escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

diciembre 04, 2007

Entre fogones y cazuelas

La cocina, la comida, siempre me han parecido apasionantes… como el cine. La cocina me inspira calidez, tal vez por eso hoy encuentro resguardo y calor para mi reciente desnudez entre los fogones y las cazuelas... aunque sean solo de película. Cocinar es mezclar ingredientes, aromas, tradiciones y emociones; un mundo en el que los sentidos se exacerban, se entremezclan; la cocina es creatividad, pasión, sensualidad y seducción. Pienso que la mano, la imaginación, la inspiración y la sensibilidad de un cocinero pueden ser más importantes que la propia formación académica. No digo que no haga falta aprender, pero si que el tener conocimiento óptimos no necesariamente implica ser buen cocinero.

Y cuando el cine, la cocina y el amor se mezclan, es resultado es aún más apasionante. Largo es el amorío entre cocina y cine (aunque no tanto como el existente entre comida y erotismo); no voy a refirme a la historia cinematográfica-culinaria, entre otras razones porque seguro dejaría de lado varios ejemplos valiosos [si alguien le interesa, Alonso Ruvalcaba autor e la columna ANTROBIÓTICA de La Jornada, tiene un atractivo punto de vista sobre el cine comestible en « cinécdoque]. Solo diré brevemente que no todas las películas en donde la comida es esencial, o uno de sus ejes fundamentales, invitan a comer. Dos ejemplos clásicos: la orgía suicida de comida y sexo La gran comilona (1973), de Marco Ferreri (no ha de ser casual que sea una coproducción de dos países famosos por su cocina… y por los excesos de todo tipo a que eran adeptos sus ancestros monarcas, Francia e Italia); la otra Delicatessen (1991), de Marc Caro y Jean Pierre Jeunet (10 años antes de Amélie), tan bizarra y por momentos grotesca, como original y fantasiosa; film en donde la connotación erótica del te voy a comer” se extiende hacia su significado más… literal.



Yo quiero hablar un poco del emblemático triángulo cine-cocina-amor, y para ello elegí el film alemán AKA. Drei Sterne / Bella Martha (2001)/Deliciosa Marta/, que según recuerdo nunca se exhibió comercialmente en México [me la encontré casualmente en un Sanborn’s, junto con esa dura joyita Festen, a precio de ganga, las dos por $90.00]. Deliciosa Marta no es una obra maestra, pero no pretende serlo; es una película sencilla y ligera, cero pretenciosa y quizá ahí encuentre una de sus mayores virtudes, pues resulta disfrutable, para verse sin prisas, ni remilgos. La premisa es atractiva y creo que está bien llevada –aunque no exenta de un desarrollo previsible-: enfrentar dos formas de concebir el arte culinario, pero sobre todo, dos maneras de entender e imaginar la vida; de un lado, el perfecto orden y rigor alemán; del otro, la ligereza y disfrute por la vida tan italiano. El lado alemán es femenino, personificado por Marta (Martina Gedeck, la misma actriz de la estupenda La vida de los otros), ella es la chef jefe del Lido un restaurante de Hamburgo; Marta es obsesiva, perfeccionista y rigurosa; elabora la receta perfecta, con las cantidades precisas, a la temperatura idónea y durante el tiempo de cocción exacto; no soporta ningún tipo de alteración ni desorden, su cocina es inmaculada; con ese mismo rigor lleva su vida personal, vive sola, no parece tener ninguna relación, ni amorosa ni de ningún tipo, no se permite exteriorizar sus emociones y no parece estar preparada para dar ni recibir amor; es medio neurótica y está en terapia (genial la secuencia con su terapeuta, donde Marta termina diagnosticando que éste es un mal cocinero, pues no siguió con exactitud la receta del postre que ella le dio).
Pero un día su planificado equilibrio (lo que ella cree así) se ve amenazado desde dos frentes: primero, en su vida personal irrumpe la muerte de su hermana -madre soltera de una niña de 8 años-, convirtiendo a Marta, que con trabajos puede consigo misma, en la improvisada madre sustituta; después, como si eso no fuera suficiente, al Lido llega un chef italiano de nombre Mario (Sergio Castellito), quien es la antítesis de Marta: simpático, despreocupado, desordenado, gozoso practicante del cocinar, no así de la etiqueta, ni del rigor y que viene a poner de cabeza el estricto orden imperante en la, hasta entonces, “cocina de Marta”. Obviamente la bocanada de aire fresco de Mario, junto con sus espaguetis y sus cánticos, acaban seduciendo a todo el staff de la cocina, a la dueña del restaurante y hasta a la sobrinita; mientras, la pobre Marta ve horrorizada como se tambalea su perfecta y sincronizada vida. Y no es que Marta no sea apasionada de la cocina, claro que lo es; ella puede estar horas ensayando, creado platillos nuevos de sabor exquisito; sin embargo, hasta cuando los cata a solas se pone rígida: se sirve en el plato correcto, se sienta derechita, toma el tenedor indicado, mastica lentamente y se califica a si misma, dura, muy duramente. En cambio Mario, es capaz de montar un picnic en el piso de la sala, asar pimientos con berenjenas -bañados en aceite de olivo y vinagre de Módena, of course- y comérselos utilizando las manos en lugar de cubiertos (para espanto de la correcta Marta), al tiempo que mastica trozos de pan acompañados de grandes sorbos de Chianti


