escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

junio 08, 2009

la vida pasará como un sueño

Introducción. Escribo en el cuaderno que mi sobrina, hija mayor del hijo de mi hermana la dejada, me trajo de regalo la última vez que vino al pueblo. Cuando me lo entregó me dijo "tía, tú que guardas tantos recuerdos en tu prodigiosa memoria, no permitas que se pierdan; escríbelos para evitar que las brumas del tiempo los sepulten." Cuando le contesté que para qué servirían mis recuerdos, mirándome con sus ojotes redondos, me respondió: "para saber que no fuiste sólo un sueño." Ojalá que el tiempo me alcance para llenar este cuaderno con mis recuerdos, antes de que la vida se me vaya... como en un sueño. Y cuando eso suceda, quiero que este cuaderno sea para ella; no sólo porque fue quien me lo regaló, sino porque es la única de la familia a quien le interesan los recuerdos de los viejos.

.............................................................................................

Me llamo Consuelo, tengo 76 años, 8 meses y un día; me queda poco, apenas mis dos hermanas, una docena de sobrinos y dos de sobrinos-nietos. Ellos y mis recuerdos, son todo lo que tengo. Ahora vivo con mi hermana la viuda santa, una de sus hijas que también se ha quedado viuda y el hijo menor de ésta. Mi santa hermana; así le dicen porque aún quedando viuda a buena edad, nunca se volvió a juntar o enredar con ningún hombre. Yo no lo llamaría santidad. Vivimos en la casa que fue de mi madre; una casa enorme, llena de cachivaches, viejos retratos y cientos de recuerdos. La pasamos como lo hacen todos en este pueblo: aparentando que somos una familia unida y feliz; no es cierto, pueden pasar días sin que crucemos palabra. Ellos -mi hermana, mi sobrina y su hijo- piensan que estoy medio loca y aunque no es así, no me importa; sé que lo creen porque a diferencia de ellos, que son unos desmemoriados, yo conservo intactos todos mis recuerdos. Claro que cuando alguna visita llega a la casa, sin necesidad de ponernos de acuerdo, practicamos nuestras mejores artes de simulación. Dependiendo de la ocasión, nos reunimos en la sala o en el corredor, platicamos nimiedades y ofrecemos a nuestros invitados viandas, aderezadas con dulces sonrisitas. Como tiene poco tiempo que llegué a vivir con ellos, no conozco a la mayoría de sus visitantes y mi hermana suele presentarme diciendo: "la Señorita Consuelo, mi hermana menor". Lo hace para remarcar mi condición de solterona; pero también, de mujer que no ha conocido hombre y eso sí, sin borrar de su rostro la sonrisa de beatitud que tan bien le va. Yo tampoco dejo de sonreír, mientras saludo a los visitantes o miro a mi hermana y a su hija. Ella, mi sobrina viuda, me da un poco de pena, parece una flor marchitada prematuramente; apenas sale para llevar flores a la tumba de su difunto marido. Al paso que va, en unos años seguramente será considerada igual que su madre: una Santa y todo por quedarse resguardando su imagen de mujer honorable, al lado de un par de viejas que ya no tienen ninguna honra que cuidar.

Ni estoy loca, ni soy una señorita que no ha conocido hombre. Ellos qué van a saber. Mi hermana la viuda, no podría entender lo que yo he sentido y vivido. Cómo, si la pobre sólo conoció al mujeriego y abusivo padre de sus hijos. Cuando enviudó, en lugar de darle el pésame me daban ganas de felicitarla y decirle que hiciéramos una festa. Yo todavía tenía muy próximo el recuerdo de él y en pleno velorio, aún podía sentir el cosquilleo recorriendo mi espalda, mientras iba desatando lentamente las cintas de mi corpiño y sus dedos rozaban mi pecho, provocándome temblores de pies a cabeza. Tuve que concentrarme en el rosario, para que no se me notara el estremecimiento que ese recuerdo me provocaba; se habrían visto un poco fuera de lugar mis impúdicos temblores. Poco más de un año duró mi época de estremecimientos clandestinos; cuántas tardes temí que alguna de las beatas me descubriera saliendo a hurtadillas de la casona de la colina, todavía con el éxtasis reflejado en mi rostro. Sólo un año y sin embargo, creo que en los dieciocho años que duró su matrimonio, mi hermana jamás experimentó las sacudidas que yo sentía en aquellas tardes; también, que su cama nuca crujió como lo hacía esa cama de latón, en la que a los 33 años dejé mi virginidad y con el paso del tiempo, todos los pudores que se suponía debía tener una señorita decente. Para encontrarme con él, todas las tardes iba yo a rezar el rosario; cualquiera habría pensado que me estaba convirtiendo en una beata; pero las únicas plegarias salidas de mi boca en ese entonces, fueron algunos nada impolutos... Dios Santo ¡!

