escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

octubre 08, 2009

certeza e incertidumbre contra reloj


Sus discusiones empezaron el día en que él expresó su molestia y desacuerdo debido a lo mucho que ella gastaba en el supermercado, con la cantidad de tiempo que empleaba en hablar por teléfono con sus amigas o en visitar a su madre. El siguiente nivel de reproches tocó el tema de las constantes salidas de ella, su negación a permanecer en casa a la espera de que él volviera y la falta de atención que dispensaba a su pequeño hijo. Los reclamos fueron subiendo de nivel y de tono, aderezándose con todo el cúmulo de lugares comunes ofensivos con que suelen lastimarse los amantes cuando ya nada les acomoda. Él gritaba su desesperación y ella lo escuchaba con tal expresión de ausencia, como si sus gritos le tuvieran sin cuidado y mientras tanto, limaba sus uñas, hojeaba alguna revista de modas o se pintaba los labios. Y en esa tónica habrían continuado de no ser por la noche en que él, más molesto que de costumbre, le espetó que tantas horas fuera de casa "daban a qué pensar". Al oír esto, ella detuvo el delineado labial con su nuevo rouge à lèvres burgundy, se volvió hacia él con una mirada que más que enojo reflejaba burla y tras unos segundos de mirarlo así, con voz apenas audible puntualizó: 

"para engañarte no necesito pasar horas fuera de casa, me bastan cinco minutos bien empleados; así que no me fastidies porque te lo puedo demostrar... nomás para que hables con motivos"


Cinco minutos...


La cantidad de cosas que pueden cambiar en ese breve lapso de tiempo, es tan vasta como extrema. Un arrebato toma menos de cinco minutos y con uno es suficiente para modificar radicalmente situaciones, relaciones, acabar con la vida de alguien o con la propia, decir adiós a quien se ama o mandar al demonio al jefe en un arranque de mal humor o llevados por el hartazgo largamente acumulado, lastimar irremediablemente una gran amistad. Son tantas las calamidades que pueden ocurrir en apenas los trescientos segundos que duran cinco minutos. Pero también, ese pedacito de tiempo puede detenerse, ser suficiente para probar nuestro (el mío) escepticismo, poniéndonos delante algún prodigio... incluida la posibilidad de enamorarse... 

En asuntos de amores... cuánto tiempo es mucho, cuánto es poco, cuánto es suficiente cuando se trata de esperar el regreso del ser amado? Ese alguien que por alguna razón de fuerza mayor, debió marcharse lejos. Una ida, con mutua promesa de vuelta y espera, que se prolonga por años. Hasta cuánto esperar por su retorno? No lo sé; pero no alcanzo a imaginar que tanto quemará la ansiedad de aguardar por alguien en esas circunstancias. Años sin mirarse, sin saber que sentirá el otro, si aún sentirá; si en verdad será amor o mera lealtad lo que motiva la espera. La ausencia de alguien que no se ha ido permanentemente, pero de quien en el fondo tampoco tiene la total seguridad de su regreso, a la larga debe resultar más dolorosa que la de quien simplemente nos abandonó. La incertidumbre del no saber si volverá es desesperante; la certeza del abandono duele pero ya no cabe la duda. 

Y sin embargo, hay quienes aguardan largos años y se mantienen firmes con la ayuda de casi nada: apenas esporádicas cartas, alguna ocasional llamada telefónica y el resto del tiempo viven de alimentar sus recuerdos y delinear las mil maneras posibles para el momento del anhelado reencuentro. Al conocer a alguien así, es inevitable preguntarse en qué radica su firmeza, de qué están hechos esos seres, qué se necesita para aguantar años de espera incierta sin desfallecer... ¿qué los distingue?

¿Una inmensa capacidad de amar? ¿paciencia a toda prueba? ¿confianza en sí mismos y en el otro... qué es?  

Tampoco alcazo a dilucidar qué sea; lo único que sé... es que a veces... me gustaría ser así...





88 comentarios:

Champy dijo...

Quien sabe COMADRITA! cada cabeza es un mundo y cada costal se llena con diferentes granos.

Yo no recuerdo si el orgasmo más intenso de mi vida duró mas de 30 segundos, lo que si se es que era consecuencia y resultado de un amor, del más grande.... No tengo exactamente claro cuanto tengo unido a la Sopa, solo se que ya son como 30 años juntos, recuerdo perfectamente una noche entera en que me quise morir luego de la ruptura definitiva con Hans, mi primer pareja, la primera vez que me hundí en nuestro hermoso y fascinante caribe quizá duré un par de horas en medio de arrecifes de miles de multicolores peces y de hasta un pulpito y una mantarraya, y yo no quería salir, pero se me acababa el oxígeno...fueron 2 horas, aproximadamente; 60 segundos ininterrumpidos brotaron lagrimones autónomos de mis ojotes al mismo tiempo que brincaba como niño y vivía un mundo acuático en las cataratas del Niágara, también fue quizá una hora en la que me sentí solo, ahora arriba, en la Torre Eiffel mientras cientos de parejas se abrazaban y se retrataban y se deseaban y se... y yo no tenía a quien tomarle una foto.....
Cuanto tiempo es mucho? Cuanto es poco? En asuntos de amores? Depende, una discusión con Iván respecto a la lista de deudas que el imbécil tenía conmigo (no imbécil yo por haber cedido) duró quizá una hora,en una hora que pareció eterna, se resquebrajó mi vida, un proyecto desarrollado, ahí un "futuro" asegurado al que renuncié, raices que medio arranqué...fue una hora y no creo que mas.
Los tiempos? Si te fijas, mis tiempos no son pocos ni muchos, pero si son algunos de los que me han definido, esto que vez y que conoces es consecuencia de mi vida vivida, y yo elegí llorar por Hans toda una noche, y elegí bucear en Cozumel y no en Acapulco, y elegí conocer Manhattan desde las alturas y hasta resquebrajar un proyecto de vida en una hora.
Todos los días intento conocerme un poco mas, todos los días actúo y vivo en función de mis elecciones, adjetivos tengo miles para mi, y otros miles me han endilgado, ni uno ni lo otro me interesa.
Lo que si me interesa es mantener mis ojotes bien abiertos, y que nada se me escape, quizá en una de esas algo interesante se cruce.

