escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

junio 10, 2008

Ya llovió desde aquel tiempo hasta hoy

Normalmente no me gusta andar en la calle cuando llueve. Será porque [aunque suene a cliché] a mi la lluvia me provoca un estado de ánimo mezcla de romanticismo y melancolía… y no es que me moleste. Todo lo contrario, me gusta. Más el estado de melancolía, que la lluvia en si misma –una tromba como la acaecida el viernes pasado en el sur de la Ciudad, me pareció todo, menos propiciatoria del romanticismo o la melancolía.
Y dicen por ahí que las lluvias torrenciales arrasan con casi todo, pero hay algo que ni la tormenta más larga e intensa consigue llevarse: los recuerdos. Al menos en lo que a mi respecta, lejos de alejármelos, la lluvia me hace evocar momentos, imágenes, circunstancias que creía olvidados. 


Como ayer cuando el amanecer frío y lluvioso me remontó a una lejana mañana de junio, también lluvioso, en otra época y en otro lugar. De pronto, el tiempo retrocedió y me vi de nuevo en aquella ciudad, aquel mediodía cuando soplaba un viento frío que arrastraba consigo la perenne llovizna. Y en aquel tiempo, en aquel lugar, no me molestaba estarme mojando, ni sentir frío; yo caminaba sin prisas, sin molestias, casi disfrutándolo, pese al viento que volaba mi boina y a la lluvia que golpeaba suavemente mi rostro; yo proseguía mis pasos lánguidos, mientras cruzaba el puente sobre el río de aguas ennegrecidas por los residuos de la famosa cervecería situada en uno de sus costados. Caminaba y pensaba cuánto había soñado con estar ahí, poder caminar por esas calles y cruzar ese río, como para que ahora que por fin lo estaba haciendo, una llovizna y un viento me vinieran a echar a perder el momento. Eso no. Y seguí caminado, disfrutando y mojándome.
Y como es la vida, lo que son las circunstancias, pues ayer mientras recordaba aquella mañana de junio, me dolía dejar mi cama, me pesaba meterme a la regadera y tener que vestirme... tan solo porque afuera hacía frío y lloviznaba ligeramente; porque, en lugar de caminar con pasos lánguidos sobre el puente que cruza el río ennegrecido, tendría que caminar con prisa por las calles húmedas y resbalosas de la ciudad de México, para dirigirme ya no a la taberna ubicada en una pequeña callecita cercana a la Catedral, sino a mi oficina situada en la avenida más larga de México. Y ya no sé si fue la lluvia, si fue el viento o si fue el frío que me recorría por todo el cuerpo, aún estando vestida como para invierno, pero ayer añoré como nunca el viejo puente que cruza aquel río de aguas ennegrecidas.

....................

40 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

A mí la lluvia no me gusta, me enfada y me pone muy deprimido. A mí denme solecito todo el tiempo, brilloso y quemante, como en el desierto. Ahí sería yo por completo feliz.

La lluvia hace que no quiera salir de casita, y eso a mí no me gusta.

Besos desvelados,

P.D. Me dio pánico el cuarteto de babas glamourosas, entramos a Narnia y salió peor!!! Zzzz.... Jeje.

MARICHUY dijo...

Paxton

A mi no me enfada, bueno una tromba como la del viernes si me pone de no muy buen humor. Lo que si es que me deprime un poco, pero solo poco, y más es lo que me pone melancólica, y eso a veces me gusta.

Yo soy alérgica al sol, así que no podría acompañarte al desierto, jeje

¿Cómo? ¿no entraste a ver el desfile de modas y sexo citadino?
¿y ahora, quien me va dar una reseña confiable? jaja

Besos desveladísimos

Abraxas dijo...

Mi oficina también esta en la avenida mas larga de México... Chocalas.

Y me encanta la lluvia...

Waiting for Godot dijo...

Mi Marichuy, aquí me tienes MOQUEANDO, no puedo contigo cuando te me pones así, hasta yo tengo ganas de estar allí, hasta yo añoro ese puente, me has llegado al corazoncito, eso no se hace, dijiste que no tenías MUSO y vengo y leo y no solo veo que tienes a un SUPER MUSO sino que además me arrancas las lágrimas desde el alma. AY DIOS! Que bella, me vas a matar con estas letras. Besitos.

Waiting for Godot dijo...

Manu Chao es lo más melancólico que hay con sus letras, siempre. Besotes.

Champy dijo...

Ay COMADRITA.....

Que bello post.

A mi me gustan ciudades como la tuya, como le de tu río, las del desierto, las....
Disfruto todo...

Esos estados me los provoca un bello arcoiris, una tenue llovizna, un cielo aborregado, un bello y sepia atardecer.... ahora, que me recuerda cada uno de esos momentos???? Uy te platicaría mi vida, que en terminos relaes no tiene nada de extraordinaria, pero esos momentos si, al menos para mi.

Y Manu siempre será Manu....

