escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

julio 09, 2010

de bordados y lluvias

Bordados. Mi abuela siempre tuvo la ilusión de que yo aprendiera a bordar en punto de cruz. Un buen bordado, solía decir, se distingue porque no hay diferencia entre el acabado al derecho y al revés, pues los hilos (amarres, terminaciones) no se notan. Obvio, tuvo que buscarse otra nieta en quien ver cristalizada su ilusión: yo carezco de la vocación, paciencia y habilidad necesarias para tales monerías. Traigo a coalición esa historia doméstica, porque ayer alguien me preguntó ¿para ti, qué es escribir bien? Difícil pregunta y más aún, dar con una respuesta medianamente clara, satisfactoria y, sobre todo, sencilla. Habría sido bueno tener a mi lado a un escritor para que él le contestara con mayor propiedad; desafortunadamente no había tal, así que no me quedó más que improvisar y, a falta de una mejor idea, recurrí a la ilusión bordadora de mi abuela. Les contesté, pero la verdad es que sigo sin tener una respuesta definitiva y tal vez no exista más allá de lo que puedan decir los manuales del buen escritor (¿servirán tales adminículos?). Alguna vez ya he mencionado aquí que escribir se parecía un poco al arte del tejido (o bordado): así como hay quienes convierten simples estambres e hilos en verdaderas obras de arte, un buen escrito es como un entramado de ideas bien hiladas… como un bordado de punto de cruz al que no se le ven los remaches por ningún lado. Y sin embargo, ni la perfección en el bordado del punto de cruz ni la maestría ejecutora del escritor garantizan, per se, que nos sintamos prendados de sus obras. Si la mecánica del corazón es indescifrable, la del cerebro debe ser la más compleja que pueda existir. Uno, desde su modesta perspectiva, puede reconocer la belleza de una obra artesanal o lo bien que X escritor cuenta historias, pero sin que ello le provoque mayor emoción. A mí no me interesa un mantel de punto de cruz, por más que aprecie el trabajo casi de filigrana que conlleva, no es para mí. Y con los relatos, novelas, cuentos de los grandes escritores (lo qué sea que signifique ser un gran y reputado escritor) puede suceder igual: la riqueza de su lenguaje, el dominio sobre el arte de escribir que posea determinado autor, no es suficiente para sentirse conectados con él, atrapados en su lectura. Uno, que no es ni crítico literario ni profesional de la escritura, puede reconocer (creo, tampoco es tan seguro) un buen escrito cuando lo tiene delante, pero esto no significa que se sienta hechizado por sus hilos narrativos. Y es que lo que ya no resulta tan sencillo, me parece, es la conexión de nosotros los lectores con la historia, personaje, estilo narrativo, etc., hace falta un algo que no sabría definir, apenas saber cuando lo siento y cuando no. Ese clic, esa conexión, que vuelve (para nosotros) inolvidables a unas obras y sólo buenas a otras…





De lluvias. En tanto en otras latitudes boreales empiezan a resentirse los primeros estragos de la canícula, la Ciudad de México se refresca justo cuando más calor deberíamos sentir (julio-agosto) y de pronto, en medio de lluvias y resabios de huracanes, parece otra. Ha llovido casi sin parar desde la media noche de anteayer y hoy, el amanecer es húmedo, punto menos que frío… en pleno verano. La ciudad bajo la lluvia me gusta, el cielo nublado le confiera un aura algo melancólica; si no fuera por algunos necios que insisten en conducir sus automóviles como si fuesen los dueños de la calle y los peatones no existiéramos, sería perfecta… con todo y lo que implica desplazarse en una ciudad que no parece hecha ni para las lluvias torrenciales ni para las mujeres con altos tacones y en donde, en ocasiones, uno rogaría porque de la nada surgieran puentes (como el de aquí arriba) para poder cruzar el pantano (los encharcamientos) sin mácula… como las aves del poeta...
 
