escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

abril 09, 2008

Los que escriben

¿Se escribe para ahuyentar la infelicidad o porque se es infeliz?


Reza un apotema que los hombres felices no escriben, porque la literatura se construye, la mayoría de las veces, desde la carencia. ¿Será? Al menos mi me cuesta creer que los escritores - , no todos, pero si un gran porcentaje de ellos, sean seres infelices, masoquistas o fatalistas. Eso no quita que la mayoría de los grandes personajes literarios, los más famosos, populares y queridos héroes y heroínas, son seres trágicos o cuando menos, desdichados.

Un escritor - Alberto Castillo
Literatura y felicidad, atenúa esa sentencia tan poco edificante:

si la literatura está cargada de fatalidad y tristeza, se debe a que en el fondo [la literatura] busca ser un conjuro contra la infelicidad y la desdicha, pues la felicidad hay que vivirla y no escribirla.


Por su parte, el escritor turco Orhan Pamuk - , premio Nóbel de Literatura 2006, dice –y ni falta hace que lo haga, basta con leerlo, por ejemplo “Estambul Ciudad y recuerdos” o “Nieve. ..”-, que él escribe desde la melancolía, porque de ella nace el entusiasmo.

Deben existir infinidad de opiniones al respecto, tantas como escritores haya. Quizá habría que hacer una encuesta para tener una idea más completa, más incluyente. Habrá quienes escriban porque no saben hacer otra cosa; otros como una necesidad vital, casi como respirar; otros como un desahogo, para sacar lo que los agobia; no faltará quien lo haga, sin el menor asomo de ética, solo por encargo, por puro interés monetario; en fin mil razones.

Pero y los que le hacemos a la blogueada, qué ¿acaso buscamos ahuyentar la desdicha? ¿o escribimos desde la melancolía hacia el entusiasmo, como dice Orhan Pamuk?, ¿o lo hacemos como mero desahogo, como una terapia ocupacional (más barata y enriquecedora que la psicológica)? O quizá, lo hacemos sin que medie ninguna de estas razones, ningún motivo “existencial”, solo porque es la moda y hay que entrarle ¿?


42 comentarios:

Ana Valenzuela dijo...

Querida

Gracias. Me llega este post, sobre todo en mi infelicidad de ver como la burocracia cientifica desea hacer de mi una tipa sin pasion, una piltrafa temerosa y una obediente del mas masculino de los deseos: la competencia.

Escribir lo que quiero decir en el blog es una pequeñita rendija a no permitir este acondiconamiento.

Los escritores de antes y los literarios me intrigan. ¿Cuanto dedicaron de sus vidas a escribir para dejar la melancolia?

¿El blog como salida a esa especie de falta de libertad de expresión?

Gracias por abrir el debate.

besitos

michelangelo dijo...

Por todas esas razones, hay infinidad de razones.

Saludos

Adri dijo...

Llevo mucho tiempo tratando de abrir un blog, para escribir lo que quiero, lo que pienso...lo que se me de mi reverenda gana, nunca lo hice hasta hace unos pocos días....
Realmente nadie me conoce como soy, a veces pienso que ni siquiera yo, y tal ves, solo tal ves eso pudiera ser grave....porque esa que anda entre documentos, normatividad, presupuestos, Estados Financieros, que es ecuanime y tranquila, que trata de resolver, esa no soy yo, eso es simplemente lo que aprendi a ser para que no me fregaran la vida..
No escribo por nostalgia, la deje atras hace ya algunos años, tal ves sea únicamente para conocerme...porque trato de escribir, procurando no pensar en lo que alguien pudiera pensar de mi.
Besos

Champy dijo...

Cada quien tiene su razón, y seguramente muchas coinciden.... las necesidades pueden convertirse en afinidades....

Yo cuando me quede sin loquera, me pareció en buen ejercicio terapéutico, de ahí, me fui enganchando y estableciendo vínculos....

Ahora es un hobbie...

Nunca ha sido mi intención llegar a ser un Carlos Fuentes ni un Ayala Blanco ni un Letterman, si acaso un humilde Champignonsito...

pez dijo...

voto por: 1.- por necesidad de comunicarse, 2.- para sacar el estrés haciendo catarsis, 3.- como terapia ocupacional, 4.- para leer los comentarios de los que nos leen, 5.- porque en el fondo, muy en el fondo, uno espera tal vez inútilmente que éste sea un mundo mejor, 6.- porque como buenos mandilones, si nadie te pone atención a lo que dices en tu trabajo, tu casa o con tus amigos, aquí por lo menos te leen, jaja

Ana Valenzuela dijo...

