escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

agosto 31, 2009

reencuentros y aprendizajes

En alguna ocasión ya he mencionado en este blog, que yo bien podría emular a Milan Kundera, escribiendo mi propia versión, Región 4, de El Libro de los amores ridículos. Ridículos, intensos, absurdos y fallidos; grandes e inolvidables también, todos cabrían ahí. Quizá no haya mayor absurdo que escribir sobre un amor fallido; y es posible también, que no existan muchos ex amantes que no hayan hecho, así sea someramente, el ridículo alguna vez en su vida. Uno por amor, suele cometer cualquier cantidad de tonteras, claro que sólo se da cuenta (o más bien lo admite) de ello, cuando dicho amor ha pasado a formar parte de su historial.

Mi historia de absurdos amorosos, sin duda tendrá espacio para una variante bastante incómoda, en ocasiones: los reencuentros; esos reencuentros anhelados e inesperados. Reencontrarse con alguien que significó, para bien y  para mal, mucho en tu vida, las más de las veces no resulta sencillo, por más que uno diga que lo tiene controlado, que ya nada siente, si las cosas cerraron  mal, si la relación concluyó entre equívocos y malas interpretaciones, volverse a encontrar es una experiencia difícil y aunque a la larga no deja de ser formativa y más enriquecedora de lo que uno podría suponer, en su momento... cuesta encararla.  


Volver a verlo  fue peor de lo que imaginaba; pese a saber que no resultaría sencillo, creí que si bien para mi podría ser difícil, por la forma en que la relación concluyó, para él no lo sería tanto; dueño de un envidiable autocontrol, daba por supuesto que él podría enfrentarlo mejor. En ambas suposiciones me equivoqué; en cuestiones de amores y desamores, suponer no es de fiar. 


Y de esto, de los reencuentros que suelen anhelarse secretamente, pero que luego, por alguna jugada del destino, del azar o de tu corazón, cuando inesperadamente suceden ya no resultan lo que pensabas, trata mi colaboración de este mes en el blog colectivo de Escribidores y literaturos, por si gustan pasar a leerla reencuentro





ººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

84 comentarios:

chilangoleon dijo...

mandarnos=a=leer=otro=blog=fresa=espurio

chilangoleon dijo...

ah=y=otra=vez=fui=primero=jeje

chilangoleon dijo...

hacer=caso=de=que=lo=envien=a=uno=a=leer=
otro=blog=pelele

Doctor Gurma dijo...

Qué puedo comentar que no se sepa, adorada y admirada Marichuy? El mundo está lleno (Siempre ha estado lleno, como dijera mi amiguita Isabel Zapata) de ridículas princesas no encnatadas y frágiles príncipes desencantados. El tema sinto yo sea tener en el pasado enamorados (o enamoradas, según sea el caso) porque ser enamorad@s implica un estado parecido a la borrachera, tras el cual uno mira con detenimiento y observa (¡horror!) a un ser humano con muchas carencias. Por el contrario, cuando uno ama, al paso del tiempo se mira en un reencuentro el fondo del alma que sigue intacta y nos permite dos segunditos de nostalgia, buena charla cafetera y quien sabe, hasta unos instantes de pasión "por los buenos viejos tiempos" (comentario que me regaló el viernes pasado Paco Barrios "El MAstuerzo")sin que alguien pierda la dimensión de las cosas, y recuerde muy claramente, que el pasado ya pasó ;) Así las cosas, reencontrarse con enamorados siempre será una desangelada ocasión para la realidad y reencontrarse con viejos amores será un regalo de la vida que siempre es una extraña ilusión (Como dice Bruce Dickinson de Iron Maiden en "Hallewed be thy name")

Besos sin nostalgias ni enamoramientos, con todo mi amor y admiración blogger

jess dijo...

El amor es como cualquier otro vicio, no lo sabes superado y/o controlado hasta no tenerlo enfrente de ti y salir ileso.

Yo.... por eso huyo.... de los chocolates y la cerveza. ;)

Abrazos marichuy!

karenina dijo...

hola marichuy, estas en lo cierto ellos si que son dueños de un autocontrol pero al 100% aunque también ya lo mencionaste:"en cuestiones de amores y desamores, suponer no es de fiar", con esta pequeña reseña de los reencuentros seguro me paseo por el otro blog nada más que alratito je, porque voy saliendo para el trabajo, jejeje! saludo mañanero!

Suzette Matadamas dijo...

Oh Marichuy Querida!

Aunque uno tenga la vida fabulosamnete hecha, al toparse con alguien que fué importante en tu vida y lo miras a los ojos, un escalofrío recorre tu cuerpo, y la duda del " y que hubiera sucedido" se hace inminente.
Y más si el reencuentro está acompañado de bellas anécdotas que evocan un pasado maravilloso, sin mencionar el porqué terminó.

