escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

julio 03, 2010

de duchas y conjuros


Siempre he fantaseado con tener una columna llamada El rincón de Madame Amarguetta (Madame Mon Amour ya me lo ganaron). Pero como tal cosa me es imposible, sacio mi gusto culposo leyendo, en la fila del supermercado, y no sin un poco de vergüenza, El Rincón sentimental de la tía Alma -sección de una revista que me es cero grata: Contenido-. Por supuesto que es insulsa, con la única gracia de que su responsable inventa las preguntas y respuestas, por lo que en ciertas ocasiones puede resultar muy divertido dentro del absurdo. Semejante fantasía la debo, en parte, a la suerte que tengo para que mis amigos, y ni tan amigos, me cuenten sus penas de amor. Una verdadera ironía de la vida, pues mi historial amoroso está más cercano a ejemplificar una versión Región 4 de El libro de los amores ridículos de Milan Kundera, que a otra cosa; amén de que yo, lejos estoy de tener las respuestas que ellos quisieran escuchar. Sin ir más lejos, el sábado pasado una amiga me compartió, como quien comparte una máxima suprema, su más reciente descubrimiento:

"La infidelidad -como casi cualquier pringa- se quita con una buena ducha" ¿No lo crees?

Y no supe cómo refutarla. Apenas atiné a decirle que en todo caso tal consigna aplicaría, especialmente, a relaciones meramente físicas (por no decir al mero intercambio de fluidos). Pues de lo contrario, si sólo fuera cosa de duchas, baños de tina, y hasta limpieza con legía, para extirpar de la piel (y de otras áreas menos corpóreas) los vestigios de pasiones y dolores quemantes, los dolientes de amores fallidos ya serían una especie en extinción (o en vías de serlo). Ni tampoco abundarían los seres desesperados en busca de conjuros para desterrar de sus vidas las huellas del dolor y los resabios de un amor malogrado: conjuros como plegarias clamando por sobredosis de sentido común y pragmatismo; juramentos para no volver al recuerdo del interfecto como quien vuelve a un Santuario con la esperanza de una aparición; promesas de sepultar a los ingratos en el rincón del olvido, enterrados bajo toneladas de insultos y agravios exacerbados.

Alguien me dijo en cierta ocasión, que bastaba un poco de sentido común -aderezado con frialdad, completo yo-, para combatir cualquier asomo de sentimentalismo inútil. Y a partir de ahí, entender que para bregar con éxito en los mares embravecidos, y a veces traicioneros, del amor lo último aconsejable es desplegar las banderas de la sensibilidad y emotividad desmedida; que comportarse como heroína de novela romántica decimonónica en pleno Siglo XXI, rebasa los límites de la ingenuidad y romanticismo, lindando en los de la estulticia. Pero que no obstante, la alta dosis de sensatez no excluye –en casos desesperados, continuaba aquel cerebral consejero- la adopción de métodos disparatados como la trepanación cerebral (metafóricamente hablando), las sesiones de limpia en Catemaco, el rezo de veinte novenarios a San Judas Tadeo (Patrono de los casos perdidos)… hasta lo que sea, incluida la posibilidad de exterminarlo vía fumigación, con tal de sacarse de la cabeza, el corazón y del último rincón en donde haya logrado adentrarse -permaneciendo agazapado, al acecho como un depredador- a ese intruso que nos rompió el esquema, el corazón, el hígado... o lo que sea que a uno se le cuartee cuando las cosas del querer salen mal. Y, lo más importante, aceptar la posibilidad de que tales ritos no traigan el alivio, ante lo cual quedará el consuelo de unos versos… a manera de conjuro:

Desde una noche ciega
desde olvido
desde horas cerradas
en lo solo
sin lágrimas ni amor
te estoy llamando
como a la muerte
amor
como a la muerte.
[Idea Vilariño]


Post Scriptum. Disculpen que no haya contestado a sus comentarios en la entrada anterior y que me tarde en visitar sus blogs: tengo cuatro días sin servicio de Internet en mi casa… merced a los nada buenos oficios de la empresa Cablevisión (y en mi oficina tengo denegado el acceso a sitios de entretenimiento y redes sociales -este post lo envío por mail).

él no viene al caso con el tema del post, lo sé




*******

48 comentarios:

valnouveau dijo...