Su vida y la mia estan ligadas de aqui al Nirvana... porque algún día lo alcanzaremos, eso me queda claro.

Besos nostálgicos.

pez dijo...

me acordé de la película aquella de Blade Runner, qué lluvia más deprimente

¿o era la de Michael Douglas en Tokio con los yakuzas? jaja

el alemán, toujours el alemán

chilangoleon dijo...

tambien=chilangoleon=un=dia=camino=con=
nieve=lento=mirando=al=cielo=nublado=en=
una=ciudad=similar=(quizas=la=misma)=
con=puente=y=rio=ennegrecido=con=arcos=
viejos=y=nuevos=con=metro=cafes=y=bares=
catedral=gargolas=y=vitrales=y=cuando=
escucho="blanche=la=nuit"(?)=del=mismo=
manu=chao=tambien=me=acuerdo=porque=
mientras=yo=caminaba=emocionado=otros=
corrian=de=los=copos=cual=si=fueran=
balas=verticales=pero=yo=que=nunca=vi=
antes=nevar=sentia=que=el=suelo=era=
cielo=y=la=nieve=nubes=como=las=de=
baudelaire

W dijo...

Zaz !!!

Y yo pensé que los punks no eran románticos !!!!

Hugo Benitez dijo...

Querida Marichuy.

Decía el ciego Borges (yo creo que por ciego miraba mejor) Sólo una cosa no hay: es el olvido.

Me encanto tu post. A mi me gusta corre bajo la lluvia y esa canción de Manu Chao me ¡fascina!

Un abrazo y gracias por el post, gracias por la canción y el ¿café?

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

siempre la llvia atizba bien y dinamita el animo, pero hasta en esos dias de lluvia y recuerdos melancolicos, las julietas como yo se desenamoran pero se siguen sintiendo mas guapa que cualquiera... incluso apuesto que ud puedo jurar que lo es aun con aguita traicionera en los ojos

chilangoleon dijo...

todos=los=punks=somos=romanticos=si=no=
no=querriamos=cambiar=a=este=mundo=que=
apesta=punks=venceran!

chilangoleon dijo...

chale=estoy=perdiendo=mi=toque=de=
escribir=-sin=preposiciones=y=en=tercera=
persona=debe=ser=la=lluvia=glu=glu

Kix dijo...

Auch, ni menciones la lluvia, mi querida, aquí en la office se ve tan oscuro que parece que finalmente nos alcanzó el apocalipsis!

Definitivamente yo sí prefiero los días con sol.

Paxton Hernandez dijo...

Yo también!

= (

MARICHUY dijo...

Abraxas

Mira otra casualidad/coincidencia: la avenida y la lluvia

Saludos

MARICHUY dijo...

Wainting

Gracias, querida; a ti te queda mucho más cerca esa ciudad, ese río de aguas ennegrecidas y el viejo puente que lo cruza.

Un beso

Ah, celebro que te guste Manu Chao

MARICHUY dijo...

Champy

Gracias; pienso que deberías hacer un post sobre esos temas.

No sabía de tu identificación con Manu Chao.

Besos melancólicos

MARICHUY dijo...

Pez

Será "Lluvia negra"; uf ese film... la secuencia que dices, es todo, menos romántica o melancólica.

MARICHUY dijo...

Chilango de Bergerac

Que poético; me encantó tu comentario (¿será porque te apellidas De Bergerac?)

He caminado también por ahí, en otoño con lluvia; en otoño sin lluvia, árboles rojizos y viento fresco. He estado en esa catedral con vitrales de rosetón -yo que casi soy medio hereje-, a la hora de misa mientras tocaba el gran órgano y me he estremecido al escuchar su sonido amplificado por las paredes de ese recinto medieval, donde el Jorobado se enamoró de Esmeralda. Amo esa ciudad; la extraño. Pero aquí hablo de otra, una neblinosa y húmeda, Dublín.

Saludos

MARICHUY dijo...

Mme. W

Mira lo que dice, que los punks son románticos y por eso quieren cambiar el mundo. Creo que, además de romántico, hay que ser un idealista, para creer en semejante utopía.

Besos

MARICHUY dijo...

Hugo

No sabía que el gran Borges había dicho eso. Y si, mi querido Hugo, el olvido es casi imposible, sobre todo cuando más deseas que llegue.

Temo que me haya quedado un tanto cursi este post, pero pues así me ponen los días nublados y lluviosos.

El café te lo mando, aunque sea virtual, junto con un fuerte abrazo y fragmento de la canción de Manu Chao.

"Si me das a elegir
Entre tú y mis ideas
Que yo sin ellas
Soy un hombre perdido

Si me das a elegir
Entre tu y la gloria
Pa'que hable la historia de mi
Por los siglos

Si me das a elegir
Entre tu y ese cielo
Donde libre es el vuelo
Para llegar a otros nidos

Si me das a elegir
Me quedo contigo"

MARICHUY dijo...

