escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

diciembre 05, 2008

historias de familia

«Las familias felices son todas iguales. Las infelices, lo son cada una a su manera» Leon Tolstoi [Ana Karenina]


Desde niña había escuchado la misma cantaleta: las historias de amor nunca terminan bien. O casi nunca, para dejar un espacio a los optimistas y acotando que la de ella, ni siquiera fue de amor. La suya había sido una historia de pueblo; tan típica que bien podría haber servido de guión para alguna película de Emilio el Indio Fernández. Si no fuera porque la había padecido, no la creería. En sus tiempos -primera mitad del siglo pasado-, las mujeres debían casarse muy jóvenes, pues de lo contrario eran objeto de señalamientos por su condición de "quedadas". Y cuando parecía que su destino era precisamente el de quedarse para vestir santos –opción socialmente más aceptable, antes que ser considerada una mujer de cascos ligeros- su vida dio un vuelco impensable: un mediodía en que regresaba de algún mandado, fue "robada" por el hombre que la pretendía de tiempo atrás y al cual ella no acababa de darle el sí, en razón de los más de quince años que le llevaba, así como por el hecho de haber estado casado y tener tres hijos. Todo sucedió tan rápido que, cuando reaccionó, él ya la había subido al lomo de su caballo, echaba a galopar con ella cuestas y se aprestaba a cruzar el río, mientras era seguido por los tres compinches que habían ido a ayudarle con el rapto.

Tres lustros y cinco hijos después, el escenario era otro: ya no tenía los 23 años de la soleada mañana en que fue raptada, pero al igual que entonces se encontraba sola, sin el respaldo de un hombre. Y sin embargo, quizá nunca, ni siquiera aquella madrugada en que tuvo que casase como una ladrona y portando un sencillo vestido color rosa claro [de blanco y al medio día... solo se casan "las señoritas que son puras, no las mujeres que llevan un mes viviendo en pecado con un hombre", había sentenciado el sacerdote, secundado por su propia madre], se había sentido tan fuera de lugar, tan ajena a todo. Ahora estaba en la sala de su casa, vestida de negro de pies a cabeza -como si estuviera en la iglesia, traía la cabeza cubierta con un velo negro- y rodeada de un montón de personas a la mayoría de las cuales apenas conocía. El ataúd yacía al centro, rodeado por cuatro enormes cirios y docenas de flores -gladiolas blancas y olorosos nardos-, pero los "dolientes acompañantes" (en ese pueblo, las personas acudían con la misma dedicación a bodas, bautizos, primeras comuniones, bailes de fin de año y velorios), ni siquiera las señoras que rezaban el enésimo rosario por la salvación del alma del difunto, no miraban el féretro... la miraban a ella. Una viuda de 38 años y de buen ver, era objeto de más atención que una viuda anciana. La gente iba al velorio no tanto para acompañarla en su dolor y, de paso, entretener un poco su aburrida existencia provinciana, sino a juzgar si el comportamiento de la joven viuda era el adecuado: si lucía lo suficientemente triste y recatada, si lloraba como mandan los cánones. Eso era lo que la tenía incómoda: no solo era el centro de atención de las lenguas viperinas tan abundantes en su pequeña comunidad, sino que además por más que lo intentaba no lograba sentirse abatida, mucho menos con deseos de llorar desconsoladamente. No obstante, estaba empezando a arrepentirse por haber desoído el consejo de su madre: "si no puedes llorar llamamos a las plañideras y a lo mejor, de verlas te dan ganas y así habrá alguien que le llore a tu difunto."

