escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

abril 01, 2009

la vida hervida

Una vida hervida; insípida y casi incolora; desprovista de sabores y emociones...


El 5 de diciembre de 1949 en su diario El oficio de vivir, Cesare Pavese escribió:

«En el fondo, el placer de coger no supera al de comer. Si estuviera prohibido comer como está lo otro, habría nacido toda una ideología, una pasión del comer, con normas caballerescas. Ese éxtasis del que hablan -el ver, el soñar cuando coges- no es sino el placer de morder un níspero o un racimo de uvas» Cesare Pavese El oficio de vivir*


Me pregunto si de vivir en nuestros días, Cesare Pavese suscribiría tal cual su pensamiento de hace casi sesenta años. Hoy cuando comer puede resultar más que un lujo, un imposible para miles de seres humanos que literalmente mueren de hambre; en tanto que otros deciden dejar de comer por gusto, o más bien por disgusto con la vida y consigo mismos y otros más mantienen relaciones peligrosas con la comida -desórdenes alimenticios les dicen los médicos-, al grado de que el solo pensar en comer, les provoca angustia. Comer, placer enorme; dicen que uno de los dos mayores que existen en la vida, al lado del que Pavese llamaba prohibido. No obstante, para algunas mujeres tal placer no existe, viéndolo como si fuera un mal amante; de esos con los que se mantiene una relación de amor/odio enfermiza, que se sabe patológica pero a la cual no se puede renunciar. La comida representa un objeto tan anhelado como odiado y el acto de comer está muy lejos encarnar la pasión que decía el escritor italiano. Nada más distante a la sensualidad de algo tan simple como tocar –casi acariciar- una cereza con la yema de los dedos, antes de introducirla en la boca para comerla lentamente dejando que cada uno de los sentidos se impregne de su aroma y sabor, que la forma en cómo ellas perciben el comer. En las antípodas del acto casi erótico de morder una cereza, para algunas mujeres, tener que comer resulta una pesadilla… y de las peores; de esas que acarrean culpas y miedos. La comida es vista como un pecado. Y la comida, "culpable" de buena parte de sus desazones, es al mismo tiempo un anhelo reprimido: comer sin pensar en kilos, calorías, triglicéridos, azúcares, sales… ni culpas. Solo comer, comer y comer... pero sin disfrutar el placer que conlleva, simplemente hacerlo para saciar ya no apetitos estomacales, sino vacíos emocionales... aunque de antemano se sabe no serán llenados...

“Dejé de comer a los quince años, ¿sabe usted? A los quince años empecé a alimentarme, a ingerir lo estrictamente necesario para ir tirando, verdura hervida, pescado hervido, vida hervida… Y todo por amor, que ya es triste lo imbéciles que podemos llegar a ser las mujeres, pero es que… yo creía que me moría, que me moría de pena, y de asco, y de ganas de Andrés…” Almudena Grandes. Malena, una vida hervida, pág. 77 [Modelos de mujer, Tusquets Editores, Barcelona 2001]

Malena lleva al extremo patológico su relación comida/amor. Buscando atraer a Andrés, dejó de comer y durante los 31 años siguientes vivió de verduras hervidas, polvitos disueltos en thé y frutas. Y si en la adolescencia se ayudaba a sobrellevar su estricta dieta, reviviendo en su mente el último festín de alimentos prohibidos; en la adultez ya no había atracones, ahora gozaba esos alimentos prohibidos en forma muy distinta; por ejemplo, sumergiéndose desnuda en su bañera… cuyo fondo había llenado de espaguetis tibios rociados con mucha mantequilla. Pero Andrés no aparecía y aunque otros pasaron por su vida, en su mente solo cabía Andrés y cuando 31 años después, finalmente lo tuvo en su cama... cual Penélope (la de Serrat), resulto que él NO era quien ella esperaba que fuera…




*nota: en la edición española -Seix Barral- de El oficio de vivir aparece follar en vez de coger, pero arbitrariamente lo cambié, porque el termino follar no acaba de gustarme... manías de una mexicana.





