escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

mayo 07, 2010

perlas, hilo e imaginación

foto de René Maltête 

Que uno exhiba sus divagaciones en la red, a veces con un poquito de más de fortuna que en otras, no significa que no esté consciente de sus muchas limitaciones en materia de escritura (esto por no mencionar las concernientes a la imaginación). Intenté un ejercicio con esta foto, que en lo particular se me antoja muchísimo dados los inclementes y soleados 32°C que priman en la Ciudad de México y contra los cuales nada pueden hacer una humedad del 10% y unos tímidos vientos de 6 km/h. No buscaba ponerle un título, sino esbozar, en un mínimo de palabras, la historia de los dos que aparecen en ella. Al no dar con algo que me dejara medianamente satisfecha, recordé que una de las grandes artes es el pie foto. En ocasiones construidos como pequeñas perlas, los buenos pies de foto posibilitan una mirada distinta o de mayor amplitud a una imagen. No a todas desde luego; siempre existirán aquellas fotos que digan más sin necesidad de palabras. O tal vez, como dice Tomás Eloy Martínez, aquellas cuya mayor belleza resida en lo que se niegan a decir abiertamente (algo parecido a lo que escribe Baudelaire en Les Fenêtres sobre que lo mejor, lo más rico y sugestivo, se halla en lo que una ventana cerrada no nos deja ver pero nos invita a imaginar y hasta inventar).

En apariencia, el par de la foto (que no son amantes pero anhelan serlo) comparte el abrigo a fin de palear la inclemencia del clima. Sin embargo, lo que en realidad hacen es tomar de pretexto al frío, y a la existencia de un único abrigo, para acercarse lo más posible. El frío invernal y el tener sólo un abrigo para ambos, posibilita que ellos se acerquen mucho más de lo que, quizá, de encontrarse bajo otras condiciones climáticas harían.
 «Tú me dices que mi libro (La tentación de San Antonio) está lleno de perlas, pero las perlas no hacen el collar, es el hilo…» [Correspondencia escogida de Gustave Falubert. carta a Louise Colet. Cita tomada del blog de la escritora Patricia De Souza: palincestos]
Y lo que yo necesito, no es únicamente hilo... también me hacen falta unas buenas perlas...

Post Scriptum: sobre el autor de la foto que ilustra esta entrada: aquí una galería con parte de  su trabajo:
http://rene.maltete.com/main.php.


**********************

49 comentarios:

Georgells dijo...

Sus perlas se van hilvanando a lo largo de la historia de su blog. Son sus análisis, sus reflexiones, los poemas y las citas que nos comparte... y las imágenes como esta, que hoy permiten volar a nuestra imaginación.

Si me permite recomendarle un blog, visite el de Manuel Ariza (http://manuel-diasintensos.blogspot.com/) quien ha hecho de la construcción de pies de foto y narrativa a partir de imágenes un arte imperdible.

Y, si de contribuir se trata, propongo para vuestra foto: "Al abrigo de los árboles"...

;-)

G.

Georgells dijo...

¿El primero? ¡Oh!

Jo dijo...

Creo que una Foto así merece un pie de foto excepcional...sobre esa senda se adivina que el invierno si calienta

jota pe dijo...

-- definitivamente un pie de foto no puede decir lo que vemos, su fin debe ser redondear lo que no sabemos. En este caso se me antoja decir: Estaban perdidos pero se encontraron el uno al otro". Besos hallados!

Pau Llanes dijo...

Querida Marichuy... aprovecho el jet lag para leerte y escribirte...
Tu pie de foto es sugerente, preciso, precioso... Poco más se puede decir.

A lo mejor que la pareja lleva el mismo paso y por eso se sostienen y a la vez avanzan... ¿Te imaginas qué tortura cada uno a su paso sobre el hielo? También señalaría que componen un extravagante ser informe de cuatro patas y una sola cabeza... ¿Es eso una pareja de enamorados? ¿Un cuerpo fundido, unos brazos ocultos estrechándose hasta confundirse con el amante abrazado, unas patitas diferenciadas para salir cada uno por su lado cuando explosiona el desamor?

