escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

marzo 10, 2008

días extraños


¿No les ha pasado? Hay días en los que uno se siente como fuera de lugar; como que no acaba de encajar en el entorno que la rodea; fuera de contexto. O así te hacen sentir. Casi como un pobre extraterrestre -de esos que nos pintan las típicas películas de ciencia ficción- que de pronto cae en este planeta y todo le resulta ajeno, extraño, inexplicable; o bien, uno le resulta extraño a sus habitantes. Claro que tampoco hace falta concebirse como un marciano llegado inesperadamente a la tierra, o como un terrícola extraviado en algún lugar de la galaxia para sentirse fuera de lugar. Y probablemente no sea una tragedia, ni nada grave, ni mucho menos algo inusual. Quizá es que uno no se percata de ello porque es algo con lo que ha vivido siempre, con lo que ha convivido tan a gusto, que ni siquiera se había planteado la posibilidad de que fuera una "rareza". Y para "darse cuenta" de tal carácter no se necesitan sucesos extraordinarios. Todo lo contrario. Cualquier insignificancia puede ser el detonante; no hace falta estar en plena crisis existencial. El suceso más simplón pude servir para recordarnos, para enfrentarnos, con una realidad innegable: hay situaciones en las que de plano no encajamos, ni encajaremos jamás… por más que lo intentemos y pongamos cara de circunstancia.

Cualquier cosa puede ser el detonante. Cualquiera. Hasta el escoger la película a ver el fin de semana, puede devenir en una demostración de nuestras rarezas. Y si además, una comete el despropósito de entrar sola al cine, uff, ahí si, más que rara, ha de pasar por enferma o maníaca: "¿pero en serio vas a entrar a ver esa cosa (Eastern Promises (2007)- y sola? estás loca y además, eres una necia; esa película ha de estar bien depresiva y aburrida; de verdad que eres rara y por eso ves puras películas raras…"

Y pues si, yo sola (junto con otros siete raros y necios) entré a ver Eastern promises, mientras ellas dos, mis amigas, se unían a las largas (muy largas) filas de gente "normal" para entrar a ver 10,000 AC, que emnpezba media hora más tarde.


Y ese fue solo el principio, porque durante comida que siguió al cine continuaron aflorando las rarezas (mías, por supuesto); al grado de que a cada momento yo me iba sintiendo más cercana al David Bowie de The Man Who Fell to Earth (1976)-. Caray, y todo por no querer ver 10,000 AC.


Y la cereza en el pastel, cuando a la hora del café, les dije a mis compañeras que de Eastern promises, el que me gustaba no era el galán Vigo Mortenssen, sino el feo narizón Vincent Cassel (quien, de una vez lo aclaro, es uno de mis guilty pleasures -tema éste, de un post pendiente, no importa que signifique copiar la idea a los de CINÉCDOQUE), buuueno casi se les salen los ojos de lo sorprendidas que estaban; y yo, a esas alturas seguramente ya catalogada como el epítome de las rarezas.


Y aunque la inocuidad de mi ejemplo cinematográfico solo me sirva para aminorar la impresión del fuera de lugar, lo cierto es que más allá de mis banalidades sabatinas, dicha sensación existe, y a veces como algo más, casi como una certeza.

Ya para concluir, muy en sintonía, un video del sesentón David Bowie, quien a más de 30 años de haber grabado esta canción (Life On Mars -), aún conserva parte de la belleza andrógina y perturbadora que lo caracterizaba en sus años mozos... y todavía canta.

28 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

Pensé que ya estarías acostumbrada a estas soledades en gustos, manías y placeres culposos y no culposos, amiga. Yo suelo ir mucho al cine solo, a ver rarezas. Si fuera con mis amigos nunca saldría de 10,000 A.C., Súper Cool y Ligeramente embarazada. Pero es extraño, nunca me siento fuera de lugar, siempre estoy a gusto.

Así son las cosas.

Besos,

p.d. ¿Qué te pareció Eastern Promises?

Champy dijo...

Enorgullecete de tu rareza COMADRE!

Creemelo, en el fondo las hipocritas que te rodean quisieran ser tan raras como tú.

Esa gente que prefiere soñar y ver y vivir el hubiera todo el tiempo en realidad admiran a queines como tu no solo lo enfrentan sino que hasta lo celebran y se dan el lujo de tener placeres culposos sin temores de ninguna índole.

Y mira que tenemos 7 nuevo pecados por los que podemos ser excomulgados.

Ay que padre!!!

Besos raros.

MARICHUY dijo...

