escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

abril 27, 2009

lágrimas y chocolates

Y usted ¿cómo cura la depresión pasajera?

Anoche me tocó ejercer de paño de lágrimas; amargas lágrimas fueron vertidas sobre mi hombro por alguien a quien aprecio mucho. Una situación terrible para mi, porque evidenció una vez más, mi torpeza en la materia. ¿Qué puede hacerse o decirse cuando alguien llega a tu casa en un mar de lágrimas, por causa de un tercero? Por mas ecuánime que una quiera ponerse e intente atenuar con palabras el pesar de un ser querido, es imposible hacerlo; estuve a punto de repetirle una frase que leí por ahí y que me aprendí como si de un Mantra se tratase.

"Cuando un hombre que está vivo te hace llorar, hay que dejarlo. Sólo se llora por los amantes muertos" Clara Obligado

Pero no lo hice; me limité a escuchar sus lamentos, darle apapachos y pasarle una caja de pañuelos desechables. Y cuando atiné a decirle algunas cosas, una vez que su llanto cesó, estas fueron estúpidas e inútiles en su mayoría. En casos así, una se siente la peor de las compañías, la más tonta de las amigas; una quisiera enarbolar sentidos discursos en los que el ser desconsolado encontrara un poco de alivio a su penar. Pero no puede. Y mientras veía como lloraba y bebía traguitos de vino (que también llevó a mi casa, junto con su mar de llanto) yo me acordaba de esas tragicómicas imágenes que pueblan el cine y la televisión; esas que nunca me ha tocado presenciar, menos protagonizar, en la vida real.

En muchos programas de televisión y filmes estadounidenses, el nivel de depresión femenina se mide en función del tamaño del bote de helado que acompaña a la protagonista. Tanto si la dejó el marido, novio o amante, como si se peleó con su madre o ésta le dijo que nunca la había querido; porque perdió su empleo o padece síndrome premenstrual... pero casi de manera inevitable, la chica de la película termina en la cocina con un gran bote de helado, el cual devora como posesa [
el mejor amigo de la depresión femenina]. Dejando de lado los análisis médicos, científicos y/o psicológicos, en los que de manera seria se analizan los vacíos emocionales/afectivos y su relación con los desórdenes alimenticios, siempre que uno ve a la rubia espectacular llorando a lágrima viva mientras se engulle una libra de helado, no puede evitar decirse que eso sólo puede ocurrírseles a las mentes brillantes de Hollywood, porque en la vida real nadie puede tener estómago para sentarse a devorar medio kilo de helado, cuando acaba de encontrar a su pareja en la cama con otra/otro (además de que tontamente imagina que a las rubias o castañas espectaculares... esas cosas no les pasan). En lo que mi concierne, ante un hecho intempestivo de naturaleza semejante, la primera sensación que registro es una especie de nudo en la garganta, acompañado de cierto nivel de crispación; de tal suerte que no concibo ánimos para atragantarme de helado. Claro que cada quien curará sus depresiones y paleará o engañará sus pesares de manera distinta. Quizá llorar mientras se come helado, resulte menos ingrato que sólo llorar desconsoladamente junto a una caja de pañuelos desechables y a una amiga inútil... como yo.

En mi caso, yo lloro para destrabar el nudo de mi garganta, pero lo hago en privado; después podrán venir otras formas de desahogo y más tarde, cuando lo haya superado, quizá hasta escriba un post narrando mis tragedias... mientras me como un chocolate amarguísimo; digo, nada más para ver si es cierto que el
chocolate puede excitar más que unbeso apasionado... y luego no quieren que la gente busque consuelo o sustitutos... en la comida.


.......................................................
En fin. México en emergencia sanitaria y yo divagando en los dramas de mujeres al borde de un ataque depresivo...

61 comentarios:

marichuy dijo...

Lo sé, suena frívolo e insensato: México en emergencia sanitaria y yo hablando de depresiones femeninas y atracones de helados. Y para remarcarlo: mientras escribía este psot, recibía mensajes de alerta y no pude evitar acordarme de aquella memorable frase en "Casablanca", cuando Ilsa Lazlo le dice a Rick Blaine: "El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos"... mientras los nazis bombardean París por tierra y aire.

Quizá la adaptación a la actual situación de México, podría ser:
"La epidemia/pandemia se cierne sobre México y nosotros nos enamoramos... y no podemos besarnos."

