escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

julio 30, 2009

lejos de casa

En la cama de un hospital en alguna ciudad de Europa occidental, un hombre de 54 años -oriundo de un pais ubicado tras esa barda metafórica llamada "la cortina de hierro"-, espera el amanecer. Lo espera a sabiendas de que a su llegada, él habrá de adentrarse para siempre en "la noche sin estrellas, en la noche que nunca ha soñado con el día" [La Rochelle]. Sabe que no hay marcha atrás y que ya sólo le resta esperar. A esas alturas, tan cerca de la meta final, ya no hay posibilidad de retorno; no la hay, como no la hubo tres décadas atrás cuando él emprendió el camino de ida sin regreso, dejando su tierra, su familia; todo lo que había sido su vida hasta entonces, para adentrarse en los terrenos de lo incierto y pasando a formar parte de los transterrados, los exiliados. Ese hombre existió, fue famoso; pero su nombre no importa, porque al final de cuentas, en el último momento y quizá antes, con fama o sin ella, adinerado o pobre, él y cualquier otro, sólo son uno entre tantos otros que debieron abandonar su Patria. Los motivos pueden variar, los hay perseguidos por sus ideas políticas, sus credos religiosos, su raza y hasta sus preferencias sexuales; y los hay que no son perseguidos. Pero más allá de las razones del exilio, todos comparten en mayor o menor medida, la nostalgia por la tierra y la familia; la sensación de perdida, el sentido de no pertenencia a ningún sitio. El exilio puede ser obligado o elegido, distinto para cada quien, pero al final del día -como dicen los neoliberales- la añoranza... es la añoranza...

El hombre de esta historia no era perseguido merced a sus ideas políticas; en realidad no era ningún tipo de proscrito, al menos no hasta antes de su escape. Aún así, vivió más de la mitad de su vida en el exilio, deambulando por varias ciudades en un largo periplo y aunque llegó el tiempo en que bien podría haber regresado a su tierra -las condiciones políticas y sociales habían cambiado- decidió quedarse para siempre en el país que lo había acogido treinta años atrás. Quizá ya no tenía por quién regresar y ya no le quedaba nada en el país que lo vio nacer. Pero es posible que no lo hiciera, porque también en su lugar de origen se había sentido como exiliado, excluido, diferente.

Será cierto eso que dicen, de que todos, aun sin ser transterrados, de alguna forma somos un poco exiliados?


De este tema,
hablo en mi colaboración de este mes: desde la lejanía, para el blog colectivo [escribidores y literaturos »]. Seguro es una especie de alucinación, según la cual poco antes de adentrarse en la noche de la eternidad, el hombre del que he platicado aquí, repasa algunos de sus recuerdos y sentires como exiliado.



Siempre he sido un hombre desplazado, como dije en el título de un libro. Soy ciudadano francés, allí he vivido mi vida pública, pero nací en Bulgaria y en 24 años no he podido sacarme a Bulgaria del cuerpo. Ellos me echaron a mí, pero yo a ellos no puedo echarlos. Morié como exiliado, pero como un exiliado feliz.
Tzvetan Todorov

90 comentarios:

Champy dijo...

Ay COMADRITA COMADRITA COMADRITA..... Me pusites s soñar, a reflexionar, a volar...ni se me da!

Tantos y tantos casos así, tan ordinarios y tan comunes, lo dificultoso del asunto es la peercepción y la conciencia de.

La Libertad cuando el origen no es natural ni en supositorio.

Te diriía que te leería pero ya sabes que a mi esas mamadas de los montones no se me dan, yo admiro al loco que va solo por la vida, dos medias suelas clavadas en los pies y una banderita de taxi libre levantada en cada mano...

Hoy puede ser un gran día.

Que feo que no para los mexicanos verdad?

2046

Champy dijo...

PS.

A menos que sueñen...así como tantos amiguitos nuestros, que sueñas que la vida es como en una telenovela mas del canal de las estrellas!

Bueno en mi sueño la bruja ya sabes quien es!