Cuando me dijo que se iba, no me sorprendí; los maestros que llegaban al pueblo, permanecían poco tiempo. No me pidió que me fuera con él y francamente, no sé qué le habría contestado de haberlo hecho. Tras su partida, se escucharon algunos rumores; unos decían que dadas las míseras condiciones del magisterio rural, él se había marchado con rumbo al Norte; otros aseguraban, que el joven y atractivo maestro se había unido al naciente movimiento guerrillero encabezado por aquel famosos apóstol de la educación, a quien el gobierno federal asesinaría años más tarde. En pos de preservar su memoria y el calor de mis recuerdos, quiero creer que los ciertos eran los primeros.

....................................................................................................



Nota: "La vida pasará como un sueño. Citizen Cannes", es el título de un libro publicado el mes pasado y en el cual Gilles Jacob, Presidente del Festival de Cine de Cannes, concentra 32 años de memorias de esa fiesta fílmica. Todavía no lo leo, pero el título me gustó y decidí tomarlo prestado.


77 comentarios:

Ana dijo...

Hola Marichuy!
tienes hermanas? leo tu relato y se me viene a la mente lo siguiente., yo tengo 3 hermanas y en veces me sorprende lo poco que me conocen y lo que es peor lo poco que conosco yo de ellas...
no sé, siento que si me conocieran como realmente soy, mhh! se asustarian! :S
que malo no? que no tenga esa capacidad de compartir con mis hermanas mis inquietudes y si compartirlo con personas que no conozco... será por el temor a su reacción? ... tal vez eso es.
Eso de darse golpes de pecho nunca se me a dado y si el cielo y el infierno existen yo estoy en la antesala del infierno... =D
un abrazo Marichu!
como siempre un gusto leerte

Jolie dijo...

a veces cuando te leo marichuy es inevitable pensar que uno de estos escritor pueda ser perfecto para un buen sueño próximo... o mejor aún un buen guión

besos cinematográficos

acción!

Mafalda dijo...

...

Hola, hola...

En estos días, ha sucedido algo inesperado en casa. Hay tristeza y un constantes "por qué".
Entre hermanos platicamos el asunto y existió la oportunidad de sentirnos unidos. Pero que chistoso Marichuy, podemos ayudarnos, apoyarnos entre nosostros, pero que ellos conozcan más allá de detalles necesarios...NOP..., ni siquiera con mi hermana.
La cultura de la solteria deberíamos de iniciarla ls que lo somos en esta época, quitando de una vez por todas las palabras: quedada, seño, solterona...
Y mirarnos simolemente como mujeres sin parejas co o hay tantos hombres...

Un saludete mi Marichuy

Mafalda

Potter dijo...

Me encantó (tan raro, no?)
Consuelo es un alma de Dios, pero surgen inquietudes o simplemente migajas como las de Hansel y gretel sobre tu esquiva vida familiar (exepto tu adorada abuela).

hummm eres sublime, celestial, una diosa (ya lo he dicho, ahora lo voy a decirlo en plegaria):

Alma de Chuyita, santifícame
Cuerpo de Mari, sálvame
Sangre de Marichuy, embriágame
Agua del costado de Chuyita rica, lávame
Pasión de Maria, confórtame
Oh mi buena Maricuy, óyeme
Dentro de Tus Llagas, escóndeme
No permitas que me aparte de Ti
Del maligno enemigo bloguero, defiéndeme
A la hora de mi muerte, llámame
Y mándame ir a Ti
Para que con Tus Santos EYL te alabe
Por los siglos de los siglos.
Amén.

A dijo...

Me choca el modo de medir a una mujer con relacion a sus hombres o carencia de ellos.

Es triste que se siga dando, y es triste que muchas lleven el nombre como estigma 'solterona' 'desvirgada' 'abandonada'

como diria el anarkista: ash!

Gracias Marichuy, querida por recordar los errores que no debemos cometer.

Besos prejuiciosos
A.

Kyuuketsuki dijo...

Que te puedo decir ahora??

No se que decir, hoy no estoy en condiciones de decir algo inteligente (bueno, casi nunca); Consuelo... es como la señorita Consuelo de Aura de Fuentes??

