escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

noviembre 30, 2007

Intentando vivir sin máscaras

"El hombre invisible se fabricaba máscaras. Las tenía de todas expresiones: amor, celos, orgullo, dudas, dolor. Antes de salir a la calle las ensayaba frente al espejo. Con la máscara de poder se sentía capaz de dirigir multitudes, con la máscara de seducción pondría las mujeres a sus pies... Queriendo aparentar el mayor número de matices acumuló novecientas noventa y nueve caretas...”

Alejandro Jodorowsky El tesoro de la sombra


Que hay un Dark Side of the Moon ya lo dijeron Pink Floyd… y los astrónomos; que nosotros también tengamos nuestro lado oscuro, el cual mantenemos a resguardo de las miradas ajenas, no me causa mayor problema aceptarlo. A mi lo que me preocupa es que con la mayor naturalidad pretendamos ir por ahí portando distintas caretas, acordes a la ocasión. Creo que si algo debemos buscar, aunque nos cueste (y vaya que cuesta), es ser como realmente somos, defender nuestra identidad, esa que nos permite diferenciarnos de los demás, la única que tenemos. Si bien es cierto que nunca somos los mismos, que a cada paso estamos cambiando, mutando; tampoco creo que esto signifique estar siempre como arriba del escenario, actuando, aparentando, simulando permanentemente, como si nuestra vida fuese en verdad un eterno baile de máscaras.

Con sus más y sus menos todos nos hemos forjado una coraza, algunas más espesas que otras, algunas hasta con doble blindado, es cierto; una coraza de seguridad. Con ella buscamos resguardar nuestro corazón, esconder nuestros miedos, deseos, inseguridades, disimular nuestros sentimientos; para que no nos lastimen, para que no vean nuestra vulnerabilidad. Puede que hacia el exterior ese caparazón funcione bien, no creo que perennemente, pero igual y si. El problema es que la coraza no puede protegernos de nosotros mismos, uno pude mostrarse con los demás seguro, impenetrable, pero en el fondo sabe que se trata solo de eso, de una apariencia.

Pienso en esto porque hoy recibí una carta de alguien que hace mucho se fue de mi vida; nos alejamos; ese alguien creía -como el Hombre invisible de Jodorowsky-, que en la vida deben portarse distintas caretas en un mismo día. Su carta no es hermosa, ni romántica; no obstante, sus palabras me hicieron mucho bien.


Hubo un tiempo en que él decía que yo era demasiado sentimental (aún recuerdo su expresión de pena ajena en casa de uno de sus amigos, mientras yo lloraba con el final de “Un mundo perfecto”; ahora me acuerdo y me da risa, en aquel momento, me dolió); le era difícil aceptar que fuera, según él, demasiado expresiva, pues nada ganaba con decir siempre lo que pensaba, debía aprender a disimular. Algo raro ¿no? normalmente los hombres piden sinceridad y él quería que yo simulara, que aparentara estar encantada cuando no lo estaba; que mostrara siempre la faz adecuada en la circunstancia adecuada, como si viviésemos eternamente en un baile de máscaras.

Cuando ya todo iba hacia ninguna parte dijo que la única responsable del alejamiento era yo, pues por mi necedad me negué a escucharlo; dijo que quien debía rectificar y dar vuelta en “u” era yo. Y aunque todo se acabó, durante un tiempo casi me creí que la intransigente en esa historia había sido yo; cierto sentimiento de culpa me rondó y me llegué a reprochar por no querer reintentarlo, pensando que quizá él podría tener razón, y que yo era una inmadura. Luego ese sentimiento se quedó por ahí medio oculto, pero latente. Sin embargo, hoy al leer su misiva (sorprendente que después de tanto tiempo me haya escrito) ya no tuve ninguna duda: actué bien, conforme a mis sentimientos; no había ya nada que hacer; necedad habría sido aparentar que todo estaba bien y dar vuelta en el retorno, cuando hacía mucho que íbamos por carriles separados y en sentido contrario. Yo no podría fingir una dicha que no sentía, ni cargar sola una responsabilidad compartida. Hacerlo habría significado un sacrificio tonto, un engaño para él y para mi misma.

