escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

abril 27, 2008

El cine es mejor que la vida... a veces












El cine, la vida y la política. A saber cual sea el motor que alimenta y mantiene viva la afición, el amor o la pasión por el cine –según se mire y se sienta- que aún tenemos por el Cine - . Seguro que cada uno nos hemos acercado al llamado Séptimo Arte por distintos motivos, tan diversos como lo son los géneros cinematográficos y sus niveles de calidad; como diferentes son nuestras cotas de adición cinematográfica. A saber. Pero quizá no sea tan descabellado pensar que un buen porcentaje llegó al cine en busca de un refugio a su soledad, o en busca de un páramo donde dar rienda suelta a su imaginación.

Las razones, como dije pueden ser infinitas, más complejas o más simples; mas lo cierto es que siendo presos de esa afición, ya es muy difícil abandonarla, claro que a veces puede variar nuestro nivel de apego, sobre todo cuando vemos muchos churros seguidos. Pero al final, como se vuelve a un viejo amigo; como dicen los que lo han experimentado, se acaba volviendo a una viejo amante, así acabamos renovando nuestra pasión por el cine. No sé si esto pase con todas las pasiones o aficiones, antes pensaba que por lo menos con otra sí sucedía de esta forma: Política- esto es imputable creo a la deformación profesional propia de una (renegada) egresada de Ciencias Políticas y Administración Pública. Quizá porque un día (ustedes dispensarán, pero yo algún día no tan lejano fui ingenua, crédula e inocente) tal como dijera el historiador del cine mexicano Emilio García Riera, pensaba que las artes de la política podían ayudarnos a tener un mejor país, un mejor mundo. Al menos el eso dejó escrito en su Autobiografía El cine es mejor que la vida -:

“Voy a proponer una definición hipotética y muy personal de la política: debería ser el arte de hacer a la vida como el cine. Dicho de otro modo: el quehacer político, que me ha preocupado desde niño y me preocupará, creo, hasta la muerte, debería convertir a la vida humana en algo más justo, más satisfactorio y menos aburrido; algo con sentido y con estilo, como una buena película

El tiempo y la vida se han empeñado en hacerme ver lo contrario. Así que ahora mantengo una relación ambivalente, casi perversa con la política, y en lo posible, evito hablar de ella. Aunque eso no quita de repente me salga la pequeña respondona que llevo dentro, porque una cosa es sentir alejamiento y otra muy distinta, es no enfurecerme con lo que pasa en mi país y en el mundo. En lo que a mí respecta, el cine ha sido el gran refugio. Refugio al que llegué solo después del primer resguardo que conocí y amé: los libros, ese incomparable abrigo para la niña que creció con su abuela en una casa donde no había más niños y que encontró en los cuentos de Hans Christian Andersen - el mejor acompañante y el mejor vehículo para dejar volar su imaginación. Y solo después de este primer gran amante, vendría su rival, el arte descubierto por los Hermanos Lumière - . Y espero que ambos amores, a diferencia de la política permanezcan conmigo, con sus naturales altas y bajas, hasta mi muerte.


“La transísima trinidad: Etilio, el Cavernal y Telemisa, ¡Amén…digos!

[“La transísima trinidad: Etilio, el Cavernal y Telemisa”, el verdadero poder en el estado, acusan los ciudadanos de Guadalajara contrariados por el particular estilo de gobernar de Emilio González Márquez].

Y como una muestra de mi perversión con la política, les dejo un bonito video sobre la marcha efectuada en Guadalajara el pasado 12 de abril, y en la cual los asistentes despotrican, con sobrada razón, en contra de su monaguillo, perdón, de su gobernador Emilio González Márquez. Y como el mismo se ufanara, el mandatario del estado de Jalisco se está volviendo “harto popular”, pues ayer hubo otra marcha durante la cual el respetable, también con sobradas razones, se ocupó de devolverle al sacro gobernante las mentadas de madre que este les había recetado la noche del pasado miércoles.






video


Tenía usted razón Don Emilio (García Riera, por supuesto), a veces, el cine es mucho mejor que la vida.



23 comentarios:

Ana Valenzuela dijo...

Querida,

Ayer supe lo malcriado que se portó Emilio durante mi ausencia. A los primeros 30 minutos de mi llegada me lo hicieron saber.

