escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

marzo 02, 2008

¿Nosotras masoquistas?

Hablábamos de un cuento de Gabriel García Márquez -“Del amor y otros demonios”-, que en estos días está leyendo. De pronto ella -Gabriela, 22 años, arquitecta y prima de la que esto escribe- dio un giro a la conversación, y mirándome muy seria setenció:

¿Verdad que son de hueva las películas de amor con final feliz? A mi me gusta sufrir; para finales felices donde la chica buena se queda con el bueno y la mala se muere o se que queda deforme, están las telenovelas. En el cine hay que ver otras cosas que tengan más gracia. Y además, las niñas buenas me caen gordas, de esas como los personajes dulcecitos que hace la Meg Ryan, uff de hueva total; a mi me gustan las malas, que casi siempre son las más inteligentes.

En un principio me pareció un tanto exagerada su afirmación, pero pensándolo bien creo que no es taaan disparatada, como que las películas de amor donde al final “Romeo y Julieta no se quedaron juntos ni fueron felices para siempre”, suelen tener más sabor ¿no? Claro que hay excepciones honrosísimas, pero en general como que hay una cierta tendencia a ver en menos esas historias de amor con el típico happy end. Desde Casablanca muchas de las grandes parejas románticas cinematográficas no han tenido un final feliz, o al menos no de acuerdo con los cánones tradicionales establecidos.

Será que el encontrar placer, el disfrutar esas historias de amor medio desgraciadas, desgarradas, exuberantes, exageradas, disparatadas, ácidas, crueles, etc... ¿nos convierte en unas masoquistas [hablo de mi prima y de mí]?

No sé, quizá solo gustamos de ellas porque normalmente las historias, las situaciones presentadas, la forma de ser narradas y los personajes suelen ser mejores y más ricos en esas películas sin final feliz. Quizá las preferimos porque existe un cierto nivel de identificación con alguna parte de la trama o con alguno de los personajes. O quizá porque a través de esas historias, de esos personajes, de esas penurias, de esos amores intensos, desgarrados pero apasionantes, nosotras(os) hacemos una especie de catarsis para aliviar nuestros propios pesares.

Digo, era domingo y no iba a ponerme densa tratando de encontrarle el trasfondo psicoanalítico a nuestros particulares gustos cinematográficos, cosa que por otra parte me produce tanta, o más, hueva... que la pelis esas.

Buuueno y no solo de filmes amargozones, desgarrados y sufrientes está poblado el universo de algunas. ¿Que tal con las canciones del tipo “para cortarse las venas.” Esas que son “así o mas desgarradas”; canciones que detenidamente escuchadas, analizadas con cierta seriedad suelen ser supinamente cursis y hasta indignas... de tanta autoflagelación, pero que igual nos gustan y solemos escuchar en ciertos momentos?


Y hablando de historias de amor sufrientes pero fascinantes y disparatas, por ahí en el inicio de los 90’s surgió un film llamado

Les Amants du Pont-Neuf, (1991)- de Leos Carax, protagonizado por Juliette Binoche y Denis Lavant. Una joyita en la materia, que puede gustar, conmover o bien chocar; pero jamás nos dejará indiferentes. Tiene varias secuencias de antología, mi favorita es una donde Michelle (Binoche) borracha y medio ciega, ojo parchado incluido, va esquiando en el mismísimo Río Sena mientras su amante Alex (Denis Lavant) conduce la lancha.


Y en música, una canción de amor clásica, sufriente y arrastrada a más no poder, pero bellísima; obra del gran compositor y poeta belga Jacques Brel, Ne me quitte pas. Aquí abajo ambas, la canción con trasfondo de algunas de las escenas más dramáticas de Les amants del pont neuf, bajo la voz insuperable de Nina Simone.





video

28 comentarios:

Champy dijo...

Asi es COMADRE.....

Es la diferencia que marca a una obra de arte de un producto, la claridad de planteamientos y verosimilitud de sus historias,
una persona que va al cine no.... no sabes que mevoy para atras con lo que iba a decir.... bueno, cierto sector de la población que ve cione no toleraría ver a Monica Belluci resitutida brillantemente en sociedad luego de haber rodado y rodado y rodado primero por necesidad angustiante y luego por placer, para ser redimida por el galan más guapo bello y hermoso adempás de rico por supuesto... NOP.

Preferimos verla violada y mancillada en los bajos mundos del Paris que no muestran los medios de comunicación.

Muy atinada tu sobrina.

Por eso yo adoro a tus amigas las fatales, por vividotas y por aventadas, por fuertes y por obstinadas..... en cambio la gueras bobas oxigenadas y siliconeadas me dan pena.

Besos querida.

MARICHUY dijo...

Champy

En lo personal a Monique la prefiero en «Malena» y en «L’apertement», ya sabes que esa cosa de Garpard Noe no me gusta nada.

No entendí eso de "restituida socialmente", ¿es como decir redimida?

