escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

junio 29, 2010

amor a primera vista


«La fealdad tiene algo de superior a la belleza: dura más», dijo alguna vez el nada bello Serge Gainsbourg, quien fue famoso, entre otras cosas, por sus romances con hermosas mujeres. Y es que al parecer, la gran mayoría prefiere la inferioridad de la finita belleza a la superioridad de la perdurable fealdad. Y si no se tiene, se busca… a costa de lo que sea. Como la mamá de Alicia, quien al son de lo que no se hereda se hurta, se propuso hacer de su hija una obra maestra de belleza conseguida a base de esfuerzo y sin importarle fastidiar la infancia y adolescencia de la chica, con la imposición de una dura disciplina compuesta por clases de ballet, sesiones de gimnasia, rigurosa dieta alimenticia y un sinfín de sacrificios físicos más… pues la belleza tiene un precio. Y si algo tenía, eso era dinero de sobra para pagar lo que hiciera falta (como buena nueva rica, ansiaba desterrar cualquier vestigio de la pobreza padecida en su infancia). Tanta disciplina, junto con una cirugía plástica nasal y el tamiz de puntuales lecciones de idiomas y cultura general, dieron frutos. Y a los 19 años, Alicia estaba a punto de darle el plus faltante a la neo riqueza de sus padres: un buen apellido. El elegido, Alex, distaba de ser un adonis, pero a cambio poseía una respetable fortuna, un apellido con la prosapia anhelada por su madre y, lo más importante, deseos de casarse cuanto antes. Alicia no estaba muy enamorada, pero se convenció de que casarse era lo mejor que podía pasarle y así, con la disciplina aprendida desde su niñez, se afanó en tener una boda de ensueño. Y la consiguió. Su casamiento fue un evento fastuoso, debidamente reseñado en la prensa especializada. Mejor imposible, decía su orgullosa madre y Alicia, de tanto escucharla, lo creyó. Durante más de un año creyó, o quiso creer, que su vida no podía ser mejor… hasta que un buen día no tuvo más remedio que aceptar cuán perdida se sentía en esa enorme casa, en la cual apenas cumplía funciones decorativas y casi siempre sola, pues los negocios del marido lo mantenían lejos la mayor parte del tiempo. Dieciocho meses y ya estaba aburrida y además, decepcionada pues Alex no había resultado ser el amantísimo marido que ella creía, ni la vida matrimonial como la soñó. Y como en una ópera, aburrimiento, soledad y decepción fueron in crescendo hasta que sobrevino el final. A los 22 años se encontró divorciada y sin haber vivido gran cosa, ni siquiera decidido por ella misma. Era hora de empezar a vivir, repetía como un mantra… hasta que por fin encontró el valor para abandonarlo todo: la casa familiar donde se había refugiado tras el divorcio, la ciudad y el país… a la búsqueda de su propio camino.

Treinta meses después se hallaba muy lejos de casa, a cargo de sí misma por vez primera  (aprender idiomas no había sido en vano), aún en busca de su camino, pero libre de presiones familiares, aunque no así de las económicas. Ese mediodía veraniego, caminaba sin rumbo pensando en la manera de incrementar sus raquíticos ingresos (la sola idea de volver a casa, al lado de su madre, quien seguro ya tenía nuevos prospectos para ella, era suficiente aliciente para no cejar en su intento). Su andar distraído la conducía por sitios desconocidos, sin que ella les prestara demasiada atención; hasta que de pronto algo irrumpió intempestivamente en sus cavilaciones: ahí frente a ella, como una visión en el desierto, surgió una fuente en cuyo derredor departía un grupo de jóvenes. Pero no eran ellos, ni la fuente, la causa de su súbita distracción. No, lo que la había sacado de sus cavilaciones era un solitario hombre con el torso desnudo, quien permanecía pensativo, ajeno a la algarabía y con la mirada perdida en la nada. Fue verlo y estremecerse; sentirse como imantada por ese desconocido. Acto seguido, se aproximó hacia él, decidida, irreconocible para sí misma. Y pese que una vez a su lado, sintió temor, el poderoso imán que la había impulsado hasta ahí, la ayudó a desechar miedos e inseguridad, imbuyéndole el valor necesario para balbucir alguna pregunta nimia, a la cual, tras segundos eternos, él respondió con una tímida sonrisa, como si agradeciera que alguien lo sacara de sus cavilaciones. Su sonrisa, esa voz algo ronca, terminaron de derretir a la pobre Alicia, quien presa de total arrobamiento lo escuchó confesarse cohibido en medio de tanta gente, pues normalmente a esa fuente no acudía nadie aparte de él. Después… una de esas raras conversaciones en las que dos extraños acaban contándose partes fundamentales de sus vidas, en la creencia de que jamás volverán a verse; largo rato, mientras por la mente de ella cruzaban un sinfín de ideas, a cual más disparatada, y el atardecer los alcanzaba sin que ninguno notara el tiempo transcurrido. Tres horas de conversación más tarde, Alicia sabía lo esencial de él: no portaba un apellido rimbombante, ni poseía grandes riquezas y ocupaba sus noches en escribir versos en prosa que a nadie leía. Y lo más importante fue que, tras esa platica, ella había descubierto que por lo pronto el único camino que deseaba emprender, era el que conducía a su departamento… de preferencia con ese hombre de melancólica mirada, quien acababa de revelársele como la compañía idónea para continuar la búsqueda emprendida 30 meses atrás…
 

"Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
[…]
Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?
[…]
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.
[…]
Todo principio
no es más que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad"

 Wislawa Szymborska. Amor a primera vista (fragmento)



*****

48 comentarios:

Tessitore di Sogno dijo...

Adorada,
Me has traído mil imágenes a la cabeza, a ver si logro ponerles orden. Ya te he comentado en ocasiones anteriores lo mucho que amo mis dos libros de Umberto Eco: "Historia de la Belleza" e "Historia de la fealdad". que contrastes tan exquisitos entre la portada de uno con la bellísima esposa de uno de los Medici (no recuerdo el nombre) y las pinturas de las meninas de Velázquez en el otro. No sé... a mí la fealdad y lo grotesco tiene más encanto en el arte, especialmente en la literatura. Yo creo que es porque soy un tipo bien raro. Luego, volviendo al delicioso relato nunca he entendido eso de que los padres frustrados quieren que los hijos les hagan de segundo "chance", vamos si se sienten frustrados nunca es tarde pero porque pasar a amargarle la vida a los chilpayates? A mi me encanta que Sandy reivindica su camino, pero por desgracia la mayoría de las niñas snob (y que Loaeza bien retrata en sus aburridísimos libros) optan por el amor al dinero y “hacer la vista gorda” a las amantes del marido con tal de seguir con su vida socialité, lo cual les exime a dar unos "paseitos" con un buen chofer morenito y atlético, la verdad sea dicha. Y por último, tengo una amiga que vivió un tórrido romance con un adonis pintor italiano y me ha enseñado sus fotos cuando se metía a dar un chapuzón en la fuente de Trevi, desnudo por supuesto y antes de que los guardias se lo llevaran dando silbiditos. ¡Que cosa! Yo estoy completamente en contra de los torsos bien marcados y que andan por la vida exhibiéndose… más en verano porque andan por ahí levantando calenturas y bochornos ¡NO SE VALE!
Un beso y gracias por el exquisito relato.

Pulgarcito soñador dijo...

Amo el amor a primera vista, y amo también como puedes hacer belleza con la belleza.
Hay que rebelarse contra las imposiciones y buscar la belleza, que casi nunca es conveniencia. Un abrazo.

koveri dijo...

El amor a primera vista es el más potente de los imanes.
Precioso relato ;)

La abuela frescotona dijo...

LA SEDUCCION DE LA FEALDAD, ES MUCHO MAS PROFUNDA, Y DURADERA, QUE LA BELLEZA
LA FEALDAD, NO SE MALOGRA, COMO LA BELLEZA...
UN ABRAZO MARICHUY.

Ivanius dijo...

Una escena digna de película, para ser contada ahora en retrospectiva. ¿Qué pasó con ellos? No hace falta saberlo, porque la imaginación ya tiene punto de partida.

marichuy dijo...

Querido Tessitore

1. Necesito leer esos libros del Magíster Umberto Eco... ya.

2. Esas madres, por increíble que aparezca, abundan en ciertos sectores clasemedieros de nuestra sociedad. Cuando estaba en la secundaria tenía una amiga, cuya madre había decidido convertir a su otra hija (la hermana mayor de mi amiga) en una reina de belleza y luego casarla con alguien de “mejor nivel”… tan trillado como un argumento de telenovela de Televisa y tan real como la vida misma

3. Bueno, contrario a mi habitual falta de optimismo, hoy quise dejar un final abierto. No sabemos sí él fue con Alicia a casa o no. Pero lo que no podemos quitarse, es la adrenalina de esa súbita atracción.

4. Pero qué tienes en contra de los bellos y exhibicionistas italianos? Jajá. Uff, ya me los imagino, con los calores que hacen en Roma en esta época... huy qué calor, jajá

Besos, querido

marichuy dijo...

Pulgarcito

Yo también amo el amor a primera vista, pero lo amo como se am a un imposible.

