajes", otra belleza de film: sin gritos estentóreos remueve consciencias, principios, recuerdos, emociones.

Un beso

mario skan dijo...

Para los demás siempre somos otro, uno que no imaginamos ser hasta que un día nos enteramos. A la gente le gusta inventar historias raras sobre las personas que engrosan la apariencia. Entonces, creemos ser alguien pero para los demás somos traficantes, ladrones, streapper o simplemente nadie. Me fui de tu post pero eso fue lo que me generó. ser..

saludos y muy bueno el post

Champy dijo...

Ay COMADRITA como andas?!?!?!

A mi me traen ya sabes de donde...y lo peor no es eso... lo peor (a sabiendas de que te puedo decepcionar) es que pareciera que me está gustando....

Bueno.

Creo que ya hemos hablado mucho de ésto....de éste tema, y hasta de ella en particular.

Ay si que pa que me hago wey, tengo bien claro mi pensamiento y ni como hacer que me habla la virgen.....Lupita por supuesto!

Somos humanos, algunos mas deschavetaditos que otros, algunos otros se hacen los deschavetados pero están bien lúcidos, y los que gozan de lúcidez no saben como desprenderse de ella....el caso es que es muy raro que a estás alturas del partido alguien esté conforme...vivimos en sociedades aparentes....de apariencias, y nos cuesta un guevo forjarnos una, así, como algún día la soñamos.

Somos humanos, y como tales, poseemos en nuestras cabecitas "neurosis psicosis y perversiones", ellas nos definen...todos las tenemos como humanos que somos, y en nuestro mundo aparente luchamos por esconderlas (más que nada basadas en la ignorancia), por reprimirlas...reprimiendo con ello los más subconcientes anhelos de libertad.

Hasta que perdemos el control....alguna vez escuchamos a alguien decir: perdió el control de si! ó esta fuera de control!

Y es cuando una de las caracteristicas motoras de nuestra psique ya no aguanta tanta represión....y ahora si, la deschavetez es real....

Supongo que algo así vivió ELLA.

Yo por eso psicótico perverso histérico y neurótico!

Bien conciente y bien controladito!

Tengo mis flancos bien balanceaditos!!!

2046

marichuy dijo...

Mario

tal vez, aquí aplica a la inversa la famosa línea de JP Sartre:

«L'enfer, c'est l´Autre»

Aquí l'Autre, la otredad, somos nosotros.

Saludos y gracias

marichuy dijo...

Champy

Usted se fue muy lejos de esta historia. Aquí el recuerdo de Ella es antes de lo que se convirtió en la adultez. Sólo que el hecho de ver su foto tomada en el tiempo en que yo creía que su vida era… “la vida soñada” me hizo pensar en mi error y en la paradoja encerrada en ese dicho de Oscar Wilde. Por otro lado, fíjate que ella se perdió merced a un proceso algo complejo y al mismo tiempo común: una mezcla explosiva entre lo que cargaba por dentro, más lo que se metió en forma de drogas de diversa índole (y en cantidades industriales).

En cuanto a ti, yo creo que de loco tienes poco. En el fondo, eres bastante más controlado de lo que muchos podemos presumir.

En fin, cada cabeza es un mundo y cada loco con su tema (es decir, con sus disparatados sueños)

Beso