escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

mayo 28, 2010

a medio llenar

Ayer, entre charlas a distancia y viajes en la memoria, volvió a mí un tema que jamás he podido entender, pero siempre me ha inquietado: el vacío visto como una carga dolorosa e insostenible; esa sensación que paradójicamente a lo que su concepto podría sugerir, es capaz de llenarlo todo, copar una vida y arrastrarla consigo. Dice Juan Gelman (en el poema de aquí abajo) que el vacío no tiene solución, que tiembla entre su continuidad y su ruptura. Si el vacío se siente, esto –lo sentido- debe ser muy similar a la sensación de la nada, a saberse y sentirse ausente de todo, incluido uno mismo. Sobre el vacío, los vacíos sin llenar, se ha dicho tanto y propuesto las más variadas “soluciones”, desde puntos de vista tan distantes como el religioso y el psicológico. Todas, como es obvio, sean meros placebos o soluciones serias, apuntan hacia el llenado de ese vacío. Posiblemente me equivoque, pero me da la impresión de que quienes buscan ayudar, lo hacen partiendo de la idea de que únicamente se trata de colmar huecos, espacios sin llenar. Llenar por llenar. Para que el vacío ya no “haga ruido”. El problema es que no pocas veces, y aún cuando en apariencia consigan su objetivo… llenen el hueco, las cosas no necesariamente se componen. A riesgo de ser malinterpretada (o algo más fuerte), me atrevería a decir que hay vacíos que no se llenan con nada, quizá porque en principio ni siquiera se entiende su origen, las razones o sinrazones del mismo. En un tiempo que ahora me parece sucedió hace siglos -cuando en realidad no hace tanto y cuya lejanía en mi mirada debe ser un mecanismo, tramposo, para protegerme y perdonarme por lo que considero un fracaso muy doloroso- tuve relación con alguien a quien siempre consideré un ser luminoso y sensible, quien, no obstante su innegable riqueza interior, arrastraba un vacío rotundo, imbatible. Pocas relaciones tan cercanas y simbióticas en mi vida. Podíamos vernos el uno en el otro, confiábamos el uno en el otro. Y sin embargo, pese a esa cercanía, a ese muto entendimiento, jamás fui capaz de dilucidar las razones y sinrazones del vacío que parecía venir con él desde su nacimiento. Terca, ingenua y arrogante, pensé que al estar con él yo debía hacer lo posible por atenuar sus penas, acompañarlo en sus desasosiegos y, claro, entender y aliviar el vacío con el que convivía como si fuese su karma, su sino irrebatible. La ingenuidad y mi arrogancia a partes iguales, me llevaron a creer que el amor y la comprensión sin fisuras que según yo había entre ambos, bastarían para ello. No fue así. A mi fracaso personal lo acompañó el fracaso colectivo: ni estudios, retiros espirituales, viajes, familia, amigos, relaciones pasadas… nada ni nadie consiguió jamás llenar el vacío de su alma (o donde sea que se localice el vacío) y ni siquiera atenuar el dolor que éste le causaba, y que con el paso del tiempo fue mermando sus ganas de ser, de vivir, hasta que ya no pudo más y decidió largarlo todo e irse...


Mucho más que el encuentro es
el deseo incesante
que fabrica silencios.
El vacío no tiene solución,
tiembla entre
su continuidad y su ruptura.
La sangre
se mueve contra
las leyes del estar.
La piel que arde solita
orbita en universos, se
parece a un alma sin agua.
Los océanos de la razón
son espejismos del sueño sin sueño.
Nunca les crece la
verde ramita de lo que no fue

Vistas, Juan Gelman



*******

66 comentarios:

marichuy dijo...

Una disculpa por eliminar la entrada que subí ayer en la tarde; en especial a GAB que ya había comentado. Quizá después, con más serenidad, vuelva al tema, previa remozada, je.

valnouveau dijo...

bueno marichuy, el vacío es horrible, lo he sentido muchas veces a grado de ir al doctor. Después cada vez que lo siento va de la mano con el miedo. Aun así creo que trato de verle el lado positivo que es verse a uno mismo.

abrazo!