Hoy, su carta repite, palabras más palabras menos, aquellos reproches de ayer; es una misiva en la que descarga su resentimiento e incredulidad porque la sentimental y chillona de la historia dijo ya no más; resentimiento, porque tanto tiempo después no ha perdonado que yo no quisiera dar vuelta en reversa; resentimiento y no amor, había en esa misiva; orgullo herido y hasta sarcasmo. Pero me hizo tanto bien; a veces uno se tarda en saldar cuentas con uno mismo; hoy he saldado una; cuando algo ya no va, es absurdo pretender lo contrario, es absurdo mantenerlo prendido con alfileres pues en algún momento habrá una pequeña sacudida y todo se vendrá abajo y entonces será mucho más difícil y doloroso enfrentarlo.

Vivir sin máscaras, sin ninguna, ese será mi principal propósito de año nuevo... bueno tampoco exagero, algo de rimel en las pestañas y labial en la boca, si que habrá... y perfume también.

39 comentarios:

Ana Valenzuela dijo...

Marichuy,

Es pesadísimo ser quien no es uno, ¿no crees? Rimel, labial, perfume, todo va bien, pero ¿maquillarse el alma? Eso si que no.

Un abrazo, desvelado antes de mi seminario, cuídate y dale su tiempo al duelo para que llegue el espacio del olvido en corto tiempo.

Un abrazo ma cherie,
(hay mas hombres que vida...jajaja)

marichuy dijo...

Ana

El duelo ya lo he pasado, por contradictorio que pueda parecer, su carta de ayer me lo ha confirmado; solo necesitaba decirlo. Es curioso como a veces, el olvido llega en el momento y en la forma menos imaginados.

Hablas (hablamos) de maquillaje para el alma, la segunda imagen que parece aquí se llama precisamente así: "Las máscaras del alma”

Un abrazo para ti y suerte en el Seminario (oye si que eres desvelada en serio eh?)

PS No lo vas a creer, pero me levanté con la idea de suprimir este post, lo sentí demasiado personal para andarlo exhibiendo aquí -en vez de escribir sobre cosas trascendentales como la más reciente y cuestionada resolución de la SCJN-; al ver tu comentario... idea desechada.

Champy dijo...

Pelo acrilico cuero y tacòn....
maquillaje hasta en el corazòn....

Funciona, y funciona de manera muy divertida.... pero cansa.

A mi me encanta mi pelona, mi piel limpia, sin cremas ni nada, mi olor a agua jabonosa (eso si, me compro jabones de aroimas deliciosos, coco y mango son mis favoritos)......

Mi pelona llama la atenciòn y lo se, es un focote, y todos la admiran a donde quiera que entro.....pero nadie se anima a acariciarla.

marichuy dijo...

Pelo acrilico cuero y tacòn....
maquillaje hasta en el corazòn....?

Necesito verte así, con el pelo color naranja... si no es mucho pedir.

Yo con trabajos me pongo máscara de pestañas y labial, ya maquillarme el corazón estaría más que difícil.

Besitos sin máscara

Paxton Hernandez dijo...

Marichuy,

yo ansío el día que podamos vivir en un mundo sin máscaras, sin simulaciones. Lo contrario del 1984 de Orwell donde el "bienpensar" les indicaba a las personas que constantemente debían poner máscaras ¡hasta en sus pensamientos!

Aunque, vale decirlo, hay máscaras saludables. Las que ponemos para que recuerdos traumáticos y desgarrados no nos hieran.

Un beso, esperando que todo vaya bien, amiga.

The Phoenix dijo...

Tienes razón. Hay que perforar esas imágenes (eso son las máscaras) que nos hacemos o nos hace la cultura dominante, y tratar de bajar y recobrar esas evidencias originarias que nos hacer ser quien somos.

Ahora que, siempre, estamos con una máscara. En ese sentido, me parece que usar máscaras no está del todo mal, más bien, lo malo empieza cuando se cree esa máscara y entonces hace todo lo posible por parecerse a ella.