............................
Lo asumo, me choca y angustia pensar en una situación de psicosis colectiva. No quiero ni imaginarme presa por una situación de miedo colectivo; de ese miedo que paraliza e impide pensar y actuar responsable y sensatamente. Creo que hay que ser cuidadoso y tomar todas las precauciones sanitarias necesarias; informarse y actuar responsablemente, pero sin dejarse envolver por la paranoia. Eso creo.

Jolie dijo...

mi marichuy pues yo puedo venir a distraerme un poco, a veces el pánico o la sicosis se contagia de inmediato y a veces encerrados en nuestro propio bunker nos ahogamos con todo y esqueletos que mejor que compartirlo que como dijera W, ya seria bastante ponernos a llorar sin mas... y sin chocolates a la mano... je

Kyuuketsuki dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo respecto a esta psicosis pandemial. Maldición, no hablan de otra cosa. Que manejo tan irresponsable de información.

Usted divague; es bueno leer otras cosas que pura pinche gripa de puerco.

By the way, para mi la musica es el mejor antidepresivo en cualquier momento. Incluso con música depresiva, paradójicamente.

Angeek dijo...

Esto no es ninguna divagación, ocurrió ¿no es así?
A mi lo último que se me ocurriría sería comer.
Lo grandioso de la amistad es que aún en situaciones de excepción se tiene la certeza de que cuentas con alguien aunque sea solo para que te escuche.
Y sí, ya no hablen de psicosis, mejor manejemos responsablemente la situación.

Exenio dijo...

A veces solo el tiempo sana... a veces...

Mafalda dijo...

...

Hola...

Veo que andan conectados algunos, yo estoy de guardia.

Ta gueno que se hable de otras cosas eso ayuda un buen.

Yo estoy corrigiendo mis cuentillos y aquí leyendote.

Si no existieran oidos amigos yo no hubiera logrado sacar algunas de mis múltiples tristezas.

Te envío saludetes.

Mmmm, yo no chateo tanto pero si estas conectada decime en dónde...¿ vale?
Claro si deseas y tienes tiempecillo.

Mafalda

marichuy dijo...

Jolie

Eso que mencionas es lo peor querida: ahogarse a solas con sus miedos y paranoias.

Usted venga distraerse. Vino tinto tengo, pero chocolate no... si gusta puede traerse un "Lindt Excellence Noir Orange Intense Feuilleté d'Amande". Uf, le prometo que después del placer casi orgásmico producido por semejante manjar (casi les ando creyendo a los ingleses), una se siente un poquito mejor... hasta que recapacita en las muchas calorías que aporta ese exquisito manjar, jeje

Besos

Doctor Gurma dijo...

¡Eso se llama no perder la compostura mi admirada, y entrañable Marichuy! Yo celebro que no se deje acaparar por estos torpes temas tan de moda, tan pasajeros como la gripe misma. Lo digo en serio, ya leíste mi opinión al respecto y sé que hay más estupidez administrativa que caos médico.
En fin, pasando a lo imoprtante, a tu post, me parece que un estado de crisis emocional pueda generar estado de angustia que lleven a conductas compulsivas, incluyendo comer desmesuradamente y acabarse un bote de helado aunque no se trate de alguien con mi grotesco apetito. Podría sugerir caminar y desahogar el tema caminando (Preferentemente un parque, porque si es en un centro comercial sepuede desatar la estereotipada pero real compulsión a comprar) Acudir a alguna actividad recreativa que agote las fuerzas y ya con elímpetu domado, se coma, se beba y se asimile el trancazo, pero es sólo mi consejo y mi óptica. en una desilusión suelo ir a las luchas al ring side, a ver si cayéndome encima un compa, se me sube la adrenalina de sopetón, me agoto, y si no, por lo menos me distraigo. Mi otro recurso es el gym hasta que de verdad no pueda estar de pie, el tema es que uno tenga la cabeza fría y no se ande provocando indigestiones o acabe orillándose a adicciones como con el alcohol, elcafé o las drogas ilegales...

Saludos, abrazos y besos antisépticos pero sin tapabocas

marichuy dijo...

Kyuuketsuki

Creo que es casi como un conjuro contra el miedo, una medida de protección, el que uno busque hablar de otras cosas. Por ejemplo, divagar como yo... contando las penas ajenas que me toca escuchar.

La música "azotada", las canciones para "cortarse las venas", como les digo yo, siempre funcionan bien para hacer catarsis depresiva/amorosa.