Debo estudiar bien esta vez a quien le doy el protagónico.... Se me antoja un protagonista frances...Thierry Neuvic ...ay se me hace que así soñando hasta para mi será un gran día....y que los 2 nos exiliabamos en... Montenegro.

y que eramos muy felices.... chingales, pero soy bien harto mexicano y voy a extrañar el chile, y la tortilla...y pa'que mas que la verdad, a mi mamacita, que no es por nada pero que bien me hizo la condenada!! Bueno al menos el muñeco le salió bastante soñador, tanto que sueña con exiliarse y encontrar alguien que vaya por él a la salida, por que eso es el amor, que te esperen a la salida, los anillos y las flores y ...mamadas, que se los metan por el culo...pero que te esperen a la salida, ya solo de pensarlo quiero ir a un centro turístico donde conozca muchos franchutes.....pero ya luego los conozco y me gana la perversión y nomas quiero hacer niños y se me olvida que mi objetivo es que me esperen a la salida....

Ay mejor sigo soñando con Hannibal, es más fácil!

2046

Champy dijo...

COMADRITA ya me voy a poner a trabajar.

Que tengas un día extraordinario, ignora a tus azules compañeros, hazle como el orejón, ni los veas ni los oigas.

2046

4narqu1sta 2uper3strella dijo...

Mirá que...

Yo viví en León hasta los 4 años... Después de ahí a Toluca otros 2... Finalmente de Toluca a Morelia, donde llevo casi 22 años... Y a pesar de todo, no puedo sacarme el terruño del corazón...

Adoro León.

¿Se nota? Le voy al equipo de la ciudad, el cuál no está ni siquiera en Primera División...

Eso si es amor a la camiseta.

Un abrazo querida Marichuy!!!

Cheers...

jota pe dijo...

-- a donde ir cuando no te puedes encontrar? ah! ya se... al blog de marichuy!

El Diablo Des. dijo...

Tu servilleta nació en una ciudad del norte. Sultana pues, pero no viví ahí mucho tiempo. Acarreado me llevaron a la ciudad de los calores. Monclova ni lo recuerdo, después Tampico Hermoso de puerto tropical. Seré jaibo toda la vida. De la ciudad celeste me mude a la capital mundial. En chilangolandia no duré mucho. De Ahí a mi Matamoros querido nunca te podre olvidar. Y a partir de ahí fui una mescolanza entre Tampico, Monterrey y Matamoros haciendo un gringa escala en la pequeña y fronteriza ciudad de Brownsville. Hoy escribo desde jaibopolis y te platico que solo cuando llego a esta ciudad siento como cuando uno se acuesta en su propia cama al regresar de un largo viaje.

jess dijo...

"El sentido de no pertenencia".... Fíjate que estoy ja, escribiendo un cuento en mi compu, es un proyecto que tengo en mi mente desde hace como seis años, y espero terminarlo algún día, y precisamente trata ese tema.....

¿A dónde pertenece uno realmente?

A mí hay lugares que me han robado el corazón.... pero no concibo la idea de partir de aquí, no podría dejar mi zona de confort y aventurarme a lo desconocido en búsqueda de mi lugar de pertenencia.

Decía Bunbury "Donde quiera que estoy el extranjero me siento".

Y citaría a Camus pero nunca lo he leído jiji. :P

Paso a EyL a la happy hour!!!
Voy con el jefe.

Saludos Marichuy!

Abraxas dijo...

¡No pos no era Ho Chin Minh! Jajaja

Ya cámbiale de Pink Floyd ¿no? :D

Que molón soy :P

saqysay dijo...

Que buen tema Mélange...

Sabes siempre me he preguntado, desde que leí el "Mio CID", sobre el destierro. Qué produce más dolor, el recuerdo que vive en la mente, sobre su pasado. De un mundo dejado atrás, y que anhelas retomar.

O tal vez, el derecho a tierra pueda más. Muchas de éstas personas se vuelven inmunes frentes a estos sentimientos. Y los reemplazan con grandes negocios y una familia por la cual se aferran mucho.

No hace falta salir del país, para sentirse así, hay lugares en dónde tu te niegas ingresar, por muchas razones, delincuencia, asalto, violaciones, etc, etc... O en otros casos a las misma personas. No es que seamos poco tolerante, pero es por nuestro propio Bienestar.

Hoy en día la sociedad, nos excluye de una u otra forma...

Besitos, Mélange!!

Ivanius dijo...

Allá te leo. Saludos.

Mafalda dijo...

...

Los escritores que vuelan en sus letras me son encantadores.
Todorov es uno de ellos.
Él está de acuerdo que lo imaginado es tan ambiguo que no dejará de ser fantástico. Desde esa premisa, toda obra literaria sea escrita por cualquiera, es una obra fantástica.
Cuando el lector repasa cualquier texto, siempre se pregunta: real u onírico, verdadero o ilusorio...en ese momento el lector ya es un ente fantástico.