Pulgarcito soñador dijo...

Es verdad. A mi me agarra un vacío los domingos a la siesta, cuando no tengo a mis hijos...y nunca me lo pude explicar...es un vacío real, como los vacíos, o sea, nada.
Un abrazo.

W dijo...

He sido tan soberbia que muchas veces he pretendido llenar los vacíos de otras personas.... mmmmmmm... y no.... no se puede...

Ni siquiera he podido lidiar con los míos y ahí ando de redentora...

Me da no sé qué este post... será que ando susceptible...

Besos mi M

LUIS TORRES dijo...

muchas veces uno se siente vacio a lo largo de su vida, pero no por que uno misma la genera, si no muchas veces por segundas personas, y si andamos filosofando ya lo dijo Sartre "nuestro infierno esta en los demas" asi que querida Marychuy no dejarce llevar por otras personas ni recuerdos y siempre mirar al frente...

Abrazos

El eremita dijo...

Marichuy:

Sin palabras, en el vacío del lenguaje, anterior al símbolo, floto en la ausencia. ¡Que post!

No puedo hacer más por ahora. Te remito a esta canción, para mí fascinante, de mi fascinante Bjork.

http://www.youtube.com/watch?v=vMS3GXOCAp4

IMMATURE

How could I be so immature
to think he would replace
the missing elements in me?
how extremely lazy of me

tnf25 dijo...

solo se de un vacío que duele y es ese que va haciéndose mas y mas grande cuando dos amantes terminan una relación y se alejan el uno del otro dejando entre ellos solo silencio y espacio vacío, por los demás siempre los veo como oportunidades e hacer algo , de llenarlos, de crear un espacio. saludos

Pau Llanes dijo...

Querida Marichuy… Ay, a veces me pones el corazón en un puño…

Sobre el vacío… Hay múltiples y diversos estados de vacío existencial y/o amoroso… algunos contradictorios. Qué lío… ¿no?

Por ejemplo el de la insatisfacción permanente… Ya sabes que la voluntad no tiene límites, es absolutamente libre, es un aspirar sin término, un perpetuo querer. Cada satisfacción es el punto de partida para un nuevo querer y cada insatisfacción provoca un gran dolor. Y cuando no hay objetos que desear o cuando se consiguen rápidamente, sentimos un vacío aterrador… Pero seguimos deseando, expresamos nuestra voluntad de encontrarnos con alguien desconocido que a lo mejor compartirá nuestra vida (nos compartiremos, habitándonos) por un tiempo, o para siempre, es un decir…

O ese “amor vacío” que es el matrimonio concertado o los acuerdos a través de las secciones de contactos donde “hombre maduro o mujer separada de tantos años busca pareja de tales características”… Hay compromiso pero no existe ni pasión ni intimidad (todavía)… O suele ser el inicio de una relación de “corazones solitarios” —que también puede alcanzar elevadas cotas de apasionamiento gracias al ingrediente del misterio y la fascinación por lo desconocido, si se saben combinar seductoramente y no frustran nuestras expectativas “suficientes” en el primer encuentro— o suele ser una posibilidad final en la evolución de una pareja “asimétrica sentimentalmente”: uno de ellos se encuentra cómodo y tibiamente instalado mientras el otro vive la relación como vacía, aunque confortable social y/o materialmente, y acuerdan mantener su acuerdo de “conveniencia” hasta donde “ya veremos”, confiando en el retorno de los momentos pasionales de antes —que por lo general casi nunca se recuperan. En muchos casos este “Amor Vacío” evoluciona o se confunde con el “compañerismo amoroso”…

