escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

marzo 12, 2009

amapolas...

Resignada a llevar su viudez con una dignidad rayana en el estoicismo, la doña se dedicaba a atender su pequeño almacén de abarrotes desde el amanecer hasta el anochecer y con lo que éste le daba a ganar, hacía malabares para pagar la educación de sus hijas en un colegio de la capital… donde estaban a buen resguardo bajo la supervisión de la monjas de la orden carmelita. Para la viuda, su vida social se reducía a ir a misa los domingos y al mercado los sábados, alguna esporádica visita a sus suegros o comadre y no mucho más; a su vida la definía el tedio. ¿Y qué hacer para entretener ese tedio? Pues llenarlo con tejidos, bordados, rezos y flores. Desde que enviudó no había hecho otra cosa y además, las flores se le daban bien; el patio de su casa estaba poblado con árboles de guayaba, limoneros y flores como geranios, hortensias y dos matas de amapola, su flor favorita con ese vistoso tono rojizo, el llamado color “coral”. Y mientras ella cuidaba con devoción de las amapolas, éstas parecían corresponderle, creciendo preciosas, abundantes y resistentes a las ocasionales inclemencias climatológicas. Sus flores predilectas para adornar el altar de San Judas Tadeo, el Santo Patrono de los casos difíciles y desesperados. No es que tuviera alguna dificultad suprema para ameritar la intervención de San Juditas, como cariñosamente le llamaba; simplemente que ese santo le “caía bien” por humilde, tan alejado de esa devoción oficial y exagerada de que es objeto la Virgen de Guadalupe [“La Emperatriz de América "; vaya presunción pensaba ella, un santo y más una virgen, debieran ser ante todo... ejemplo de humildad]. Por eso ella se llevaba bien con San Judas, a quien más que rezarle... le platicaba sus cosas, mientras el santo del manto verde se limitaba a escucharla bajo la piadosa mirada de sus ojos de canica, sin emitir juicio alguno, ni intentar interrumpirla, contradecirla o acallar su pláticas... aguantando silencioso y estoico como el Santo que era -ningún macho de la provincia mexicana habría aguantado semejantes monólogos. Y en pago por esa atención conmiserativa, al pequeño altar de San Judas nunca le faltan flores frescas, casi siempre amapolas.

Flores tan bellas, como fuertes y nobles. Cómo se iba a imaginar la viuda que por causa de sus amapolas, iría a dar con sus huesos al cuartel militar... a un tris de ser condenada y encarcelada, quizá de por vida, tratada como una "gomera más". En ese tiempo, finales de los años 60's del siglo pasado, los militares destacamentados en los poblados de la Sierra Madre del Sur dividían sus afanes, entre perseguir y matar guerrilleros y quemar plantíos de amapola, llevándose presos a los campesinos -a quienes se les llamaba gomeros-, quienes por un mísero salario las cuidaban de sol a sombra, mientras los verdaderos dueños y negociantes permanecían intocables en algún poblado del norteño estado de Sinaloa o incluso en alguna ciudad fronteriza estadounidense. Amapola, cultivo prohibido pues la resina que genera forma una "goma" que una vez procesada, se transformaba en la heroína tan apreciada en ese entonces por los gringos; claro que se necesitaba juntar la resina extraída a unas cien plantas para obtener apenas un kilo de "goma". Y por supuesto que una cosa era fumigar o quemar los grandes plantíos ilegales, cuyo producto tenía como destino los laboratorios clandestinos en la frontera mexicano-estadounidense, así como encarcelar a los campesinos y cuidadores de las siembras. Y otra muy distinta, llevarse abruptamente a una solitaria viuda de cuarenta y pocos años, por tener dos plantas de amapola en el jardín de su casa; amenazándola además, con encerrarla de por vida si no delataba a sus cómplices [si a nivel nacional la justicia opera con ceguera, en el campo mexicano, las injusticias y arbitrariedades sobrepasan cualquier miseria imaginada]. Y por primea vez en sus 44 años, la viuda sintió verdadero miedo; un miedo atroz al imaginarse acabando sus días ahí encerrada, sin recibir ayuda de nadie. Y es que en casos como el suyo, sin juicio ni procedimiento legal alguno, podrían inculparla de lo que quisieran y hacerla firmar, bajo amenaza de tortura, cualquier declaración. Las cosas que pasaron por su mente, bien aceitada con los dramas de Humillados y ofendidos y La madre, la hicieron temblar... fueron las 48 horas más largas de su vida. Hasta que sucedió una de esas casualidades como sacadas de la literatura: un comando guerrillero atacó un destacamento militar, con lo cual los soldados asentados en la región enfrentaban serias dificultades y precisaban unir fuerzas para perseguir y castigar a los guerrilleros. Así que no estaban como para perder el tiempo con una vieja loca que no tenía ningún antecedente y cuyo mayor extravío era afirmar que platicaba con un Santo con manto verde y ojos de canica, jurando además por ese mismo Santo, que solo cultivaba las amapolas por la belleza de sus flores y que éstas tenían como destino, no un laboratorio clandestino, sino el altar del Santo Patrono de los casos desesperados. Después de mucho discutirlo y tras recibir una orden directa del Secretario de la Defensa, para que se dejaran de babosadas y se pusieran en camino a lo alto de la Sierra en pos de los guerrilleros, a los milicianos no les quedó más remedio que soltar a la viuda.