Y cuando el corazón empieza a latir como caballo desbocado, una neurona lo frena al gritar " POr algo no funcionó", y la magia se acaba justo en ése momento
Aunque el suspiro te confirme que quizás no halla acabado del todo.

mmmm. Recordar es vivir!

Suzette Matadamas dijo...

por cieto, éste look del blog me encantó!

ESTA BELLISIMA ésta nueva imagen!

Pau Llanes dijo...

Admirada Marichuy… ya sabes que una de mis frases preferidas, proverbiales, es que “los encuentros son necesarios y los desencuentros inevitables”… Ummm… ¿Y ahora que te digo de los reencuentros? Pues no sé, querida, a lo peor son innecesarios y evitables, ¿no?

Hay cosas que a uno le ocurren sin querer, y sin embargo suceden. Es el vértigo de las personas y las cosas apareciendo y desapareciendo con una velocidad que hace inútiles nuestros pobres intentos de comprensión racional, lo que nos inquieta y seduce a la vez. Siempre estamos inventando causas y motivos para conjurar nuestra manifiesta incapacidad para sentir el natural discurrir del universo…

Hace tiempo escribía: “Un hombre y una mujer se encuentran en el centro sagrado del universo. Son cuerpos y almas vagamundos que han soportado en silencio la tensión entre su soledad interior y el vacío-lleno que les rodea… cuerpos y almas a la deriva en la nada. Su encuentro es un asirse a la esperanza. Sus miradas son un alivio a su ceguera e invisibilidad. Sus cuerpos se reclaman los olores, las pieles, las caricias, el sudor, el calor de las mejillas, la humedad de los besos, el escándalo de los gemidos, todos los líquidos retenidos en sus órganos y vísceras… Se regalan en el sacrificio de un abrazo inextricable… Su destino se manifiesta espléndido en el milagro de las metamorfosis de sus cuerpos y en el destierro de todo razonamiento lógico al abandonarse a su placer. El misterio del encuentro de un hombre y una mujer está en el poder insuperable de su deseo. Un hombre y una mujer se aman a pesar de sus circunstancias, de los demás, de la amenaza del olvido. Un hombre y una mujer se separan a pesar del poder narcótico de sus recuerdos… Y aunque sabemos que un encuentro nunca es para siempre, que todo finaliza más tarde o más temprano… no dejamos de desear que esta vez sea más duradero, acaso para siempre, si el destino quiere o así estaba escrito”…

No creo que pudiera escribir algo semejante sobre un hombre y una mujer que se reencuentran… Me saldría algo así como esto: “Un hombre y una mujer se reencuentran en la cafetería que frecuentaban hace tanto tiempo. Son cuerpos y almas que se soportaron más de lo debido y ahora se reencuentran en este tumulto porque les aterra el silencio de quien no tiene nada que decir y menos escuchar… Su reencuentro es un dejarse ir por última vez. Sus miradas son pura ceguera. Sus cuerpos olvidaron con alivio y algunas sesiones de terapia psiquiátrica aquel olor ajeno, la textura amable de su piel, las caricias lejanas, el sudor ajeno que un día no pudieron soportar y ambos sabían que era la antesala del fin, el calor que se fue apagando, los besos que alguna vez fueron húmedos para luego secarse irremediablemente, ásperos y mentirosos, el eco previsible de los gemidos de ficción, aquellos líquidos que dejaron de manar no sólo por la sequía y el cambio climático… A estas alturas ni se abrazarían por dinero o buena educación… Su pasado en común les parece patético, incluso siendo gentiles y corteses uno con el otro. Menos mal que todavía les quedaba un dedo de frente y cortaron a tiempo aquella relación sin sentido en la que ni siquiera había placer que derrochar… El misterio del reencuentro de un hombre y una mujer está en el poder insuperable de su curiosidad masoquista. Un hombre y una mujer pierden su ilusión, se dejan de amar, se desenamoran, no sólo por las circunstancias ni por los demás. Es que no se soportan, ¿para qué? Un hombre y una mujer se reencuentran por última vez quizá por el poder narcótico de sus recuerdos más horribles, o para conjurarlos de una vez… Y aunque sabemos que este reencuentro es innecesario, que no durará más de media hora… no dejamos de desear sea el último, un adiós para siempre, y que el destino deje de chingarnos de una puta vez… Ay, si hubiera un terremoto 7,6 ahora todo sería más fácil, ¿no?

Patético, Marchuy, es que no sé escribir sobre desamores…

Un beso isleño, es decir húmedo y salado…

Hermes dijo...