Cierto, hay quienes pueden hacer belleza con la belleza. Y hay otros, aún más duchos, capaces de crear prodigios a partir de la fealdad aparente.

Un abrazo rebelde

Champy dijo...

Bonito texto COMADRE... sabes lo que me chocan las "Madres" y como adoro a los feos...mas si tienen bonito torso...o apetecible..o animal.

Se miran, se presienten, se desean, se acarician, se besan, se desnudan, se respiran, se acuestan, se olfatean, se penetran, se chupan, se demudan, se adormecen, se despiertan, se iluminan, se codician, se palpan, se fascinan, se mastican, se gustan, se babean, se confunden, se acoplan, se disgregan, se aletargan, desfallecen, se reintegran...

Pero.... sabes lo mucho que creo en ese mito in ascenso.... La Pareja.

¡Todo era amor... amor! No había nada más que amor. En todas partes se encontraba amor. No se podía hablar más que de amor

Amor pasado por agua, a la vainilla, amor al portador, amor a plazos. Amor analizable, analizado. Amor ultramarino. Amor ecuestre.

Amor de cartón piedra, amor con leche... lleno de prevenciones, de preventivos; lleno de cortocircuitos, de cortapisas.

Amor con una gran M, con una M mayúscula, chorreado de merengue, cubierto de flores blancas...

Amor espermatozoico, esperantista. Amor desinfectado, amor untuoso...

Amor con sus accesorios, con sus repuestos; con sus faltas de puntualidad, de ortografía; con sus interrupciones cardíacas y telefónicas.

Amor que incendia el corazón de los orangutanes, de los bomberos. Amor que exalta el canto de las ranas bajo las ramas, que arranca los botones de los botines, que se alimenta de encelo y de ensalada.

Amor impostergable y amor impuesto. Amor, incandescente —y amor incauto.

Amor indeformable. Amor desnudo. Amor-amor que es, simplemente, amor.

Son tan pocas las que logran superar las profecias Girondianas...que casi todas acaban así....

Que los ruidos te perforen los dientes, como una lima de dentista, y la memoria se te llene de herrumbre, de olores descompuestos y de palabras rotas. Que te crezca, en cada uno de los poros, una pata de araña; que sólo puedas alimentarte de barajas usadas y que el sueño te reduzca, como una aplanadora, al espesor de tu retrato. Que al salir a la calle, hasta los faroles te corran a patadas; que un fanatismo irresistible te obligue a posternarte ante los tachos de basura y que todos los habitantes de la ciudad te confundan con un meadero. Que cuando quieras decir: "Mi amor", digas: "Pescado frito"; que tus manos intenten estrangularte a cada rato, y que en vez de tirar el cigarrillo, seas tú el que te arrojes en las salivaderas. Que tu pareja te engañe hasta con los buzones; que al acostarse junto a ti, se metamorfosee en sanguijuela, y que después de parir un cuervo, alumbre una llave inglesa. Que tu familia se divierta en deformarte el esqueleto, para que los espejos, al mirarte, se suiciden de repugnancia; que tu único entretenimiento consista en instalarte en la sala de espera de los dentistas, disfrazado de cocodrilo, y que te enamores, tan locamente, de una caja de hierro, que no puedas dejar, ni por un solo instante, de lamerle la cerradura.

Ya ni soñar es bueno...

2046

marichuy dijo...

koveri

Y aunque quizá no sea propiamente amor, a veces el imán es tan fuerte, que nos arrastra sin que podamos meter freno

Gracias y saludos

marichuy dijo...

Querida Abuela

Vos, como casi siempre, tenés el teclado lleno de razón: La seducción de la fealdad, dada su aparente imposibilidad, es infinitamente más poderosa. Me acordé de un film franco-italiano , exquisito, que trata justo este tema: “Passione d'amore/ Passion d'amour” ( Italia-Francia 1981) de Ettore Scola.. Huy… una seducción devastadora

Un abrazo

marichuy dijo...

Ivanius

Y se me acaba de antojar filmar un cortito: ya tengo vista la fuente y al muchacho del torso desnudo. Ya nomás me falta la protagonista femenina, jeje.

marichuy dijo...

Champy

Uff, ese Oliverio sí que es devastador, eh.

La Madres, cierto tipo de Madres para que no piensen que uno es desnaturalizado, suelen ser profundamente dañinas; casi peor que un enemigo ajeno a la familia.

No te digo que te amelcoches, pero vamos... creer en que tal vez, sólo tal vez, el amor (así devastador e intenso) aún es posible, no te hace daño... ¿o será que sí?

Besitos Girondinos

Stanley Kowalski dijo...