Sí las culpas se quitaran con duchas muchas seríamos las mujeres mas limpias jajja...yo nunca he sido infiel precisamente por que las culpas no se quitan con duchas.

un abrazo!

Champy dijo...

Que es la Infidelidad???

Creo que estaría más cabrón ponernos de acuerdo en este concepto, darle definición a un término sustentado meramente en principios me parece tarea titánica, si ya ni a Principios se llegan!

No os confundaís mi adorada COMADRE!

Si alguien sabe la de dolores que ha sopesado mi alma, esa has sido vos.

Y por mero intuitivo y subconciente ya mecanismo de defensa, a todos los órganos que la rodean no los invito a cuestiones que puedan desembocar en, pasiones que solo acabarán por despedazar las hilachas que quedan de.

El hecho de no involucrar al corazón en un asunto de genitales no es motivo de autoflagelo ni de arrepentimientos de confesorio no.... es mero sentido común y satisfacción orgánica.

Me parece más infiel engañarte a ti con una foto falsa de mi lindos ojos o de mi bella sonrisa, que mostrate mi pelona tal cual, o endulzarte mi directa honestidad por temor a manchar mi "Imagen y Reputación"...... de entrada, jamás me engañaría a mi mismo fabricandome imagenes en pos de una aceptación que yo me estaría negando....y si alguien sabe cuanto me adoro, esas también eres tuuuu!!!!

Esas infidelidades, ni bañandote en ácido muriático....

Sabes donde pongo al romanticismo y todo lo que conlleva.....

Ah pero como se disfruta verdad?!?!?!

En ocasiones, en momentos me brotan esas ganas de extrañar una espera, o de impacientarme ante una llamada que no llega..... pero niguas! Yo ya no espero, busco, mucho menos una llamada, tengo deditos y gracias a Dios aparatitos para marcar las veces que se me antoje... y una agenda bastante rica de oportunidades.

Te fijas con que facilidad mato toda sensibilidad?

2046 Besos Girondianos.

Pau Llanes dijo...

Ay, Marichuy… qué cosas las del amor y del desamor. Vamos a ver…

Marichuy, ya sabes que soy un viajero existencial y funcional así que me vas a permitir una alegoría viajera para ejemplificar todo esto… Uno va a cada relación con su equipaje, su mochila de recuerdos y sentimientos, para ir luego incorporando más cosas y recuerdos en este nuevo viaje, enamorados. Llevamos juntos una maleta (del tamaño y peso de las cosas que compartimos) y también cada uno su propia mochila con sus cosas particulares… Ufff… cuánto equipaje…

Al principio nada pesa…Cuando estamos enamorados, cuando nos atrae alguien, vamos sumando y no pesa tanto el exceso porque de algún modo lo compartimos, además se va más alegre con alguien a tu lado y nos ilusiona el mero hecho de viajar juntos… Cuando comienza el desamor, empezamos a restar: cualquier cosita de más nos parece un exceso insufrible, nos provoca malestar, sólo queremos desembarazarnos de casi todo común, incluso de la mayor parte de nuestra mochilita… Pero como todo se transforma, todo es una pura teoría de vasos comunicantes, vamos rellenando nuestros vacíos con otras cosas, otros compromisos. Al fin al cabo el universo tiende al equilibrio —precario, tenso, pero con apariencia de “suficiente” equilibrio… Hacemos y deshacemos la maleta más de lo que quisiéramos…

Y sobre el desamor… El lenguaje trasparenta el desamor y anuncia el definitivo desencuentro. El final, la gota que colma el vaso de la paciencia amorosa es una frase desmedida. A saber por qué un día llega tarde tu pareja y le reprochas su tardanza con un tono ni más ni menos exigente que en cualquier situación anterior, normal en estos casos, y te contesta (o añades al reproche): “Sólo piensas en ti; tú y tu eterno egoísmo”… Ambos saben que es el fin… Una pareja no se sostiene ni un segundo con “eterno y desmedido egoísmo”. Llegar tarde a una cita puede suponer desencontrarse para siempre…

Y termino con mi alegoría del viaje (enamorado)…A mí me gusta viajar solo a veces, otras acompañado… pero no dejo de desear el que continúe el resto de mi viaje con una mujer especial al lado con la que compartir todo eso nuevo por descubrir hasta el final de nuestros días en común. Ella con su mochilita, yo con la mía, y una maletita pequeña en común. Que poco a poco esa maletita se haga grande de tantos recuerdos que vayamos acumulando juntos, o mejor, que sea innecesaria porque nos gusta ir ligeros de equipaje,… incluso que un día nuestras mochilitas propias casi no pesen… (no digo que sean intercambiables).