Marichuy donde andas??

esta opinion de pez es muy buena "si nadie te pone atención a lo que dices en tu trabajo, tu casa o con tus amigos, aquí por lo menos te leen, jaja" CIERTO, besos

David Moreno dijo...

Escribimos, por que en el fondo....todos queremos cambiar al mundo :)

Saludos....

MARICHUY dijo...

Ana

Y yo que pensaría que en el mundo de la ciencia la burocracia era menos nefasta; de todas formas me atrevo a decir que difícilmente podrían hacer de ti una tipa anodina y mecánica. Nunca.

Creo que me gusta la definición de que los escritores ejercían y ejercen, el arte de la escritura, como un conjuro para ahuyentar la desdicha. Y como blogueros, las dos que mencionas, que son complementarias: escribir para decir lo que tengo y quiero decir, al tiempo que, como una salida a la restricciones en la libertad de expresión.

Besos querida;

y aquí ando, bloqueada -hablando de la libertad de expresión restringida-, pero aquí.

MARICHUY dijo...

Michelangelo

Si, hay infinidad de razones.

saludos

MARICHUY dijo...

Adri

Estamos de acuerdo: uno tiene un blog para decir lo que se le pegue la gana. Donde ya lo veo un poco complicado es en que, al menos a mí, me resulta inevitable no pensar en los hipotéticos lectores de mis escritos.

Padecemos del mismo dolor: trabajo presupuestal, manejo de estados financieros, etc., el cual me parece uno de los menos edificantes.

Besos

MARICHUY dijo...

Champy

No seas modesto, dejémoslo en un Champignon... sin el humilde.

Debo reconocer que a mí si me habría gustado ser una buena escritora y hasta tener otra habilidad que jamás tendré: la poesía. Es algo para lo que también estoy negada. Y ya en el colmo de la alucinación, el anhelo más imposible, pretencioso y quimérico de todos: haber escrito algo parecido a «Mémoires d’Hadrien».

Chuyita la humildadita y desubicadita te manda besos

MARICHUY dijo...

"porque como buenos mandilones, si nadie te pone atención a lo que dices en tu trabajo, tu casa o con tus amigos, aquí por lo menos te leen"
Ay pez que duro suena eso.

En contrasentido, para mi, como dice la gran Magnolianegra en su blog: "para que en bocas abiertas si entren moscas, no callar". Y yo no me quedo callada, que a veces me ha costado caro, si y en más de una ocasión, pero no importa.

Saluditos

MARICHUY dijo...

Ay david

Pena me da admitirlo, y en publico, que yo hace mucho que dejé de creer en esa quimera... me basta con ver a mi alrededor, para concluir que ese sueño adolescente que "querer cambiar al mundo", es algo cada vez más lejano.

Un abrazo

W dijo...

Hola Marichuy :

Yo también te leo allá con el Pescado..... y me permití venir a visitarte....

Esa discusión eterna de que el “mejor” arte en todas sus expresiones va íntimamente relacionado con la infelicidad de su creador.... mmmm... yo siempre me la he cuestionado.... ¿No será que los espectadores nos “regodeamos” en la desdicha?.... siempre he creído que nos es más difícil aceptar la felicidad de los demás y por eso otorgamos más valor a una obra que provenga de la tristeza....

Te tocó encontrarme en una etapa “difícil” de mi vida.... suelo (o solía... jajaja) ser alegre y si quieres hasta cómica en ocasiones.... ( pregúntale al Pescadito).... me sentía mejor al escribir..... y definitivamente tenía más lectores..... jajajaja......

Yo creo que la mayoría de los Blogueros escribimos para relacionarnos con otras personas y de alguna manera trascender con nuestras ideas.... si fuera puro desahogo sería más fácil escribir un diario y leerlo en soledad....

Te estaré leyendo....

Besos

Waiting for Godot dijo...

Sin ánimos de sonar antipática, siempre he pensado que mi vida es el set de la película de Amelié, yo veo todo lo que me rodea con unos ojos que me maravillan y aún en los peores momentos hay algo que me hace sonreir, pero cuando escribo, cuando me siento y redacto un texto, la mayoría de las veces tiene algo de nostálgico, triste y melancólico, es una paradoja, pero muy cierto. Besos mi bella.

Edgar dijo...

Escribimos, por el gusto de hacerlo, para conocer opiniones, por saber si tenemos la capacidad de crear una historia, para publicar algún sentimiento.

Y creeme que he leido mejores post que notas periodísticas que pasan por mis manos.

Dificilmente me gusta publicar sentimientos personales o datos acerca de mí, sin embargo disfruto mucho leyendo quién si lo hace.