Lo que sigue es lo previsible: el duelo por ser el chef en jefe del Lido (imaginario, porque en realidad Mario no pretende sustituir a Marta); el juego de seducción-rechazo entre los opuestos (Marta evasiva, hosca; Mario ligero, sin complicaciones, pero bien encaminado hacia la conquista); y en paralelo, el difícil acoplamiento entre Marta y su sobrinita, cuyo carácter es más arisco que el de la tía.

Aún siendo predecible, la cinta –cual plato de
Spaghetti alla puttanesca cuyo sabor ya hemos probado, pero igual disfrutamos con placer nuevamente- se deja ver con agrado; las actuaciones son buenas; el asunto se prestaba para melodramas lacrimógenos y aunque por momentos raya ligeramente el borde de la sensiblería, afortunadamente no cae de lleno en ésta; cierto que tiene un happy end, pero tampoco se solaza en un endulcoramiento excesivo. Film sin pretensiones, pero con encanto y que después de mirado invita a cocinar, a entrar en calor, a experimentar platillos y alejar prejuicios en torno al arte culinario y… el amoroso.
...............

Bella Martha (AKA. Drei Sterne). País: Alemania. 2001. Dirección: Sandra Nettelbeck. Guión: Sandra Nettelbeck. Música: David Darling; Keith Jarret; Arvo Pärt. Montaje: Mona Brauer. Producción: Kart Baumgartner, Christoph Friedel. Fotografía: Michael Bertl. Intérpretes: Martina Gedeck (Martha Klein); Sergio Castellito (Mario); Maxime Foerste (Lina); Sibylle Canonica (Frida); August Zirner (Psicoterapeuta); Ulrich Thomsen (Sam Thalberg). Duración: 105 minutos.

...........................................................................

Ah, casi lo olvidaba: Hollywood ya hizo el remake, No Reservations (2007) con Catherine Zeta Jones y Aaron Eckhart; no lo he visto.


56 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Marichuy,

Varias cosas que comentar.

Esta película es de esas eróticas de alto nivel sin desnudos ni sexo. Una sorpresa, que si bien no mereció estreno comercial en nuestro país, creo que anduvo por un festivalito de cine alemán.

Segundo, el remake ya lo vio mi pequeña hermana, salió vomitando del cine.

Tercero, Inland Empire no será la película del año pero seguro es la #2 jeje

Y cuarto, Godard (¿o era God-art?) confirmó su status como mi héroe personal al afirmar merci mas no, merci en los premiecitos europeos. Wow.

Un gusto ser el primero.

Un beso, amiga.

marichuy dijo...

Paxton

Si nos ponemos de acuerdo no coincidimos, no lo vas a creer pero vengo de tus movies ¿qué tal eh?