2046

A lo mejor es hoy!

La abuela frescotona dijo...

el goce y el dolor nos llevan a un espacio sin tiempo, o donde los valores reales se invierten-dos personas perduran en el desamor y se aguantan cuando creen que lo que les espera fuera de esa relación es peor, o no tienen fe en su capacidad de cambiar su forma amar.creo es un mundo privado muy enfermo. un abrazo

Kyuuketsuki dijo...

A veces yo también vivo de 5 minutos. 5 minutos en contacto con aquella persona que solía ser (y es) tan especial, cinco minutos de lectura provechosa, cinco minutos de fama...

Abraxas dijo...

Pues yo creo que solo es taruguez...

Amor de lejos... ¡Felices los cuatro!

Tuer la nostalgie dijo...

Cherié Marie:

Hoy me volvi a asomar a tu espejo...
Me gustó tu relato, como casi siempre, me dejó pensando en cuestiones que tenía casi olvidadas.
Hoy vi un arcoiris, apareció justo cuando parecía que la lluvia y las nubes grises se adueñaban de la mañana.

Je t'embrasse très fort

Ivanius dijo...

Marichuy: Tal vez a mí también me gustaría, si fuera sólo A VECES. Lo malo es que esa condición, una vez adquirida, se vuelve permanente.

Sonia. dijo...

de cinco en cinco minutos, asi es como se espera.

no puedes pensar mas alla de ese tiempo, es cuastion de confianza, de amor, de la necesidad de creer en alguien, de mucha necedad, en mi caso algo como eso paso. no es cosa facil, pero aprendes a vivir asi, de alguna manera.

Que rara me siento hablando de sto.. ya me voy me haces hablar mas de la cuenta nena.

besitos!

chilangoleon dijo...

yo=busque=a=una=chava=como=tres=anios=
luego=ella=se=fue=dos=cuando=regreso=me=
busco=me=negue=me=volvio=a=buscar=la=
encntre=nada=surgio=a=los=pocas=semanas=
ya=vivia=con=su=ex=(que=no=la=estaba=
esperando)=me=harte=le=dije="adios=para=
siempre=jamas"=a=los=pocos=anios=me=la=
encontre=desalineada=como=perdida=pelo=
rojo=sumida=en=la=depresion=mas=triste=
(el=la=enganiaba=hacia=meses=con=su=
vecina)=me=vio=me=busco=ya=no=la=quise=
fuimos=dizque=amigos=un=tiempo=luego=
desaparecio=lo=ultimo=que=supe=se=caso=
con=otro=dejo=a=su=ex=se=alejo=de=todos=
yo=segui=igual=solo=de=que=estoy=hecho?=
quien=sabe=pero=cuando=digo="va"=es="va"
=cuando=digo="nel"=es="nel"=lo=demas=
son=convencionalismos=sociales=espurios=
y=ridiculos

chilangoleon dijo...

y=cuando=digo=fecal=es=purio=jeje

Ana dijo...

mi tiempo siento que dejo de correr desde hace unos meses... la espera no debe de ser eterna... algún dia tendra que terminar...
no sé si cinco minutos bastarán para hacer recuento de los daños o de los frutos... quizá...
lo que si estoy segura ahora (y tal vez me di cuenta tarde) es que mi amor es verdadero...

abrazos querida Marichuy
=D

tnf25 dijo...

Ouch!!!...por cierto le quedo bonito el blog....

marichuy dijo...

Champy

Tu conceptualización del tiempo (al igual que la de la mayoría, supongo), está determinada por las emociones con que lo relacionas. Cuando ya no deseas nada con alguien, el tiempo (sean cinco minutos o tres días) que tengas que pasar a su lado, te parecerá eterno. En el caso inverso, cuando uno quiere todo (así sean apenas unos instantes) con “ese alguien", ningún tiempo resulta suficiente.

Siento un poquita de tristeza al saber del sentimiento que albergaste arriba de la Torre Eiffel (por cierto: si me hubieras llevado a Paris en esa ocasión, no te habrías sentido tan sólito, aunque nos seamos pareja, je), a veces la soledad en las alturas es estremecedora (me he subido sola y acompañada y ambas sensaciones las dsifruté)

Lo que si me resulta inimaginable contigo, es saberte esperando el regreso de alguien; simplemente no te veo así. Ya lo dijiste, tú vives el hoy, el cada día.

Besos sin tiempo

marichuy dijo...

"dos personas perduran en el desamor y se aguantan cuando creen que lo que les espera fuera de esa relación es peor"

Abuela Frecotona

No imagino una relación peor que esa; preferible, mil veces, la soledad.

Un abrazo y gracias por su visita

marichuy dijo...

Kyuukwetsuki

Quién lo diría? Peero usted y yo, medio que nos parecemos... eso de andarse enamorando en cinco minutos y anhelar la llegada de “esos cinco minutos” tan sólo para atisbar a ese ser "tan especial", nomás a los románticos démodés nos pasa.


Saludos

marichuy dijo...

Abraxas

Pero cuánta falta de Fe en la humanidad y en el amor, Don Diabolo... jajá

marichuy dijo...

Querido Marco

Y esa casi epifanía del arcoíris, venciendo a la lluvia, duró menos de cinco minutos... imagino

Un abrazo igual

PS Me dio mucho gusto tenerte aquí... aunque sea en forma virtual

marichuy dijo...

Ivanius

"Lo malo es que esa condición, una vez adquirida, se vuelve permanente"

No lo había visto así. Lo pensaba como algo que sólo podría ocurrir una vez, cuando mucho dos, a lo largo de nuestras vidas.