«Llora en mi corazón como llueve sobre la ciudad...» dice Paul Verlaine en algún poema*.
[Llora en mi corazón
como llueve sobre la ciudad.
Qué es este desazón
que penetra mi corazón?*]

Fuera de tema (¿había tema en este post?). Como es viernes, día de estrenos de cine (puro blockbuster veraniego, como mandan los cánones), me parece un buen momento para comentar la nueva idea del cineasta británico Ridley Scott: coproducir un largometraje a partir de los vídeos realizados por internautas de todo el mundo... quienes filmarán un día en su vida... su vida en un díaAquí el video promocional (ágil, breve y atractivo). 



la vida en un día... un día en la vida 

*********************




Imagen: William Kentridge, Bridge [Pont], 2001. Bronze et livres, 60 x 93 x19 cm. Marian Goodman Gallery, New York/Paris, et Goodman Gallery, Johannesburg ©2010 (tomada de: liberation/culture)

 

Más del trabajo del artista sudafricano, aquí William Kentridge on Art-Net



*****

49 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pasión a raudales...


Saludos y un abrazo.

g. neidisch dijo...

Ellas trabajan parecen no descansar
el descanso es necesario y sagrado
presto atención a sus jornadas
no es fácil ir tras ellas
son ellas quienes vienen


Mientras el jardín gozaba de su trabajo
las olas del mar lo echaban de menos
intento entender, es tal vez irracional,
las labores de la inspiración y las nubes,
ni una carga ni un horario
amanecer o anochecer, norte o sur


Sostengo el lápiz que observa
no se atreve a acariciar el papel.
me atrevo, afuera llueve...
voy a verte, a leerte mi poesía
el fango me impide llegar a tiempo
mi poesía no llega a conmoverte


En mi pueblo dicen que si acaricias a cierto tipo de culebras (o serpientes, ¿cuál es la diferencia?) aprendes automáticamente a hacer el punto de cruz.


Un beso.

Pulgarcito soñador dijo...

Yo creo que sos una bordadora del lenguaje. No sé cual es tu punto, no sé si es sutil o tosco, pero tu forma de bordar con palabras es fascinante.
Creo que sé a que te referís. A mi me pasa por la piel, hay grandes escritores con los cuales no tengo piel...

Champy dijo...

Ay COMADRITA ando como inche loco a core y corre... ya me voy, pero te llevo y leo con atención y a la primera oportunidad emito comentario.

Voy a transmitir conocimiento a los amos de México!

Ay te cuento si hay alguno sodomizable!

2046

marichuy dijo...

La sonrisa de Hiperión

Totalmente de acuerdo: sin pasión, casi todo lo que importa en esta vida carecería de gracia.

«La pasión constituye todo lo humano. Sin ella, la religión, la historia, la novela, el arte serían inútiles» Honoré De Balzac

Un abrazo

marichuy dijo...

George

Es oficial: jamás seré bordadora; la sola idea de acariciar una víbora me produce demasiado horror (ya con las serpientes venenosas con las que uno tiene que lidiar día a día, basta y sobra).
Me gusta como compones versos en un tris (será que si acaricio una víbora, o tal vez un cocodrilo, ¿pueda hacerlo yo?).

Beso

marichuy dijo...

Pulgarcito

Huy, vos sos amable en exceso. Qué más quisiera yo; ojalá pudiera convertirme en una “hilandera” (aunque no sea de la luna).

Síp, estoy de acuerdo: el hecho de prendarnos de una novela, un escritor, pasa por la piel (algo similar me ocurre con la música –aunque creo esto es más lógico) y el cine. no todas las “Grandes Obras Maestras” logran cimbrarme.

Saludos y gracias

marichuy dijo...

Champy

Jajá, te pasas de cínico: no los puedes ver ni en pintura... pero ya estás pensando en seducir al que se deje (y sea de tu gusto, claro).

Beso

Mafalda dijo...

...

¡Sepa la bola! Jejeje.

No sé. Varios puntos son importantes.

Lo que sí me queda claro es que el que escribe, no debe creer que solo la INSPIRACIPON y el vocabulario CULTO y plagado de RETÓRICA, lo hará escribir bien y convertirse en aspirante a escritor o escritor.

Trasmitir pasión y sentimientos no es fácil mi Flaquis, y si a eso le agregamos un deficiente conocimiento en la gramática básica, pues está del cocol, jejeje.

Los grandes escritores son editados.
Creo que la tarea diaria del aspirante a escritor y el escritor es corregirse las veces necesarias, pulir y pulir.

Existen los que trasminan la mirada del lector, los que nos hacen "ver" con pocas palabras. Eso de las imágenes y la pasión creo, es inhato, entonces, el escritor tendrá que pulir su pasión para cerrar con broche de oro párrafo por párrafo.

