escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

junio 01, 2008

La objetividad es una quimera

Salir del clóset. Normalmente asociamos esta expresión a las de las personas que tienen una preferencia sexual distinta a la heterosexual, pero que no lo han asumido públicamente. O al menos eso pensaba yo. Pero sucede que hoy, buscando información sobre una vieja película española Cómo ser mujer y no morir en el intento – , me vine a encontrar un blog, también español, cuyo lema es: "Sal YA del ARMARIO, DI que eres de DERECHAS" y que se llama precisamente Cómo Ser de Derechas y no Morir en el intento. Y más por curiosidad que interés, porque cero afinidad -como dice una amiga bloguera, también española, por la derecha solo para manejar... siempre que uno viva en Londres y tenga un aston martin, aunque sea sin James Bond-, me puse a leer al asar y, como es de imaginar, el blog se dedica básicamente a criticar todo lo que hace el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero, a despotricar en contra su partido, PSOE -, contra todo lo que huela a izquierda, incluso más allá de las fronteras españolas; así como exudar una inocultable nostalgia por el pasado, por la monarquía y por temas semejantes. O sea, igualito que aquí en nuestro país; con la diferencia, hay que decirlo, de que, al menos en se sitio Web, quienes escriben parecen tener un poquito más de imaginación que sus pares mexicanos –supongo que en México habrá blogs y publicaciones donde se vea y se lea a la inteligencia de la derecha nacional, pero yo todavía no conozco ninguna, excepción quizá de Letras Libres y eso con sus bemoles, porque luego publican cada cosa más digna del Salinas News (La Crónica de Hoy - ), que de una revista que se presume heredera de la tradición intelectual de Octavio Paz (su cantaleta de “somos herederos de una tradición intelectual que por más de dos decenios encarnó en la revista Vuelta de Octavio Paz”, no garantiza que el poeta les haya heredado su talento, ni su sensibilidad).

En fin, el punto es que la mayoría de las veces, cuando criticamos -of course que me incluyo-, hechos, situaciones, pensamientos, escritos, o personas con quienes no compartimos ideologías, preferencias, etc.; (ojo que aquí no cuentan los críticos de cine, literatura, de arte, en general, pues salvo que el critico en cuestión sea un cretino y descaradamente mentiroso, hay una auto-aceptación, a priori, de que su critica es sesgada y que únicamente refleja su gusto, su muy personal percepción), lo hacemos desde la víscera, con argumentaciones más bien endebles y casi siempre partiendo de una hipótesis previamente digerida y asumida. Y creo que ahí radica el quid de que al final no hagamos una verdadera crítica, analítica, bien fundamentada; mucho menos que sea prepositiva (desde luego que hacer crítica propositiva no significa, por ejemplo, criticar a FeCal and company y darle consejos de cómo haga para facilitar que su consentido Mouriño siga haciendo negocios al amparo del poder y enriqueciéndose).


No. Cuando criticamos no buscamos las verdaderas causas, no damos los argumentos bien fundamentados, diversos, razonables, que determinen tal o cual comportamiento, declaración, etc. Lo que buscamos es, a priori descalificar, acusar y demostrar nuestra hipótesis previamente establecida. Ay que admitirlo, la mayoría así lo hacemos. Y no estoy ¿segura si uno deba sentirse culpable por hacerlo sí; porque si así fuera, uf, medio mundo de los analistas políticos mexicanos y del mundo –si no es que la totalidad de ellos- deberían estar instalados en el mea culpa. Será que como me dijo un maestro en la Universidad, “objetivas, mi niña, las llamadas ciencias exactas (física, química etc.) y eso con sus limitantes. Pero en el área social y humanista, no hay ni objetividad, ni exactitud; no hay ni un sola visión o verdad; las hay tantas, como distintas percepciones, miradas, posiciones y pensamientos existen.


Así que, por si no se había notado, lo digo y lo asumo: no soy, ni me pretendo, alguien muy objetiva. Soy sesgada, desde lo que considero que es normal que lo sea (preferencias fílmicas, literarias, musicales, pictóricas, etc.), hasta cuando escucho, leo, intento comprender/analizar, lo que dicen los personajes públicos, sean políticos, periodistas, escritores, deportistas o directores de cine; ya ni se diga, cuando veo y escucho a los conductores de radio y TV, quienes, ni falta hace decirlo, son súper sesgados. Ni hablar. Esta soy yo y así es como soy.



