escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

octubre 30, 2008

bien muertos... y bien comidos

Seguro que habrá festividades mexicanas que no estén asociadas con la comida, quizá alguna cien por ciento laicas como la batalla de Puebla. Fuera de éstas… tengo la impresión de que son las menos. Para nosotros los mexicanos casi toda festividad popular tiene su acompañante comestible; en especial las festividades religiosas. Hasta celebraciones como la cuaresma tienen su contraparte comestible, misma que adquiere mayor notoriedad durante la llamada Semana Santa [la prohibición de comer carne roja es compensada con la elaboración de platillos a base de vegetales o carnes “blancas”]. En fin, que a los mexicanos nos faltan fechas festivas para inventarnos un comilón. Y la muerte no es excepción… “bien muertos pero bien comidos” [comidos con M de Muerte, diría Hitchcock]. La celebración del día de muertos, una festividad anterior a la conquista española, se vio matizada o enriquecida, según se mire, con la imposición del catolicismo. Según algunas crónicas, fueron los ocupantes y evangelizadores hispanos quienes debieron hacer alguna concesión para encajar la festividad acostumbrada en Tierra Azteca [el culto a la muerte y las ofrendas venerando a los muertos] en las fechas marcadas por el calendario católico: día de todos los santos y día de los fieles difuntos

No obstante, con todo y sincretismo cultural-religioso, la celebración del día de muertos en México todavía tiene arraigo y me resulta muy interesante. Uno de sus principales atractivos, sin duda, son las ofrendas, los altares de muertos. Aunque estos suelen integrarse con elementos variados, una fotografía del difunto, alguna imagen religiosa –o una cruz-, velas o veladoras, agua, adornos y flores, etc., a mi me llama la atención especialmente la comida ofrendada, la cual generalmente no solo contiene algún platillo que haya sido favorito del muertito, sino que se ve enriquecida con los platillos elaborados mediante ingredientes de la temporada: camote, calabaza de castilla o tejocotes etc; así como por los elaborados ex profeso para la ocasión como el Pan de Muerto. Claro que el contenido de las ofrendas varía según la región de nuestro país, pero en general, las ofrendas gastronómicas a los muertos resultan muy tentadoras. También varían los ritos, por ejemplo en mi pueblo [en la sierra de Guerrero] es común que los familiares vayan al cementerio el día primero por la tarde-noche, arreglen las tumbas y coloquen sobre éstas los alimentos y demás objetos ofrendados; esto, independientemente del Altar y Ofrendas puestos en la casa familiar. La Fe, las creencias les dicen que el alma, el espíritu de sus difuntos regresan esa noche a casa y... hay que recibirlos como se debe, ofrecerles alimento y bebida para que se repongan del largo viaje; que vean que aún se les quiere y recuerda....

Algo ha llamado la atención a nivel internacional esta celebración mexicana: hace cinco años, el 7 de noviembre de 2003, la UNESCO nombró a la Festividad del Día de Muertos "Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad". Aquí unos extractos de la declaratoria:

"...una de las representaciones más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo, y como una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor fuerza entre los grupos indígenas del pais."

"Ese encuentro anual entre las personas que la celebran y sus antepasados, desempeña una función social que recuerda el lugar del individuo en el seno del grupo y contribuye a la afirmación de la identidad..."

"...aunque la tradición no está formalmente amenazada, su dimensión estética y cultural debe preservarse del creciente número de expresiones no indígenas y de carácter comercial que tienden afectar su contenido inmaterial."



Costumbre ancestral, que para muchos resultará anacrónica en nuestro mundo de hoy, cuando la Fe no está precisamente a la alza… el culto a la muerte aún subsiste y se expresa mediante diversas manifestaciones. La celebración del 1° y 2 de noviembre quizá sea la más popular, pero no la única;. Pero más allá de la Fe y las creencias personales, esta celebración nos brinda una inmejorable oportunidad, excusa, para saborear deliciosos platillos... so pretexto de venerar a nuestros muertos y casi que no importa cual -si es que hay alguna- religión profesemos, el chiste es comer con singular alegría…


41 comentarios:

Juan! dijo...

Éste mundo gira cada vez más rápido y resulta un alivio tener estos remansos donde podemos parar y recordar a todos aquellos que nos hicieron ser quienes somos.

abrazo!

Ah..

Oye... saliste paisana :)

Ana Valenzuela dijo...

Marichuy,

Me gusta ese titulo, como el dicho "primero comer que ser cristianos". La fiesta de muertos es una tradicion mexicana tan colorida y expresiva, que me parece un esfuerzo promotor del equilibrio con la vida.

Cada año visitamos altares en Guadalajara, Tlaquepaque y Tonala, por cierto cada vez mas innovadores del "performance" pero en rosa mexicano y naranja.