¿Te cuento un truco de viajero? Cuando estás seguro que tu compañero de viaje no te va a abandonar por el camino viajas con el menor de los equipajes, vas comprando por ahí tal como viene lo que necesitamos, todo lo usamos en común y luego regalas lo que te sobra o lo dejas en el basurero… Cuando llevamos mucho equipaje propio es que tenemos miedo de quedarnos abandonados, “tirados por el camino, y parece que estamos trasladando la casa por si acaso (no vayamos a pasar una temporadita solos a la intemperie)… No sé si me explico bien...

Ay, el amor, el desamor, tan contiguos como sucesivos… Ese temblor de Neruda: “es tan corto el amor y es tan largo el olvido”… y su melancolía: “Yo soy el que te espera en la estrellada noche, / sobre las playas áureas, sobre las rubias eras. / El que cortó jacintos para tu lecho, y rosas. Tendido entre las hierbas, yo soy el que te espera”…

Buen fin de… y que España gane a Paraguay y Nadal la final de Winblendon… ¿Por qué no? No es una pulsión nacionalista ––aborrezco los nacionalismos y sus mezquindades… Es que se divierten jugando… Como en el amor, ni más ni menos: hay que divertirse enamorados, enamorando y dejándose enamorar…

Luego te escribo sobre los celos y las “deslealtades”…

Pau Llanes…

Pulgarcito soñador dijo...

Que bueno eso de que tus amigos te relaten sus penas de amor. Ahí está tu libro.
Por otra parte, yo diría que la fidelidad se cura hablando, diciendo la verdad. Es decir, le digo a mi chica, "mirá, me gusta esta otra y necesito una noche con ella...", por supuesto, viceversa...hay que ser un poquito tolerante con los deseos, cheeeeeeeeeeeeeeeeeeee...
Beso.

marichuy dijo...

Val

Qué cosa es eso de la culpa; yo ni satanizo ni bendigo, no me corresponde; acaso diría que una vez "hecho lo hecho"… autoflagelarse y quemarse en sus propias culpas… sale sobrando.

Un beso

marichuy dijo...

Champy

Epa, aclaro que dicha “máxima” no es mía. Yo sólo pongo lo que pienso al respecto. Y ya lo sé: tú y yo tenemos ideas casi opuestas sobre las relaciones de pareja; ya que a últimas fechas, para ti se reducen al mero intercambio de fluidos (orgasmos incluidos, desde luego), algo sobre lo que no soy ni remotamente la más calificada pera opinar. Así nomás

Creo que yo no me confundo; más bien hablamos de cosas distintas: tú te refieres a otro tipo de engaño, autoengaños incluidos, amén de las poses, simulaciones e imágenes prefabricadas en busca de la aceptación del otro. Aspectos que ni remotamente toco aquí. Sólo hacía referencia a los desasosiegos surgidos a raíz de rupturas amorosas, es decir de malogradas relaciones de pareja, jodidas si quieres, pero relaciones de pareja, no de meros intercambios de fluidos corporales.

Besitos

marichuy dijo...

Querido Pau

Vaya… yo toda mi vida me he reprochado viajar con tanto equipaje a cuestas (me refiero a las maletas no a las cargas metafóricas). Es interesante la forma en que lo miras tú. Viajar con poca carga, en previsión de un posible abandono y con mucha cuando no se tiene el menor temor de tal cosa. Te leo decir eso de que al principio nada nos pesa, ninguna carga resulta pesada… pero que después, casi invariablemente, las cosas y nuestra percepción sobre las mimas cambian… y me acuerdo de un refrán muy acostumbrado pro mi abuela:

“jarrito nuevo en que altar te pondré; jarrito viejo dónde te tiraré”

Uff, el desamor y los celos, siempre han sido más literarios que el amor feliz y lindo.

Buen fin de semana. Y sobre tus deseos deportivos… ¿qué te puedo decir? A lo más, que ojalá se te cumplan. Y es que, a mí, del Mundial de Fut lo único que me interesa no tiene nada que ver ni con el futbol en sí, ni con sus resultados (meros placeres visuales, jajá).

Un beso

marichuy dijo...