Y la Gaby se aventó una mejor, a pregunta expresa de una servidora, sobre si le gustaba el marido de la Angelina Jolie, su respuesta: introducirse dos dedos en el paladar.

Oye, hay rubias –naturales u oxigenadas- malotas adorables; no todas son bobas.

Besos tantito venenosos

Paxton Hernandez dijo...

fuera de tema,

Todavía estoy triste porque no ganó La Francia! Pero bueno, la chilena está muy buena. Es como el Reygadas chileno pero sensualón.

Amiga, voy de prisa, en la tarde te leo bien la entrada y te comento.

MARICHUY dijo...

Paxton

Yo también, pero bueno esa coproducción chileno-francesa y no sé de que otro país, dices que está bien ¿no?

Me repito y te repito: quiero “La France” en mi colección particular (ah, e igual que tu, también el soundtrack).

Oye, ya sé que debes estar cansado pero… no estaría mal una reseña de esas que sabes hacer cuando algo te apasiona. Digo, nomás para curarnos del sentimiento, jeje

Besos

pez dijo...

masoquistas, no creo. más bien, realistas

no he visto Les amants du pont neuf, pero Juliette me cae muy bien

De las mejores canciones, para mi gusto, de Jacques Brel. Si no es que la mejor

espero hayas pasado un buen fin de

el sábado degusté un café exquisito con una compañía exquisita, espero probar de nuevo ese café

Champy dijo...

Me dejo guíar por la fama COMADRE,

GUERAS=GRINGAS=TONTAS=PENDEJAS....

Claro que debe haber excepciones, pero en su afan por parecer mas gueras se me hace que son m´´as pendejas todavía.

Ejemplifiqué el caso de tus Socia nomás para ya acambiarle de mi chinita, porque voy a hartar, pero asi mesmo es...

Al guero bobo pendejo oxigenado ese se lo comen facilito cualquier actor alrededor del globo... nomás que ha de hacer buenos jales y por eso lo traen como la octava maravilla...

Besos ponzoñosos.

Noelle dijo...

guau que chido blog, pasaré por aqui... ;)

Paxton Hernandez dijo...

Todo depende de mi estado de ánimo, amiga. A veces me gusta lo desgarrado, a veces lo meloso. Pero creo en los dos estados, domina lo masoquista (¡!).

Mención aparte, cada vez que veo al Advenedizo "Campechano" siento como ganas de vomitar.

Besote,

p.d. ¿Si vamos a ver La vida en rosa?

Kix dijo...

Pues sí, es cierto, en ocasiones los finales predecibles dan una hueva espantosa, pero también es cierto que hay veces que uno simplemente quiere ver algo totalmente light... Más bien es dependiendo del estado de ánimo en que nos encontremos.

Oye qué buena música!!

Ana Valenzuela dijo...

Marichuy,

¿los amoreslight son enfadositos no?

ya sabes querida creo que grandes amores grandes desiciones, asi que no es rosa el asunto, sino reto. ¿El reto requiere sufrir?

besitos

MARICHUY dijo...

Pez

¿Será realismo? ¿tan así estará la cosa?

“Los amantes el puente nuevo” (que es el más antiguo de París) es una una historia de amor desbordante y fascinante, pero que solo disfrutarás... si te gustan esas historias de amor.

Si, «Ne me quittes pas» es bellísima, pero no negarás que es un intenso y sufriente grito de amor.

Buena semana

MARICHUY dijo...

Noelle

Gracias, cuando gustes serás bienvenida.

Saludos

MARICHUY dijo...

Paxton

En eso tienes toda la razón, depende del estado de ánimo; si andas así re-que-te enamorado y meloso, pues quieres ver algo que vaya en sintonía. De lo contrario, mejor de una vez a “echarle sal a la herida” ¿no? digo, para honrar al pequeño masoquista que todos llevamos dentro.

Ay amigo, yo no necesito ni ver al fulano ese, con solo saber de él, me siento igual. Y lo peor: vamos a sentir nauseas de manera intermitente y por un laaargo período.

Besos

PS Encantada de ir a ver "La Môme"... bajo tu propio riesgo; en lo que a mí respecta, no tengo problema de verla a sabiendas de que no es un buen film, me preocupas tu, que si odiaste “Atonement”, no quiero imaginar que vas a decir de ésta.

MARICHUY dijo...

Así es Kix, ay días que el churro más ligero nos ayuda a levantar el ánimo; pero hay otros, en que un film violento y con hartos trancazos, nos sirve de catarsis. Y hablando de, en estos días requiero de la violencia estilizada de “Promesas del este”.

Si la letra de esta canción y la voz de la gran Nina Simone, son oootra cosa.

Saludos

MARICHUY dijo...

Ana

El asunto amoroso no es rosita-fresita-hellokittiano (uf que hueva, Gaby y Jorge dixit). De hecho, a veces es rojo y otras, quizá multicolor ¿no?

Y sí amiga, todo un reto, por supuesto.

Besos querida

MARICHUY dijo...