Muy interesante el fragmento, pero para mí, NO EXISTE EL AMOR A PRIMERA VISTA!

Besotes querida amiga y disfrutá de la vida!

Jo dijo...

marichuy que maravilla... si el amor a primera vista existiera que mejor.. pero es un volado luego te das cuenta de "algo" ante tanta perfección.

y la belleza supongo , la verdadera está creo en lo que no puede verse a simple vista aunque suene ideal...

la verdad me gusta pensar mas en amora primera leida...

:)

Marcelo dijo...

Qué bella historia. No importa que lo cuentas haya sido contado, al menos en su parte inicial. Importa el cómo lo cuentas porque, de lo contrario, no podríamos escribir más. Esto lo digo por aquello tan común en el mundo blog de decir "Esto que dices me recuerda a...." y la obligación de la originalidad. Probablemente todos conocemos una historia como ésta, incluso tal vez le pasó a algún amigo o amiga (a Borges por ejemplo, su primer casamiento se lo arreglaron su madre y su hermana..y él tenía 68!)
El plus lo das con el cierre magnífico, con la fuente y el tipo enigmático que facilita la conversación.
Hermoso post!
Un saludo

saqysay dijo...

Sabes, mientras te leía imaginaba, cuantas personas como ella, que poseen un buen pasar. Terminan deambulando en las calles solas, la falta de cariños y sentimientos que no son recíprocos, terminan por pasar la cuenta.

Personalmente esas madres que hacen de sus "hijas un Cuento de Hadas"(se va a leer un poco descriteriado) es por que nunca tuvieron infancia alguna o quieren vivir ese sueño frustrado que no obtuvieron en su vida.

Y a pesar que hay personas que creen en el amor a primera vista(respeto eso). Yo soy más bien, requisen te y escéptica. Ya sabes que todo lo que ingresa por la vista, es un tanto desfraudante y más bien dañino. Como dicen en mi país. Las apariencias engañan, vemos caras pero no corazones.


Si bien la belleza - dinero son una ayuda, pero no son el único aderezo de esta vida. Soy del "ser" como persona, no por cuanto puedo valer, en un futuro cercano. Aunque en las clases sociales eso importa la nada misma, sólo en algunos casos mantener el "Apellido" o el "Estatus".


Cariños, bajo una tarde, gris. Acompañada de una leve llovizna.

mario skan dijo...

Alicia no estaba en el país de las maravillas pero fue una la que la hizo poner los pies en la tierra. Todo lo forzado termina por romperse. cuáles son los mecanismos del amor?

saludos

g. neidisch dijo...

Sabías que la bolsa está llena
Cuidas de tus manos, de tu porte
Sabías que tienes cuanto necesitas
Cuidas tus pasos, cuidas tus palabras
Sabías que no todo era necesario
Cuidas de tu mirada y de tus ojos
Sabías que el frasco verde es inútil
Cuidas de no inhalar aromas innecesarios
Sabías que podrías sorprenderte
Cuidas de tu seguridad, impropia
Sabías cuidarte


Me hiciste recordar a Hildegart Rodríguez, en un principio, ella en cambio no dio tanto uso personal que digamos a su educación :(


Espero no aburrirte.

jess dijo...

jijiji....

Realmente estaba concentrándome en la lectura Marichuy.... pero... jiji... caraaaaay!! nada tan sexy como un torso masculino desnudo!!... comprendo perfectamente a Alicia. :P

Y... el sábado que fui a teñirme el pelo, estaba una señora como de treinta y tres años con su hija de como siete años, al parecer la niña iba a tener un bailable y la señora fue a que le cortaran el copete a su hija, la alaciaran y le pusieran brillos en el pelo... la niña, de hermoso pelo por cierto, berrea en determinado momento: "mami duele" (Nunca entendí realmente qué era lo que la adolecía)... acto al que la señora, sin pensarlo respondió: "Vete acostumbrando a que la belleza duele mi cielo.".

Yo contuve mi risa...
Pero era totalmente cierta esa frase. :P

Abrazote mi querida Marichuy!!! :D

virgi dijo...

A primera vista no te puedo decir, pero al primer encuentro, sí. Y funcionó un tiempo.
Lo que debe ser horrible es modelarte para una determinada actuación...¡qué horror, con lo fantástico que es la espontaneidad!
Besitos, linda cabecita.

saqysay dijo...

Leí que temblo en Mexico, quiero saber si todo está bien. Espero que si, besos...

marichuy dijo...

Stanley

Yo en lo que creo, es en el deslumbramiento/enamoramiento. En eso sí. Por experiencia propia... y más de una vez.

Besitos

marichuy dijo...