Con lo que respecta a la lluvia de estos día, Auchhhh, qué chido. Ayer la disfrute harto, harto...

Saludetes mi Flaquis.


Mafalda

Pau Llanes dijo...

Querida Marichuy… lo bordaste, como siempre.

Y al leerte vuelvo a preguntarme… ¿Por qué escribo en público? ¿Para quién escribo?

Siempre escribo para alguien en concreto, aunque sé bien que luego me leerán otros muchos a quienes ofrezco mis literaturas por el solo placer de apasionar su mirada y excitar su facultad de imaginar. Ésta es la principal razón por la cual prefiero escribir con cierto estilo epistolar a mi manera, como correspondencia, al igual que cuando actúas en una conferencia miras a los ojos de alguien en particular, sin excluir que de vez en cuando repartas una ráfaga de miradas al resto… Yo no sé escribir para mí solo ni para mí mismo…

Escribir es poner negro sobre blanco… En la escritura un punto siempre es un punto negro en el inmenso espacio blanquecino y descolorido de una hoja de papel ––te confieso que sigo escribiendo todos los días a mano con mi estilográfica o mis lápices Faber-Castell en mis cuadernos Moleskine, aunque luego venga aquí a rendirme frente a la pantalla y digitalizar todas mis palabras con mis dedos todavía algo torpes aun esforzados…

Al igual que en la especulación teórica de los científicos, todo punto negro es un cuerpo minúsculo de extraordinaria densidad que atrapa e impide salir toda esperanza de luz: en él se concentran nuestros recuerdos, las sensaciones y sentimientos, indiscriminados, la vida misma —victoriosa o derrotada… Así como aseguran ocurre en la indeterminación del cosmos, aquí también, en una hoja de papel, podemos plegar el universo como si tal cosa… (y hacer coincidir sus agujeros oscuros con nuestros puntos negros, traspasando los límites razonables del tiempo devorándonos a mordiscos, transitando de un lado al otro de la realidad como gusanos)…

La palabra escrita es una imagen visual más poderosa que la misma pintura: reivindica y reinstituye la precariedad de nuestro conocimiento, trasmite y estimula la fantasía, utiliza la metáfora para anular cualquier pretendida exactitud de los significados, puede representar incluso la muerte sin haberla tenido enfrente ni mirado a los ojos… En la escritura nunca hay puntos de partida; esas cosas sólo pasan en la pintura. Aquí sólo hay puntos suspensivos y puntos aparte que tarde o temprano serán el punto final anunciado en el que se estrellarán nuestras palabras innecesarias. Seguramente escribimos para sabernos leídos —todavía vivos y coleando— y remediar ingenuamente nuestra soledad congénita; solos, impúdicamente solos, aunque de vez en cuando nos sintamos amablemente acompañados en esta fiesta loca que es la literatura…

Me hacen compañía tus letras, tus bordados; escribe, sigue escribiendo, por favor…

Ay, llueve otro día más… Lo barruntaba… Ojalá salga el sol el domingo al mediodía cuando vaya a celebrar en la Cibeles mexicana el triunfo de “la roja”… Y si pierde, también… Cualquier pretexto es bueno para celebrar que seguimos vivos, leyendo(nos), escribiendo(nos)… ¿Por qué no?

Besos “rojos”…

Pau Llanes

jess dijo...

Cuando iba en secundaria llevé la clase de costura.

Un día me tocó el punto de cruz, me salía tan mal pero taaaan mal que yo veía mi florecilla mal hecha y pensaba: Pffff ni para limpiar la mesa servirá esto....

Un día, de la nada, amanecí con talento, y aprendí el truco del punto de cruz! al ver lo bien que me quedaba me quedé boquiabierta y anonadada, logré hacer un tallo y unas hojas divinas. Y al término de la clase, me fui satisfecha a casa.

El talento de ese día, nunca más llegó en las clases subsecuentes.

Creo que el talento para escribir es así, llega cuando menos lo piensas o en donde menos lo esperas, y nadie te asegura que volverá a hacer acto de presencia.

Pero... te queda la satisfacción, de ver un tallo y unas hojas perfectamente realizadas, sin importar que los pétalos no sirvan ni para limpiar la cocina.