Mi Marichuy...

O_=

Saludetes mi intensa escribidora...


Mafalda

Ernesto dijo...

pues a mi el destierro nunca me ha causado esa sensación de mártir que a todos les da. cuando conocí oaxaca, después de conocer san luis potosí, después de vivir un tiempo en playa del carmen, estas ciudades las adopté de inmediato en mi corazón, y me sentiría como pez en el agua en cualquiera de ellas. no se porqué tanto drama por el destierro, como que son "recuerdos prestados".

Mafalda dijo...

...

¡Ah!

Pero este post y tu narración rítmica y fluida habla del exilio, ¿verdad?

Los exilios secundarios duelen.
Los exilios primarios además de dolor, inyectan el cuero de niveles altos de melancolía, forman plasmas adicionales, que por las noches, siendo otros cuerpos, nos acompañan.

Otro saludete...

Mafalda

lastresyuncuarto dijo...

Hola amiga, ya leí tu post de desde la lejanía, después con calma regresará a darle otra leída y me permitiré hacer un comentario, me alegra que te anuncies cuando es tu día del mes en escribidores. Si uno no se anuncia no vende. Así que nada de sonrojos posteriores

Siempre el tema de los exiliados me inquieta, no se porqué pero me pone nerviosita, no de ahora sino desde que recuerdo el exilió de los chilenos a México durante el Gobierno de Echeverría, ese éxodo de personas huyendo de una dictadura, supongo que también la cercanía a una familia de españoles exiliados por la guerra civil, amigos de mis papás. Cada de que pienso en eso me siento triste, ese sentido de no retorno, recuerdo los 50 años de casados de esos amigos de mis padres, todos acabamos llorando después de escuchar la historia de su éxodo obligado por el franquismo. Y su regreso a España, donde ya no se sintieron felices, ellos se han ido ya, tal vez término su exilio voluntario al final.

Tu pregunta final, la traigo desde la mañana que leí el post: ¿Será cierto eso que dicen, de que todos, aun sin ser transterrados, de alguna forma somos un poco exiliados?

Me inquieta de una manera que no sé plasmar, que no sé descifrar ¿Será que siempre me he sentido extraña? ¿Qué siempre, a pesar de echar raíces fuertes, de estar en el mismo lugar hay veces que no pertenezco o no tengo ese sentido de pertenencia? ¿Será que mi ego me hace sentirme extraña o diferente a la mayoría de las personas con las que convivo? Seguramente es mi ego. Me inquieta pensar en Her. BB en su exilio voluntario, sus no entender este país, con sus en un ratito, mañana tempranito, mañana sin falta, en fin eso que hacemos todos lo tiene cada día mas confundido.

Si me quede preocupada por tu pregunta.

Abrazos, Dilbertina

Doctor Gurma dijo...

Según mis convicciones y forma de pensar, el único exilio que debiera doler sería el que tus vecinos te impusieran, puesto que directamente la gente con la que has "convivido" te quiera echar del barrio. Ahora conlos edificios de departamentos... ni los conoces.
No obstante hay elementos de arraigo. Echas de menos las circunstancias, los momentos gratos, los de aprendizaje y algunas personas. Tal vez la comida. En Argentina echaba de menos los tacos, los tamales, el picante y el boing de guayaba...; y acá echo de menos el amargo, el choripan, el asado, los alfajores... Y de ninguno de los doslugares he sido exiliado, pero en ambos me he sentido un poco extranjero y desarraigado. Dice José Emilio Pacheco en su ALTA TRAICIÓN:
"No amo mi patria
Su fulgor abstracto es inasible
Pero (aunuqe suene mal) daría la vida por
diez lugares suyos,
cierta gente, puertos
bosques de pino,
una ciudad deshecha, gris,
monstruosa,
varios lugares de su historia,
montañas
(y tres o cuatro ríos)!"
Lo doloroso sería autoexiliarme de mi patria verdadera, la niñez
Besos!

Mad Scientist dijo...

De acuerdo Marichula, todos somos un poco exiliados... Añoramos lo ajeno, lejano, bahhhhh!!

Tu siempre tan rimbombante en tus escritos, me hace pensar que eres tan interesante.....

marichuy dijo...

Gracias querido Champy

Ya sabes que te adoro; a ti y a tu sinceridad y claridad al comentar.