Saludos

marichuy dijo...

Angeek

Querida, tienes razón no es una divagación; más bien, sería una evasión.

Alguna vez que pasé por una situación similar, en verdad yo sentía como un objeto espantoso cerrándome la garganta; qué ganas de hablar, menos de comer, iba yo a andar sintiendo.

Escucho penas en vivo, por teléfono, por e-mail, por chat y hasta en el blog... jeje y no es promoción.

Ocuparse, en vez de preocuparse, sería lo recomendable en estos días.

Saludos

marichuy dijo...

Exenio

El tiempo, así es; siempre ayuda ver las cosa en perspectiva.

marichuy dijo...

Mafalda

Gracias Doctora; tu opinión es muy importante, desde el punto de vista profesional y amistoso.

"Si no existieran oídos amigos yo no hubiera logrado sacar algunas de mis múltiples tristezas"

Bien cierto mi Mafis; bien cierto

Un saludo y gracias otra vez

marichuy dijo...

Doctor Gurma

No sé si sea no perder la compostura, o buscarse cierto tipo de corazas -hablando de-, para impedir que la pandemia del miedo colectivo nos alcance. Igual es bueno ocupar la mente ne otros temas.

Gracias por sus consejos... el espectáculo de la lucha libre, dicen, es excelente como medio catártico.

Un abrazo

Mafalda dijo...

...

Puaffff... Mi Marichuy, pero quién me manda ir de metiche a mirar.

Te preguntarás de que hablo, pues fui a mirar el blog del Doc. Gurma.

Me decepciona mirar tales pendejadas.
La retorica y mediatez en su máxima expresión.
Si me lee aquí y allá me vale su punto de vista.

Puafff y más Puafff, yo que pensé que era más inteligente. Lo pensé ese día que hable un poco con él, pero bueno, puro bloffff...

Es una ofensa, él y su otro amigo veterinario mencionando esa clase de tarugadas, y digo ofensa para la gente que se nos está muriendo.

Me corto de estos rumbos por unos días, es triste mirar esa clase de mentes.

Yo ya cumplí con mi labor de avisar. Ahora a trabajar.

Un saludo para usted mi Marichuy.

Mafalda

Abraxas dijo...

No creo que seas tan inútil como amiga.

Waiting for Godot dijo...

Hola!
Yo opino lo mismo, si alguien te hace llorar, no te merece. Punto. Lo de Mexico tiene a todo el mundo aterrado aqui ya han descubierto 10 casos. Un beso.

marichuy dijo...

Abraxas

¿Nomás tantito? jajá

marichuy dijo...

Wainting

Estamos el mismo lado.

Sobre el tema del virus; pues si, la cosa es muy seria.

Un beso

mariano skan dijo...

Allá la gripe acá el dengue pero donde vivo el mosquito que trasmite la enfermedad se caga de frío y muere, algo bueno tiene eso de vivir en la Patagonia. Consulta el google earth: Neuquen, es un bello lugar.

La geografía no importa para el asunto del mal de amores, recuerdo haberme empachado con ginebra alguna vez,o no comer por semanas la ingesta habitual ( ahora me vendría bien para bajar unos kilitos, el fútbol me está matando)o fumar hasta la exasperación.Alguien lo dijo bien. el tiempo es el único sanador.

saludos Marichuy

lastresyuncuarto dijo...

Marichuy, te sorprendería que si hay mujeres capaces de comer medio litro de nieve de chocolate cuando están deprimidas, ayuda ¿sabes? Heme aquí comiendo desde hace días nieve de chocolate, no por mal de amores, pero si por otras preocupaciones, y claro esto lo hago siempre, lo aprendí de mi mamá, cuando estábamos en crisis por algún problema familiar no podíamos comer otra cosa, ella y yo que no fuera nieve de chocolate o una malteada espesa con mucha nieve.

Lo de tu amiga, terrible llorar con vino, mal consejero es el vino cuando hay mal de amores, mejor un chocolate o nieve. ¿Que decir? Nada escuchar amiga, solamente escuchar y prestar el hombro, las mujeres pensamos que tenemos que dar un consejo, los hombres entre ellos se quedan callados, y tal vez lo único que digan es:”pinche vieja”. Pero nosotras somos tercas y queremos dar el consejo ideal, la palabra correcta, pues no, creo que no equivoquemos, mejor calladitas. Creo que tu amiga agradecerá mucho que ayer la recibieras llorando en tu hogar, que le brindaste tu hombro, los consejos buenos o torpes que le hayas dado seguro le entraron por uno y le salieron por el otro, somos así, pero un día tal vez se acuerde de esos consejos y te lo agradecerá.