Saludos

marichuy dijo...

Sonis

Auch, me acabas de dejar sin palabras (cosa difícil, jeje).
Pero tienes razón, a veces de poquito en poquito el tiempo de espera se hace largo y uno encuentra la forma de tolerar la ausencia, la incertidumbre, la soledad…

Un beso

marichuy dijo...

Chilly

Tú, mi estimado rebelde sin causa, punk y romántico de clóset, no terminas de sorprenderme. Tres años de espera se hacen una eternidad. Una vez un hombre me dijo, casi como lección de vida:

Los hombres no esperamos por una mujer más de tres meses y tampoco le lloramos más de ese tiempo. Veo que sólo hablaba por él.

El amor a veces es convencional y ridículo; con tu venia, pero suele ser así.

Champy dijo...

No se si yo te transmití eso último, no lo recuerdo, pero no, quiza me malentiendo, los ojos los mantengo abiertospor si se cruzan nuevas oportunidades...

Debo confesar que a mi Nalgoncito toda la vida lo voy a amar, pero así, en el recuerdo, y de linda manera, nunca rasgandome nada... de vez en cuando se me antoja buscar a mi Magnatito nomás por todas las perversiones que me saciaba..... pero de ahí a esperar a alguien....no.

Si de 2046 se trata, estoy aqui porque ya me gustó la libertad, aprovechar mi capacidad de elegir, de degustar entre un aroma natural y un ficticio, seleccionar sonrisas por su brillo, compartir almohadas y a WKW... pero de ellos todos corren o han corrido ante la ruptura del Sr. Chow y Sue Li-Zhen, cuando ven como me pone y como me deja les doy miedo.
Ya se que debo reservarme ciertos momentos nomás para mi, pero que le voy hacer, así soy.
Confiemos en el tiempo.
Yo si confío aunque a veces me desespere.
No llevo prisa.

2046

Champy dijo...

Libertad=Pirujez

2046

marichuy dijo...

Ana

"la espera no debe de ser eterna... algún dia tendra que terminar..."

Al menos no debería ser así.

Pero lo realmente triste (irremediable, quizá) es darse cuenta de que sí amábamos, cuando ya es tarde.

Un abrazo

marichuy dijo...

Toño

¿Ouch? ¿le dolió su corazoncito? Auch!¡

Gracias por chulear mi vestimenta otoñal.

marichuy dijo...

Champy

¿Cuál Libertad?

Y quizá ni haga falta tanta, eh? Bueno, yo nada más me lo imagino... de esas cosas, nada sé.

Besito

marichuy dijo...

“toda la vida lo voy a amar, pero así, en el recuerdo, y de linda manera, nunca rasgándome nada... de vez en cuando se me antoja buscar a mi Magnatito nomás por todas las perversiones que me saciaba..... pero de ahí a esperar a alguien....no.”

Sabes que pienso Champy?

Que hay cosa que deben dejarse así, en el recuerdo, estacionadas en el tiempo en el que fueron. Pues la mayoría de las veces, cuando intentamos revivirlas, reeditarlas, nunca vuelve a ser tan bellas como entonces. Decía yo en otro sitio, que tanto las circunstancias que hicieron única a esa relación, como nosotros, nunca volvemos a ser los mismos. Y en esa medida, las cosas ya no resultan igual; ni siquiera la más grande pasión de nuestras vida. C'est la vie

Besito

jess dijo...

¿!¿!¿!¿5 minutos?!?!?! cielo santísimo!! a mí me bastó una mirada para enamorarme!!! .... y toda una vida, para aceptar que la distancia siempre será un factor fundamental... mucho más pesado aún que los propios sentimientos.

No creo que alguien pueda esperar toda la eternidad al ser amado, porque.... quien te ama, te podrá pedir que renuncies a todo, menos a tu tiempo.

Yo he aprendido, que ésa es ley de vida.

Alea jacta est.

Abrazos mi muy apreciable Marichuy!

Jolie dijo...

ya lo dijo todo abraxas! ja.. ese diablo

pero yo creo que no es perseverancia, ni terquedad, ni osadia ni constancia.


para quien cree
simplemente es amor
y quien no es capaz de dislucidar lo que es quiza es porque le gustan las cosas prácticas.

Ya a veces no racionalizo yo si soy puro corazón aunque me llevfen entre las patas o de tumbos


auch!

GAB dijo...

Me gusta la idea del amor, como una sucecion de coincidencias, donde cabe la historia de todos: la manzana de adan o el big bang, pulgares abatibles, la edad media, la revolucion o revoluciones, la era industrial, la tecnologia, y todo concluye en un primer encuentro, el instante en que dos se encuentran y estan solos, y entre mirada y mirada el reconociento, el azar como eje donde nuestros corazones, giran y acompasan, el fluir del tiempo que se encapsula en 15,30, 60 segundos, 5 minutos, ¿en realidad importa?.

Abrazo de miercoles.

mario skan dijo...

La pausa son cinco minutos decía un slogan publicitario de té y la pausa como un hecho positivo, en esta vida a mil, donde miles de cosas se hacen a la vez y de ceguera para con las cosas importantes.
me gustó mucho eso que decía la mujer, si quiero meterte los cuernos con 5 minutos me basta, hasta con menos.
ayyy del tiempo relativo, de las vicisitudes y falencias.

saludos

W dijo...

Sip, en 5 minutos.... pueden pasar tantas cosas!!!

Champy dijo...

Acertaste cabronamente.

Yo por eso me dí a la tarea de buscar un agujero en la cima de una montaña, ahí susurraba cada uno de esos recuerdos, luego los cubría con barro. Ahora todas las montañas de regiolandia me gritan y quieren que enloquesca, pero ni madres, no he dejado espacio libre en ellas, y me lo están cobrando muy caro...

Nunca me cansaré de correr.

2046

Lola dijo...