1.- Vieras como me encanta “Bella Marta”, adoré a esa mujer rígida pero sensible, temerosa de amar, quien encuentra en su sobrina la cuña perfecta -como diría mi abuela- para quebrantar su coraza de dureza; erotismo delicioso y sutil en la escena donde Mario le venda los ojos para que ella se deje seducir con los sabores del platillo que él le preparó. Conclusión, como también adoro la cocina, ya te imaginarás, mi afección por “Bella Marta” (del remake mejor no hablo).

2.- Todavía no lo puedo creer que para ti, ¡para ti Paxton!, no para mi, “Inlad Empire” sea considerada la numero 2 y no la uno. Me sorprendiste en serio.

3 Lo de Monsieur Godard, lo leí en un cable de AFP el domingo por la mañana y claro que me acordé de lo que habías escrito.

Un beso

Champy dijo...

Yo la quiero!!!

Donde la consiguo?

La tiene tu tío?

Es mujer es muy buena, y Sergio me cae muy bien.

Yo me identifico con él.

A ti te cae muy bien Marta verdad?

Se me antojo irme a dormir y dormir y dormir......

Anoche un prete me regalo.....La princesa y El guerrero!

Asi que ya la tengo.

Besos alemanes.

Champy dijo...

Si ya se que Marta es una lindura, no necesitas darme muchas explicaciones a ese respecto comadrita.

Platicamos al respecto.

Andy y Sofía ahí lograron millones de orgasmos esparcidos por doquier...ella me cae bien, y a él te lo dejo.

Castelito es medio perversón...y se me antoja verlos aquí.

Gulp...... con la emoción ni revise que región es.... a mi un detalle post coitus me tienta en demasía y pierdo los estribos, y más por que tu sabes cuanto la quería.

Y como en esos momentos lo mejor es huir, antes de el cucharón meta su condimento, ni me fije en la región.

Yo desde el domingo empezé a ver Diamantes para el desayuno y nomás no he podido concluirla, es que apenas pego mejilla con almohada y no se de mi.

Que rico.

marichuy dijo...

Champy

Pues no me he fijado si está en MixUp, supongo que con “tu tío” eso quisiste decir (yo la compré desde el año pasado; en México se editó con el nombre de “Las delicias de la vida”).
Marta me encanta, y lo que dice Paxton es cierto, la película está impregnada por un sutil erotismo sin necesidad de mostrar nada; esa escena de la venda es deliciosa (casi tanto como mi favorita de ese tipo, en la que Andy García toma de la cintura a la Sofía Copola y le va llevando la mano mientras la enseña a hacer ñoquis -del Padrino III-; me acuerdo y hasta me dan ganas… de que alguien me enseñe a hacer ñoquis, no vayas a pensar mal).

El personaje de Marta me gusta no solo porque atrás de su coraza, de su negativa a mostrar sentimientos, hay una mujer muy sensible y temerosa, sino porque al mismo tiempo muestra su fuerza y su pasión a la hora de cocinar.
El Mario que construye Castellito es encantador.

Besos de tu Chef… favorita, je,je
PS El ejemplar de “La princesa y el guerrero” que te obsequiaron ¿es región 4 o 1?

marichuy dijo...

Champy

Me confundes (o será porque estoy muy desvelada), el motivo de la emoción ¿fue la película o la posibilidad de lo otro?

“Breakfast at Tiffany's” es simple pero agradable; a mí Audrey Hepburn me parece adorable en “Sabrina”.

Besitos

Champy dijo...

Mmmmmmmmmmmmmmmmmmm..............

La emoción fué motivasda por el detalle, las circunstancias magnificaron la emoción.
La posibilidad de lo otro es muy remota.....sera como una pelicula hollywoodense, en las que tu sabes que no creo.
Yo y mi conciencia.
Audrey era bonita.

MagnoliaNegra dijo...

No la he visto, pero intentaré rescatarla en la e mule.

Tengo un observación que hacer respecto a películas con este tópico. La cómida siempre se relaciona con los placeres carnales, desde la tragedia griega están presentes, eso es indudable, pero creo has cometido una GRAN omisión.

EL COCINERO, EL LADRÓN , SU MUJER Y SU AMANTE, de Peter Greeneway (1989), esta junto a Delicatessen son mis top.

En especial de Greeneway que tiene unas escenas inborrables...

cariños.

marichuy dijo...