No pude evitar notar que algunos comentarios han sido en la línea de "de amor y contra ELLOS" caray...

Autocontrol, yo? Nah...

Pero eso de los re-encuentros... uff! Alguna vez vi a alguien y sólo era un fantasma de quien había sido un par de años atrás. ¿Será que a algunas personas (no sólo mujeres) el tiempo les pega más duro?

W dijo...

Fui y leí...

Ese post merecía estar aquí... :)

Supongo (nuevamente) que esto le pasó a "tu amiga".... jajaja... me gusta mucho cuando escribes así... te siento cerca!!!!

marichuy dijo...

Chilly

Querido, nadie te obliga a ir, es una invitación, y como en las llamdas a misa, el que quiere va y el que no… pues no y ya.

Saludos

Hugo Benitez dijo...

Hola Linda

Me uno al coro del chilango, no me parece justo que nos dejes así, a medias… es como si fuera una entrega por capítulos… por capítulos nooooooooooooo!

Que bonito te quedo el tendedero un beso y un fuerte abrazo

marichuy dijo...

Doctor

Pues sí, tanto desencuentro debe ser a causa de esa saturación de princesas sin encantar y príncipes desencantados; porque al final todos terminamos así: desencantados de la fantasiosa y encantadora idea del amor que teníamos.

Un beso y gracias por tu visita

marichuy dijo...

Jess

Y como todo vicio, no sólo es adicitivo, también puede resultar nocivo para la salud.

Un beso

Champy dijo...

COMADRE....

Sabes de mi lealtad a nuestra amistad, sabes de mis sentires y pensamientos por las parvadas, ni con todo mi amor a tu persona y nuestra afinidad sabes que me hace seguirte por doquiera, y mi lealtad va contigo, y lo sabes, pero está vez solo voy a porque ya me parece mucho ruido el generado por mi Sensei mi Wolega y nuestro leal y fiel amigo Benitez....

Temo ir y desilusionarme y caer en la cuenta que yo también seré un pelele.....

Pero ay te voy.

2046

marichuy dijo...

Karenina

Gracias por pasar y por encontrar algo valioso en mis divagaciones, de aqui o de allá.

Te mando un abrazo

Jolie dijo...

Mi marichuy.. asi de llorona y quejumbre jaja

.. pero yo fui puntual a leer...


creo que es mas facil hoy en dia cambiar de plantilla que añadirse un novio o amor a la lista

(o sera al tendedero?)

jejeje

tnf25 dijo...

Mi madre , me tengo que poner un buen rato por los literaturos, prometo que no pasa de esta semana!!!

Aurore Dupin dijo...

Queridísima:

En mi universo particular, las ideas son como gravitones y fotinos: no tienen masa, pero contribuyen a la energía total.

Por otra parte, el 99.9% de las personas son materia másica ordinaria.

El 0.1% restante, son aquellos individuos que "no se crean ni se destruyen, sólo se transforman". Aquí entran los reencuentros: mi afecto por las personas sólo cambia en la polaridad de la pasión -las amo o las odio- pero allí permanecen.

Besos súper remotafísicos.

Mafalda dijo...

...

Hola Mija...

Ya fui de chismosa, ¡chale!
No cabe duda que ese Chilly es simpatiquísimo jajajá.

El hombre ese sin blog se ha de estar divirtiendo de lo lindo con los enojos provocados jajajá.

Lo bueno es que te lo tomaste con inteligencia mija, así debe de ser.
No te enojes mi Marichuy, sé coherente y disfruta la aventura, de eso se trata. Recuerda ese refrán trillado: El que se enoja pierde, y yo le agregaría: y además muestra el cobre jejeje.

Un saludete mi intensa amiga.

Mafalda

Dilbertina dijo...

Marichuy, voy a poner lo mismo que puse en el otro blog, perdón pero es lo que me nace decirte el día de hoy.


Yo cómo tu alguna vez esperé encontrarme de nuevo con aquel viejo amor, se dieron toda clase de reencuentros, se dieron al igual que el tuyo en situaciones poco esperadas, solo cuando por fin logramos cerrar los círculos estos encuentros ya no causan daño.

Aún creo chiquita que te faltarán más encuentros con él, aún quedará muchas cartas por escribir, guárdalas, guarda fotos, y recuerdos, en el ultimo rincón de tus tesoros, un día cuando te sientas que has pasado por todas las cosas más difíciles, hayas podido perdonarte por permitir, por no hacer, por no haber dicho la palabra correcta, cuando por fin puedas decir adiós, abre esa caja y veras en ella cosas de ti que te han hecho crecer.