Cinco minutos, que se hacen eternos si traes encima el efecto de la maríajuana, ja! Me gusta mucho esa frase: La incertidumbre del no saber si volverá es desesperante; la certeza del abandono duele pero ya no cabe la duda.

Es tan difícil desligarse... habría que renunciar a todo, como dicen los budistas, pero vivir esperando es una vida que no quiero para mí.

Un beso

Koalbiter dijo...

Hola Marichuy:
Una mezcla entre amor idolatrado, lealtad y una gran paciencia de la cual no todos somos capaces de soportar.
Yo he tenido un re-encuentro con un viejo amor no tan fortuito, de hecho la separación fue de acuerdo mutuo y a pesar de que en cierto grado la extrañe, decidi que no debia volver. Creo que fueron los cinco minutos los que bastaron.
El encuentro terminó en una apreton de manos, un beso en la mejilla y un adios, aunque muy titubeante, decisivo al final.

Saludos.

Betoman dijo...

todos los siglos son este presente.

marichuy dijo...

Jess

"No creo que alguien pueda esperar toda la eternidad al ser amado, porque... quien te ama, te podrá pedir que renuncies a todo, menos a tu tiempo."

Te sorprendería saber cuánta gente es capaz de eso; yo tampoco lo concibo, pero me ha tocado verlo (quizá no toda la vida; pero si varios años).

Eres más rápida que yo para enamorarte, jeje. Al hombre más bello que ha pisado esta tierra (mi planeta es del tamaño de mis sueños) lo divisé una hermosa tarde del 6 de octubre (mejor regalo de cumpleaños que esa tarde, no recuerdo) y como a ti, me bastó mirarlo una sola vez para sentirme enamorada... y dos para ratificar que la perfección no existe: a la segunda mirada, él se besaba apasionadamente con su novio...

Un abrazo

marichuy dijo...

Jolie

De dilucidar el amor, sí soy capaz; lo que me cuesta un poquito más (los trancazos de la vida no han sido en vano) es creer en el amor a distancia. Pero ya sabes lo que dicen "nunca hay decir de esta agua..."

Oye, que yo también soy puro corazón, eh? (aunque el mío sea de pollo)

marichuy dijo...

"el azar como eje donde nuestros corazones, giran y acompasan, el fluir del tiempo que se encapsula en 15,30, 60 segundos, 5 minutos, ¿en realidad importa?."

GAB

En realidad empieza a importar, cuando lo miramos hacia atrás. Entonces sí importa, se atesora, se defiende del olvido ese momento casi mágico encapsulado en 15 minutos, unas horas, una noche o unos instantes casi etéreos.

Me acaban de dar unas enormes ganas de enamorarme así.

Un abrazo

marichuy dijo...

Mario

Pues adivinaste, porque la mujer se lo soltó así como dices tú:

"(para engañarte) con cinco minutos me basta... y hasta con menos"
(pero no le bastó y se fue antes de hacerlo).

Respecto de pausas y prisas. A mí me pasa al revés, aún andando a las carreras casi todo el tiempo, soy muy proclive a perderme mirando las cosas que aparentemente nadie más ve (o que para los demás son de poca importancia) y así he conseguido atisbar uno que otro prodigio.

Saludos

marichuy dijo...

Work's

Seguro que sí... como a ti, que traes un tufo a enamorada, que no puedes con él, jeje.

Besito

marichuy dijo...

Champy

No es que me haya vuelto adivina; pero sé de lo que hablamos. Así como sé, lo que es buscar algún escondido rincón donde gritar ese dolor y ese nombre, hasta casi quedarse sin voz.

Besito

MauVenom dijo...

No a mí no me gustaría ser así... no lo soy de hecho

yo sólo cuento con lo presente para continuar, lo palpable y constante es lo que hace historia nada más

pero también he conocido alguien así y como tú me he preguntado que hay dentro de esa persona para poder mantener tal firmeza, tal falta de duda... me es un misterio, admirable pero yo sigo en mi afán de recordar solamente la piel que puedo oler y probar constantemente

lo sucedido es otra historia.

Excelente entrada Mari, excelente.

marichuy dijo...

Lola

Yo soy de la idea -algo extrema quizá- de que es preferible un solo golpe, un solo corte con el escalpelo bien afilado... a pequeñas rasgaduras, aparentemente inofensivas, pero que lentamente te van minando todo. El abandono definitivo duele (y de qué forma), pero ya no cabe la duda y menos la esperanza, esa canija que a veces es peor, por falsa.

Un beso

marichuy dijo...

Hugo

"amor idolatrado, lealtad y una gran paciencia... "

Sabes? Creo que en no pocas ocasiones esa idealización, que es la que en un principio nos mantiene, a la larga se nos revierte... y feo.

Saludos

marichuy dijo...

Betoman

Muy intenso, entones, será este presente.

marichuy dijo...

"sigo en mi afán de recordar solamente la piel que puedo oler y probar constantemente"

Mau

¿Has pensado alguna vez en la perturbadora posibilidad, de que en esa piel que puedes oler y probar constantemente, te descubras percibiendo el aroma y el sabor de aquella piel que tú creías parte de la historia? Auch, yo de sólo imaginarlo...

Gracias por tu comentario

Enrique dijo...

Te diré que para mí, mis TRES minutos llegaron a convertirse en un símbolo de mi gran amor. Esos 3 minutos lo valían todo. Largas esperas, días y días guardando esa ilusión por verla, alimentando la emoción. Pero al final esos tres minutos eran algo mágico y pese a lo breve, valía la pena.
Lo que mencionas de la larga espera del ser amado sin saber si regresará me recordó un poco la canción de Penélope de Joan Manuel Serrat.
Te mando un abrazo Marichuy

Sibila_S dijo...

Creo que la voluntad. Y la fe.

Creo que también depende de qué tan fuerte es -fue o sigue siendo- la relación con el otro.

