escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

agosto 11, 2010

cosas que quisiera decir




"Hay muchas cosas por decir que no sé cómo decir. Faltan las palabras. Pero me niego a inventar otras nuevas: las que existen deben decir lo que se consigue decir y lo que está prohibido". Clarice Lispector
Estoy como la escritora brasileña, tengo una mezcla desordenada, más desordenada que nunca, de ideas que quisiera verter aquí. Palabras e imágenes entrecruzadas que vienen a mí, justo cuando menos propicia me es la tarea de escribir (el intento de). Y no sólo por impedimentos de tipo técnico, como no tener a la mano un cuaderno o una computadora, o situaciones casi chuscas como que las ideas me lleguen justo cuando me encuentro bajo la regadera. A estas razones nimias, tan típicas, se suman otras de tipo laboral y temporal, que terminan por complicar mis intenciones de postear algo aquí. Dejo estas líneas a manera de saludo/explicación, esperando estar de vuelta mañana mismo. Ah, y si ya se tomaron la molestia  de llegar hasta aquí, algo interesante para leer: Fernando Pessoa hablando del tedio


"Dicen que el tedio es una enfermedad de inertes, o que ataca sólo a quienes nada tienen que hacer. Esa enfermedad del alma es sin embargo más sutil: ataca a quienes tienen disposición para ella, y perdona menos a los que trabajan, o fingen trabajar (lo que para el caso es lo mismo) que a los inertes de verdad.

Nada hay peor que el contraste entre el esplendor natural de la vida interior, con sus Indias naturales y sus países desconocidos, y la sordidez, aunque en realidad no sea sórdida, de la rutina de la vida. El tedio pesa más cuando no tiene la disculpa de la inercia. El tedio de los grandes esforzados es el peor de todos.

No es el tedio de la enfermedad del aburrimiento de no tener nada que hacer, sino la enfermedad mayor de sentirse que no vale la pena hacer nada. Y, siendo así, cuanto más hay que hacer, más tedio hay que sentir.

¡Cuántas veces levanto del libro en que estoy escribiendo y en el que trabajo la cabeza vacía de todo el mundo! Más me valdría encontrarme inerte, sin hacer nada, sin tener que hacer nada, porque ese tedio, aunque real, por lo menos lo disfrutaría. En mi tedio presente no hay reposo, ni nobleza, ni bienestar en el que haya un malestar hay un apagamiento enorme de todos los gestos hechos, no un cansancio virtual de los gestos por no hacer."


[Fernando Pessoa, Libro del desasosieg18 de agosto de 1933]








*****

39 comentarios:

José dijo...

No te digo Mary, cuando no lo escribes, lo encuentras. Padeciendo los desasosiegos de las inercias oficinescas de la vida y que ciertas letras de Pessoa nos compartes.

Escribe, escribe, no importa que tengas que salir del baño toda escurrida, eso si ten cuidado de que sólo mojes un cuaderno y no el teclado.

Saludos

Jo dijo...

A veces hay muchas cosas dificiles de decir... supongo que es por eso que a veces es mejor escribirlas, pero ahora creo que lo qu emas hago es hacerlo en un papel
porque asi si me arrepiento o quiero deshacerme de ello puedo quemarlo

hay cosas que dije o le dije a alguien alguna vez(pero aún se las escribí)
y ahora ya no puedo borrarlas

ni con clicks

LUIS TORRES dijo...

Pues yo tengo mucha disposicion para el tedio, me busca y me encuentra muy facilmente, y me pongo a escribir algo o simplemente me echo un rato en la cama.

Ivanius dijo...

Por eso se llama realidad, porque a veces estorba hasta para rendir frutos...

Lo de la escritura impertinente me recuerda que hay muchos materiales y superficies para escribir... cada uno, como dices, con sus complicaciones, digamos, técnicas. Pero hay que seguir escribiendo, y viviendo e imaginando.

Abrazos caligráficos.

Curiyú dijo...

Creo que a mi me pasa muy de seguido, sabés? Eso no es pa consolarte, vos no necesitás ningún consuelo.
Pero en todo caso, posteaste tu confusión, y la escribiste tan hermosamente, que te estoy envidiando de a de veras.
Un abrazo.