34 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Es una quimera, pero parcialmente es posible. Si no estaríamos encerrados en la paradoja de "Todo vale" que es el equivalente del "Nada vale".

Y hay unos críticos que sí se quedan en el "me gustó" o "no me gustó" y esas cosas, pero los que de verdad me apasionan van más allá, viscerales y analíticos por igual.

Muy buen post, amiga.

Besos,
mucho más tranquilo. Gracias mil.

¿Vamos a Persépolis el 14 de junio? Creo que sí la sueltan el 6.

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

Me encanta tener tantas opiniones, diversidades y matices a veces con mas de una y en mas de una ocasion he dañado mi higado porque yo soy muy visceral, puedo ser critica y muy neura pero se aceptar... tolerar

a veces se que peco de ser medio fascista en algunos malos comentarios que mi humor negro me dicta con toda la intencion.
mas han sido proferidos por estar instalada en la imagen de cierto politico...

el tiempo que he vivido como adulto ha sido magnifico con sus bemoles, con sus gobernantes con sus sin sabores y su mal entendida izquierda, pero creo que de esa nosotros no tenemos la culpa sino los politicos
aunque no me deslindo de la responsabilidad que me toca adoro saber mas y poder ser capaz de aceptar que las opiniones cuentan, siempre son enriquecedoras cuando se esta dispuesto a oir y aun cuando no comulge con ciertas cosas soy capaz de dicernir y seguir descubriendo cosas de las otras personas sean de derecha, de izquierda, de arriba o de abajo...

me encanta a mi haberte hallado ha sido.. magnifico aunque me cuelgen etiquetas de fresa o niña rica, yo no soy una diestra siniestra ni una revolucionaria nata me falta mucho comprender los conceptos. Soy solo alguien que en toda esta diversidad puede estar contenta de hallarse en un mundo plagado de opciones aun si hay diferencias... y ya me voy que ya me extendi

buena semana y buena vibra

Abraxas dijo...

Criticar sesgadamente y sin fundamentos es una prerrogativa exclusiva de los que componemos "La Masa" de la que habla W. Es un lujo que podemos darnos y debemos ejercer con toda pasión, injundia e irresponsabilidad... ¡Y Eso sin tener en cuenta lo delicioso que es! ¿A poco no?

:)

LeoAgusto dijo...

No sé. Esa es la verdad

Waiting for Godot dijo...

Y así es como te queremos. Besos.

Champy dijo...

Ay que padre, no se si yo quisiera a otra Chuchis por muy objetiva que fuera de esta manera.

Ni modo.

Disfrutemonos.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Debe estar muy contento el tío del blog derechoso de que le hagas propaganda. :D

Te diré que hay una coincidencia entre la derecha española y yo: no tragamos a Zapatitos. Y es que Zapatitos también es de derecha, aunque se haga pasar por izquierdista. Excluyendo a los fachos, en todos los países (al menos en las "democracias de mercado" occidentales) hay dos tipos de derecha con posibilidades de llegar al gobierno: los conservadores a la vieja usanza y los pragmáticos. Dicho de otro modo: los cavernícolas y los modernos. En España, los primeros quedan representados por el PP, con su fanatismo católico y su nostalgia de Franco. Los segundos serían el PSOE, la tan cacareada "izquierda moderna", tan moderna que es una izquierda que no se distingue de la derecha en nada; desvían la mirada del votante de los asuntos duros de la economía y se centran en el ecologismo, el aborto, la igualdad de género, etc. Sí hay que fijarse en todo esto, pero cuando se abandonan las reivindicaciones económicas, laborales, sindicales, etc., se le despoja a la izquierda de su sustancia y queda una bolsa de plástico bofa que se intenta rellenar con "political correctness".

