escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

febrero 04, 2009

deseos en reposo

Mi cerebro necesita una especie de refresh... o más bien, yo necesito un refresh absoluto; pero como esto último resulta más complicado, lo dejaremos en el de mi cabecita. Esto no necesariamente significa echar la flojera mental, más bien es una especie de ejercicio recreativo de la memoria -dicen los científicos que es el mejor antídoto para prevenir la irrupción del Alzheimer prematuro-, complementado con el goce de escribir sobre cosas que disfruto mucho, pero que sé no son placeres compartidos por todo mundo.



Por ejemplo, escribir sobre libros o viajes. Ahora estoy leyendo un libro llamado Praga en tiempos de Kafka [Patrizia Runfola, Bruguera 2006], lo que me permite ejercer al mismo tiempo dos placeres: leer y viajar. Y es que a través de sus letras la escritora italiana, una apasionada amante de Praga y de Kafka, logra que uno viaje en el tiempo y en el espacio, en un melancólico recorrido por esas callejuelas bellas y misteriosas; que se siente en esos cafés hoy desaparecidos y sea partícipe de las tertulias donde se reunían literatos, músicos y artistas; o logre imaginarse en esos recónditos lugares de la Ciudad Vieja o el barrio de techos rojos de la Malá Strana y sienta el fluir del río Moldava mientras atraviesa el Puente de Carlos. Eso y más logra Runfola, pero no como en un viaje turístico, desde luego; lo suyo es un viaje al tiempo ido, a la época en que floreció el mundo literario, poético y musical en la capital de Bohemia; un tiempo en el que pese a naturales diferencias, convivieron y departieron alemanes, checos y judíos. Y aunque el fantasma de Kafka transita a lo largo de la obra, creo que su verdadero hilo conductor es la melancolía y la añoranza por ese tiempo luminoso y enriquecedor de principios del siglo pasado. Es eso lo que hace maravilloso este recorrido por el mundo y los tiempos del autor de La Metamorfosis: que uno viaje con la mente y logre detenerse en instantes e imágenes irrepetibles, esas que jamás vio ni verá y que no obstante ello, los pueda sentir muy cerca, muy dentro... tal como se es consciente de los deseos adormecidos...

Entre las maravillas que descubrí gracias a la autora, se destacan estos versos que hablan de los deseos adormecidos:

"Sentados junto a la misma lámpara
mirábamos el mismo libro.
Mejilla con mejilla y mano en la mano,
una eternidad profunda nos abraza.
Siento el latido suave de tu corazón,
ninguno de los dos ha hablado en una hora
ni ha mirado al otro a los ojos.
Hemos adormecido los deseos."


[Stille Gluck -Felicidad tranquila- del compositor
y poeta checo Hugo Salus]

Así como esta, para mí, desconocida y amorosa remembranza de Praga, escrita en 1912 por Guillaume Apollinarire [a quien los escritores y artistas de la llamada vanguardia checa se lamentaban haber descubierto un poco tardíamente]:

"Estás en el jardín de un hotel de los alrededores de Praga
Estás feliz sobre la mesa hay una rosa
Y observas en lugar de escribir tu cuento en prosa
La cetonia que duerme en el corazón de la rosa
Lleno de espanto te ves dibujando en las ágatas de San Vito
Te morías de tristeza el día que ahí te viste
Te pareces a Lázaro enloquecido por la luz del día

Las manecillas del reloj del barrio judío van al revés
Y también tu en la vida retrocedes lentamente

Cuando subes a Hradchin y por las noches

Escuchas cantar en las taberna canciones checas"

Y melancolía, desde el prólogo

"Kafka ha sido y aún lo es, el mensajero por excelencia –por paradójico que parezca- de esa riqueza sin fondo, esta intensidad inaudita, esa multitud de talentos en lenguas y perspectivas divergentes, pero siempre animados por esa relación íntima y conmovedora con esta Praga donde cada piedra, por ínfima que sea, habla de un pasado soberbio, trágico e inquietante y de un porvenir en el que se han visto frustradas las esperanzas, aún las más pequeñas, pese a la inmensa fuerza creadora de la que en aquel entonces fue la fuente inestimable de vida"

Gerard-Georges Lamire, en el prólogo


Y yo aquí, yo seguiré adormeciendo mis deseos viajeros... mientras escucho las notas con las que Bedrich Smetana homenajeó a su Patria, en este caso al Río Moldava:




Imagen: Praga, la entrada a La ciudad vieja desde el Puente de Carlos IV


Aqui una reseña profesional: Praga en tiempos de Kafka: Runfola

53 comentarios:

Strika dijo...