De cualquier modo me recordó una experiencia contada por una mujer anciana (ya entrada en años, dicen los políticamente correctos). Esa mujer era mi abuela... y jamás me imaginé que me hiciera una confesión así a mi. No supe que pensar. Quizá algún día lo entienda.

Abraxas dijo...

Yo conozo a varias "señoritas" así...

Se me hace que es la constante.

Aurore Dupin dijo...

Caray, esta vez mis pensamientos no discurrieron por las etiquetas sociales, ni por los estereotipos/arquetipos sociales: los dedos que me rozaron el pericardio fueron la soledad, la vejez, los recuerdos, los magisterios rurales... las luchas internas y externas. Debe ser porque me pasé el día mirando fotografías.

Un abrazo arcaico, melancólico; mi queridísima Marichuy.

marichuy dijo...

Ana

Sí; tengo tres, pero nunca he vivido con ellas; habitamos ciudades distintas. Creo que vivir con alguien, no necesariamente significa conocerlo, ni llevarte bien; a veces se lleva uno mejor con las personas a las que ve poco.

Querida; los golpes de pecho no sirven, ni como expiación.

Besitos, nos vemos en la antesala

marichuy dijo...

Mi Jolie

Tu dices si hacemos un corto. Para sueño, pues creo que ya es; mejor de una vez a la pantalla grande, je.

Besitos fílmicos

marichuy dijo...

Mafalda

Creo que la comunicación, al interior del núcleo familiar, no siempre es todo lo abierta que debiera ser. quizá esto tenga que ver en que un altísimo porcentajes de las familias, sean disfuncionales.

Esa cultura de la soltería, se mira bien en las revistas femeninas; pero tú, date una vuelta por una ciudad de la provincia, e incluso aquí mismo en esta metrópoli y verás que esto que cuenta Consuelo no dista mucho de la realidad.

Saludos

marichuy dijo...

Potter

Dios Santo ¡!, como decía Consuelito; cuánto desbordamiento. Lo dicho: el amor te sienta bien; aunque yo sepa que no soy merecedora de esto, je.

Pero con lo que me mataste fue con la oración. Caray, no sé que decir, yo puedo escuchar tus plegarias -lo que esté a mi alcance-, pero temo mi querido Potter, que más bien seré tu Diosa medio Réproba, porque la Santidad, no se me da muy bien que digamos.

Besos

marichuy dijo...

Querida A

A mi también, espero que se haya notado que esto no es una apología de ese pensamiento, sino todo lo contrario.

Pero sabes qué es lo más triste? Que esto no dista mucho de la realidad; te sorprendería escuchar las platicas que me toca oír en mi sacrosanto lugar de trabajo.

Besos sin prejuicios, ups

marichuy dijo...

Kyuuketsuki

Pues no lo había pensado; es más ni me acordaba del personaje de Aura. Supongo que esta "Señorita", es como muchas otras que todavía existen.

Así pasa, a veces tiene suerte para ser receptor de las confesiones más inesperadas. Si yo te contara.

Saludos

marichuy dijo...

Abraxas

¿Cuál es la cosntante, tú?
Que sean "señortias", o que sean menos hipócritas que otras?

marichuy dijo...

Queridad Aurore

Que curioso; más que por los arquetipos sociales, la historia de Consuelo me gusta por eso que mencionas: la soledad memoriosa, la pobreza del magisterio rural y esas pequeñas batallas libradas al interior del cuerpo y del corazón. Gracias¡

Un abrazo fuerte

Fernando dijo...

Consuelo me recuerda, aunque no sea en absoluto igual, a la Amaranta Buendía que me enamoró de adolescente.
Travesuras de la memoria :)
Muy hermosa introducción.
Un abrazo.

marichuy dijo...

Fernando

Así pasa, ciertos personajes que aparentemente no tienen nada que ver, nos recuerdan a personas que nos marcaron.

Gracias

Un abrazo

mariano skan dijo...

Genial este relato Marichuy algo erótico y picantón, es que mi imaginación anda super. No entiendo a los hombres y mujeres que renuncian al mayor placer, qué elemento del alma se pierde para renunciar a él? será que el placer carnal no aleja de dios? eso piensan los curas que se alejan del supremo a la velocidad que se expande el universo.

saludos y buenísimo el relato

lastresyuncuarto dijo...

Marichuy, que hermoso relato el de la sobrina, hay sobrinas que son así que piensan como viejitas, que atesoran los recuerdos mas hermosos de las familias.