Y así fue como después de sufrir algunos contratiempos más, la viuda finalmente se encontró de regreso en su casa y apenas hubo entrado, lo primero que hizo fu dirigirse al patio a ver cómo estaban sus amapolas.

---¿Las vas a arrancar verdad? le preguntó su comadre que andaba husmeando por ahí desde antes que se la llevaran los soldados.

¿Cómo crees? Con lo bonitas que están y además, son mis flores favoritas... y las que le gustan a San Judas...





69 comentarios:

Ojaral dijo...

Bien por no claudicar. Los soldados habrán pensado que la viuda cultivaba las amapolas para consumo personal, con tanto diálogo sobrenatural como tenía, no?
Saludos!

Lorena dijo...

chin, pues yo si las arrancaria, jajaja... sorry... precioso relato, me encantó, muy bien desarrollado y con el final deseado...afortunadamente, sucedió un milagro, como bien dices... supongo que ya se acabaron los tiempos donde se hacía chivo espiatorio a cualquiera, o no????
oopss mejor no le sigo investigando.
Un abrazo

Lorena dijo...

Por cierto que buen repertorio musical tienes...es lo que estoy escuchando en la oficina...
saludos again!

marichuy dijo...

Ojaral

En un descuido, le hubiera ido peor si en lugar de amapolas tuviese su plantita de mariguana, la que dicen al ser mezclada con alcohol resulta muy útil para aliviar los dolores reumáticos. Pero nada de análisis, que los soldaditos mexicanos no se caracterizan por ello; fue el azar el que jugó un papel determinante en esta historia.

Saludos

marichuy dijo...

Lore

Y no las arrancó, querida; las dos plantas de amapola permanecieron en su patio, hasta que unos años más tarde la viuda se mudó a vivir a la Ciudad de México y ni modo de traérselas acá...

Gracias por tu comentario, te mando un abrazo

PS qué bueno que te gusta la musiquita

lastresyuncuarto dijo...

Hermoso relato, supongo que es real, que tu Abuela te lo contó y lo has hecho un hermoso cuento.

Que pena que esta mujer, como muchas otras tengan que abandonar su hogar, y dejar sus Amapolas.

Gracias por el regalo, es una esperanza para las Jacintas de México, ¿Habrá alguien que llegue y las saque de las cárceles donde están, por tener amapolas, su plantita de marihuana o secuestrar 6 AFIS ella solita?

No hemos cambiado, ni en los 60's ni ahora en este 2009, ni viudas ni indígenas están seguras en este país.

Gracias de nuevo por un final feliz en el relato. Lo demás es otra historia ¿Verdad Mari?