Sí, yo por lo menos, luego de mucho batallar conmigo mismo, me he aceptado como soy, etc. Quizá sea el primer paso para vivir: aceptarse.

Un saludo. Te debía muchas visitas, jijiji.

Sergio.

marichuy dijo...

Paxton

Como te habrás percatado amigo, yo nunca he sido muy adepta al "bienpensar orwelliano"; aunque coraza si me he fabricado, funciona... pero no eternamente.

Un beso para ti y gracias

marichuy dijo...

Sergio

Si haces honor a tu alias, resurgirás cada determinado tiempo desde las cenizas de tus máscaras de ocasión... hasta que ya no necesites usar ninguna.

Saludos

ManuelKawamaS dijo...

uy! ya extrañaba venir a leerte! pero ya estoy de regreso :)

abrazos!

Ana Valenzuela dijo...

Querida Marichuy,

Nunca tengo confianza en quienes intentan resguardarse en mascaras y corazas, ese tipo de relaciones las excluyo, pasan como invisibles, soy muy selectiva y prefiero las relaciones auténticas, asi que mi amiga, gracias por tu sinceridad.

Despues de un seminario exitoso segun mis invitados y segun yo divertido (mi razon de ser es divertirme), te mando un abrazo después de una tarde y comida rica hecha en casa.

marichuy dijo...

Ana

Querida, agradezco tus palabras y coincido contigo, es difícil confiar en alguien que vive escondido tras una careta.

Me da gusto que haya sido exitoso el Seminario, felicidades por la parte que te toca; por cierto, hoy a la hora de la comida estuvimos hablando de tequilas, y saliste a la plática (es decir yo te traje a la platica, presumí a mi amiga investigadora y especialista en agaves; je,je,je)

Te mando un abrazo

marichuy dijo...

Manuel

¿Que tal el fin de cursos? Supongo que bien ¿no?

Abrazos y felices vacaciones

Luis Ricardo dijo...

Mi máscara más importante de este año será la de Místico. He dicho.

marichuy dijo...

Luis Ricardo

Mira que sorpresa, te hubiera creído todo, menos adepto al misticismo.

Saludos

Eratóstenes Horamarcada dijo...

¿Cómo sería vivir sin una máscara? ¿Somos lo que creemos ser? Cuando quisiéramos ser de otro modo, ¿no es porque ya comenzamos a serlo? "Lo profundo es lo que se manifiesta", dice Fina García Marruz.

"... sólo procura/ que tu máscara sea verdadera".

marichuy dijo...

Erat

Muy cierto, quizá no somos lo que creemos ser, sino lo opuesto. A saber.

Excelente cita

Angeek dijo...

De pronto la vida da vuelta en u y te enfrenta a la decisión tomada en el pasado, para hacerte ver lo bien que has hecho...
Es muy bueno para la salud ser una misma y cuando hay que ponerse una careta porque no quede de otra lo mejor es saberla quitar a tiempo.
Y hablando de salud, espero ya estés mejor.

Hugo Benitez dijo...

Hola Marychuy, hoy, después de ver como te despojabas, de un poco más de ropa que de costumbre, me hubiera gustado, haber brincado tu ventana y darte un fuerte abrazo.

Te cuento, desde hace mucho tiempo he querido posar para Spencer Tunick, desgraciadamente, me entere muy tarde de la sesión en el zócalo. Y solo quedaron los celos, al ver como otros, se quitaban la ropa y corrían por esa plancha, que algunos sentimos como el corazón del país. Lo del zócalo, fue una oportunidad perdida como mexicano, pero la de quitarme la ropa, al lado de mucha gente, sigue siendo una meta personal a realizarse el próximo año. Siempre he pensando que la ropa, sea cual sea, te vistas como te vistas, es una mera mascara. De la cual solo tenemos la opción de elegir entre las muchas que ofrecen en el mercado, la deportiva. La formal, la informal etc. etc. Hasta el perfume es una mascara, y en este mundo de mascaras, resulta ser hasta pornográfico, el despojarnos de algunas de ellas. El mostrarnos tal cual somos, resulta ser una belleza impúdica a la que no estamos acostumbrados. Para algunos tanta transparencia ciega.