O ese vacío del que escribe Murakami… “No tengo la menor idea de por qué un domingo como aquél una tía pobre, precisamente, tuvo que robarme el corazón. A mi alrededor no había ninguna tía pobre, ni siquiera había nada que me sugiriera su existencia. Pero a pesar de ello, la tía pobre llegó y se marchó. Fue sólo durante unas centésimas de segundo, pero estuvo en mi corazón. Y al marcharse dejó atrás un extraño vacío con forma humana. Una sensación parecida a cuando alguien pasa un instante por debajo de tu ventana y desaparece. Tú corres a la ventana y te asomas hacia fuera. Pero allí ya no hay nadie”…

O ese vacío existencial al que se refiere Zhuangzi, el “olvido” de lo interior y exterior del ego, la desaparición de la conciencia del “ego”… ese estado espiritual en el que se trasciende las nociones distintivas corrientes de “lo bueno” y “lo malo”, “lo correcto” y “lo erróneo”… y se trasmutan de una cosa en otra, sin obstrucción alguna, como si se moviera en el gran “Vacío”… Cuando uno vacía la mente se encuentra en medio de este gran “Vacío”. Cuando alguien se encuentra “sentado en el olvido”, con la mente completamente vacía, las cosas van a “su vacío” carentes de ego, tal como son, van y vienen sin obstáculo ni miedo en el proceso cósmico de la “Transmutación”. Su actitud de observador tranquilo de las cosas le lleva a aceptar que nada merece ser rechazado ni nada es digno de ser perseguido, es un ser imperturbable. Un paso más allá y alcanzará la fase más elevada de la “indiferenciación”, en donde las cosas se disuelven unas con otras, pierden sus limites, se caotizan…”más allá del bien y del mal”…

Suerte… Llueve.

marichuy dijo...

Val

Creo que esa parte del conocimiento, a través de l a sensación de vacío, es algo valioso, con todo lo doloroso que pueda resultar (el camino del aprendizaje, casi siempre pasa por el dolor)

Un abrazo

marichuy dijo...

Pulgarcito

Pero por fortuna para vos, aunque recurrente, esa sensación de vacío que te aqueja los domingos por la tarde no es permanente; tiene una forma de alivio

Un abrazo

marichuy dijo...

Work's

Creo que todos, en mayor o menor medida, hemos pecado de soberbios pretendiendo llenar (o ayudar a ) vacíos ajenos, antes de mirar hacia los nuestros.

Ups... Tú susceptible y yo que te quiero bajar de la nube rosa de éter donde te mantienes a salvo, querida Wor's. Perdona

Besitos

marichuy dijo...

Luis

Atascada de razón esa frase de Sartre: "El infierno son los otros" Lo que parecemos olvidar, es que los otros también somos nosotros, querido Luis.

Saludos

marichuy dijo...

Eremita

Con tu comentario, acabas de corroborar que hay silencios que dicen más que un discurso. Gracias por el video de la gran Bjork.

Saludos

marichuy dijo...

Toño

Creo que en general, más tarde o más temprano, en algún momento, la sensación de oquedad dejada por una ruptura amorosa, pasa a un estado en que ya no pesa tanto, duele menos. Claro, hay quienes se autoengañan llenado el hueco, sólo por llenarlo… con lo que sea

Saludos

marichuy dijo...

Pau

En efecto, como bien ejemplificas y citas aquí, hay diversos tipos de vacíos.

En mi humilde opinión, los difíciles de entender son aquellos que escapan a las clasificaciones y definiciones filosóficas, psicológicas o literarias. Esos que no obedecen, en principio, a ningún desorden emocional o pérdida afectiva. Ese es el caso que cito aquí.

Un beso

Canalla dijo...

Soy uno contigo
en ti me fundo
Nada eterna

Cuando se cargan vacíos irreparables o de naturaleza incognoscible, sólo resta acostumbrarnos a ese paisaje interior, y tratar de sobreponernos con la capacidad de amar que todavía tengamos. Se dice fácil. Lleva una vida entera hacerlo, créeme.
Un beso.

chilangoleon dijo...

nada=esta=vacio=ni=siquiera=el=
espacio=intergalactico

Jo dijo...