Porque a veces, sólo a veces, el otro anda cargando con una parte de uno y uno no puede andar por la vida así, en trozos.

La cuestión, también creo, es que esa espera dura hasta que uno de los dos cambia.

Y entonces el trozo que traía el otro ya no corresponde al que es uno.

Y entonces la historia sigue, porque la historia siempre tiene que seguir...

Saludos muchos,

Madmouaselle

saqysay dijo...

A veces no entiendo esa manía de algunas parejas de querer controlarlo todo. Cada paso, respiro que da la otra persona. Es típica de una persona celosa... Ufs!!...

Por suerte ella no gritaba también, dentro de todo trataba de guardar calma - dónde es casi imposible - Ella tiene toda la razón "cinco minutos" bien empleados, valen mas que mil palabras juntas. En menos de cinco minutos(segundos) se pueden perder vidas, así como pueden nacer. - En cinco minutos - puedes decir si ó no, dependiendo las circusntancias.

Eso de esperar el regresos, no es lo mío. Por lo general nada vuelve a ser, como era. Por qué no quedarse con el recuerdo de lo ya vivido. Volver no tiene sentido, es mejor dejar las cosas ahí.... Y comenzar de nuevo...
Conosco personas que han hecho una vida - me refiero familia - Cuando aparece este personaje, son capaces de dejarlo todo y volver, por ese amor de infancia - adolescencia, que sé yo...
Me cuesta imaginar, ese (otro - ser) que haya formado una familia, y la otra parte aún esperando su regreso, tendrá sentido sacrificar tu vida, en valor de los demás..aahh!...
Mejor quedarse con la certeza del abandono, duele... Pero lo puedes superar - el tiempo que empleastes en esperar su regreso - ese no se puede recuperar...

Responidendo tus inquietudes, eso no es amor..capricho. Paciencia - no reconocer el abandono - Hoy en día no puedes confiar en las palabras, como dice mi madre... no confies en los dientes, luego te muerden la lengua.
Qué es?... Una pérdida de tiempo...

... Yo tampoco tengo esa fortaleza...

Cariños, Besos, Marichuy!!

jota pe dijo...

-- me parece que todo esta siempre mas cerca de lo que parece, incluso los muertos o los olvidados, no hace falta perder uan pierna para saber que puedes llegar muy lejos aunque te falte, la ausencia no existe en la medida que no olvides, besitos Marichuy!

Maika dijo...

Dicen que quien espera desespera...
Y el tiempo es relativo.
A veces sientes que pierdes esos cinco minutos o más en cosas que no merecen la pena. Y cuantos más en actos que no te interesan en absoluto.
No puedo decir lo mismo de los minutos "gastados" en tu blog.
No sólo disfruto de tu entrada, sino también de los comentarios que le siguen.
Una pena abandonarlo...
Besossssssss

marichuy dijo...

“guardando esa ilusión por verla, alimentando la emoción”

Enrique

Ay, las cosas que uno hace (y experimenta) cuando está enamorado!
Hasta me hiciste recordar ese indescriptible cosquilleo, que baja desde el esófago para instalarse en el bajo vientre y que a veces casi te hace saltar de tan intenso que es.

Y muy cierto, así sean tres o cinco minutos, nada se les compara.

Un abrazo

PS A mí más que a la Penélope de Serrat, me recordaría a la de Ulises.
.

marichuy dijo...

“el otro anda cargando con una parte de uno y uno no puede andar por la vida así, en trozos”

Sibila
Y a veces, no tan pocas como uno quisiera, pareciera que te arrancan ese trozo y después de eso (cuando la relación termina) uno nunca vuelve a ser igual (y lo peor, a veces tampoco es capaz de volver a amar de esa manera)

Últimamente siento que he perdido esa fuerza, esa Fe, necesarias para amar (y creer en alguien) así otra vez... sin miedos y sin reservas

Saludos y gracias por tu visita

marichuy dijo...

Saqysay

Creo que más que de celos, se trataba de lo primero que mencionas: el afán por controlarlo todo. Pero también, que si ella lo tomaba con calma no era tanto por prudencia, sino por algo menos grato: indiferencia. Si él no le importaba, sus gritos menos.

A nosotros quizá nos cueste creerlo, conceptualizarlo, pero he conocido mujeres que han aguardado por años el regreso de su "gran amor"; años sin hacer otra cosa que acariciar sus recuerdos y prepararse para el anhelado reencuentro.

Respecto de no creer en las palabras ni en las promesas, mi abuela siempre me recordaba un dicho: “Obras son amores, no buenas razones”

Y sin embargo querida, hay quienes son capaces de amar así, de creer en regresos. Y aunque yo no pueda ser así, a veces no puedo evitar admirarlos por su persistencia, por su Fe (en sí mismos y en el otro).

Besitos

marichuy dijo...

"la ausencia no existe en la medida que no olvides"

Jota-pe

De acuerdo, pero de que pesa, duele e inquieta, también... hay ausencias demasiado largas.

Besitos

marichuy dijo...

Maika

No podría estar más de acuerdo contigo: si de suyo el tiempo es relativo, en materia de amores, desamores, ausencias, esperas y pesares... con mayor razón.

Siempre es un gusto tenerte aquí, Maika.

Besitos

Unicornio dijo...

Aayyy, querida Marichuy:
Y ahora, ¿qué digo?
Toda una unicorniana vida luchando por que se entiendan estos "ligeros matices" sentimentales, y nomás no.

Distingamos primero. La anécdota inicial muestra un par de extraños unidos por conveniencias sociales: el proveedor y la "amita" de casa (que aparte se niega a serlo: nada de administrar el hogar, ni educar al descendiente, ni procurar a la pareja). Él, en el patetismo abúlico de una relación por las apariencias. NADA que ver ni con el amor, ni con el compañerismo, mucho menos con la amistad o el compromiso. Cero. Kaputt. La Nada.