Señalaría algo más sobre la evidente disparidad de las patitas... Las de la mujer desnudas pese al frío, acaso sólo protegidas por medias de seda; las del hombre como de elefante, columnas poderosas, armadura de franela... ¿Por qué no al revés? Ya ves que los futbolistas y demás deportistas juegan con las piernas desnudas... ¿La mujer es acaso una permanente deportista existencial? ¿Lo hace por placer o por pura competición? ¿Lo importante es ganar o participar con dignidad y entrega en el juego de la vida?

Ummm... no sé... Creo que la mujer casi siempre juega en solitario, no en equipo... por eso depende tanto de su genialidad, es decir de su singular atractivo, su poder de seducción sea el que sea... El hombre es más de equipo, tribal, más seguro de su género que de su genalidad individual... El poder del equipo de los hombres está en su seguridad masculina, en su poder genérico... Por eso cuando juega solo al juego del amor no sabe qué hacer, se distrae por nada, pasa la bola al compañero porque se atora con ella y no sabe asumir su propia responsabilidad... Los hombres suelen ganar por poco, la mayoría de las veces con trampas o amedentrando al árbitro... Las mujeres cuando ganan lo hacen por goleada...

¿Y qué me dices de los árboles, Marichuy? Me conmueven... Ya ves, estáticos, aguantando el frío, sin nadie que les abrace ni poder abrazar a su camarada de fila... Árboles sin sexo, desnudos pese a su pudor, erectos aunque jodidos... Me conmueve la soledad de los árboles desojados, inmóviles, asexuados... Si yo fuera alguien de esa pareja enamorada propondría una kermesse con los árboles de los flancos. Abrazarnos a ellos, tatuar nuestros nombres y nuestras promesas en su tronco, calentarlos un poco con nuestras miradas enamoradas, nuestros besos, con nuestras meadas calientes por ejemplo...

Ya ves, Marichuy, se me fue la olla hacia el surrealismo... es que no me puedes dejar solo (es un decir)...

Bona nit, caliente...

Besos y más.

Pau

Fernando dijo...

Yo estoy totalmente de acuerdo con Flaubert: lo importante es el hilo. Y el cuello. Unas hermosas y grandes perlas pueden no lucir nada y unas humildes cuentas de cristal pueden realzar la elegancia. Se necesita un hilo para engarzar... (póngase lo que proceda en cada caso) y prestancia.
Y los pretextos también son necesarios para encontrarse (más allá del manido "pasaba por aquí"), ya pareja de la foto es un ejemplo, ciertamente. Si no, lo que tendría que haber hecho él es cederle el abrigo a ella, si es un hombre comme il faut.
Aunque, si te empeñas en pedir perlas, te daré unas cuantas, es lo de menos; y tú me prestas un poco de hilo.
Y un abrazo.

marichuy dijo...

Georgells

Gracias por lo de mis perlas que se van engarzando (mera ilusión óptica, me temo). Y gracias también, por la recomendación de ese blog. Y ya por último, pero no al último, te agradezco tu contribución para dar un título a esta foto.

Saludos

marichuy dijo...

Jolie

Sólo por esta vez (odio el calor, ya sabes) preferiría estar en su lugar y aunque el invierno no calentara mucho).

marichuy dijo...

Jota-pechocho

Estaban perdidos, solos y tiritando de frío, pero de pronto se encontraron... y con su mutua cercanía olvidaron el frío y la soledad.

Besitos cursis

marichuy dijo...

Pau

Querido, por lo visto el Jet lag te sienta bien, mira la historia que te has construido en un dos por tres. Es curioso, pero cuando he andado por aquellos lares donde la nieve y el frío calan, me he admirado de eso que comentas: las mujeres, en medio del friazo de San Petersburgo nevado, iban con abrigos gruesísimos pero con falda corta y apenas cubiertas sus pernas con medias de seda. Mientras que a nosotras, las oriundas de estos cuasi trópicos, ya nomás nos faltaba calzarnos el edredón encima.

Mis árboles favoritos son los de otoño invierno: despojados de follajes, desnudos y solos; me conmueven y me ponen romántica. (y cursi, jeje).

Un beso

marichuy dijo...

Fernando

Cierto: unas magníficas perlas por sí mismas, si no están bien engarzadas en un buen hilo, no son suficientes. Aunque ahora que te leo, creo que han mejorado la frase de Flaubert: sin duda un hermoso cuello haría aún mejor a ese collar.

Jajá, ahí está el detalle, mon cher: ya no abundan les hommes comme il faut.