Champy,

Supongo que eso es normal, pero:

Querido déjame dramatizar un poco para que te sientas en un clásico hollywoodense: o sea que si el sábado yo hubiera conseguido la peli aquí en México y te la mando de sorpresita, never, no te habrías emocionado igual, es bueno saberlo. Fin del drama.

Más que tu y tú conciencia, me parece que son tu y tus dudas ¿no?

Champy dijo...

Ay comadre te acabo de echar un rollootote como respuesta y maldito blogger me mando a error!

Al rato me vuelvo a inspirar.

Y que bueno porque estaba medio strong!

Champy dijo...

En el chorotototote que se convirtió en error IBAN esos reclamos comadrita.

Deja remembero todo lo que te decía.

Ya.

Empecé tratando de explicar el porque de mi emoción la noche de anoche al recibir el obsequio.
Empezaba por paserame en la estrechez de mis relaciones afectivas y sólidamente entrealzadas con mis hermanas de vida.
No se como sin sonar mla explicar que a mi mis hermanas me fortalecen y me han fortalecido a lo largo de mi vida, y mis hermanas de hoy en un inicio fueron conocidas, pasaron a amigas, complices y por ellas doy ahora la vida.

Ahora bien, los encuentros como el que sostuve ayer se han convertido en simples eyaculaciones, que ayer fue una gran eyaculación, y se coronó con este detallito que tu sabes como yo he buscado, pues me temblaron las piernitas, pero mas por mi pasión cinéfila que por el futuro del encuentro carnal.

Que más...

Ah... la pelicula que recibí ayer, seguramnete la voy a conservar el resto d emi vida, pero dentro de 1 año no me voy a acordar quien me la regalo.

Lo que reciba de ti, dentro de 20 años (no quiero vivir más) al repásar mi baúl encontraré seguramente algo que envuleva la fecha el presente y nuestros afectos.

Besos nostálgicos.

marichuy dijo...

Magnolia

Touché, ma chérie. Pero en mi descargo te comento que solo mencioné dos ejemplos de películas que versan sobre la comida pero que no invitan a comer; esas dos se me vinieron a la mente porque a ambas las considero grotescas y bizarras, lo cual no quiere decir que no me gusten, todo lo contrario, me parecen fascinantes.

La de Peter Greeneway, por supuesto que la tengo en mis preferencias; no obstante, por alguna razón a “El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante”, no la siento especialmente grotesca, como si suscede con las dos mencionadas.

Un beso hasta Viña

PS Sabes? Yo temí y sin razón, recibir reclamos por no mencionar “Comer, beber, amar” (1994) de Ang Lee, que no es ni grotesca ni bizarra, pero que cuenta con muchos adeptos.

Champy dijo...

Ya me aocrdé de más del choro eliminado.

Te decia que yo siempre al evocar comida placer y cine pienso en títulos afines a mi por algun motivo, como la maravilla de mi adorado Lee, COMER AMAR Y BEBER.... en las andanzas de nuestra Tita en nuestra Como agua para chocolate, en las delicias de la simpática Ratatouille del magnifico Brat y en el banquetazo que se avientan los tatas de mi protegida Chihiro....

marichuy dijo...

Champy

Querido, gracias por las nostalgias, innecesarias explicaciones pues te advertí que estaba instalada en el melodrama hollywoodense. Sucede que la mañana del sábado me pasé un buen rato pateando las calles del sur del DF buscándola, pues pensaba en mandártela de sorpresa, pero resultó inútil.

Querencias compartidas, ya sabes que se te quiere bien y mucho.

Hartos besos

[ironías de la vida yo la compré hace un buen, no recuerdo ni donde, creo que en Videodromo; y que tal que se la presté a alguien –cuyo nombre no voy a mencionar para ahorrarme el berrinche- y zas un pretexto idiota y adiós película, esa y otra francesa que afortunadamente si pude conseguir nuevamente. Pero ya un niño que trabaja en “El sótano” me prometió tratar de conseguirme “La princesa…” en edición Región 4.]

Waiting for Godot dijo...

Yo que adoro el cine, cómo puede ser que me enamore aún más de el leyendote? Besos.

marichuy dijo...