Eso de clasificar a las hermanas me encanta, la dejada, la viuda, la solterona, la divorciada…je, je, es de lo mejor y claro dicen en mi rancho que el mejor estado de la mujer es ser viuda, pobrecita se quedo viuda…pero feliz.

Tenía un amigo, que ya falleció, con el cuál siempre tenía ese tema: Eres una solterona, me decía mi amigo, al igual que mi hermana que no se caso. Yo por supuesto me reía y le decía que nunca me había sentido así. Tengo dos hermanas, ninguna dejada, aunque ellas estarían mejor si lo fueran, y yo hasta hace poco era la solterona, ahora vivo en pareja ¿Sigo siendo solterona pero no virginal? Je, je.

¿Pero en realidad conocemos a nuestras hermanas o ellas nos conocen? ¿Seríamos amigas si no fuéramos hermanas? Son tus hermanas ¿Pero en verdad tenemos algo en común? ¿Conocemos su día a día? ¿Me conocen? Creo que no, ni yo a ellas ni ellas a mi, tengo sobrinos y sobrinas, la menor es un sol, el más grande me hablaba antes a horas que no podías creer, hasta que le dije no más…pero un buen día me hablo y me pregunto por la vida de sus tías, mi hermana y yo, me hizo hacerle un pequeño inventario de mi vida, cosas que él había escuchado de su mamá, nada tenía que ver con mi realidad, ahí me di cuenta de que no nos conocemos. Yo lo siento, pero sería la que estuviera en el velorio de uno de mis cuñados y le daría no el pésame a mi hermana sino le pediría que hiciéramos una fiesta. El pobre esta tan preocupado porque no sabe cómo diantres me fui a enterar de que anda con una compañera de su trabajo…hombres y hermanas ciegas.

En mi pueblo hay una Señorita de las de antes, si, ella dice que ha consagrado su virginidad al señor, pero yo no lo veo como la Solterona del pueblo, la veo como una mujer agradable, culta y muy trabajadora, lejos de consagrar su virginidad al Señor. Total eso ¿A quien le importa?

Feliz inició de semana

Dilbertina

Kix dijo...

Wow qué buen giro da la historia!! Definitivamente me atrapó!

Mad Scientist dijo...

Ahah, creo recordar este escrito, acaso ya lo habías posteado?

Me agradó, la viejita con recuerdos sublimados, ahahaha!!

Besos!!

W dijo...

Caras vemos.... secretos no sabemos!!!

Bien por Consuelo!!!

Besitos mi Marichuy

marichuy dijo...

Mariano

Peor que la represión a secas, es la autorepresión. En fin, se dan casos y son más comunes de lo que uno pensaría

Saludos y gracias

marichuy dijo...

Dilbertina

En tu tierra –como en la mía- imagino que habrá muchas Consuelos, tanto como gente chismosa que nomás anda viendo en que vida ajena se entromete y todo por darle algún sentido a sus propias y anodinas existencias.

“Señorita de las de antes” Esta expresión me sonó tan “Ibargüengoitina”

Jaja, así es querida... el estado ideal de la mujer, dicen, es la viudez.

Abrazos y gracias

marichuy dijo...

Kix

Y ni siquiera tuve que forzar la vuelta de tuerca, solita salió.

Abrazos

marichuy dijo...

Mad Sceintist,

Ahora si me ofendí, jajá NUNCA había posteado este relato. A lo mejor te estás confundiendo con la historia de otra mujer que queda viuda y en pleno velorio recibe la visita de la querida de su marido, con quien lejos de pelear acaba en gran abrazo.

http://melange-marichuy.blogspot.com/2008/12/historias-de-familia.html

Besos

marichuy dijo...

Workahólika

Así es querida, por donde menos te lo esperas, salta la liebre y si, bien por Consuelo.

Besitos

Luis Alvaz dijo...

Ufff, cuántos recuerdos se guardan en la memoria, o más bien, cuántos pensamientos hemos reprimido y convertido en sueños, o en olvidos, en silencios.

Saludos y un abrazo

marichuy dijo...

Luis

Así es, mi querido Luis... tantos... tantos...

Y eso que apenas empezó a escribir..

Un abrazo

saqysay dijo...

Ja,jA!

Mientras te leía, pensaba que común debe ser esto. Hay cosas que uno, no las comenta, por qué son parte de nuestro vivir. Hace unos días escribí, sobre este tipo de relaciones en mi blogs. Pero no voy a comentar eso, ahora, porque no viene al caso.