Porque será marichuy, porque será dime
porque esos seres que son aparentemente sensibles y vastos de inteligencia y que con muy pocos apices son prolijos en que uno los admirte y ame tanto... y a su vez

nos dejen con ese vacio... arrastrando :(

ni contigo
ni sin tigo


dijera astrid hadad

chilangoleon dijo...

como=dijera=fecal=es=solo=
"percepcion"=mas=al=rato=explico=
cçvoy=por=un=sobrino=a=su=escuela

e. r. dijo...

El vacío es la cuna, como dicen, llenada por la insensatez de la vida.
Es la pulsión de muerte, hasta en lo más sublime, el orgasmo, está presente, dominando.
Saludos

Ju dijo...

Marichú,

Me dejó silenciosa este post.

Pensando en los vacíos que han sabido acompañarme. Y en alguno en particular que alguna vez me miro fijo a los ojos, y por largo rato.

Afortunadamente, éstas son otras épocas. Pero vaya vaya con aquellos recuerdos...

Un abrazo fuerte.

Jul

[ berna ] dijo...

Marichuita:
Hace unos años mi hermana dejó un vacío irremplezable e irreversible, fue cuando aprendí lo siguiente:
Los vacíos no se llenan, las personas no se dejan de extrañar, simplemente te acostumbras a vivir con ello.

Se pueden hallar nuevas experiencias, conocer nuevas personas, pero definitivamente no hay vacío que se pueda llenar.

un abrazo apretadito...

pd.: no tienes idea cuánto te envidio por tener a Aurelie Dupont cerquita!... aprovecha si la puedes ver :) ...y por cierto, le "envidia" no es de la mala.

buen fin de semana!

marichuy dijo...

Canalla

Qué bonito verso (y qué fresa mi forma de decir que me gustó).

Qué dificil, Canalla, acostumbrarse a ese paisaje interior, aprender a vivir y convivir con él... sin morir en el intento.

Un beso

marichuy dijo...

Mi querido Chilly

Sólo por esta vez, me voy a permitir disentir contigo. No es de esos vacíos físico-cuánticos o astronómicos, de los que hablo aquí.

Besitos llenos de frío

marichuy dijo...

Jolie

Créeme que me encantaría tener, si no las respuestas totales, al menos un atisbo de la razón detrás de esto. Pero hasta hoy, singo sin una aproximación. Y mucho me temo, que aún teniendo cierta idea sobre su origen, difícilmente podría torcer el rumbo de los desasosiegos generados por vacíos tan inasibles como incomprensibles.

marichuy dijo...

Chilly

Ya lo decía yo en un post pasado: a veces los neoliberales tienen razón, pues desde un punto de vista “pragmático” decir que la sensación de vacío es sólo cuestión de percepción, no es del todo equivocado. Aunque no en este caso.

marichuy dijo...

Ever

Será que lo que nosotros creemos nos distancia del vacío, en el fondo es sólo eso: una cuna llena de insensateces. Me gustaría creer que no, pero temo que sólo sería una forma de autoengaño.

Saludos

marichuy dijo...

Jules

Y para mí, fue imposible no estremecerme al leer sobre el vacío que la miró fijamente a los ojos y durante un largo rato.

Es bueno saber que eso quedó atrás.

Un abrazo para vos

marichuy dijo...

Berna

Muy cierto: uno nunca deja de extrañar a las personas y a veces, tampoco deja de quererlas. Lo único posible, es que con el andar del tiempo, aprenda a vivir con ello (y sin ellas) sin azotarse tanto.

Un abrazo igual

PS Aurelie Dupont viene en pareja con Manuel Legris (no vino mi Nicolas como originalmente estaba previsto, quizá porque esta es la última gira de Legris antes de abandonar la Ópera de París para irse a dirigir el Ballet de Viena) con quien presentará "La Dama de las Camelias"

[ berna ] dijo...