Un abrazo lluvioso mi estimada Marichuy!!!

marichuy dijo...

Mafis

Creo que lo has dicho bien: la sola inspiración de nada vale (o sirve para muy poco) si se carecen de las mínimos conocimientos de gramática (y demás herramientas). Y sin embargo, tampoco basta. Y quizá sea ahí, en esa esfera indefinida en donde se encuentra el duende, la chispa, la pasión y la innata capacidad para hacer sentir, no sólo transmitir y hacer ver imágenes... que hacen la diferencia. Creo.

Un beso (con la ciudad lluviosa sin cesar)

marichuy dijo...

“… En la escritura nunca hay puntos de partida; esas cosas sólo pasan en la pintura. Aquí sólo hay puntos suspensivos y puntos aparte que tarde o temprano serán el punto final anunciado en el que se estrellarán nuestras palabras innecesarias. Seguramente escribimos para sabernos leídos —todavía vivos y coleando— y remediar ingenuamente nuestra soledad congénita; solos, impúdicamente solos, aunque de vez en cuando nos sintamos amablemente acompañados en esta fiesta loca que es la literatura…”

Pau

Creo que con este párrafo, en especial, me queda una idea más que clara, entrañable sobre lo que es, para ti, escribir. Cierto (será siempre así?) como algo triste, la ¿ingenua? Creencia de que escribir y ser leído atenúa, rompe, contradice (o qué sé yo) la sordedad congénita que es compañera sempiterna del escribidor..

Y sobre la lluvia: pues mira, con lo que ha llovido del miércoles para hoy, tal vez tu sueño se realice y el domingos sea un día soleado para que festejes lo que quieras festejar ¿Cómo dijo Napoleón acerca de la Champagne?

“Merecida en la Victoria, necesaria en al derrota” Que la merezcas, pues.

Un beso

marichuy dijo...

Jess

Me hiciste recordar algo que dijo alguna vez Marguerite Duras:

"La locura es como la inteligencia, sabes. No se puede explicar. Igual que la inteligencia. Nos llega, nos inunda y entonces la comprendemos. Pero cuando nos abandona, ya no la comprendemos en absoluto."

Ojalá esa chispa, como la llamaría yo, hiciera acto de presencia más a menudo (y permaneciera más tiempo con nosotros)

Un abrazo

saqysay dijo...

Escribir, leer, dibujar, para ni son arte. Ya dirás que estoy loca, yo también lo creo. Hoy en día son contadas las personas que leen y escriben bien. Con esto de Internet, sumado a los nunca y bien evaludos "Chats", que te hacen abreviar palabras, con tal de poder escribir mas. Ahí tienes al Twitter, escritura en "morse" le digo yo.

Ni hablar de los mensajes vía celular, en donde te cobran por caracteres. Al parecer esa será la nueva ley de escritura, decir mucho en pocas líneas. Raro, pero es así.

Respondiendo tu pregunta sobre cuales son las reglas de escribir bien, creo que no las hay. Depende de la persona, de expresar sentimeientos e ideas. Historia a relatar. Cada uno posee interpretación diferente, es casi lo mismo decifrar que quiso decir un compositor en una canción. Le puedes dar mil significados.

Cariños,con unos tímidos rayos de sol, que no ayudan mucho.
Besos!

Jo dijo...

Yo no sé si la escribidera :P sea cuestión de pulir o fijar bien la vista para que no salga "tan" chueca...
alguna vez me fui a algún taller pero a veces resultaba un tanto de presión porque a veces la inseguridad casi era simil a que te pincharias si trazabas mal ...
en fin
que hasta por eso supongo que si te h agustado escribir sea cual sea la intención es como uno va perdiendo el miedo... y el tiempo jajaajaja...

lo que creo yo básico es que quiza uno puede esmerarse un poco y no alterar la letra :S es decir que la ortografía se agradece ya no importa si se poseee vasto conocimiento del tema o es trivial o es snob

Yo puedo hacer cosas con papel, cocinar, seguramente algún trazo en unalamina de arquitecto.. pintar... matizar o mezclar color, hacer pulceras o cosas de esas que venden en tiendas de fantasía... pero bordar... no :S soy neofita y una completa ignorante del tema.

y a decir verdad odio eso de poner en mi casa carpetitas o tejiditos de abuelita jaja. Ay abuela que bueno que no lees esto!
...
aunque si hubiera sido tehuana seguriiisimo que aprendo a bordar esos vestidos maravillosos... mientras paso :S y procuraré aprender a escribir y regañar a las generaciones detras mio que se empeñan en acortar palabras poner k´s en vez de Q y demás

tan bonito que es escribir como dios manda

(bueno , cosa de dios no es ) je

e. r. dijo...