Waiting querida

Que hermosas palabras, sé que no soy la única que siente que el cine la enamora, que no soy la única que se enamora en el cine, ni tampoco, la única que en cada nueva oportunidad renueva su amor por el cine. Pero hoy si me siento única, vaya ausencia de modestia ¿verdad? Y es que nunca hubiera imaginado que alguien se enamorara aún más del cine… leyéndome a mí.

Guau. Infinitas gracias.

Besos y abrazos

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Como siempre ocurre con las películas de las que te ocupas, Marichuy, se me antojó verla. Subrayo el carácter dual de la palabra "antojo".

Al compañero Champy le recomiendo que haga lo que yo: antes de escribir cualquier cosa en internet, le doy "copy" con el mouse. A mí también me ha jugado cada mala pasada el canijo Blogger...

marichuy dijo...

Erat

Un gusto despertar tu interés por ver la película.

En cuanto al carácter dual de tu "antojo", me parece muy bien [solo recuerda que no es bueno para la salud quedarse con antojos].

Saluditos

Champy dijo...

Si comadre, fomentas adicciones, así como aquí, fomentas estar regresando cada rato a ver que hay de nuevo.

Y a mi buen ERAT, gracias juro que lo intentaré siempre.

Me confieso torpe en estos menestres.

Maika dijo...

¡¡Hola guapa!!
Falto unos días y me encuentro con largas entradas, que no puedo dejar de leer.
¿Por qué escribes tan bien, das tan buenos consejos y además actualizas tanto?.;)
Voy a seguir leyendo y disfrutando.
Pero antes, un comentario sobre la película.
A mí me han hablado de la versión americana. No sabía que era una versión...
Y la verdad es que hay varios libros y películas que mezclan la comida con el amor y el sexo.
¡¡Y es que comer es uno más de los placeres de esta vida!!.
Si mezclas comer, con amar y tener sexo...¡¡lo más!!.
¡¡Besazos linda!!

marichuy dijo...

Maika

El binomio más apetecible: amor (en el más amplio sentido del término) y comida. Y bueno, si alguien te enseña a hacer ñoquis así como Andy García a Sofía Coppola en el "Padrino III", sería la gloria.

Pues si, "No reservations" es el remake del original "Bella Marta".

Me abrumas con tu amable apreciación,

Besos

Angeek dijo...

Suculento post. Cocinar es una de las actividades más sensuales que conozco y sobre todo es un acto de amor en su sentido más amplio.
No he visto la peli pero tu reseña me motiva a verla.
Por lo que leo, tengo mucho de Martha en cuanto a rigurosidad y obsesión al cocinar, ¿de dónde habré sacado lo alemán?.

marichuy dijo...

Angeek

Me gusta como describes el arte de cocinar (porque es un arte): sensual y amoroso. Dicen que los platillos cocinados a fuego lento son los mas sabrosos; y en cuestión de amores ¿hasta donde es cierto esto?

¿Que de donde sacaste lo alemán? Quizá por ahí, hay algún ancestro no conocido.

Ojalá encuentres la peli

Champy dijo...

Bueno COMADRE, quizá no estes de acuerdo con lo que te voy a decir, pero si de manjares cinematográficos se trata, no puedo permitir que se excluya de este post al más culto fino sofisticado leál y perturbado cocinero, así como una de las escenas más frías y desguisadas de la historia del arte culinario llevado a mi pantalla favorita.

Hannibal Lecter y sus maravillosos sesos salteados que con tanto amor le cocina a mi bella Clarice, en Hannibal de Ridley Scott.

Besitos salteados y buenos dias.

marichuy dijo...

Champy

Nada en contra de Mr. Hannibal Lecter (todo lo contrario, él me encanta), pero los sesos a la mantequilla ("esos" que él prepara) no son mi platillo preferido.

Tu disculparás, yo prefiero un "Spaghetti alla puttanesca"

Besitos

Champy dijo...

Yo esa clase de sesos no los he degustado, aún, lo confieso... en nuestro proximo encuentro le pediré que me los prepare.