Lo segundo... el tiempo NO sólo es "relativo", sino inexistente. Es una dimensión que nuestros sentidos crean para entender el entorno entrópico en el que nos movemos. De hecho, si se dañara cierta parte del cerebro, podríamos quedar "paralizados" en el tiempo, como en una enfermedad del sueño: todo parecería plano, geométrico, sin tiempo ni espacio. Nuestra mente es la que da continuidad a los sucesos, y así, decidimos qué es insoportablemente breve (un placer que no querríamos que terminara nunca) o desesperadamente largo (una espera romántica sin fin, un dolor que no se diluye).

Y entonces, otra vez me sorprenden los comentarios y/o respuestas.

Hemos olvidado conocernos a nosotr@s mism@s. Hemos dejado de un lado la exploración de lo que somos, de lo mejores que podríamos ser. Quizás por la vorágine materialista del último siglo, o por no acudir a las fuentes de los antiguos (y pasar superficialmente por Wikipedia y el Larousse, nada más).

Hablamos del amor como de "pieles que probar y labios que sentir". Y de la paciencia y la fe como de "espera necia y heroica".

Al final, sí: quizás lo que llaman "amor" se constituya de pieles y gemidos, de risas y suspiros, pero sobre todo quiero creer que más de la certeza que, aunque llegamos, vivimos y partimos Solos, ese "amor" nos tomará de la mano hasta el último día que soñemos en esta Tierra... y nos sonreirá en una última plena e inolvidable conversación... hasta la próxima vez que existamos, si esto es posible.

Y, después de todo, parecería que Todo esto (Amor, Tiempo, Espera Inútil, Fe en l@s otr@s) se reduce al atávico temor a la soledad: es decir, miedo terrible a confrontarnos con Nosotros mismos... y darnos cuenta con horror que ni siquiera podemos aguantarnos por más de un minuto!!

Ese es el quid del asunto: querernos a nosotros mismos antes de atrevernos a considerar "enamorarnos" o "esperar" de/por alguien más.

Algo que los Antiguos llamaban Responsabilidad... y se extingue cada día más, junto con los últimos samurais y unicornios (snifff!)

Ya me diste de qué hablar en el próximo post, caramba!
Un saludo rollero y afectuoso, de aparte del

desencantado (y próximo a la extinción) Caballo con Cuerno...

P.D. Luego vuelvo. Voy a ver si todavía me espera Ítaca, jeje!

Jolie dijo...

chuyita corazón de pollo armemos un club :P

Mafalda dijo...



Mmm.

¿Cómo iba a iniciar?
¡Ah! Sip…
Jajaja, sip, primero me iba a reír.
“Y sin embargo, hay quienes aguardan largos años y se mantienen firmes con la ayuda de casi nada: apenas esporádicas cartas, alguna ocasional llamada telefónica y el resto del tiempo viven de alimentar sus recuerdos y delinear las mil maneras posibles para el momento del anhelado reencuentro. Al conocer a alguien así, es inevitable preguntarse en qué radica su firmeza, de qué están hechos esos seres, qué se necesita para aguantar años de espera incierta sin desfallecer... ¿qué los distingue?
¿Una inmensa capacidad de amar? ¿paciencia a toda prueba? ¿confianza en sí mismos y en el otro... qué es?
Tampoco alcanzo a dilucidar qué sea; lo único que sé... es que a veces... me gustaría ser así... “

Te advierto que hay que tener cuidado con nuestros deseos. Lo digo por experiencia.
Flaquis, yo viví una relación donde había: llamadas telefónicas diarias que con el tiempo se fueron espaciando; algunas notas o cartas; regalos (libros) esporádicos; citas con tiempos ajustados pero con mucha pasión, abundantes caricias y besos; al inicio mucha confianza de ambas partes y con el tiempo (por culpa de él) desconfianza extrema; extrema paciencia de mi parte y no se diga amor.
Y lo que te puedo decir es que cinco minutos, diez, quince, veinte, treinta, cuarenta o lo que sean pero bien disfrutados, son suficientes para sonreír, para que el día se ilumine. El amor es individual y si alguno de los dos es feliz así, no le veo nada de estúpido como lo dice Abraxas (el demonio enamorado): “Pues yo creo que solo es taruguez...Amor de lejos... ¡Felices los cuatro!”
Después inicia la necesidad de lo reciproco, la insatisfacción. Muy humano por cierto.
Es frecuente que aquel ser humano que se “conforma” con tan “poco”, sea criticado, valorado de acuerdo a lo que “supuestamente” (auchhh, fea palabra y ya la escribí jejeje) recibe.
Desear tan “poco” y conformarse, no creo que sea admirable, ni que sea un parámetro para valorar la capacidad de amar. Tal vez la soledad nos juegue de cierta manera y creamos que mejor eso que nada. Muy respetable.
Yo sé que puedo amar así. ¿Onta’ mi premio? Jejeje.
También me pueden amar de esa manera, ahora pregunto. ¿Onta’ el valiente?

Saludetes mi flaquis.

Mafalda

Abraxas dijo...

Como que se complican mucho ¿no?... el "amor" dura lo que tiene que durar y ya... ¡Next!

Marina dijo...

Ay, marichuy, es un relato en el que aparecen tantas cosas... lo de los cinco minutos que decís me parece tan claro. creo tanto en eso, en el poder de esa inmediatez... tanto, que de modo inverso desconfio de esos tiempos que buscan la tranquila infinitud. por otro lado, yo, también, en medio de tanto pensamiento sobre pensamiento, creo a veces en que me gustaría amar así. un beso grande!

marichuy dijo...

“Distingamos primero. La anécdota inicial muestra un par de extraños unidos por conveniencias sociales: el proveedor y la "amita" de casa (que aparte se niega a serlo: nada de administrar el hogar, ni educar al descendiente, ni procurar a la pareja). Él, en el patetismo abúlico de una relación por las apariencias. NADA que ver ni con el amor, ni con el compañerismo, mucho menos con la amistad o el compromiso. Cero. Kaputt. La Nada."