"Colocar las palabras adecuadas en el lugar adecuado es la más genuina definición del estilo", dice Jonathan Swift. Pero evidentemente la gran literatura no es una cuestión de estilo ni de gramática, como también sabía Swift. Es una cuestión de iluminación, tal como entiende Rimbaud esta palabra. Es una cuestión de videncia. Es decir, por un lado es una lectura lúcida y exhaustiva del árbol canónico y por otro lado es una bomba de relojería. Un testimonio (o una obra, como queramos llamarle) que explota en las manos de los lectores y que se proyecta hacia el futuro.
Roberto Bolaño

otra cita, esta vez un poema:

En esta tarde llueve, y llueve pura
tu imagen. En mi recuerdo el día se abre. Entraste.
No oigo. La memoria me da tu imagen sólo.
Sólo tu beso o lluvia cae en recuerdo.
Llueve tu voz, y llueve el beso triste,
El beso hondo,
Beso mojado en lluvia. El labio es húmedo.
Húmedo de recuerdo el beso llora
desde unos cielos grises
delicados.
Llueve tu amor mojando mi memoria
y cae y cae. El beso
al hondo cae. Y gris aún cae
la lluvia.

Vicente Alixandre.


pd: besos

malbicho dijo...

pues, señorita, tal vez a usté no le entusiasme el punto de cruz, pero su mamá sí que era experta: usté está bordada a mano

y ese ridley scott si que es oportunista, viendo el éxito del exhibicionismo en redes sociales, buscó cómo llevarlo al cine

saluditos húmedos (se ve linda la ciudad recién lavada)

marichuy dijo...

Saqysay

Y para los escritores tocados por la gracia divina (o como quieras llamarle), eso que nosotros llamamos arte, es algo más esencial y menos rimbombante: una necesidad vital.

Ay querida, tendremos que echarle la culpa al chateo. Es eso, o admitir que a un gran número de miembros de las generaciones más jóvenes, les importa un bledo la gramática, ya no digas la ortografía.

Un beso

marichuy dijo...

Wow, Ever ¡!

Qué par de citas me has dejado. Me encantó Bolaño, de quien espero un día cercano me explote como una bomba de tiempo, haciéndome inmensamente feliz (todavía no consigno ese clic con él; una pena, habida cuenta de lo bien que escribía y de lo mucho –y estupendo- que escribió teniendo a México como punto central de sus tramas).

Y qué decir del poema de Aleixandre.... Uff.

Un beso y muchas gracias

marichuy dijo...

Bichito

Vaya por Dios, no te mediste con semejante amabilidad. Si mi abuela viviera (y leyera tu comment), seguro me diría: ‘m'hijita, no te lo vayas a crees, que después vas a sufrir’ (al constatar que no era nada cierta tanta belleza)

Je, pues sí, tal vez Mr. Scott sea un oportunista; pero vamos, si ya hay tanto desfiguro exhibicionista en youtube ¿porqué no darle un poquito de forma y estilo? Total… si ya vivimos en un mundo exhibicionista hasta la nausea, que por lo menos tenga cierta gracia.

Saludos lluviosos

marichuy dijo...

Jolie

Ve tú a saber en qué consista, eso de "la buena escribidera". Al final, más allá del obvio pulimento de las palabras, amén de su buen hilado, creo que lo importante sigue siendo "ese algo" indescifrable que hace que nos conectemos con unos y no con otros.

Creo que yo no podría bordar como las mujeres del Istmo… jamás, ni siquiera habiendo nacido allá. Uno debe admitir sus limitaciones, jeje.

chilangoleon dijo...

chale=yo=a=duras=penas=sé=surcir=y=
escribo=con=las=patas=como=ya=se=
habrán=dado=cuenta

babel dijo...