Querida Marichuy:

No sabes cuántas ganas tengo de conocer Praga, y justo hoy se lo decía a mis suegros que están en México. La próxima vez que cruce el charco para visitarlos espero poder darme una vuelta a esa ciudad.

Suena bien ese libro que estás leyendo. Realmente como para viajar con la mente.

Un beso

A dijo...

No se como este el libro, pero tu texto es una invitacion irresistible para una hedonista.

Gracias por el souvenir de tu viaje.

Besos estaticos
A.

Arian dijo...

Hace poco, platicando con ése que te dije... decíamos que nos hacía falta alguien, recomendando libros, que a veces uno se pierde en las librerías buscando algo realmente interesante, algo en lo que no se malgastaría el poco dinero que uno va juntando para esos menesteres...
Gracias por la reseña, seguramente en mi mala memoria lo podré guardar y cuando lo vea saldrán tus letras a mi mente...
Un abrazo!

Luis Alvaz dijo...

genial, tendré que conseguirme ese libro.

Muchos somos admiradores de esta hermosa ciudad, aunque no la conozcamos, ya sea por escritores como Kafka o Kundera, o por la música nacionalista de Dvorak o Smetana; que de éste último, casi no se interpreta su música, con excepción de el poema sinfónico Ma Vlast, donde está el famosísimo Moldava.

Muy buena reseña, la verdad me dejaste bastante intrigado con respecto a este libro.

Saludos

g. neidisch dijo...

Leer y viajar, o leer y recordar. Parecido a leer un diario propio? O una postal recibida?
Pregunte por los libros de Saramago sobre Lanzarote y Portugal. La (cadena de) libreria(s) en Merida, con todo y su "prestigio" me dan mucha hueva (insisten en llamar "Ges" a Hesse y en hacerle feo a los aretudos y rastas). No traje nada.
Cuando algun libro (narrativo) se ubica en algun lugar casi me transporta, pero el recuerdo no se incluye; es solo leer y viajar. Sabes que no leo lo suficiente, aun asi recuerdo mis "viajes" a Dublin (Ulises), Moscu (Maestro y Margarita), Viena (La Pianista)

marichuy dijo...

Querida Strika

Praha es una ciudad tan fascinante, como melancólica. Supongo que en verano será distinta, pero en otoño -que es la época en que yo la he visitado-, ya sea muy temprano por la mañana o ya muy noche, la neblina logra que uno sienta la presencia de esos fantasmas de los que habla Runfola. Lamentablemente, como a casi toda ciudad hermosa, los turistas la estamos echando a perder...

Un beso

marichuy dijo...

A

Gracias querida. El libro es toda un amalgama de sensaciones y personajes, sumamente interesante.

Besos nostálgicos

marichuy dijo...

Arian

Confesión no pedida: soy pésima recomendando libros o películas, porque además de tener gustos raros, soy medio contreras; por ello, generalmente me resisto a leer o ver un film, tan solo porque está de moda o los medios intentan "metértelo" a toda costa. Este libro, que no está de moda ni es de ningún escritor famoso, me llamó la atención por su titulo, lo cual motivó que ahí mismo en los pasillos de la Gandhi me leyera el magnífico prólogo -hecho por un francés enamorado de Praga- antes de decidirme a comprarlo.

Un beso y gracias

marichuy dijo...

Luis

Es cierto, muchos estamos enamorados de determinadas ciudades, en parte gracias a la literatura. A mi también me sucedió con Dublín o con Lisboa, que aún no conozco.

Tienes tazón, no se toca mucha música de los magníficos músicos checos, Mi Patria, la obra de Smetana, si es famosa, pero hay bastante más por ahí.

Espero consigas el libro y te guste.

Saludos

marichuy dijo...

G.neidisch

No sé cuánto leas, pero tengo la idea de que tienes buena memoria. Aunque me temo que ese viaje a Viena de la mano de "La Pianista", no haya sido el más placentero, precisamente. La novela es tan buena, como agobiante y dura.

Saluditos

W dijo...

Mi querida Marichuy...

Una vez más te lo digo.... qué rico escribes!!!... me encanta leerte!!!...

Tus letras siempre tienen la particularidad de hacer que me transporte...

Praga tiene un significado muy especial... la recorrí de la mano de mi hija y ambas nos enamoramos de ella....

Hace tiempo que no leo... (creo que es por bloqueo mental)... espero que me regrese el gusto...

Excelente Refresh !!!



Besos

Alletta dijo...