Pero los que venden en las carnicerias tradicionales me encantan, no se si sean de res o de carnero o de cerdo o de humano, pero me parecen exquisitos.

edsonlopez2000 dijo...

Hola marichuy!

Pues si, muchas peliculas se asoman al mundo de la cocina, o a los cocineros, para mostrarnos aspectos apasionantes de esta singular actividad netamente humana.

Jamas vi un gorila preocupado por como se veia su plato de bananas.

Los humanos (los que si comemos) buscamos la estetica hasta en lo que comemos, lamento por otra parte que exista quien ni siquiera tenga algo que comer.

Desafortunadamente existen muchos que pocos les importaria lo exotico de un platillo, con tal que les llene el estomago.

Y como este espacio es plural y altamente social, relato una anecdota triste, muy triste, que tiene que ver un poco, pero muy poco con el cine y con la comida, esta muy poca.

En un documental o nota periodistica, una madre africana ponia una piedra en un sarten con un poco de agua al fuego, y la batia incesantemente, su niños la ven en segundo plano con el estomago vacio y le preguntan, ya casi? ella contesta, ya casi...
ellos preguntan de nuevo, ella contesta lo mismo, y asi sigue hasta que ellos se quedan dormidos...con el estomago vacio otra vez. Me destrozo el alma entonces y ahora.

A lo mejor esto no tiene mucho que ver con el post, pero siempre que leo un post comento lo que me recuerda o inspira aunque rara vez tenga que ver con el post mismo.

Lamento haber recordado ese hecho, lamento mas compartirlo, pero lo que mas lamento es el hecho en si mismo.

Edson.

Besos.

marichuy dijo...

Edson

Si, es terrible lo que comentas del documental; lo más triste es que quizá no haya que irse hasta el África para ver esas situaciones, aquí cerca, en la sierra de Guerrero, de Puebla, de Oaxaca o de Chipas, es muy probable que encontremos más de un ejemplo similar.

Besos

edsonlopez2000 dijo...

Lamentablemente asi es....

...............................

Me gusta mucho postear aca, porque simpre respondes y lo haces rapido.

Esto es casi, casi ya un chat, sin monitos.

Saludos.

marichuy dijo...

Edson

¿Cómo que sin monitos? ¿Y las imágenes que acompañan a nuestro username que son?

Besos míos y de mi monita, aqui humildemente pintada por Toulouse-Lautrec

Champy dijo...

Gulp.....

Que cruel e injusta es la vida....

Afortunadamente siempre hay alguien que nos jala las patas y aterrizamos.

marichuy dijo...

Gulp...

David Moreno dijo...

Ah el remake...no es TAN malo, especialmente por que Aaron Eckchart es realmente buen actor...

Saludos, la conseguiré...

Ana Valenzuela dijo...

Querida Marichuy,

Se me olvidaba decirte que no te he visto esas peliculas que nombras arriba y menos aun "Ratatouille", enonces fin de semana de placeres.

Comer, beber: placer.
Entre mas cocino menos engordo.

Viernes augura diversión: una ruta de baile... on va danser!

besitos ma cherie

MARICHUY dijo...

David

No deja de ser lamentable que la creatividad ande escasa, los remakes cada día son más recurrentes.

“Bella Martha” (la peli original), la encuentras en la tienda de Slim (MixUP) y a la renta en Block B.

Saludos

MARICHUY dijo...

Ma chérie Ana

Me encanta que disfrutes tanto de todas las delicias de la vida.

Que el baile esté rico y placentero, como todo lo demás que hagas este fin de semana.

Un beso

Champy dijo...

Aron ademas de bueno es muy guapeton y carismático.... d elos gringos si es de los menores peores.

Con la debida excepcion que ya sabes.

MARICHUY dijo...

Champy

¿Es el chavo que sale en "Gracias por no fumar"? Actúa bien, pero con tu debido y excepcional respeto, ninguno de los dos me ilusiona. Mejor ¿verdad?, asi todos tuyos.

violetta dijo...

amada papillón.

Volví, te tengo un mensaje en mi blog.

Besos nocturnos y NUNCA mas solitarios.

MARICHUY dijo...

Violetta

Que bueno que has vuelto

Besos nocturnos también,

Mi dijo...