En algún lugar lo leí: Tenemos tres personalidades (mascaras) la que pensamos tener, la que otros, piensan que tenemos y la que tenemos.

PS aunque fue una idea desechada. Me siento como aquel día, que siendo un niño, parado de espaldas a la jaula de un mono de circo, este jalo de mis cabellos con su mano izquierda y con la derecha arrebato mi paleta, cuando volteé, este se burlaba de mí disfrutando mi paleta. Sobre la resolución de la SCJN

marichuy dijo...

Angeek

Así es, al menos así lo veo yo, hace falta dejar que las cosas se enfríen, tomen su verdadera dimensión, para valorar lo que se ha hecho bien o mal.

Ah y de salud también ya estoy bien, gracias

marichuy dijo...

Hugo

Muy certera observación, efectivamente con este escrito me sentí, creo que por primera vez de manera consciente, desnuda; por ello, esa mañana me levanté con la idea de borrar el post, pero ya había comentado Ana y habría sido una falta de respeto hacerlo.

Es posible que me equivoque, pero siento que hay dos tipos de máscaras: las que tú mencionas (esas tres que probablemente todos tenemos) y las otras, las que hablan de simulaciones e hipocresías y que desgraciadamente son tan comunes, que ya ni las percibimos. Luego estarían los blindajes, que aparentemente no se notan y con los cuales pretendemos resguardarnos del daño exterior; pero que también nos impiden el acercamiento y la verdadera comunicación con los demás; estos son otra forma de simular, de aparentar una entereza que distamos mucho de tener.

Yo debo ser (aunque lo niegue) medio mojigata, no me animé a anotarme para la foto de Tunick; no obstante, al otro día cuando vi las imágenes en la prensa, me parecieron una maravillosa expresión de libertad y rebeldía; me arrepentí mucho de no haberme inscrito.

La resolución de la SCJN como que fue la crónica de una rehabilitación política anunciada ¿no? Al Mario Marín, después de que la servil TV mexicana lo hizo trizas con las grabaciones publicadas por “La Jornada”, de pronto, hará unos 6 meses, empezaron a llevarlo a todos los programas de “opinión y análisis” (sic) haciendo casi su apología, alabando sus “logros” como gobernante, hablando de su “brillante” trayectoria política, etc. Ya desde ahí, algo podrido se olía en Dinamarca; y bueno, la SCJN solo oficializó esa rehabilitación. En mi humilde opinión el principal problema de México no es la corrupción (sería el 2°!) es la IMPUNIDAD y sus consecuencias son desastrosas.

Lástima que no había posibilidad de brincar la ventana.

PS Disculpas por el largo choro

MagnoliaNegra dijo...

Marichuy:

Y dónde están los comentarios de cine francés??? A cada post que escribes dejas la impresión de querer mostrarte más auténtica y real, casi palpable.

Cuando las máscaras son utilizadas y elegidas a conciencia , no veo la contradicción, pero las hipocresías, esas no las quiero y detesto.

La mascaras, si bien nos encunbren, tambien no dan la posibilidad de experiementar realidades , que de no ser por ellas, jamas hariamos.

Creo estando conciente de nuestro comportamiento, reconociendo nustras actitudes y formas de actuar, las mascaras seguiran siendo una buena aliada. Lo lamentable es cuando entre mascaras , ocultamos emociones y sentimientos, eso no los tranzo y los pregono a las cuatro viento.

Para mi no hay caretas para sentir.

Un abrazotote.

Lily

PD: Hasta desenmascare a Magnolia Negra , para que todo no haya sido mero discurso.

marichuy dijo...