Y aunque hable mi Ego, me gusta saber que, de alguna manera, encuentras aqui alguna resonancia

Besos

marichuy dijo...

Champy

Tu POSDATA merece un comentario aparte... porque el susodicho se cuece aparte.

Que los Dioses guarden a la madre que trajo a este mundo a Thierry; si hasta su nombre me gusta, es mi nombre francés favorito.

Besos desatados

marichuy dijo...

Mi querido Anarkista

Vaya que tu amor es del bueno... de sólo imaginar que de ahí es oriundo el inenarrable Vicentico Fox... ya siento cosquilleos, jajá

Un abrazo

marichuy dijo...

Jota-Pe

Y si no te encuentras aquí; nos acompañaremos y seremos dos... tratando de hallarnos en algùn sitio.

Un beso

marichuy dijo...

Diablos des

Estoy tan gratamente sorprendida de verte de regreso, que casi quiero comerme una Jaiba tu salud.

Hay quienes dicen que uno no es de donde nace, sino de donde se “halla”. O sea… tú eres de Jaibalópolis.

Un gusto saber de ti
Saludos cordiales,

marichuy dijo...

Jess

¿A dónde pertenecemos realmente?

Difícil contestarte. Ahora mismo, creo que yo ya no pertenezco al pueblo donde nací. He sido un poco errante y después de vivir en distintas casas y lugares, apenas hace unos pocos años he venido a aceptar que, por increíble y masoquista que pueda parecer, ha sido en esta Caótica Ciudad de México donde más me "hallo". Al menos hoy lo siento así. Pero hay días, temporadas, en que extraño otros sitios en los que estuve por poco tiempo y que sin embargo, me hicieron sentir que yo podría “ser de ahí”, "hallarme" ahí.

Muchas gracias por el comentario Jess
Saludos

marichuy dijo...

Abraxas

Lo dicho mi estimado Mr. Contreras... eres el Diablo, jaja

Me gusta Pink Floyd, qué quieres que yo le haga?

marichuy dijo...

Saqysay

Creo que el destierro forzado, entendido como una derrota, sueños rotos, ideales frustrados, batallas personales perdidas, debe ser muy doloroso. Quizá más que dolerte por lo que dejas -en el sentido digamos material- lo que te duele, es la sensación de derrota, soledad y vacío.

Tema complicado, sin duda

Un beso y gracias

marichuy dijo...

Saludos Ivanius
Gracias

marichuy dijo...

Mafis

Todorov es un ser de otro mundo... creo.

Muchas gracias por tus saludos, intensos, sinceros y voladores

Un abrazo

marichuy dijo...

Ernesto

Supongo, casi estaría segura, que todo dependerá de las circunstancias, las personas y su personal forma de entender el mundo. Yo he conocido desterrados que sufren mucho; pero también, me he encontrado con otros, cuyo desapego de todo, les ha facilitado sobrevivir en medio de la adversidad de saberse errantes.

Saludos

marichuy dijo...

Los exilios primarios además de dolor, inyectan el cuero de niveles altos de melancolía, forman plasmas adicionales, que por las noches, siendo otros cuerpos, nos acompañan.

Mafis

Traté de imaginarme en una situación así... y no pude; no por falta de imaginación, sino por exceso de miedo.

Otro abrazo

marichuy dijo...

Dilbertina

Si quieres, después platicamos e mi pregunta final.

A grandes rasgos te diría, que yo cursé la Universidad con muchos chicos hijos del exilio sudamericano. Y en estos chavos encontré otra tipo de transterrados: ellos no eran propiamente los exiliados. Pero al crecer en una tierra que en el fondo sabían ajena, incluso habiendo nacido aquí, y sabiendo además, que buena parte de sus raíces se habían quedado en la tierra que había expulsado a sus padres, su sentido de no-pertenencia era todavía más inquietante.

Un abrazo

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Gracias por el poema de JEP, siempre viene bien recordarlo.

En cuanto al último punto de tu comentario, estoy de acuerdo: es muy doloroso saber perdida la inocencia, la patria primigenia. Sin embargo, esa dolorosa perdida es muy común en la actualidad.

Un abrazo

marichuy dijo...

Mad Scintist

Jajá, me hiciste reír... "mis entradas tan rimbombantes", cómo eres...

Un beso

A dijo...