Son duelos que duelen, pero no hay nadie que aguante 100 años, ¿las personas nos encontramos al azar? No lo creo, nos encontramos para aprender, eso que te hizo escribir, ese encuentro, es para crecer, no te enojes por no haber podido contestar o decirle todo el daño que te causo, no te castigues mucho en verdad, un día te lo volverás a encontrar, tal vez en una esquina, y ese día tal vez seas tu la que sonrías porqué ya no te dolerá más. Acéptalo como un duelo, acéptalo como un aprendizaje y sobre todo piensa que nadie es el malo del cuento, o de la película, solo somos seres humanos llenos de defectos y de muchas cosas por aprender, el encuentro no fue casual, fue algo que tenías que vivir, se que hoy te sientes mal, y mañana tal vez peor, pero piensa que en un tiempo te sentirás bien de no haber dejado de ser tu en ese encuentro.

Un abrazo porqué se que todos hemos pasado por esto, porqué no hay quien diga que no lo ha vivido, y sino lo han vivido, que pena me dan, ya que todos un día somos lo malos de la historia y otro somos las victimas, pero de esto, del amor, desamor, encuentros y los peores desencuentros se construye nuestra vida.

Un abrazo

Dilbertina

PD Y el que no haya pasado por esto que levante la mano por favor

Mafalda dijo...

...
¡Ah!

Ya te dije en mail, pero lo repito aquí.

Está chidísimo este templete.

Y por cierto.
El día que yo tenga el reencuentro con el susodicho...¡te cuento mija! Porque de seguro estará terrorífico jajajá.

Mafalda

Sonia. dijo...

vengo de leerte por alla y vengo aun contenta y fasinada por la historia.. es que.. me movio... me movio fibras sensibles nena, eso me paso.


pero bueno.. que bonito el cambio de look a tu blog, te quedo muy simpatico!. la fotitos tendidas... aahh, que monada!

abrazotes fuertes!

marichuy dijo...

Querida Suzette

Así pasa, esas cosas son inevitables; quien diga que las controla, o es de piedra -cosa poco común- o miente.

En fin, una experiencia que no siempre resulta fácil

Un beso

PS gracias por tus porras a mi nueva imagen.

marichuy dijo...

"El misterio del reencuentro de un hombre y una mujer está en el poder insuperable de su curiosidad masoquista"

Querido Pau

Eres duro, pero no por ello menos certero y quizá en el fondo, sea solamente un placer masoquista. Lo que sucede en algunas ocasiones, es que muchas cosas se quedaron en el tintero y quizá más por salud mental o hasta por aliviar tu consciencia, deseas aclararlas y por ellos buscas un reencuentro.

De lo demás, bien decía Heráclito:

"Nadie se baña en el mismo río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña”

Un beso querido y gracias por compartir tus letras .

marichuy dijo...

Hermes

Sí, algo de eso vi y quiero que sepas, que en mi intensión no estaba llevar por ahí las cosas.

Qué triste que en ese reencuentro, ella sólo haya sido un fantasma de lo que fue.

Saludos

marichuy dijo...

Workahólika

Gracias. Y voy a preguntar si puedo publicarlo aquí después.

Besos

marichuy dijo...

Ups, perdón me faltó lo más importante mi querida Workahólika:

Por supuesto que esto le sucedió... a la prima de una amiga.

Besos again

marichuy dijo...

Huguito

Pero podías ir a leer allá; no era necesario que comentaras (ya se quitó la moderación de comentarios, por cierto).

Qué bueno que te gustó mi tendedero.

Un besote

marichuy dijo...

Mi Champy

Usted no se deje influir por sus sensei (aunque ya hasta pena me dio por andarlo "regañando").

Como gustes amigo, no te sientas forzado; si no quieres ir, no vayas.

Besos

marichuy dijo...

Jolie

Sipi... o qué pensabas? ¿que yo no era chillona? por supuesto que si, nomás que trato de disimularlo.

Claro que es más fácil -hoy y ayer- cambiar de tempalte que levantarse un novio, como dicen los colombianos.

marichuy dijo...

Toño

Es cierto, en ninguna entrada te he visto. Anda pues, espero que te animes.

Un beso

marichuy dijo...

"El 0.1% restante, son aquellos individuos que "no se crean ni se destruyen, sólo se transforman". Aquí entran los reencuentros: mi afecto por las personas sólo cambia en la polaridad de la pasión -las amo o las odio- pero allí permanecen."

Querida Aurore

Con razón cuesta tanto trascender. Desde ya, mi aspiración sería llegar a formar parte de ese selecto y minúsculo uno por ciento.

Besos dudosos

marichuy dijo...

Mafis

Ese Chilly, aquí me regaña y allá va y se porta como mi mosquetero.