Querida, Magnolia/Lily

La más reciente película que he visto en el cine fue una mexicana, “Luz silenciosa”; extraordinaria, pero no me siento muy apta para hablar sobre ella; ceo que todavía estoy cegada por la deslumbrante propuesta fílmica de Carlos Reygadas (menos fantasioso y mágico que Guillermo del Toro en el “Laberinto del Fauno”, pero igualmente de una profunda sensibilidad, aunque mucho más intimista y silenciosa... como su nombre); en resumen, es una película que necesito ver otra vez para asimilarla mejor.

Si, ya me he destapado de más; tendré que volver a “cubrirme” un poco. Hoy en la noche voy a ver un film, e igual escribo algo al respecto y así, dejar un poco de lado este tono tan personal que he adoptado en estos días (aún no lo sé; no creas que planeo lo que voy a ecribir, lo hago como me llega de pronto la idea).

Las caretas de hipocresía nunca, nunca. Lo que me parecería interesente sería fantasear, de vez en cuando, con un antifaz temporal (como si estuviéramos en un carnaval), creo que podría resultar un juego divertido y hasta seductor, por ratos y utilizada conscientemente, como bien dices.

Un abrazo

edsonlopez2000 dijo...

Hola marichuy!

Bueno, pues corriendo el riesgo (cuando no )de la descalificacion, tendria que decir que estoy un tanto en desacuerdo, respecto al tema de las mascaras.

Se me hace muy corta la vida y muy escasa, (una sola) para vivirla con la misma jeta (lease mascara) todo el tiempo.

Yo si que tengo un aguerrido inventario de ellas, soy un espiritu camaleonico y me jacto de serlo y adapatarme a tantas circunstancias, como mascaras tengo.

Claro afortunadamente (o desfortunadamente tal vez) debajo de ellas siempre estoy yo, el mismo de casi siempre, 50% ermitaño y 50% Social, 50% Tonto y 50% Mas tonto.

Aunque mis mascaras no son para engañar, quizas un poco para encajar y cargo siempre un par de ellas para lo que se pueda ofrecer.

En las conferencias de la Feria del Libro (de la que antes te comente) tuve que cargar con la pesada mascara de la Intelectualidad (si es que esa palabra existe), y despues en los descansos me ponia mi mascara de comediante en ciernes y convivia con chavos 5 años menores que yo que procuran reirse de todo.

Hasta tuve chance de usar un poco mi polvorienta mascara de conquistador, que entre parentesis ya esta muy gastadita y no tuvo buenos resultados, pero fue divertido constatar si todavia me quedaba.

En fin si que soy uno y otro y otro, y es que soy tan ordinario que me aburrira de ser siempre el mismo guey.

Y reitero esta vida es tan corta y tan unica; limita todas o al menos muchas de nuestras posibilidades, de cualquier manera solo uso ciertas mascaras, la mascara de Nazi no me la pondria jamas, la mascara de Politico dificilmente, la mascara de la Injusticia no me gusta como se ve, la mascara del odio, se me cae (aparentemente es demasiado floja ya).

Aunque si cargo mascaras casi todas son del mismo color, del mismo tamaño y todas si te fijas bien dejan ver al mismo individuo, objeto, sujeto y a veces predicado.

Punto y aparte.

De tu visita a Opcion Natural muchas gracias por tu curiosidad el sitio no esta terminado, como casi nada lo esta nunca.

Fuiste la visitante numero uno y la unica, ojala regreses pero ojala y encuentres algo que te gusta.

Con mi mascara de Felicidad, esa que me pongo para hacer esta ridicula existencia un poco mas amena, te envio besos.

Debajo de esa mascara encontraras mas besos y muchos abrazos.

Edson.

marichuy dijo...

Edson

Un placer leer tus comentarios. No creas que estoy en desacuerdo con tu punto de vista, a lo que yo me refiero a no ir por la vida pretendiendo ser quien no se es, aparentando apertura, tolerancia, o lo que sea; si uno es totalmente opuesto; hablo de no ir por ahí, falseando nuestra esencia para quedar bien; a ese tipo de máscaras me refiero.