61 comentarios:

chilangoleon dijo...

coincido=con=pervrse=o=como=se=llame=jaja

Doctor Gurma dijo...

Indudablemente será un placer altamente sensual el comer, no obstante este asunto de buscar estándares de precios por los alimentos (igualito que lo propionen por el sexo de paga algunos políticos desubicados que ya mencionaste con anterioridad Marichuy) con eso de la irrisoria "canasta básica" Hay una enorme serie de paralelismos entre el sexo y el comer. Particularmente disfruto ambos y pienso que al igual que el sexo, la comida no tendría porqué pagarse. Simplemente uno tendría que esforzarse por conseguirla y ya, en fin. Tantas parafilias sexuales como desordenes alimenticios, son el reflejo de esta sociedad caótica y post-apocalíptica en la que vivimos. Miremos el lado sensual y no el catártico (chales, esto ya parece estribillo de mis comentarios, pero prefiero repetirlo la mayor de las veces todos los medios posibles)

El doctor Gurma recién comido (Posiblemente vuelva a comentar en ayunas nada más por ver que tan frágiles sean mis convicciones)

Blogger Pechocho dijo...

Ambos van de la mano. Al menos en cuanto a mis filias y debilidades.

Como sociedad, los dos placeres terrenales han sido manoseados a morir por los tiempos que vivimos. Un sexo plástico, aséptico, tapadera de inseguridades y trampolín de estatus, hipócrita en muchos de los casos... Y un acto de comer con alimentos genéticamente modificados, industrializados y, en el caso de la anorexia o/y la bulimia, como un tabú que hay que saber manejar en pos de los estereotipos de la belleza reinantes.

El autor italiano no vivió el acelere mundial de la postguerra. Diría ahora lo mismo del sexo, la comida, el dormir, el leer, el escuchar... Todos los deleites son ahora pura y absoluta mercancía.

Jolie dijo...

a veces por el placer culposo dejamos de comer por vernos de otro modo... la relación que a veces las personas establecenestablece con la comida desde pequeños puede resultar en mas de un ejemplo desastrsoso.

A mas de uno supongo que nos marca la vida... me quedo con los sabores, el placer de paladear algo en la boca, a remitirme a recuerdos, a sitios con tan solo bajo el influjo de un bocado saber sobre su poder disfrutar y satisfacer esa premisa de que en esta vida estamos para disfrutar lo que ella nos de

Abraxas dijo...

Que bueno que cambiaste "follar" por "coger"... Eso de tener un orgasmo "ceceando" es tan anticlimático como una película gringa traducida al gallego! jajaja

"Joder, Joder, hazme una paja y meteme la polla" ... Auch

... Sin embargo yo no estoy de acuerdo con el tal Cesare... Yo creo que el tipo nunca cogió bien, porque si no nunca se hubiera atrevido a esa comparación (Y mira que a pesar de que me gusten los tacos de cabeza, si he comido en dos tres lugares de esos que "valen la pena"). Comer es temporal... Coger es trascendental.

mariano skan dijo...

Interesante contrapunto sexo-comida. También se parecen bastante como cuando el lobo se come a caperucita, ahí la comida se equipara con el sexo, el lobo se como a la abuela? la bella se manduca a la bestia?
Hay una publicidad de sopa quick en la que una mujer abre su cajita de comida y sólo tiene un apio y dos cerezas como almuerzo y dice: olvidate de lo que tiene gusto a poco, tomate una sopita, eso sí, bajas calorías. Eso no es de muy mal gusto. A comer y a coger que se está acabando el mundo, yaaa.


Muy bueno tu post. saludos

Cache dijo...

Me perdí con tu "nueva imagen". Traes propuesta, me cai!

Respecto al comer, es equiparable al coger, tanto en modos como en sensaciones, marcando la excelsa diferencia únicamente el orgasmo. Ohh sí!

Un beso comelón!