Saludos

Dilbertina

Alhazen dijo...

Yo recuerdo que cuando era niño (hace muchos, muchos años), mis papás acostumbraban sacarnos de día de campo a muchos lugares mas o menos cercanos a la ciudad, y recuerdo vívidamente como se veían las amapolas (generalmente blancas) creciendo libremente al orilla de la carretera... La edad de la inocencia. Tuve también una novia a mis veintitantos, que era bastante versada en esos asuntos de las "adormideras" y aseguraba que las semillitas negras rayadas que aparecen en el arroz a veces, eran semillas de amapola. Yo no se si es cierto esto, pero hoy sería yo feliz de poder sacarle unas buenas fotos a alguna amapola... Y como dice la canción:

Amapola, amapola,
compo puedes tu vivir tan sola.

tnf25 dijo...

wow! bueno la historia es por demas increible, no por eso creo que no sea cierta aclaro...y bueno tambien de la amapola se hace un maravilloso perfume..ah! y aquella cancion de ...besame, amapola besame y no tengas piedad....

Luis Alvaz dijo...

Muy buen relato Marichuy. Retrata esas abigüedades de nuestro México, esa riqueza cultural condimentada con un poco de fanatismo religioso, pero sobre todo, la absurda forma en que el gobierno ha luchado contra el narcotráfico, la guerra sucia, el descaro de las autoridades militares para con los derechos humanos, etc.

La lectura habla por sí sola.

Por eso le decimos sí a la despenalización de la marihuana... y también de la amapola, jaja.

Saludos

PD. Por cierto, se cuenta que antes las flores que adornaban el zócalo de Puebla eran amapolas... pero qué barbaridad!!

Alletta dijo...

Vagamente recuerdo que mi abuela materna decía que sus flores favoritas los alcatraces y las amapolas.

A mi las amapolas siempre me han parecido fascinantes, quizá tenga mucho que ver su belleza prohibida...

A dijo...

Siempre vivas, y no solo en tierra sino en memoria.

Que bello, Querida Marichuy!

Besos adormilados
A.

Exenio dijo...

¿No te parece mal que lea y no comente, verdad?

mafalda dijo...

...

¡Ah no!

A esa la apresan o no le creo a tu relato.
Andaba bien visionuda mirando santos y milagritos, ¡eso la delató!...¿o no? jejejeje.

En México lo absurdo es la neta.

Un saludo mi Marichuy.

Mafalda

marichuy dijo...

Uy Dilbertina

Si yo ten contara, las cosas que mi abuela me platicó... y si esta historia es real, muy real. Una vez me dijo: “¿verdad que una macetita con amapolas se vería muy bonita, aquí en la sala?" Pero luego recapacitó : "pero no m’hija, aquí no se darían igual de bonitas, encerradas y sin estar en tierra firme”

Saludos y gracias

marichuy dijo...

Alhazen

Me creerás que yo nunca vi amapolas acá en las cercanías del Valle de México?. Las que cercen en la sierra guerrerense son mayoritariamente rojizas.

De esa canción, solo hay disponible para subir al blog, una versión con Andrea Bocelli que no me gusta mucho que digamos; bueno, la verdad es que la canción en si no me enloquece, je

Saludos

marichuy dijo...

Tnf25

Y por increíble que le parezca a usted, Señor Abogado, es sacada de la vida real... nomás para contradicier al gran Oscar Wilde, quien decía que la ficción supera a la realdiad.

Saludos

marichuy dijo...

Luis

Y de estas historias deben existir cientos. Hace como un año leí en Milenio un reportaje hecho en la clandestinidad y sin dar nombre ni ubicación exactas, donde el reportero daba cuenta las condiciones de vida de tres jornaleros agrícolas, empobrecidos y sin tierra propia que cultivar, quienes sobreviven cuidando los plantíos de amapola en las cercanías del Filo Mayor en Guerrero. Por supuesto que su historia era todo, menos romántica.

Uy, qué lástima ya conocimos la capital poblana sin amapolas adornándola.