Oye y que ¿a poco la máscara de conquistador no obtuvo resultados con las “irreales edecanes”? Querido, seguro no te aplicaste lo suficiente.

De Opción Natural, me gustó el formato del sitio y claro que voy a regresar; la cocina como te dije ahí, es algo que me apasiona. Cocino poco, pero me gusta; los libros de cocina me encantan y hasta tengo una minúscula colección, aunque no soy muy ordenada al seguir una receta, yo siempre le pongo de mi cosecha; creo que los libros me gustan porque disfruto ver las recetas exóticas, realizadas con ingredientes difícilmente encontrables; suelo imaginar las culturas, las historias y tradiciones que hay tras de esos platillos.

Recibe besos sin máscaras

edsonlopez2000 dijo...

Hola 2

Pues si las edecanes resultaron tan irreales como inalcanzables...

Quizas una mascara de multimillonario hubiera ayudado un poco mas...

Pero esas mascaras salen mas-caras.

Ni hablar...

Edson.

edsonlopez2000 dijo...

Hola 3 con correccion sintactica

Pues si las edecanes resultaron tan inalcanzables como irreales ...

Quizas una mascara de multimillonario hubiera ayudado un poco mas...

Pero esas mascaras salen mas-caras.

Ni hablar...

Edson.

Recibe ... porque no?, besos enmascarados.

marichuy dijo...

Edson

¿Así o más descreído del romanticismo? “la mascara de multimillonario hubiera ayudado un poco más”.

Es posible que tengas razón, pero bueno hay que dejar un espacio para los sueños, por irreales e inalcanzables que parezcan.

Besos soñadores sin enmascarar

edsonlopez2000 dijo...

Hola 3.1

Bueno ten en cuenta que eran edecanes.

Y que conste que ellas decidieron espero por voluntad propia convertirse en ornatos.

Buenos ornatos por cierto, pero al final ornatos, no es mi opinion generalizada de la belleza de la mujer pero ellas comenzaron.

Y como no quiero enfrascarme en una discusion de genero contigo, (porque me harias pedazos), de una vez me retracto y de una vez te pido disculpas...

Besos sin mascara, ni poses de Edecan.

Edson.

marichuy dijo...

Edson

Disculpas innecesarias, pero aceptadas; entiendo que tu expresión “ornatos, buenos, pero ornatos al fin” fue realizada al calor del despecho, je,je.

Besos para tí

edsonlopez2000 dijo...

Hola 1.4

De despecho nada, todo menos despecho.

Pero antes de que aflore mi mascara de arrabalero mercachiflas y me explaye dando demasiados detalles de la anatomia de las feminas...

...mejor cambio de tema y te traje un regalo

http://edsonlopez2000.blogspot.com/2007/12/para-marichuy.html

Si soportas ver un poco a Felipin.

Insisto, de todos modos de despecho nada. Creo que era lo que mas habia (ni modo, ya lo dije).

Besos reiterativos e insistentes.

Edson.

marichuy dijo...

Edson

Que lindo, acabo de ver la dedicatoria en tu blog, pero será hasta en la noche, en mi casa,cuando podré ver el video; aquí tengo bloqueado el acceso.

Te reitero mi gratitud.

Un besote.

Waiting for Godot dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO, pero a mucha gente le cuesta, ser ellos mismos y no ponerse mascaras. Me ha encantado este post. Besotes.

Maika dijo...

¡¡Qué triste sería vivir con máscaras!!.
Yo odio cualquier tipo de máscara, cualquier que se disfraze con falsedades e hipocresías.
A mí también me han aconsejado que debo de dejar tan sincera.
Y algunos que no saben que decir, me llaman falsa. El peor insulto que me pueden dar, y el que menos me gusta, porque nada más lejos de la realidad.
Gracias por abrir tu corazón y ayudarme a pensar que quizás yo también esté aferrándome a un amor que ya hace tiempo que debí olvidar.;)
¡¡Besazos linda!!

marichuy dijo...

Waiting

A mucha gente querida, creo que a la gran mayoría le (nos) cuesta andar sin máscara.