Si los diarios de vida, hablarán cuantos detalles, tendríamos para comentar, ufs!, no quiero imaginar.
En cuanto a mi relación, con mis hermanos/as. No es buena, tan poco mala. Y si alguno de ellos confiesa algo, ni por muy delicado que sea,no lo delato. Tal vez, me haga cómplice, pero no soy, yo quién deba revelarlo.

Personalmente, conozco varias historias, de este tipo. Pero como te digo, no las voy a comentar.

Besitos, gran tema, gran texto!!

saqysay dijo...

Qué bella imagen!
Me gustó muchisímo...

Cariños!

Jeanne dijo...

Tomo nota del libro pero....tengo dudas...¿tu post es un extracto del mismo?

:-?

La historia es genial.

Coro dijo...

Marichuy:

Te cito: ""para saber que no fuiste sólo un sueño." Ojalá que el tiempo me alcance para llenar este cuaderno con mis recuerdos, antes de que la vida se me vaya..."

Lindísima imagen de palabras y también la imagen del post.

Escribes muy bien, no me cansaré de decírtelo. Me trasladas al ambiente...

Un abrazo

Latamoderna dijo...

Señorita, paso rápido a dejarle la dirección:
http://www.mxroks.com

Al rato vuelvo...
besos

Justo dijo...

Qué de secretos no guardarán cada una de las tías Tulas -yo las llamo así, en homenaje a la novela de Unamuno y a una película maravillosa de Miguel Picazo- que en todas las familias tenemos o hemos tenido, con ese papel incómodo que además se les ha venido encomendando, de velar por la moralidad de la familia, de ser una especie de salvaguardas, obligadas a ser beatas y amargadas de por vida.

A mí me fascinan -¿te acuerdas de la canción de Cecilia?-, y he conocido a seres humanos complejos y maravillosos acercándome a ellas. Pero no quiero que su especie se perpetúe, por suerte hace tiempo eso está cambiando y también para la mujer la soltería puede ser una opción en libertad.

(¡Buena selección musical, y sugerente relato! Un abrazo)

jota pe dijo...

-- querida marichuycita, que hacer en un pueblo sino es marchitarse, que hacer con la carne sino es alimentarle aunque sea de pecado, que hacer con los recuerdos sino es padecerlos como insolentes moscas, afortunadamente no vivo en un pueblo, la carne ya no me da ni comezon y los pocos recuerdos que me quedan los estoy borrando en un intento por volverme otra persona menos adolorida, pero ahi siguen como maldicion los fantasmas del pasado que me recuerdan -como le pasa a tu personaje- que alguna vez fui feliz

MauVenom dijo...

Mentiría Mari si te dijera que tu escrito no depertó desde mi morbo hasta mi lujuria

pasando por un sentimiento de indignación y tiempo perdido

que bien está, sabes?, hay veces que, aún con tu elegante estilo de siempre, eres muy cruda en tu narrativa y resulta fascinante, haces que se altere (y no por los hechos) hasta el más plantado.

Besos.

Aquí tratando de recuperar el ritmo normal pero creo que ya no podré... je..

adriana rey dijo...

Qué bueno lo que escribes Marichuy, me tuvo atrapada. Me gustó mucho, vuelvo pronto!

marichuy dijo...

Saqysay

Los diarios de una vida; tu lo has dicho, querida.

Siempre a media voz, siempre tras las brumas de la prohibición, la censura y el remordimiento. Cuánta razón, hay en esa frase Tolstoi al inicio de Ana Karenina:

"Las familias felices son todas iguales. Las infelices, lo son cada una a su manera"

Un beso

PS esa foto, más melancólica no podría ser. En esa banca, cualquier moderna Penólope, podría sentarse a ver como su vida se le va... como en un sueño.

marichuy dijo...

Jeanne

No; no se trata de ningún extracto del libro (ese es un libro sobre la historia del Festival de Cannes).

La historia es mía, solo tomé prestado el título del libro -de Gilles Jacob-, mismo que no he leído, porque en México... ni esperanzas que se publique.

marichuy dijo...

Querida Coro

Esa frase es como un mélange de recuerdos y de las sensaciones producidas por estos. Soy medio marciana; sucede que leí que recientemente se había publicado un libro (nada que ve con esto, es la memoria sobre 32 años del Festival de Cine de Cannes), llamado: "La vida pasará como un sueño. Citizen Cannes" y con eso tuve, para que se me destaparan los recuerdos (mi madeleine, diría Proust, je) de algunas pláticas escuchadas en mi niñez. Con eso y un poquito de fantasía.