Algún día tengo que conocer Praga, todos los que me conocen y han ido coinciden que disfrutaré perderme entre sus calles a última hora de la tarde.

Me encantó el ánimo melancólico del post, creo que soy una melancólica sin remedio :D

Abrazo y que tengas una buena semana corta ;)

chilangoleon dijo...

el=hermnao=de=una=ex=vive=en=praga=desde=
hace=unos=diez=anios=lmentablemente=
nunca=nos=caimos=bien=sino=ya=hubiera=
ido=de=gorron=unas=5=veces=chale=se=le=
puede=llamar=a=eso=melancolia?=su=hermana=
se=puede=ir=al=nabo=pero=ese=guey=ya=
hasta=checo=habla=trabajo=de=mesero=un=
rato=quien=sabe=que=haga=ahora=escribir=
cuentos=sobre=Iztapalapa?

Kix dijo...

Mi querida Marichuy, de verdad que sí se antoja ir a conocer Praga después de leerte...!! Tal vez algún día.

Un abrazo!

P.D. Qué crees, que nos regresamos de Cuerna ayer a las 2 de la tarde, o sea no era super super tarde, de hecho solamente entregamos habitación y adios. ¿Te imaginas las personas que regresaron a las 5 o 6 de la tarde?

Deino dijo...

Ya quisiera haber vivido yo en "ese tiempo luminoso y enriquecedor de principios del siglo pasado", pero en Alemania, donde me habria unido a los expresionistas y me habria fragmentado hacia las demas vanguardias que surgieron. Hoy en dia esta choteado e inclusive llega a aburrir cuando se ven obras neo-surrealistas, neo-cubistas, neo-todo. Pero en ese entonces todo era nuevo, habia espacio para la novedad. Ahora, en esta postmodernidad donde todo es posible, nos seguimos aferrando tercamente a lo que a principios del siglo pasado era nuevo. Descubrir o hacer algo sincero y personal esta mas dificil.

Ir a praga: Una experiencia que ha de ser hermosa e inolvidable. Algun dia podre salir de este pais y recorrer las profundidades de Europa :) Recuerdo que hace años lei el Golem y quede fascinado, ademas de haber vivido una epoca traumado con Kafka. Ahora debo buscar ese libro que mencionas y perderme un rato en la melancolia de tan bella capital.

mafalda dijo...

...

¡Yo quero' ir!

Ya te lo había mencionado mi Marichuy.

Praga se me hace entrañable y melancólico. Cuando algo tiene esas características, para mi resulta interesante. Agregándole todo lo demás que los que saben agregarán, pues me resulta mucho más inquietante ir
En cuanto tenga oportunidad y junte mi lana, me iré por esos rumbos.

Un saludo.

Mafalda

marichuy dijo...

Querida Workahólika

Praga es para enamorarse y pederse entre sus labertíticas callecitas.

Gracias por las inmerecidas flores

Besitos

marichuy dijo...

Alletta

Tienes que conocer, perderte y enamorarte de Praga. Quizá a los demás visitantes se les hace más festiva, pero a mi, Praga me parece hipnóticamente melancólica.

Un abrazo... melancólico también

marichuy dijo...

Chilly

No es malinchismo, pero yo no creo que tu ex-cuñado se dedique a escribir cuentos sobre Ixtapalapa, salvo que sean de horror urbano y crimenes sin resolver.

Si no fueras tan berrinchudo, Chilly, ya conocerías la hermosísima Praga... y hasta una guapa checa te habrías conquistado.

marichuy dijo...

Mi Kix

Espero que pronto puedas conocer Praha.

Y sobre el fin del puente, sí que estuvo bárbaro eh… mi experiencia de 6 horas desde Cuerna al DF, fue en un domingo de semana santa, pero saliendo de allá a las seis de la tarde… o sea, fue nuestra culpa.

marichuy dijo...

Deino

Bien dices, pero es triste. Ahora en plena posmodernidad, parece que hemos perdido la capacidad de innovar el pensamiento creativo. Más allá de las innovaciones tecnológicas, el "no hay nada nuevo bajo el sol".... ha cobrado sentido. O en palabras de Scott Fitzgerald: que paradoja es vivir en la postmodernidad, para venirse "encontrar con todos los dioses muertos, todas las guerras hechas, y todas las bellas artes inventadas".

"el hombre atraviesa el presente con los ojos vendados. Sólo puede intuir y adivinar lo que de verdad está viviendo. Y después, cuando le quitan la venda de los ojos, puede mirar al pasado y comprobar qué es lo que ha vivido y cuál era su sentido". Milan Kundera

Pero quizá aún podamos, o puedan las nuevas generaciones, crear algo verdaderamente novedoso y honesto, más allá de todo parafernalia de lo "in"

Saluditos

marichuy dijo...