Pulgarcito

Jeje, sí ¿verdad? Debería escribir un librito de pequeños relatos basado en todas las penurias, unas verdaderamente dramáticas y otras casi cómicas, que me ha tocado escuchar.

Creo que tal como lo planteas, en ese caso ni siquiera aplica el concepto de infidelidad. Es una relación basada en acuerdos muy civilizados.

Un beso

le cid dijo...

Marichuy...
Sera que le fidelidad es "wash and wear"?
A mi me paso hace algun tiempo de regresar a casa y meterme en la cama oliendo a "extraño" y fue un periodo triste, muy triste...
Re cuerdo a alguien a quien quise mucho, Bruno, un día vino y me dijo que estaba enamorado de alguien mas y yo pensaba que me iba a decir que se había "acostado" con él, pero me dijo lo siguiente: "prefiero dejarte ahora que aun puedo hacerlo queriéndote y sin haberte engañado, porque estoy seguro que si me quedo te engañaré con él..." El hecho de no haber ni consumado ni consumido no me consoló mucho, pero como buen tonto, y sabiendo que cuando se quiere siempre se desea lo mejor para el otro, aunque lo mejor no sea uno mismo, lo deje ir sin hacer escándalo, en silencio y pegado a la ventana hasta que su auto desapareció a lo lejos... Y no lloré, pero me inquieté, porque había olvidado su medicina para la diabetes, y por esa razón no pude dormir.
Unas semanas después escuche un mariachi tocando abajo de la ventana y entreabriendo la cortina lo vi... Me entro la idea de aventarle un balde de agua o de pipí, pero me la saqué de la cabeza y baje , espere que dejaran de tocar (no fuera siendo que la última canción fuera "la chancla"!) y lo invité a entrar, pero no le pedí que se quedara, solo escuche sus penas y cuando dijo que quería volver le dije que no, que era imposible por el momento porque me había dolido, y que solo quería estar seguro que no le iban a entrar otra vez las ganas de no engañarme...
puedo decirte que mas de una vez me han puesto los de diablo, pero fue como en la canción de Lupita D'Alesio, "por el contacto de otra piel" que me di cuenta de lo que todos mis mancornadores pudieron haber sufrido (o gozado, porque tampoco creo que se hayan hecho mucho daño...)... Y parece que hay quien ha engañado al PAN con el PRI, pero eso ya son otras cuestiones.

virgi dijo...

Lo que me interesa de tu entrada es cómo te ven tus amigas para hacerte las confidencias. Es que a mí me pasa mucho, la gente se me confía casi sin que nos conozcamos.
Por un lado, una se siente con capacidad para ayudar y reconfortar. Por otro, ¡cuántas veces es una pérdida de tiempo! para los que hablan, para la que escucha.
Estaría bien encontrarnos, a ver quién empieza a contar su vida, je, je.
Muchos besos, cara.

Jo dijo...

Que buen post Justo para el viernes... dicen que los conjuros se hacen a la luz de la luna en veraniegos climas... o al menos en octubre.

pero sinceramente de conjuros y duchas tibias habrá más de uno que a causa de esos ingredientes haya sido infiel por puro placer de ser parte de la receta de aventura ( estoy desvariando no me hagas caso_)

tu sin cablevisión e internet
yo de este lado... por un rato sin luz

que será peor.
macumba queria hacer pero eso no funciona asi...

tu deberías sucumbir a la infidelidad pero para cambiarte de compañia de cable y de internet :D

marichuy dijo...

Le Cid

Me temo que al menos para cierto tipo de relaciones (y personas, se entiene), las cosas se han vuelto así... como de lavar y usar o peor aún... de usar y desechar.

Es posible que sea visto como tonto, pueril o ingenuo tardío, pero yo también creo que si alguien ya no quiere estar contigo, pero aún te respeta, lo mejor que pude hacer es decírtelo e irse antes de dedicarse a engañarte. Pero como todo en la vida… cada cabeza es mundo y no faltará quien piense (no lo critico) que dejándote de querer, lo de menos es que se acueste con tal o cual. Cuestión de enfoques, supongo.

Jajá, esas traiciones entre los PANistas y sus socios PRIístas, están como de comedia del absurdo (pero de las peoncitas, eh)

marichuy dijo...