Paxton

No, si las rarezas no son por ver “rarezas”, sino por la gente que te lo dice, sobre todo cuando esto viene de amigas que conoces de tiempo atrás y que a estas alturas del partido te vengan con “que rara eres”. Ceo que eso es lo que me hace sentirme así. Ir sola al cine, las más de las veces, nunca ha sido un problema para mi, creo que lo raro es ir acompañada

"Eastern promises", me pareció buena, pero creo que le faltaron como 15 minutos de desarrollo; el final lo sentí apresurado. Eso si, el tatuaje en la espalda de Vigo, una catedral ortodoxa rusa, me encantó, así como "la pelea de los cuchillos", sangrienta, pero bien hecha. Un film oscuro, mafiosos rusos que aún traen su pasdo en la piel (tatuajes) y en la memoria; cueles, pero nostalgicos: lo mismo asesinan, que cantan con sentimiento la tradicional canción rusa “Ochi Chernye” -Ojos negros-, que aquí a tu cursi amiga le encanta y además, le recordó la hermosa película homónima de Nikita Mikhalkov.

Besos

MARICHUY dijo...

Champy

¿Nuevos pecados capitales? ¿Otros siete? Solo a Ratzi le podía ocurrir amigo, solo a ex nazi de Ratzi.

Besos impíos

PS Y mira, la rayuela de “La Jornada” de hoy viene muy a tono con el asunto de los pecados: que tal con nuestros civilizados vecinos gringos eh?

Rayuela
"Hay un país donde se puede ser genocida sin mengua de poder ni de popularidad.
Y donde se puede perseguir a corruptos y defender a trabajadores, y acabar hundido por echar una cana al aire.
¿Cuál será?"

Si nuestros politicos "echaran canas al aire", pero fueran eficientes y honestos, yo celebraría su lujuria... aunque Ratzi me excomulgara, total.

Waiting for Godot dijo...

Amiga: yo me preocuparía si fuese lo contrario, si lo que a mi me gusta le gustara al grueso de la población porque eso sería señal que estamos cortados con la misma tijera, a mi me cortaron con otra cosa porque en general me alejo de los lugares comunes referente a todo en la vida. Y creo que esa es una buena señal. Besotes mil. Estoy de vuelta por Amsterdam... Besotes.

MARICHUY dijo...

Querida

Primero lo primero: que gusto que estés de vuelta, largas vacaciones en Caracas eh?

Mira Waiting, lo que no me encanta es que se trata de dos amigas; lo de la película fue el detonante, para darme cuenta de cuánto han cambiado con el paso del tiempo... o de cuánto me he alejado yo; no sé bien.

De lo demás, no me preocupa.

Muchos besos

Champy dijo...

Si.... efectivamente, hoy Rayuela esta de celebración.... ya me la habia fusilado desde temprano...

Los gringos son un caso aparte!!!!

Hipocritas, Mochos, Falsos, Idiotas, Mentirosos, Pendejos!!!

Yo no critico el que se vaya de puto y contrate a quien le de su gana, lo que me purga es su supuesta posición moralista y combativa de todos los males que atañen a la casta sociedad americana... y andale! Fué el Numero 9!!!!

Hoy la editorial de El Siglo, (el diario de mi rancho) me puso los pelos de punta (No te rias) nomás de pensar lo que hace ese infeliz y de lo que somos capaces a llevar a cabo con solo aspirar a una posición... Por eso a mi las posiciones los niveles los stutus las asociaciones los ghettos las... me purgan.

Pobrecita de América, se la acabó un maldito imperio y solo nos queda el recuerdo.....

Ay yo por eso adoro a Comala y a Macondo!

Ah, porque ahora resulta que El Dorado siempre estuvo allí!!! Ya te la sabías???

Besos irónicos

Sabina dijo...

Ah no!
Para raras: yo

Y quiero media nariz de Vincent eh!
Aunque no comprendo por qué Irreversible no te gustó, tener la dicha de contemplarlo en esa cinta TAN estremecedora valió la pena.

Ash!
¿Otro francés que nos vamos a compartir?


Besos tú

MARICHUY dijo...

Ay Champy, andas más sombrío que Cronemberg.

En cuanto al gobernante neoyorquino, según leí, la principal acusación es por utilizar los sexo-servicios de la dama esa, por ser su cliente # 9 (si hasta parece de esas tv series del tipo “la ley y el orden”); eso entendí. Porque de su desempeño como Alcalde y Fiscal no parece haber queja. En ese sentido iba mi comentario. E insisto, si los de aquí solo fueran de “cascos ligeros”, pero eficientes y honestos, francamente hasta se los celebraría; recuerda la máxima de tu ídola, Isela Vega: “los políticos mexicanos gobiernan mal porque no cogen”.