Querida Marichuy, es oficial... después de lo que acabas de detallar de Aurelie Dupont y Manuel Legris, yo oficialmente te tengo envidia!!
Legris es un gran bailarín, a él lo he visto, a Aurelie aun no.
Ojalá los puedas disfrutar a ambos!

(la envidia sigue siendo de lo no taan mala jeje)

saqysay dijo...

Ufs!!!

Haz dado justo en el punto de mi debilidad, recuerdas cuando hace unos días, te comentaba algo por correo.

Ese miedo, esa ansiedad de quererlo todo, pero a la vez, nada. Inseguridad de avanzar. Son muchas preguntas y aún no encuentro las respuestas.

Diablos que contradictorio!!
(Mejor te escribo un correo)
PD: No tiene relación con el
amor, tampoco desorden emocional
Tal vez, porque estoy en proceso
de limpieza de mi mente. Si, tiene
relación con eso.

Besos te quiero mucho!!

marichuy dijo...

Mi querida Berna

Fíjate que lo estuve viendo, a Manuel Legris, en algunas actuaciones, (gracias a youtube), y sí el hombre es muy bueno. Me gustó especialmente en Giselle. Y según leí, se retira en plenitud de facultades, pues hoydía, a los 45 añitos, está considerado como unos de los mejores bailarines del mundo.

Deben hacer buena pareja (fíjate que ese ballet de “La dama de las camelias” nunca lo he visto).

No os preocupéis, que yo a cada rato siento envidia... de la buena, jajá

Un abrazo

marichuy dijo...

Querida Saqysay

Si hay contradicciones y uno es consciente de ellas, creo que vamos de gane. Terrible cuando uno ni las nota. Quizá más que vacío, como carga insostenible y avasallante, lo tuyo es la mera ligerza que queda tras la depuración y desecho de cosas dañinas.

Besos, querida y gracias

mario skan dijo...

leo tu historia y poco me queda por comentar. Hay veces que el vacío de otras personans nunca se pueden comprender o no se le pueden encontrar explicaciones lógicas, quizá esté diciendo una gansada pero hago un paralelismo con mi experiencia.
El poema de Gelma acuña de manera muy bella ese sentimiento que cuesta mucho comprender-
saludos

marichuy dijo...

Mario

Quizá sea así, que ante el vacío incomprensible, que alguna vez hemos atestiguado (tal vez padecido), no quede mucho por decir.

Saludos

virgi dijo...

Mi querida Marichuy, me fascina cómo eres capaz de poner en letras esos sentimientos, yo no sabría y te releo varias veces...¡lo hilas tan bien!
Hay vacíos definitivos, esos que dejan los que amamos y se van para siempre, y aunque los vayamos tapando lentamente, para que no se vean, en realidad siempre están ahí. Luego están los vacíos de amor, desgarros que pueden ser tremendamente dolorosos y que sí se van llenando con el tiempo, hasta desaparecer.
¿Y que me dices de esos vacíos tontos y dependientes, como sentarte ante el ordenador y que no funcione? ¿O que vayas buscando un trocito de chocolate y no tengas?...mira que nos creamos dependencias los humanos...tantas personas necesitando lo mínimo y otras añorando tanto!
Te dejo...de un asunto fundamental, me he ido a superficialidades...

Pero te mando besos, siempre!

marichuy dijo...

Querida Virgi

Tú siempre mirándome con tan "buenos ojos", como dicen en mi pueblo. Gracias.

Y creo que lo de vacío nimios puede ser más una apreciación desde fuera, porque para quien los siente, créeme, no lo son.

Te agradezco el comentario y te mando un beso.

PS Eso de quererte “consolar” con un placebo como el chocolate (amargo, bien amargo) y no tenerlo a mano… sí es una pequeña “tragedia” (por superfluo que parezca verlo así).