Por lo de la Influenza, hay que estar informados, y claro no dejar que el pánico entre a tu cabeza, mejor informarse bien y tomar las precauciones debidas, yo tengo en mi hogar un señor que le tiene pavor a estas epidemias, así que lee todo lo que puede, y claro quiere que lea todo lo que sale publicado, no esta mal pero yo como buena mexicana no quiero andar pensando todo el día en esto. Él señor BB desde el viernes esta atacado, prometió no saludar a nadie de mano, no salir de su casa, o salir lo mínimo. Yo salí ayer al supermercado, cuando regrese lo primero que me pregunto es si había muchas personas, que si llevaban tapabocas, no querida en mi pueblo nadie se da por enterado, nadie cree que el virus vuela, y los peor es que tuvimos semana santa llena de turismo del Distrito Federal y del Estado de México, ¿Qué hacer? Tener un plan te contingencia en mi hogar, teléfonos de emergencia y de mi seguro en el refrigerador, y leer mucho, espero que no se convierta en una pandemia y que estemos preparados mentalmente para no caer en el pánico, gracias por escribir sobre otras cosas, que también son importantes, el mundo no para por la Influenza, ni por otras cosas.

Saludos y un abrazo de lejitos.

Dilbertina

Strika dijo...

Querida Marichuy:

A mí en esas situaciones tampoco me da por sentarme a comer medio litro de helado (aunque cabe señalar que en otras sí podría comerme uno de nuez de macadamia :P), sino por llorar y gritar. Algo que me hace muy bien es salir a correr o subirme a una caminadora.

No te sientas mal por estar divagando en estas cosas. Aunque creo que la cosa sí está seria, también creo que no debe cundir el pánico y que debemos tener otros temas de conversación además de la influenza.

Un beso,
Strika

P.D. Últimamente le he bajado a mi adicción al chocolate amargo por recomendación de mi ginecólogo (favorece los fibromas). :(

LUIS TORRES dijo...

Ahora con la gripe porcina muchas despechadas van a dejar de comer helados e irse por los chocolates u otras "golosinas" para olvidar al novio traidor...

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

El remedio infalible para la tristeza es preparase unas ricas palomitas de olla, con Polvos Mágicos, que prepara mi papá. No hay tristeza que se resita!!!

Del Virus, cuando llegué a la terminal de buses y vi a todo mundo con tapabocas, pensé mucho en el Ensayo sobre la Ceguera de Saramago...

Kix dijo...

Yo no curo la depresión pasajera... la dejo fluir. Duele, pero termina pronto. Y al menos no termino con 10 kgs más!

Un abrazo de lejitos mi Marichuy.

saqysay dijo...

Para mi la mejor forma de pasar esa "depresión" es escuchando "Música" y más música. No soy de comer, y si suelo llorar, pero no en frente de todos mis amigos/aveces le digo a mi mamá, que necesito un abrazo gigante...

Luego de eso, evito recordar la situación. Muchas veces el tiempo, te evita recordar, pero no la eliminas del todo.

PD: Es horrible lo que le está sucediendo a tu país. Pero creo, que no hay que fundir el terror. Sólo tomar las medidas de seguridad correspondiente.
Fuerzas y suerte, que todo este bien...

Saludos!

Jeanne dijo...

Pues el chocolate y mi dieta son tan incompatibles que...nada de nada...

Un saludo.

J.

ErosGod1 dijo...

Hola Marichuy.

Una verdadera emergencia es que enfrentamos y que no es mediática. Ayer fui a visitar a un familiar al hospital (interno por una cirugía) y había 7 casos debidamente diagnosticados por virus de influenza porcina.
Por cierto la palabrita viene del medioevo italiano, ya que atribuian la enfermedad a la mala influencia de los astros.
Por otra parte hay que tener cuidado con la vacunación masiva, ya que en 1976 en EU este método de combate provocó la reaccion inmunológica en 500 vacunados, que murieron de un sindrome llamado Gilliam Barre.

En cuanto a la depresión, sucede lo mismo que con el diagnostico de hiperkinésis; a cualquier cosa la denominamos asi.

