escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

marzo 08, 2010

paraísos y mujeres

Mujeres. Un año atrás, en este mismo sitio, escribí que la conmemoración oficialista del Día Internacional de la Mujer, no me hacía muy feliz que digamos. Hoy no será la excepción. He recibido media docena de abrazos de igual número de compañeros hombres, quienes con la mejor intención, supongo, me han dicho "feliz día"; el Director General de la empresa donde laboro encabezó una ceremonia, en la cual no han faltado los discursos inflamados de palabras como equidad de género, igualdad femenina y similares. Después, hubo un ambigú y hasta vino blanco, para brindar por "nuestro día". Todo esto lo he presenciado desde la ventana del cuarto piso, hasta donde se escuchaban (merced al alta voz) las palabras de los funcionarios. Palabras que escuché como quien oye una misa en latín, ajenas e inconexas, mientras  recordaba la imagen vista muy temprano, esta misma mañana. Resulta que en el paradero hay una chica encargada de llevar el control de los autobuses que hacen un alto ahí; libreta en mano, llueva, truene o relampaguee, ella está ahí cada mañana. Es joven, quizá unos 25 años, pero debido a su extrema delgadez, aunada a los estragos que el sol y el viento le han dejado, su piel luce opaca, sin vida, lo mismo que sus enormes ojos oscuros. Nunca la he visto reír y no es que esté sola, siempre está en compañía de sus dos hijos; uno de unos cinco años (que no parece ir al kindergarten pues siempre está con ella) y otro más pequeño, de unos tres quizá. Y pronto serán tres los hermanitos, a juzgar por el adelantado proceso de gestación que deja ver su menudo cuerpo. Es la "despachadora" de los autobuses y su pequeño de cinco años su asistente. Siempre que la veo experimento sentimientos encontrados; me conmueve y me enoja al mismo tiempo. Tres hijos, un trabajo que debe retribuirle ingresos miserables -amén de tener que aguantar a uno que otro majadero diciéndole cosas desagradables-, ¿qué futuro puede haber para esos niños? ¿cuáles ilusiones puede tener ella? Obviedades así me pregunto, pero sobre todo, una y otra vez, me repito ¿y dónde carajos está el padre (suponiendo que sea uno solo) que engendró a esos niños?

¿De qué carambas le sirven a ella los discursos oficiosos y las consignas feministas vertidos por todas partes en el día internacional de la mujer? Por supuesto que es indispensable la equidad de género… tanto como necesaria y urgente la disminución de la desigualdad social. Sin esto… todo se queda en discursos y, en el mejor de los casos, buenas intenciones.

Paraísos. No sé si el paraíso exista. Menos podría decir, sin titubeos, qué lugar o sensación representa para mí, de la mejor manera, al paraíso. Lo cierto es que casi siempre que se habla o se piensa en él, las imágenes son idílicas. Por ejemplo, una isla de belleza indómita, aún no invadida por las cadenas hoteleras trasnacionales ni los vendedores ambulantes; libre de sombrillitas multicolores. Un lugar, pues, sin "rastro de civilización", ajeno al mundanal ruido, donde nada ni nadie perturbe la sensación de paz; en la completa lejanía, desprovista de preocupaciones, penas y demás. Aunque una playa soleada no es precisamente el must de mis fantasías (ya lo he dicho, el sol y yo, como decía  Porfirio Díaz de México respecto de nuestros vecinos gringos: entre más lejos mejor); suscribo las demás imágenes idílicas, nada me gustaría más que sentirme libre de preocupaciones, lejana del mundanal ruido (para no enojarme por cosas que –no faltará quien diga- ni me van ni me vienen, como la vida de la chica del paradero de autobuses), sin pensar en nada desgastante, sin extrañar nada ni a nadie y sobre todo sin sentir este dolor que bien a bien no sé ni a qué se debe. Tal vez mi querida Workahólika tenga razón y de vez en cuando, lo más cercano al paraíso -artificial, desde luego- sea vivir en el éter.

Aunque ahorita, con no tener que soportar este inusitado dolor de cabeza, me sentiría en un sitio cercano al quimérico paraíso.
 
"estas palabras nos traicionan como uvas robadas
cuelgan como ciudades de arrebato
y bajo el purgatorio temporal del cielo
olvidamos a veces
que el substituto feliz del paraíso
es una casa que dure una vida
y que no podamos llevar a todas partes con nosotros"

[Osip Mandelsram]*



*/Escritor y poeta; fallecido en un Gulag stalinista
Lienzo : Maurice Denis. Plage, enfant au bonnet rouge (1909, musée Maurice Denis);
tomado del sitio Femme Femme Femme

67 comentarios:

Ju dijo...

Mari,

Mire, la semana pasada charlábamos con una amiga, sobre el tema. Resulta que desde hace algún tiempo me encuentro trabajando en temas vinculados al género, economía y género. Ella me decía algo así como que "todo muy lindo" con los numeros, los análisis, y los informes pero que luego las decisiones son políticas y que nada cambia porque una investigación una u otra cosa (y eso que mi amiga trabaja en investigación biotecnológica, con lo cual...). Yo, que no soy ninguna enamorada de los números, ni de las investigaciones porque sí, y muchos menos no creo que con eso baste, sin embargo piendo que cuando éstas cosas se hacen con responsabilidad, sinceridad y seriedad sí contribuyen describir situaciones.

Luego, con respecto a esto de los "días de...(mujer, enamorados, etc. etc.) siempre me parece que los títulos vacíos y huecos que no egenran ninguna verdadera reflexión sobre los actos cotidianos, no valen de mucho. Digo, siempre se piensa que las cosas están en otro lado, que la violencia de género les pasa a otros/as y yo creo que está mucho más cerca de lo que se piensa.