En los comienzos del exilio era
tan sólo el hueso de vivir distante
ahora es también el de morirse lejos
ya la nómina tiene cuatro o cinco
la soledad el cáncer y los tiros
acabaron con ellos y quién sabe
cuántos más son ahora tantos menos
en el país errante
MB

Saber que no puedes volver por que no hay a donde, o por que no hay como, es la cosa mas terrible del desarraig, por que a final de cuentas es una nostalgia vestida de desesperanza.

Besos, Marichuy querida, besos nomadas
A.

Hugo Benitez dijo...

Hola Linda.

Viva la libre expresión!

El exilio se vive por etapas… cuando menos desde mi propia experiencia.
La primera, la amargosa, la dolorosa, la que conlleva a desprenderte de ti de un solo golpe y sin anestesia. Todo lo que fuiste ya no eres, enfrentas un nuevo idioma y un lenguaje corporal que te son ajenos. Esta es la etapa que te marca, y que siempre te va doler recordar. De esta etapa de mi vida te comparto un pequeño fragmento, de una carta que alguien, que me quiso mucho escribió para mí, y que ejemplifica de alguna manera, lo doloroso de esa etapa de mi vida.


“te escribo esta carta para que sepas lo mucho que te quiero, también quiero que sepas que la luna… mi luna, me la regalaste ¿te acuerdas? El cielo, el sol… siguen siendo los mismos en todas partes, así que los seguiremos compartiendo. Si, ya sé que es un lugar común, cursi y hasta estupido. Pero no encontré mejor manera de ironizar lo mucho que te extraño”

Después viene la etapa de la resignación y la nostalgia, la etapa de disfrazar con polvo el olvido (aunque nunca olvidas), donde las calles, el idioma, la comida, la gente poco a poco se van haciendo tuyas, aunque nunca tuyas del todo, ni tu de ellas tampoco. Aquí, la nostalgia te obliga a regresar a lo que fue tu ombligo, solo para descubrir que todos se han ido ya, y que las calles ya no son tus calles, que lucen mas chicas. Que ahora son calles de otros, otros que tampoco te reconocen, por que ya no tienes su lenguaje corporal.

En la etapa final, lo que pierdes de arraigo lo ganas de libertad. Aunque por cuestiones prácticas terminas viajado con un nuevo pasaporte, “origen es destino” diría Monsivais y cuando alguien en algún lugar te pregunta: ¿de donde eres? Sale desde esa caja donde guardas el corazón tus colores… colores que por demás solo vivirán allí. En el punto final de mi vida, me gustaría que me incinerarán, a mi solo me gustaría volver hacer aire y agua lo mas pronto posible.

Besos desde el exilio

Hugo Benitez dijo...

opps ya me pase eso fue un post sorry:D

mariano skan dijo...

Aunque no lo creas soy fiel seguidor tuyo, siempre abro el melange, lo leo, lo dejo, lo decanto, lo vuelvo abrir, comento. Soy bastante inseguro para comentar, a veces prefiero el silencio.
te lee entonces

Potter dijo...

Mari
Creo que si, en el fondo, todos absolutamente todos tenemos algo de exiliados... unos del amor, de las pasiones o de los dolores propios del corazón....

CatrinA dijo...

buenoo!! yo nací n tampico a los 5 años nos fuimos a Coatza, despues regresé a tampico x 7 años y va d nuevo a coatza a d ahí a Abilene, tx, x 4 años, Alamaogordo,NM-el paso, tx x 3 años y ahora d regreso ami tierrita linda,Mexico...no importa batallar, aqui se vive mejor!!

Ana dijo...

Hola Marichuy... lei tu entrada en EyL, regreso aqui para comentar algo que tu mencionas... que hay exhilios obligados o elegidos
es mas cruel cuando es obligado... y nunca lo deseaste
menciona el Dr. Gurma, que cuando es de la gente que te rodea... a la que quieres (vecinos, parientes, amigos... amores)
upss!
y aunque quieras regresar no se puede
un abrazo
=D
la foto de "desde la lejanía" esta preciosa

marichuy dijo...

Querida A

Saber que no puedes volver porque.

"allá ya no me quedaba nada; ni familia, ni deseos, ni ilusiones; apenas unos cuantos recuerdos que me llevaré conmigo" (eso dice mi personaje según mis alucinaciones), debe ser tan triste; el desazón total.

Besos que se resiten a ser errantes, no siempre con éxito.

marichuy dijo...

Ay mi querido Huguito

Ante un comentario así de hondo y sentido, me quedo sin palabras. Nada de lo que yo diga puede ser digno.