Y sobre tu ofrecimiento, con gusto acepto todas las perlas que vos quieras compartir conmigo; ya te mandaré el hilo… aunque primero debo hallarlo).

Un abrazo

mario skan dijo...

Cuatro piernas para mi saco. Ese sería mi articulada y mala propuesta para el pie de página.
Es esta una foto espontánea tipo El beso o una puesta en escena ? porque si su naturaleza es la 1º entonces es un fotón ( nada que ver con la luz y mucho que ver también, no? )Para empezar, el zapato de la dama recibe la luz del flash, el tipo del fondo resulta ser un intrigante de 1º categoría y esa superficie que pisan más los árboles desnudos me dan frío.
Un placer leerte Marichuy, saludos

marichuy dijo...

Mario

Hasta donde entiendo las fotos de René Maltête no eran "arregladas". Lo suyo fue retratar la cotidianidad de la vida callejera (tiene unas geniales).

Y sobre tu propuesta de pie de foto, muy original sin duda.

Gracias por la visita

Stanley Kowalski dijo...

Excelente el ejercicio de la foto (todo un desafío!), me gustó mucho.
Por otro lado, a vos te sobran las perlas!!!

BESOTES, BUEN FINDE Y HASTA EL LUNES!

valnouveau dijo...

buenísima la frase marichuy, nunca se me hubiera ocurrido ese pensamiento, bueno como que casi nunca se piensa en collares, al menos que sea para ver cual te gusta o cual te combina jaja.
Saludos.

Babel dijo...

La foto transmite calor, calor humano, a pesar del paisaje, frio de invierno. Es preciosa.

En cuanto a tí, como han dicho por arriba, perlas te sobran, e imaginación, también. Aunque de ambas cosas nunca sobra la sobreexposición, por eso en mi blogroll tu blog está colocado en "literatura". Méritos, sobrados

saludos...

emilio dijo...

Oye... no digas eso, que tus perlas están muy bien cosidas con hilo dorado.

Un abrazo.

Mafalda dijo...

...

¡Chale!
Yo ni hilo ni aguja jejeje.

Por cierto, me pase parte de la mañana consiguiendo esas dos cosas, tuve a bien traerme un vestido para este mula calor que nos anda visitando en el DeFectuoso. Con eso que he bajado de peso, pues el escote se me abría; la cosa es que me costo un buen conseguir el mentado hilo y la aguja.

La foto está super.

Tú coge (jejeje, digo, si algunos se llenan la boca con "ostias" y "bragas", yo por qué no con "coger", aunque este último no lleve el contexto españolete, jajajá), Mmmm, te decía, tú coge perla por perla, almacénalas.
Un día cualquiera te preparas un cafecín, o abres una botellita de vino (de los que tú sabes y conoces, para eso eres experta) o como yo lo solía hacer: una chela helada. Ya con la bebida que elegiste, repasas cada imagen y ...¡plin! de pronto encontrarás el hilo, y a ver quién te para mi Flaquis.

Besitos, saludetes y abrazetes.

Auchhh, tengo gueva mi Marichuy, a ver cuándo se me quita y le llego a mi blog.

Mafalda

marichuy dijo...

Stanley

A vos es a quien le sobra amabilidad. Este tipo de ejercicio, con una foto o un lienzo, siempre me ha inquietado; por ahí tengo algunos empezados… y nunca terminados.

Besos

marichuy dijo...

valnouveau

A mí me encanta (para que veas que eso de husmear en la correspondencia ajena, tiene sus recompensas, jajá)

Saludos

marichuy dijo...

Babel

La foto transmite mucho, en efecto; incluso, un aire de melancolía, me atrevería a decir

Ciertísimo: nunca será suficiente la imaginación; y de perlas, pues ando un poco escasa, la verdad.

Gracias y saludos

marichuy dijo...

emilio

Huy, ahora resulta que hasta unidas con hilo dorado tengo las eprlas. Nop, nada más lejano; pero te agradezco tu amabilidad.

Un abrazo

marichuy dijo...