Para finalizar, a mí tb se me estruja algo adentro cuando veo a chicas/mujeres como la que vos describís, y en eso creo que Arg y Méx deben ser similares. Y pienso, en que una haya nacido en alguna familia que ha podido brindar determinadas cuestiones: afecto, contención, respeto, educación, etc. es antetodo producto del azar...y me deja pensando...

bueno, esto. La verdad es que el tema "género" me resulta muy convocante.

Abrazo grandecito.

jess dijo...

Si no es por el feisbuc, ni me entero que es día de las féminas.

Y que ayer fue día de la familia.

Pero de ese tema prefiero no decir ni pío.

Yo nunca me imagino el paraíso. Sólo sé que debe estar lleno de queso y chocolates. jijiji.

Claro que estoy segura que la chica de 25 años que mencionas, debe tener una idea muy diferente a la mía de lo que es el paraíso.

Un fuerte abrazo Marichuy!

Jo dijo...

desde todos los tiempos inmemoriables la libertad de elegir nunca se nos ha dado a nosotras, ¿y quien dijo que queriamos un dia?

afortunadamente a mi no me han felicitado y creo que el dia se irá como agua sin siquiera pasar advertido


fiu¡ cero distintivos¡

Mafalda dijo...

...


Dice mi Ma' que ahora si me entró un bicho raro jejeje.

La cosa es que decidí vivir en el éter. Pasármela tranquis y ayudar en lo que pueda y dentro de mis posibilidades.

Miré a mujeres con la piel grisácea, resumidas a puros huesos (los cuales nadan en líquidos mal distribuidos en el cuerpo). Condenadas a dietas rigurosas y a la amenaza de muerte cercana.

Miré la tristeza reflejada en sus ojos deseando ser yo (por más afortunada que ellas) cuando la gastroenteróloga me dijo que mi pronóstico era bueno, que sólo se había tratado de otro cuadro de inflamación por toxicidad, y que con no volver a administrarme ese medicamento todo quedaba arreglado.
Fuí locamente feliz, cuando la resonancia magnética de cráneo fue valorada por mi neuróloga y resultó estar normal.

Miré tristeza y me descubrí afortunada.

Sé el pronóstico de esas tres mujeres. Una con hepatitis C, dos hijos pequeños y un esposo tan asustado como ella.
Otra más con cirrosis hepática por Hepatitis C en fase terminal en su décimo internamiento por encefalopatía, y con dos hijos que reflejan la fatiga de tener un familiar con enfermedad cronica.
Y una tercera, recién casada con Linfoma y metástasis hepáticas, hospitalizada desde dos meses atrás y sin respuesta adecuada a tratamiento.

Me gustaría tener super poderes, componer este mundo que está de cabeza, darles su merecido a los malos, ventajosos imperialistas, corruptos, pederastas, violadores, etc,. Pero ¡nel!, lo único que podré hacer es intentar abrir ojos, aconsejar a mis sobrinas y a mi pequeño sobrino y desear que tomen buen camino y no sufran tanto en esta vidurria.

No soy Juana de Arco, no deseo terminar enferma.
Quiero vivir y disfrutar lo poco o mucho que me llegue a rozar.

Me quiero querer más.
¿Eso, será malo?

No haré berrinche si me felicitan, tampoco lo haré si no lo hacen, me reiré por ser mujer, enlistaré las desventajas, pero pelearé para que estás no sean aplicadas en mí.

Tómate algo para el dolor de cabeza mi pequeña amiga e intenta vivir.

Saludetes mi Flaquis.

Mafalda

HERPES dijo...

las=lesbianas=o=las=mujeres=
sexualmente=insatisfechas=son=aquellas=
que=celebran=conmemoran=o=tienen=presente=este=dia=y=su=significado=
LAS=MUJERES=VERDADERAS=aquellas=que
son=productivas=creativas=pero=sobre=
todo=PROACTIVAS=son=las=dueñas=de=
esta=humanidad=las=que=rijen=esta=
sociedad=y=las=que=marcan=tendencia
te=recomiendo=que=llenes=tus=huecos=(=de=lo=quieras=,=un=falo=de=carne
o=de=plastico=seria=buena=opcion)y=veras=como=la=vida=tendra=una=
nueva=y=mas=amistosa=dimension=y=
significado

Stanley Kowalski dijo...

Con todo respeto Marichuy, voy a abstenerme de comentar sobre este tema, pues son tantas las mujeres que les encanta festejar este día, como otras que lo aborrecen. Prefiero mantenerme al margen.

BESOTES QUERIDA AMIGA Y BUENA SEMANA!

Angeek dijo...

Ver la triple jornada en la realidad cotidiana no hace más que refrendar lo siguiente: aún falta mucho más. Y no sólo aquí, en el llamado primer mundo también tienen lo suyo.
Nada que celebrar. Quizá tal vez el esfuerzo cotidiano de muchas que, sin tribuna y sin cargos políticos de envergadura, realizan pequeños cambios desde el interior al exterior.
Y yo en particular, celebro que pensamientos como el de Beavoir, Friedam, Steinem, Chodorow, Butler, Cixous, Irigaray, Kristeva y tantas otras que sí tienen tribuna; ayuden a iluminar un poco el camino.

Sobre los paraísos, ¿qué te puedo decir? vivo en uno, pero yo....me quedo con la casa que propone el poeta ruso que citas!

Saludos

marichuy dijo...

Jules

Totalmente de acuerdo en la validez y respeto, que encarnan las investigaciones de género vinculadas al desarrollo social, económico y humano. No hace falta decirlo, pero se lo digo.

Exacto, Jules: las fechas conmemorativas, por sí mimas, solo son festejos huecos, como suspendidos en lo etéreo.

Creo que no sólo es el azar, para mí está vinculado con los niveles de desarrollo (en este caso, falta de ) e inequidad social y económica de un país. Lo cual incluye cuestiones básicas como la educación, salud, etc.