La depresion es una enfermedad cerebral (los estudios mas recientes la ubican dentro del tallo cerebral) y GENERALIZANDO, podemos descubrir tres tipos; Depresión severa, distimia y trastorno bipolar. La distimia un tipo de depresión menos grave, incluye síntomas crónicos (a largo plazo) que no incapacitan, pero sin embargo, interfieren con el funcionamiento y bienestar del paciente. La depresion no es una condicion de la que el paciente pueda liberarse a voluntad, o "echandole ganas".
Lo que a tu amiga le sucedio (en mi humilde opinión) fue un estado de decepción que puede ir de la frustración y el enojo al duelo por una perdida, y finalmente tristeza.

Lo del atracon de helado es producto del estereotipo mediatico, sin embargo es común que ante el sentimiento de duelo y tristeza, algunos nutrientes sacien los centros de placer y apetito, provocando secuestro de sangre en vias digestivas, alejando al sujeto temporalmente de ese estado; pero lo somete en un circulo vicioso de ansiedad-saciedad, que termina generando otro tipo de males; cardiovasculares y dislipidemias.

Santo Dior, cuanto chorizo!

Eso de volver al ambiente hospitalario sin duda afecta; mejor voy por un chocolate caliente con una dona.

Saludos influyentes e incluyentes.

Ana dijo...

Hola Marichuy! te hiba a hablar de depresión pero despues del comentario de ErosGod1 te digo lo siguiente: que cuando tienes una decepción a mi me entra una "angurria" al 200% y me dan ganas de oir musica... estar un momento a solas y dejar que mi mente se separe del exterior...
pero claro está, que cuando anda uno así se necesita un abrazo... que le digan a uno que lo quieren,que lo escuchen, etc, etc.
y claro que en estos momentos es bueno hablar de otros temas... lo mismo te sofoca en demasia
solo hay que estar bien informados
Un abrazo fuerte
=)
este no contagia...

chilangoleon dijo...

llorar=fresa

Ana A. dijo...

Pues ante tiempo de crisis y nervios despavoridos, escribir sana. Y ante depresiones infectosas... escribir sana también. Cada palabra un medicamento.

marichuy dijo...

Mariano

Bellísimo lugar la Patagonia [un poco de humor negro: antes de que los Cuatro Jinetes Apocalípticos se ciernan sobre mi país, necesito conocer: Buenos Aires, la Patagonia, Lisboa y Samarkanda. Después de eso y de comerme un "Lindt Excellence Noir Orange Intense Feuilleté d'Amande", creo que podré soportar mejor el Apocalípsis]

Y sobre los dolores y derpes amorosas; los dramas femeninos son algo especial. Por tu bien, espero que no los haya padecido de primera mano.

Y como sanador, yo prefiero al tiempo... en lugar de la ginebra.

Saludos

marichuy dijo...

Dilbertina

Sabes? Eso de atracarse medio kilo de helado, se me hace tan estereotipadamente gringo. Será culpa de los churros de Cameron Díaz y demás excelsitudes fílmicas del estilo.

Y sobre el alcohol como mal consejero, pienso igual; pero debo aclarar que ella ni se terminó su botella de vino blanco (agüitas frescas alemanas, como les dice mi amiga Ana Valenzuela); y yo no le ayudé, no me gusta el vino blanco.

Influenza. Te decía ayer, que sin disminuir un ápice la importancia y la gravedad de la emergencia sanitaria, me preocupa el daño que puede causarnos la histeria colectiva; ver la manera irresponsable con que ciertos medios de comunicación han manejado toda la información; hay tal desorden y avalancha informativa, aveces hasta contradictoria, que lejos de informarte, te confunde aún más.

Abrazos virtuales

marichuy dijo...

Strika querida

Creo que divago para no sumirme en la histeria colectiva; pero me doy cuenta de que esto es mucho más serio de lo que pudiera pensarse.

Y es preocupante porque si el Gobierno ya admitió su gravedad, es porque la situación es mucho peor de lo que dice. Y aunque no me quiero apanicar, parece que todo se confabula; anoche me di una vuelta por la blogósfera y creo que no había un blog en el que no se tocara el tema. Y todo mundo te aconseja no entrar en pánico, pero basta con abrir una página web (noticiosa y no noticiosa) para que te enteres cómo va la cuenta de muertos y contagios. ¿Cómo no quieren que uno se apanique?

En fin. Te mando un abrazo virtual y un beso ídem

PS No me gusta la nuez de macadamia; aunque me dicen que el helado de Häagen-Dazs de ese sabor... es exquisito.

marichuy dijo...