Besos excomulgados

MARICHUY dijo...

Sabina

Querida, entre raras nos entendemos. Cómo ¿ooootro que vamos a compartir? [hablando de rarezas, los sujetos de nuestras afinidades son taaan distintos entre sí].

“Irreversible” nunca la he podido apreciar en forma sensata, la empiezo a ver y primero me marea la cámara, luego me estremece la trama y acabo angustiada y mejor le pongo stop al aparato.

Pero para actuaciones, nuestro narizón Cassel ofrece una estremecedora, espléndida, en “La Haine” (Dir. Mathieu Kassovitz, 1995); film muy recomendable, dirigido por el entonces muy joven “novio de Amélie”.

Besos… socia

Champy dijo...

JAJAJAJAAJAJAJA

Ay Comadrita, no se si estoy muy cansado o ando muy simple, pero me tienes a carcajadas, entre tu y mi CARNALILLA ya me hicieron la tarde.

Mira que son afortunadas y les he dejado la nariz para que se la repartan!

Te imagino parando el DVD con IRREVERSIBLE y adelantandote las escenas malditas y me conmueve tu inocencia.

El mundo apesta COMADRE, por mucho Santos que se ponga el FECAL creeme, su olor es natural.

GUACALA.

Yo adoro IRREVERSIBLE.

Pero si, reconosco que es vomitable.

Un día te contaré una historia al respecto, locuras mias.

Besos orates.
No quiero venir a vulgarizar tu espacio, pero Isela cuando habla es porque trae los pelos en la diestra, así se las gasta mi Comadre!

Sabina dijo...

jjajaja! Ando de metiche por este espacio...
Honestamente me carcajee harto en la escena del final-principio cuando él entra al Rectum y lo primero que dice es: apesta a mierda aquí!
Por otra parte, ese filme es fuerte pero me parece GENIAL porque si lo analizamos fríamente, tiene un happy ending, aunque no suceda lo mismo con el fin de la historia.
En cuánto a "la" escena.
Me sorprendí porque el realismo es tal que me descubrí con el rostro desencajado, y diciendo en voz alta "Que termine ya por favor"
No soy mórbida, ni nada que se le parezca, detesto la violencia en cualquier grado, pero siento que esa película tiene implícitas tantas cosas que es imposible verla y no tener ningún tipo de reacción.

Recuerden que: el tiempo lo destruye todo.



(la media nariz,please)

Champy dijo...

Lo que son las cosas!

Vengo a descubrir que ademas de raros a mi CARNALA y a mi nos une una película....

Lugares como el RECTUM son así, es lo maravilloso de Gaspar, lo conseguido ahí es verdaderamente inaudito y real!

Esos lugares son apestosos, violentos, adictivos, elevan la presión y la adrenalina ( Violetta me lo ha contado eh! Ella todo me cuenta!)...

Ya mi me queda perfectamente claro y separo a las mil maravillas el es del fué y del hubiera, y regularmente en estos casos nadie es culpable.

Ay que raros somos!!!

Todo????

Pero cuanto tiene que pasar???

Besos conflictuados.

MARICHUY dijo...

Champy

A ti y a mi amiga Sabina (tu hermana pequeña) los unen varias cosas; lo del filme también ha sido un descubrimiento para mí. No sé, tendré que intentar verlo otra vez, más tranquila y menos predispuesta a que no me guste (me echaré una copa de vino quizá, para relajarme).

Besos sin ningún conflicto.

MARICHUY dijo...

Sabina

Eso lo que no soporto: el realismo de la "escena". Creo que -en el cine- normalmente este tipo de sucesos son tratados de tal forma, que uno sabe que es solo eso, una película. Pero aquí, es tanto el realismo y la sequedad con que está filmado, que lo vuelve inaguantable, al menos para mí. Te repito lo que le he contestado al Champy, tendré que volver a verla.

De nuestro compartido Vincent Cassel, mira hagamos un trato: su nariz es toda tuya, a mi me gustan sus ojos, sus gélidos ojos azules y, acabo de descubrirlo en “Eastern promises”, su pecho; yo me quedo con eso.

Ton’s ¿así quedamos querida?

pez dijo...

a mí también me gusta Irreversible

tómate dos copas de vino y ponte a verla un fin de semana

ví la de Esparta, no la recomendaría salvo si tienes hijos o sobrinos adolescentes, que te "obliguen" a verla. Por varios momentos, bostecé

quiero ver la de 10000 AC. No la tienen en el club de internet (todavía)

Pau Llanes dijo...