Pau Llanes dijo...

Marichuy, estás melancólica… ni más ni menos. ¿Recuerdas las cosas que he escrito sobre la melancolía? Comparto de nuevo algunas de mis reflexiones acerca de todo esto que te aqueja…

Tellenbech, por ejemplo, introduce un concepto muy interesante, la palabra alemana “schwermut”, un término que define un estado peculiar de melancolía… Un ejemplo de ello podría ser el filósofo Kierkegaard, quien describe su depresión con estas palabras: “Estoy tan abatido y carente de alegría que no solamente no tengo nada que pueda satisfacer mi alma, sino que ni siquiera puedo imaginar lo que la pudiese saciar”, mientras que en otro de sus libros relata así la salida desde estos estados de melancolía:”Me levanté una mañana y me sentí extraordinariamente bien; este bienestar fue aumentando hacia el mediodía y justo a la una de la tarde había alcanzado la cima... cada pensamiento se presentaba festivo... todo lo existente estaba como enamorado de mí...”. También Nietzsche utiliza numerosas veces el término alemán “schwermütig” (melancólico), derivado del adjetivo “schewer” que significa pesado. Resulta interesante vincular el tema al llamado “espíritu de la pesadez” que acosa a Zaratustra; el espíritu de la pesadez sería el genio de los valores ajenos, mientras que Zaratustra invita a “soportarse” uno mismo, “amarse a sí mismo”. También en alemán para denominar la melancolía se utiliza el vocablo “melancholie”, que es igualmente empleado por Nietzsche en numerosos momentos de su obra. Se establece así pues una diferencia entre la melancolía —“melancholie”— sin más, como estado pasajero, y “schwermut”, acepción que tiene casi una correspondencia religiosa… En la obra de Baudelaire, el “spleen” —“Quand le ciel bas et lourd pèse comme un couvercle”— va a ocupar un papel central, y en muchos sentidos se parece al “schwermut” alemán y nietzscheano: “Spleen” va a ser la desgana vital que afecta al habitante de las grandes urbes, la enfermedad de la modernidad… acaso tu tedio…

Así como existen una depresión como enfermedad y una depresión como estado particular del “genio creador” —o melancolía— también hay que referirse a la “angustia” y la ansiedad… ¿Existen una angustia y una ansiedad necesarias para la creatividad? ¿Cómo podría alguien crear en ese estado? Una interpretación positiva de la angustia creativa es la que señala M. Heidegger: para el filósofo alemán la angustia es una disposición afectiva fundamental, puesto que, a pesar de la desazón que implica, es capaz de poner al ser humano tanto frente a la desnudez del mundo (que es lo que propiamente “angustia en la angustia”) como frente a su propia soledad y desde ahí rescatar la posibilidad de una existencia auténtica. La experiencia de la angustia, según Heidegger, es lo que permite salvar al hombre de su natural tendencia a la “caída”. El poeta checo Rainer Maria Rilke fue uno de los grandes “melancólicos” del arte, de la poesía contemporánea… En su extensa correspondencia con Lou-Andreas Salomé y con la Princesa Marie von Thun und Taxis podemos seguir sus periódicas recaídas melancólicas, su angustia y ansiedad creativa, sus reflexiones al respecto. Un estado en el que lo más significativo era su incapacidad y falta de inspiración, la improductividad; angustia que también está presente durante los estados de melancolía, pero que no lo abandona cuando ésta desaparece y el tiempo parece volver a fluir, quizás una melancolía heredada, o “cultural”, que le acompañó desde la niñez hasta su muerte.

Bueno, Marichuy, ya sabes donde seguir leyendo…
Besos soleados… Pau Llanes

marichuy dijo...

José

Está bien, creo que te haré caso: dejaré de buscarlo.

Un abrazo

marichuy dijo...

Muy cierto, Jolie:

Las cosas que se dicen sin escribir, son las más difíciles de borrar (por no decir imposibles de ello)

marichuy dijo...

Luis

Yo tengo poca disposición para el tedio. No lo sé llevar.

marichuy dijo...

Ivanius

Qué mal, no? Que la realidad llegue a ser un estorbo, para lo que sea, me parece terrible (y luego no quieren que una divague).

