escribir

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva; arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.[Georges Perec]

marzo 21, 2007

La Faena del Fauno

Memo Del Toro

Anoche fue una de esas raras ocasiones en que los premios Ariel fueron otorgados con justicia. Como era de esperarse, EL Laberinto del Fauno arrasó con 9 de los 12 Arieles (incluido mejor filme y mejor director) a los que estaba nominado. Pero ahí no acabó la fiesta, pues se registró una adorable ironía, merecidamente El Violín fue reconocida con 3 premios, lástima que los mexicanos no la hemos disfrutado, habrá que preguntarle a los franceses que tal está el filme… o bueno, habrá que ir a París…

Pero sin duda, lo mejor de la noche fueron las declaraciones de mi gordito precioso, Guillermo Del Toro, quien al recibir el Ariel por mejor película mirándolo dijo:

"El Oscar se tapa el pito con una espada. Pero a éste (la figura del Ariel) sí se le ven los huevos",

Y ya para rematar su noche del Fauno, al recibir el galardón por mejor director preguntó:

“¿A quien chingados debemos que dos de las películas mas nominadas esta noche no estén en exhibición (El Violín y En El Hoyo)?”

Lo anterior dicho sea con el debido respeto para los "castos oídos" de las Damas de la Vela Perpetua y los miembros a Liga de la Decencia y de esa oscurantista cosa llamada PROVIDA


El director y guionista de El Violín, Francisco Vargas

La veterana Isela Vega, mejor coactuación femenina




















……………………….
Fue una noche de faunos, violines y hoyos. Me congratulo por Guillermo del Toro quien -como bien dice el director de la Cineteca Nacional- ha trascendido el gueto del cine fantástico para instalarse de lleno como un CINEASTA en el amplio sentido del término. Justicia y reconocimiento en su tierra. De Maribel Verdú, fue conmovedora la sincera emoción con que recogió su premio, un buen detalle que mencionara que fue Alfonso Cuarón quien la invitó por vez primera a participar en el cine mexicano en Y tu mamá también. Merecido su premio y merecidos los 9 Arieles para El Laberinto. Me encantan los reconocimientos otorgados a El Violín y a su director-guionista, Francisco Vargas; a En el hoyo y a su creador Juan Carlos Rulfo; merecidísimos los Arieles al actorzazo Damián Alcázar y a la señora Isela Vega.

Por todo lo demás me entristezco: cineastas talentosos, ante la falta de incentivos para trabajar en México echaron mano del "bracerismo" (Cuarón dixit) y hoy filman fuera de su país; hasta ahora les ha ido bien ¿cuánto les durara esto? Pero muy pocos tienen esa suerte, hay otros cineastas (los más) cuyo talento y amor al cine raya en el estoicismo, quienes contra viento y marea persisten en filmar en su país y a quines, pese al reconocimiento de la Academia Mexicana de Cine y de innumerables premios en el extranjero (como en el caso de Francisco Vargas y su Violín), los monopolistas y poderosos distribuidores cinematográficos les niegan la oportunidad de exhibir sus obras. Y en el trasfondo está el Estado Mexicano (si así se le puede llamar al grupo de empresarios y pseudo-políticos derechistas que mal gobiernan lo que queda de país -mientras lo acaban de vender a sus socios y amigos españoles y gringos- y dedican sus mejores esfuerzos a dilapidar el erario en empresas tan perversas como el affaire carretero), el cual si no confiere prioridad a la educación pública, ni a la cultura, mucho menos va a considerar al cine como parte esencial del desarrollo cultural de nuestro país. Calderón Hinojosa con la infinita ansia de cobrar notoriedad y el oportunismo que le caracterizan, ayer celebró a Cuarón, Del Toro e Iñarritu en Los Pinos; les dijo que México está orgulloso de ellos, que su gobierno va apoyar al cine, les dijo que… bla, bla, bla, bla; que al fin que prometer no empobrece.

2 comentarios:

Eratóstenes Horamarcada dijo...

En medio de la alegría, punzar con una ironía. Se premian películas que los mexicanos no pueden ver (a ver hasta dentro de cuántos meses).

marichuy dijo...

Erat

Renegado que es uno, que a todo tiene que encontrarle.

Resulta que anoche vi la transmisión diferida de la fiesta arielera (por el puro morbo de saber si la censuraban, pero no, no hubo censura) y me encantó ver la antisolemnidad y sencillez de Guillermo del Toro y, sobre todo, el discurso del creador de El Violín, Francisco Vargas, quien, palabras más palabras menos, dedicó su premio a quienes luchan por cambiar no solo al cine mexicano, sino al país; a aquellos que, en cualquiera de las sierras de México, sobreviven y persisten por sus ideales. Muy bueno y eminentemente, más político que cinematográfico.

La otra novedad es que quizá pronto (poco más de un mes) veamos El Violín pues la pequeña empresa de Diego Luna y Gael García (CANANA), ante la falta de interés ¿o mieditis-censuritas? de los grandes exhibidores, será quien la distribuya. Ojalá y el filme esté bueno y no me acabe decepcionando.