Los concursos de altares en Tlaquepaque, tienen cada uno un nicho donde puedes ademas de ver la base tradicional del altar, los avances en musica, video y escultura... nada mal y cultura popular increible.

Bien por el post de muertos, besos

marichuy dijo...

Juan

A veces más que remanso, la celebración del día de muertos resulta todo un festín.

Un abrazo... paisano.

marichuy dijo...

Ana

Ese título que mencionas está buenísimo, si lo hubiera conocido, lo pongo. Me recordó otro de mi invento, que solo tiene que ver con la muerte, no con la comida: "para los gringos, primero matar antes que coger porque es pecado" [usted dispense la finura, querida].

No conozco los altares de Guanatos, únicamente los de Michoacán [la última foto de este post es de allá], los de la Sierra Norte de Puebla, los que ponen aquí Mixquic -me encanta ir- y claro, de mi tierra.

La festividad de muertos es, en mi humilde opinión, una de las expresiones más acabadas del sincretismo religioso, a medio camino entre lo pagano y lo católico.

Un beso

g. neidisch dijo...

Cuando era un chavalito alguna vez fui con los primos a vender las calaveritas de cascarita de limones verdes.
Suelen ser dias un poco grises. El clima como que contribuye a esa atmosfera poco liviana.
Trato de ir una vez al anyo a MX y casi siempre es en Invierno. Sin embargo quisiera que Jens viera esas celebraciones. Yo mismo incluso, pues fuera de Yucatan no conozco nada, y de hecho, las de mi pueblo Oxkutzcab difieren un poco de las de MID.
Esta temporada es como que de huracanes de todas formas.
Un museo en HAM hace algo como una "celebracion", pero como que intenta atrapar mucha diversidad en tan poco espacio (y de forma poco profesional); trata de imaginarte.

Luis Alvaz dijo...

...aunque asociada a la muerte, no encuentro otra tradición mexicana donde se despliegue tanta alegría y entusiasmo.

Tal vez la diferencia la haga la comida. Cómo me encantan las hojaldras...

Por cierto, voy a tratar de hacer un post para este fin de semana con algo que Gabriela Ortiz compuso hace algún tiempo: Altar de muertos, para cuarteto de cuerdas. Es una pieza bellísima alusiva a estos días profanos y sagrados.

¿Has escrito calaveras?, creo que en estos tiempos hay mucho de que mofarse.

A ver si en estos días brota algo...

Saludos

mafalda dijo...

...

Te diré que yo no espero festividades para entrarle duro al taco eh? jejeje

Cuando la abuela vivía, se colocaban ofrendas en casa con diversos platillos en los que incluían: capirotada, buñuelos, tamales, atole, corundas, pan de muerto, camote, etc., de peque me gustaba robarle al muertito la comida, siempre desaparecía el pan o las corundas jejeje, aunque antes del atraco, le recordaba al abuelo (a quien se le colocaba la ofrenda) que él siempre fue generoso conmigo, que siempre compartía su sopita con esta nieta tragoncilla, y que no pasaba nada si una vez al año me convidaba un poquito de su comida.

Hoy en día ya no hay ofrendas en casa, sólo se enciende una veladora, y se les visita en el panteón, aunque los abuelos allá donde se encuentran saben perfectamente que los traemos en las palabras y en los olores de la memoria.

Tu dirás mi Marichuy, ¿en qué te puedo ayudar?

Mafalda

Kix dijo...

Mmmmmmmm... empieza la engordadera de fin de año!! eee!!

Paxton Hernandez dijo...

Me encantó el post.

Y tienes toda la razón, ¿qué tradición mexicana NO está ligada a la comida?

Besos

marichuy dijo...

Luis

Yo tengo la impresión que la difrerencia la hace -y se muestra- en aspectos que van más allá de la comida.

Me encantaría, no sabes cuánto, poder escribir unas calaveritas. Son muchos quienes se merecen más de una: desde nuestros impresentables políticos, conductores de noticieros de TV y radio, hasta otros personajes de la vida "cultural" y deprortiva.

Un abrazo

marichuy dijo...

G. Neidisch

No me imagino las calaveritas de limones verdes… pero ya se me antojaron; fíjate que no conozco la celebración allá en tu tierra, pero imagino debe ser muy distinta la de Michoacán o Mixquic.

Deberías traer a Jens, los europeos suelen tener sensibilidad y apertura para este tipo de celebraciones. Lo que comentas del museo de Hamburgo, me recordó una exposición el año pasado en París en el Musée du quai Branly, entre otras cosas se montó un gran Altar que incluía algunos alimentos no tan perecederos y además se efectuó un taller para la elaboración de calaveritas de chocolate negro [mmmmm]; obvio, las Catrinas de Posadas estuvieron presentes.