Abrazos ídem

marichuy dijo...

Pau

Qué lindo tu comentario; pero no creas, esta vez no es melancolía. Se llama cansancio y presiones extras (y alguito de hartazgo), algo que espero sea pasajero.

Un beso

marichuy dijo...

Curiyú

Apenas puedo creerlo; supongo que esto habla de un gran egocentrismo de mi parte: pensar que estas cosas (confusiones/impedimentos) sólo me suceden a mí.

Gracias y un abrazo

Pelusa dijo...

Tendre que considerar leer a Pessoa!
Sano regreso, Marichuy! La vida a veces nos sorprende con su riqueza de situaciones inesperadas.
Besos!

e. r. dijo...

Hola, Marichuy!
a mí me pasa lo mismo!
Ando pensando en las pausas, hilos sueltos, y no me da tiempo para que ni los pensamientos armen un pulóver, que a veces hace falta.
Te mando un beso

pd: está lindo tu blog. la pelí, cuando la estrenen acá, seguro que la iré a ver.
saludos

La_Prima__ dijo...

Buenisimo !!! me gusto mucho !! saludos mariii !!

le cid dijo...

Marichuy...

Moi, quand la vague a l'ame vient a moi, j'ecoute Barbara, et ses paroles trouven un eco dans mon espoir:



Moi, je m'balance,
Je m'offre à tous les vents,
Sans réticences,
Moi, je m'balance,
Je m'offre à qui je prends,
Le cœur indifférent,

Venez, venez vite,
J'veux tout, mais tout de suite,
Entrez dans ma danse,

Moi, je m'balance,
Dégraffez les cols blancs,
De vos consciences,
Moi, je m'balance,
Mon lit est assez grand,
Pour des milliers d'amants,

Moi, je m'balance,
Au soleil de minuit,
De mes nuits blanches,
Moi, je m'balance,
Chacun sera servi,
Mais c'est moi qui choisis,

C'est moi qui invite,
C'est moi qui vous quitte,
Sortez de ma danse,

Moi, je m'balance,
Parmi tous vos désirs,
Vos médisances,
Moi, je m'balance,
Sans adieu ni merci,
Je vous laisserai ici,
Sans adieu ni merci,
Je vous laisserai ici,

Car j'm'en balance,
J'm'en balance,
J'm'en balance,

Moi, je m'balance,
Au soleil de minuit,
De mes nuits blanches,
Moi, je m'balance,
Chacun sera servi,
Mais c'est moi qui choisis,

C'est moi qui invite,
C'est moi qui vous quitte,
Sortez de ma danse,

Car j'm'en balance,
J'm'en balance,
J'm'en balance,
J'm'en balance...

marichuy dijo...

Pelusita

Es bueno Fernando Pessoa (como escritor en general y como poeta en especial).

"El Libro del Desasosiego" lo puedes bajar de Internet.

Gracias y un beso

marichuy dijo...

Ever

Pero a ti te pasa por tanto leer... qué bárbaro. Esas madejas en tu cabeza, lo sé por experiencia, producen buenas cosas.

Un beso y gracias

PS Si el cine carcelario-gansteril y "demi-noir" es de tu agrado, Un Prophète puede interesarte.

marichuy dijo...

Prima

Qué gusto saber de vos fuera de Twitter, gracias por pasar.

Un abrazo

marichuy dijo...

Le Cid

La esperanza va y viene, je

Gracias, muchas, por la chanson de Barbara. La quería subir y no está en Goear (pero me encontré otra que me gustó).

Un beso

怡靜怡靜怡靜怡雯 dijo...

祝大家都平平安安健健康康!............................................................

marichuy dijo...

Para poder interrogar al destino es necesaria una pregunta alternativa (Me quiere / No me quiere), un objeto susceptible de una variación simple (Caerá / No caerá) y una fuerza exterior (divinidad, azar, viento).

Roland Barthes, 'Fragmentos de un discurso amoroso'.

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Pues no hay mejor forma de combatirlo que haciendo algo, lo que sea, ya luego se llegara al punto de disfrutar lo que se hace. Pero hay que moverse como sea, mientras. Pero a gente como tú de una simple sacudida le sale algo interesante je así que gracias

marichuy dijo...