Mi estimado Caballero Unicornio, casi extinto:

Salvo que usted habite en un mundo superior ¿a poco no ha conocido a más de una pareja clasemediera parecida (porque además, ese tipo de parejas abundan en los sectores clasemedieros urbanos de nuestra sociedad)? Yo sí y a más de una.

“Hemos olvidado conocernos a nosotr@s mism@s. Hemos dejado de un lado la exploración de lo que somos, de lo mejores que podríamos ser. Quizás por la vorágine materialista del último siglo, o por no acudir a las fuentes de los antiguos (y pasar superficialmente por Wikipedia y el Larousse, nada más).”

Caballero, no se me enoje, pero dudo que alguien con los sentidos en su lugar (como diría mi abuela) pretenda encontrar conocimiento sobre sí mismo en Wikipedia o el Pequeño Larousse. Claro, tampoco en las fuentes de los antiguos; es más, quizá no muchos recuerden la famosa máxima griega “Conócete a ti mismo”.

Mucho me temo que en estos tiempos que nos ha tocado vivir (en donde imperan la cultura de la inmediatez, lo efímero, lo desechable, el espíritu del hombre light y las apariencias... por sobre los valores que usted menciona), amar así como lo plantea usted se ha llegado a convertir (casi) en una empresa heroica y para muchos, encarna un sacrificio de gran magnitud que no están dispuestos a asumir tan fácilmente. El miedo, la incertidumbre (y los golpes de la vida, por qué no decirlo) nos han vuelto cautelosos, temerosos, escépticos; a tal grado, que no todo mundo está dispuesto a entregarse en cuerpo, alma, hígado, cerebro y corazón a una causa de pronóstico reservado; optando por vivir el día a día, pensar en el hoy y no más. Muy triste, pero no por ello menos cierto e infortunadamente... cada vez más generalizado.

Las concepciones que cada uno tengamos del amor, serán resultado de nuestras propias experiencias, formas de ver y entender al mundo. Y nos gusten o no, todas serán muy respetables, porque sólo sabe cuánto ama y cuanto lo sufre aquel que lo vive y siente; nadie más.

Sobre el tiempo. Con la venia de mi adorada Aurore, dejo este casi aforismo:

"Todos tienen la absoluta certeza de que la eternidad no se puede medir en segundos… aunque, cuando somos felices, un solo segundo es la eternidad"
Paloma Orozco Amorós


Saludos

PS espero que encuentre el camino de vuelta a su Ítaca añorada

marichuy dijo...

Jolie

Ups, si te contara que ya existe (y yo lo Presido) ese Honorable Club...

marichuy dijo...

Mafis

Sobre tu advertencia, jeje ¿cómo dijo Oscar Wilde?

"cuidado con lo que anheles de joven, porque se te puede conceder en la vejez"

Mafis querida, estoy completamente de acuerdo con esto que dices:

"[...] cinco minutos, diez, quince, veinte, treinta, cuarenta o lo que sean pero bien disfrutados, son suficientes para sonreír, para que el día se ilumine. El amor es individual y si alguno de los dos es feliz así, no le veo nada de estúpido"

Tal cual lo veo yo. Algo similar intentaba decirle a Champy: cuando uno desea y ama a una persona, cinco horas a su lado parecen cinco minutos. Pero cuando ya no deseas nada con esa persona, los cinco minutos a su lado pueden parecerte eternos; pero eternos en el sentido de largamente insoportables.

Cada quien vive el amor a su manera y de la misma forma, cada quien pena sus desamores como mejor puede. Pero a la fuerza, nada.

Un abrazo

marichuy dijo...

Diabolo

Nadie dice que no... creo

marichuy dijo...

Marina

Sabes qué creo? Que esto de la "hacernos" a la inmediatez, tiene que ver más con nuestro miedo a las decepciones, quizá como resultado de los reveses que hemos sufrido.

Y sí, a veces yo quisiera creer en lo contrario; pensar que las (casi) infinitudes amorosas pueden ser... que una me puede tocar a mí.

Un beso

karenina dijo...

me encanto el post...y es increíble lo que se puede generar de lejos, lo que genera unas letras, unas espera, un sentimiento...abrazo marichuy!

La sonrisa de Hiperión dijo...

"para engañarte no necesito pasar horas fuera de casa, me bastan cinco minutos bien empleados;"


jajaja
Que mala leche tiene la frasesita...

saludos y un besazo!

marichuy dijo...

Karenina

Increíble, sí... a veces la lejanía agranda/embellece las sensaciones.

Un abrazo

marichuy dijo...

La sonrisa de Hiperión

Ninguna mala leche; es sólo una mera aclaración, jajá

Saludos

Strika dijo...

Querida:

El tiempo es relativo. Decía un filósofo, creo que Bergson, que tiene que ver más bien con una cuestión de percepción y recuerdos.

En todo caso, en 5 minutos pueden pasar tantas cosas...

UN beso

LUIS TORRES dijo...

Mas que andar filosofando en este caso, yo voy a ser ironico, sabio es el pueblo con sus refranes:

"Amor de lejos, felices los cuatros"

No creo en el amor a distancia, si alguien se te fue por X motivos, pues patitos a volar, ni modo a llorar al rio...

Las palabras son un arma muy poderosa si sabemos usarla y apuntarla bien, no necesitamos cinco minutos, mas bien cinco palabras bien puestas para hacer la vida miserable a quienes van dirigidas dichas palabras...

Saludos

Grifit dijo...

Primero debo decir que ame su pic de perfil
grandiosa
la segunda cosa es que quiero ver si me puede ayudar a ganar un concurso
si quiere, puede pasar a mi blog, el que se llama "El lichador" ahi explico como me puede ayudar
es solo de dar click en una foto
gracias

marichuy dijo...

Querida Strika

Muy cierto; tanto la relatividad del tiempo, como el que siempre estará asociado a emociones y recuerdos.