Luis

Y luego si le sumas que por la emergencia sanitaria está prohibidos los besos y otro tipo de acertamientos afectivos... ya te imaginarás, puros chocolates, jeje

marichuy dijo...

Cuentos bajo pedido

Querida, el secreto está en los polvos mágicos de tu papá; necesitamos esa receta...

marichuy dijo...

Kix

Hacer catarsis; creo que es lo mejor

Abrazos de lejitos

marichuy dijo...

Saqysay

Eso es lo bueno, que el drama y la desdicha, inspiran. Creo que los mejores poemas de amor, se han escrito en situaciones así. Y las canciones es casi igual, nomás hay que ver cuántos maravillosos y desgarradores tangos hay.

Sobre lo que pasa aquí, es terrible: primero la recesión económica, luego la epidemia de gripe porcina y hoy el temblor... ya solo nos falta que el ejército yanqui invada el país, so pretexto de detener el contagio viral.

Gracias por tus palabras

marichuy dijo...

Janne

Suerte la tuya, querida

Saludos

marichuy dijo...

ErosGod1

Me cito textualmente: "Suena frívolo e insensato: México en emergencia sanitaria y yo hablando de depresiones femeninas y atracones de helados.

Lo asumo, me choca y angustia pensar en una situación de psicosis colectiva. No quiero ni imaginarme presa por una situación de miedo colectivo; de ese miedo que paraliza e impide pensar y actuar responsable y sensatamente. Creo que hay que ser cuidadoso y tomar todas las precauciones sanitarias necesarias; informarse y actuar responsablemente, pero sin dejarse envolver por la paranoia. Eso creo"

Y sobre los placebos par sortear la mal llamada depre, algún efecto químico-cerebral tendrán ciertos ingredientes del chocolate o del helado, supongo.

Saludos Doctor

marichuy dijo...

Chilly

O sea cómo ¿los punks románticos démodé, como tu comprenderás, no se permiten llorar por un desengaño amoroso?

Uy, pues que machos-tradicionalistas-reprimidos, me salieron.

jota pe dijo...

-- querida marishuy, simon el chocolate con todo es bueno, el helado me parece bastante malo, tu compania bastante buena, llorar malos hombres bastante estupido, comer por cualquier cosa bastante inteligente, prefiero tu compania con un buen chocolate y mucha comida, mmmmmmmmm!

marichuy dijo...

Ana

Si hombre, ya el Doctor ErosGod nos puso los puntos sobre las íes.

Angurria? Mira, hace siglos que no escuchaba esa palabra; una amiga la utilizaba mucho; pero par ella, la angurria implicaba comer como desesperada; no escuchar música como para ti

Un abrazo y gracias

marichuy dijo...

Ana A.

Que así sea. Y ojalá que encontreremos la inspiración para escribir, escribir y escribir...

Un saludo

marichuy dijo...

Querido Jota-pe

Tan lindo, tu. Son pocos los hombres a los que les gusta el chocolate amargo, muy amargo (mi primo favorito es uno de esos pocos; luego yo hago trampa, compro una barra de Lindt -que es mi mayor placer culposo culinario- y le como dos cuadritos y el resto se lo doy a él; así, aminoro el remordimiento, jeje).

Un abrazo

Coro dijo...

Marichuy:

A mí en esas situaciones de desengaño amoroso se me espanta el hambre... ni pensar en nieve ni chocolate. ¡Enflaco! :)

Este pasaje/comparación con Casablanca me pareció romántica y tierna. Y una manera muy inteligente de elaborar el momento actual:

"Quizá la adaptación a la actual situación de México, podría ser:
"La epidemia/pandemia se cierne sobre México y nosotros nos enamoramos... y no podemos besarnos.""

Besos virtuales desde Cancún.

W dijo...

Así es mi Marichuy....

A pesar de la epidemia y los temblores.... la vida sigue... con sus alegrías y tristezas....

Yo era una excelente "apapachadora profesional" ... hasta que "se me volteó la tortilla"... ahora busco apapacho... such is life !!!

Besos

Fernando dijo...

Creo que con estar ahí, y escuchar de verdad el desahogo de la persona herida, se está siendo una buena amiga, de las mejores. A la mayor parte de las personas, incluidas a veces las mal llamadas amigas, les importa un (...) los problemas y las angustias de los demás. Me parece que es lo mejor que pudiste hacer.