MauVenom dijo...

El vacío es tremendo

porque para notarlo tiene que haber entonces mucho espacio

un gran corazón, una gran ambición, un grandioso sueño, una enorme ausencia o una abismal incomprensión

pero es duro, Mari, porque le es fácil avanzar

reconozco sin embargo que tal falta de contenido es algo que no tengo hace mucho... pero por momentos me siento amenazado, lo acepto

y eso es porque para evitarlo hay que llenarse de lo vasto y lo variado y en este lugar es difícil encontrarlo... seré muy complicado o demasiado simple, no me entiendo.

Besos

El eremita dijo...

Apreciada Marichuy:

Te he pensado durante dos horas de conferencia el día viernes pasado. Una conferencia sobre psicoanálisis llamada "El dolor de existir". Se estuvo abordando el tema, el vacío, sus manifestaciones, sus ires y venires. Recomendación según conferencista: La era del vacío de Lipovestky Gilles. Lo intentarías? Leerlo y contarme?

jordim dijo...

un muy buen post.

del vacío salen aveces maravillas.

marichuy dijo...

Mau

Y fíjate que es justo ahí, en esa "contradicción", donde yo veo el problema para enfrentarlo: el vacío puede ser del tal dimensión... que lo llena todo. Terrible.

Besos

marichuy dijo...

Estimado Eremita

Gracias por el recuerdo. Conozco algo de un par de textos de Gilles Lipovetsky que me parece van hermanados, ese que vos mencionas "La era del vacío" y otro llamado "El imperio de lo efímero". Si no mal entendí, la tesis de Lipovetsky apunta hacia que va más o menos así:

En esta época donde -al menos en teoría- casi todo nos es nos asequible y tenemos a nuestra disposición formas y medios de comunicación de alcance (casi) ilimitado, el hecho mismo de que todo pase a la velocidad del rayo y pocas cosas permanezcan (lo que hoy es nuevo mañana ya es obsoleto y en los artilugios informáticos, gadgets y demás medios de comunicación podemos constatarlo sin dificultad… peor también en los sentimientos y en la forma de relacionarnos con los demás), conduce a que los seres estemos más confundidos, desubicados e incomunicados que nunca. Y por otro lado, en plena era globalizada, los humanos nos hemos vuelto más individualistas que nunca; habla, por ejemplo, de que hemos perdido el impuso idealista, la capacidad de solidarizarnos con causas justas.

Y justo por ahí es donde Monsieur Lipovetsky sitúa al vacío, al que llama algo así como “el mal de la posmodernidad” (hará cosa de dos o tres años estuvo acá en México hablando sobre esos temas y sobre otros tratados en textos muy recientes).

Saludos y gracias otra vez

marichuy dijo...

Jordim

Hombre, gracias. Una mera divagación, surgida por culpa de las trampas de la memoria.

Saludos

karenina dijo...

hace tiempo que no surfeaba por acá, vengo de visita y me topo con el vacío, algo tangible, tan hiriente pero que en ocasiones se disfruta...unabrazollenomarichuy!

jess dijo...

Nunca he entendido la razón de ser de los vacíos internos.

Quizás porque sé lo mucho que lastiman al ser humano.

Pero dicen por ahí que los vacíos se hicieron para ser llenados.

... Supongo que son una prueba para la voluntad humana.

Para saber si se es capaz de sobrevivir... o de lo contrario.

Un abrazote mi estimada Marichuy!

g. neidisch dijo...

Se me antoja
pienso que no es hambre
siento que se me antoja
gula, lujuria, dejadme,
el banquete es rápido
aun tendré hambre
se me sigue antojando
este vacío me hace explotar


Alemania ganó Eurovisión

marichuy dijo...

Karenina

Quizá, si se disfruta, es que el vacío no es tan hiriente.

Un abrazo

marichuy dijo...