A dijo...

correr, comer y coger

Los instintos gobernados por el hipotalamo, nuestro cerebro primitivo (llamado por lo anterior, el 'organo de las tres c's)

La huida, el sexo y la alimentacion son lo mas basico que tenemos, claro que deben causarnos conflictos desde que son dificiles de manejar de manera racional (yo se, no imposible)

Era preciso para Adan y Eva que comieran y cogieran, tenia que haber un premio enorme por lo tanto; tanto placer.

Cuando degusto un queso azul, una oliva, una guayaba madura, puedo sentir la misma descarga que me recorre de los pies a los pezones si escuho la voz de la persona que me quita el sueño.

Querida Marichuy, creo que estaras deacuerdo conmigo, no es malo gozarlo, como no es malo cuidar tu limites.

Todo; pero no el mismo dia. No pasa nada.

Besos excitados
A.

Juan! dijo...

Es triste pensar cómo cambian las cosas que en otros tiempos considerábamos sagradas… el sexo, (como el gran origen de la vida) el amor como máxima de los sentimientos, la comida como agradecimiento a la abundancia, la lectura, la escritura… ahora tenemos un planetita enfermo lleno de comida chatarra, relaciones basura, anorexia, televisión con señoritas que gritan que te venden no se qué madre con descuento…

¿Qué va a ser de nosotros si seguimos prostituyéndonos hasta llegar al punto de olvidar todo eso?

A veces uno quiere pensar que no es el último loco del planeta, pero enciendes la televisión o platicas con alguna de las señoritas taaaaan inteligentes que te encuentras por donde trabajo y bueno…

A veces terminas perdiendo la esperanza.


Snif.

marichuy dijo...

Chilly

Mira tú, y yo que te ando diciendo puritano y fresa.

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Mire usted, ahora quieren fijar estándares para todo. La canasta básica es una vergüenza y un mero mecanismo de simulación. Nadie vive de ella; para lo único que existe es para justificar los irrisorios índices inflacionarios que el gobierno pretende hacernos creer.

Hey Doc., pero si hay que pagar por o ganarse lo que uno se come, eh... ahí si no coincido con usted.

Saludos

marichuy dijo...

Blogger pechocho

Compartimos esas filias y debilidades y también la idea de que ahora todo es desechable, plastificado y aséptico. Esto aplica al sexo, al amor y a la, comida desde luego. El sexo como mecanismo de poder; la comida como instrumento de dominación... y muerte.

Yo también pensé eso: de vivir, Pavese ya no pensaría igual respecto de esa dualidad placentera.

saludos

marichuy dijo...

Jolie

Confesión de parte: cuando yo me como un cuadrito de chocolate Lindt 70%-85% cacao... uy, siento un enorme placer culposo.

Los desórdenes alimenticios, me parece a mí, son un símbolo inequívoco de la posmodernidad.

Besos

marichuy dijo...

Abraxas

Jaja, yo prefiero la palabra usada en estas tierras latinoamericanas; supongo que es una deformación idiomática. Pero en cuanto al orgasmo, creo que ya entrados en materia, en cualquier idioma y aderezado con el modismo local que sea, será bienvenido.

Nunca he comido tacos de cabeza, tú -espero que no me estés albureando, je- así que no sé que contestar aquí.

Pero esta frase es para la historia, te la voy a robar:

"Comer es temporal... Coger es trascendental"
(nomás le agregaría que la trascendencia de lo segundo... será directamente proporcional a la calidad del acto)

Saludos

marichuy dijo...

Cache

Ahorita que hablas de la excelsa diferencia, recordé que hace tiempo una revistas británica de ciencia hizo una encuesta entre mujeres de 20 a 35 años, referida a los sucedáneos del placer. Y fue abrumadora una respuesta sorprendente: las mujeres comparaban el placer de comerse un bue chocolate obscuro, al producido por un beso. Y luego para rematar, la revista, apoyada en las investigaciones de una Universidad, concluyó que las endorfinas producidas por un buen chocolate (oscuro 70% cacao, mínimo) eran similares a generadas por un beso apasionado.

Un beso

marichuy dijo...

Mariano

Yo voto porque la caperucita se almorzó al lobo feroz, jeje. Ese cuento tiene su buena connotación erótica.