Virgi querida

Vaya coincidencia ¡!. Creo que cabe la posibilidad de que al encontrarnos ambas fuésemos muy cautelosas, evitando soltarnos, a la primera de cambios como decimos por acá, a contarnos nuestras vidas.

Un beso

marichuy dijo...

Jolie

Yo había escuchado leyendas acerca de que las noches tenebrosas son las mejores para hacer Conjuros; pero que todo dependerá de su finalidad. Otras fuentes aconsejan efectuarlos en noches de plenilunio (quizá en octubre como dices, por aquello de las lunas más bonitas del año). Y otras, las más cliché seguramente, insisten en la conveniencia de realizarlos en viernes, pero viernes 13. Y yo… yo voto por hacerlos el día que sea… siempre que se necesiten, jajá.

Créeme: nada me gustaría más que mandar a paseo a la empresa de Azcárraga y contratarme con la de Slim (el problema es que este se pone sus moños para contratarte si la línea telefónica no está a tu nombre). Y mientras es una cosa u otra... heme aquí en una máquina prestada momentáneamente.

Saludos

Jo dijo...

Hagamos conjuro y changuitos.... comprate una uSB de red

:D y todos felices.... :)

besos

GAB dijo...

Queridisima Marichuy, esos son temas "ciertamente" escabrosos, quien mas quien menos, tiene su historia. Las mujeres desde luego son las menos infieles. Si algo se aprende de las relaciones amorosas creo que esto: lo que buscamos en el momento no lo tenemos, o lo tiene el otro pero nosotros no, y viceversa. En cuestiones de cuerpo afortunadamente todo se va al olvido, creo que no solo es el baño, sino es mas complejo. Cuando eres infiel y lo eres con otro infiel, pareciera que se actua de comun acuerdo, (hasta donde involucrarse y hasta donde no) pero cuando pasan los dias, los meses aquello se va convirtiendo en poco menos que una fotografia borrosa a la que cuesta mucho encontrarle el sentido.


Abrazos.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

La infidelidad
A veces he pensado que es cuestión de ser claro con las reglas del juego. Pero como por ahí comentan arriba, de todos modos duele y aceptar esas acciones te expone a que en cualquier momento se pueda volver a presentar otra situación similar y según lo tengas que entender.

Ahora pienso que lo que sea que decidamos tienen consecuencias.
Todo tiene consecuencias y bueno sólo hay que decidir con qué consecuencias queremos jugar….

Pulgarcito soñador dijo...

En efecto, se terminaría la palabra infidelidad, y un montón de otras cosas que se visten de hipocresía. Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendo el post. Un placer siempre pasar por aqui.

Saludos y un abrazo.

marichuy dijo...

Jolie

Jajá, parece que me hubieran escuchado (bueno, sí me escucharon: debieron alucinarme pues a diario les llamaba dos veces para recordarles lo chafa de su servicio y, de paso, restregarles sus anuncios en los que le tiran indirectas a la empresa de Slim), pues esta mañana, por fin, pasadas las 8:00 AM, el servicio se restableció.

Beso

marichuy dijo...

"Cuando eres infiel y lo eres con otro infiel, pareciera que se actua de comun acuerdo"

Mi querido Gab

Y "ciertamente", en este caso no hay nada qué reclamar: uno sabe lo que hace, aún cuando bien a bien no sepa por qué.

Un abrazo

marichuy dijo...

Cuentista

Así es: uno debe saber si está dispuesto a aceptar, sin reparos, las consecuencias de sus actos. Por lo demás, si las reglas del juego son claras -y no te afecta- no hay nada qué reclamar.

Saludos

marichuy dijo...

Pulgarcito

Sobre todo: ese montón de cosas que se visten de hipocresía.

Otro beso

marichuy dijo...

La sonrisa de Hiperión

Gracias, tú siempre tan amable

Un abrazo

W dijo...

Creo que el manejo de la infidelidad va directamente relacionado a nuestro sentido de posesión... lo mío es mío y de nadie más!!!

Como sabrás soy bien "easy going" .... pero.... en el caso de una infidelidad ni con ácido muriático (como dice mi Champs)

Besos muchos

marichuy dijo...

Work's

Eso de “lo mío es mío” me recodó a un Ex Norteño… Uff, su sentido de posesividad era grueso. Al fin… bárbaro del Norte, jajá.

Nuestro Champy habla así porque para él, de un tiempo a esta parte las relaciones se reducen el mero intercambio de fluidos; lo cual no es mi caso, por eso jamás nos pondremos de acuerdo.