Un abrazo

marichuy dijo...

Jess

Pues yo me di pro enterada porque en la empresa donde labora era imposible no hacerlo.

Tu idea de paraíso ¿con chocolate amargo? En cualquier caso, creo que tu paraíso, no es tan dificil de alcanzar.

Un abrazo

marichuy dijo...

Jolie

Creo que el origen del festejo, no es el problema, sino la banalización en que ésta ha caído.

No obstante, considero que en la actualidad , mal que bien, si gozamos con mayor libertad de elección y decisión; que no siempre hagamos uso de ella o que tomemos decisiones equivocadas, es otra cosa.

Marina dijo...

Con que nos dejaran ser las personas que queramos ser, tendríamos la libertad ganada. Pero ya ves, Marichuy (ves a esa mujer cargando sus tres hijos) todavía queda mucho camino por recorrer. Lamento el espiritu poco festivo que le imprimo a esta fecha, pero, como decís, la falta de equidad social nos sigue abrazando. Un beso grande!

marichuy dijo...

Mafis

De ninguna manera debe ser malo quererse a una misma. Así como la dignidad ajena no puede respetarse si no empieza uno por respetar la propia, no puede quererse a otros, si una no se quiere antes a sí misma

Temo que en estos tiempos, nadie pretende ser Juana Arco; los héroes grandilocuentes quedaron en el pasado.

Invítame de tu éter, no? Creo que hoy lo necesito.

Un beso

marichuy dijo...

Querido Stanley

Nada que explicar; entiendo tu punto de vista y te agradezco entender el mío.

Un beso

marichuy dijo...

"(...) el esfuerzo cotidiano de muchas que, sin tribuna y sin cargos políticos de envergadura, realizan pequeños cambios desde el interior al exterior."

Querida Angeek

Esto sí es digno de reconocimiento y respeto. Tanto, como el pensamiento y actuar de las grandes mujeres que enumeras. Gracias pro recordarlas.

Je, usted si vive en el paraíso, lo cual, justifica lo dicho por el poeta, ruso por adopción, polaco de nacimiento, quien tuvo -como muchos- el infortunio de ser apresado en 1936 por los gorilas del padrecito Stanlin.

Un abrazo

marichuy dijo...

Marina

Quizá, más que espíritu festivo, lo que debería imprimirse a esta fecha es un espíritu reflexivo.

Es triste y hasta puede sonar a panfleto universitario, pero la falta de acceso equitativo a una Educación Pública y de Calidad, está en la base de la mayoría de los problemas sociales que nos aquejan.

Un beso

Aurore Dupin dijo...

Las encefalitis herpéticas son la etiología más frecuente de encefalitis esporádica en el mundo occidental. Las principales manifestaciones clínicas incluyen alteración del estado de alerta y alucinaciones.

marichuy dijo...

Madame Dupin

Creo que ahora entiendo un poco, que esta sociedad tenga compartimentos tan enfermos; seguro un efecto, entre otros, debe ser el surgimiento -y reproducción- de sociópatas de toda calaña.

Por si hiciera falta aclarar, yo sólo tenía una leve jaqueca, la cual, merced a un expresso triple carga, ha desaparecido.

Ana dijo...

Hola Marichuy!
comparto tu opinion... más que festejar deberiamos reflexionar, la imagen de la chica del paradero de autobus es un poco mas reconfortante que la de las niñas paradas en las esquinas esperando a un cliente... vaya vida! y en plena adolecencia...
seria magnifico un paraiso donde no existieran cierto tipo de hombres...
pero se me hace que es mucho pedir...

mil abrazos y que tengas una excelente semana
=)

W dijo...

Mi Marichuy...

Hoy reniego de este rimbombante día porque me parece estúpido recibir felicitaciones por una casualidad biológica... mejor que me feliciten a diario por mis esfuerzos y mis logros como PERSONA y de igual manera al género masculino...

Estoy (tristemente) convencida de que nosotras mismas somos las que nos hemos llevado hasta este punto... así nos educaron y desgraciadamente seguimos educando con lo que nos "cocowashearon"... :(

Yo sé que mi "pócima del Éter" suena muy vacía mi Marichuy, pero a veces (por lo menos en mi caso) es la única solución para la recomposición del espíritu (y no me refiero a la palomita voladora...jajaja)...

Y sí, hoy de pura casualidad entro en sesión de Éter, tal vez mañana el sol me dé fuerza... mientras tanto me declaro en "mantenimiento correctivo"...

Y para "ese tipo de enfermedades" no hay nada mejor que ignorarlas...

Besitos ahogados en Éter

QUANTUM dijo...

HERPES

Así es como usted se define, HERPES, usted “cree” que es una infección y hay que alarmarnos. ¡¿Alarmarse de qué?!

Usted, quizá, hubiese querido que su señor padre lo hubiera engendrado, PERO FUE UNA MUJER.

Usted intenta, maliciosamente, hacer un comentario "inteligente".

Su inteligencia se burla de usted y termina siendo un pobre resultado escatológico.

Qué decir de su vida...no es más, que un chiste mal contado.

Le mando un saludo(con guante de látex, desde luego).

QUANTUM dijo...

Marichuy, ya lo mencionaste: ¿De qué carambas le sirven a ellas los discursos oficiosos y las consignas feministas vertidos por todas partes en el día internacional de la mujer?

Una vez exclamó, con justa medida la poetiza mexicana Sor Juana Inés de la Cruz: “¿Cómo puede ser posible que una cabeza esté tan llena de cabellos y tan vacía de ideas?”. Éstas letras deberían estar en el congreso de la unión con letras ENORMES.