Me siento ruborizada por tu excesivamente amable comentario.

Un beso

marichuy dijo...

Lata

Gracias, la voy a indexar a mi lista de contactos.

Besos

marichuy dijo...

Justo

Cuántos secretos no habrá; pienso sobre todo, aunque no exclusivamente, en nuestras pequeñas ciudades provincianas. En esas mujeres eternamente solas, condenadas a rezar el rosario, a guardarse temprano en casa. Yo también les tengo una especial estima; pero concuerdo contigo: ojalá consiguiéramos que su especie ya no siguiera perpetuándose.

Claro que me acuerdo de la canción de tu Cecilia; en esa ocasión te comentaba, que me apreció tan bella como conmovedora y un poquito triste.

Gracias, me gusta que te guste mi selección musical

Un abrazo

marichuy dijo...

Jota-pe

Querido, en todo el tiempo que tenemos de visitarnos, creo que jamás te sentí tan lleno de nostalgia. No creas, a la larga los recuerdos hacen falta; así sea, como dices, para que no olvidemos que un día fuimos felices.

Besitos

"físicamente habitamos un espacio, pero, sentimentalmente, somos habitados por una memoria. Memoria de un espacio y de un tiempo, memoria en cuyo interior vivimos, como una isla entre dos mares: a uno le llamamos pasado, a otro le llamamos futuro" [José Saramago].

marichuy dijo...

Mi querido Mau

Es que tu eres muy sensible, por eso dejas libre, el fluido de tus emociones.

¿Morbo y Lujuria? Ave María Purísima, jajá.

Muchas gracias por la visita y sobre todo por tus emociones.

Por tu bien querido, deseo que no te presiones de más,

Besitos

marichuy dijo...

Adriana Rey

Muy amable de tu parte.

Cuando gustes, aquí serás bienvenida

Saludos

Suzette Matadamas dijo...

Tan efímera la vida! ¿Quién contará muestras vivencias el día de mañana? ¿Quién revivirá la frescura de nuestra juventud? ¿Quién se conmesurará con nuetros amores? ¿Quién reirá nuestros errores? ¿Quien mantendrá viva nuestra existencia sin dejar que se confunda con la niebla?

Dark Angel dijo...

"en la que a los 33 años dejé mi virginidad y con el paso del tiempo, todos los pudores que se suponía debía tener una señorita decente"
Mierda! esto es magia escrita... de la que ya casi no se ve!
Ahora, es Nicola Di Bari quien canta? no he encontrado donde esta el sonido para ver la cancion! me encanta!
Y finalizo... hmmm cuanto amor del lado del señor Potter... que nos vamos a poner celosos el resto de admiradores tanto de él como tuyos!
jejejejej
Besitos hermosa.

marichuy dijo...

Ay mi Suzette, casi me haces llorar. Me dejaste pensando, entre tu comentario y el de la querida Aurore Duphin, me removieron cosas.

Sobre tu pregunta, no sé; pero por si las dudas, mejor sería empezar a escribirlas nosotras mismas; así, en un cuaderno como el que la sobrina le regaló a Consuelo.

Un abrazo, un gusto tenerte aquí

marichuy dijo...

Mi Dark Angel

Tan lindo vos. Pero nada de magia oiga, solo un poquito de recuerdos escuchados por ahí y un poquito de fantasía por acá.

Sí, es Nicola Di Bari cantando "Come le viole"

Ups, pues qué te puedo decir, nos hemos tomado harto cariño Mr. Potter y yo. Pero no te preocupes, con el corazón tamaño rascacielos que tiene mi adorado, él puede quererlos a todos. De cualqueir manera, espero que no se me vayan a poner celosos todos sus fans Colombianos...

Besitos

Coro dijo...

Marichuy:

No es excesivo... es la pura verdad. Es que me pareció tu comentario como si viniera a "hacerte la pelota" como dicen los españols, jajaja, y no es así.
Escribes muy bien y además cosas interesantes.
¿Cómo le haces? Escribes, trabajas, contestas comentarios, no dejas a nadie en la estocada... ¿A qué hora comes?, bueno, es que me tomé unas copitas con las vecinas, jajaja. Disculpas por las impertinencias.

Abrazos

marichuy dijo...