¿Llorar ahora? No sentía el menor deseo. Ni siquiera constatar que su mujeriego y jugador marido la dejaba llena de deudas, le provocaba deseos de llorar. Quizá es que ya estaba cansada de hacerlo y las lágrimas habían dejado de ser su único alivio. A lo largo de su matrimonio fueron muchas las noches que lloró en silencio: de arrepentimiento por haberse casado con ese hombre al que nunca conoció realmente; de dolor, en las pocas ocasiones en que él la había golpeado; de tristeza, al sentir que su madre se ponía de lado de él, reconviniéndola para que no contradijera "al padre de sus hijos"; de rabia, las muchas noches en que él se ausentó por andar apostando a los gallos en las ferias regionales o por estar en el lecho de otras mujeres. Muchos años lloró por su causa, así que ahora no le daba la gana hacerlo. Lo único que deseaba era tirar esos nardos cuyo perfume le provocaba náuseas, beberse un buen trago de mezcal y correr de su casa a todos esos intrusos criticones. Estaba tan cansada como aburrida y somnolienta. Y entonces sucedió algo inesperado: en la puerta de su casa se apersonó una mujer que debía tener su edad, quizá unos años más, vestida de negro y con los ojos llorosos. La desconocida entró gimiendo de dolor por su amado Samuel… el difundo metido en esa caja. La recién llegada lloraba sin el menor pudor ni preocupación por las miradas que ahora se posaban sobre ella -unas con disimulo, otras sin ninguno- y en medio de sus lamentos repetía una y otra vez que amaba profundamente al muertito, que ni la esposa ni las otras lagartonas lo habían querido como ella. Se auto-presentó como su querida desde hacía... quince años. En ese momento, ante la mirada atónita de la concurrencia, ella, la viuda oficial, sintió que recobraba las fuerzas que necesitaba no para llorar, sino para sobreponerse a la incomodidad y alzando la voz por encima de los lloriqueos de la querida y de los murmullos de los acompañantes, se acercó a la otra, la abrazó fuertemente y le dio las gracias por estar ahí acompañándola. Ahora si habría una viuda que lloraría como Dios manda... y, además, esa otra le permitiría a ella quedar como la abnegada y piadosa viuda. Al menos en su muerte el marido había hecho algo bueno por ella... tal vez...
*****

méxico, d.f., diciembre de 2008

*****

69 comentarios:

Marcelo dijo...

A Eva Duarte de perón le pasó algo parecido. Ella pertenecía a la otra familia del difunto. Pero no los dejaron entrar al funeral.
Excelente relato.

Ojaral dijo...

Uno piensa, no?, que ahora empieza la libertad de esa mujer, y por ende la posibilidad del amor. Y sin embargo, no. Atada por la mirada del pueblo va a estar sujeta a una condena todavía peor: ser la mujer fiel y devota de un fantasma. Triste destino el de las mujeres en nuestros pueblos.

Champy dijo...

Ay COMADRE que barbara!!!

Que prolifera!!!

Yo sin tiempo y tu que me das tanta chamba!!!

Es lo único que te queria decir.

Besotes.

chilangoleon dijo...

eso=me=suena=a=historia=de=abuelos=
en=tiempos=espurios=que=parece=
lamentablemente=no=se=han=ido=pues=las="casas=chicas"="las=otras"=los=
"hijos=sin=apellido"=son=historias=
del=diario0en=un=pais=machista=y=
persignado=como=el=nuestro=chale

chilangoleon dijo...

ups!=olvide=decir=buena=historia=
marichuy!=no=hay=dedicatoria=
robotica"?=jeje

marichuy dijo...

Marcelo

Uno no imaginaría que Eva Perón... se detuviera ante algún impedimento de "tipo social".

Gracias por tu comentario.

marichuy dijo...

Ojaral

Asi es, uno creería que ahora tendría la posibilidad de "vivir su vida". Pero no. Y aunque la historia se ubica a finales de los años 50's del siglo pasado, en ciertos pueblos dela provincia mexicana, las cosas no han cambiado mucho.

Saludos

Ana Valenzuela dijo...

Querida,

Que historia...! al menos 3 mujeres que conozco han vivido eso: ser robadas (en rancho por supuesto), ser ignoradas (mas de 3) y ser consoladas por las amantes de los esposos difuntos!

Si, asi siguen muchas mujeres.

Besos

marichuy dijo...

Champy

¿Cuál prolífica? ¿Dos entradas a la semana no me parecen mucho. ¿O si?

Besos, tú.

marichuy dijo...

Chilly

Eso es lo más triste mi estimado: que 50 años después, esas historias sigan sucediéndose. Es el machismo mexicano, es la doble moral, bien cierto. Pero sabes que es lo peor? Que las madrecitas mexicanas son, mayoritariamente, las principales criadoras y creadoras de machos.

Gracias y no, no hay dedicatoria para nadie; en todo caso, sería a la memoria de esa mujer.

Saluditos

marichuy dijo...