La mayoría de políticos son "hombres" y como tal valen para pura chingada. Por gente así llego a avergonzarme de mi género. Presidentes timoratos que no cuentan con lo suficientes huevos para afrontar los problemas del país, sometidos bajo intereses ajenos a nuestra nación. "Hombres" que no son otra cosa que el "herpes" de la sociedad.

Pero sigue habiendo camino, Marichuy, por supuesto que sí. Si nosotros perdemos la sonrisa no podremos compartirla con los que ya la perdieron. También a mí me toca ver a muchos seres humanos en el olvido.

Marichuy, eres un ser sensible, un ser hermoso. TE MANDO UN ABRAZO FUERTE, MUY FUERTE.

marichuy dijo...

Ana

Seguro hay matices, y desde luego la imagen que tú propones no es para inspirar dicha. No obstante, al final del día, como dicen los neoliberales, tanto la joven que se prostituye como la chica del paradero (de las que debe haber cientos), son hijas de lo mismo: una sociedad inequitativa, donde los satisfactores mínimos, como el derecho y acceso igualitario a la educación y a una vida digna no están cubiertos. Y al mismo tiempo, ambas son hijas de una sociedad hipócrita y doblemoralina, que se rasga las vestiduras y desprecia (y hasta criminaliza) a la que se prostituye, bendice la que cumplen con el consigna divina de traer a este mundo todos los hijos que Dios mande y desde luego, no dice nada del hombre que va por ahí engendrando hijos de los que después se desentiende.

Un abrazo

marichuy dijo...

Mi Work's

Estoy de acuerdo con vos en ambos planteamientos. Creo, además, que el significado original de este día se ha desvirtuado a tal punto, que hoy día su "conmemoración" ya no diferencia en mucho de fechas netamente mercaderiles como el 14 de febrero. Pero sobre todo, estoy de acuerdo en que las féminas (espero que no nos vayan a apalear las feministas hard), somos harto responsables de ello.

No obstante lo anterior, mi inconformidad con los muchos desarreglos que tenemos, no aminora ni un ápice. La inequidad de género existe; por ejemplo, en muchos puntos de la provincia mexicana el acceso a la educación sigue siendo (aunque suene increíble) desigual entre hombres y mujeres. Sin embargo, esto no sólo atañe a cuestiones de género, a mi modo de ver, tiene su origen en algo más amplio: la profunda inequidad social que caracteriza a nuestro país.

No creas, hay días –como hoy- en que te envidio la pócima de éter; infortunadamente por mi ámbito laboral me es difícil abstraerme de la realidad, tal como yo quisiera de vez en vez.

Un beso

PS Nuestra sociedad, amén de inequitativa y mal educada, está muy dañada… nomás ve.

marichuy dijo...

Quantum

Sor Juana era demasiado para su tiempo (y sospecho que hasta para el actual)

Que a nuestra sociedad le falta mucho camino por recorrer, y no sólo en lo que respecta a la equidad de género, está a la vista. De nada servirán conmemoraciones como esta, mientras no se atiendan las cuestiones de fondo; y una de ellas, insisto por enésima vez, es la falta de educación; el acceso inequitativo a esta.

Y si a ello sumas que somos una sociedad con muchos complejos y frustraciones, el resultado está a la vista: mujeres abandonadas y mujeres golpeadas; niños ultrajados; violencia como marca de fábrica. Y no sólo eso, ahora también lo vemos mediante otras formas de comportamiento, aparentemente menos nocivo por no expresarse en golpes físicos, y que en el fondo sólo reafirma una vieja idea: la ignorancia es una enfermedad progresiva y contagiosa; la intolerancia, símbolo inequívoco de ignorancia y pobreza humana.

Gracias por tus palabras y por el abrazo

Champy dijo...

Si te fijas, ayer me aguanté y no dije absolutamente nadita a este respecto COMADRITA, por mero conocimiento de causa, y a ninguna le dije nadita no solo a ti.
estoy de acuerdo en todo, y sin dolor de cabeza.
Yo he cometido un par de errores, no caigas en ellos, es nuestro impulso natural proteger al pueblo palestino o cubano, muchas veces incendiamos la mecha. Mejor que se apague solita. Va pa ti y pa'l mundo.
Mejor unete a Las Insurgentas!

2046

marichuy dijo...

Champy

Sí me fijé. Mira, yo respeto a las mujeres que lo conmemoran; lo que me molesta es la hipocresía de los funcionarios públicos y la de otras instancias... su doble discurso, tan contrastante con la realidad.

Gracias por el consejo, pero hace tiempo que me declaré claudicante en la defensa de las causas perdidas. No hay manera.

Besitos

malbicho dijo...

de qué sirven las consignas feministas?, bueno, en primera nos han servido a nosotras, que hoy tenemos derechos por los que no tuvimos que luchar y gozamos de beneficios que ya damos por hecho, de qué le sirve a las mujeres como la que refieres?, le servirá a medida que se haga presión para que los derechos básicos la alcancen, cuando se entere de que puede solicitar apoyo para mejorar su situación, cuando los esfuerzos de esas mujeres feministas (que no sólo gritamos consignas, créeme)lleguen a ella como ya llegan - insuficientemente, lo sé- a algunas como ella

mucho se dice, y no sirve de gran cosa si los receptores siguen negándose a entenderlo, que el día de la mujer no es un día para festejar sino para reflexionar y reconocer tanto los derechos de las mujeres como la lucha por ellos, tampoco sirve de gran cosa si muchas mujeres inteligentes e informadas se siguen desmarcando de solidarizarse con las que no han tenido sus oportunidades, y no sólo eso, sino también desligitimizan y minimizan el trabajo de las que sí lo hacen

los discursos oficiales, esos sí, no sirven para nada

W dijo...

Mi Marichuy...

No es necesario dejar de trabajar para entrar en el Éter... permite que tu Yo-Robot ejecute mientras tanto tu Yo-Psique flote alegremente en la NADA.... o en el TODO... da exactamente lo mismo...