Un beso

marichuy dijo...

Luis

La sabiduría popular, nunca hay que dejarla de lado.

Saludos

marichuy dijo...

Grifit

Antes que nada, iré a ver la foto.

Saludos

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marichuy dijo...

Virgi

Huy ya venía yo a contestarte y borraste tu comment.

Buena la cita Edgar Morín

"Navegamos en un océano de incertidumbres en el que hay algunos archipiélagos de certezas, no viceversa"

pez dijo...

¿cinco minutos?

bueno, veo que siempre hay alguien más jodido que uno

yo siquiera aguanto más tiempo, digamos ¿uhh? ¿unas dos horas?


jajajajaja

no, no te creas

mi record es una hora



de veritas, puedo leer de corridito una hora, je (mal pensada)

marichuy dijo...

Pez, genio y figura... ¿verdad? Usted no cambia, jajá

Saludos

Ps Y no, yo no soy nada, pero nada, malpensada.

Susana S dijo...

Querida:

Quién sabe de qué están hechos pero en efecto me gustaría ser así, pero no puedo, la paciencia me mata, y no sé vivir sin acariciar al ser amado, aunque debo confesar que los recuerdos mantienen vivos sueños que tal vez en otro tiempo y espacio puedan ser, aunque hoy no.

Un beso

marichuy dijo...

Querida Susana

La paciencia no fue mi don y mira que la he deseado con fervor; pero pues no... no se me da.

En cambio lo de acariciar sueños, sí... y no vieras cuánto.

Un beso

Clauminara dijo...

No se, para mantener una relación con tanta distancia, necesitaría no estar realmente enamorada, si no , simplemente no podría con la espera, con la distancia.

Abrazos

marichuy dijo...

Clauminara

Distinta pero no menos válida forma de verlo; par algunos sólo el amor profundo y a toda prueba podría dar fuerza para algo así. De serte franca, a veces pienso como tú, que sólo cuando no se ama digamos con tanta pasión, puede aguantarse con tranquilidad una espera así...

Un abrazo

Unicornio dijo...

Querida Marichuy:

Jeje, si te decía, que no sabía qué decir. Pero no, no "mi-nojo". Solamente veo con singular sorpresa que las leyes del caos y la autosimilitud fractal se reproducen en los seres humanos... y en sus civilizaciones.

Sí, veo a mi alrededor, en clase media baja y alta, comportamientos agotadores entre las personas, malentendidos casi "infantiles" entre los que se quieren bien y, but of course, el miedo de entregarse a lo desconocido, a los sentimientos y al rechazo de aquéllos que (¿creemos que?) amamos.

Cada civilización tiene su ascenso y su final. Al principio, rebosa de confianza y de valor, de arrojo y de valiente curiosidad y experimentación. Al final, como en las personas, aflora la inseguridad, la desconfianza, el temor gratuito y la vergonzosa autocomplacencia. Y mueren las civilizaciones, pero para servir de fértil abono a las siguientes por venir.

¿Nuestra civilización ha llegado a este punto? No importa, porque los que lleguen después serán mejores.

Caray, creo que a veces (o casi siempre?!) tiendo a ser egoísta y poco empático. Tienes razón: mucha gente sufre sus amores de manera que se vuelven cautelosos a causa de sus "heridas de guerra".
Lo que pasa es que no los comprendo. Después de pasar por la casi extinción familiar por terremotos, inundaciones, revoluciones, sanjuanicazos y otros avatares, los abuelos nos decían cosas como "son afortunados: viven, están sanos y pueden trabajar: son Hombres, carajo! Dejen de quejarse y a vivir, pues!"

Entonces, lo que pasa es que tuvimos a los últimos unicornios de abuelos.

Y ya ni modo. La gente (y los cuacos con cuerno) no cambian.

(Pero ya habrá "tiempo" para platicar más de esto, con el mejor dilatador relativista del Tiempo que existe, según Minkovski: un café de olla de por medio, jejeje!)

Cuídate mucho, Marichuy, y gracias por tus palabras: el unicornio debe ser más comprensivo... y a veces se me olvida.

Con un cariñoso saludo, se despide por el momento,

el "berrinchudo" Caballo con chipote (es que a veces duele, caray, jeje!).

virgi dijo...

Pues qué raro, porque de mi mano no salió lo de borrar. Bueno, si te dió tiempo a leerlo.Besos

marichuy dijo...

Querido Unicornio

He ahí el dilema de todo: qué difícil nos resulta entender a los demás, a los que no piensan como nosotros ni viven coforme a nuestros propios códigos.

Por otra parte, me hizo recordar algo que me dijo alguna vez un norteño: el tener que vivir siempre en un medio adverso, te lleva no sólo a buscar la manera de vencerlo, sino, sobre todo, a valorar las cosas de distinta manera. Creo que eso es un poco lo que puede decirse respecto de su particular historia familiar.

Reciba un abrazo

marichuy dijo...

Querida Virgi

Lo vi en mi correo y cuando me disponía a contestarte en Blogger... oh sorpresa... el comentario había sudo “suprimido por el autor“!¡

Pero lo leí y eso es lo que importa

Un beso ente islas, como decía tu comment (así sean las islas de mis muchas incertidumbres).

Mara Jiménez dijo...

¡Uy! Ahí si no concuerdo. esas esperas interminables, a mi s eme parecen mucho a la cobardía de abordar el hoy, que al fin es lo único seguro que tenemos. No creí nunca que Penélope esperara a Ulises por fidelidad o por el bien de Ítaca, siempre me ha parecido que detrás de su espera, está la renuencia a continuar andando, disfrazada de buenas intenciones.
En el blog de Ernesto Pérez, me encontré hace poco esto:
http://haciendolascosasmal.blogspot.com/2009/10/memorial-de-penelope-por-ernesto-perez.html
Es un ejemplo de la rabia contenida que conlleva esa espera interminable.