Ana

Nuestro México; nuestros Méxicos. tantos y tan diversos, Esas historias que aún suceden y de norte a sur, pero me parece que son más comunes más en el sur.

Besos, querida

Strika dijo...

Querida Marichuy:

"Al menos en su muerte, el marido había hecho algo bueno por ella..."

No, querida. No fue el marido el que hizo algo bueno por ella. Fue la otra. En vida, el patán aquel no hubiera tenido los huevos de hacerlo (pardon my French).

Un beso,
Strika

Alletta dijo...

Lo triste es que actualmente NO SOLO EN LOS PUEBLOS PERDIDOS DE PROVINCIA PASA ESO. Incluso aquí en la gran capital se ven historias similares, mujeres que toleran todo por la presión social y familiar (típico como la madre le riñe si quiere rebelarse) además que no solo se da entre clases populares, muchas veces las presiones sociales y económicas orillan a muchas mujeres a ser esclavas de sus propias vidas.

Saludos

A dijo...

cuando una historia de amor termina, (como dirian mis maestros de matematicas) por definicion , no puede ser bueno, por algo termino, pero puede que no deje tantas marcas de las malas, y eso de algun modo optimista ya es ganancia.
Querida marichuy, por que no podre ser optimista??, pero pensandolo bien, es parte de mi goce, gracias por compartir.

Besos matutinos
A.

Coro dijo...

Marichuy:

¡Ah cómo me gustó este relato!
Comenzando por la cita (principio)de la novela de Ana Karenina.

Después la historia... me transportó a la época de mi abue y sí, en el Norte también sucedían historias así, como dirían los catalanes "i tant".

Tengo una tía abuela que fue raptada, pero ella sí se enamoró perdidamente del marido... y le lloró con ganas cuando se murió.

Besos.

e. r. dijo...

hola marichuy, esta es mi primera visita y no imaginás la sorpresa! es la historia de mis padres, en los 60, en paraguay, mi padre la raptó de un pueblito judío a mi vieja pues él era goi; no hubo tiros ni nada, simplemente se tomaron el colectivo. por suerte la historia tiene una continuación feliz, los que casi le damos luto somos los hijos, je, pero nada grave hasta ahora por suerte. Placer pasar pora acá. saludos

soneus dijo...

Iba a decir que a Evita le paso algo parecido, pero ya lo hicieron así que simplemente, saludos

W dijo...

Wow Marichuy....

Qué buen post!!!!.... me encantó!!!

Hiciste que me transportara a ese velorio....

Historias así.... las veo todos los días.... sin embargo la reacción de la viuda raptada.... esa.... es digna de de una ovación !!!

Besos

marichuy dijo...

Alletta

"[...]muchas veces las presiones sociales y económicas orillan a muchas mujeres a ser esclavas de sus propias vidas."

Sabés? Creo que esas mujeres de la clase media y alta urbana, que aceptan esse tipo de situaciones... están peor que las mujeres de antaño, sumidas en la pobreza y el asilamiento provinciano.

Saludos.

marichuy dijo...

A

Yo tampoco soy muy optimista, querida. De hecho soy todo lo contrario. Pero si pienso que no todas las historias de amor deban terminar por fuerza tan mal -entendido como acabar "de la greña" y haciéndose daño premeditado.

"Un pesimista es un optimista con experiencia" [François Truffaut]

Besos sin adjetivos

marichuy dijo...

"[...] Comenzando por la cita (principio) de la novela de Ana Karenina."

Coro

Exactamente en la página 7 (en el el ejemplar que yo tengo).

Gracias, querida. Ojalá que estas historias solo pertenecieran a los tiempos de nuestros abuelos.

Un beso

marichuy dijo...

ER

Es bueno saber que algunas historias de amor no terminan mal; lástima que sean las menos.

Gracias por la visita y el comentario.

Saludos

marichuy dijo...

Soneus

Gracias por la visita y los saludos

marichuy dijo...

Strika

Ja,ja. Querida, j'adore votre français. Y si, ese cabrón no hubiera tenido los tanates, como les decía mi abuela a esos adminiculos que los todos hombres portan... aunque no todos sepan como utilizarlos (como verás, yo también gusto de hablar francés, jeje).

Un beso

marichuy dijo...