Creo que ante comentarios así como el suyo, no queda otra más que tomarlos de la mejor manera. Demasiados broncas tengo en mi vida diaria, tangible, como para venirme a pelear también en la intangible.

Saludos Mafis y gracias

marichuy dijo...

Querida Dilbetina

Ay amiga, tú que no me quieres creer que esta historia -como me decía alguien que fue a leerme allá pero no comentó- "también le sucedió a la prima de una amiga”

Sabes? Tratando de imaginar lo que pudo pasara entre ambos, pienso que cerrar círculos no será sencillo; qué escalofriantes pueden ser el orgullo y la soberbia; y también, qué terrible esa terquedad en no mostrar los sentimientos.

Y tienes razón, c’est la vie y así hay que vivirla, porque no hay otra. Los duelos -creo que ya te lo he comentado-deben vivirse, sufrirse y gozarse, en toda su magnitud. De lo contrario, más tardaremos en sanar.

Te agradezco mucho tu comentario
Un abrazo

marichuy dijo...

Ups Mafis, no vi esta adenda.

Si te gustó? Luego me quedó la duda de que quizá podría parecer infantil. Pero pues tanto trabajo que me costó andar subiendo y bajando elementos, ahora que se quede aquí un tiempo.

Un abrazo

PS Entendiste mis "no instrucciones" para bajar templates a blogger?

Aurore Dupin dijo...

Querida:

Sabes que lo estás.

Besos incluidos.

marichuy dijo...

Sonia

Hasta parece que somos medio parientas. Me agrada y te agradezco, que encuentres algún punto de identidad con mis desordenadas divagaciones.

Un beso y gracias

marichuy dijo...

Querida Aurore

Gracias

Besos recíprocos

jota pe dijo...

-- ya lo lei y me encanto porque no te repites a ti misma, cuando buscas otro estilo y otra marichuy eres fenomenal!

Abraxas dijo...

Yo nunca he tenido un reencuentro... Serà que nadie se quiere ni acordar de mi.

Cache dijo...

Querida Marichuy:

Los reencuentros son, por lo general, incómodos, aunque se haya terminado bien la relación; incomodísimos si acabó mal. Yo trato de evitarlos cuando es posible.

Veo con profunda tristeza que me has eliminado de tus blogs :-( y creo que me lo gané por dejar de visitarte y por no producir nada y abandonar el mío a la buena del tiempo; pero he vuelto!

Coincidencia que me provocó una risilla el que yo citara también el "de los amores ridículos".

Un beso ridículo hasta tu mejilla derecha.

PS. Haré méritos pa que me agregues otra vez

marichuy dijo...

Jota-pechocho

Tú crees que debemos dejar que esta narradora se suelte más? ¿qué tal que se nos desbalaga? Yo la contengo, porque la conozco y sé que cuando se deja llevar por su intensidad... líbrenos Dios¡!

Besos

marichuy dijo...

Abraxas

No te creo, en serio que no (y si debe haber más de una/uno que se acuerda de ti).

Saludos

marichuy dijo...

Cache

Sobre los reencuentros estoy totalmente de acuerdo contigo. Incómodos y a veces muy dolorosos; pero, insisto, en ocasiones son necesarios.

Y sobre "la borrada", no es borrada; es que cambié de template y el domingo ya era tardísimo, así que no terminé de subir todos los contactos; pero ya te agregué

Un beso

PS ya te fui a visitar a tu blog

Champy dijo...

Sobre los reencuentros, bueno sobre uno mio.

Hace un par de meses vinó al palenque de Guadalupe Maricela, aquella famosa cantante de los 80's, muy exitosa por cierto, y mi adorada Britney se me armó a que fueramos, ps ay vamos.

No me apena confesar que me encantó y me diveretí horrores, antropológicamente son ejercicios interesantisimos independientemente del gusto ó preferencia musical.

Lo simpático siempre ocurre al final (en ocasiones las desgracias tambien), pues ya en los tuneles de salida, en medio de las multitudes, quien va a pensar que entre ese tipuchal de vidas tu mirada se curzará con esa otra mirada....y lejos de adornar esto e inventar te cuento lo que realemtne sucedió. Yo me hice wey espontaneamente (AJA) y me hice como que disfrutaba al pueblo, seguí de largo. A la salida del tunel-palenque, como que la multitud baja la velocidad y pues nosotros también la bajamos, en lugar de dar paso redoblado doy flanco izquierdo y andale que debí haber hecho el derecho porque ya no hubo de otra que sonreir y lo mas cabron fue que fue deadevis!!!
Face to face y lo mas curioso, instantaneamente note que la sonrisa era espontanea....y sana.
Al intanste vinieron las echadas, pero siendo humanos es consecuencia natural de 2 que se amaron....me criticó mis broqueles (jamás toleró que pudiera colagarme el molcajete y me viera mas macho que Juan charrasqueado) y yo le dije, tú estas muy flaco, yo queriendo vengarme pero luego recapacité que ese siempre era su objetivo, así que lejos de ofenderlo lo inflé... total, que me dí cuenta que nuestras sonrisas no acababan y comprendí que esa guerra inutil de egos nunca acabaría mientras uno no iniciara ese ansiado y fin.....lo abracé y lo paralicé.