Un gusto tenerte por acá, te mando un beso.

marichuy dijo...

Maika

Suena a cliché, pero no siempre resulta fácil ser uno mismo; ocurre que a veces nos dejamos presionar, influir, por terceros y acabamos cubriendo nuestro verdadero yo, con tal de no tener problemas o de ser aceptados por todo mundo.

Gracias a ti; un abrazote

edsonlopez2000 dijo...

Hola marichuy!

Pues aqui sigo leyendo esto de las mascaras, y me atrevi a postear este comentario entre parentesis, me parece y ojala este equivocado que el que todos (o muchos) coincidan asi de facil contigo es el resultado involuntario quiza inconciente de la mascara que en este momento portan.

Sin señalar a nadie en particular me parece hasta extraño que todos declaren casi su aberracion por las mascaras, digo a menos que te hayas topado con un grupo escaso de personas dotados de una sinceridad inigualable, no me la creo.

Entiendo, y creo tu postura, tus argumentos son validos, este comentario lo hago con el unicio afan de hacer notar algo que me resulta curioso al respecto de nuestras propias mascaras y el uso que les damos.

Por otra parte ironica ademas yo abiertamente reconoci el uso de las mascaras, quedando asi expuesto a los juicios y criticas, o sea que sin querer me quite mi mascara.

No soy el juez de tus otros lectores y no pretendo serlo, este comentario no intenta polemizar, criticar u ofender a nadie, es solo para resaltar el hecho que yo creo, y subrayo yo creo, que todos usamos las mascaras.

Un saludo afectuoso a todos enmascarados y no enmascarados.

Un beso mas para ti, marichuy.

Edson.

marichuy dijo...

Edson

Cero que no todos coinciden, hay quienes aceptan llevar una máscara. Cero que la coincidencia gira en torno a la máscara de la hipocresía y la falsedad, esa es la que, creo, mayoritariamente rechazamos.

Ahora bien, aquí uno de mis visitantes dijo algo muy interesante sobre las mascaras, entendidas personalidades:
“Todos tenemos tres personalidades (máscaras): la que pensamos tener, la que otros, piensan que tenemos y la que tenemos”

Quizá por ahi vaya la cosa. Y tú, no te preocupes, hay que ejercer nuestro derecho a disentir.

Besos hasta Guanatos

edsonlopez2000 dijo...

Hola de nuevo!

Ya...

me habre saltado esa parte, pero si que estoy de acuerdo con esa afirmacion.

Y como quedamos, hasta en las mascaras existen categorias.

Algunas mas nocivas que otras.

Punto y aparte.

Te comento que tuve la oportunidad de saludar al buen Marcelo Ebrard, en una conferencia con tintes de precampaña que vino a celebrar aca a la FIL en GDL.

Ya habia yo declarado mis intenciones despues del pasado 2 de Julio de jamas perder minutos u horas de mi domingo para ir a votar...por nadie.

Pero Marcelo me ha hecho dudar un poco de esa automarginacion, reconsiderare mi postura y si acaso voto desde hoy te digo que sera por el.

No vote por AMLO, ni FECAL, ni MADRAZO, por que me parecian triplicados del mismo guey, pero este parece mas cuerdo y diferente.

Espero no equivocarme otra vez, porque lamentablemente si vote por FOX, no hagas cuentas de mi edad.

Tengo apenas 23, siempre 23.

Edson.

marichuy dijo...

Edson,

Hasta hoy vi tu comentario, tengo problemas con el notificador del blog

Marcelo es más pragmático, pero hasta ahora ha mostrado más coherencia y decencia que los otros (del PRD). Pero la tiene difícil, yo trabajo en un lugar donde el jefe es hijo de uno de los fundadores del Yunque, así como lo ves, y las cosas sucias y golpes bajos que estas personas le están dando a Marcelo -desde aquí- están gruesos. El PAN y la derecha están tratando de desacreditar grueso su gestión, todo con al finalidad de obtener la gubernatura del DF en 2012, sea con desafuero o con lo que sea, a eso van.

Un beso