Mafis

La foto me gusta y, como digo aquí, se me antoja como para estar ahí (es que este INMUNDO sol e insoportable calor son demasiado para mi y yo sí que preferiría estar a cero grados)

Querida, coger en su connotación española no tiene el mismo significado que le damos nosotros y los argentinos (y colombianos, creo). Para los españoles “coger” significa tomar, llevar (para lo otro, ya sabes… ellos dicen follar). No obstante, tu conseja es muy valiosa… y lo digo por la copita de vino y toda esa atmósfera que fomenta la fantasía imaginativa, no vayas a pensar que por lo demás, jajá

La culpa de tu fiaca, seguro, la tiene este maldito calor (ya te dije que odio el calor?)

Besitos

Jo dijo...

odio el calor lo juro por mi blog si hasta todo se derrite ... menos mal que existen esas fotos por lo menos para imaginarnos que aun quedan frios en los cuales podremos resguardarnos.


... el infierno es de hielo...

yupi!

Ju dijo...

Celebro los "pretextos"!! Son un verdadero canto a la sutileza y la complicidad.

Le mandararía un abrazo, pero estoy tan engripada!!! jaajaja

:)

La abuela frescotona dijo...

el abrigo, mejor, la foto, es como la ventana, me induce a pensar tantas cosas bellas del amor, como del odio.
imagina que lleva a la mujer sometida del cuello, que la aproxima a la fuerza cubriéndola con el abrigo, o simplemente lo que tu imaginas, amantes tímidos, que justifican su acercamiento con el único abrigo.
me gusto tu ejercicio querida Marichuy.

W dijo...

Me gusta la idea de Mafis... creo que ya tienes bastantes perlas y nunca he visto problemas en la manera como hilvanas el hilo....

Tal vez ese vino y un muso te ayuden a ensartar cada una de esas perlas... :)

Búscalos....

Besos novatísimos

marichuy dijo...

Jolie

Yo digo que los calores inmundos derriten hasta las neuronas (o por lo menos las apelmazan y así no funcionan): según la compu, a esta hora (8:28 PM) estamos a 31ºC, horror.

marichuy dijo...

Jules

Para pretextos, me pinto sola, jajá.

Le deseo que se alivie pronto (aunque tener gripe es feo, con el frío es menos molesta que con el calor).

marichuy dijo...

Abuela

Es buena una opción totalmente alejada del romanticismo. Me gustó; bien interpretado, muy a lo Baudelaire.

Gracias a vos y un abrazo

marichuy dijo...

Work's

Gracias my dear, por lo menos un elemento es seguro: vinito tinto (como remedio para prevenir los males del corazón -orgánicos-, dice mi papá... que dice su cardiólogo)

Besitos poco novatados

virgi dijo...

Apreciada Marichuy, si no te queda hilo ni perlas, será porque les das mucho uso y se van desgastando. Sin embargo, desde aquí, te veo una colección interminable. Con colores y texturas diferentes...y hasta con sonido!
En cuanto al abrigo, se lo pidieron prestado al invierno como excusa, sí.
Besitos, linda cabecita.

Lulu dijo...

¿Qué sería de un cuadro... sin título?

¿No se fija que hasta "sin título" le ponen a veces en las galerías? Así no hay equívocos en las interpretaciones...

¿Qué sería de un pie de foto sin la foto que lo acompaña? ¿O de la foto sin un indicio que ilustre al lector la divinidad mágica de ese instante capturado allí?

¿Qué sería de un trozo de hilo que espera sus perlas? ¿O de unas perlas que esperan el hilo que las engaste?

Uno, sin otro, a mi entender, no se bastan. Pueden ser, de hecho son. Pero para ser completos, necesitan al otro.

¿No le parece? Es como el jugo de naranja sin recipiente que lo contenga: un desperdicio lastimoso.

¿Que se lo pase lindo este finde! Ando lenta en los comentarios por mil cosas que estoy haciendo juntas. Pero no se preocupe, por aquí vengo y la leo, sólo que no comento...

Un abrazote, Señorita Mrichuy!

marichuy dijo...

Virgi

Gracias, pero ni creas: luego los hilos se me enredan (y aquí hablo de todos los hilos, metafóricos y textiles).

Pretextos busca uno... será por timidez.

Un beso

marichuy dijo...

Miss Lulú

Y pensar que hay un montón de obras de arte sin título, o sólo diferenciadas por un número o un lacónico nombre (Kandinsky era muy dado a eso: Composición VIII, Blanco II).

Y sí, está claro que uno sin el otro no pueden ser, en el sentido del todo completo.