Los comerciales de alimentos bajos en calorías, los presentan muy atractivos con chicas guapísimas y flacas of course, que se comen una sopa francamente aséptica poniendo cara como de orgasmo y claro, una cae en la trampa, va compra la sopa esa y resulta que sabe espantoso...

Saludos y gracias

marichuy dijo...

"Era preciso para Adan y Eva que comieran y cogieran, tenia que haber un premio enorme por lo tanto; tanto placer."

Querida A

¿Premio o castigo?

O sea, entiendo que el premio fue inmediato para ellos: la sensación de placer; pero a la larga hay una especie castigo, me parece.

Los quesos fuertes y el chocolate oscuro -como ese que platicábamos la ocasión anterior- son mis mayores símbolos de placer culposo comestible... ah y si se puede, el chocolate acompañado con una copita de oporto. Dios, cuánto pecado, jaja.

Besos chocolatosos

marichuy dijo...

Juan

No pretendo ser portadora del mensaje "únase al club de los optimistas"; nuncamente. Pero creo que no todo estará perdido; digo alguna cosa buena tienen que quedar; algo podremos salvar (aunque sea el amor, el sexo... y los chocolates très noir, jeje)

Besos antojadizos

Mad Scientist dijo...

Vaya y yo me harté de arroz y frijoles dulces y pescado crudo... Je!.verduritas hervidas, mm, si, para acompañar un T-Bone de 800 gramos con guacamole y tortillas de harina!!

Bueno ya, saludazos y mil disculpas, pero no permito comentarios, porque en general eran tonterías y/o locuras y tengo un prestigio que mantener, jijiji.

Angeek dijo...

Difiero de Abraxas. Comida y sexo van de la mano. Ambos son trascendentales. No puedes tener buen sexo si no estás bien nutrido.
Cada vez que ofrezco un chocolate a una niña anorexica veo un gran miedo en sus ojos. Terrible.
Saludos.

malbicho dijo...

hay gente que no le gusta comer (y supongo que es porque no han comido algo deliciosamente preparado), asimismo, hay gente que no le gusta coger (y me supongo que es también porque no han cogido deliciosamente); hay quien, aún gustándole, se priva de comer, y supongo que igual pasa con muchos abstencionistas (ah, perdón: abstinentes), que aún sabiendo lo que se pierden, dejan de coger por alguna razón que sólo ellos saben que tan poderosa es

coger no es tan básico como comer, sí puede vivirse sin sexo (que se pueda vivir bien es otra cosa), encima comer puede ser tan delicioso como un orgasmo, por lo que para mí la balanza está inclinada; un amigo tiene un cuentito sobre un pueblo en donde se podía ver parejas y tríos cogiendo en las calles, en los parques, a través de las puertas y las ventanas abiertas de las casas... pero comer frente a otros era de muy mal gusto; ese era un acto privado, intimista

saludos! (qué buen blog)

marichuy dijo...

Mad Scientist

Vaya que comiste rico; se me antojaron los frijoles, el guacamole y las tortillas -aunque yo prefiero las de maíz.

No te preocupes, nomás era por darte lata. Gracias a tu blog, me acoré que el sábado era "el día del planeta" y cumplí con mi parte.

Saludos

marichuy dijo...

Angeek

En realidad si no estás bien nutrido, creo que no puedes pensar ni razonar bien. No sé que tanto, la carencia de buena nutrición, disminuya la calidad del sexo, pero supongo que a la larga afecta el vigor físico y las ganas de.

La anorexia es terrible, querida.

Abrazos

PS pero de que la frase de Abraxas me encantó... me encantó, je

marichuy dijo...

"encima, comer puede ser tan delicioso como un orgasmo"

Malbicho

Auch... ocurre que en venturosas ocasiones, determinados alimentos, en conjunción con ese momento, lugar y compañía, logran producirnos sensaciones tan placenteras, que bien podríamos compararlas con el goce de un orgasmo... bueno, eso me han contado, jaja.

Saludos y gracias por pasar

Potter dijo...