Jess

Será? En lo personal no comulgo mucho con esa idea de que los "vacíos existen para ser llenados". Supongo que todo dependerá de qué tipo de vacío se trata (y de qué tipo de persona, quizá para algunas sólo es cosa de llenar vacíos con lo que sea... llenar por llenar).

Un abrazote

marichuy dijo...

George

Buuueno, ese es oootro tipo de vacío. Ya ves que hay quienes suplen vacíos -no estomacales- atiborrándose de comida.

Sí, supe que ganó Alemania (y por ahí leí -con un bloguero español- que le habían dado el triunfo porque, junto con Francia, es el país que está poniendo la plata para salvar la debacle financiera).

Besito

La abuela frescotona dijo...

EL VACIO INTERIOR, ES COMO UN LUNAR EN EL ALMA, O "DONDE SEA", ES ESE LUGAR QUE SE HACE NOTAR, ES UNA SENSACIÓN ABORTADA EN SU ORIGEN?
ES ALGO QUE QUISO SER Y NO FUE?
LO CIERTO QUE EL VACÍO ES ALGO, SU INCÓGNITA, ES NUESTRA ANGUSTIA.
SE DE ESA SENSACIÓN, LA LLEVO CONMIGO DESDE QUE RECUERDO, AUN SIENDO NIÑA.
QUIZÁS SEA LA "COSA", QUE NOS LLEVE A NUESTRO DESTINO.
UN ABRAZO MARICHUY

Stanley Kowalski dijo...

Es un tema serio, complejo, y a veces incómodo. Conozco gente que hasta niega los vacíos. Como todo el mundo los tengo, y trato de convivir con ellos.

Quiero decirte que es muy grato poder volver a visitarte, y felicitaciones por tu premio!!

BESOTES HERMOSA Y BUENA SEMANA!

marichuy dijo...

Querida Abuela

Tal vez sea así y el experimentar "ese" vacío, sea un paso necesario para hallar el "camino". No estaría mal, pese a lo tortuoso de este periplo. Ojalá fuera así.

Un abrazo

marichuy dijo...

Stanley

No son (o no somos) pocos, los que prefieren negar sus vacíos o en su defecto, llenarlos con lo que sea.

Gracias, más grato es saber de tu restablecimiento (ya te decía que a mí, las enfermedades me parecen deprimentes).

Besitos

Fernando dijo...

Tengo la fortuna de no sentir esos vacíos. Y creo que es por la enorme carencia de tiempo. Quisiera hacer tantas cosas en un día que normalmente no me da tiempo; y así en una semana, en un mes tras otro. Quizá esa es mi clase de vacío: el desbordamiento. Me desasosiega, y a veces exaspera temporalmente, pero no me obsesiona ni me somete. De hecho suelo verlo como un reto más que como una derrota.
Y creo que el amor debería ser capaz de llenar grandes vacíos. Y, si no es así, creo que más que vacíos se trata de ausencias vitales.
Un abrazo bien lleno.

marichuy dijo...

Fernando

Yo también creía (de alguna forma sigo creyéndolo) que el amor debiera llenar ese tipo de vacíos. Pero ya ves, a veces pasa que el amor, por sí solo, no bata para ello.

Suerte con los desbordamientos...

Un abrazo fuerte

GAB dijo...

Marichuy, la mas dura sensacion de vacio la he sentido cuando dejas de ver a una persona (no necesariamente pareja) a la que se ama entrañablemente., y por razones x no ves, o no puedes volver a ver. El olvido es lo que nos permite seguir adelante a pesar de, (como dijo anteriormente berna)

Un abrazo.

GAB dijo...

Te fijas que me espere aque comentaran todos jaja.

=)

marichuy dijo...

GAB

Terrible ese vacío. Infortunadamente, quizá el más común y también infortunadamente, sólo uno de varios.

Un abrazo

PS Si me fije, en tu "trampa", jeje

Ivanius dijo...