Un saludo

marichuy dijo...

Alletta

¿Tu abuela colombiana o tu abuela mexicana?

A mí solo me gustan las amapolas rojizas (por alguna asociación mortuoria, las flores blancas nunca me han gustado)

marichuy dijo...

Querida A

Siempre vivas las amapolas y los recuerdos. Y también, siemprevivas unas flores llamadas así y que no tengo el gusto de conocer.

Besos memoriosos

marichuy dijo...

Exenio

Nadie te obliga a hacer lo que no te apetezca, mi estimado abogado.

marichuy dijo...

Mafalda

Si la hubieran encerrado por años en alguna de las inmundas cárceles guerrences, dejaría de ser un ejemplo del surrealismo mexicano. Repito, fue el azar, vestido de guerrilleros asaltando cuarteles militares supuestamente bien pertrechados, lo que determinó la suerte de la viuda. Guerrilleros y no San Judas.

Saludos

bate dijo...

simplemente que ese santo le “caía bien” por humilde....me parece un hallazgo genial,cargado de teología.
Un abrazo.

marichuy dijo...

Bate

Cargado de teologìa y de fanatismo, aunque nedio disfrazado; el surrealismo mexicano en plena expresión.

Abrazo para t

Marcelo dijo...

Yo le hubiera preguntado lo mismo que la comadre. Tienes una perlita aquí, esto es una maravilla. Más que una perlita, una amapola. Pero ten cuidado con ella!
Un beso

marichuy dijo...

Marcelo

Supongo que era una pregunta lógica, pero hay algunas mujeres tercas...

Gracias, regaremos la amapola cada tercer día,

Un beso

Jolie dijo...

vaya paradoja, las amapolas a veces lucen lindas a veces si acaso un santo podria conformarse te apuesto con una sencilla margarita.

marichuy dijo...

Jolie

Yo creo a los santos ni les va ni les viene la flores que les ofrenden, pero ya ves esta viuda, que decía platicar con San Judas, je.

Un beso

Alletta dijo...

la colombiana, a la mexicana creo que nunca le interesaron las flores, no es ese tipo de personas es mucho más práctica (y canija)

marichuy dijo...

Alletta

Ups, yo a veces quisiera ser pragmática, pero creo que no podría.

Pregunta obligada ¿y tu a quién de las dos te pareces?

Strika dijo...

Querida Marichuy:

Menos mal que soltaron a la pobre viuda, porque siendo mexicana no tenía un presidente galo con complejo de Superman que viniera a salvarla.

Un beso,
Strika

P.D. Me ha encantado el relato

marichuy dijo...

Strika!!

Querida, que gusto tenerte por acá!! Gracias por tu comentario sobre este relato... surrealista como nuestro país.

Ya que tocas el tema del Sarko, fíjate que aunque toda la prensa se le ha ido a la yugular, yo quisiera que nuestros gobernantes defendieran así a nuestros connacionales y no solo a los inmigrantes en USA, sino a todos los que tienen problemas en Sudamérica, Asia o Europa; pero qué va!

Y volviendo a esta historia de las amapolas, a la viuda le ayudaron, sin querer ni saber, los guerrilleros.

Besos felices por tu regreso; eso significa que ya vas saliendo de tu trabajal

jota pe dijo...

-- que delicia marichuy, san judas tadeo es mi santo favorito y las rosas blancas mis flores favoritas, mmm... el unico milagrito que pediria es que se acaben los soldados y las drogas

Koalbiter dijo...

Que buen relato, como a el destino le gusta jugar con la gente, en este caso favorablemente como muy pocas veces sucede, y mas en el caso del gobierno y la milicia, generalmente mas despota con la gente mas debil y pobre; pero, a la viuda le pareció interesante jugar con el, me parece un excelente giro. Muy grata lectura.

Saludos,
Hugo

Fernando dijo...

Por cosas con menos importancia arriesgamos a veces nuestras vidas.
Una para ti.
Besos.

marichuy dijo...