Mi intención era acabar así, sonriendo. Se me hace que fue su sonrisa que más disfrute en los 2 años que pasarón desde el día que lo conocí, aunque solo "haigamos vivido 8 meses durmiendo juntos, estoy seguro que a partir de esa sonrisa él durmió mejor, y hasta recupero peso.

Pero no te creas que siempre soy así de civilizado, tengo otro asunto pendiente con la vida que estoy seguro que el día que la infausta vida me cruce con eso, a mordidas (bien Hannibal yo)y chingadazos me le dejo ir! Y de jodido un ojo le ando sacando!

Ay ya me voy a poner a trabajar por que tu eres rebuena para detonar lo peor de mi!

Hoy hace un nublado maravilloso, tengo Diplomado y usaré ese maravilloso paraguas llegado de oriente.

2046

Ivanius dijo...

Por cierto... en mi comentario al post anterior ni saludé. Mi conexión (con la realidad, dirían algunos) a internet en este sacrotemplo es errática en el mejor de los casos... pero bueno, eso no me excusa de ser como el Borras. Buen cambio de imagen, muy cálido. Me gusta.

Saludos dobles.

Stanley Kowalski dijo...

Me quedaré con tu experiencia, querida amiga. En mi caso, aún no vivencié reencuentros con amantes. No porque no los tuve, sencillamente terminé tan mal con todos, que ellos preferirían una cita con mi cadáver, jajajajaja!!!

BESOTES HERMOSA!

g. neidisch dijo...

¡Todo sobre el amor es incierto!
No es cierto...
Da por hecho que alguien te ama y sorpréndete al siguiente día.
Sospecha que alguien te es fiel y sorpréndete al siguiente día.
Supón que aquél va a regresar y sorpréndete décadas después cuando te veas al espejo con arrugas.
Imagina la hermosa vida que llevaríais juntos y sorpréndete un par de meses después de compartir el primer piso.
No es cierto...
Ningún aforismo sobre el amor es cierto al cien por cien.
Tampoco éste es cierto.

Jeanne dijo...

Me encanta el nuevo look de tu blog. Es muy como tú. Eres tú.

Te leeré en el blog del grupo.

J.

GAB dijo...

Hola Mary, pues de reencuentros nada, es dificil, da curiosidad eso si, pero mejor no mover cadaveres. jajaja

PD Por cierto estuve a punto de ponerte un cuento sobre el tema de un amigo español, que me parecio bueno, no te lo pongo aqui por razones de lenguaje, (es muy deslenguado, no obstante tiene su gracia) pero si quieres te lo mando a tu correo.

Saludos fraternos

Hugo Benitez dijo...

Hola Linda.

Linda la carta, como todo lo que tú escribes.

Me lo dijiste un día por teléfono: “Hay amores que te marcan mas”
Pero la Dupin, que es genial, lo resumió maravillosamente con ese 0.1%.
O sea que estos de los reencuentros son más bien con ¿quien?

Ahí te dejo un beso

Xaj dijo...

Recién leí tu colaboración en el blog vecino. Está bueno tachar esos muertos que tanto daño hacían, en el fondo de la bañera. Al final, las cosas suceden por una razón.

Saluditos Mari.

marichuy dijo...

Champignon

Ay querido tus historias están como para hacer una novela; en serio.

Seguro este reencuentro, musical, fue grato porque en el fondo esa relación no había sido tan significativa para ti y porque no terminaron tan mal. Pues como tú mismo dices, hay otros que si te los encontraras… líbrenos Dios.

Besos

Voy a hacer un compendio de tus comentarios y luego lo voy a hilvanar en “El libro de los asombrosos amores del Champy”
.

marichuy dijo...

Ivanius

No os preocupeis, contrario a lo que te hayan dicho, pareces ser un hombre educado

Saludos

PS Gracias por los dobles saludos y por los piropos a mi tendedero

marichuy dijo...

Querido Stanley

Sospecho que tu eres de esos amantes, capaces de provocar pasiones devastadoras

Besos

marichuy dijo...