Workahólica

Historias así (como ésta que es real) las seguiremos viendo, me temo, durante mucho tiempo. Y a viudas como la de este relato, también. Quizá ya no las rapten a caballo, pero el trasfondo sigue siendo el mismo.

Besos

g. neidisch dijo...

Había empezado a escribir un comentario y se cerró el miserable browser...
Hmmm
He estado pensando desde entonces (el comentario lo empecé a escribir hace muchas horas) sobre algo que dices, tal vez sea mejor ser "quedado/a" que "ligero/a de cascos".
No sé.
Sabes que mi madre es soltera? Cuando veía a los tíos con esposa y querida fijas no sabía si debería sentir envidia o alivio.
Ahora pienso en alguien querido, que después de muuuchos años, parece que no ha cambiado nada. Como que sigue tomando sin avisar, y dejando sin recoger.
Hm.

Jolie: dijo...

ay mujeres... sera que ya en el gen llevamos el predicameno, el karma o la cosa esa de "aguantarnos"?

a veces hay que ser demasiado valientes para dejarse de esas situaciones... supongo que con el tiempo tendria que haber cambiado... :(

pero hasta en las mejores familias suceden, "torpes calenturas" que nos vienen a recordar las "otras"... esto esta como para argumento de la mastreta.. que digo la poniatowska se queda corta.

el robotico creo que si no le dices que si hara corto circuito

yo te enlazo los circuitos claro que si!!!!


besitos

chilangoleon dijo...

vaya=hasta=que=alguien=coincide=conmigo!=
eso=es=lo=que=he=dicho=siempre=a=mis=
primates=sojuzgadas=que=ellas=como=sus=
mamas=van=repitiendo=el=patron=de=
sobreconsentir=a=los=hijos=los=vuelven=
principes=baquetones=y=zanganos=que=les=
gritan="otra=tortilla"=mientras=ellas=
cocinan=y=no=comen=hasta=que=ellos=se=
sacian=que=asco=yo=si=les=doy=sus=patadas

RobotZombi dijo...

No, no, no, no, no, no, no, no, no, no, esa música me produce dolores, irracionalidad, no, no, no, es hacia adelante, tecnología, ruido, caos, realidad humana, no hacia atrás........ Lo que pudo ser, No será, circuitos, hoy me interconecto, retomo la locura, lo mío, mi gente, hoy beberé hasta caer en el cielo y bailaré hasta perder los pies....... No, no, no, no, no, esa segunda melodía es aún peor que la primera, no, no, no, alterno, realidad, futuro..

mafalda dijo...

...

Lo del rapto estuvo fregón...

Upsss..ando en un ciber-café y una visión magnífica se plantó (sin caballo) frente a mis ojotes, ese si que me rapte aunque sea por una noche jejejeje...

Bueno, este...perdón. Te decía, esta historia me gustó...¡hay que barbaridad! se sentó en la compu que está a mi izquierda...

¡Son fregaderas! Mi madre fue educada con esas ideas. Mis hermanitos por momentos sacan la educación machil y la muestran. Pero les tocaron unas esposas ¡cañonas! jajajá. Así que de pronto se cuadran, mi ma' sólo ve y calla, ya que si intenta defender a sus machines, todo el viejeril' se le pone en huelga (somos puras viejas). Hombres son mis dos hermanos, el esposo de mi sobrina y mi pequeño Odrik).

El final es excelente...y yo si le daría el crédito al cogelón del marido, ya que si no hubiera tenido alguna amante tan lanzada como la que llegó al velorio, que friega para la esposa tener que llorárle en lugar de festejar con chupe y banda, la muerte del interfecto.

Muy buena historia mi Marichuy, que tengas buen fin de semana.

Mafalda

RobotZombi dijo...

Yo no escucho música que genera derrota, perder amor, creer en sentimentalismos mediocres, no, no, no, no, no, no. Realidad, poder, me derribas hoy, te exterminaré mañana... Industrial, el mejor, ruido, Caos, mañana me vengaré y aplastaré a los cerdos...... Bueno, puede y no puede, lo alterno siempre será mejor... Bombas, no más dolor, morirás con radiación, drogas sintéticas para elevar el alma hasta el infinito, pasar por un hoyo negro y colapsar materia, mi sangre es de bits y nanotecnología................

RobotZombi dijo...