Un saludo elocuente y un cálido abrazo

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

la melancolia , la fatalidad, el desgarro aun descabellada esta manera, puede ser un excelente punto de partida para sembrar tensiones

(no por nada es la base de tantos buenos relatos terroríficos). Pero para eso debe cabalgar sobre la acción. Y no depender, como en mi caso, de las metáforas más o menos lúgubres quiza mi destino sea escribir a veces de modo fatal y no por mi ortografia.... je

Angeek dijo...

Hay múltiples razones. Un deseo de hacerlo y algo de voyeur y narciso sí que lo hay.
En mi caso, solo pongo algo que pasa por mi mente en ese momento y algo que me gusta o disgusta. Es como si fuera una libre asociación. Por supuesto, yo no escribo, solo pongo cosas.
Saludos

Champy dijo...

Acaso dudas de humildad mi estimada COMADRITA???

Kix dijo...

Soy fan de las rolas que pones! De hecho, la anterior que tenías la busqué pero no la encontré :-(

Un abrazote de fin de semana!

MARICHUY dijo...

Doña W

Fíjate que yo siento más difícil asimilar la felicidad propia, que aceptar la ajena. Y sí, esa creencia de que la mejor literatura es la que produce la desdicha, es cuestionable; aunque eso no niega la existencia de obras notables, escritas por seres atormentados, se me ocurre, por ejemplo, la poesía de Rimbaud.

En efecto, en todo aquel que escribe, o "balbucea" por escrito, está implícita la necesidad de comunicar algo.

Un beso

MARICHUY dijo...

Waiting

Querida, dejémonos de simulaciones, vayamos al grano: con la certeza de ser cursi y ridícula, te contesto que ya me gustaría, en esas tardes de gris ánimo, que mi vida se asemejase a la maravillosa fábula de la inigualable Amélie.

Besos

MARICHUY dijo...

Edgar

Escribir por el mero gusto de hacerlo, es una razón muy válida. En cuanto a no dejar entrever sentimientos personales, creo que yo no puedo; para bien y para mal, temo que yo soy “transparente”... hasta por escrito.

Un abrazo y gracias por tu visita

MARICHUY dijo...

Jolie

Fatalidad y desdicha; o felicidad y placidez. No importa cuál es el origen. Creo que cualquier motivo es válido para intentar escribir, para decir algo por escrito.

Saludos

MARICHUY dijo...

Angeek

Creo que todos hacemos algo así, ponemos cosas que pasan por nuestra mente. Cierto que habrá quienes tengan un estilo más depurado; pero también, que habremos otros -hablo de mí- que no lo tenemos, pero eso no nos significa un obstáculo.

Un abrazo

MARICHUY dijo...

Champy

Of course que dudo de ella, my dear.

Besitos incrédulos

MARICHUY dijo...

Kix

Un abrazote y buen finde

Lorena dijo...

Hola Marichuy,
Fué Simone de Beauvoir que dijo el hombre feliz no tiene historia, y a veces creo entender lo que quizo decir con esto... ciertamente en los momentos que uno es muy feliz pues simplemente lo disfrutas sin ponerte a ver quien se entera de tu dicha, lo eres tanto que ni necesidad de compartirlo con nadie... digo yo, no sé... se puede interpretar de tantas maneras, como bien dices...
El por qué escribimos un blog??, supongo que en algunos porque el embrujo de las letras lo es todo, cuando te gusta escribir es simplemente un deseo que tienes que apagar, escribiendo... y un blog puede ser un buen entretenimiento...aunque tambien depende mucho de lo que en el escribas... Pero escribir, ciertamente puede ser una necesidad como cualquier necesidad fisiológica que podamos tener...aunque el caso de los blogs, tal vez podria ser algo distinto. En mi caso, escribo en un blog porque me gusta escribir, intento aprender a escribir o al menos practicar un ratito ahi, aunque también me he dado cuenta que de repente el blog estaba tomando mucho de mi tiempo, que se estaba volviendo un vicio, y tuve que pararle un ratito, y no es tanto el blog, es simplemente que te conectas a la net y empiezas a distraerte con tonteria y media, tal vez no tonterias, pero el problema es que ni te enteras bien de muchas cosas, pero como se pierde el tiempo leyendo un poco de esto y un poco del otro...en fin, que el internet, yo lo veo mas como un maldición, que como algo bueno, jajajajaja, pero bueno, es mi apreciación personal. Y si, supongo que mucha gente que escribe en sus blogs también lo hace de soledad, es la sensación que a veces me dan algunos blogs o simplemente también puede ser utilizado como una pantalla de una felicidad ficticia..no sé, creo que es mejor concentrarnos en nuestra vida real, es decir en las cosas tangibles, reales que existen a nuestro alrededor, un blog es chido, pero dedicarle el tiempo que se merece y punto... aunque a veces es tan dificil aterrizar en la tierra otra vez, no crees???, jejeje...en fin, a mi me encanta tu blog, y te pediria que no lo abandones nunca, navego muy poco ultimamente, pero hay lugares que todavia me gusta visitar, como el tuyo ;-)
que tengas un buen fin de semana!!