Aquí en México ese tipo de izquierda de mentiritas lo representa el PASDC de Patricia Mercado, Alberto Begné y los Pascoe.

chilangoleon dijo...

chilangoleon=alguna=vez=leyo=letras=
libres=pero=desde=que=una=carta=al=
pendejo=de=krauze=no=se=la=publicaron=
decidio=dejarla=pues=ni=es=una=revista=
de=letras=ni=es=libre=es=un=panfleto=
casi=tan=chafa=como=el=pasquin=
"el=chilacatyote=veloz"=que=por=cierto=
recomiendo=ampliamente=para=soltar=
criticas=viscerales=pues=es=un=
espacio=francamente=subjetivo=que=
considera=usurpador=a=fecal=y=peleles=
a=su=gabinete=y=seguidores=traidores=
a=los=panistas=y=pendejos=a=los=
miembros=del=clero=la=derecha=y=el=
machismo=ultraconservador=mexicano=tipo=
emilio=el=cavernal=y=todos=sus=santos=
pederas=amen

chilangoleon dijo...

ya=les=deje=en=el=blog=gachupin=que=se=
lleven=a=mourinio=gracis=por=la=liga=
marichuy

W dijo...

Sesgadas????? nosotros ?????????

ñaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Finalmente todas las personas traemos "sesgo" desde neonatos..... y "cada quien habla como le va en la feria"......

Pero.... dime..... no te parece que la vida sería aburridísima sin esa variopinta forma de ver las cosas ???....

Si hay algo que disfruto es una buena discusión sesgadísima.... jajajaja

pez dijo...

me gustó


jeje

MARICHUY dijo...

Paxton

Yo digo mayoritariamente, y en México; de otros países no lo sé. Lo que es en los medios electrónicos, la objetividad está casi ausente. Quizá una excepción sería, para mi gusto, Sergio Aguayo Quezada, pues aún siendo un critico agudo, nos se pierde en descalificaciones y calumnias; el fundamenta su crítica. Me gusta su estilo; pero no hay muchos así y lástima que me da fiaca ver la tele, así que casi nunca lo veo.

En cine, pues si está bien que sean viscerales, pero que vayan más allá de sus fobias casi ideológicas... como las de ya sabes quien.

Besos

PS Nos ponemos de acuerdo para ir a ver a Marji

MARICHUY dijo...

Jolie

Nada como al diversidad y la mezcla de ideas, pero entre una discusión enriquecedora y una sesión de dimes y diretes, donde lo único que se busca es de imponer una sola visión... hay una gran distancia.

La derecha católica mexicana no me gusta nadita; pero para serte sincera, últimamente me siento una hereje hasta de la política; casi que me gustaría haber sido anarquista, jeje.

Ahorita que te leo lo de "ser niña rica", me acordé de un novio norteño que yo tenía, él siempre me decía: "mi reina tu no te preocupes por no ser una niña rica, con que lo esté, es más que suficiente"

Besos y gracias; igual y te reafirmo lo dicho ayer.

MARICHUY dijo...

Abraxas

Si es sabroso y hasta liberador; después de despotricar, uno se siente como aliviado.

Un abrazo

MARICHUY dijo...

Leo

"Aunque no lo parezca"... no tienes idea?

Un beso

MARICHUY dijo...

Waiting

Lo mismo te digo; ya te lo he dicho.

Un beso

MARICHUY dijo...

Champy

Pues francamente, yo tampoco lo sé.

besos

MARICHUY dijo...

Erat

No fue mi intención promover ese blog, solo quería compartir lo que para mi resultó un tanto original; pues en México pocos se atreven a decir abiertamente "soy de derecha", mas bien se ocultan tras la bandera del "soy liberal"

En Europa lo que hay, o había, es una socialdemocracia. Pero a nivel europeo y mundial (y México no es la excepción), lo que yo veo es un giro hacia la derecha; no solo en cuanto a los partidos gobernantes, me refiero a la propia sociedad, la se está derechizando. O al menos eso me parece a mí.

La izquierda políticamente correcta, es como el café descafeinado; que por cierto, sabe horroroso... te lo dice una amante del oscuro aromático, sobre todo del de Coatepec.

Un beso

MARICHUY dijo...

Chilango

Que le escribirías al buen Enriquito, ya me imagino; y también, creo adivinar por cuál motivo. Pero para serte sincera, no me extraña que no te hayan publicado; con ver el intercambio epistolar entre Krauze y John Akerman, tuve para darme una idea de “apertura y disposición al diálogo democrático”, que entiende y práctica el director de Letras Libres.

Espero que el bloguero español no se enoje porque le andas diciendo que se lleve al delfín de Calderón, que tal que ni allá en su tierra lo quieren.

Saluditos

MARICHUY dijo...