No, no, no, no, no, la tercera melodía es aún peor que la segunda y primera juntas, nooooooooooooooooooooooooooooooooooo, sálvame del asco, náusea, dolor.............

marichuy dijo...

Jaja Chilly

Pensaba que nomás en mi rancho les decíamos vaquetones a esos machitos flojos y vividores; ejemplares masculinos criados y creados por las abnegadas madrecitas mexicanas..

Un beso

marichuy dijo...

Querida

Creo que al Robotzombie ya se le acabó el "lapsus de amor matrimonial" y además, p'a colmo no le gusta mi música. Ni hablar otro que se me va por no ser fingida. Ya ves como son los hombres, que ni aguantan nada, jeje. Los machos no son como las mujeres de esta historia -que es la la vida real querida, absolutamente real- que aguantan de todo y sin quebrarse.

Besitos

marichuy dijo...

G. Neidisch

No es que yo desapruebe ser considerada una mujer de "cascos ligeros" [hay un poco de ironía en ese párrafo]; pero en los años cincuenta del siglo pasado y en ese pueblo, las mujeres estabas como constreñidas... aunque no usaran corset].

Supongo que como todo en la vida, hay de queridas a queridas y de esposas a esposas. Y también, que a veces es mejor ser considerada la gran puta [je suis desolé pour mon français, como dice Strika]; a pasar la vida pretendiendo ser quien no se es, tan solo por darle gusto a la hipócrita sociedad. Lamentablemente, no siempre resulta sencillo tomar esta actitud.

Un besito

marichuy dijo...

Robot zombie

Supongo que hasta aquí llegó tu gusto por este blog. Sorry, pero esa es la música que a mi me gusta. Digamos que entre más "para cortarse las venas", sean las rolas... más me gustan.

Saluditos

marichuy dijo...

Mafalda

Querida ¿por qué será que yo no tengo esa misma suerte? Cuando voy al cibercafé de la esquina de mi oficina, mis compañeros de al lado ¡siempre son puros mocosos de secundaria!

Lo del rapto suena romántico, durante mucho tiempo así lo creí... Lamentablemente, siempre hay dos caras de la misma moneda. Pero concuerdo contigo, algún crédito se merece el marido mujeriego: al morirse -en su velorio- se rompió el aburrimiento. Pero ya en serio, la historia es un poco triste.

Un saludo y gracias por tu comentario

Champy dijo...

Bueno pues me parece que ya casi todo esta dicho, bueno no todo, y ay te voy.

Me encantó el final

La fortaleza y la valentía con que se pone de píe y saca provecho de la inesperada y vergonzosa visita, ahí me parece que es la clave para adivinar el porvenir de la susodicha.

Yo no le tengo lástima, yo la admiro, bueno como que las mujeres asi de aguantadoras no me gustan mucho verdad, pero esta como que al final le cayó un brillo de lucidez que me hace admirarla....

Al igual que a ti (por aquello de la música que no le gusta a tu fan), a mi entre más se cortan las venas los personajes, mejor me caen, los que nomás le hacen el intento me aburren.....

Los seres marginales son los que dan sabor a las tramas de todo tipo y de toda nacionalidad.... y entre más desdichados mejor.

Besitos wongkarwaianos....

Angeek dijo...

La paradoja: es una mujer (la madre)la que la obliga a someterse y es otra (la amante) la que la libera.
Todo queda entre mujeres.

Saludos

Angeek dijo...

¡Uff! parece que escribí un concierto el la menor...lalala.

marichuy dijo...

Champy

A mi tampoco me gustan las mujeres tan aguantadoras, pero hay por ahí un suceso muy interesante, que quizá me anime a narrar algún día.

Al final pudo tener algo de liberación pero, como decía Ojaral, ni tanto: hace décadas y en ese pueblo, las cosas no eran sencillas par una viuda joven, endeudada y con cinco hijos; teniendo más de un enamorado, nunca más se volvió a casar [e hizo bien, capaz que le sale otro peor].

En fin, c'est la vie.

Y de las intensidades, pues así somos querido, así somos... y así nos va, jaja.

Besos

marichuy dijo...

Angeek

Si resulta paradójico, pero aunque no tuvo desaguisados con la querida, tampoco es que se hayan convertido en comadres, eh?