Quizá solo suscribiría eso que siempre le escuché decir a mi Abue -no creo que lo haya acuñado Monsi:

"Origen es destino"

Yo también quiero que me incineren.

Besos y un fuerte abrazo, desde mi propio exilio, ese que vivo aún sin ser una transterrada.

marichuy dijo...

Potter de mi corazón (de pollo)

Se te ha extrañado... harto, harto.

De esos exilios que mencionas, me ha tocado vivir más de uno.

Besos y abrazos

marichuy dijo...

Mariano

Gracias por leerme y por estar aquí.

No te preocupes, yo muchas veces no sé que decir; la diferencia contigo, es que en lugar de guardar prudente silencio... voy y abro mi boquita virtual.

Saludos

marichuy dijo...

Catrina

Sí que has deambulado.

Mira, veo que ya has tomado una decisión; deseo que sea para bien.

Saludos y gracias por tu visita

marichuy dijo...

Ana

Así es, el exilio obligado, el destierro impuesto, debe ser muy doloroso.

Lo que menciona Doctor Gurma, respecto de los vecinos que te cierran las puertas, yo no lo veo propiamente como exilio; más bien lo pienso como un actitud segregacionista.

A mi también me gustó mucho esa foto y sentí que le iba bien al texto.

Muchas gracias por pasar a "Escribidores y Literaturos"

Un abrazo

Xaj dijo...

Muy interesante lo tuyo Mari, como siempre. No es la primera vez que jugàs con Todorov, me dan ganas de leerlo. Me recomendàs algun libro del muchacho?

Abrazo!

marichuy dijo...

Xaj

Gracias por tu apreciación, mi estimado rockero; sos muy amable.

Un abrazo

PS En tu blog, ya te dejé alguna sugerencia sobre libros de Tzvetan Todorov.

malbicho dijo...

ya leí tu entrada allá, me admira cómo te arriesgas a imaginar las palabras de personajes así, como lo que haces con las cartas imposibles, es un ejercicio muy interesante

marichuy dijo...

Malbi

Ya vi tu comentario allá; gracias

Y como decía mi adorado personaje:

"Qué es la vida sin pasión"

Saludos

Justo dijo...

Apenas he vivido unos meses fuera de mi país, y no he llegado a conocer en verdad lo que es el desarraigo. Pero sí he sentido punzadas, presentimientos, de lo que se siente, de esa ambivalencia de amor y odio a la tierra de acogida, de cómo cambia la percepción de tu patria en la distancia.

Siempre he sentido solidaridad con expatriados e inmigrantes, pero ahora más si cabe.

Sugerente e íntima como siempre tu entrada y tu colaboración literaria.

chilangoleon dijo...

yo=tambien=me=siento=exhiliado=de=mi=
planeta=lo=que=no=se=es=porque=vine=a=
caer=en=un=pais=como=el=que=me=vio=nacer

tnf25 dijo...

Yo amo mi vida de exilios, de pequeño cada año cambiaba de lugar de residencia de la mano de mis padres, por México, por E.U., por Europa…. y de cada exilio guardo bellos recuerdos. Hoy día vivo en la ciudad mas grande del mundo y dentro de ella me he mudado ya una decena de veces, me gusta el exilio, será tal vez porque como las tortugas, llevo mi casa a donde quiera que vaya…..

marichuy dijo...

Justo

Creo que lo más triste es sentir desarraigo sin ser un transterrado. Comentaba arriba, que en la Universidad conviví con muchos chicos hijos del exilio sudamericano, y en ellos el desarraigo era por partida doble: desarraigo de la patria de sus padres y desarraigo de esta patria mexicana que no acababan de sentir suya

Gracias por tu generoso comentario
Un abrazo

marichuy dijo...

Chilly

Ni modo, ya estaba en tu sino, mi estimado punk romántico démodé

marichuy dijo...

Toño

Yo también soy un poco así: me gusta desplazarme y emigrar. Lo triste es cuanto eres un expatriado o desterrado contra tu voluntad.

Mad Scientist dijo...

Heyyy, shhhhhh, shhhhhh. Disculpa, me podrías decir la hora, la temperatura en Marte y de paso, vamos beber un cafecito!!

marichuy dijo...

Mi querido Científico

Cómo me preguntas a mí algo taaan complicado, como la temperatura de marte? Es burla o pretendes exhibirme en toda mi ignorancia, eh?