Coro

Jajá, me encantas. GRACIAS

Cuando estoy en casa, a veces escribo mientras como; otras, escribo y tomo café y otras, escribo mientras me voy tomando un tinto, nomás una copa, para la inspiración je.

Eres un amor
Abrazos

Doctor Gurma dijo...

Este pudor con los hermanos, que posiblemente no sea pudor, sino saludable distancia para mantener algún equilibrio social en la institución familiar; El matrimonio como institución, tan torpe como ineficaz. Y una mujer que en su pueblito trasciende estos estigmas y de deja consentir y hasta querer en la medida que las circunstancias le favorecen... Me convence, me puede, me gana este relato justo en donde mi genealogía confronta mis escasas y pleomórficas convicciones.

Muy a gusto con este post, mando mi cariño en este saludo

Ojaral dijo...

Cuántas historias como esta se guardarán en la memoria de los viejos. Pueblos que son como panópticos abiertos, pero que en la sombra de sus cuartos están llenos de tragedias. Lindo, Marichuy.

Ana Valenzuela dijo...

Hola Marichuy,

Que buen post.
Retomo a uno de tus lectores Dr. Gurma: "Este pudor con los hermanos, que posiblemente no sea pudor, sino saludable distancia para mantener algún equilibrio social en la institución familiar".

Como dice mi hijo unico: por eso las familias pequeñas son mejores jeje, asi la muestra de la sociedad que es la familia, no genera los antivalores y valores de esta diversa sociedad mexicana que en una gran mayoria de las veces practica solamente la simulacion.

Besos muchos

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Y qué difícil mantener ese equilibrio interfamiliar ¿no?.

La simulación es un deporte mundial, pues vivimos en una sociedad simuladora. Y nosotros, antes que engañar a los demás, nos engañamos a nosotros mismos.

Saludos

marichuy dijo...

Ojaral

Antes pensaba que eso solo pasaba en países como México, donde la doble moral es carta de identidad, sobre todo en la provincia. Pero ya no estoy tan segura.

Saludos

marichuy dijo...

Querida Ana

Quizá tengas razón, a mayor hacinamiento, mayores roces y desencuentros. Sin embargo creo que los antivalores traspasan esto, y que aveces bastan tres miembros para que estos se reproduzcan. Si uno es simulador, con eso basta.

Un gusto tenerte por acá, querida (Federer debería ganar más seguido el Abierto de Francia, je).

Besos

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Uf me encantó. Que rica historia. Como dicen cada olla sabe su hervores jijijijijij

marichuy dijo...

Cuentos bajo pedido

Creo que nunca había escuchado ese refrán:

"cada olla sabe sus hervores".... Buenísima.

Saludos y gracias

Mad Scientist dijo...

Heyyy7yy, shhhhhhhh, shhhhhhh. Morenita de los ojos grandotes, ahahahaha.

Exenio dijo...

Me recordaste a la Tía Chofy que anduvo con un cestero de Jai-Alai quien fue su único amor.

marichuy dijo...

Mad Scientist

Y tú ¿a qué hora viste cuál era el color de mi piel?

Besos

marichuy dijo...

Exenio

Como me decía Justo, todos hemos tenido una tía Consuelo, Tula o Chofy.

Saludos

g. neidisch dijo...

Hm. Por morbo y curiosidad quisiera leer el cuadernito de la Seño Consuelo.
Voy a tratar de pensar que los tiempos cambian. Ayer Steph nos decía que no haría una reunión con sus ex-compañeros de prepa y los de la uni, porque ella misma era una persona diferente en cada ocasión.
Voy a pensar y desear que si es necesario para alguien poco a poco deje de someterse a recuerdos sin razón y razonar al recordar.
Consuelo lo sabe.

Champy dijo...

Lo que son las cosas.....

Y me estoy animado a comentarte empujado por coincidencias.

Cuando leí tu relato la primera vez, recordé una anécedota muy similar que me ocurrió, pero no fue ninguna sobrina, fué aquel amiguito-protector que alguna vez te platiqué de él en Indianapolis, Donald, lo recuerdas?
Él, realmente mi único amigo amigo amigo amigo gringo que he tenido en mi vida, y subrayo el´amigo poeque consoco miles, pero amistad la suya...total, mis platicas, mi tiempo mi vida a su lado era toda historia conversación debate sueños confidencias..... era una relación muy.... bonita.

En una ocasión el me regaló un diario precioso, pero muy cursi, muy gringo, con tapas de oleo angelitos y nubesitas...pero precioso. Fue poco tiempo antes de separarnos, y su objetivo era que yo se lo llenara y practicara mi ingles y lo publicaría y ... bla bla bla... nuca lo hice, soy un desgraciado de lo peor.

