escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

septiembre 01, 2006

Placeres y pecados... alimenticios

Visto de manera simplista, casi toda la comida rica engorda, así como para algunas personas los mejores placeres de la vida, representan -en términos religiosos judeo cristianos- una forma de pecado. Quizá por ello, en estos tiempos de cultura light, comida y bebida light, hombres y mujeres también light, el disfrutar de una buena comida sin el menor pudor, se ha vuelto asunto de mal gusto y, para muchas anoréxicas, equivale a un cometer un pecado mortal. En lo que a mí respecta, he seleccionado mis platillos y bebidas favoritas valorando si, además de contribuir al embodoquecimiento, resultan un pecado.

1. Vino tinto -especialmente uva pinot noir-saboreado con lentitud; de preferencia en buena compañía; invitante y delicioso; aunque no me traumo si alguna vez lo disfruto a solas (su aporte será de unas ¿120, 150 kilocalorías?). El mareo de un par de copas bien servidas, apenas se siente, pero es riquísimo, como que aligera todo, todo.

2.Ensalada de varios tipos de lechuga orejona, con un buen de queso roquefor o cabra -a mi gustan los dos-, pera crujiente y una porción generosa de nueces de la india, bañados con vinagreta de balsámico, jugo de naranja y miel. Deliciosa, saludable pero engordante por las nueces y el queso.

3.Spaghetti a la puttanesca, de preferencia acompañado con un buen vino tinto (aporte de muchas kilocalorías, quizá 600, más las del vino)

4.Fetuchini con hongos de lluvia, exquisito (ideal en esta época del año), como lleva crema, un poco de mantequilla y aceite de olivo, no ha de ser nada dietético.

5.Pizza vegetariana, cocinada en horno de leña (como sólo se le agrega un poco de aceite de olivo, finas hierbas, la base es delgada y no lleva mucho queso, una rebanada mediana debe engordar menos que el fetuchini).

6.Pescado a la talla, como lo preparan en Puerto Marqués, en la costa guerrerense (ha de ser lo más ligero y saludable de esta lista).

7.Quesadillas de huitlacoche y queso oaxaca, preparadas con maza de maíz verde ¿o es azul? y asadas en comal, no fritas; me gustan acompañadas con sopa de hongos (no se cuántas calorías aporten, pero creo que no tantas siempre que no se coman más de dos.

8.Chocolat noir, pero très noir; degustado lentamente, de preferencia en la cama y a solas, escuchando una musiquita rica (unos 20 gramos aportan 100 kilocalorías y cuesta mucho no ingerir un poco más). Dicen que es afrodisíaco; para mí es placentero, un poquito pecaminoso, una verdadera delicia.

9.Pastel de chocolate amargo y nuez (una rebanada mediana debe contener como unas 600 kilocalorías y cuando lo llego a comer me siento una pecadora)

10.Tarta tatin, con la pasta bien delgadita y tostada; las manzanas bien caramelizadas con suficiente mantequilla y un poco de azúcar mascabado (ni idea de su aporte calórico, pero no ha de ser nada Light)

11.Café, café y más café; bien cargado (de preferencia de Coatepec). No engorda pero dicen que no es saludable; para mí el día no inicia hasta que ingiero el primero, al que agrego un chorrito de leche evaporada. Si no bebo más de 4 tarros al día, es por no hacerme un hoyo en el estómago, pues con gusto me tomaría otro antes de ir a la cama (a dormir, se entiende).

12 comentarios:

Becky dijo...

¿¿¿¿no es saludable el café?????

La he fastidiado...

alonso ruvalcaba dijo...

1. vino tinto: sí, a solas o acompañado. bueno pal corazón y pal cerebro.

2. ensalada sí pero poquita, como para limpiar el paladar y pasar a otra cosa; buena idea comerla en montaditos. [me gusta nicoise, también.]

3. spaghetti puttanesca. qué te digo? la mejor salsa para pastas que existe.