Un besito

marichuy dijo...

Ay doña Kix

Y eso que la bacanal de comida, pachanga y bebida, inicia formalmente hasta el 12 de diciembre con el puente Guadalupe Reyes. Aunque, pensándolo bien, quizá el tsunami económico sirva para algo bueno: bajarla a la tragazón.

marichuy dijo...

Mafalda

Bueno yo si espero un poco el pretexto… pa'que los remordimientos sean menores, jeje.

Nosotros seguimos poniendo ofrendas -en la casa familiar, yo en mi depa no- y mi tía trata de respetar casi fielmente los cánones establecidos por mi abuela. Le queda bonito su Altar, cocina muchos platillos típicos.



Cuando era niña iba a mi pueblo y mi otra tía ponía un Altar inmenso, muy adornado y provisto de mucha comida. Luego, si alguna noche mis primos mayores se iban de parranda regresaban con hambre y atracaban el Altar... al otro día salían con la bobería de "vinieron a cenar tus muertitos, mamá"

Un saludos Doctora

marichuy dijo...

Paxton

Gracias amigo

Si verdad? Al parecer en Mexiquito de mis amores y dolores, no podemos separar celebración de... tragazón

Besos hambrientos [no he comido y tengo antojo de pan de muerto, que este año no he probado]

Alletta dijo...

Pasearme por las ofrendas y percibir el olor d ela calabaza en tacha es irresistible....

Y pues como dice kix, ya empezamos con la tragadera... a ver con cuantos kilos llegamos a enero :P

marichuy dijo...

Alletta

Si verdad? Las ofrendas nomás sirven para dar tentaciones...

A dijo...

Hace un par de añs fui a michoacan para ver la celebracion de muertos, en vivo...fue maravioso.

particularmente el cuto a los muertos no me agrada, no es algo que practique (nada de veladoras ni vivitas al panteon) per la experiencia y el aprendizaje fueron enormes e inolvidables.

Gracias por tun post, querida matrichuy.
Besos vivos
A.

Ojaral dijo...

Acá en argentina, el día de muertos ha perdido toda su importancia y está casi desaparecido. Se conserva en el norte (Chaco, Formosa, Corrientes) una tradición similar a la de uds: el culto de San La Muerte.
No soy creyente, pero celebro que los pueblos conserven las tradiciones que los distinguen del resto. La diversidad cultural es esencial para la belleza del mundo.
Saludos.

marichuy dijo...

Querida A

Yo no soy muy devota, ni partidaria de un mal entendido patriotismo [patrioterismo pues], pero esta festividad mexicana del día de muertos, quizá sea mi favorita en el calendario nacional. Me gusta por esa ambigüedad y riqueza que encierra; a medio camino entre lo pagano y lo católico.

En Michoacán es impresionante la celebración.

Besos vivos, también

marichuy dijo...

"[...] celebro que los pueblos conserven las tradiciones que los distinguen del resto"

Ojaral,
Yo también.

Fíjate que ese culto a "La santa muerte", es otra cosa; una secta más arraigada en sectores urbanos y una creencia con la cual yo no comulgo. Nada que ver con la celebración del "Día de muertos"

Saludos

Marcelo dijo...

Impresionante! Hoy me desayuné con esta celebración que tienen. Y los que nacen el 2 de noviembre? Qué pensarán de ellos?
Un beso

marichuy dijo...

Marcelo

Hubiese estado bien que completaras tu desayuno... con un rico pan de muerto mexicano, je.

Solo espero que quienes nacen ese día -para el calendario católico "Día de los fieles difuntos"-, no se sientan... como muertos en vida.

Un beso

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Algunos de tus visitantes te subrayaron alguna frase. La que a mí me hizo sonreír es la de "comidos con M de muerte". Y es que la muerte es la gran tragona...

Muy padre texto, Mari, y además qué preciosas imágenes. Las dos calaveras, especialmente, casi se diría enjoyadas.

marichuy dijo...

Erat

Si, la "muerte" es la gran tragona...jaja

Esas calaveras que te gustaron; la negra de tamaño gigante, corresponde a una exposición que hubo el año pasado sobre Av. Paseo de la Reforma. Me encantó porque desde el color negro ya es distinta; pero al mismo tiempo, conjuga elementos tradicionales y muy mexicanos, con otros del arte popular urbano, como del grafitti.