Otra paradoja, me parece, es que en medio de ese mundo machista y constreñido, ella terminó convertida en una mujer muy fuerte, casi matriarca.

Saludos

Coro dijo...

Marichuy:
Ese Robot Zombie era puro cuento... ya se vio, jajaja.

Besos

marichuy dijo...

Coro

El susodicho... ni aguantó nada, jeje.

Un abrazo

Koalbiter dijo...

Hola Marychuy,
No habia podido escribir por razones laborales, pero sigo al pendiente de lo que escribes.
Que historia, intemporal completamente, y tambien que es parte de la naturaleza humana, me recuerda a Pedro Paramo y como se escapaba a los cuartos de las muchachas, pero que sufrio con su esposa que realmente amaba.
Me encanto la entrada de Tolstoi, creo que hay mas que decir, no solo de la familias, de las personas infelices tambien, que de las que son felices.
Muchos saludos!!

Eleonaí dijo...

La primera parte me recordó la película La vida es bella.

Que tengas una agradable semana.

Arian dijo...

Vengo a dejar nueva dirección y nuevas letras... nueva identidad y nombre...
Espero te des una vueltita...
Un abrazo

marichuy dijo...

Elonai

T'a bueno Elonai, con la pequeña acotación de que "La vida es bella" no es mi hit precisamente, je.

Saludos

marichuy dijo...

Hugo

Bienvenido sea tu regreso. Este relato solo es un pequeño ejemplo; son tantos los que a diario ocurren en México.

Y en cuanto a la cita de Ana Karenina, es igual de atemporal que la historia de esta viuda.

Saludos

Waiting for Godot dijo...

Estamos mas o menos en la misma onda, me gusto mucho tu historia. Besos Marichuy

Luis Alvaz dijo...

...las historias de familia son las historias que arrastra la sociedad contemporánea, las que están en la memoria colectiva, en el imaginario del ser humano. No existe una historia, por más particular que ésta parezca, que no contenga la naturaleza de cada persona viva.

Saludos Marichuy.

NTQVCA dijo...

Que buena historía, con lo que me gustan las pelis del Indio Fernández, me sorprendio lo que hizo con la otra, para ser sinceros yo hubiera hecho lo mismo...a mi la novia oficial me dejo entrar al velorio de su novio, y hasta un abrazo nos dimos.

RobotZombi dijo...

He venido aquí, con la mirada fija y los oídos listos. he venido aquí a dejar en claro, que no me gusta la música que le gusta a mi ciber prometida (muy mía de mí nomás, porque NO me dió respuesta). Marichuy, siento decepcionarla, pero mi respuesta ante tan salvaje, brutal y desconsoladora afirmación suya, la cuál reescribiré literal:

""Creo que al Robotzombie ya se le acabó el "lapsus de amor matrimonial" y además, p'a colmo no le gusta mi música. Ni hablar otro que se me va por no ser fingida. Ya ves como son los hombres, que ni aguantan nada, jeje.""

Pues NO se me ha acabado el lapsus de amor matrimonial, por el contrario, se refuerza!!!
El que NO me guste su música, NO la hace mala, ni menos merecedora de mis ciber proposiciones, por el contrario, en la variedad y diferencias, se encuentra la combinación perfecta y el sazón... Igual y le agarro sabor ó, quién sabe?, usted le agarra sabor a la que escucho y nos la escuchamos juntitos, jiji.
Error, mi agraciada y agradable Marichuy, por NO ser fingida, me tiene de vuelta aquí y ahora, dejando en claro que NO soy lo que se cree que podría ser ó, como diría Cantinflas, yo creo que lo que usté cree de mua, es como si yo creyera que es cierto lo que NO es cierto, pero los demás creen que es cierto, porque yo les he hecho creer que podría ser cierto, pero en realidad puede que no sea cierto o todo lo contrario, je. Y pienso aguantar muuuuuuuuncho, que como dijo Matusalén: Hay más tiempo que vida!!!!.

Pd: De macho, tengo lo mismo que de menso, absolutamente nada. Estaré loco, pero mi robótica y zombi madre, me dió una educación por lo más anti-machista.

Pd2: Mengache pa'ca, amos a caminar por las calles oscuritas y acerquece tantito y le voy a contar secretitos al oído, jijiji, prometo dejarme seducir por su mercé, jijiji.