Te doy un tip... cuando quiero entrar en estado de Éter... cocino... :)

Besos etéreos

marichuy dijo...

Malbi

Nadie –al menos yo no- deslegitima el trabajo realizado por grandes mujeres, que a lo largo de la historia -en condiciones muy adversas, como bien señalas- han luchado por una vida más equitativa de lo cual las que no hemos hecho nada nos hemos beneficiado. Creo que no me supe explicar; cuando digo que a la chica despachadora de buses de poco le sirven las consignas feministas, estoy diciendo que mientras este país siga siendo el de mayor desigualdad social en Latinoamérica, su situación como mujer y como ser humano, no mejorará gran cosa, por más avances feministas que haya. Creo que la cuestión va más allá del feminismo; tan importante como la lucha por la equidad de género, es la disminución de la desigualdad social y económica; más que importante, es algo fundamental. Y no la critiqué a ella ni fui falta de solidaridad (ni la miré en menos). Lo que hice fue comparar el discurso celebratorio, el vinito blanco y las rosas (me faltó mencionarlas) de mi labuoro, donde el Director General -un señor que tiene tres asistentas domésticas en casa-, quien no tiene una sola colaboradora mujer en el nivel directivo, decía y decía loas a las "mujercitas en su día". Es decir, comparé el discurso con la realidad pura y dura, alejada de los círculos intelectuales y las organizaciones feministas. La despachadora no tiene tiempo de ir a asambleas, donde le informen de sus derechos y le enseñen a defenderlos… está demasiado ocupada despachando buses -es decir (mal)ganándose el pan- y cuidando a sus dos hijos, en espera de la llegada del tercero.

Abrazos (y no se me enoje, Doña Feminista Malbi).

marichuy dijo...

Mi Work’s

Mi trabajo se relaciona con cuestiones sociales y con desigualdades, en más de un sentido. Nosotros trabajamos, casi como maquileros, para que otros (el amigo del amigo del dueño y etc.) se luzcan. No hay un día en que esos azules neoliberales, no me provoquen algún malestar y me reediten un forma de desigualdad sorda a las consignas feministas y de las otras; realidad pura y dura.

Besitos en busca del éter perdido

jota pe dijo...

-- marichuycita! maestra a mi no me gusta celebrar ni siquiera mi cumpleanios pero considero, en este caso, que es importante -aunque solo sea por un dia en el anio- crear conciencia de la importancia de las mujeres en nuestra sociedad: la base de la piramide, las columnas de lo que esta por construirse, el cielo con todos sus angeles. Vivan las mujeres!!!

marichuy dijo...

AVISO A LOS AMABLES VISITANTES DE ESTE BLOG

DISCULPEN LAS MOLESTIAS QUE ESTA, TEMPORAL, MODERACIÓN DE COMENTARIOS LES OCASIONA.

Sucede que las invasión china ha llegado a mi blog; a diario entran mensaje en chino -literalmente- asociados sitios porno. Y no es que sea de la vela perpetua, pero ya me tienen harta. Ya los he reportado a blogger, pero al parecer, el reporte de irregularidades en la blogósfera, para lo único que sirve es para engrosar las estadísticas.

GAB dijo...

Mi querida Mari: cada vez que se habla de equidad de genero (o como quien dice la equidad degenero) me acuerdo de este cuentito:

Jorge Ibarguengoitia

*Hace algunos meses fuí al supermercado y compré, entre otras cosas, unos chamorritos de ternera para hacer osso buco. Cuando terminé mis compras llegué a la caja y mientras la empleada marcaba los precios y hacía la suma, noté con horror que un niño que estaba con su madre en la caja de junto, cogía los chamorritos de ternera que estaban en mi cuenta y se disponía a agregarlos al montón de cosas que había comprado su madre.

No le dí un manotazo, ni le dije "¡suelta esos chamorros, niño execrable!", ni le dije a la señora, "¿no tendría usted inconveniente en decirle al niño que no se robe mis chamorros?". Me concreté a arrebatárselos y a volver a colocarlos entre mis cosas.

La madre se puso morada. Así debí dejarla, pero quiso mi mala suerte que se me ocurriera preguntarle:
- ¿Por qué se enoja, señora?
Lo que me contestó no tenía nada que ver ni con lo que acababa de ocurrir, ni con lo que yo le acababa de preguntar, sino con la batalla de los sexos.

- Me enojo porque si yo fuera hombre, no se atrevería a decirme lo que me está diciendo, porque mire... -aquí hizo una seña procaz, que todos conocemos y que quiere decir "le daría mucho miedo".

sigue...

GAB dijo...

Continua..

Pocas veces me he metido con tanta rapidez y tan gratuitamente en una situación molesta. No supe qué hacer. Me parecía un poco grotesco tratar de recordarle a aquella mujer que la frase que había yo dicho treinta segundos antes, "¿por qué se enoja?", no era ni irrespetuosa, ni ofensiva. Tampoco estaba yo de humor para hacer un análisis del episodio de los chamorritos en un intento por delimitar responsabilidades. Me puse morado a mi vez, cogí la bolsa de papel donde estaban mis compras y salí del supermercado.

Dejé a mi enemiga triunfante, llena de vibraciones rarísimas, que se notaban a través del vestido de flores. Tenía los ojos chisporroteantes. Era bastante fea.
En los días que siguieron regresé mentalmente a esta imagen en un intento de encontrar la frase que hubiera hecho pedazos a la mujer que me dijo que yo era un cobarde porque le pregunté por qué se enojaba. Nunca la hallé.
Lo que es evidente es que si hubiera sido hombre, no se hubiera atevido a decirme ni lo que me dijo, ni nada por el estilo.
Por qué? Por la sencilla razón de que si un hombre le dice a otro "a que no se atreve", o algo así, el segundo está en la obligación ineludible de contestarle "¿que no me atrevo"?, y darle un bofetón.