Jolie

Con o sin humedad ocular, con o sin lluvia, con o sin melancolía, con amor o desamor... ella es "mas guapa que cualquiera" [¿J. Sabina, dixit?]

Y ya lo dijo Borges, creo, "la belleza está en los ojos de quien la admira, no en quien la posee".

Besos

MARICHUY dijo...

Uy mi Kix

Pues larga que se espera la temporada de lluvias.

Besos

MARICHUY dijo...

Paxton

Ahora que sea millonaria, te voy a pagar un viaje a la Polinesia, aunque sea a Bora Bora, dicen que si el paraíso terrenal existe, es justo en esa isla.

Besos lluviosos

pez dijo...

¿cuál Esmeralda? ¿la de Disney?

Adri dijo...

Hola querida Marichuy....

A mi no me dieron a elegir.....jajaja...lease una risa amarga....

Pero no me hubiera importado con tal de haber vivido esa experiencia....

Los buenos recuerdos son los que a veces me impulsan hacía adelante...y decir, no me importa ahora parecer un ser deambulante, una automata que vive para alguien más....

malo...pero cierto.

Te mando un beso melancolico, desde mi oficina, pues esta lloviendo a mares aquì al pie del ajusco.

MARICHUY dijo...

Pez

Ya te dije que "El Jorobado de Notre Dame" es de Victor Hugo; creo que tienes razón, te persigue el alemán, toujours el alemán. jaja

MARICHUY dijo...

Adri

Querida, lástima que llueve tan duro, esa zona del Ajusco me gusta mucho, por boscosa y fría. Se antoja para tomar una copa de vino escuchando música rica, como la que oigo en este momento, Lost con Michel Bublè, uf¡¡ para cortarse las venas, jaja.

Aunque no es bueno vivir siempre de recuerdos, de vez en vez, viene bien recordar.

Besos

Marcelo dijo...

A mí me gustan los días de lluvia y caminar por allí, con paso lento, dejándome vencer dulcemente por la melancolía. Y me gustan también los relatos de puentes y tardes de lluvia, como este. Que me ha gustado mucho.

MARICHUY dijo...

Marcelo

Ya casi llega el invierno allá a tu tierra, verdad?

Días propicios para ponerse nostálgico y dejarse llevar por la melancolía.

Saludos

Ernesto dijo...

gracias por la recomendacion de persepolis. por los cortos que vi, las calificaciones en www.metacritic.com, los premios de la academia, de cannes, de toronto, de nueva york, se ve que es un excelente film. pero por favor, que alguien le diga a los respetables señores Ramirez, para paren de proyectar sus bodrios.

Marcelo dijo...

Así es Marichuy! A mí me gusta la melancolía, aunque para algunas personas esté prohibida....La Callas está espectacular, me gusta esta canción, me hace acordar a Filadelfia...
Un saludo

Ana Valenzuela dijo...

Querida

¡Rondamos los mismos temas!Pero sinceramente hay de lluvias a lluvias. Las lluvias tropicales tienen estilo García Márquez, mientras que las europeas (no conozco el hemisferios sur en su zona templada) son devastadoras, nostálgicas, como para llorar.

Unas con imagenes en grises o sepia (fuera el tropico) y otras en colores verdes y chillantes.

besos y gracias por Manu Chao

chilangoleon dijo...

marcelo=argentino=gozando=de=las=
sudestadas

ErosGod1 dijo...

sHAGOX!

yO TAMBIEN DISFRUTÉ A MANO NEGRA, SIN RIO, SIN LLUVIA O NIEVE, PERO FUE BARBARO EN ALGUN CERVANTINO. cON ALGO MAS ROMANTICO DE AQUELLAS ERAS; iNDIOS DE BARCELONA.

COMO DICEN LOS VILLAMELONES DE LA TAUROMAQUIA, SE MIRAN MEJOR DESDE LA BARRERA, ASÍ ME DESCUBRO EN ESA ETAPA EN LA QUE ES MENESTER EXPRESAR SOBRE LO BONITO DE VER LLOVER SIN MOJARSE.

SALUDOS.

MARICHUY dijo...

Ernesto

Mientras el publico mexicano siga llenando la salas para ver a los meteoros, los hombres verdes, los osos pandas, etc., a los "respetables señores Ramírez" les importará un bledo nuestra opinión, porque lo suyo, lo suyo... es el dinero.

Saludos

MARICHUY dijo...

Ana

Ahora que leo tu mención a las lluvias europeas, me acordé del libro de José Saramágo "Viaje a Portugal", donde narra un largo recorrido por su tierra, un reencuentro con sus raíces; viaje realizado en compañía de una perenne lluvia, con lo cual confiere al relato un cariz sumamente melancólico.

Besos

MARICHUY dijo...

Chilango

A mi se me antoja ir a Sudamérica justo en invierno.

MARICHUY dijo...

Axel

O sea que no te gusta mojarte bajo la lluvia... solo ver llover bien tapado.

Saludos