Jota-pe

San Judas le roba adeptos a la Guadalupana ¿no?

Eso que dices si que sería un milagro...

marichuy dijo...

Koalbiter

Gracias. Creo que es como comentaba Mafalda aquí: en México el absurdo es lo que rifa. O como digo yo, en este país, a diario homenajeamos a André Breton.

Un saludo

marichuy dijo...

Fernando

Gracias por la amapola; está preciosa.

Y sí, a veces arriesgamos todo... a cambio de nada.

Ana Valenzuela dijo...

Marichuy,

Que risa, que divertido relato.
Corro a mis clases y me llevo la sonrisa... besos

MauVenom dijo...

Pues, le funcionó, no?

Finalmente fue San Judas el que la salvó me imagino. Un caso desesperado en medio de la nada y todo salió bien.

Lealtad de los tres, tu viuda, su San Judas y las amapolas.

Besos.

Muy bonito relato. Muy dulce.

Xaj dijo...

Quizás es verdad eso que dicen los apócrifos, que Judas era el apostol más cercano a Jesús.

Abraxito Mari. Muy grande.

Abraxas dijo...

Es pertinente una pequeña precisión teológica al comentario anterior... San Judas Tadeo no es el mismo que Judas Iscariote (el malote de la película de Jebús... digo Jesús)

Kix dijo...

:-) Me gustó mucho!!

¿Viste que Evo Morales llegó con una hoja de coca a la ONU? Viene como que muy Ad Hoc...

Gracias por la imagen que me enviaste de los flamantes secretarios sabroseándose a la Bruni mi Marichuy... priceless.

Un abrazo!

marichuy dijo...

Ana

Querida, lo importante es que te provocó agrado; aunque la historia, que es real, dista mucho de ser divertida.

Un beso

marichuy dijo...

Mau

Pues yo no sé qué pensar; me inclino más por el azar; ese caprichoso que en un santiamén provoca cada vuelta de tuerca...

Un beso y gracias

marichuy dijo...

Xaj

Vaya usted a saber; eso de los Evangelios Apócrifos es un tema tan polémico, como interesante. Solo que el Judas de esta historia no es ese -el traidor- que se llamaba Judas Iscariote

Abrazo para vos

marichuy dijo...

Diablito

Yo sé, yo sé; lo que pasa es que no resulta tan dificil confundirse con los nombres apostólicos.

Pero... y tu comentario era sobre el relato de mi post, o sobre los comentarios de mis visitantes, je?

marichuy dijo...

Gracias mi Kix

Y si supe que Evo llegó con su hojita de coca. Lo que no entiendo es cómo lo dejaron pasar en la aduana gringa, con los paranoicos que son.

Nada que agradecer por la foto
Abrazos

Alletta dijo...

creo que soy una rara mezcla de ambas, físicamente soy muy parecida a mi abuela materna (pero varios tonos más tostada) y tengo cierto gusto romanticoide por las flores y en general por las cosas estéticas e "inútiles", no soy nada práctica como mi abuela paterna, no tengo ni la mitad de su fuerza, su coraje y su dinamismo... pero creo que heredé y aumente su lado canijo xD

así que me parezco más a mi abuela materna pero sin lo racista y clasista y sumándole la canijez de la paterna xD

Abraxas dijo...

Sobre los comentarios Marichuy... habrá que rezarle una novenita a "San Juditas" para que ilumine a tus comentadores (digo, como es el patrono de los casos difíciles y desesperados)... tu post está muy bien definido teológica y narcóticamente...

W dijo...

Conozco muy bien a San Judas Tadeo.... en casa de mis padres hay varias figuras de él....

Y sí.... es el patrono de las causas difíciles...

Yo no estoy tan segura de que el "santito" funcione muy bien que digamos.... :)

En fin.... por lo menos a la viuda de tu relato sí...

Besitos...

marichuy dijo...

Alletta

Algo así somo casi todos: un poco la combinación de características diversas y hasta opuestas.

marichuy dijo...