Veo que estás leyendo Me llamo Rojo. A mí me fascinó. Si quieres me cuentas tu opinión cuando la termines.

Un abrazo.

Fernando dijo...

No me parece ni frívola ni insensata tu actitud, precisamente por ese "efecto Casablanca".
Desde aquí se sigue con enorme preocupación la situación de la epidemia.
Haznos el favor de cuidarte mucho.

marichuy dijo...

Querida Coro

A mi tampoco me dan ganas de comer; pero si creo que los efectos químico- cerebrales generados por el chocolate, funcionan... temporalmente.

De repente me acordé de esa escena en "Casablanca", cuando toda la artillería nazi se ciernes sobre París e Ilza tiene ánimo para decirle eso a Rick. Y como acá se recomienda no andarse saludando de beso par evitar contagios... pues lo acomodé.

Besos virtuales

marichuy dijo...

Workahólika

Querida, si yo te contara mi experiencia con el temblor de ayer; como bien me decía un amable lector argentino, ni Kafka lo hubiera imaginado mejor.

Abrazos

marichuy dijo...

Fernando

Pues si a veces la gente solo necesita que alguien le preste el hombro.

Apenas empecé a leer "Me llamo rojo"; pero el fin de semana interrumpí brevemente su lectura, para leerme otro libro (de cine) que ya terminé. Espero reanudar hoy en la noche y cuando lo termine, te comento.

Gracias por tus palabras

Un abrazo

malbicho dijo...

llorar y comer chocolates, besar y beber vino rojo, un hombro amigo y helado

(tu blog y olvidarse de las emergencias sanitarias)

marriages perfectos!

chilangoleon dijo...

voy=a=llorar=por=lo=que=me=respondiste=
jeje

nocruceselrioconbotas.net dijo...

Tal vez el comer un helado en situaciones de crisis no sea tan poco frecuente. Yo conozco algunos casos y no son de películas. También conozco una que ante la crisis, le da por... ¡Cambiar las ruedas del auto!
Llorando, saca las ruedas de atrás y las pone adelante, y obviamente las de adelante las coloca atrás.
Los misterios de la mente humana son insondables.
Creo que en situaciones de crisis la persona no busca una palabra adecuada, sino la compañía adecuada. La mayoría de las veces no hace falta decir nada. Es suficiente con estar allí
Un abrazo

marichuy dijo...

Bichito

Ese maridaje, se escucha mejor así como lo propones

Abarzos virtuales

marichuy dijo...

Chilly

Ahora me saliste con que amén de macho y reprimido, eres de poco aguante... jeje

marichuy dijo...

No cruces el rio con botas

Wow¡ eso de ponerse a cambiar las llantas del auto... está loquísimo. Nunca se me habría ocurrido.

Saludos

MauVenom dijo...

Yo soy la contraparte masculina de tus mujeres holywoodenses come helados...

cuando me deprimo me pongo mis tenis y me salgo a correr como loco hasta que estoy medio muerto... o me voy al gimnasio con mis audífonos para que nadie me hable mientras desquito mi amargura. Es clichesoso lo sé pero en serio me ayuda... no a superarlo pero al menos a no sentirme tan miserable.

Eso de comer pues como que más bien me hace sentir peor.

Por otro lado no sé por qué la gente me busca cuando se siente deprimida, soy muy duro con mis juicios y no me sé guardar mis opiniones cuando me las preguntan. Posiblemente por eso mismo, quizá de algo ayude eso.

- - -

y bien... sigo esperando respuesta por aquello de "Pero mientras el mundo se derrumba nuestro alrededor... etc" en tu otro blog.

Beso

chilangoleon dijo...

chale=con=la=misma=vara=que=juzgas=seras=
juzgada=espuriamente

marichuy dijo...

Queridísimo Mau

Creo que tu método no me parece tan cliché; o quizá si lo sea, porque s elo he visto aplicar a varios hombres.

Y de tu pregunta en mi otro blog, aquí va mi respuesta:

Tu tienes el teclado lleno de razón: hay que priorizar las prioridades. Ergo, si "Los cuatro jinetes del Apocalipsis" han de llevarse este país al infierno... es nuestra obligación morir amando. No le parece, mi querido poeta?

Besitos con cubrebocas

marichuy dijo...

Chilly

Tu repuesta solo da sustento a mi afirmación: ni aguantas nada... jeje

Besitos con sabor a chocolate