Mafalda

Creo que ya te encanta, así que no hace falta agragar nada; a lo más, que ya es hora de ir juntando nuestra lana, para irnos...

Un saludo melancólico

chilangoleon dijo...

berrinchudo=yo?=jhajha=nomas=eso=me=
faltaba=mejor=dime=espurio!

chilangoleon dijo...

naa=las=mujeres=de=europa=del=este=son=
bien=materialistas=con=eso=de=que=no=
conocian=ni=los=mcdonald's=lo=primero=
que=preguntan=es="en=que=trabajas?"=bah

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Wooow un día tuve que escribir un cuento bajo pedido sobre Praga y el encuentro del amor a la distancia y más allá del tiempo...
Muy interesante

Latamoderna dijo...

Oh, sí, Praga, Praga... esos países tienen un no sé qué... tan cercanos. :)

Neta... qué casualidad, te acabo de mandar un mail diciéndote que hagamos el rincón de la lectura y mira... me encuentro con esto. ¿qué dices?

e. r. dijo...

marichuy! es un viaje hermoso el que nos das, praga es uno de los lugares que más quiero conocer, y esos versos de zone que pusiste merecen una sonrisa melancólica de mi parte, pues es uno de los poemas que más me gustan. Hablando de Praga, en sus diarios tu compatriota Pitol hace un recorrido por una ciudad bastante perturbadora pero tambien hermosa. Y hay tantos de esa época, la de kafka, leo perutz, franz werfel, por supuesto el golem y max brod y el olvidado johanes urzidil, el hermoso jaroslav hasek y el buen sveijk, en el café arco todos, en fin, un lugar para recordar por se leyó en libros pero que seguramente no será tan lindo, o será demasiado lindo, quien sabe, en todo caso diferente, cuando estemos ahí. Smetana, uf. Qué copada ciudad. Snif snif, saludos

Jolie Gehry dijo...

Praga es la luz del ocaso cruzando los altos árboles de la orilla del rio Moldava y una bandada de pajaros posandose en sus ramas para quedar inmoviles mientras cae la hora. El agua avanza por su cauce y se ramifica siguiendo el canal, el Certovka, donde se halla un molino de madera, redondo y firme como un corazon ambas orillas del rio se distribuye la ciudad, de un lado el Castillo, los jardines de Wallensetein, los barrios de Mala Strana, Brenov y Smichov, del otro lado el casco antiguo, Vysehrad, Vynohrady..., oir musica de mozart, leer poemas de holan o incluso tomar fotografias en tonos azul o sepia justo cuando el alba aparece... me hiciste trasladarme con tus lineas... gracias

praga es ... magica en si

lee a Václav Hrabě yo abrazo mi libro ahora...

necesitaba esto

gracias
gracias

marichuy dijo...

Chilly

Eres más prejuicio que yo, lo cual ya es decir. No solo las centroeuropeas, ni todas ellas son materialistas (esas se viene a occidente a trabajar a sitios como el Solid Gold, je).

Pero insisto, si te llevaras bien con tu ex-cuñado, ya e habría invitado.

marichuy dijo...

Cuentos bajo pedido

Quiero leer tu cuento. Los amores a distancia son para pen... sarse, decía mi abuela.

marichuy dijo...

Latita

Si tienen el "yo no se que", que te embruja y te atrapa.

Gracias por la invitación; ya tengo dos posibles colaboraciones.

Salutis

Angeek dijo...

Esa ciudad tiene magia y duende...
Hablando de añoranzas y melancolías, están frescas en mi memoria las imágenes de la ciudad cuando vi "El atardecer del fauno" de Vera Chytilova (quien también años después formó parte de la vanguardia).
Mis deseos viajeros, por ahora, están en coma profundo.
Saludos

PS. Esa estrofa de Apollinaire...uhmmm....un encanto.

marichuy dijo...

Ever

Usted ya leyó el libro, je. Todos esos ilustrísmos personajes del mundo cultural checo de principios del siglo pasado, que ha nombrado, desfilan por "Praga en tiempos de Kafka". Y de Apollinaire, hasta su maravilloso poema al Pont Mirabeau, aparece y el cual, viéndolo bien, quedaría perfecto para el Puente de Carlos.

Una perla de melancolía para vos:

"Decid a Guillaume Apollinaire
Que en las Ágatas de San Vito
Habéis visto una tela de araña,
que cubre nuestra pequeña eternidad
por donde pasó su hálito a comienzos de este siglo."
Vítèslav Nazval

Un saludo

chilangoleon dijo...

jamas=me=llevare=bien=con=ese=menso!

marichuy dijo...