Gracias y un saludo (no sé allá en tu ciudad, pero aquí hace mucho frío esta mañana)

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

me encanta! y toda esa profusión de color de magia esa tradicional solemnidad y alegria mezcladas por recordarlos a quienes vienen del mas alla, creo que esta es una de las tradiciones que marcan siempre a todos los que aun herejes que nos digamos ja. Tengo un especial encanto por regalar dulces o hacer versos para la gente que quiero. Este año fue distinto, no se si es por mi propio padre que trato de evadirme ... aunque claro en su ofrenda habra mezcal y disquitos de antaño

los olores los colores y toda la combinación de ingredientes comestibles son inconfundibles, como no celebrar algo tan importante

besos (muertos) llegue tarde a tu post! por el trabajo. Espero descansar dentr de mucho tiempo, ahora debo irme otra vez

:)

marichuy dijo...

Jolie

A mi también me encanta. Esta es una de las festividades/ tradiciones mexicanas que más me gustan... por todo, especialmente, por su raíz medio pagana.

Besos vivos

chilangoleon dijo...

pagan=poetry=una=de=las=canciones=
favoritas=del=disco=de=Bjork=
siempre=admirada=por=chilangoleon

mafalda dijo...

...

Hola Marichuy.

Sólo paso a dejar saludos y mi nueva dirección.

Mafalda

marichuy dijo...

Mafalda

Gracia querida, ya tomé nota.

marichuy dijo...

Chilly

Estupenda canción y maravillosa la voz de Bjork.

Te viene bien el título de cette chanson, mon cher.

Besos paganos

Violette dijo...

Oí hablar de esta celebración vuestra por primera vez a los 12 años, en en colegio, cuando un niño y una niña mejicanos que habían venido a vivir a Barcelona hablaban entre ellos de la Fiesta de la Muerte. La recordaban excitados y los demás escuchábamos en silencio, con envidia... No parecía una celebración triste, como solía ser por aquí en aquellos años setenta españoles...

marichuy dijo...

Violette

Querida, cambiaste de avatar¡! Buena foto de una viajera escribiendo.

Es una celebración con la que tratamos de olvidar, o matizar, el dolor por la pérdida de un ser querido.

Un beso

Strika dijo...

Querida Marichuy:

El Día de Muertos es sin duda mi festividad preferida. Simplemente me encanta. Es el mejor ejemplo de sincretismo que tenemos en este país. Además me fascina el color del cempásuchil.

Un beso,
Strika

marichuy dijo...

Strika

Mejor no lo pudiste decir: es el más grande ejemplo de nuestro sincretismo. A mi me gustan las dos flores: el cempásuchil y la otra color obispo, que nunca he sabido como se llama.

Un beso

Strika dijo...

A mí también me encanta la otra flor, la de color obispo (de hecho la combinación de ambas), pero como tampoco sé cómo se llama no la mencioné, ja, ja.

Un beso ignorante
:D

marichuy dijo...

Querida Strika

Ya somos dos... ignorantes, ja.

Un beso igual

Susana S dijo...

Ah que ricas son las tradiciones de nuestro país, en ambos sentidos de riqueza y sabor.
Pero al ensalzarlas con tu sazón, pues claro que se antojan más.

Saludos

marichuy dijo...

Susana

Así es, muy ricas tradiciones... en ambos sentidos.

Saludos

Coro dijo...

La visita (¿obligatoria?) a los cementerios, las flores, la alegría y/o tristeza al recordar a nuestros muertos. Sentimientos sublimes que mezclamos con comida y bebida y fiesta ¡fiesta! de las culturas mestizas...
Hace años estuve en Mixquic un Día de Muertos: ¡impresionante!

Besos

Liberto Brau dijo...

Liberto Brau, del clan literario de Pau Llanes (Arterapia Sentimental), les anuncia e invita a la inauguración de su blog “Amanece púrpura”. Se trata de una novela en proceso que el autor irá publicando capítulo a capítulo, semanalmente, si se cumplen sus expectativas tanto de lectores como de apoyos en sus comentarios. Para ello recomienda leer entre otros textos de introducción el “Acuerdo del autor con sus lectores”. Ojalá la lectura de este primer capítulo de “Amanece púrpura” les agrade lo suficiente como para motivar sus palabras y comentarios, sostener la espera de nuevas entregas mientras tanto y formar parte de su lista de blogs favoritos. Gracias por su atención y curiosidad, por su lectura, por sus palabras… Y disculpen esta entrada así de sopetón en sus casas… Me tomé la libertad de hacerlo por la confianza y hasta cierto punto complicidad que me da habernos leído algún día (aun anónimos y silenciosos) y por la oportunidad que nos brindó Arterapia Sentimental para encontrarnos alguna vez en nuestra dispar vida de bloggers… Liberto Brau

marichuy dijo...

Coro

Como dice Strika, nuestra celebración del día de muertos es quizá el mejor ejemplo del sincretismo religioso y cultural que aún vivimos los mexicanos.

A mi me gustaba mucho ir Mixquic; siempre resulta una experiencia my interesante.

Besos