Hola marichuy, como yo no sé escribir, cuando leo tu texto me vienen a la mente algunos libros que según quienes entienden del arte de la escritura son auténticas maravillas literarias (seguro llevan razón) pero me resultan tremendamente aburridos. Me llueven tomates (en sentido figurado, claro) cada vez que se me ocurre decir que García Márquez no me parece para tanto y que destila cierto endiosamiento (existe esta palabra?) que corresponde a su modo de ser y moverse (ojo, y comparto muchos de sus puntos de vista sobre la actualidad). Otro, Muñóz Molina, uno de los mejores escritores que hay en la actualidad en España (miembro de la RAE) pero que me aburre como pocos, aunque es verdad que es un arquitecto del lenguaje.

Con Ridley Scott me sucede tres cuartos de lo mismo, versión Cine. De todas formas, el avance que traes parece muy interesante. Estaremos al tanto, a ver en qué se materializa su proyecto.

Saludos!

La abuela frescotona dijo...

QUERIDA MARICHUY, TRAJISTE A MI MENTE LOS RECUERDOS DE MIS DIAS DE PUPILA, Y LAS MONJAS NOS TORTURABAN CON LOS BORDADOS, ES VERDAD, NOS MIRABAN EL REVÉS DEL BORDADO, TENÍA QUE VERSE IGUAL QUE EL DERECHO.
ESTOY CONTIGO, LA TÉCNICA DE APRENDE, EL TALENTO NO.
ABRAZOS AMIGA MIA

marichuy dijo...

Chilly

Querido: ni cómo contradecirte. Aunque el poder "escribir con las patas", no debe ser un talento menor, jajá

marichuy dijo...

Babel

Al segundo escritor que mencionas, no lo conozco; pero sobre Gabo te puedo decir algo: nunca he sudo su gran fan aunque hay cosas suyas que sí me gustan: ‘El General en su Laberinto”, una historia llamada "Del amor y otros demonios" y tres de los “Doce cuentos peregrinos”: ‘Sólo bien a hablar por teléfono’, ‘El rastro de tu sangre en la nieve’ y ‘Me alquilo para soñar’. Y es que el realismo mágico, tan mágico, nunca ha sido mi hit (y no quiero decir que escriba mal –no soy quien para calificarlo-, simplemente que yo, por más cursi que sea, en ciertas cosas soy muy seca y tanta floritura me empalaga).

Ridley Scott, tan buen cineasta, no sé porqué le ha dado por tanta superproducción grandilocuente y medio hueca.

Un beso

marichuy dijo...

Querida Abuela

No cursé estudios en colegios religiosos (gracias a Dios, jajá), pero a fala de monjas pellizcándome por no saber bordar tuve a mi abuela... claro, mujer inteligente, muy pronto se dio cuenta que yo estaba negada para tales menesteres y ya no insistió más.

Así es: la técnica, la buena ortografía y el dominio de la gramática... no bastan, hace fala ese algo que no se enseña en los manuales ni en la mejor escuela de escritores.

Un abrazo

mario skan dijo...

En relación a los escritores consagrados tengo un caso especial con Saramago con el que todavía no me engancho y qué se le puede discutir en cuanto a la técnica, el uso del lenguajes y la narración, simplemente no puedo conectarme. Un caso extraño fue con la novela de Dick, autobiográfica, Confesiones de un artista de mierda, novela que leí de la pantalla sin dejar un respiro, me sentí muy conectado con esa historia al igual que con la novela La transmigración de Timothy Archer. Que extraño que es el mundo de las identificaciones literarias.
un saludos desde el frío y hoy hincho por uruguay

Justo dijo...

Pues apetece tu ciudad fresquita...

Creo que es buena la idea de Ridley Scott, hoy en día todo el material que se genera en la red es ya una revolución visual, todo se está transformando.. habrá que reciclar, de alguna manera, todo eso, buscarle sentido artístico, que muchas veces lo tiene...

Un beso: bordaste, como siempre, tus reflexiones

marichuy dijo...

Mario

Mentiría si dijera que presido el 'Fan Club de Saramago' (cosa recurrente en estos días cercanos a su muerte, cuando le han salido fans hasta dentro de las huestes de 'El Libro Vaquero' -un bodrio de "cómic" mexicano, vulgar sin remedio, pero harto popular y en un tiempo la publicación más vendida en este país-). No obstante, dos de sus libros me fascinan: 'El año de la muerte de Ricardo Reis' y ‘Viaje a Portugal’. Fuera de eso, admiraba más al hombre capaz de defender sus convicciones, en una época en la cual asumirse de izquierda y simpatizante de las causas perdidas... pareciera sinónimo de pecado mortal.