MARICHUY dijo...

Lore

Simone? Entendible que lo haya dicho; y supongo que un ser humano con una historia 100% de felicidad, no existe; vamos ni en Hollywood.

El intentar escribir algo y dejarlo aquí en el blog, yo lo veo como un gusto, afición, a veces hasta necesidad, pero vicio no. Lo que si tienes toda la razón, navegar en la Red si puede ser adictivo,.

Que linda por pensar así sobre este espacio; te lo agradezco, ya sabes que es recíoproco.

Besoso

Lorena dijo...

Marichuy, justo ahora que hablas sobre este tema, sin querer, me encontré en un libro de Mario Benedetti, una entrevista a un escritor, supongo, él mismo, donde le hacen la pregunta pero en negativo, por qué dejaste de escribir?, y el dice, la primera vez que dejé de escribir porque me sentía vacio... y la segunda vez, porque me sentí libre... supongo que son muy buenas razones ;-)
saludos!!

Pau Llanes dijo...

La melancolía es una pócima que destila creatividad... aún no sabemos muy bien por qué... aunque tantos escribieron sobre ella, bebiéndola...Yo, incluso harto, la bebo... soy su adicto... Besos... pau

Sabina dijo...

Creo que los "grandes" escriben/escribieron porque son/fueron infelices, inconformes, y esa era/es la manera pacífica de manifestar todo lo que de alguna forma carcome el alma.
Y en cuánto al blog: creo que algunos lo hacen por moda, otros por costumbre, yo: por frustración.

Besos!

MARICHUY dijo...

Pau

Bueno, a la melancolía todos hemos sido adictos alguna vez.

Besos

MARICHUY dijo...

Querida Sabina

Llámalo melancolía, desencanto, frustración; da igual, yo también he abrevado ene fuente... y más de una vez.

Besos

Delirius Jeje Je dijo...

Todo evoca a la soledad. Un escritor crea gran sociedad con ésta. Y a partir de ahí la familiarización con la tristeza...
al traer a la mente todos esos recuerdos felices pero a un momento, un estado neutro, un estado no felíz.

Ahí la cuestión

Salu2

Koalbiter dijo...

Creo que el dolor te enseña, la infelicidad te da una necesidad de una catarsis en palabras de Dostoievski "El verdadero dolor, el que nos hace sufrir profundamente, hace a veces serio y constante hasta al hombre irreflexivo; incluso los pobres de espíritu se vuelven más inteligentes después de un gran dolor."

Yo escribo mi Blog con animo de dar mi opinion, tambien para practicar mi redaccion en la cual me parece que estoy fatal, pero, bueno, estoy dispuesto a superarme, el hombre nunca deja de aprender, y si el dolor ayuda, que mejor que recibir alguna critica, mi novia me vive criticando, pero eso me gusta de ella, no me da por mi lado y me sirve para aprender.

Saludos!!

Anónimo dijo...

But things being what they are I be enduring rush at to allow that the all in all world is an riddle, a harmless poser that is made rueful on our own fuming assault to interpret it as in spite of it had an underlying truth.

Anónimo dijo...

A humankind begins icy his wisdom teeth the first often he bites out more than he can chew.

Anónimo dijo...

To be a good charitable being is to procure a make of openness to the far-out, an gift to trusteeship uncertain things beyond your own pilot, that can front you to be shattered in hugely exceptional circumstances as which you were not to blame. That says something uncommonly important about the prerequisite of the righteous life: that it is based on a conviction in the unpredictable and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a weed than like a jewel, something fairly feeble, but whose mere special handsomeness is inseparable from that fragility.

marichuy dijo...

Anonyme,

Thanks for your Comments

Anónimo dijo...

To be a adroit human being is to procure a make of openness to the mankind, an skill to guardianship unsure things beyond your own pilot, that can take you to be shattered in unequivocally outermost circumstances on which you were not to blame. That says something very weighty relating to the fettle of the ethical passion: that it is based on a conviction in the fitful and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a shop than like a prize, something fairly fragile, but whose mere item attractiveness is inseparable from that fragility.

Anónimo dijo...

To be a noble human being is to from a amiable of openness to the mankind, an skill to trusteeship uncertain things beyond your own manage, that can govern you to be shattered in uncommonly exceptional circumstances pro which you were not to blame. That says something uncommonly outstanding relating to the fettle of the principled autobiography: that it is based on a corporation in the uncertain and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a shop than like a treasure, something fairly tenuous, but whose extremely precise attractiveness is inseparable from that fragility.