Pd3: La propuesta SIGUE en pie.... Amos a conocernos, andele, no se arrepentirá, jijijiji.


Pd4: Lectores, esten pendientes, que esto se pondrá mejor, jijijijiji.

chilangoleon dijo...

ya=cayo=la=mosca=en=la=sopa=quiero=decir=
la=cybermosca=jeje

marichuy dijo...

Waintig

Asi es querida.
Gracias y besos para ti

marichuy dijo...

Luis

Este tipo de historias, son tan atemporales, como recurrentes en sitios tan diversos.

Un saludo

marichuy dijo...

Mi estimado Robot zombie

Jaja, ahora si, que casi me ganó eh? Si no fuera porque dar un paso tan definitorio como el matrimonio, está para pensarse...

Pero igual le agradezco y como le dije en su blog:

c'est la vie et vivre la differance.

Saludos cordiales

marichuy dijo...

Chilly

No te mides...

Saluditos

Cuentos Bajo Pedido ¿y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Justo quería decir algo como lo que alguien más ya escribió. Antes porque eran otros tiempos, ahora porque son estos. Pero pareciera que siempre se justifica, se permite o simplemente se tolera todo esto de las vidas paralelas. ¿Y que se hace? ¿Aguantar, no apasionarse por los detalles, hacerse de la vista gorda, tener uno mismo sus otros quereres?
Mmmh no lo sé

marichuy dijo...

NTQVCA

Bueno si el novio de la "novia oficial" ya estaba muerto, pues ya qué. Y lo del abrazo, esa es una muestra mínima de civilidad y cortecía, jeje

Saludos y gracias por tu visita.

marichuy dijo...

Cuentos bajo pedido...

Yo creo que hacerse de la "vista gorda" puede ser la salida más cómoda, pero no la más digna.

Saludos

Paxton Hernandez dijo...

Pues yo extraño tus entradas de cine, amiga. ¿Ya no has encontrado nada que te apasione? ¿O que te haga echar veneno como en los viejos tiempos?

Besos nostálgicos...

Paxton Hernandez dijo...

¿Entendí mal o el robot zombie te está echando los perros cañón?

Con que no salga como el periodista despechado aquel...grrrr.

chilangoleon dijo...

si=quieren=recomendar=cine=yo=ya=vi=el=
ninio=de=las=pijamas=rayadas=ta=medio=
fresa=pero=al=menos=no=esta=tan=refrito=
holocaustico=caustico

chilangoleon dijo...

yo=encuentro=cierto=paralelismo=espurio=
en=el=tipo=de=escritura=robozombica=
con=la=desaparecida=diabolica=turi=ruri

Angeek dijo...

Yo también extraño las entradas de cine.

marichuy dijo...

Paxton

Pues es que ya me dio pena, porque yo ni soy critica de cine ni nada parecido y luego venían los críticos de cine de a de veras,como tu y hasta el buen Ernesto Diezmartínez y más pena, tú. Y además, en estos días ni he ido. Lo último que vi en la pantalla grande fueron algunas películas de la Muestra Internacional. Pero lo que tengo ganas de ver un churro hecho como Dios manda, divertido del tipo de los de Robert Rodríguez. Para así echar veneno con gusto y sin depresiones. Churros si, pero no como ese bodrio que tu despedazaste y que de tan mal que se ve, hasta pena me dio dejarte un comnet: "Arresto domiciliario". De esos churros no me interesa.

Besos nostálgicos

marichuy dijo...

Angeek

¿En serio? En la Muestra vi un filme de Claude Cabrol: "La fille coupée en deux", un tema escabroso tratado con el filo y elegancia acostumbrada por ese director. Y se me antojó comentarlo, peor en eso me quedé. Quizá me anime pronto; tengo un buen de DVD sin abrir.

Angeek dijo...

Sí, en serio extraño esos posts.
La última que vi de Chabrol fue "L'Ivresse du Pouvoir" y la que mencionas me la perdí.
Yo tengo tres DVD para las vacas la trilogía: azul, blanco rojo. Hacía un buen que las quería tener y fue mi regalo de cumple. Siempre encuentras algo nuevo al volver a verlas.

Sobre la peli de Retes ya leí que se le fueron los críticos a la yugular.
Saludos