Muchas veces, a lo largo de mi vida me he cuestionado a mi mismo por mis facetas caras personalidades.... siempre trato de defenderme ante mi implacable yo.....pero el HAMBURGUESO tiene razón, por mucho que querramos ser uno, las circunstancias y nuestra ubicuidad trabajan, y actuamos diferente dadas las circunstancias...yo jamás podré ser el mismo con PJ que con Violetta, esa saca lo peor de mi, y PJ de manera natural y espontanea no se de donde saca a otro Champy que casi no conosco, como al niño que jugaba debajo de las mesas den el congal de su abuela, era un niño que jugaba con carritos pero que jamás en su vida le gustaron!!! Pero era lo que ahí tenía a la mano para evadirse.... y en lugar de hacer run run con la camionetita tarareaba a Lucha y a Lola que ebriamente berreaban en la rockola...

Se y estoy conciente de que las diferentes vidas que me he ido desarrollando habitan todas en mi de manera conciente, tampoco soy Sybil, que todas ellas mantienen mi escencia, asi como todos y todas las humanidades que me han formado han dejado algo de ellas en mi, porque jamás ha sido mi intención beatificarme, pero si serme fiel a mi y nada mas que a mi.

Te quiero menos de lo que te admiro y mucho menos de lo que te respeto.

Por ello y por que hay aspectos de mi vida en los que trato de ejercer al máximo mis verbos favoritos, trato de mantener el hocico cerrado aqui en tu espacio.

Que no te quepa la menor duda.

Siempre.

2046

marichuy dijo...

G.Neidisch

Puro morbo, qué otra cosa podría ser?

Pues los tiempos cambian pero hay cosas que casi permanecen igual. aunque no lo creas, acá en la provincia, aún hay muchas mujeres como Consuelo.

Besitos

marichuy dijo...

Mi Champy

Querido, voy por partes

1.- Creo que todos somos seres cambiantes y camaleónicos, que a la largo, no sólo de la vida, sino de espacios temporales menores, vamos cambiando. No sé si seas como Sybil, pero me queda claro que, tú en especial, viviendo en ese ambiente tan tan... "políticamente correcto", para decirlo en términos suaves, por fuerza tienes que ejercer más de una al día.

2.- Deberías hacerle caso a tu amigo gringo y empezar a escribir tus cosas... aunque no sea en ese diario cursi, je.

3.- Sabes que eres correspondido en afectos y respetos, pero exageras, ni que necesitaras hablar ruso para comentar aquí. Me haces sentir ¿pretenciosa?

Besotes y cariños

e. r. dijo...

Hola, marichuy

son lindos tus relatos.
saludos

marichuy dijo...

Ever

Saludos y gracias por tu visita

malbicho dijo...

estupendo marichuy, y todavía dices que no eres escritora?, espero sólo sea por modestia y no porque dudes de tus capacidades literarias

consuelo es un personaje mágico, no lo sueltes, todavía tiene mucho que contar

marichuy dijo...

Malbicho

Gracias, querida. Y sí, debo admitirlo, el personaje de Consuelo me gusta.

Saludos

Ivanius dijo...

Lo que más me gustó de este personaje es su contemplación.

Aunque la historia que cuenta de sí misma te atrapa, más de una vez me detuve a decir: rayos, ¿qué estaba pensando? (ella, no yo, que me distraigo muy fácilmente).

Consuelo es de esas que arman miles de historias con sus recuerdos, pero los dominan lo suficiente como para elegir cuáles revelar.

marichuy dijo...

Ivanius

Creo que Consuelo es de esas mujeres, habitantes de mundos conservadores y doblemoralinos, que han tenido que aprender a llevar sus cargas... bien ocultas.

Saludos

Gustavo Puntila dijo...

Marichuy! Fascinante!

Quisiera yo tener una sobrina así, que me regale un cuaderno para escribir mis recuerdos, para que no piensen que fui solo un sueño...

Quisiera también tener una copia de ese cuaderno, aunque con tu blog me llevo una gran parte tuya.

Abrazo!

marichuy dijo...

Gustavo

Si quieres me puedes adoptar, querido; yo te mando tu Moleskine desde acá. Aunque yo sé de alguien, para quien eres como un sueño... un sueño hecho realidad. Y no creo que haya mejor cosa que eso.

Un abrazo