Si en cambio yo, de caballero, le doy un puñetazo o varios a la señora del niño que quería comer osso buco a mis expensas, entro por un camino del que sólo hay tres salidas. Primera, de un gancho al hígado y un uppercut la mando al piso con tres dientes menos y la boca esponjosa. Los espectadores, admirados por mi pericia pugilistica, no intervienen más que para ayudar a levantarse a la señora y darle los dientes que se le cayeron. Al día siguiente salgo en el periódico: "energúmeno que golpea a una dama". Quedo desprestigiado para el resto de mi vida.
Segunda alternativa. Antes de que yo logre conectarle el gancho al hígado, ella me da un golpe directo el en plexo solar, que hace que me doble y acabe hincado, con la boca abierta y babeando. La noticia en el periódico tendrá la siguiente forma: "Quiso golpear a una mujer, pero ella lo descontó". Quedo todavía más desprestigiado.
Tercera alternativa. Le doy el primer puñetazo a la mujer, cuando varios caballeros, incluyendo al policía, el gerente del supermercado, un demostrador de filtros para agua, un carnicero, dos empleados de limpieza, y varios clientes, "se interponen" y me dan una paliza. Soy yo el que recoge los dientes, pierdo los chamorritos y me voy a mi casa. Al día siguiente aparezco en el periódico en el papel de "un orate quiso golpear a una dama, pero lograron dominarlo entre varios".
Pensándolo bien salí bien librado. En este pequeño episodio de la batalla de los sexos no había para mí victoria posible. Pero que no se liberen las mujeres, porque les doy un recto a la mandíbula.*

Un abrazo de martes.

marichuy dijo...

Jota-Pechocho

“es importante -aunque solo sea por un día en el año- crear conciencia de la importancia de las mujeres en nuestra sociedad”

Ahí está el detalle, querido, esto tendría que ser cosa de todos los días; la conciencia debería crearse desde la infancia; las madres, en lugar de criar hijos vaquetones que no levantan el plato de la mesa "porque es hombrecito", deberían ser más equitativas en la forma de tratar y asignar deberes a sus hijos. Perecería mentira o algo trillado, pero aún en pleno Siglo XXI eso existe. El machismo, la inequidad de género y la sujeción de la mujer, empiezan en el hogar; casi siempre, merced a la educación de las abnegadas madrecitas mexicanas.

Besitos

marichuy dijo...

GAB

Jajá, ese Don Jorge y su finísima, aunque nada sutil, ironía. Caray, cómo hace falta en estos tiempos de solemnidad y pudibundez doblemoralina. Nomás de imaginarme la de historias que escribiría sobre los PANazis guanajuatenses, me da rabia que se haya muerto.

Ahora sobre este cuentito, a ver si no me vuelven a tupir, que esto del feminismo es un asunto extremadamente sensible, generador de sentimientos encontrados. Creo que al final, la historia refleja lo otro, el extremo. La equidad de género no significa superposición de una género sobre el otro, sino lo que el nombre dice: EQUIDAD, igualdad de derechos y obligaciones, disminución de políticas y prácticas de índole discriminatoria por motivo de la sexualidad y sobre lo cual aún nos queda harto camino por andar, lo que no quita que en el inter se susciten situaciones como la que él describe.

Un abrazo de martes

Kix dijo...

Ah qué buen comentario de la Mafis adorada!!

Mi querida Marichuy, comprendo ese sentimiento que te embarga cuando ves a la despachadora. Yo soy mamá soltera y créeme que lo entiendo.

Sin embargo, sí creo que ella también tiene su parte de responsabilidad...

Ayer platicaba con un amigo que ojalá existiera la igualdad real y patente en todos los aspectos, por ejemplo, hay chicas que gritan a los cuatro vientos la igualdad, pero no pagan su cuenta en un restaurante... Con todo esto me pregunto qué tanta culpa tienen las mismas mujeres dela machismo que impera por acá.

Kix dijo...

Jeje... ese cuento de Jorge Ibarguengoitia es muy bueno. También me viene a la mente cuando en los Simpsons, el director Skinner se ve inmerso en un dilema con un público femenino. Si dice que son iguales hombres y mujeres, malo. Si dice que son distintos, malo. Termina sofocado y rogando que simplemente le digan por favor qué tiene que decir!!!

marichuy dijo...

Mi Kix

Qué complicado, tomar una posición que no suscite críticas.

Sobre al chica del paradero, que casi me tiene traumada (seguro hay otras en condiciones más deplorables, pero ella, que casi la veo a diario, me parte el corazón y a la vez me enoja). Yo siento que mucho tiene que ver con la falta de oportunidades, una vida sin mayor expectativa, ni alternativas, te encajona, te encierra en un círculo vicioso, orillándote a ciertos comportamientos.

Y la igualdad no es nomás en un sentido; entiendo a Malbicho, ella habla a resarcir derechos que han estado negados; el problema es que en una amplia mayoría, el feminismo sólo se toma como prebendas de tipo social, libertad de acción (incluida la sexual). Y pues no, es mucho más, por eso luego caemos en contradicciones

En fin, pienso que es una cuestión de educación y cultura social; y es insisto, cuestión también de equidad social.

Un abrazo

marichuy dijo...

PS Kix

El cuento, como todo lo de Don Jorge, buenísimo; su ironía, tan fina como aguda.

Aunque el Skinner a veces es medio fascista, no?

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

De día internacional de la Mujer recibí un berrinche de ausencia, quién sabe por qué. Así que supongo, que este berrinche se convertirá en eterno, por que ya salí de la primaria y ahí ya tuve suficientes castigos inexplicables y no necesito de más je

pd sigo esperando la receta del horno

saludos

marichuy dijo...