Asi estamos en esta tierra mocha. Como bien dice tu entrada de hoy: “La transísima trinidad: Etilio, el Cavernal y Telemisa, ¡Amén…digos!

¿Ahora llegas a comprender este suplicio?

Mientras, he sabido que el gobernador sonorense también compite en tonterias con este. Mis amigos me cuentan sobre las cabalgatas de los ganaderos, sus costos y los problemas.

¿Qué errores hemos cometido para tener a estos patanes?

Un abrazo

MARICHUY dijo...

Ay querida Ana

Sin pretender darte un consuelo, el malestar es generalizado. Por un lado está Emilio, que con igual ímpetu se opone al uso del condón, otorga jugosísimas limosnas al clero y donaciones a Televisa -para hacer una telenovela de nombre "Las tontas no van al cielo"-, al tiempo que les mienta la madre a sus críticos. Pero por el otro, están Felipe y sus muchachos, que como si no fuera suficiente con el marasmo económico y el nivel de crispación más que evidente en que se encuentra el país, todavía tienen la desvergüenza de llamar ridículos a sus opositores... mientras son ellos quienes nos dejaron en ridículo y vergüenza, durante su pasada visita a USA. Ay querida, el nivel de la diplomacia mexicana, otrora motivo de orgullo nacional, nunca había caído tan bajo, no conformes con la mediocridad de los actuales funcionarios del servicio exterior, ahora además, seremos acusados de ladrones.

La pregunta más bien sería ¿que habremos hecho los mexicanos, que estamos pagando así?

Besos amiga, veamos cine.

Champy dijo...

Pero si nunca como en estos días para darle la razón a Garcia Riera.... Ah pero que divertida se pone la realidad en ocasiones....

Al menos yo me regocijo enormemente mentandoles la madre a idiotas como ese, las ocurrencias del pueblo me causan un asombro chingón, tal que a veces creo un poquito... pero la realidad me jala las patas y se acaba todo.

Me parece interesante que una ciudad tan mocha y politicamente limitada como Guadalajara este despertando también.... aunque claro, con tamaños personajazos y semejantes babosadas quien no lo haría.

Besos púrpuras amiga.

pez dijo...

pue sí, el único consuelo que nos queda es hacer escarnio de dichos personajes

mientras ellos roban, mienten, asesinan, violan, torturan, encarcelan, se dan vida de príncipes, se absuelven, etc

che país

Lorena dijo...

ayyy ese chisme no me lo sé, pero supongo que mas de lo mismo. La verdad yo también prefiero leer un buen libro o ver una peli... y si estuviera en México con mayor razón...en fin marichuy, pues no hay de otra mas que hacer de tripas corazón :-(
saludos y que te sea leve...y esperamos otra recomendación cinematográfica ;-)

Adri dijo...

Yo no creo que el cine sea mejor que la vida.....tomo el cine, los libros y el teatro como mera distracción.....telenovelas ¡Dios me libre de verlas!...a lo mejor por eso nunca busco peliculas tan profundas como algunas que a veces describes aquí......
De la politica realmente no se si la detesto o solo no la entiendo....
Mi hermana pequeña que tambien estudia Ciencias Politicas y Administración Publica, me comentÓ la otra vez que la habían invitado a ser dirigente de un partido en Mineral el Chico...
Me pregunto ¿crees que tenga algo que perder?....

Le dije...solo tu buen nombre querida...jajaja

MARICHUY dijo...

Champy

Si, ese consuelo un tanto ingenuo, nos queda: devolver los saludos progenitores al ínclito gobernante de Jalisco y reírnos -cuando en realidad es de pena ajena- a causa del affaire de los blackberrys.

Oye no te vayas a enojar, pero en relación con tu opinión sobre Guadalajara, tampoco es que Monterrey sea la cuna del pensamiento progresista, incluyente y democrático eh?

Besos

MARICHUY dijo...

Pez

Ayer durante la comida una amiga muy querida me comentaba: "Calderón es un hipócrita, al tipo que intentó robarse los balckberrys lo corrió, sí, pero solo para quedar bien con los gringos, como si con eso pudiera enmendar el pésimo desempeño de su política exterior. Y es doblemoralino, porque mientras despide a ese burócrata menor, mantiene en un pedestal al traficante de influencias que tiene por Secretario de Gobernación." Y eso es terrible, pues en cualquier país democrático que se respete, al Mouriño ya lo hubiesen cesado hace rato.