La hora si te la puedo decir, según el reloj de mi compu, son las 20:44 hrs. del viernes 31 de julio del año 2009

Lola dijo...

Wow... me gusta, me llega...






Beso

chilangoleon dijo...

charros=tan=tarde=siguen=
comentando?

Abraxas dijo...

¿Patético verdad? Jajaja

Deberíamos estar de antro en el desmadre y no comentando blogs... ¡Chale!

chilangoleon dijo...

si=patetico=por=eso=prospera=la=
blogosfera=ta=llena=de=ñoños=y=
nerds=(aparte=de=los=peleles)=jaja!

Stanley Kowalski dijo...

Qué tema tan fuerte y tan álgido! No creo que haya algo más difícil que soportar que el desarraigo, se ocasione por cualquier motivo y en cualquier ámbito. Personalmente, sería mi fin. Excelente tu texto.

BESOTES Y MUCHAS GRACIAS POR EL COMENTARIO, HERMOSA!!!

marichuy dijo...

Lola

Un beso llegador pies, jeje

Gracias por pasar

marichuy dijo...

Chilly

Habemos algunos desvelados mi querido punk dormilón

marichuy dijo...

Abraxas

Qué ganas vamos a dar de estar en un antro... si luego ponen (en El Rincón del Aullido) de música ambiental a... Andrea Bocelli cantando "Somos novios". Así ni ganas, tú; mejor leer o bloguear.

marichuy dijo...

Chilly

Gracias por la parte de noñez y patetismo que me toca. No esperaba menos de ti, sniff

marichuy dijo...

Stanley

Y para algunas personas, es un tema mucho más sensible.

Besos para vos

Coro dijo...

Marichuy:

Muchas veces me siento más exiliada aquí en mi tierra que en todos mis años en el extranjero...

Un besote.

alejandro aparicio morales dijo...

amigaaaaaaaa
saludos
espero estes muy bien
te deseo lo mejor de lo mejor
que tengas un bonito dìa
yo aqui me quedo en tu blog leyendo lo que me he perdido
saludos

besos.

W dijo...

Ay mi Marichuy....

Me tardé en venir... lo sé.... he andado en la loca.....

Yo soy MUY arraigada.... a mi gente... a mi país... no sé si pudiera vivir exiliada.... lo más probable es que moriría de tristeza....

Hey.... qué pero le pones a mi antro?.... jajajaja.... y que no te engañe el Diablo.... en lo fresa, él me dice "quítate que ahí te voy".... jajajajaja

marichuy dijo...

Coro

Eso pasa más a menudo de lo que uno creería: sentirse como exiliado en su propio país.

Un beso

marichuy dijo...

Alejandro

Un abrazo

marichuy dijo...

Workahólika

Eso me sospechaba: que tu estás especialmente arraigada a todo; no sólo a tu Patria.

En cuanto a tu Antro, hasta tú debes reconocer mi querida Workahólika, que de lo más fresa: Andrea Bocelli de fondo musical y Tequila "Tesoro Don Felipe" como bebida de la casa... agrr, nomás de escuchar el nombrecito cualquiera se desanima (con excepción de los azules).

Besos

chilangoleon dijo...

jeje=no=es=ofensa=marichuy=yo=soy=
desvelado=de=diario=pero=siendo=
viernes=para=los=antreros=es=
"patetico"=y=seamos=sinceros=a=
veces=ser=tan="digital"=es=fresa=je

marichuy dijo...

Está bien Chilly: ser un Cyberfreak es muy fresa, jajá

Besos irapuatenses

milyunamascaras dijo...

Yo soy una autoexiliada de mi lugar natal al que voy ocasionalmente con mucho gusto pero me agobia, me asfixia si me quedo mucho tiempo.

En el lugar donde resido tengo cantidad de cajas con cosas empacadas por "si me tengo que ir". Lo más visible que tengo son las maletas.
Salgo todo el tiempo con una cantidad de cosas que parece que me voy a mudar. No importa si voy al super o salgo 15 minutos a la tiendita, yo salgo con una enorme bolsa a la que le llamo "monedero". Ojalá que estuviera lleno de monedas. Valdría la pena cargarlo.
No puedo echar raíces de manera permanente ..no sé por qué.
Tengo una amiga y compañera que dice que en cuanto llega a un hotel ya está colocando repisas. Yo no. Llego a un hotel y casi ni desempaco.
Sin embargo cada vez que llego a un lugar diferente lo disfruto y trato de vivirlo a través de su comida, su gente, sus costumbres. Me adapto fácilmente.
Quisiera poder decir antes del viaje final que viajo, como Machado, "ligera de equipaje"

Mafalda dijo...