Huy, qué mal, mi estimada Cuentista.

Van a decir que somos esquiroles, mujeres poco solidarias, anti-feministas o peores cosas.

Y encima, yo y mi imperdonable falta culinaria. En la noche la busco (es que tengo que teclear la receta, que es larga y yo floja, jeje)

Abrazo

Alma Rosa dijo...

la lucha se dio siempre en contra de los hombres, cuando en realidad debio ser en contra del sistema, ahora mujeres y hombres por igual padecemos de lo mismo... no solo hay mujeres como la niña despachadora, a diario veo a varones en la misma situacion... y se veran cosas peores dice mi abuela, y si, se veran si no se hace algo.

C. P. J. A. Azuela Rivera dijo...

Entiendo eso de la flojera, no la teclees, sólo dime que era y ya
Saludos

marichuy dijo...

Alma

Tienes razón, en algunos casos -no en todos afortunadamente-, se tomó como -más allá del cliché de película- como una guerra en contra de los hombres, que dio como resultado la contraparte del machismo (predominante, eso hay que decirlo): algo así como el "hembrismo". Y creo que tampoco eso tampoco nos ayuda mucho. Yo tuve (y padecí) una Jefe "hembrista"; terrible.

Es un tema complicado, que siempre provocará reacciones encontradas; porque el asunto, diría tu abuela y la mía, tiene un largo trasfondo.

Alma Rosa dijo...

y mi mensaje, se jue??? no lo veo no lo veo no lo veoooo

marichuy dijo...

C. P. J. A. Azuela Rivera

No, no me hagas sentir peor. Es una receta de pastel (como pie) de requesón con frutos secos. La tenía anotada en mi cuaderno de recetas, mismo que no encuentro. Pero la voy a buscar; lo prometo.

Saludos

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

jajaja gracias

Enrique dijo...

Hola mi querida Marichuy

Estoy totalmente de acuerdo con tu frase:Qué complicado, tomar una posición que no suscite críticas.

Es un tema muuuuuy espinoso y creo que siempre habrá opiniones encontradas.
Me llama mucho la atención comentarios duros, como que "deberían desaparecer cierto tipo de hombres", pero bueno, respeto la opinión de todos.
Eso del Día de la Mujer a mi muy modo de ver las cosas se me hace una vil vacilada.
En primer lugar no tiene que ser solamente un día para celebrarlo y acordarnos de los derechos de las mujeres. Es tan sólo como dar atole con el dedo, como diciendo, "pobrecitas mujeres...vamos a darles su día". Yo lo veo más como un insulto a la mujer.
En segundo lugar, creo que ese Día de la Mujer arruina el tema de la igualdad de género. Si hay un día de la mujer....¿porqué no hay uno del hombre? (¿¿Me explico a dónde quiero llegar??) No trato de que los hombres tengamos un día, pero sólo trabajar en igualdad de condiciones.

Respecto al tema de la joven madre que trabaja checando las paradas de los autobuses, puede ser vista desde otra perspectiva. Alli te va:
Es triste que estando embarazada y con hijos, tenga que trabajar en un empleo que puede ser considerado de miserable...pero... hay un detalle, creo que a pesar de estar en un mundo machista, tiene la oportunidad de trabajar pese a ser mujer y estar embarazada. A pesar de su precaria condición, tiene un empleo con el cual pueden malcomer ella y sus hijos.
¿¿Cuántas veces hemos visto que en algunas importantes empresas despidan a mujeres por quedar embarazadas, o simplemente por estar mejor calificadas que los hombres??? No sé si me explico claramente sin que se malintreprete el ejemplo.
En fin, sólo quiero dejar claro que estoy totalmente en contra del machismo, pero también del feminismo.
Un abrazo ( y yo no te felicito por el "Día de la Mujer" jeje)

virgi dijo...

Hola Marichuy!
A mí este invento del día, como tantas otras estupideces, me parece una cretinada. Así que no digo nada más.
Lo que me ha encantado es todo lo que he aprendido leyendo los comentarios. Gracias a tu cabecita y a los que te visitan, preciosa.
Un abrazo

Doctor Gurma dijo...

Lamento desenvolverme en ámbitos donde lamisogina tiene un halo casi imperceptible que hace parecer cosas que no son. El arte y la ciendia en este país tiene dosis de msoginia, y me he enfrentado a términos y expresiones como: "Una noche para cantautoras" "Eso está bien para una compositora" "Poesía femenina" "Pues esas cosas no son de doctoras..." etc. Lo que pienso del día de la mujer y etcéteras conoxos, es lo que postee ya. Besos adorada y admirada por mí, todoslos días del año

marichuy dijo...

Cuentista

Jajá, me desconcertó tu otra personalidad bloguera, peor igual el prometí la receta.

Saludos verdes

marichuy dijo...

Querido Enrique

"Es tan sólo como dar atole con el dedo, como diciendo, "pobrecitas mujeres...vamos a darles su día". Yo lo veo más como un insulto a la mujer.
En segundo lugar, creo que ese Día de la Mujer arruina el tema de la igualdad de género..."

Creo que en esto que mencionas está buena parte del meollo de la discusión, malos entendidos y hasta maltratadas que se lleva uno por expresar una opinión contraria.

Yo no sólo hablaría d eequidad de género, hablaría de equida social d e igualdad de condiciones para accedeer a los mínimos satisfactores sociales.

Sobre la chica despachadora, a mí lo que me molesta es -quizá sólo lo imagino- la idea de que el padre que engendró a esos niños, se desentendió de ellos. De lo demás tienes razón: son muchas las empresas las que, pese a lo que digan las Layes, discrimina a las mujeres embarazadas.

Un abrazo

marichuy dijo...