Y sobre el enganche con ciertos escritores, quizá seguirá siendo algo inexplicable, pero una cosa, creo, es segura: no tiene que ver, necesariamente, con la maestría ejecutora del autor.

Jajá, veo que ya desististe de dar por terminado el Mundial

Saludos

marichuy dijo...

Justo

Pues sí, la verdad es que yo no me quejo (sé que ustedes por allá casi padecen la canícula) del clima de estos días.

Es lo que digo: si ya de por sí la vida nuestra cada día es más virtual, que por lo menos sirva para algo más que exhibicionismos de dudoso gusto. No lo sabemos, tal vez de la convocatoria de Mr. Scott sale algo realmente bueno y de mejor calidad que muchos de los blockbusters veraniegos… como ‘Eclipse’, por mencionar sólo a una de las bazofias fílmicas de estos días.

Saludos y gracia

le cid dijo...

Querida Marichuy...
Bordados y lluvias? Algo conozco de ambos.
Por lo pronto intento reciclar mis sentimientos...

Un beso

W dijo...

Mi Chuyis:

Soy una pésima bordadora... las monjas nunca pudieron conmigo en este rubro... de ahí que también sea pésima escritora....

Aunque, aquí entre nos... tengo otras gracias... jajaja


Besos bordados con las patas, como el Chilly

marichuy dijo...

Querido Le Cid

Será que danzar por esta vida es también cuestión de hilados: quizá no tan perfectos, pero sí efectivos (y sin importar lo fuerte que azoten las tormentas).

Un beso

marichuy dijo...

Mi Work's

Jajá, ¿cómo serán los besos "bordados con las patas"?

Podrías empezar por escribir sobre tus "otras gracias"... chance y saquemos (saquemos porque yo sería tu agente, je) una plata. Ya sabes querida, nada vende tanto como el morbo.

Besitos

JasonBirk佳琪 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Champy dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Champy dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Champy dijo...

Tanto que decir y tanta carencia para ordenar. 2046 anticipadas disculpas y como vaya saliendo. En primer lugar, si los odio pero no los sedusco, yo cumplo con mi misión y ellos caen solitos. Además, alguien tiene que cobrarles el exterminio pretendido de las raices de mi raza, y no es escusa, es motivo de causa. Segundo, si tu hubieras resultado quien buscaba tu H. abuela, yo no hubiera encontrado eco hace 4 años en algún lugar del ciberespacio y hasta me hubieran aniquilado las hordas patrioteras amaestradas por el mainstream "nacionalista cinéfilo" de esos dias y no estuvieramos ahora divagando y yo perdido sin saber a donde iba. Tercero, hoy, ante la gama universal de literaturas, las herramientas nos ponen frente a 3 elementales modelos de plumas, las que dominan el uso de los puntos y las comas, las que conectan sin necesidad de enchufe, y las que crean hablan gritan y manifiestan con carisma como sello. A las 3 respeto, pero si he de elegir una, me quedo con la tercera. Siempre y en todo ámbito elegiré a quien antepone la causa que al que antepone los medios, y si el grito es con las patas, bien lo sabes que me ofrezco de tapete. Lejos de su mejor época, GABO citó en mala hora: "escribo para que me quieran", yo ya lo adoraba y su cita sobró, es GABO, y todo le perdono, pero cualquier otro imbécil con tales pretenciones me lo paso por mis destos y le auguro mal fin. Te lo decía hace unos días, hay de bordados a bordados, y los tuyos son alicientes. Heme aquí. Así como a GABO todo le perdono por las mariposas amarillas de Mauricio Babilonia, a Ridley el mismo status le confiero por sus replicantes, por convencerme que no todas las gringas son estúpidas, y por que yo también adoro los sesos, y si él hace caca, apuesto que hasta huele rico. Hay lealtades irreductibles, así es la mia. 2046

Champy dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
marichuy dijo...

Cuando llegan esos 'comentarios' con IP China, recuerdo la utilidad del artilugio de verificación de palabra... pero aún así no me convence.

marichuy dijo...