Jolie

Eso decimos todos: que la mejor belleza es la que no alcanza a verse a simple vista; pero lo cierto es que todos (y en especial los hombres, pero también las mujeres), primero miran el continente y ya después “virigüan” sobre el contenido.

Ojalá existiera (es decir: ojalá funcionara, fuera real) el amor ala primera vista. Pero como le comentaba a Stanley, yo si creo (porque lo he experimentado) en es esa especie de encantamiento primerizo.

marichuy dijo...

Marcelo

Qué historia más interesante esa de Borges; jamás me lo hubiera imaginado. (¿y a la Kodama, él solito se la buscó? jeje).

Gracias por tus amables impresiones sobre este pequeño relato.

Saludos

marichuy dijo...

Saqysay

Huy querida y no vieras lo que abundan este tipo de historias... aunque usted lo crea en pleno Siglo XXI todavía hay madres que se sienten en derecho de hacer y deshacer con la vida de sus hijos.

Sobre el "amor a primera vista", bueno no es que yo crea a pie juntillas, pero sí respeto a quienes son capaces de sentir tal prodigio. Por otro lado vuelvo a repetir lo que ya decía comentarios más arriba: yo sí creo en esa especie de encantamiento que algún encuentro, alguna persona... no por su belleza, sino por “ese no sé qué"... es capaz de provocarte, hacerte sentir.

Un beso

marichuy dijo...

Mario

Jeje, casi que así debió sentirse: ante una maravilla (a juzgar por su arrobamiento y comportamiento).

Créeme que sigo buscándolos (los mecanismos del amor)

Saludos

marichuy dijo...

George

Querido, tú siempre haciendo versos (¿la ventaja de haber nacido en la divina tierra maya?)

Y sobre esta mujer... me dejaste impresionada: qué historia (la desconocía). Pero con todo y que la Madre se pasaba de tueste, la nena reaccionó de manera un tanto drástica ¿no?

Besitos

marichuy dijo...

Jess

Yo sé... yo sé que estos “ejemplares" distraen (y eso que no te puse una foto de tu CR9, jeje)

Para que no me digan que mi historia es mentira, o que no cuento nada nuevo: esa que te tocó ver, es otra variación sobre el tema tan antiguo como, creo, universal: la madre que quiere vivir a través de sus hijos.

Un abrazo

marichuy dijo...

Querida Virgi

Qué lindo, no? Ojalá esa historias del amor al primer encuentro funcionaran más a menudo.

Y sí, en estos tiempos, tal parece que ser natural y espontáneo… ya no es funcional.

Un beso

marichuy dijo...

Saqysay

Gracias por tu atención. Fíjate que yo (que desde ayer estoy sin Internet en casa), sólo me enteré del temblor hasta esta mañana: cuando llegué a la oficina y abrí mi correo me encontré con algunos mensajes preguntándome cómo me había ido de temblor. Luego abrí la Página del Periódico y supe que no había sido tan leve, 6.5º, y yo sin saberlo

Mafalda dijo...

...

El amor a primera vista no existe.
Ahora, que si de torsos me hablas, mira que yo si les echo la primera vista si están desnudos, jejeje.

Personajes como el de Alicia me dan weba, ¡chale!, de buenas a primeras las quiero ahorcar cuando "dejadas" y a conveniencia las casan con riquillos huecos, y ellas sufre y sufre. Luego, con “valentía”...jejeje, salen a conocer el mundo. Y luego viene lo peor, que antes de saber que desean en esta vidurria, ¡Zas!, se enamoran a primera vista de un buenote con el torso desnudo.

¡Chanclas!, eso si es para darle una paliza a Alicia ¿eh? jejeje.

Las mujeres no somos tan visuales, es por eso que no creo en el amor a primera vista, más bien sería a primera escuchada, jajaja, el hombre enamora con la palabra y nosotras ay vamos de bobas a creerles, ¡caray!.

Mi Flaquis, aquí ando, con nuevas pilas, aunque con flojeritis, Auchhh, 0_O, perdón jejeje.
Soy feliz, feliz, como una lombriz, por cierto, ya casi casi soy lombriz, jejeje.

Te mando un besote y saludete mija.

Mafalda

Ana dijo...

Hola Marichuy!
ya tienes la fuente, el galan y te falta la protagonista... me apunto!

=)
abrazos

emilio dijo...

Y es que el que nace bonito... jajajja.
La pobre Alicia, hay tantas Alicias en este mundo.