El vacío existe para, por contraste, aprender de lo que llamamos insuficiencia. Por eso, como dice Canalla, es parte del ritual de vivir: sin silencio no distinguiríamos las palabras.

Abrazos silábicos.

Cuetzpallin dijo...

Llegué aquí desde El Fanzine y, si me permites, voy a quedarme.

Ahora, el vacío... en efecto es algo enorme contra el cual los hombres han tratado de luchar a lo largo de la historia, en todos los campos. Es el mayor temor de cualquier ser humano y al mismo tiempo el mayor misterio que nos llena de curiosidad. Por el vacío es que le tememos a la muerte, no a la muerte misma. A todos nos ha dado por querer llenar vacíos ajenos, pero a veces es por no querer ver en el nuestro.

Todos nos enfrentamos alguna vez en la vida con esa sensación de un hueco en nuestro exister, aunque los huecos sean de diferente tamaño para cada uno. Lo malo, o bueno, es que no todos sabemos afrontar ese vacío, y muchos ni siquiera escapan de él, para ellos es como ser cualquier partícula después del punto de no retorno en un hoyo negro.

Realmente el vacío esta lleno de tantas cosas, que podrían ser inumerables. Tema interesante este del vacío, de la nada.

Saludos!

marichuy dijo...

Ivanius

Cierto, Canalla dice bien: el vacío, al menos en algunas personas, es parte del ritual de vivir y con él a cuestas habrá uno de hacérselas lo mejor que pueda.

Abrazos

marichuy dijo...

Cuetzpallin

Muy cierto: no todos esos "huecos" duelen, pesan, lo mismo y por ende, no todos pueden ser entendidos y, en su caso, aliviados de igual manera. Lo triste, o quizá no tanto, es que hay quienes ni notan los suyos.

Te agradezco mucho la vista y el comentario

Saludos

marichuy dijo...

Cuetzpallin

PS Ups, disculpa la falta de cortesía, no te dije lo principal: Siéntete Bienvenida.

Saludos otra vez

José dijo...

Hace unos días vi la película de Tokio, bueno sólo alcance a ver la terera parte, que trata sobre los hikikomoris; que son personas en el Japón que se autoexilian del mundo exterior, por diferentes causas, que van desde la presión social y familiar, hasta alguna deepción, o simmplemente porque les nace, vivir en el vacío, de acción, de ser. Una forma extrema de lidiar con los vaciós, sumergiendote hasta la locura en uno. Yo ya aprendi a convivir con los míos, jejeje.

Un saludote con abrazote

marichuy dijo...

José

¿Tokyo? Un film coral construido con tres mediometrajes de tres distintos directores? Desafortunadamente no la he visto (en México ni esperanzas que se exhiba) y tengo muchas ganas, porque una de las historias es dirigida por Leos Carax, quien hace años realizó una película que amo: "Los amantes del Puente Nuevo”.

Muy interesante eso que comentas.

Es bueno, cuando no queda más, aprender a vivir con los propios vacíos a cuestas.

Un abrazo

José dijo...

Perdón, por no aclararte la duda inmediatamente respecto a la pelicula de Tokio, pero pasa que luego no regreso a un tema en el que ya comente, en los blogs que sigo; salvo en el tuyo y en el de malbicho, que se que siempre contestan en forma personalizada los comentarios; pero ahora se me fué; me ha pasado en muchas otras ocasiones, en que me hacen alusiones o cuestionamientos directos a mis comentarios y que hasta mucho pero mucho después, me vengo a dar cuenta, ya demasiado tarde para contestar.
Es es una de las razones por la cual prefiero más el correo para el intercambio de ideas.

Bueno en cuanto a la duda, si creo es esa película que dices, ya que si eran tres historias distintas, la fecha era de 2008. No cheque más, ya que soy un neofito en eso del cine y pocas veces reparo en actores y directores, yo sólo ubico historias o tramas. La pasaron creo en el 52mx, deja checo si la repiten y te aviso.

2 abrazos