Champy

Es la tercera vez que intento contestarte, espero que ahora sí concluya mi respuesta (la energía eléctrica ha estado fallando... qué raro, ¿verdad?). Ya hasta olvidé todo mi choro de respuestas. Te decía algo así como que no pensaba en la seducción (de ti hacia a los Regios), pero que me dio penis decirte "tú no los soportas, pero ya estás pensando en quién estará cojgible”

De tus tres gamas de escrituras, me gusta esta: “las que conectan sin enchufe”. A mí me gustaría tener una así, una que conectara sin enchufe ni baterías (más en esta ciudad donde la energía eléctrica falla tanto, jeje). Pero qué le vamos a hacer, una nomás es divagante. Ahorita estoy escribiendo (intento hacerlo), pero la gritería de mis vecinos pamboleros no me deja en paz… (ilusa de mí, al pensar que tras la eliminación de México, y Brasil, del Mundial me libraría de la escandalera).

Hace algún tiempo decidí que mis escritores –profesionales- favoritos serían sólo puros muertos (bueno casi puros muertos): así ya no existe el peligro de que un día me decepcionaran. Sabes? No me parece tan mal decir “Escribo para que me quieran” (por tu Gabo). Mucho peor es escribir para ganar prebendas con los gobernantes; quienes lo hacen sí que merece ser apaleados (son como los peores fascistas, esos que se disfrazan de demócratas).

Besos domingueros

Champy dijo...

Maldito blogger!!! Antenoche que te visité estaba del nabo...batallé horas para subir el comentario y luego ví que se subió 2046 veces...ya no le quise mover..veo que ya corregiste el detallito.

Yo creo que aquel que no se muere a tiempo comete los disparates (perdonables en algunos casos, GABO, CF) por simple y llana humanidad, no son Dioses, aunque conversen con ellos. Por ello Rulfo hizo bien en retirarse y Bolaño en morirse, así su imagen está integra.... pobrecita Garro mira, ni se retiro ni se murió y nomás acabo siendo usada...cuando te topas en la vida con un antisocial con poder, se oscurece tu sangre, y es practicamente incurable... lo bueno es que el mío era un pendejo antisocial!!! jeje.

A Dios gracias ha llegado a su fin. Ahora a.... celebrara a los amigos gachupas que han de estar felices....ni hablar.

2046

marichuy dijo...

Champy

El Blogger, insisto, está resentido por el abandono de que ha sido objeto ante el furor de Twitter.

Pues quizá una no sea quien para andar juzgando, pero hay unos escritores (e historiadores y dueños de revistas culturales) que no tienen el menor pudor en poner sus talentos al servicio del Tlatoani en turno y hasta aprovecharse de ello para ganar canonjías. Y a esos, con tu perdón, cuesta tenerles respecto (vos sabes de quienes hablo).

Besitos tristes

Sonia. dijo...

sabes una cosa nena?, a veces pienso o que tu y yo nos parecemos mucho o que de plano somos muy genericas!... que amolada te di, sin querer lo prometo, yo por supuesto con mucho menos dominio de lo literario que es un buen tramo que cortar, pero tienes la magia de escribir y hacer que me sienta protagonista en tus lineas, como los grandes autores lo logran en mi.

el bordado fue algo que me costo un buen.. ni lo hago bien, ni me gusta hacerlo, aaah, pero como lo critico porque se como se hace.. jejeje. y si, me gusta tenelo en casa.

un abrazote

marichuy dijo...

Sonis

¿Genéricas o como de la Farmacia de Similares, como Simichicas del Dr. Simi? Jajá

Un beso

Kyuuketsuki dijo...

Creo que "escribir bien" tiene mucho que ver con la parte emocional. En mi caso, al menos. Despertar emociones primarias, sobreo todo. Como la música. Transmitir todo eso es una proeza que pocos pueden lograr.

Por otra parte, esta ciudad no parece hecha ni para las lluvias, ni para el calor, ni para los ventarrones, ni para vivir. Pero aún así me gusta un friego, pues. Ni qué hacerle.

marichuy dijo...

Kyuu

Dejémoslo en "escribir", ya lo de bien (que no se reduce a tener una buena ortografía; ojalá con eso bastara) es como el plus.

Jajá, pobre Ciudad. Quizá para lo que no está hecha, es para este mundanal de gente desordenada que la habitamos.