Un abrazo.

malbicho dijo...

pues a mí la protagonista me cayó bien, dejar la comodidad de no elegir por el riesgo a equivocarse no es logro menor

yo también vi unos torsos tonificados y desnudos bañándose en una fuente el sabadito pasado... lo malo que era la marcha del orgullo gay, así que recogí mi baba esparcida y me fui, llorando la triste vida

=)

marichuy dijo...

Mafis

Yo soy escéptica y estoy de acuerdo contigo, en que AMOR lo que se dice AMOR (a primera vista), no existe. Pero en lo que sí creo, es en el enamoramiento, embelesamiento, encantamiento, o como le quieras llamar, a primera vista. Y creo que aun cundo como bien dices, en general las mujeres no somos tan visuales... tampoco podemos excluir esa posibilidad: hay algunas que pueden serlo tanto o más que un hombre. Yo conozco a dos... y gruesas (una de ellas, aquella que, les relataba yo, ya perdió la cuenta de los amantes que han pasado pro su vida).

Jajá, ¿pero por qué no te gustan las mujeres como la pobre Lichita? Mira, yo que he convivido con algunos ejemplares parecidos y sobre todo, que les he conocido a sus Madres quienes a forziori querían que sus hijas vivieran lo que ellas por angas o por mangas no pudieron vivir, he llegado a tenerles consideración y hasta simpatía. No que las admire, pero sí que las considero… Será que esta me parece es una sociopatía típicamente clasemediera, sobre todo cuando se es un clasemediero muy apenitas, pero con aspiraciones (frustradas, por supuesto) pequeñoburguesas. No sé, a veces creo que leer tanta revista tipo Hola y demás idioteces, produce esas tergiversaciones de la realidad y en verdad te las llegas a creer. (Y aunque tengas una preparación universitaria. Bien reza la máxima: “lo doctorado no quita lo pendejo”… con perdón por mi elegante francés). Y si a ello sumas todo lo que conlleva el neoenriquecimiento, incluida la exacerbación de los complejos de inferioridad… uff no acabamos nunca.

Besitos

PS Odio Cablevisión: desde el amrtes no tengo servicio de Internet en mi casa.

marichuy dijo...

Ana

Ya dijiste... después no quiero marcha atrás, jajá

Un abrazo

marichuy dijo...

Emilio

Sipi, por increíble (y telenovelesco) que parezca en estos tiempos... las Alicias abundan (y lo peor…las Madres como la de ella).

Un abrazo

marichuy dijo...

Bichito

Je, gracias por comprender a esta desubicada mujer, que todavía confunde la carnalidad con el amor primera vista

Jajá… la segunda parte de tu comentario es genial (y yo que no fui a la Marcha… aunque sea tacos de ojo -castos- me hubiera echado)

Un abrazo

PS Aquí entre nos, el hombre más bello (a mis ojos) que he visto en mi vida, uno que me dejó derramando babas, fue un homosexual que vi hace algunos años. Uff, qué cosa (y estaba vestido); aún recuerdo que cuando lo vi besar apasionadamente a su novio, sentí un antojo que no vieras, jajá

le cid dijo...

Querida Marichuy...

Me gusta mucho tu cultura francesa. Es agradable ver que hay gente que se interesa a otra cosa que Lady Gaga!

Pensando en Gainsbourg, quien fue mi profesor de francés, porque el día que supe que realmente hablaba la lengua de Moliere fue cuando, copa de tinto de Burdeos en la mano, escuchando "Les Dessous Chics" cantada por Jane Birking (una de las pocas mujeres en el mundo junto con Grace Kelly y Elle McPherson a poder presumir que hay un bolso Hermés bautizado en su honor!), y que escuchando la canción que flota en la superficie descubrí aquella escondida en el fondo. Porque Gainsbourg es la tercera escuela de la canción Francesa, es decir alguien que creó el estilo de toda una generación de compositores, como lo hicieron antes de él Charles Trenet y Boris Vian, y despues Alain Souchon y Laurent Voulzy... Su gran talento era el empujar el doble sentido al paroxismo, escribiendo autenticas canciones completamente reversibles, es decir que hay una, la que pasa en la radio y la gente tararea inconscientemente y otra, escondida detrás que, sea el el vino o un buen porro el revelador, aparece de que te dejas llevar por la rima fonética.

Entre muchas otras, sus "mujeres" fueron Brigitte Bardot, Anna Karina, Isabelle Adjani y Jane Birkin entre otras. Pero creo que mas que haber sido atraídas por su fealdad, fue por su talento que cayeron como moscas. Este hombre tenia una manera de escribir que ponía de rodillas a quien fuera. Cuenta la leyenda que Brigitte Bardot le dijo un día, completamente desnuda en la cama: "Serge, escríbeme la mas bella canción de amor que jamas hayas escrito" y así nació "Je T'aime, Moi Non Plus" canción censurada por el Vaticano y que causara escándalo en aquellos años sesentas que fueron los suyos.