Cuentista

Sí, lo peor que puede hacerse es quedarse inamovible.

Saludos

Strika dijo...

Querida:

Sí que son sabias las palabras de Pessoa cuando habla acerca del tedio. Es una enfermedad del alma y combatirla a veces es difícil... Pero no imposible. Sólo es cuestión de armarse de valor y no dejar que nos invada por completo.

Un beso

marichuy dijo...

Querida Strika

Y lo más triste: el tedio puede ser contagioso.

Un beso

La abuela frescotona dijo...

CREO QUE EL TEDIO ES EL HARTAZGO DE UNA ACCIÓN DETERMINAD, DE UNA VIDA. NO LE VEO RELACIÓN CON LA INERCIA.
CREO ES MAS UNA ACTITUD DEL ESPÍRITU,FALTA DE INSPIRACIÓN,DE LA COSA EXTRAORDINARIA, QUE MOTIVE LA CREATIVIDAD.
ME ENCANTAN ESTOS TEMAS SUTILES.
ABRAZOS MARICHUY

Stanley Kowalski dijo...

Entre lo que leí y algunos comentarios me quedé algo confundido:
Lo del tedio lo entendí, pero te tomás un descanso?
Si es así, disfrutalo todo lo que puedas, pero ni se te ocurra no regresar!

UN MONTÓN DE BESOTES, PRECIOSURA!

Edmundo dijo...

Hay un lugar común que dice que el tedio o la noia, sólo ataca a aquellos que no tienen nada que hacer , es muy verdad. Menos mal que Pessoa pudo ver un poquito más allá.

marichuy dijo...

Querida Abuela

Pues ve tú a saber: Aunque la idea de Pessoa no me parece tan disparatada: el tedio puede llegar a convertirse en una enfermedad.

Un abrazo

marichuy dijo...

Stanley

No es un descanso (aunque no estaría mal dejarlos descansar a ustedes, mis lectores); sólo intentaba decir que este post era puro copypasteo, jeje

Besos

PS ya estoy de vuelta con divagación propia

marichuy dijo...

Edmundo

A mí también me gusta la percepción de Pessoa

Un abrazo

mario skan dijo...

De Lispector leí Agua viva. Me pareció un libro hermosamente caótico, genial, repleto de imágenes poéticas de naturaleza salvaje, será Brasil ? la amazonia ? no sé qué, pero un librazo es.

saludos Marichuy

marichuy dijo...

Mario

Yo creo que la escritura de Clarice se debe a la mezcla de todo eso que mencionas... en combinación con su gran talento como narradora

Saludos

Justo dijo...

Clarice Lispector me fascina... es única en su manera de abordar las realidades, y los pensamientos. Nunca se me olvidará un relato en el que narraba el encuentro de una anciana con una joven en un vagón de tren...

marichuy dijo...

Justo

Una gran escritora, sin duda. La he leído poco, pero con esto he tenido para gustar de ella.

Lorena Edith Cañon dijo...

Marichuy, el Libro del Desasosiego es libro cabecera para mi; lo leo y releo, nunca me canso de abrirlo en cualquier página. Dejarme llevar por cualquiera de sus crónicas diarias al azar y luego, a solas y en silencio, llevada por la inercia de escribir, soltar la palabra... palabras que se acumulan en más palabras y se van tejiendo historias...

Si es o no importante lo que se dice, solo a uno le concierne... lo imporatnte es ser fiel a uno mismo; y si lo tuyo es escribir, alguien siempre estará esperando del otro lado para leerte.

Llegué a tu blog de manera mágica; me alegra haberlo hecho.

Saludos...

marichuy dijo...

Lorena

"El libro del desasosiego" puede leerse, releerse, abrirse en cualquier página y nunca resultará inconexo. La estructura del mismo, el ser como el mélange de esos escritos algo dispersos que hizo Pessoa, lo convierte en ideal para una lectura un tanto caótica y, al mismo tiempo, certera.

Gracias por haber llegado

Saludos

Clarice Baricco dijo...

Me sentí identificada, últimamente me pasa lo mismo.
Creo en Lispector y Pessoa uno comprende más.

Un placer leer tus otros textos.

Abrazos.