...

Hola hola...

De metiche fui.
Estoy de acuerdo en que puedes dar más.
¿Qué esperas mi intensa escribidora? Jejeje...
Aquí en este espacio, puedes explicar lo que te dio la idea de lo escrito por aquellos rumbos; allá, deja que la idea fluya así como el desarrollo de tu imaginación.
Toma en cuenta los puntos de vista.
El que escribe NO debe de explicar el "por qué" al que lo lee, no se vale.
Es un consejillo que te da la Mafa con todo su cariño.

O_=

Saludetes de domingo.

Mafalda

marichuy dijo...

Milyunmascaras

Me recuerdas a mí, aunque yo si desempaco pues me da una flojera tremenda ver tantas cajas llenas de cosas. Pero en mi bolso de mano (que más parece maletín de fin de semana) cargo de todo... por lo que se ofrezca.

Yo no podría regresar a vivir a mi pueblo; me parece algo impensable, como lejano está mi pequeño pueblo perdido en la sierra.

Me temo que yo nunca podría decir como Machado... que viajo ligera de equipaje; nada más lejano a mi situación real.

Saludos

marichuy dijo...

Mafis

Esa es una mala manía que no me puedo quitar y que va conmigo en todos los aspectos de mi vida: dar explicaciones. Y sin Freud de por medio, creo que su raíz está en mi infancia cuando siempre tenía que explicar el por qué hacía cosas que normalmente no hacían los demás niños.

En cuanto a qué puedo dar más... mmm no sé... tengo mis dudas; a veces siento mi cabeza como "seca", jeje.

En fin, te agradezco mucho tu tiempo. Un abrazo

Strika dijo...

Querida:

Yo siempre me he sentido exiliada en mi propio país, pero cuando viví en el extranjero extrañé mucho Mëxico. A veces sospecho que soy una desadaptada social. :-S

Un beso

marichuy dijo...

Querida Strika

Creo que todos nos pasa un poco eso que mencionas: sentirnos exiliados en nuestro propio país. No pienso que deba a que seamos desadaptados sociales... bueno eso quiero creer, jeje.

Un beso

e. r. dijo...

hola,marichuy
ahora paso a visitarte en el otro blog. es hermosa la cita de todorov. saludos

marichuy dijo...

Saludos Ever¡!

chilangoleon dijo...

fuiste=a=guanajuatizarte?=jeje

marichuy dijo...

Chilly

Noooo jajá... gracias al cielo, creo que eso ya no será posible. Lo dije por las fresas iarapuatenses.

Kyuuketsuki dijo...

A veces, y solo a veces... me he sentido desplazado. Y lejano. Pero la mayor parte del tiempo, solo mi mente permanece un poco lejana. El resto del mundo es mi lugar.

marichuy dijo...

Kyuuketsuki

Es bueno saber que no todos nos hemos sentido... como exiliados en nuestro propio entorno.

Aurore Dupin dijo...

Querida:

Esto me trae a la memoria el texto de un escritor mexiquense publicado en Castálida (que desafortunadamente ya no poseo), en un recorrido del exilio para Antonio Machado... sus recuerdos de las ciudades españolas en que vivió, cómo sentía "ajeno" su lecho de muerte -comparado con la calidez de aquéllos en donde amó, sufrió... vivió-. Lo conmovedor del relato es la forma de apropiarse de un espacio, de un lugar, de un tiempo, a través de las personas amadas; sin lugar a dudas, todos somos exiliados de algún modo... hasta que algo o alguien nos hace sentir en casa.

Besos de retorno.

marichuy dijo...

Querida Aurore

Es una pena que ya no lo tengas; pero resulta entrañable la forma en la que lo recuerdas.

Y sí, todos somos exiliados de una u otra manera...

Besos de feliz bienvenida... a esta especie de "casita"

Fernando dijo...

Creo que, en todo caso, las gentes más desgraciadas son las exialiadas de sí mismas, que las hay y en mayor cantidad de lo que se supone.
Me gusta estar de nuevo mélangé ;)
Un abrazo.

marichuy dijo...

Fernando

Muy cierto, el peor exilio es el exilio de uno mismo, el exilio interior.

Un gusto su regreso, Señor Escritor
Un abrazo