Besito hartos

karenina dijo...

hace tiempo que llegue a tu blog y sino mal recuerdo me llamo la atención tu forma de describir ciertos instantes, conceptos y/o sentimientos no negaré que parte de tu análisis acerca del amor es cierto pero donde queda el sentimiento espontáneo, el que mi cabeza no racionalize ciertas actitudes cuando hablamos de amor, donde pueda ser asi, transparente, lo adecuado seria estar consientes de que estar en un relación es el mutuo cuidado, solamente ser dos personas, a eso de la sensatez no le apuesto, prefiero ser emotiva desmedidamente...abrazomeloso!

marichuy dijo...

Karenina

Bueno, sólo son intentos de conjuro. Hay algunos(as) a quienes no les gusta ser siempre el sufrido de la historia. Y creo que en el último párrafo, se ve admite que no siempre es efeicaz el self control.

Abrazos

Cuetzpallin dijo...

Ese precepto dictado por tu amiga tiene una falla: el infiel podría optar por tomar una ducha acompañado.

Eso de la infidelidad es relativo, cada quién lo ve a su convenencia o a su educación, por ejemplo los musulmanes pueden tener 4 mujeres y no por ello son infieles. Y, en efecto, la infidelidad va más alla de lo físico, puede ser que estas con una sola persona pero lo apoyas en un total cero absoluto.. ahí hay infidelidad, como otro ejemplo.

Independientemente de que se trate de la pareja, de valores, gustos, etc, el nivel de infidelidad (si es que existe tal cosa) es inversamente proporcional al amor propio del presunto apóstata, adúltero o lo que se parezca.

Un saludo, bien que seas la doctora corazón de tus amigas, da de qué escribir :D

marichuy dijo...

Cuetzpallin

Pues sí, en esta vida todo es relativo... todo.

"(...)optar por tomar una ducha acompañado"

Ups... ahora sí que la acabamos: mi amiga seguro no reparó en esto, porque jamás lo habrá puesto en práctica ¿o si? Jajá

Saludos

PS Ojalá fuera Doctora Corazón... ya sería millonaria, jajá

malbicho dijo...

lo peor es cuando se deja de ser fiel a uno mismo -y peor tantito, por seguirle siendo fiel a otro-... y eso, ni con duchas frías

jess dijo...

jajaja!

La infidelidad se quita con una buena ducha!!! jajaja! buenísimo caray!!!

Yo todavía trato de creer en una idea diferente del amor; no cursi, no ideal, no infantil....

Ayer me preguntaba mi hermano menor de veinte años: ¿Tú crees que realmente haya un amor verdadero en la vida?, yo le respondí: "Yo creo que hay tantos amores verdaderos en tu vida, como tú lo decidas.".

No quise cortarle la emoción del alma gemela, porque ¿quién soy yo para sentenciar fatalmente las ilusiones?


Lindo día mi estimada Marichuy!!

marichuy dijo...

Malbi

Eso, más que infidelidad a uno mismo (por se fiel a otro), parece autosabaotaje.

marichuy dijo...

Jess

Pues sí, como dicen por ahí: todo fuera como querer creer...

Pero estoy de acuerdo contigo ¿para qué cortare las ilusiones antes de que lo viva? Mejor que por sí mismo descubra hasta dónde es posible seguir creyendo.

Un abrazo

le cid dijo...

Totalmente de acuerdo!!!
Pero fijate que se me olvido decirte que hubieras podido ilustrar la entrada con una buena foto de Gourcouff (encore!!!) solo por el placer del ojo, pero, por otro lado... Que rayos tiene que ver Gourcouff con la ruptura o la infidelidad?
Gracias por tu visita, espero que ya se haya arreglado tu problema de linea...

marichuy dijo...

Le Cid

Me has hecho la tarde -de un día tristón- con la parte final de tu comentario. Y no creas, Yoann Gourcuff debe ser causante de más de una infidelidad "in mente" (léase hartas fantasías eróticas que ha de provocar).

Un abrazo

PS El servicio de Internet se restableció, pero está lentísimo (antes de su falla no estaba así).

PS2 So pretexto de curarme la depre, voy a buscarme otra foto de Yoann Gourcuff y la subiré al final del post.

Ivanius dijo...