Saludos

Bien Dicho. La anorexia es un mal terrible y es el producto de una sobre-exposicion del culto al cuerpo que influye tanto en las estructuras sociales en las que las niñas y niños crecen. Me gusto el ritmo de tu post!

Follar curiosamente tampoco me pasa, manias de un colombiano terco! un abrazo enorme

Gracias por el comentario sos una amorosa!

La musica adereza perfectamente el post, nada mas mesurado y sosegado, es que aveces abre uno blogs y trepidantes gritos de heavy metal y desgarros mesianicos como M. Naranjo generan ganas de no volver!

Saludos Mary

Strika dijo...

Querida Marichuy:

Ya decía yo que se me hacía rara la aparición del verbo coger en la cita de Pavese... Ya sabes que soy una clavada en cuestiones de léxico y traducción. En fin, gracias por la aclaración.

Por cierto, si fuera la psícologa de Malena le diría que no empezó a alimentarse de ese modo por amor a otro, sino por falta de amor a sí misma...

En fin, qué cosas.

Un beso,
Strika

marichuy dijo...

Strika querida

Soy una arbitraria, pero me gusta admitir mis arbitrariedades, je.

Si, yo pienso igual que Malena dejó de comer por falta de amor a si misma; y pobre, tanto sacrificio para nada. Al final de cuentas el Andrés fue decepcionante. Pero su historia tiene, a su modo, un final "feliz".

Besos

jota pe dijo...

-- marichuy, tengo un amigo que decia que se sentia mal porque le gustaba mas pintar que coger (pobre tipo), pero ahora que estoy dejando el cafe creo que me gusta mas tomar cafe que comer, pero nada me gusta mas que coger! conio!

Abraxas dijo...

En realidad "coger" es algo muy mexicano... Los Colombianos pueden "coger un taxi", o peor aún, que los "coja el trancón" sin ninguna consecuencia a su integridad física! Jajajaja

Ya mejor me callo... :D

marichuy dijo...

Jota pe

Jaja, tu amigo... pobre; aunque igual era un asceta.

Cuando el doctor me dijo -por un ataque de gastritis- "tienes que dejar el picante, la comida irritante, las grasas, el alcohol y/o el café". Mi respuesta fue: "nomás falta que me prohíba el sexo".

Al final me dejó seguir tomando café... pero del sexo no quedamos.

Saludos

marichuy dijo...

Abraxas

Creo que también es muy argentino; al menos yo así lo he percibido.

Qué carambas significa "que los 'coja el trancón' sin ninguna consecuencia a su integridad física"

Saludos ignorantes

marichuy dijo...

Potter

En Colombia ¿también se usa "coger" con esta connotación?

La anorexia es un mal de este tiempo de culturas y hombres light:

"El hombre Light no corre riesgos, va con la seguridad por delante. El hombre light es frívolo, tiene poco interés por la cultura... pero es feliz"
(El hombre light de Enrique Rojas)

Gracias a ti por pasar y comentar (me encantó tu historia "el día que me rompieron el corazón")

Abraxas dijo...

"Me cogió el trancón" en Colombiano = "Me agarro el tráfico" en Mexicano

Ojaral dijo...

Los líos de Pavese con las mujeres explican mejor su comentario que toda una teoría sobre el uso de los placeres. Pero vale la pena si da lugar a un texto tan bueno y perspicaz como el tuyo, Marichuy. Excelente descripción de una neurosis contemporánea. Y estoy de acuerdo también con la corrección.
Saludos!

marichuy dijo...

Abraxas

Por eso es bueno preguntar; jamás me habría imaginado que ese era su significado. Gracias.

marichuy dijo...

Ojaral

Eso me dicen, que seguro el buen Pavese tuvo una vida sexual algo complicada y por eso escribió semejantes cosas.

Si yo te contara de neurosis femeninas; tengo una amiga cuya historia... deja en cuento de hadas a la de Melena.

Gracias y saludos

PS En la Argentina le dan la misma connotación que nosotros al verbo "coger" ¿verdad?

lastresyuncuarto dijo...