Mil gracias por la fotografía de Gourcouff, da gusto abrir tu pagina y sentir esa bofetada violenta que da la belleza cuando te ataca por sorpresa y de frente.
Y como decia la cancion de Gainsbourg:
"Ne vous déplaise
En dansant la Javanaise
Nous nous aimions
Le temps d'une chanson"
Un saludo desde Nueva York!

Mafalda dijo...

...

Jajajá, mi Flaquis.

Así es pues las mujeres no somos "tan" visuales. Y sip, yo también conozco visuales, pero son las menos. Tú hablas de "amor" a primera vista y si a ese tipo de razonamientos nos basamos, pues mucho menos existe. Cachondés a primera vista, eso (muy de acuerdo contigo), por supuesto que existe jejeje.

Yo no crecí en la clase media, ahora pertenezco a ella. Crecer en la pobreza te hace (creo) más práctica, incluso fría en algunos aspectos, es por eso que me dan weba las poses -más que fresas-, frívolas ; y no se diga las dobles morales, esas que se caracterizan, un ejemplo: por colocar su exhibicionismo en un blog y luego fruncir la nariz con los stripers y decirles urgidas y necesitadas a las que van a externar sus ganas abiertamente y no en un blog con algún mote.

Arghhhh, ... me cagan, sumado a su doble moral muestran sus aspiraciones frustradas de pequeñoburguesas, siendo que son clase-medieras de apenitas (tomando tus palabras)jejeje.

Es probable que por eso los personajes como Alicia me chocan más de lo normal.

Aunque estuve en una secundaria (no de paga) en la lindavista, no me tocó ver casos como el de tu narración, mis amigas eran de clase baja y pocas (me incluyo) logramos escalar a la clase-mierdera jejeje. En la prepa conocí a Lupe y por un tiempo sospeché que la clase media era bella y chida. La Lupe es una mujer extraordinaria y sin esa pendejadas de frivolidad. Ella en estos días es una empresaria (pequeña), una mujer centrada e inteligente, sin poses de ningún tipo y eso que ahora es una burguesa.

Los ojos los abrí en la facultad, me rodeé de gente patética. El gremio médico es espantoso, lleno de falsos valores. Pero bueno, el tiempo me ha hecho más cínica para batear ese tipo de máscaras.

Tu narración me gustó, tu personaje me irritó.

Y te repito lo que te dije en mi correo: espero te des la oportunidad de acudir algún día a un taller literario, estoy segura que no faltará quien te diga que lo haces muy bien. Y también deseo que tengas la oportunidad de publicar algo tuyo.

¡¡¡SÍ!!!!

Besitos mija.

Mafalda

Cuetzpallin dijo...

Que buen relato Marichuy, muuuy bueno. Justo por ahora me estoy leyendo un libro que habla precismente de una hija pobre convertida en princesa al casarse, donde la madre tuvo mucho que ver en esa boda... y la hija sufre y sufre, hasta que.. ta taaaan!!! todavía no acabo el libro, pero como está basado en la vida real, ya me se el final. Ya estaré escribiendo sobre él.

Por otra parte, ps eso del amor a primera vista yo no lo he vivido asi como tal, pero sí he sufrido de un mútuo flechazo a primera vista.. y bueno, es una larga historia... sin embargo, y quitando los malos tragos que los amores y flechazos pueden dejar, si y veo a un tipo con el torso desnudo, como el de la foto, creeme, con o sin amor, yo me le acerco!!

Saludos!!

Unicornio dijo...

Marichuy:

Como dirían mis eximios cuates de la 3 veces heroica Colonia (?!) Pensil:

¡¡no maaanchiiisss!! (versión editada para TV en horario familiar, ejem!).

¿Cómo supiste hallar la descripción exacta de la caída del antepenúltimo Unicornio (versión de Wislawa Szymborska)?

Perdón. Es que casi se describe el encuentro único entre el Cuaco con Cuerno y la Doncella que lo capturó... después de vivir 7 años 7 casi de vecinos, de pasar a diario por los mismos lugares... y Nunca Haber Coincidido... hasta ESA Tarde de Dragones y Fuegos.

En fin. No cabe duda que la realidad supera a la ficción (sobre todo, literaria).

Gracias por el recuerdo. Y el relato (tuvimos por ahí, entre los ancestros paternos, una historia parecida. Caray, lo que hace la dietilfenilamina, oxitocina y otras sustancias cuando se ve a una persona del otro sexo... sobre todo, curiosamente, con el torso desnudo, jeje!)