Abraxas

Jaja, ahora si estuviste SU-BLI-ME. Tanto, que solo porque no tengo amapolas... que de tenerlas, te mandaba un ramo.

marichuy dijo...

Querida Workahólika

Yo sigo pensando que no fue San Judas, sino el azar... será que yo tampoco creo en milagros.

Besitos

jota pe dijo...

-- marichuy, te voy a decir la veldad (como dicen los potolos) yo era marxista lenonista pensamiento jose alfredo jimenez, la lupe y todos los santos me venian valiendo gorro pero ya creci y ahora creo que son mas valiosas mis raices (no las del pelo, ahora bastante canosas) y entre ellas estan la guadalupana y todo lo que se llame mexicano, mmm no se porque lo aclaro, mejor tu explicame!

marichuy dijo...

Jota pe

Cuando estaba en la facultad, todos los maestros eran marxistas leninistas, démodé, pero bien guadalupanos. Más allá de mis personales descreencias, entiendo perfecto que para muchos mexicanos la Guadalupana, más que un símbolo religioso, sea el mayor símbolo de la mexicaneidad. Cada quien su muy respetables creencias.

Champy dijo...

Ay COMADRITA......que suerte la de tu viudita....claro, eran los históricos 60's.
Seguramente ahora al instante de subirla ya le estuvieran asestando al menos unas 60 bofetadas en cada lado, a empujones y magullazos la trepaban a la julia o como la llamen allá en aquella parte de la sierra...
Segurito que la entambaban, pero literalmente! La metían en un tambo de 200 litros en agua helada 5 minutos, la sacaban y en chinga la metían a otro de agua casi hirviendo... así hasta que se desmayara. Ya desmayada hacian fila india los jijos de la chingada de los sardos y la violaban.... algunos, no todos, solo los que preferían cero resistencia, porque los hay peores, esos que gozan con el dolor ajeno y se esperarían hasta que estuviera bien conciente, que es cuando escogerían y pelearían su ración.
Si sobrevivía a las violaciones tumultarias el coronelillo en jefe la revisaría para ver si servía de algo el despojo dejado, si consideraba que era mejor darle cran, sencillamente la hubieran desaparecido en algún peñazco o basurero... a que muriera en el hocico de algún perro rabioso....

Si algún osado y valenton piasano hiciera alarde de patriotismo y denunciara tamañao atraco, lo mas probable es que el admirado y respetado Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Mexicanas lo aclararía todo al instante, en eso siempre han sido expertos.

2046 guerrerenses besos.

Sibyla dijo...

Hola Guapa!

Lo que puede llegar a acarrear, simplemente el cultivo de unas inocentes florecillas...

Bien, por continuar disfrutando de esas bellas amapolas.

Me encantó el post anterior, yo también me pregunto qué beneficios hay de celebrar el día de la mujer trabajadora?...

Besitos amiga:)

Doctor Gurma dijo...

Champy comenta incidentes de este mismo país que probablemente pudieron pasar de desarollarse la historia en la actualidads y no en los idílicos sesentas. No obstante pienso que la historia puede ser válida para nuestros días si en vez de guerrilleros de los de aquellos, algunos EPR's o narcos del cártel contrario se hubieran atravesado en la mitad del argumento. Igual, sería muy cercano a este absurdo y atribuible a 'milagros' (en los que no creo) de San Juditas "el bueno", "el de las causas perdidas" pero sabríamos que se trata de la realidad mexicana que está far far beyond Breton y todo el surrealismo junto. Estoy encantado con el relato y con el orden universal que dicta que haya guerrilleros, soldados, viuditas fanáticas, hermosas flores prohibidas, cuentos memorables y comentaristas de lo más anecdóticos (y hasta yo de colado) en el mismo post.

marichuy dijo...

Champy

Querido, no te olvides que vivimos en el pais que inventó -con perdón de André Breton- el surrealismo. En este reino nuestro del absurdo, cualquier cosa puede suceder. Hasta que un "capi di tutti capi" se escape de una prisión de máxima seguridad, a plena luz del día y sin ningún problema; para luego seguir "trabajando" y ver recompensados sus arduos esfuerzos... con una fortuna reconocida oficialmente en el Forbes, donde se deja claramente establecido el origen de sus billetes. Después de eso mi rey, la historia de mi viuda... es coser y cantar.