Fíjate que había estado leyéndote desde los feeds, así que ni idea de cuánto habías modificado la plantilla del blog.
Tintín se ve bello!!!


Ah! y hace un tiempo vi esta película, no pude enterarme del titulo, ME ENCANTÓ! Y hoy gracias a ti me he enterado de cuál es

=)

ah! y el remake, ni a madrazos lo veré.

MARICHUY dijo...

Querida Mi [ex Sabina]

A mí me encantó "Bella Martha". Por cierto, hablando de cine que no verás ni a madrazos, leí la crítica a "El amor en los tiempos del cólera" que le hiciste llegar a Champy; suena terrible ¿verdad?

Saludos

PS Mis cómics favoritos son Tintín, Asterix y Obelix y Fantomas

Champy dijo...

Comadre....
Él particularmente me sedujo en un drama intimista en donde hacía pareja con Helena de Burton:

Conversaciones con otra mujer, ya te hablé de it.

Quien es MI?????

Mi destrampada y campechana carnalita?????

Deja indago.

MARICHUY dijo...

Querido

No hace falta que indagues, "Mi" es ella, la ex "Sabina la de Kundera".

Besos sabatinos

Lorena dijo...

Pues la versión gringa no me interesa, pero esta qe cuentas aqui, si, aunque sea medio lacrimógena, de repente me gusta ver ese tipo de peliculas, y debo de admitir que las pelis francesas son mis favoritas, solo con ver la ambientación, las ciudades, escuchar el francés it is enough for me ;-)
saludos!!!

MARICHUY dijo...

Lore

Que gusto "verte" por aquí, ahora que ha empezado a hacer tanto frío por las noches acá en el D.F., no sabes como me he acorado de ti, imaginando como andará el clima allá en Suecia.

Pues esta peli es alemana, aunque algo de francés hay ahí, pues el “Lido” en el que trabaja Martha, es un restaurante francés y su chef gurú, también. No es tan lacrimógena; emotiva sí, pero evitan, en lo posible, caer en la sensiblería.

Un abrazo

Sabina dijo...

ASh!
Me quería cambiar el nick, pero no más no se puede.

A mi tb me gustan Asterix y Obelix.
Leía a Mafalda, Calvin y Hobbes.
Y de más para acá, soy MEGA FAN de Katsura. Amo Video Girl Ai.

=)

Sabina dijo...

Ah si, está terrible, y me causa lo mismo que a Champy, como que me alegra y me encabrona, ajaja!
Me encanta Bardem, pero que asco que hayan hecho película esa novela tan... única.

MARICHUY dijo...

Sabina
Ay, yo también leía Mafalda cuando estaba chica.

Asterix y Obleix me encantan

PS1 Ya sabes que Spielberg va a hacer una película de Tintin? No me late nada el asunto.

PS2 Lo peor es que lo hicieron con la segunda mejor novela de Gabo, y peor aún, que la dirija un inglés; o sea de “Harry Potter” a "El amor en los tiempos del cólera" ????

Veteranos dijo...

¿Como se pueden olvidar de "La Fiesta de Babette", suprema prueba de amor a través de una magnífica cocina, magníficamente servida?

MARICHUY dijo...

No es olvido, las películas citadas en este post -con excepción de “Deliciosa Martha”- están justo por ser aquellas que no invitan a comer, anticonvencionales, bizarras e irreverentes… la antítesis de “El Festin de Babete”.

Clau dijo...

Hola Marichuy!
Oye estoy esperando esta peli... por lo tanto no te voy a leer completamente, cuando la termine paso de nuevo, ME ENCANTA ESE ACTOR!!
:D

MARICHUY dijo...

Hola Clau

Pues que la veas pronto... y que te guste.

Sergio Castelito es un hombre muy carismático.

Saludos

Mortimer dijo...

Me gustaría ver la peli. La tienen los videoclubs o cdclubas?

Mortimer dijo...

Me gustaría ver la peli. ¿Está en video o cdclubs?

MARICHUY dijo...

Mortimer

A la renta debe estar en BlockBuster,
y a la venta la he visto en MixUp, a $69 pesos mexicanos.