Jolie

Praha es eso y más. Pero sobre todo es melancolía y fantasmagóricas imágenes. Caminar cercana la media noche por la Ciudad Vieja, es una experiencia increíble. Hace un frío del carajo y la neblina no te deja ver casi nada, pero aún así resulta fascinante.

Besos

marichuy dijo...

Si Angeek

Resulta mágica y embrujadora. Me gustaría visitarla en verano, para verle su otra cara. Aunque sospecho que me quedaría con la otoñal, con esas imágenes de la ciudad vieja surgiendo entre la bruma, mientras uno avanza pro el Puente de Carlos.

A mi también me encantó esa estrofa de Apollinaire.

Uf De "El Atardecer de un fauno", solo conozco la obra de Claude Debussy

marichuy dijo...

Lo que usted diga, Chilly; no me vaya a regañar a mi también, je.

Jolie dijo...

eres maravillosa justo o mejor que praga

MauVenom dijo...

Como pocas cosas amo viajar y leer.

He viajado muchísimo y leído también... pero no conozco Praga.

Me has hecho aumentar la lista de libros pendientes. Porque el viaje ya lo tenía pensado desde antes aunque no se que tan kármico resulte pues nací el año de la Primavera de Praga, tiempos difíciles para la República Checa.

Gracias por los versos.

Besos.

marichuy dijo...

Ay Jolie

Nomás haces que me sienta apenada, je... como recién llegada de mi rancho

Besos agradecidos... ante un piropo inmerecido.

marichuy dijo...

"Como pocas cosas amo viajar y leer."

Mau

Diría el clásico: Dios nos hace y la web nos junta.

Ya decía yo que un karma especial tenías: naciste en el glorioso '68... ojalá vayas pronto a la tierra de Kafka y Kundera.

Un beso y gracias a ti

Waiting for Godot dijo...

Definitivamente una ciudad hermosa, estuve el año pasado por primera vez y la experiencia fue unica. Besos.

marichuy dijo...

Waiting

Querida, a ti que te quedaba tan cerca.... más que ahora.

Un beso

Fernando dijo...

Bueno, bueno, Marichuy: Kafka, Apollinaire, Smetana y una referencia final al blog de Magda Díaz, todo junto recreando un viaje a Praga. Eso es abusar ;)
Un mélange adictivo.

Coro dijo...

Marichuy:

(Te dejé un coment que no sé por qué, no se grabó)

Te decía que leerte es un placer.
Viajo, leo, voy al cine, reflexiono, me divierto, etcétera, con tus letras...

Y que el título: "Deseos en reposo" me ha tenido pensando y pensando...

Besos y abrazos

marichuy dijo...

Fernando

Con que el mèlange no le haya resultado indigesto... todo estará bien.

Saludos

marichuy dijo...

Querida Coro

Todas esa reacciones que mencionas -compartidas por mi-, se debeb a tu propia capacidad de crear e imaginar.

Abrazos

Marcelo dijo...

Entre Piazzolla y vos me engañaron. Fui tan directo a Praga, ciudad enigmática para mi, y luego a Kafka, el cual me parece tanto, tantísimo más que el loco que todos ven...Lo saben genio, pero sobre todo loco, y me enoja tanto...Y cuando estoy disfrutando de las hermosas citas sí que lo siento a Astor y me digo... Me la hiciste bien Marichuy!!
Un beso

marichuy dijo...

Marcelo

Yo jamás he creído que Kafka fuera solo un loco. Qué bueno que Piazzolla me ayudó... a engañarte, je.

Un beso

Susana S dijo...

Los viajes en los libros ... eso me gusta, lo leeré.

Un beso

Susana

marichuy dijo...

Susana querida

Este es un viaje muy especial: en el tiempo, en la memoria y por Praga... de la mano de Kafka.

Un beso

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

A penas descubro está dinámica de contestar los mensajes en el mismo blog. Si me había preguntado como se hace para dejar comentarios de los comentarios jajaja.
Releyendo el cuento veo que es sobre San Petesburgo para ser específicos…
http://cuentosbajopedido.blogspot.com/2008/05/cuento-9-dedicado-mimr-la-ciudad-de-los.html

Humberto Bolivar dijo...

Hola Marichuy. Podrías, por favor, darme una idea de, cómo y dónde, consigo, completo, el poema Stille Glück, Felicidad Tranquila, de Hugo Salus ?. Gracias.

Boly.