Besos surrealistas

marichuy dijo...

Sibyla

En este querido país, el absurdo es el pan nuestro de cada día, a tal grado... que los sucesos "normales" ya nos resultan extraños y esporádicos.

Gracias por tus comentarios

Un beso

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Tal cual, le hemos enmendado la plana al Maestro Breton, aqui sus teorías nos resultan apenas... un juego de infantes.

Y para muestra dos botoncitos: El Chapito en fuga públicamente reconocido por el Forbes -origen, nada dudoso de sus millones, incluído- y el high tech vivero descubierto ayer en Tecate BC: la mariguna más bella y verde que se ha visto... creciendo maravillosamente ahi, casi en las barbas de los gringos.

Un saludo y muchas gracias por pasar

Luis Luna dijo...

Hola Marichuy.

Tu relato esta muy fluido y colorido.

Me gusta.

Te mando muchos saludos y espero que pases un buen fin largo de semana.

Saludos.

marichuy dijo...

Luis

Gracias por las flores y los colores

Feliz largo fin de semana

Lola dijo...

Chiiin! Me he hecho adicta... al blog, no creas que a la amapola.

Y bueno, es un relato fuera de tiempo, es obvio que esas cosas siguen pasando. Pero a mí se me hace que la Doña se chutaba las hojas de amapola en té y por eso creía que hablaba con San Juditas, a quien he decido ponerle un altar ahora que sé que es patrono de las desesperanzas.

Un saludo grande!

marichuy dijo...

Lola

Uy que amable, gracias!¡

Igual y si se echaba sus tecitos. Según leí en una enciclopedia de herbolaria, los pétalos ya secos, se utilizan para preparar una infusión muy recomendable... para calmar los dolores y los nervios.

Un saludo y muchas gracias por tu visita

A dijo...

Queridisima Marichuy; Siemprevivas, no florean, son hojas verdes, suculentas (es decir, con mucho cntenido de agua)y crecen en todas partes, son fuertes y resistentes a climas dificiles.

En casa de la familia de mi mama siempe hay siempevivs, cuenta la leyenda que mi abuela saco la chamarra de mezclilla de donjulio (no el tequila, su marido) )si LA cjhamarra de mzclilla, era muy moderno para su epoca)

Dicha chamarra habia estado un año colgada por que el dejo de usarla -no se por que- dentro de la bolsa delantera habia una hoja de siempreviva,mi abuela la clavo en la tierra y crecio.

esaplanta sigue en la que fue sui casa, mama tiene hijas de esa planta, yo tengo en casa tambien, hijas de esa planta (hijas de la de abuela, y tambien hijs de las de mama) igual que mi auela, corte solo una hoja y la clave e tierra, y claro que crecieron y siguen creciendo

Puedes no ponerles agua por semanas, puede no arles el sol, puede darles el frio, ellas siguen igual

Cuando tienen espacio suficiente sn arbustos muy bellos, frondosos de forma redonda.

Me encantan, es una de mis plantas favorits, quiza por que me identifico con ellas.

Aveces en ello disimulo mi hedonismo, puedo como san francisco decir:
necesito pocas cosas, y lo poco que necesito, lo necesito poco.

Ya lo he vivido y aqui sigo, claro que aunque pueda no tener muchas cosas, prefiero que si.

besos largos
A.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Wooooooo. en mi trabajo de campo la gente me ha comentado que era un planta común en los cultivos, aprecida por su belleza. Y sobre lo absurdo de las autoridades uf ni se diga...

marichuy dijo...

Querida A

Gracias por compartirme esta bella historia

Besos agradecidos y nostálgicos

marichuy dijo...

Cuentos bajo pedido

Las amapolas son tan bellas, como absurdas las autoridades policíacas y militares de este país