Bajé del volcán... reinicio mi libro abierto... sólo venía de paseo para que lo supieras... un beso... pau llanes

MARICHUY dijo...

Gracias Pez

Ni falta hacía la recomendación de las dos copas de vino, con o sin "Irreversible".

"Una loca pelicula de Esparta", yo ni obligada la vería. Usted perdone, soy negada para esos filmes.

MARICHUY dijo...

Pau

No te vas a morir, como decimos acá en México: acabo de pasar por tu blog y te dejé por ahi un saludo.

Angeek dijo...

Lo que demuestra que hay cine para todos los gustos. Un cine de diversión, ligerito, y otro que te pone a pensar o que te causa una profunda admiración.
El Vincent no me gusta pero su papá Jean Pierra era todo un galanazo. Conservó ese aire hasta su muerte.
Para feos y narizones me quedo con Belmondo.
El hombre que cayó a la Tierra, interesante film. Hace muchísimo que lo ví. En esa época Bowie se asemejaba mucho al "ideal" extraterrestre.
¿Qué sabes sobre "Buda colapsó por vergüenza"? Recién vi el trailer. ¿Cuándo llegará por acá? o por allá? Porque seguro que en mis rumbos solo me queda la esperanza de la renta.

Kix dijo...

Mi querida Marichuy, ¡mil veces mejor ser especial, única e irrepetible!

Un abrazo.

MARICHUY dijo...

Angeek

Fíjate que yo no ubicaba al suegro Cassel, pero recién lo vi los BAFTA -ahí salió su imagen como uno de los fallecidos en 2007-; en efecto, mas apuesto que su hijo, pero yo me quedo con éste. Jean Paul Belmondo por siempre será el único, irrepetible e inolvidable Laszlo Kovacs de «À bout de souffle» y con eso está dicho todo.

El David Bowie me gusta y no sé ni pq, pero hay algo en él (quizá su “rareza”) que me atrae y desde luego, su voz.

«Buda colapsó por vergüenza»? Querida, acá ni el trailer se ha exhibido. Algo leí cuando se presentó en el festival de San Sebastián en septiembre pasado y me recordó un poco «Las tortugas pueden volar», (nomás de acordarme de esta película me estremezco; que dura) y también es iraní. Por cierto, de tomar en cuenta la cinematografía iraní, menos cacarequeada que la china, pero de lo más interesante.

Un abrazo

MARICHUY dijo...

Kix

Uy querida, desde luego no será semejante cosa, pero se agradece la interpretación.

Un abrazo

Ana Valenzuela dijo...

Marichuy, con poco tiempo te saludo y veo que las rarezas no es otra que "no ser del monton", pero bueno coincido contigo que me gusta Vincent Cassel !!!
Besos desde Bruselas
PD ayer ronco mu vecino ashhh

MARICHUY dijo...

Ana,

No lo vas a creer, pero cuando me dijiste que andabas en la Belgique, lo primero que pensé fue “uy, su vecino el ronquidos la va a desvelar”, jeje.

¿Te gusta Vincet Cassel? Y yo pensaba que a ti solo te gustaban los hombres bellos. Bueno, pues ya seremos tres las socias (eso sin contar a la Bellucci, por supuesto).

Besos querida.

Ana Valenzuela dijo...

Querida,

si, el frances gordito que habita casi encima de nosotros sigue roncando sin pensar en sus efectos... entonces me voy a la tv que tanto me gusta aqui. Ayer vi un programa del fundador del Cirque du soleil.

me gusta Vincent Cassel desde Doberman, lo malo fue verlo en 5 minutos de Ocean 13 o 14... si amiga dferrapé, pero el taco de ojo para el frances tenia que verlo, besos

MARICHUY dijo...

jajaja Je t’adore querida

Yo también hice mi berrinche cuando vi a Vincent en “Ocean’s Twelve” y mi pecado es peor, pues me la encontré en el botadero de Sanborn’s a $69 y me la compré(¡!) Y si hemos de confesar pecados cinematográficos, lo mío con Cassel empezó en «Les rivières pourpres».

Besos Ana, espero que don ronquidos... le baje

Ana Valenzuela dijo...

Querida,

Cierto, tambien lo vi en «Les rivières pourpres», me encanto. A proposito de Monsieur Gonfleur, ayer descanso y descanse, pero mueve tantas cosas por la noche que casi adivino sus pasos...

PD. si, efectivamente nosotros no tenemos ningun recato de nuestros ruidos, pero no en revancha
besos