¿Coger o comer? En este mundo en el que vivimos hemos cambiado tanto, que hay personas que han decidido no coger más, no les interesa, ya se, pensarán que estoy loca pero no es así, existen personas que han pasado ya por esto y el placer esta en comer, los tiempos cambian, la vida loca cambia.

Marichuy, que atrevida te me pones a veces, creo que efectivamente el placer por no comer o por comer mucho se ha vuelto más importante que el sexo y las cogidas, je, je, vivimos en un mundo loco.

Pos mira en mi casa se comía como pajarito, eso si, 5 veces al día pero como pajaritos, nada de atragantarnos, mi mamá no podía comprender como las personas no podía dejar de comer cuando el médico les decia que comer tanto era malo, claro yo le decia que ella no tenia ese problema, espero que haya cogido mucho en su vida.

Creo que las personas gorditas son mas sexuales que los flacos, con sus asegunes, pero creo que hay una relación sexo-comida.

Así que a coger y a comer, siempre que se pueda por supuesto.

Creo que coger en lugar de follar me gusta más a mi también, y que bueno que el doc no te quito el café ni el coger, de masturbación ni hablamos ¿Verdad?

Saludos

Dilbertina

PS Y el tamaño si importa, ja, ja.

tnf25 dijo...

Ooops!!! Y me acabo de dar cuenta que por ciertos convencionalismos sociales las mujeres también tienen ciertos impedimentos para coger libremente….ósea no inventes…si que lo tienen difícil eh!

Pero bueno, cosa de que mejoren esas relaciones y ya esta….abrazotes!!!

Juan! dijo...

Paisanita

No habia visto la cita...

"¿En qué lugar, en dónde, a qué deshoras me dirás que te amo? Esto es urgente porque la eternidad se nos acaba..."

WOW!!!

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Dicen que hay tres placeres con C:
Comer, coger y cagar.
Quédate sin hacer alguno y verás lo vitales que pueden ser jajajaja

OPIÜM dijo...

Entiendo este post...
yo sin embargo estuve como 2 años sin probar carne....

Gracias.

marichuy dijo...

Dilbertina

Renovando a Hamlet: “Coger o no coger, comer o no comer... he ahí el dilema”

En este mundo tan neurótico y plastiifcado que vivimos hoy día, se dan ese tipo de disyuntivas

"Así que a coger y a comer, siempre que se pueda por supuesto."

Pues que se pueda siempre, je

Abrazos

marichuy dijo...

Tnf25

Muchos convencionalismos sociales todavía, abogado... auqnue usted no lo crea.

Abrazos

marichuy dijo...

Juan

Seguinmos recordando a Jaime Sabines en su décimo aniversario luctuoso... y sí: Wow¡!

Besos

marichuy dijo...

Cuentos bajo pedido

O lo que es lo mismo: la cosa que importa en nuestro vivir. Y que el equilibrio sea, mi estimada.

marichuy dijo...

Opiüm

Yo llevo como 10 años sin probar carne y hasta ahora, no me ha pasado nada... me refiero a la carne de vacuno y porcino, por supuesto.

Saludos

MauVenom dijo...

Mi eterna Marichuy

Parece que los españoles tendrán que cambiar su follar por algo más porque yo también lo odio y por lo que leí del buen Potter en Colombia sufren de lo mismo.

Whatever.

Para variar hablo de más pero el sábado me avisaron que una sobrina mía está internada por anorexia y estara en rehab por más de un mes. Mundo, mundo. Yo confiezo que tengo una relación rara con la comida pero trato de que sea algo equilibrado que me permita conservarme bien y disfrutar un poco de vez en cuando. No sé. Puedo entender sin embargo el hecho de que suceda.

Es nuestro ambiente humano siempre fiel a hacer de lo natural un desastre. A convertir lo lineal en estridente.

No estamos preparados.

Besos.

sharysce dijo...

Me ha gustado el cambio de imagen!! mas agradable a la vista!!

"Nuestro vivir en equilibrio."

Ojaral dijo...