G. Neidisch

Querido, pues al parecer... nada es lo que parece y menos en cuestiones de amores, desamores y similares.

Besos

marichuy dijo...

Jeanne

¿Te gusta? Espero no dar una imagen demasiado infantil, pero ya andaba yo un tanto sombría... y necesitaba más luz

Saludos

marichuy dijo...

Gab

"No remover cadáveres", eso si que es duro (y a veces muy cierto; hay algunos… que mejor ni moverle)

Un abrazo y gracias por el documento, ya lo recibí.

marichuy dijo...

Huguito

Espero que no hayas grabado esas llamadas nocturnas, querido…. porque después de la media noche suelo decir cada cosa.

Pero sobre eso en particular, sigo pensando exactamente igual y creo que esa idea empata muy bien con el genial Universo de Mme. Dupin; y lo mismo aplica a mis posibles reencuentros

Besito

marichuy dijo...

Xaj

Es cierto; como reza una canción de Agustín Lara: hacen daño, provocan penas y una acaba por llorar.

Saludos

Marcelo dijo...

No es absurdo escribir sobre los amores fallidos, Marichuy! No existiría el tango si no...A nadie le interesa un amor que empiece, transcurra y tenga final feliz...
Un saludo!

marichuy dijo...

Marcelo

Tenés toda la razón, sin amores fallidos no existiría el tango, ni la mitad de las buenas novelas y de las buenas películas

Un beso

Dolores Garibay dijo...

Así es mi querida niña, los reencuentros siempre son incómodos...

Con una de mis ex terminé de manera no tan trágica. Años después nos volvimos a encontrar y ahora somos buenas amigas.

De la segunda no puedo decir lo mismo. A pesar de que hemos tenido oportunidades de reencontrarnos, no he querido porque salí muy dañada de esa relación. Hay puertas que cuendo se cierran, es mejor no volver a abrirlas por propia salud mental.

Me gustó tu relato y la analogía que haces con las películas me pareció muy original.

Besos chilangos

Stanley Kowalski dijo...

Mil gracias por el comentario, querida amiga!

BESOTES HERMOSA Y BUEN MIÉRCOLES.

gerapo trezoo dijo...

Yo por eso los dejo atrás y ya, amigos???, para que??? si ya tengo, los ex son eso ex, pasado q no debe volver.

saqysay dijo...

Siempre he dicho que, de alguna manera tus palabras,reflejan mis pensamientos y mi forma de ser. Esto del AMOR es una "estado" denomino yo, por que la verdad no encunetro la palabra indicada. Me ha pasado que las relaciones, siempre han terminado mal. Yo no soy de disculpar(perdonar eso lo hace Dios, de acuerdo a sus formas). Tampoco de dar una segunda posibilidad.

No es fácil afrontar un reencuentro, sobre todo cuando los hombres parecen ser menos sensibles que uno, por ende también sufren más, en cosas que tengan que ver con amor. Al parecer olvidan más rápido... No así, cuando de verdad ese sentimiento los transforma, completamente. En mi POST anterior(blog) describí a una persona enamorada, las cosas que terminan haciendo por amor... Una metamorfosis en toda su expresión.

Si bien es cierto, evito a toda costa los reencuentros, de todo tipo... Pero a veces hay cosas que se te escapan... Y debes enfrentarlas. No es fácil, los nervios te traicionan, mantener la calma es algo imposible. Ufs!!...

NOTA: Me gustó mucho el diseño de tu blogs
Felicitaciones por eso.

Un abrazo!!

Champy dijo...

Tu puedes hacer con mi vida lo que se te antoje que jamás te censuraré, si acaso me pides opinión y si gustas.

Una vez que mi vida pasa a tu pluma deja de pertenecerme, te la cedo..........a donde voy?

Como que vas a preguntar su puedes publicar lo tuyo aquí después??? Ps donde andas metida???

Tu puedes hacer con lo tuyo ya sabes y y ya sabes que hacer con lo que hagas.

Y me canso que puedes.

Ya me imagino la cara que puso mi Wolega con tu respuesta.

Mi Sensei es eso, mi Sensei, pero yo en el fondo hago lo que me da mi chi, soy re bueno aprendiendo, y mas si de chingaderas se trata.

2046

Kyuuketsuki dijo...

¡Volví!

Enseguida voy para allá. Solo quiero comentarte aquí que.. mi reencuentro fue relativamente sencillo... pero bonito. No se como explicarlo... mejor voy a leer el otro post.

marichuy dijo...

Dolores

Incómodos reencuentros; ese pasado que no se acaba de ir, mi estimada Dolores; ni hablar, no todos podemos ser “tan civilizados” como digo yo.