4. los listoncitos con hongos de lluvia. sí, pero haz esta prueba [buena idea para maridajes] de varios platillos en una misma comida [como una muñeca rusa invertida[, sobre la base de

1. pasta aglio/olio;
2. pasta aglio/olio más salsa básica de jitomate
3. pasta aglio/olio más salsa básica de jitomate más salteado de hongos de lluvia
4. pasta aglio/olio más salsa básica de jitomate más salteado de hongos de lluvia más trozo de ossobuco, güesogüeco o chamorro de ternera estofado;

y vas subiendo de blanco ligero a tinto con mucho cuerpo. pfffft.

5. pizza favorita: margherita. ligerísima.

6. concuerdo.

7. quesadillas, sí, en el desierto de los leones. sopa de hongos, sólo si no quiero beber.

8. chocolate, sí, claro. de preferencia de los grandes crus de venezuela. ay dios mío. la grasa que se asimila del chocolate es buena para la circulación. cf. steingarten, chocolate dreams.

9. pastel de chocolate amargo y nuez. aún por probarlo.

10. tarta tatin. claro, en la trattoria por ejemplo: falto mencionar, con helado de vainilla.

11. café. único vicio que consumo moderadamente. espresso. si tengo un biscotto al lado, cortado con bastantita espuma de leche, pa sopear.

---

qué rica lista.

marichuy dijo...

Parafraseándote mi querido Alon,
ponerme contigo en esto de la comida es, como ponerme con Sanzón a las patadas.

la sugerencia de la matrioska invertida de pasta está buenísma, para una comida lenta, muy lenta.

no he probado los chocolates venezolanos.

el pastel de chocolate amargo y nuez de "Hadaza" (Barranca del Muerto frente al infonavit) era delicioso, pero hace un buen que no lo como.

Gracias, un beso

marichuy dijo...

becky
eso dicen los malosos doctores; pero a mí me tiene sin cuidado seguirla fastidiando.

Pedro Miguel dijo...

Esta semana inventé algo y quedó de poca madre:

- Quitar las hojas y todas las ramitas inmasticables a un manojo de huauzontles (guardar las hojas para cocerlas aparte y agregarlas a otros platillos)

- cocer lo restante, de preferencia al vapor;

- eventualmente, eliminar las ramitas duras que hubieran quedado.

- Combinar quesos cotija y gouda, desmoronarlos y agregar.

- Poner en tortillas de maíz y freírlas levemente, dobladas o enrolladas.

- Condimentar, por separado, 1/4 de crema agria (es recomendable rebajarla perviamente con 1/8 de agua) con una cucharada de salsa de chipotle "Lucero", o equivalente. Mezclar bien.

- Bañar las quesadillas o tacos de huauzontle con la crema. Calentar en un platón o molde, con el instrumento de preferencia: el horno de gas es más romántico, pero el microhondas es más práctico.

- Acompañar el resultado con vino blanco seco.

ErosGod1 dijo...

Cada placver tiene su riego; o engordan, o embarazan o matan...

Pero vale la pena pasar por esta vida con espiritu de cilcista extremo.

yaoteka dijo...

Si en esta vida no nos damos la oportunidad de experimentar placeres, que desperdicio de existencia.

Muy buena tu lista.

marichuy dijo...

Pedro Miguel
Eres todo un chef, eso si que es un hallazgo.
Se ve muy rico, gracias


Erodgod
Tienes razón, me faltó incluir un embarazo (supongo que indeseado; lo que a su vez debe constituir otro pecado; o sea, el cuento de nunca acabar).

Yacoteca
Así es, como dice el comercial de Visa "Porque la vida es ahora"

Belle Helene dijo...

Marichuy:

Fué un placer encontrar tu blog.

Creo que compartimos el gusto por los mismo placeres:

Amar, comer, viajar.

O Viajar amando y comiendo.

O Amar viajando y comiendo.

O Comer amando y viajando.

Pedro Miguel dijo...

Bueno, pero ustedes parecen personajes de La Grande Bouffe :)

marichuy dijo...

Pedro ¿nada más "ustedes"?

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Mmmmma entrada!!!