En Argentina es la única connotación posible. Nadie dice "coger" en el sentido de "tomar" (para eso se usa "agarrar").
Saludos!

marichuy dijo...

Mau

Parece que casi en cada familia hay un ejemplar con trastornos alimenticios, cuando menos uno (casi siempre una).

Jaja, ya podemos integrar un club de los "anti-follar"

Un beso

marichuy dijo...

Sharysce

Gracias, ojalá encontremos el equilibrio.

Saludos

marichuy dijo...

Ojaral

Ya lo decía. Yo jamás he dicho "voy a coger un taxi"; al igual que ustedes, digo "voy a tomar un taxi".

Saludos

Mad Scientist dijo...

Marichuy, ¿me abrazas?

marichuy dijo...

Mad Scientist

Uy qué pena, lo leí en la prensa esta tarde y hace un ratin en tu blog. Pocos científicos tan grandes y se nos van yendo.

Abrazos fuertes

Luis Alvaz dijo...

la trágica comedia de la alimentación hoy en día!!

los que creemos comer bien nos alimentamos con basura, como bien diría Rius en su libro "La basura que comemos", otros se matan de hambre para aliviar dolores que tienen otra fuente, y otros (los más por desgracia) no tienen para suplir las necesidades básicas de alimentación.

De verdad es un tema enorme y complejo, ya que involucra diversos factores sociales.

Cada que uno enciende la televisión lo que más aparece (después de la propaganda política-electoral), anuncios para bajar de peso, alimentos que mienten descaradamente porque son la panacea de la nutrición, una señora diciendo que alpura alimentan como reinas a las vacas por lo tanto es el alimento ideal, etc., etc.

Pero bueno, así está la situación.

Saludos

marichuy dijo...

Luis

Gran dilema y gran negocio éste de la comida. Yo veo poca tv pero el juego está completo: primero te pasan el comercial de alguna chatarra atestada de triglicéridos y luego, te ofrecen algún chunche para adelgazar en cinco minutos. Negocio redondo.

Ah y también ofrecen cataplasmas para el corazón, como esos consejeros charlatanes tipo Madame Zazou, que te prometen darte la solución para "recuperar al amor de tu vida".

En fin, estamos complicados

Saludos

sharysce dijo...

Marichuy tienes Twitter??, me gustaría seguirte!! :)

el mio es http://twitter.com/sharysce

un saludo :)

Excepcional la música que tienes!!

bate dijo...

Solo quería saludarte. Un abrazo.

marichuy dijo...

Abrazos Bate

Fernando dijo...

Comparto tus manías en cuanto al léxico (aunque el término "coger" suele traer muchos problemas en las relaciones transatlánticas).
Creo que los transtornos alimenticios, como hoy se llaman, son parte de esa especie de lado pecaminoso que la comida trae consigo, al igual que el acto sexual. Curioso que existan dos pecados capitales llamados gula y lujuria. Pecados en los que algunos caemos sistemáticamente; inútil sería confesarse :D
Abrazos.

marichuy dijo...

Fernanado

Y no solo trasatlánticos mi estimado Fernando; la TV mexicana es, además de pésima, muy mojigata. Recuerdo que una vez estaba un cantante cubano en un programa, digámosle "cultural", de uno de los dos únicos canales decentes que tenemos –ambos del Estado, por cierto- y el hombre dijo como 25 veces "coger" mientras el conductor solo se limitaba a poner cara de angustia pensando en el Ministerio de la Censura -El Ministerio del Interior (Gobernación) es el encargado de regular la TV-, hasta que fueron a comerciales y le dijo al cantante lo que en México significaba "coger". Cuando volvieron al aire, el cantante soltó: "ya Nicolás me explicó que en México coger tiene un significado más rico que en Cuba, entonces si no tienen inconveniente lo voy a seguir empleando… “
(creo que solo en Argentina y México le otorgamos esa connotación sexual al término).

Curioso y no tanto, que para la Iglesia, coger y comer sean considerados pecados capitales. Lo malo -para esa Institución- es que su aura prohibida, pecaminosa, los vuelve más atractivos.

Abrazos