Saludines

MARICHUY dijo...

Ay Lore

Lo malo es que los mexicanos, con excepción de "Los 300 y algunos más", llevamos haciendo de tripas corazón... un largo tiempo.

Un abrazo, seguiremos viendo filmes y leyendo

MARICHUY dijo...

Adri

El cine es mejor que al vida, en el sentido que lo concebía Emilio García Riera y claro solo hasta un punto. El decía -como buen hijo del exilio a causa del fascista Francisco Franco- que el cine era mejor que la vida porque en el cine ganaba -en sus tiempos- Gary Cooper, mientras que en la vida real ganaba el hijo de p... de Francisco Franco. Solo por eso era mejor el cine.

Pienso que la política como ciencia de estudio, es rica y apasionante; pero como práctica, en este país, es un desgaste de hígado y neuronas. Y no vale la pena, todo está del asco.

Besos

Angeek dijo...

Estoy de acuerdo con el título del post.
Gracias al cine puedes ganar mil batallas, ser la heroína, soñar que eres Bette Davis bajando las escaleras en All about Eve y...uff! tantas cosas.
Y también, ¿porqué no? tomar conciencia sobre lo que te rodea.
Y qué te puedo decir de Don Emilio, fuí fan de él. Me encantaban sus críticas, deseaba poder hacer una como él las hacía. Gracias a él vi con otros ojos a Tin Tan, me interesé por la nouvelle vague.

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

la realidad supera la ficcion, por cruda, el cine es mejor ... quiza se onstruyen mundos posibles, escenarios... siento que de losmismos sueños se rescatan ciertos tramos de escenarios...

si .. la vida es dificil

Champy dijo...

Ay COMADRITA, pero ahora no se trata de Monterrey, sino de Guadalajara, y la que está despertando es la Perla Tapatía, la Sultana del Norte sigue igual de mocha y de yunquista que siempre, hasta que se la acaben entre los cárteles de la droga y la santa madre iglesia....

Que nunca se te olvide lo que te he vaticinado desde hace tiempo.

A nuestro México Lindo y Querido, ya se lo llevó la chingada!

Verdad de Dios!

Besos desoladores.

MARICHUY dijo...

Angeek

Yo creo exactamente igual: a través del cine podemos desarrollar nuestra imaginación, "construir" otros de "mundos posibles"; o ser las heroínas -y quedarnos con el héroe, por supuesto- de la película; o modificar a nuestro antojo "the end". Y si, claro que es una evasión, pero a veces funciona; y por qué no habría de ser así, si a fin de cuentas, la vida sin sueños debe ser muy aburrida.

Don Emilio García Riera, un gran sujeto.

MARICHUY dijo...

Jolie

Y mira que sería fácil creer que la ficción superaba a la realidad, pero no.

Hay días en que especialmente se siente lo dura que puede ser la vida; así también, hay otros días en que casi ni lo notamos. Y pues el cine es solo un escape, un refugio, para hacérnosla sentir menos dura.

Besos

MARICHUY dijo...

Ay Champy

¿Pues no que "¿quien dijo que todo está perdido?"

Si la pesimista y escéptica esta película soy yo, no tú.

Besos

W dijo...

Depende de la película mi Marichuy !!!!

Champy dijo...

Muy seriamente urgen cambios... pero solo en mi fachada, de acuerdo.

Yo venía por post nuevo...

MARICHUY dijo...

Mademoiselle W

Tienes la boquita atascada de razón, siempre dependerá de la película... y del estado de ánimo de cada quien.

Hay días, como hoy justamente, en que me gustaría estar en medio del set de "Amélie"

Saluditos

MARICHUY dijo...

Champy

Mientras los cambios que te sean necesarios, sean solo de fachada...

Besos

Pau Llanes dijo...

Qué bien escribes, comunicas, dios... No te dogo nada más, sobrería el resto... pau

Pau Llanes dijo...

Disculpa mis errores... es que escribo con el teclado de la compu portátil; corrijo: Qué bien escribes, comunicas, dios... No te digo más, sobraría el resto... Pau

MARICHUY dijo...

Ay Pau

No digas semejante cosa; tú, que si sabes lo que es escribir y muy bien

En fin, igual te agradezco el inmerecido halago, y besos