Quizás las historias que rondan la tentación (y sus consecuencias) son buen material para la imaginación, pero no hay duda de que hacer catarsis a través de la fantasía (cada quien la suya) muchas veces resulta mejor que fabricar realidades "a modo" con el pretexto de no defraudar(se). Abrazos fidedignos.

PanteraAzul dijo...

Hola, si bien es cierto que el post tiene mas profundidad que lo que voy a comentar, me tomo la libertad, por lo bien que sueles escribir.

Cuando dices "los dolientes de amores fallidos ya serían una especie en extinción (o en vías de serlo)." entiendo que al ser una especie en extinción están por dejar de existir, luego entonces, la siguiente frase esta fuera de lugar!!

Una tarugadilla, solo para quitarle tanto sufrimiento al post y comentarios.

Saludos

Saludos

josé dijo...

Me intriga sobremanera las coincidencias de tus temas con mis situaciones y estados de animo.
La infidelidad se cura con todo lo que uno pudo haber aprendido en el camino, regalando la libertad, liberando el compromiso de que le sean fiel a uno, entendiendo que es mejor ser un pálido recuerdo que dibuje una sonrisa a ser una realidad chocante que se llegue a detestar.
Si ya no hay compromiso se cura la infidelidad. Lo que no se cura es el dolor, la impotencia, la tristeza, el orgullo, la culpa, los celos; todo eso se queda con uno, carcomiendote día a día, junto con los porques y los hubieras, atormentando las noches, hasta que días y noches se diluyen en el tiempo.
En cuanto al equipaje, la experiencia indica que es mejor poco, entre menos mejor; así toma uno sus cosas en una sóla mano y simplemente te vas. Y es un problema cuando se tiene tanto, hipotecas, hijos, facturas, cuentas por pagar, años de recuerdos, días y más días de rutina y cotidianedad.

le cid dijo...

Mil gracias Marichuy!!! Por Gourcouff una buena "canita al aire" valer la pena.
Es decir, si es con el, seria mas razonable pedir perdon que pedir permiso!
Sigo con mi aventura Neoyorkina...
Un abrazo.

marichuy dijo...

Ivanius

Jeje, o sea: mejor fantaseemos lo que sea necesario, antes de intenta hacerlo realidad… tal vez sea una buena medida, no sé hasta que punto eficaz.

Abrazos reales (bueno, virtuales)

marichuy dijo...

"Lo que no se cura es el dolor, la impotencia, la tristeza, el orgullo, la culpa, los celos; todo eso se queda con uno, carcomiendote día a día, junto con los porques y los hubieras, atormentando las noches, hasta que días y noches se diluyen en el tiempo."

José

Has dado un epílogo perfecto. Así es: esto ni con baños de ácido muriático se borra, menos que se cure.

Saludos

marichuy dijo...

Pantera azul

Creo que tienes razón. Sólo que mi frase apuntaba a que “estar en vías de extinción” es la fase más grave, como las especies animales de las que ya quedan muy pocos ejemplares (pero todavía sin declarase en vías de extinción), y que de seguir desapareciendo a ese ritmo, ahora sí estarán por extinguirse... en vías de extinción. Según yo, son dos etapas diferenciadas por el número mínimo de especies. Pero desde el punto de vista de la gramática, quizá sea incorrecto decirlo así

Saludos

marichuy dijo...

Le Cid

Jajá, y nomás para ti y para mí...

Y créeme, la subí motivada por tu comentario (había mejores fotos, pero con poca ropa, y me dio penita verme taaan avorazada jeje)

Una abrazo hasta NY

jess dijo...

Oye!! jajaja.... Presenta Marichuy!!!!

No lo había visto!!!

XD

Saluditos!! voy pa'rriba!

marichuy dijo...

Jess

Cómo que te lo presente, si me dijiste que no te gustaba (y que tú sólo tenías ojos para tu Cristiano Ronaldo). Es Yoann Gourcuff, a quien decidí apapachar para que no se sintiera triste, después de que me lo ningunearon, jajá.

Salud

jess dijo...

Ahhhh no inventes!!!

Aquí se ve mejor que en la foto para votar!!!

Peeero... jajaja.... sigo siendo fiel devota de ese portugués adorabile... jijiji XD

marichuy dijo...

Jess

Y a mí me gusta todavía más, en la foto que encabeza el post anterior, el de "amor a primera vista": así con el torso desnudo y esa expresión de vulnerabilidad... Uff.