Virgi

Je, nos van a maltratar, querida, por no ser firmes creyentes de la grandeza del 8 de marzo.

Lo mejor de mis post son los comentarios.

Gracias a ti y un beso

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Ni el machismo ni la misoginia, van a desaparecer por decreto. Son algo tan arraigado en nuestro país; hemos crecido con ellos y por si no fuera suficiente, a diario los medios de comunicación se encargan de reproducirlos. Pero la responsabilidad de esto es de todos; es social.

Un abrazo para vos

Ivanius dijo...

Mi personal alergia a los días institucionalizados dizque para recordarme algo que no debería olvidar sólo es superada por el desagrado hacia los estereotipos que supuestamente sirven para hacerme creer que conozco personas, situaciones o realidades sin acercarme a ellas, o peor aún, convencerme de que no puedo hacer nada al respecto. Pero no lo creo.

Quizás porque soy mexicano y no me parezco a Jorge Negrete ni a Cantinflas.

Abrazo iconoclasta.

saqysay dijo...

Querida Amiga:

Hoy cuando ya me siento un poco mejor, después de los minutos más largos de mi vida. He vuelto a visitar a mis amigos bloggeros.

Que bello está el blog, me he perdido mil entradas, ya tendré tiempo de colocarme al día con mis comentario. Por ahora, paso a saludar.Nos leemos y escribimos pronto.

Cariños, por siempre. Que andes bien.(Gracias por tus palabras).

marichuy dijo...

Ivanius

Todo lo que suene a decreto o institucionalización, de entrada despierta sospechas y si a ello aunas los estereotipos, contradicciones y extremísimos de uno y otro lado, pues ya estuvo que nos resistimos.

Abrazos

marichuy dijo...

Querida Saqysay

Lo mejor de tu vista, es saber que ya te encuentras de mejor ánimo.

Un abrazo fuerte

mario skan dijo...

Una compañera de laburo me dijo con una mueca no se qué festejamos esto es todo una farsa, si ella se expresa así, con palabras de textos. Tímido le conté y escuchamos la historia de las obreras de la fábrica incenciada, ahh bueno, si es así, conmemoremos a esas mujeres porque yo no tengo nada que festejar,
y así quedé... de una pieza.

saludos Marichuy

marichuy dijo...

Mario

Tu compañera de labuoro y vos, ambos, tienen razón: hay que recordar a aquellas mujeres, con respeto; honrar su memoria... pero de festejos, nada.

Saludos

Ana Valenzuela dijo...

Hola Marichuy,

Ya tenia ganas de visitarte y como siempre en aucredo contigo... estos mentados dias de la mujer me causan nausea... mas cuando ni siquiera pude tener derecho a un permiso de maternidad... ni modo las investigadoras en el extranjero! Asi que mejor me guardo mi comentario de los avances en los derechos de las mujeres. Un abrazo

marichuy dijo...

Ana, qué gusto, querida.

Me dejas sin palabras, yo creía que en ese aspecto, las Investigadoras Universitarias estaban bien apoyadas. Uff, qué mal.

Un abrazo

Fernando dijo...

La verdad es que hay (hombre) que se toman esto del 8 de marzo como una especie de San Valentín o algo por el estilo. Creo que ni harto de cannabis se me ocurriría decir algo del tipo "felicidades" o incidir en el estereotipo políticamente correcto del "día de"; no es sumarse a celebración alguna, porque no hay nada que celebrar, sino dar un aldabonazo para que con el tiempo no tengan que existir estos días. Es la única utilidad de señalar ciertas fechas; y no despreciable, porque no hay muchos resquicios por donde colarse.
Los paraísos pueden ser físicos (un recodo perdido en alguna isla del Mediterráneo; un otoño en Venecia) o anímicos, como un día sin nada más que hacer que sentarse frente a un cuaderno y escribir, escribir, con una cafetera y una taza humeante compartiendo escritorio.
O un abrazo.

marichuy dijo...

Fernando

Tristemente, en México "la celebración” del “Día Internacional de la Mujer", ha devenido -para buena parte de la sociedad- en un sucedáneo del St. Valentine's Day y creo que es justo por ese motivo, que muchas lo miramos con recelo. Completamente de acuerdo con vos: la sola existencia de esta celebración… es señal inequívoca de que algo está mal y aún falta mucho por caminar.

Sobre los paraísos, como ahorita el otoño está tan lejano como algún recodo perdido en el Mediterráneo o en alguna callejuela de Venecia, me quedaré con el que significa sentarse a escribir o a leer (“Breve tratado de la pasión”, compilado por Alberto Manguel), en compañía de humeante café de Coatepec.

Un abrazo

malbicho dijo...

perdona no haber precisado que el tono no era ni de enojo ni de belicismo, no tengo derecho a venir a tu espacio a violentarlo con reclamos o algo que se parezca, este tema me compromete mucho y al parecer no puedo dejar de ser emotiva, espero tú también tengas un poco más claros los puntos que yo digo, yo -por supuesto- entiendo bien los tuyos y los respeto, me mueves a la reflexión y al diálogo

gracias por ello

(sólo preciso que sí dije que éramos nosotras las que teníamos que alcanzar a las mujeres como la chica de la que nos cuentas, y acercarles los beneficios a los que ya pueden acceder, quizá en algún centro de salud o en alguna campaña móvil)

te ofrezco disculpas si es que te molestó mi anterior comentario, te dejo un abrazo y mi más grande aprecio

marichuy dijo...

Malbi

Para no hacer público el chal, ya te contesté, largo y tendido por mail, Tampoco es que me haya molestado, sólo que me sentí como si yo fuera vista -por ti- como alguien que no reconoce ni respeta alas mujeres que han luchado, y siguen haciéndolo, por la causa y a favor de otras mujeres. Eso es todo.

Un abrazo