Muchas gracias por irme a leer allá y por tu amable opinión.

Besos chilangos

marichuy dijo...

Stanley

Un besote para ti, querido

marichuy dijo...

Gerapo

Quizá habemos algunos personajes medio necios o hasta masoquistas, que insistimos en eso de las aclaraciones.

Saludos

marichuy dijo...

"Pero a veces hay cosas que se te escapan... Y debes enfrentarlas. No es fácil, los nervios te traicionan, mantener la calma es algo imposible. Ufs!!..."

Saqysay

Mejor no pudiste expresarlo y eso es justamente lo que hay detrás de mi relato

Un abrazo

PS Gracias por las porras a mi nueva imagen

marichuy dijo...

Champy

Ya dijiste, voy a tratar de unir esos comentarios y algo saldrá de ahí.

Bueno, es que aquel es un blog independiente a este… puf ya hiciste que me sintiera "pelele", como diría Chilly

Besotes

marichuy dijo...

Kyuuketsuki

Alabado sea el Señor, jajá. No, ya en serio, se te extrañaba… y mucho

Gracias por venir a esta casa y por ir allá

Y sobre tu reencuentro, pues te felicito, por ser más ecuánime que yo.

Saludos

anaile88 dijo...

Vaya...
El libro de los amores ridiculos, no esta demas citar que Milan Kundera en mi opinion es uno de los grandes... La insoportable levedad del ser y el peso que llevamos en nuestras espaldas, los celos y las traiciones...

Absurdo no es el escribir de un amor fallido, absurdo es no hacerlo...

me quedo sin palabras al momento de leerte nena, y mas.. porque es justamente mi situacion la que estas plasmando en esta entrada...

El libro de los amores fugaces y tortuosos le llamaria yo a mi libro...

Pero en fin!!.. te ha quedado hermoso el blog!!
Felicidades!!

marichuy dijo...

Anaile

Sabes? Me parece que no exagero, al decir que cada uno de nosotros podría hacer su propia versión de ese libro de MIlan Kundera. En cuanto a “La Insoportable..."
Uff qué historia..

Muchas gracias por regresar y también... por las coincidencias

Un beso,

Fernando dijo...

Como mi historial ha sido bastante escaso, mis ridículos también lo han sido. Todo tiene su aspecto positivo, ¿no? Pero, de alguna manera, creo que es imposible esquivar el ridículo por sistema, siquiera cuando empezamos. Somos excesívamente imperfectos. Para bien y para mal.
Un abrazo.

Lu dijo...

He leído todo, todo. A veces es así... A mí me pasó el mes pasado: fue un cruce fortuito en la calle; por suerte no me vio, o hizo una buena actuación. Gracias a Dios yo sí lo vi y quedé muuuuuuy tranquila luego de ello y con el ego más q alto.
Pero no te preocupes querida, ellos actúan así xq hay 1000 cosas q no pueden procesar. Es parte de la cajita de azafrán (cerebro). Son males genéricos.
(El azafrán por estos lados se vende en una pequeña cajita del tamaño de medio dedal)
Si hay dudas del porteñismo consultame. Besos.

marichuy dijo...

Fernando

Je, tienes razón, alguna ventaja habríamos de tener (mi historial tampoco es taaaan extensa).

Un abrazo

marichuy dijo...

Lu

Querida, pues sí no queda máas que aceptarlo, en lugar de seguirse amargando.

Me encantó lo de la "cajita de azafrán", como metáfora de la mente masculina.

Un beso y gracias

Alma Rosa dijo...

ahhh pero que boniiito es el amor...y es que tiene de toooodo... te pone suavecita, como gato cuando lo meten a bañar, como la flama de pemex, grandooota y que no se apaga... en ocasiones te pone como la madrugada invernal asi como medio melancólica y llena de niebla... pero lo mejor es que te da en su fase de enamoramiento una vitalidad!!!! que que bárbaroo... el amor ya entrado en eas profundidades, amerita trabaajo y hay quienes no quieren realizarlo pues, y la verdad que bueno, a esto siempre le he llamado selección natural, se van los que no son y nos preparan para lo que sigue, ya con mas experiencia con más amor a la vida y sobre todo, a uno como persona.... como en todo el amor tiene su lado flaco y fulminante, desbocarse en el olvidando el propio ser es lo peor y al final de cuentas es el peor enemigo de ese bellisimo, noble y siempre bien recibido pasajero de la vida... me gusta cuando un blog me pone a pensar que padre!!! jejeje

marichuy dijo...

Alma Rosa

Eso es innegable: el amor es muy bonito en todas las fases que mencionas. Y hay que vivirlo con absoluta intensidad... en todas ellas.

Un abrazo y gracias