Te dejo un gran abrazo y un afectuoso saludo del

Memorioso Unicornio... (ahora que recuerdo... ¿por qué le dije que sí? jaja, no, no me hagan caso!)

marichuy dijo...

Querido Le Cid

Me da gusto saber de vos; desafortunadamente hace ya cuatro días que estoy sin Internet en casa y como en mi oficina, se supone, sólo debo ocuparme de trabajar, no tengo acceso a este tipo de Web sites de "entretenimiento", menos a redes sociales. Así que únicamente he podido leerte en el Reader.

A Serge Gainsbourg llegué por esa legendaria canción prohibida por el Vaticano (y, hasta donde sé, también satanizada por el gobierno de Francisco Franco) y ya después le escuché otras que me encantaron. Coincido contigo que su talento, su apasionado talento me atrevería a decir, fue fundamental para su éxito romántico con todas esas guapas mujeres que mencionas. Una anécdota que me encanta: dicen que durante alguna entrevista alguien le pregunto a Serge que si era cierto que mientras grababan "Je T'aime, Moi Non Plus", él y la Birkin hacían el amor. A lo cual, él, irónico, contestó: “no; de haber sido así, no habría sido un single de cinco minutos, sino un long play de una hora”

"Les Dessous Chics" me encanta: la tengo incluida en la cajita musical del blog, en un dueto entre Jane Birkin y Étienne Daho.

Ah, MIL GRACIAS, mi querido Cid… hasta que alguien -aparte de mí-, reparó en la belleza de Yoann Gourcuff… qué bonito lo dices “recibir una bofetada de belleza inesperada”.

Un saludo hasta New York

marichuy dijo...

Mi Mafis
Ande pues, usted se salvó de presenciar más de un desfiguro (y hasta sufrir más de una decepción)… no pocas veces en esos círculos las experiencias y las relaciones suelen ser bien conflictivas.

OK No es amor a primera vista, pero estarás de acuerdo que más de uno se engaña a sí mismo creyendo que sí, confundiendo el embalsamiento (que puede ser provocado por alguien no necesariamente bello conforme a los cánones socialmente impuestos)

Un beso

marichuy dijo...

Cuetzpallin

Gracias, ers muy amable. Y sí, aquí volvemos a lo de siempre: cuando la realidad supera a la ficción. Y lo peor, una historia tanteas veces vista, (y ojalá sólo en la "aristocracia")

Sobre el embelesamiento primera vista, comparto esa sensación… y aunque no sea amor, esa sensación (incluida la adrenalina) bien lo valen

Saludos

marichuy dijo...

Mi estimado Unicornio

Lo suyo sí que está para hacer un corto fílmico.

Le dejo el poema de Wislawa Szymborska completo y le mando un abrazo

"Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?

Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
-quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún "lo siento"
o el sonido de "se ha equivocado" en el teléfono-,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.

Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,

que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.

Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?

Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.

Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.
Todo principio
no es mas que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad."

Unicornio dijo...

Marichuy.
Querida.
Marichuy...

No le hagas. Ahora sí le llegaste al Dan Tien Bajo al Cuaco con Cuerno.

No sé qué me estremeció más los unicornianos ijares: si tu amable escrito (con la complicidad rampante, but of course, del buen Wislawa!) con un descarado "Déjà vu" que da miedo... o la caída de los gallardos guaraníes a causa de un incompetente y sospechoso árbitro ¡guatemalteco! en el campeonato mundial de fútbol. ¡Qué espíritu! ¡Qué inspiración! Si tan sólo los representantes mexicanos no gustaran tanto de la pachanga irresponsable UNA NOCHE ANTES de un gran compromiso (aunque fuera con las potranquitas de Televisa, ejem!)...

...perdón. Como siempre, ya me estoy extraviando, je!

En pocas palabras: Gracias, Marichuy. Qué forma de ver en retrospectiva lo que (como dicen mis carnales musulmanes) a lo mejor "ya estaba escrito en el sutil tejido del Destino, por Allah!"

Un saludo afectuoso y agradecido, de parte del

Estremecido Unicornio...

marichuy dijo...

Querido Unicornio

Auch... en cosas de los quereres y el destino, como dijo Stéphane Mallarmé:

“Una jugada de dados nunca abolirá el azar”

O lo que es lo mismo: A saber, jajá.

Y sobre los guaraníes, pues no vi el partido… pero no me extrañaría, ni tantito, que el árbitro hubiera fastidiado a los paraguayos merced a sus estúpidas (o tendenciosas) decisiones. La FIFA y los árbitros de futbol, me recuerdan tanto al Instituto Federal Electoral Mexicano: puros fraudes solapan.

Un abrazo