Mme. W

Si querida, si todos pensáramos igual, estuviésemos de acuerdo en todo, a todo dijésemos que sí y fuéramos "bien objetivos"... la vida sería, no solo aburridísima, sino una especie de estado totalitario, conformado por seres alienados y alineados.

Besos

MARICHUY dijo...

Pez

Te gustó ¿qué? ¿la falta e objetividad?

jeje

Prevost dijo...

Hola a todos, soy el dueño de ese blog que citáis, tranquilos que en el contador apenas hay visitas, os he visto por Technorati, no estáis promoviendo a un "monstruo" como teméis ;)

Respecto al artículo, ¿objetividad? Si mi blog proporciona opinión política, podré ser más o menos objetivo en cada post, pero neutral no lo creo, al menos si se espera un mínimo de coherencia.

Y sobre lo que cuentas en tu post Marichuy, respecto al rey y demás, si prestaras un poco de atención verías que soy "no monárquico": respecto a que sólo ataco al PSOE, el partido de ZP, lo mismo, tengo centenares de posts criticando al PP, el partido de "derechas", de hecho, decenas de entradas desde Marzo solicitando elecciones primarias. Yo no me debo a un partido, del que soy afiliado por cierto, sino a mis ideales.

PD. Soy de la derecha "liberal", que no busca el pasado ni el autoritarismo como se desprende de tu escrito, sino la libertad en el ejercicio de los derechos individuales y económicos. La aplicación de las ideas de Locke, Hayek o los que han peleado por la libertad desde hace dos siglos.


Saludos.

be dijo...

sólo el objeto puede ser conocido objetivamente, esa es su superioridad con respecto al hombre; necesariamente ha de conocerse de esta manera: la prueba está en que él no puede decirlo.

boris vian

un abrazo :)

Prevost dijo...

Lo de monstruo era una ironía amigos, que nadie se asuste!

:-)

Angeek dijo...

Ay, qué sería de mí sin mi siniestro sesgo!

MARICHUY dijo...

Prevost (Pablo)

Ni monstruos, ni promociones de éstos. Nada de eso.

Ya quisiéramos que la derecha mexicana... fuera así como la que describes.

Saludos

MARICHUY dijo...

Be

Inmejorable cita, la del gran Boris Vian (no resulta fácil encontrar algo de él acá en México).

Un beso

MARICHUY dijo...

Angeek

Si verdad?

Pero... siniestro... en que sentido?

Un abrazo

Angeek dijo...

En el sentido número 1 que le da la RAE...jajaja. No soy malvada...jajaja.
En cambio, la derecha siempre me pareció siniestra en los sentidos 2,3,4 y 5!
Saludos

MARICHUY dijo...

Angeek

Querida, era por dar lata, ya me figuraba yo que tú no podías ser malévola, ni por equivocación.

Pero hablando de los otros siniestros, me acordé de Ratzinger: nomás lo veo... y me dan ganas de santiguarme... pero para espantar al maligno, jeje.

chilangoleon dijo...

ratzinguer=gemelo=diabolico=emperador=
guerra=de=las=galaxias

chilangoleon dijo...

paxton=donde=dejaste=a=grainstone=
y=a=wackestone?

hijadezeus dijo...

Pues si, creo que muchas veces es del puro gutt.
Saludes para usté.

Ernesto dijo...

yo creo que la basica diferencia en la derecha y la izquierda no es quien tenga la razón o cual ideología procure el mayor bien social, sino PARA QUIEN es ese bien. la izquierda busca el bien de las mayorias, la democracia, la igualdad de oportunidades y la justicia para todos y sin preferencias. la derecha busca el bien para si mismos, en contraposicion al bien para los demás. asume que ciertas personas por alguna causa natural, racial, histórica o familiar tienen derecho a ser superiores a los demás, y de ahí justifican el monopolio, la concentración de la riqueza. y además son muy hipócritas, buscan convencer de algo en lo que ni ellos creen, para obtener un beneficio material inmediato. por ejemplo, que no piensan privatizar la industria petrolera en México, cuando en hechos nos demuestran lo contrario, cuando ya privatizaron trenes, carreteras, puertos, aeropuertos, telecomunicaciones, generación eléctrica, aseguradoras para los trabajadores del estado, bancos, y un largísimo etcétera. y además son unas mierdas, esto si es sesgado y visceral, pero han luchado para ganarse el adjetivo, y más.