Champy

Por qué tanta agresión en contra de las pobres güeras tú? Cualquiera diría que alguien de rubia cabellera te rompió el corazón y por eso les agarraste tirria, jaja.

De todo hay querido; de todo, en eso de las escasas luces intelectuales, el color de la piel y del cabello no hacen la diferencia.

Besos

Sabina dijo...

Si lo somos.
A mi me encantan las películas del mamón que corrige su nombre porque nadie lo pronuncia bien.

"Reif Fain"

Y en TODAS hace el mismo personaje.
YA abri mi blog otra vez.
Prometo correo detallado de qué me pasa.

Besos querida.

MARICHUY dijo...

Sabina

Buuueno esto si que es una sorpresa, estaba a punto de mandarte un e-mail y reapareces. Vaya telepatía eh?

Acúsome de ser una ignorante, desconozco, al menos así por ese nombre, al susodicho mamoncito.

Oye el correo tendrá que ser muuuy detallado eh? Me debes hasta los pormenores del eclipse lunar, jeje. Y sí, de que solemos hacerle al masoquismo de vez en cuando, ni para que negarlo.

Besos

Champy dijo...

Por viejas como la Rene Zelleweger, Nicole Kidman, Reese Witherspoon, Scarlett Johanson... que un día se venden de dulces, otro de bobas, otro de fatales y otro de activistas.... según les marquen los indicadores del mercado...

Y la piel descolorida lechosoa transparente que hasta verdean!!!

En cambio la exhuberancia y sexualidad de mi Moniquita, la intensidad y el misterio de mi Chinita, la belleza y talento de nuestras mexicanas Diana y Elizabeth....

Pero si fa ciegas se comen a las tontas (se oye menos feo) americanitas (para no partecer despectivo).

Besos antiyanquis!

Angeek dijo...

Meg Ryan se queda corta ante Doris Day o Sandra Dee!
Hay un cine que refleja la realidad de las cosas, aunque ficción se apega más a lo que vivimos fuera de la pantalla, por eso gusta.
Mi ídola es Bette Davis, la antítesis de la rubia tonta.
Ay, lo siento, estoy muy retro.
Los amantes del Puente Nuevo la ví hace tiempo. Me gustó por diferente.
¡Excelso Brel! La Nina me encanta.
Cambiando de tema, ¿la Cotillard oscareada? Noooo, si usó solo un disfraz de la excelsa Edith. Ver para creer!

MARICHUY dijo...

Champy

¿Besos antiyanqus? O sea que tu eres de los cardenales de San Luis? jeje

Besos sin adjetivo

MARICHUY dijo...

Angeek

Defines perfecto a Bette Davis: antítesis de la rubia boba; yo agregaría, nunca mejor que en sus papeles de mujeres so beatches.

Brel y la Nina Simone son de lujo.

En el asunto de la Cotillard si que difiero de tu opinión querida. Marion hizo algo más que caracterizarse. Independientemente de que el oscar, el bafta, el globo de oro, el césar, el lumière y demás premios obtenidos, son lo de menos, mi socia si es actriz y buena.

Un abrazo

Paxton Hernandez dijo...

¿Por qué tanto silencio, amiga? No te gustó la reseña? Sniff!

Besos intrigados de buenas noches,

Champy dijo...

Ay COMADRE... no te conocia esta faceta....

Besos mañaneros.

ManuelKawamaS dijo...

ahhhh! noooo porke no pude ir al ficco :'(

me llevaras el proximo año?

MARICHUY dijo...

Manuelin

Eso es lo que yo pregunto. El próximo año, ven a la Cd. de México y ya estuvo.

Oye pero tengo entendido que próximamente en GDL se exhibirán algunos de los filmes vistos aquí, chance y te toque ver alguno de los incluidos en el palmarés.

Saluditos

Lorena dijo...

Pues yo no creo que seamos masoquistas, somos realistas, y es a partir de esa realidad que podemos aprender a ser felices o infelices, lo que mas nos apetezca. Por eso creo, a mi personalmente, me gustan mas las historias de amor que se acercan mas a la realidad, porque no hay relacion amorosa que termine o se establezca como esas peliculas acarameladas, totalmente fuera de la realidad. Yo también prefiero las peliculas, libros, etc, etc. con final infeliz, jajaja, aunque ahora si me lei un libro que me hizo pensar mucho en mis preferencias por la infelicidad final...fue un libro de Coetze, que se llama Desgracia...ya, desde el titulo te lo dice todo, jejeje
saludos y que tengas un buen domingo!!!

MARICHUY dijo...

Lore

François Truffaut dijo alguna vez que los filmes no pueden tener siempre un final feliz porque la vida no lo tiene tampoco... y aunque esto signifique que los productores cinematográficos auguren el fracaso comercial de dichas películas, pues el espectador gusta, precisamente, de las que si lo tienen. C’est la vie.

Oye ese libro, con el puro titulo me lo imagino,

Un abrazo