Pero a lo que Flaubert se refería, me parece, es a que dos, tres o cincos perlas -como frases, palabras o diálogos-, no hacen una buena historia, novela en su caso (pueden apantallar pero hasta ahí). Se necesita de una estructura narrativa bien armada, es decir, el hilo que engarce todo, para dar forma y contenido al collar.

Un abrazo

Pulgarcito soñador dijo...

Que increíble todo lo que se puede leer en una foto, y todo lo que se puede decir, tan bellamente, de una imagen, aparentemente simple. Un abrazo.

marichuy dijo...

Pulgarcito soñador

Sí y lo mejor, lo más increíble, siempre será aquello que no podemos ver, menos describir.

Saludos y gracias por tu visita

Blogger Pechocho dijo...

Buenas perlas tù? Lo dices en serio?

No te sigo desde el inicio de tu blog pero has creado un collar de entradas bellísmas. Las perlas, pues, te sobran. Y sin hilo no hay sustento.

Besos y todo un refresh leerte de nuevo ;)

Mafalda dijo...

...

Mi Flaquis.

Pues no seremos mamás,pero ¿qué tal ma...citas, ma...citas? Jejeje.

Así es que te envío felicitaciones. Jajaja.

Mafalda

Doctor Gurma dijo...

Lindo pie de foto, lindo blog, linda blogger. Lo importante lo tienes, que es el hilo. Seguro que algo más puro y natural que las perlas son tus textos, cada post es una parte de ti. Y tu eres excepcionalmente bien recibida por tus lectores, y tus amigos.
Sin falsas modestiaspor favor, admiradísima y adorada Marichuy, ok?

Un abrazo Gurmoso y cachetón, genial y libre. Chau

jess dijo...

32 grados... y eso que todavía no estamos en verano....

De seguir así, tendré que rentar casa en el Polo Sur... bueeeeno.... es una excusa para volar al Sur jijijiji....

Digo, si de excusas se trata...

Y por otra parte, no tienes idea de mi animadversión hacia las perlas!! ya una vez había escuchado que si una mujer usaba accesorios con perlas, éstas significaban lágrimas si la fémina no estaba "felizmente casada".. así que desde ahí, shu shhhhu!!

Un fuerte abrazo mi estimadísima Marichuy!!

marichuy dijo...

Mi Blogger pechocho

Lo bueno de que te alejes de la blogósfera tanto tiempo, es que regresas pródigo en amabilidades. Gracias por tus inmerecidas perlas.

Un beso

marichuy dijo...

Mafalda

(al fin Madame Amarguetta, yo) fuera de que la expresión -como piropo callejero- no me hace especialmente feliz, viniendo de ti... lo tomo con gracia y gratitud, jajá.

Un beso

marichuy dijo...

Doctor Gurma

No, por favor¡! No me haga ruborizar ante tanto piropo inmerecido; porque no son expresiones de falsa modestia, sino realidades puras y, no tan, duras.

Un abrazo

marichuy dijo...

Jess

Pretextos para irse al Sur o al Medio Oriente o donde sea, nunca nos faltarán.

Buuueno, debo remarcar que esta expresión es metafórica: las perlas a las que hace alusión Gustave Flaubert nada tiene que ver con las que vos mencionas.

Un abrazote

Ivanius dijo...

Al ver la foto, aparte de la envidia climática, pensé: Ante el frío inevitable, el calor elegido.

Las perlas, después de todo, son algo bello que se logra a partir de una imperfección, invasión o irritación. Así que... una divagación o una limitación también pueden originarlas.

Abrazos.

marichuy dijo...

Ivanius

Sobre las perlas verdaderas (naturales o cultivadas), estoy de acuerdo. En cuanto a la metáfora de esta entrada, tengo mis dudas... pero ojalá tengas razón.

Saludos

MauVenom dijo...

Me dejaste pensando un rato

algunas veces he tenido perlas y he creído tener hilo

en este momento me hacen falta ambas cosas... pero esperaré hasta tener las perlas que busco y un hilo fuerte que no se rompa.

Beso

Y perdón por la tardanza como siempre pero voy contra el tiempo.

marichuy dijo...

Mau

Será que, a veces, las perlas se enconchan y el hilo se nos enreda. Con que sólo sea temporal, todo estará bien.

Un beso